No es un logo, ¡es un escudo!

El nuevo escudo de la Ciudad de Buenos Aires motiva una reflexión respecto a los diseñadores y el respeto por el patrimonio cultural e histórico.

Francisco Yantorno, autor AutorFrancisco Yantorno Seguidores: 33

Ilustración principal del artículo No es un logo, ¡es un escudo!

Celebro una acción de la actual gestión del Gobierno de Buenos Aires: la recuperación de su escudo original, aunque con algunos cambios. No estoy valorando los aspectos formales del nuevo escudo —la calidad del producto gráfico—, sino la decisión de volver unos pasos atrás y respetar en alguna medida la historia del escudo, en lugar de seguir inventando nuevos símbolos con cada nueva gestión de Gobierno, bastardeandolo al utilizarlo como marca de gestión. Ojalá esta aparente toma de consciencia de los gobernantes se mantenga en el tiempo y se revierta una tendencia errada que lleva décadas.

A lo largo del tiempo hemos visto versiones y re-versiones del escudo en una incansable búsqueda de síntesis, que terminó dando como resultado formas incomprensibles, de pobre resolución gráfica y con una pérdida total de significación.

Historia del escudo de Buenos Aires.
Historia del escudo de Buenos Aires.

Siempre tuve la idea de que el bastardeo de este tipo de símbolos comenzó con la intervención de diseñadores gráficos y equipos de trabajo sin conocimientos de heráldica y sin idoneidad técnica: diseñadores que no encuentran diferencia entre un «logo» y un escudo, entre una «marca de gestión» y un símbolo heráldico.

Lo cierto es que en el universo de la heráldica y la simbología no existen elementos superfluos que el diseñador —o quien encargue el diseño— pueda eliminar a su antojo. Siempre consideré ese tipo de casos de diseño como proyectos sin compromiso y sin responsabilidad: un manoseo de nuestros símbolos que termina por quitarles todo su valor e identificación con la población.

Al observar el escudo anterior (de 2008) que el nuevo escudo reemplaza, no logro comprender cómo alguien haya podido suponer que bastaba con unas líneas horizontales y verticales para transmitir lo mismo que antes decían: unos rayos de sol radiantes, una paloma blanca (símbolo del espíritu santo), el oleaje, un ancla2 (que simboliza la llegada a un puerto) y las dos naves, símbolo de las dos fundaciones que tuvo la ciudad, primero por Don Pedro de Mendoza y luego por Juan de Garay. ¿Cómo un diseñador decide, irresponsablemente, tomar su propio camino e ignorar siglos de tradición? ¿Cómo es que, livianamente, se atreve a bajarle la categoría a un emblema de la cultura local?

Estas preguntas hoy resultan de suma importancia. En el caso del escudo de Buenos Aires no solo se pierde valor y capacidad de identificación simbólica a lo largo del tiempo, además se falta el respeto a los valores de la cultura local. Mientras se alza la bandera del progreso —un progreso mal entendido—, se pasan por alto y se destruyen valores históricos que constituyen los pilares de la identidad de la sociedad.

¿Con qué autoridad podremos luego los diseñadores pregonar la importancia de nuestra actividad, si al mismo tiempo somos capaces de tomar en forma tan liviana la identidad de una ciudad de más de 400 años de historia y millones de habitantes?

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
167
Votos:
195

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
  1. N. de la R. El comentario se refiere a la versión del escudo del año 2008.
  2. N. de la R. El nuevo escudo no tiene ancla.
Código QR de acceso al artículo No es un logo, ¡es un escudo!

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 13/05/2012

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Miquel Rossy
3
May. 2012

Algunos diseños de escudos de los 70-90 son muy desafortunados, pero:

1. Los escudos heráldicos son signos eminentemente elitistas. No todo el mundo tiene derecho a un escudo. Hay que ser aristócrata (o una ciudad o un país).

2. El logo, en cambio, no exige derechos, es democrático. Quien quiere un logo, lo tiene y basta. No hay que pedir permiso.

3. Las normas heráldicas son muy complejas y dificultan algunos rasgos que para el simbolismo son fundamentales: sencillez, memorabilidad, reproducibilidad, declinabilidad, etc.

Para mi, el error es querer hacer un escudo-logo. Quien mucho abarca…

0
Retrato de John Moore
43
May. 2012

Me pregunto si aquello que llamamos «tradición» surge del seguimiento de algo en el tiempo, si es así, entonces es hora de parir una forma creativa de plantearse o replantearse este tema de identidad emblemática de un modo original y propio, tal vez seguidores del futuro se planteen polémicas como ésta. Lo que sí es tonto es seguir copiando modelos foráneos que nada tienen que ver con nuestra idiosincrasia. Eso sí que no se parezcan a los logotipos del futuro, porfa.

0
Responder
Retrato de Victor Garcia
190
May. 2012

No creo que un puñado de supuestos contenidos simbólicos o alegorías arbitrarios –en el sentido de su elección entre otros muchos, no de su eventual pertinencia– puedan considerarse antecedentes heráldicos indiscutibles. No hay en el escudo de Buenos Aires –como no sea el agua, que puede ser de cualquier lado– nada qu pueda definirse como propio y particular de su territorio. Podía haberse puesto el yaguareté, que abundaba en estos parajes, el ñandú o el bravo querandí que los habitaba. Nada de eso hay, solo los barcos, el, ancla y la fé foráneos. ¿Cuáles son entonces los valores defendidos?

0
Retrato de Victor Garcia
190
Ago. 2012

Te enteras recién... pero si hubiers tenido la precaución de observar en detalle las imágenes que ilustran el artículo, habrías visto que el autor lo publicó en priumer lugar. La descripción que pegas ahora tampoco es un hallazgo: está publicada en el sitio oficial de la Ciudad de Buenos Aires, aunque nadie la reivindicó como el antecedente más auténtico disponible sobre el particular. En cuanto al motivo por el que fuera descartado, presumo que será similar al que llevó a otros diseñadores contermporáneos a «actualizar» el posterior escudo de los barcos.

0
Responder
Retrato de Monica Raiberti
58
May. 2012

Me quedé «pegada» con la referencia a Schnait: 1) Los «rediseños» que abandonan las referencias simbólicas de la heráldica, denuncian la superficialidad del trabajo del diseñador.

2) En g.ral percibimos que nuestra actividad es sin riesgo, ni compromiso social. Si incluimos la visión de Schanith, vemos que modificamos símbolos donde anidan valores que refuerzan el origen de nuestra identidad como pueblo. Si tomamos los signos como espejos que reenvian valores que hacen a la identidad social, el Diseño surge como una actividad con responsabilidad en la construcc. identidad social.

2
Retrato de Monica Raiberti
58
May. 2012

Entiendo tu posición.

0
Responder
Retrato de Luis Moreno
7
May. 2012

Me gustan los de 1971, 1997 y 2008, estaban bien integrados el río, el sol naciente en resumidas cuentas la «identidad de la Capital Argentina». Me parece que la Ciudad de Buenos Aires tiene que cambiar, no puede volver a sus orígenes heráldicos, la ciudad, la gente, la cultura, la religiosidad, etc, etc, cambiaron. Es como pretender que los alemanes regresen a los símbolos del tercer reich. Este regreso a sus orígenes tiene otro «simbolismo» y no es por la historia sino por la carga política. Desapruebo cuando confunden diseño con despotismo.

0
Retrato de Luis Moreno
7
May. 2012

Si fuera intendente de Asunción pondría la media luna en vez de Ntra Sra. de la Asunción en el escudo de Asunción, no por una cuestión histórica sino de DISEÑO. Y no me importa lo que el resto de país piense. Esa es la cuestión de fondo el ego-político en la postura de un partido minoritario. Bs. As. es la Capital de la Rca. Argentina, es la Capital de 40 millones de personas, por qué amarillo??? por qué el regreso a un símbolo católico???

0
Responder
Retrato de Fabio Ares
69
May. 2012

Comparto plenamente la posición de Yantorno.

Si se me permite me gustaría hacer un aporte desde la historia:

La versión que aparece como de 1923 es en realidad una síntesis aparecida en la contratapa de «Evolución Institucional del Municipio de la CBA», editada por el H. Concejo Deliberante en 1960. Este modelo fue el que tomaron en el Plan Visual de 1971 por adaptarse mejor a las líneas contemporáneas. Lo que data de 1923 es la Ordenanza, y de allí viene la confusión.

Un dato interesante: En ese Plan se sostiene la «inviolabilidad del escudo» ante la convivencia con el ícono propuesto.

2
Retrato de Fabio Ares
69
May. 2012

Definitivamente ambos... ¡Saludos!

1
Responder
Retrato de Marina Golybina
0
Ago. 2012

Reconozco que no tuve «precaución» de observar detenidamente el escudo de 1580 con atención justamente porque ni el autor, ni nadie más lo reivindicó como el precedente gráfico del escudo actual y de hecho gráficamente no lo es. Todo el interés se centró en el re-diseño posterior))) cuando en realidad la primera infracción ha sido cometida mucho antes... en 1649! sea por falta de conocimientos de su registro (según los hechos históricos) o sea por un simple deseo de «actualizarlo»...

Y así nunca aprendemos:) Para tomar decisiones hace falta disponer de información COMPLETA.

0
Retrato de Francisco Yantorno
3
Jul. 2014

El de 1580 es precisamente la actual bandera de la Ciudad. Coincido hace falta información completa.

0
Responder
Retrato de Nei Zuzek
8
May. 2012

Excelente iniciativa del gobierno de la Ciudad de BsAs. Curitiba hizo eso hace años y funciona muy bien. Fue un excelente trabajo de G8 Design: Enlace

0
Retrato de Javier Sarlo
0
Javier Sarlo
May. 2012

ah ah ah, perdón entonces.

0
Responder
Retrato de Guillermo Gamboa
0
May. 2012

Aquí el objeto que se pone en discusión no es «el escudo de la Ciudad» sino «el isologo institucional de la gestión actual, cuya figura evoca al escudo de la Ciudad». El escudo oficial es uno solo (el 3º de 1880) y ese no cambió. Lo que se rediseñó durante sucesivas gestiones es el isologo institucional basado en el escudo oficial. Partiendo del reconocimiento de esta diferenciación, podemos empezar a discutir sobre lo más nos preocupa: ¿cómo resolver el diseño de isologos institucionales (territorios, clubes, universidades...) basados en símbolos oficiales (figuras heráldicas «intocables»)?

2
Retrato de Guillermo Gamboa
0
May. 2012

Lo que planteás Rubén, es otro punto de la discusión (eterna) sobre la comunicación de gobiernos municipales. Lo que advierto en el caso de Bs. As. es una comunicación municipal/de gestión con perspectiva a 4 años. En cambio, escasean los casos de comunicaciones pensadas como políticas de Estado, llamémosle imparciales, con normativas que regulen los símbolos institucionales, que perduren más allá de los cambios de gestión...

1
Responder
Retrato de Mora Giorgi
1
May. 2012

Ejemplos de caprichos de los gobierno de turno, muy bueno el artículo!

3
Retrato de Rodrigo Morales
1
Rodrigo Morales
Sept. 2012

Como la imbecilidad propuesta para rediseñar la marca ciudad de Nueva York.

0
Responder

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

Claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
1 agosto

Tipología de Marcas

Tipología de Marcas

Criterios y herramientas para seleccionar el tipo adecuado al diseñar marcas

15 horas (aprox.)
1 agosto

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 septiembre