La calidad existe y es irrenunciable

Para alentar el entusiasmo por el desarrollo de la propia cultura gráfica y la aspiración a la calidad.

Norberto Chaves, autor AutorNorberto Chaves Seguidores: 3927

En una clase sobre calidad marcaria para estudiantes de diseño gráfico, yo mostraba ejemplos extremos, muy fáciles de contrastar, de marcas de excelente y de pésima calidad: la diferencia saltaba a la vista incluso para un lego en la materia. Al proyectar la última (que era tal en todos y el peor de los sentidos), una alumna me preguntó: ¿por qué dice usted que esa marca es mala? Mi perplejidad paralizó mi respuesta por unos instantes. Era como tener que explicarle que es de día a una persona que está tomando el sol. ¿Cómo se explican las evidencias?

De todos modos, la pregunta de la alumna fue, para mi, esclarecedora: en el mundo en que vivimos la perfección no resulta evidente para todos y, por lo tanto, tampoco resulta evidente el horror. El origen de esa disolución de las evidencias culturales no es difícil de detectar: se trata del proceso de acelerada deculturación, propio de la sociedad de consumo. No hace falta que nos extendamos: la bibliografía al respecto es cuantiosa y, además, los síntomas están a la vista con solo salir a la calle o encender el televisor.

Pero lo interesante no es tanto analizar ese proceso como sus coartadas. Y, entre ellas, la coartada de las coartadas: «todo es relativo». Parece ser que todo es válido y que lo que algunos «dogmáticos» consideran «inculto» es, en realidad, producto de «otra cultura»… ¡y tan amigos! Hipótesis como esa le han abierto el paso a todo tipo de catástrofe.

Con esta introducción entremos ahora en nuestro campo, el de la gráfica. Para ello, hemos de partir de una realidad incontestable: la gráfica es un campo de la cultura, como lo es la arquitectura, la gastronomía o el deporte. Y no sólo es un campo de la cultura —previo y más allá del diseño— sino uno de los campos desarrollados más tempranamente por la humanidad. Recordar las cavernas: llevamos quince mil años dibujando.

En todo campo de la cultura operan unos códigos que regulan su reproducción y disfrute. Hay buenas bandas de rock, pésimas bandas de rock y, en el medio, regulares. Los auténticos rockeros, aquellos que saben de rock, no suelen equivocarse y sólo van a los conciertos que valen la pena. Quienes saben de fútbol saben apreciar una buena jugada y siempre tienen un recuerdo para la madre de delantero que la frustra. La hinchada sabe y no perdona.

Pues lo mismo pasa con la gráfica. Una persona con cultura gráfica sabe diferenciar un ilustrador bueno de uno malo. Por supuesto, hay situaciones en que el juicio es controvertido; y los Salomones no abundan. Pero tales casos son la excepción que confirma la regla. Es mentira que todo sea relativo. Los valores sólo son relativos para aquel que carece de ellos. O sea: el recurrido «todo es relativo» no es más que la coartada del inculto.

Pero, frente al oportunismo del relativista que suspende sine die el juicio, la cultura exhibe aplastantemente sus certidumbres: un patrimonio irrefutable de piezas excelsas y otro, fruto de la incultura o la mediocridad. Así como existe la cultura, también existe la barbarie. Distinguir una de otra no es asunto de opiniones sino de saberes.

Lo dicho podría interpretarse como una reivindicación del elitismo. Ante este peligro recuerdo una frase anterior que lo conjura: «la hinchada no perdona». Se trata de «saber». Y los saberes están repartidos entre los sectores sociales según sus afinidades: unos saben de rock, otros de fútbol, otros de gráfica. Prácticamente nadie sabe de todo; eso es normal y hasta diríase que sano.

¿Qué tiene que ver esto con el diseño? Pues, todo. Cuando un cliente recurre a un diseñador gráfico es porque él no está capacitado para dar adecuada satisfacción a una necesidad de comunicación. Él sabe que no sabe y recurre a alguien que, como la hinchada, sabe de lo suyo. Y, entre esos saberes está el saber detectar la calidad (de una tipografía, de una gama de colores, de una fotografía, de una ilustración …). Y, más aún, saber producirla.

Entre todas sus prestaciones está el proveer piezas de altísima calidad gráfica; pues este compromiso es un principio fundamental de la profesionalidad (en toda profesión). Cualquiera fuera el tema de la pieza, su público objetivo y el lenguaje pertinente, esta debe ser excelente: la calidad es estratégica y, por lo tanto, irrenunciable. Y es, además, el motivo por el cual se recurre a un diseñador en lugar de ir directamente a la imprenta.

Cuando tenemos dudas en nuestra apreciación de la calidad, una norma de conducta de elemental seriedad no es refugiarse en el relativismo sino poner en duda nuestra capacidad de evaluación. No dudar de la cultura sino de que uno la posea. Y poner manos a la obra en la tarea de incorporarla… que no concluye nunca.

En las opiniones remitidas a FOROALFA sobre temas estrictamente técnicos (por ejemplo, la calidad de una nueva marca), predominan sorprendentes divergencias, ya no de matiz —que es lo normal— sino en el signo, positivo y negativo, de la valoración.

En la evaluación de la calidad, es comprensible que se observen diferencias de grado, provenientes del distinto nivel de exigencia de los opinantes. Pero, tratándose de miembros de una misma profesión, resulta inconcebible que un mismo producto gráfico sea considerado por ellos como de alta y de baja calidad: un médico opina que el paciente está sano y su colega sostiene que está muerto.

La crisis cultural, ya citada, parece estar afectando a las escuelas; pues parte importante de sus graduados egresan con asignaturas troncales pendientes.

 

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
130
Votos:
271

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés
Código QR de acceso al artículo La calidad existe y es irrenunciable

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 24/04/2013

Descargar PDF

Ilustración principal del artículo La voz de su amo
La voz de su amo El diseñador gráfico como intérprete de su cliente y redactor de su mensaje.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Miguel Soliz
2
Abr. 2013

Concuerdo y discrepo... Concuerdo que la noción de «todo es relativo» esconde una especie de mediocridad sustentada en la realidad de que existen distintas culturas y no sólo una gran cultura; toda cultura tiene sus valores, pero el todo es relativo sólo sirve para la indiferencia más que para el diálogo.

Pero discrepo parcialmente, porque lo «bien diseñado» no salta a la vista; porque, aunque no todo es relativo, sí existen distintas escalas de valor... La cuestión no es sólo si algo es bueno... Si no más bien, para quién es bueno... Para que sea bueno, no debe sólo «ser», sino dialogar.

1
Retrato de Luciano Cassisi
2004
Abr. 2013

El artículo no se refiere a todos los aspectos que se pueden evaluar en un producto diseñado, sino únicamente a la calidad gráfica. Y la calidad gráfica de buena calidad salta a la vista, pero no para todo el mundo, sino únicamente para las personas que cultivan la gráfica, que están en los detalles, que han analizado mucha gráfica, etc. Lo mismo que sucede con la calidad de un Bono Soberano, que no la vemos todos sino únicamente la gente que sabe mucho de Bonos Soberanos y Riesgo en Inversiones.

1
Retrato de Amós Pérez
0
Abr. 2013

Aquí en España, nos hemos cargado el país gracias a las aportaciones de gente que oficialmente sabia mucho y a la ignorancia de los otros, que creyendo saber nada, dieron confianza a esos sabios correctamente certificados.

0
Retrato de Romualdo Faura
17
Abr. 2013

Estoy con Luciano y añado: la identificación de las cualidades siempre surge de la experiencia y no solo la experiencia razonada sino también la sensible. No es suficiente el análisis para cultivarnos, es necesaria una apertura —si se me permite—de espíritu. Lo puramente racional puede dejar de lado la parte emotiva, la primera impronta, indispensable para enriquecer el saber.

1
Retrato de Miguel Soliz
2
Abr. 2013

Me parece interesante, entonces, la distinción del universo «Estético» y lo que sería la «Calidad Gráfica»... En este sentido, lo que sí se puede llamar Calidad Gráfica, más allá de cánones estéticos que dependen, al fin, de la cultura, ¿podría ser más ligado con la palabra «coherencia»?

Es decir, esta calidad, que se puede notar más fácilmente al entendido, pero que de todos modos es perceptible para el no entendido, es simplemente el hecho de que el producto gráfico sea coherente visualmente; lo que sí implica la necesidad de un conocimiento para saber Qué Está Mal...

0
Retrato de Luciano Cassisi
2004
Abr. 2013

- Miguel, no me parece que «coherencia» sea la mejor palabra para explicar qué es la calidad gráfica. Como se ha dicho aquí, no sólo se trata de unos criterios universales. La calidad gráfica —o la calidad sintáctica—, también está determinada por el respeto a los criterios más o menos estables del género gráfico en que se inscribe la pieza. De ahí que, quien cultive un género gráfico tendrá más autoridad para opinar sobre piezas de ese género.

- Amós, entiendo tu enojo, pero estás dando un ejemplo no tiene relación con el tema.

- Romualdo, muy acertada tu aclaración sobre la experiencia.

0
Retrato de Amós Pérez
0
Abr. 2013

Me parece que hay demasiados paralelismos entre lo que sucede con la economía y el diseño como fenómenos contemporáneos.

-No son ciencias exactas, se sustentan en la ideología, tienen un reconocimiento social importante y en la mayoría de los casos su impacto no se puede cuantificar ni explicar fuera de su ámbito.

Si la ciencia y el pensamiento intentan tejer conexiones para entender el entorno, el diseño gráfico tal como se quiere mostrar en este foro se quiere aislar de todo lo demás.

Me gusta la espiritualidad y además la cultivo, pero no la del marketing ni la publicidad.

0
Retrato de Romualdo Faura
17
Abr. 2013

Pero convendrás Amós que la experiencia suma y que en el ámbito que sea, a mayor grado de conocimiento mayor entendimiento. Lo que aquí se plantea es que cualquier cosa no vale (como no vale cualquier cosa en economía ni en política) y que lo que nos acerca al criterio —no único, sino sólido— es la cultura, la experiencia (de la razón y de las emociones) que tengamos.

Como dice el autor del artículo: «No dudar de la cultura sino de que uno la posea».

0
Retrato de Amós Pérez
0
Abr. 2013

La verdad es que ser categórico me resulta imposible. Podría pensarse que a mayor conocimiento de nuestro entorno, los puntos de vista se encuentran más fácilmente, pero me temo que es lo contrario.

En tanto a la cita «No dudar de la cultura sino de que uno la posea», maldita la cultura dogmática que nos ha hecho pobres, ignorantes y esclavos.

0
Responder
Retrato de Vladimir Hernández Botina
31
Abr. 2013

Por alguna razón viene a mi mente el «Elogio de la mala música» de Marcel Proust.

«Detestad la mala música, pero no la despreciéis. Como se la toca y se la canta más apasionadamente que la buena y mucho más que ella, se ha ido llenando poco a poco de los sueños y las lagrimas de los hombres. Respetadla por ello. Su lugar, nulo en la historia del arte, es inmenso en la historia sentimental de las sociedades.«

2
Retrato de Rodolfo Fuentes
32
Abr. 2013

¿que tiene que ver eso con el diseño?

0
Retrato de Vladimir Hernández Botina
31
Abr. 2013

«En todo campo de la cultura operan unos códigos que regulan su reproducción y disfrute. Hay buenas bandas de rock, pésimas bandas de rock y, en el medio, regulares. Los auténticos rockeros, aquellos que saben de rock, no suelen equivocarse y sólo van a los conciertos que valen la pena». Tal vez sea posible valorar lo bueno y lo malo en lo gráfico como en la música... más cabe preguntarse. -¿si logramos llegar a dicha valoración sería adecuado despreciar lo malo?. Lo que consideramos malo muchas veces viene adherido a sentimientos y conceptos que si bien no lo hacen bueno si lo hacen válido.

0
Retrato de Mireya De Jiménez
0
Abr. 2013

Vladimir creo que hay muchos debates pre-sentidos en este artículo. La sola discusión entre calidad/diseño gráfico/cultura, ya convoca campos y conceptos bastante complejos y ni que decir acerca de la maniquea dualidad bueno/malo, más cerca de los juicios axiológicos que de lo que se presupone valor de calidad en el diseño y que igual puede resultar en un relativismo social o cultural o en un absolutismo moral, o quizás en una aporía ricoeuriana... ¿No te parece un debate no solo interesante sino muy necesario hoy en nuestros ámbitos de enseñanza del diseño?

1
Retrato de Vladimir Hernández Botina
31
Abr. 2013

Hay mucho debates propios del diseño que son muy importantes y que de haberse resuelto permitirían que nuestra querida disciplina tenga bases más solidas y claras. Me preocupa que el diseño (para mi disciplina insignia de transdisciplinariedad y horizontalidad) deba recurrir al totalitarismo para validarse.

0
Retrato de Mireya De Jiménez
0
Abr. 2013

De acuerdo Vladimir; no solo el Diseño, ninguna disciplina puede hoy erguirse desde los absolutos ni desde los totalitarismos so pena de ser cuestionada desde el sentido socio-crítico de las ciencias y desde las epistemologías no positivistas...

Saludo!

0
Retrato de Raul Jimenez
0
Abr. 2013

finalmente un gran SENTIMIENTO, aunado a una gran TECNICA resultara algo BUENO seguramente....

0
Retrato de Rodolfo Fuentes
32
Abr. 2013

«El origen de esa disolución de las evidencias culturales no es difícil de detectar: se trata del proceso de acelerada deculturación, propio de la sociedad de consumo. «

1
Responder
Retrato de Sebastián Feinsilber
1
Abr. 2013

Si el «todo es relativo» es la coartada del inculto, Schopenhauer, Borges, Lacán o Deleuze por lo pronto fueron grandes incultos. «Todo es relativo» no es el punto de llegada, sino el punto de partida.

En 1938, en Salzburgo el Gobierno Alemán conducido por Hitler presentó la famosa exposición «arte degenerado«(Entartete Kunst) presentando despectiva y proscriptivamente lo que hoy conocemos como arte moderno. Para ellos la calidad existía y era irrenunciable.

1
Retrato de Luciano Cassisi
2004
Abr. 2013

No comprendo la relación que establecés entre la calidad gráfica y el rechazo al arte moderno. Como no tengo tanta información te pregunto: ¿Es que el Gobierno de Hitler estaba en contra del arte moderno porque encontraba que no tenía calidad gráfica, o habría otros motivos muy diferentes?

Tampoco veo la relevancia de remarcar que «todo es relativo» es un punto de partida. Porque según mi interpretación, el texto se refiere a la calidad gráfica en los resultados (en el producto final) y no en el punto de partida. ¿O acaso pensás que en la gráfica, en su «punto de llegada», se puede renunciar a la calidad?

0
Retrato de Sebastián Feinsilber
1
Abr. 2013

Todo totalitarismo plantea su propia concepción de la estética, y lo hacen discriminando lo que entienden por «bien» y «mal». Lamentablemente todavía como sociedad global no los podemos superar.

Pienso que hay muchas formas de entender la «calidad» de una pieza de comunicación.

3
Retrato de Luciano Cassisi
2004
Abr. 2013

Claro que hay muchas formas, o mejor dícho, muchos aspectos de la calidad. Pero este artículo se refiere únicamente a uno de ellos: la «calidad gráfica», que no es lo mismo que la «estética».

Para que quede clara tu posición: ¿estás sugiriendo que decir que existen productos gráficos de mejor y menor calidad gráfica es una actitud totalitaria?, ¿o que decir que no todo el mundo está capacitado para evaluar la calidad gráfica es una actitud totalitaria?, ¿o estás hablando de otra cosa?

0
Retrato de Sebastián Feinsilber
1
Abr. 2013

Si, esa puede ser una forma de leerlo, gracias.

1
Retrato de Luciano Cassisi
2004
Abr. 2013

Entonces, la opinión de un estudiante de Kinesiología ¿sería tan calificada como la de Milton Glaser, a la hora de decir si un producto gráfico tiene o no calidad gráfica?

Aunque esa pregunta queda anulada por tu afirmación de que no existirían productos gráficos con mayor o menor calidad gráfica. Es decir que la calidad gráfica no sería un parámetro evaluable. Según vos, todos producto gráfico tendría la misma calidad gráfica.

¿Entendí bien?

0
Retrato de Sebastián Feinsilber
1
Abr. 2013

No, para nada. El problema está en la categoría «calidad gráfica», es reduccionista y discriminatoria. Limita el análisis a aspectos técnicos incorporando, sin asumir, cuestiones de índole estético.

0
Retrato de Luciano Cassisi
2004
Abr. 2013

Llegamos a un punto de acuerdo, porque toda categoría de análisis sirve justamente para poner el foco en un universo «reducido», delimitado, para «discriminar» (en el sentido de diferenciar) uno o más aspectos específicos del objeto de análisis.

Sería imposible no incorporar a la estética en esta categoría, porque la calidad gráfica no se valora en base a unos parámetros universales y estrictos, sino considerando el género gráfico. Cada género gráfico (no confundir con géneros de la comunicación) tiene sus propias reglas sintácticas más o menos estables y se inscribe en un universo estilístico.

3
Responder
Retrato de Leandro Hernández
0
Abr. 2013

Lo relativo debería estar dado por la propia cultura y necesidades de cada caso y no por el ojo del diseñador. No creo que se pueda medir la calidad con una regla universal.

0
Retrato de Gabriel Oregioni
0
Abr. 2013

Yo creo que sí se puede medir bajo parámetros universales ya que el articulo alude estrictamente a la «calidad técnica» del signo producido. Te pongo como ejemplo la máxima que reza que todo logotipo debe poder reducirse hasta un tamaño muy pequeño sin empastarse: si se empasta no es de buena calidad. Eso es una regla universal y no cultural (por lo menos en la gráfica). Saludos.

0
Retrato de Luciano Cassisi
2004
Abr. 2013

- Gabriel, esa regla no es universal. Hay montones de casos en los que el logotipo no necesita reducirse demasiado jamás. Por ejemplo las marcas gráficas de programas de televisión. Hay infinidad de casos más.

Y aunque fuera una regla universal, la «reducibilidad» es un parámetro distinto de la «calidad gráfica».

- Leandro, claro que no se puede medir la calidad gráfica. ¿Se puede medir la calidad literaria? No. ¿Se puede valorar? Sí. ¿Es posible establecer unos parámetros universales para evaluar la calidad literaria? No. Es una asunto de Cultura, no de estadísticas.

0
Retrato de Miguel Sosa Menchaca
0
Abr. 2013

Yo creo que la calidad gráfica no se puede medir! Pero saber si es de «buena calidad» o de «mala calidad» es pura y exclusivamente de sentido común. Sería otra cosa si habláramos si un gráfico cumple su objetivo respecto al público que apunta y al mensaje que desea transmitir, eso ya es más filosófico y psicológico que gráfico.

Saludos.

0
Retrato de Erik Naranjo
0
Abr. 2013

- Miguel, pero si la calidad gráfica fuera un asunto de sentido común, no se haría necesaria la intervención de un experto, ¿no?

- Luciano, no soy muy versado en los asuntos técnicos relativos a la calidad literaria, pero suponer esto (que hay asuntos técnicos relativos a la calidad literaria) implicaría que esta es susceptible de al menos cierto tipo de valoración o de ser valorada hasta cierto punto, digamos, métricamente. ¿no podría entonces valorarse la calidad gráfica de igual manera?

1
Retrato de Miguel Sosa Menchaca
0
Abr. 2013

Erik, me refiero a sentido común, en el sentido estricto de determinar si algo es de Calidad o no lo es, yo puedo ver dos gráficas y saber cual es de calidad, y cual no, o si ambas lo son, o ninguna lo es, pero no puedo llevar a cabo el trabajo, ahí es donde entra el experto. Además el otro aspecto, donde hay que transmitir un mensaje, también da lugar a los expertos, sin ninguna duda.

Quizá se mal interpretó mi respuesta Erik, de todas formas, sólo es mi opinión, y quizás si haya formas de medir la calidad de una gráfica.

0
Responder
Retrato de Amós Pérez
0
Abr. 2013

¿Y la calidad como se mide? ¿Donde se puede uno graduar en «calidad»? .Establecer analogías con médicos (una profesión científica) no tiene sentido alguno. A estas alturas de la historia y en el mundo contemporáneo, el diseño gráfico no se escapa de la crisis. Afortunadamente, los dogmas se diluyen a una velocidad asombrosa.

Claude Levi Strauss no quiso poner en el mismo grupo las ciencias exactas de las demás.. ¿Que se pretende decir? ¿Que hay un diseño gráfico globalizado, institucional, ilustrado, que tiene carácter de «diseño de calidad»? ¿En 2013?

No me hagáis reir.

8
Retrato de Edwin Moreira Balladares
1
Abr. 2013

Parámetros subjetivos para medir la objetividad, te entiendo Amós y concuerdo con vos, de hecho tampoco me gusta mucho la forma en que se usa el término «cultura». Todavía recuerdo mis clases de sociología, cuando el docente nos repetía que cultura es todo lo que hacemos, todo, no es un nivel de conocimiento

1
Retrato de Luciano Cassisi
2004
Abr. 2013

1) El artículo no habla de «calidad de diseño» sino de «calidad gráfica». Los diseñadores gráficos no tienen el monopolio de la gráfica.

2) Para medir la calidad gráfica no hay parámetros objetivos. ¿Acaso el artículo dice lo contrario? La calidad gráfica no se puede medir, solamente se puede evaluar.

3) ¿Cómo se evalúa la calidad del trabajo de un jardinero (para salir del ámbito científico)? ¿Quién tiene más autoridad: un jardinero o una persona que jamás regó una planta? ¿Y entre los jardineros, cualquiera da lo mismo o la opinión de un aprendiz da igual que la de uno experimentado?

1
Retrato de Amós Pérez
0
Abr. 2013

Me gustaría sinceramente que se expusieran, uno detrás de otro los puntos que determinan la «calidad» de un trabajo gráfico. Creo que se pueden determinar algunos puntos, sólo algunos y relacionados directamente con el hecho del grado de satisfacción del cliente y los usuarios del trabajo. Nada más.

Esto es lo mismo que evaluar un concepto como «caro» o «barato». Depende de quien y su circunstancia lo que hace que algo a uno le parezca caro o barato.

3
Retrato de Luciano Cassisi
2004
Abr. 2013

Lo lamento, pero no hay unos puntos que determinen en forma universal la calidad de un trabajo gráfico. ¿Hay unos puntos para evaluar la calidad literaria de un texto escrito? ¿Se pueden aplicar los mismos «puntos» para evaluar la calidad de escritura de una novela de ficción que una poesía en verso? No. Esto es porque cada género tiene sus propios criterios de calidad.

En cierta forma sí, es similar (no igual) a la relación «caro-barato»: hay que saber para poder evaluar. ¿Y quién define quién sabe más? Nadie. Pero eso no quita que unos sepan más que otros.

3
Retrato de Allan Cárdenas
5
May. 2013

Entonces la pregunta o debate es: ¿Como determinar o evaluar la calidad gráfica?, forma, peso, color, legibilidad, jerarquía, composición, tipografía, imagen etc?...¿podemos en base a este tema proponer un esquema medible? «A» mayor que «B» y elaborar un parámetro, así como existen formulas eficaces como el retorno de inversión (ROI), que nos alejen de divagar entre los relativo y poder aterrizar un poco.

0
Responder
Retrato de Miguel Gil
0
May. 2013

Hola Norberto, es un placer leer tus artículos.

Solo tengo un punto que no estoy de acuerdo contigo, o eso creo, al referirte cómo

» la gráfica es un campo de la cultura, como lo es la arquitectura, la gastronomía o el deporte» . No creo en absoluto que seamos parte de la cultura. Me cabrea cada ves que los medios «posicionan» una noticia relacionada con la arquitectura o el diseño en sus secciones de «cultura».

Yo estoy convencido que seria mejor estar en «economía», que es la finalidad y la realidad que hay detrás de todo proyecto de diseño.

0
Retrato de Juan Manuel Savino
0
May. 2013

Hola, creo entonces que según tu punto de vista todo debería estar encasillado dentro de economía, porque te invito a que me digas cual campo de la cultura no tiene como fin (último o en alguna etapa intermedia) algún tipo de beneficio económico.

1
Retrato de Miguel Gil
0
May. 2013

Juan Manuel, estoy de acuerdo que al final todo tiene un fin lucrativo, pero no es el contexto que el que se mueve la cultura en sí misma. No quiero desviarme del tema expuesto por Norberto, pero es una manera de que el diseño sea comprendido por lo que es.

0
Retrato de Pedro García
10
May. 2013

El diseño es simplemente un súper poder que tienen los «Diseñadores» para: multiplicar, atraer, copia, crear y arrastrar modas, dogmas, tendencias, y además es cíclico.

0
Responder
Retrato de César Puertas
105
Abr. 2013

Evidentemente, la calidad existe, pero los argumentos usados en el ensayo no logran explicar nada al respecto. Por un lado descalifica a quienes lo cuestionan, como en el caso de la estudiante que siempre ridiculiza en sus charlas. Además se blinda con el argumento adicional de que quien no esté de acuerdo, no tiene la cultura visual necesaria. En el mundo académico, y en especial en uno como el del diseño, donde faltan los acuerdos y sobran las posturas basadas en argumentos de autoridad, no es suficiente con afirmar la existencia de los fenómenos. De Chaves todos esperamos mucho más.

3
Retrato de Miguel Angel Aguilera Aguilar
67
Abr. 2013

Los argumentos de este ensayo reflexivo no requieren explicación son evidentes, para entenderlo solo se logra con el criterio, experiencia acumulada y prestigio que se gana con investigación, los jóvenes tienen el gran reto de ganarse el respeto de sus colegas mostrando su trabajo aportativo y analítico.

0
Retrato de Luciano Cassisi
2004
Abr. 2013

César, es muy difícil explicar cómo reconocer la calidad, no solo en el campo de la gráfica sino en cualquier campo. La función de este artículo no es explicarla sino alertar de su existencia y su importancia. Lo que sí deja claro el autor es que es necesario «cultivar» la gráfica por medio de la observación y la experiencia para poder reconocer la calidad. Yo agregaría lo que siempre le digo a mis alumnos: que cuando se comienza a desarrollar la propia cultura gráfica, la comparación es la mejor forma de detectar la calidad.

4
Retrato de Miguel Ramirez
0
Jun. 2013

Pero César tiene un punto ¿que se le responde a una persona que pregunta esto? no solo a una alumna a cualquier persona, si el reconocimiento de la calidad se forma enriqueciendo la mirada y la experiencia, creo que en nuestro campo comienza a hacer falta la traducción de esto a la voz, al texto, no puede quedar reducida al gusto -pues la opinión que genera este es subjetivo a cada persona, sepa o no- pero tampoco quedar en el pensamiento de que al otro le falta cultura visual «ya aprenderás» empieza a ser insuficiente, mas ahora, que crecemos rodeados de imágenes como nunca antes

0
Responder
Retrato de Juan Manuel Savino
0
Abr. 2013

Pocas veces he tenido la suerte de poder leer a personalidades con tamaña claridad conceptual.

Realmente disfruto y aprendo con cada uno de los artículos de su autoría y siempre me pasa que cuando termino de leerlo se me viene a la mente una explicación metafórica de Platón acerca del estado del ser humano en relación al conocimiento, llamada la «alegoría de la caverna».

Felicitaciones y gracias.

3
Retrato de Cid Identidad Corporativa
0
May. 2013

Bien con eso Juan, es cierto.... muy analógica la historia de la caverna de Platón respecto a este artículo en particular, que creo que apunta más a la humildad intelectual que al diseño en sí.

1
Responder
Retrato de Génesis Figueroa Canales
0
Abr. 2013

un trabajo bueno o malo... creo que ambos tras mi punto de vista requiere no solo de profesionalismo o conocimiento sino de como el receptor lo perciba . Cada quien o cada profesional tiene una distinta forma de ver las cosas y segun ello hacen critica del resultado final de un trabajo

0
Retrato de Juan Manuel Savino
0
Abr. 2013

Estimado, creo a mi modesto entender que justamente para eso debe ser efectiva la comunicación que se realice con el diseño propuesto, para que distintos receptores perciban de manera correcta el mensaje emitido.

No debería ser percibido de distinta manera (decodificado) el mensaje si está bien comunidado.

Saludos cordiales!

1
Responder
Retrato de Cátedra Fridman Dg
3
Abr. 2013

No suelo criticar los ensayos de los idóneos que suelen publicar en este Foro, pero esta vez no puedo dejar de pensar que lo que acabo de leer es una verdad de Perogrullo.

Extraños paralelismos: rockeros que saben ir a un concierto de rock y la hinchadas que saben de fútbol... Nada más subjetivo que fútbol y rock. Rock es Zeppelin y también los Stones. Fútbol es la Masía y el catenaccio. Reconocidos diseñadores a caballo de signos de pésima calidad gráfica siguen su exitosa carrera gracias al marketing.

Calidad gráfica ¿Quién puede objetar semejante cosa?

8
Retrato de Mireya De Jiménez
0
Abr. 2013

De acuerdo Cátedra y además¿quién define hoy la «calidad gráfica»? ¿no será el marketing?

1
Responder

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 marzo

Cómo Justificar el Diseño

Cómo Justificar el Diseño

Cómo construir autoridad profesional y superar el problema de convencer al cliente al presentarle diseños

15 horas (aprox.)
1 marzo