Quiero cambiar mi logotipo: ¿cómo hago?

Las dificultades de un empresario que quiere orientarse en el desconocido (para él) mundo de los diseñadores gráficos.

Raúl Belluccia Buenos Aires
Followers:
639
Comments:
153
Votes:
263
Compartir:

El presente texto es de ficción, toda coincidencia con personas reales es pura casualidad. Aunque, debo aclarar, me tocó escuchar una conversación muy similar mientras hacía fila para entrar a ver una obra de teatro. En esa oportunidad, dos señores detrás mío se contaban, con mucho humor, sus experiencias en la contratación de profesionales, y esos comentarios me dieron motivo a escribir lo que sigue.

 

Como todos los viernes después de terminar la jornada de trabajo, un grupito de amigos se encuentra en un bar para tomar algo y conversar antes de volver a casa. Manuel, dueño de una empresa familiar de muebles para oficina llega primero. Sentado en el taburete, solo y enfrascado en sus propios pensamientos parece indagar con la mirada el café que le han servido, y que se enfría sobre la barra. Distraído en su mundo interior no ve llegar a Pepe que lo sacude con una palmada en el hombro, más fuerte de lo que es habitual para los usos y costumbres.

 

Pepe: Se te nota preocupado, parece que estás buscando una respuesta dentro del pocillo de café. (Se sienta a su lado y vuelve a sacudirlo con una palmada poderosa.) ¿Qué te pasa?, ¿la gente ya no compra más muebles para oficinas?, ¿te subió la presión arterial? ¿O qué?
Manuel (tomándole fuertemente el brazo para evitar la tercera palmada): No. Estoy preocupado porque me parece que tengo que mejorar la marca de mi empresa y no sé para donde disparar.
P: Es fácil. Llamá a una agencia de publicidad o a un diseñador gráfico y en tres patadas te lo resuelven. Eso sí, hay que discutirles el precio. En la compañía donde trabajo, el año pasado contrataron a una diseñadora que hizo un buen desarrollo. Llamame el lunes y te paso los datos.
M: No gracias. Ya entrevisté a cuatro diseñadores; no es difícil encontrar quien me haga el trabajo, tampoco es difícil bajarle los presupuestos. Debo decirte que no son muy buenos para la negociación comercial.
P: ¿Y entonces dónde está el problema?
M: Es que yo estoy acostumbrado a las cosas concretas, vos también sos ingeniero y me vas a entender. El problema es que cada uno de lo cuatro diseñadores que entrevisté me recomienda hacer algo diferente, ninguno coincide en qué camino tomar. Es como si le llevaras a cuatro médicos el mismo análisis y los cuatro te dieran un diagnóstico distinto.
P: Bueno, tampoco hay que exagerar; hacer una marca no es una ciencia exacta, puede haber opiniones distintas...
M: De acuerdo, de acuerdo, pero lo que me preocupa no es que sean diferentes sino que sean tan, pero tan divergentes... Además, por más que les rebaje el precio la inversión que tengo que hacer después no es poca cosa para mi negocio. En eso sí todos estuvieron de acuerdo: después de diseñar la marca tendré que cambiar la papelería, los folletos, la página web, el frente de los locales, las etiquetas, volver a pintar los vehículos... ¡uh! ¡No me puedo equivocar! (Se tomó de un trago el café frío y volvió a quedar como hipnotizado mirando la borra en el fondo del pocillo).
P (reprimiendo, por compasión una nueva palmada): En eso tenés toda la razón, en la empresa después del cambio de logotipo vino un gastadero de dinero importante, pero como trabajo en una compañía muy grande nadie siente el gasto en su propio bolsillo. ¿Por qué no te empleás como yo en una sociedad anónima y te sacás estos problemas de la cabeza? (Tose, se ríe, se sacude en su taburete y le pide al barman una cerveza.)
M: Pero todavía no te conté lo peor...
P: Contame entonces.
M: Quise investigar y...
P (interrumpiéndolo): ¿Nunca vas a aprender que no hay que investigar? Uno cuando investiga se mete en problemas, fijate lo que le pasó a nuestra amiga Susanita, que –dicho sea de paso– ya debería estar acá tomando su copa.
M: ¿Qué le pasó?
P: ¿Ves? Ya te interesa saber, conocer, investigar... Mejor no te digo nada así no te sumo un nuevo problema. Pero contame qué es lo que quisiste saber tan racionalmente.
M: ¿Quién te entiende? ¿No era mejor no saber?
P: Yo soy diferente, yo vendría a ser como el filósofo que sabe guardar distancia crítica y no afectarse por los problemas. ¡Vamos! Largá el rollo que si no te va a dar un infarto, contame tu drama con el enigmático mundo del diseño.
M: Bueno... resulta que para orientarme me metí en Internet...
P (interrumpiéndolo con tono de burla): Veo que optaste por un método científico...
M (enojado): Si me volvés a interrumpir no hablo más.
P: Adelante. Seré una lápida.
M: Bueno. En la web encontré una página que publica notas y debates sobre diseño y los profesionales participan con sus opiniones. Y, entre otros debates alrededor de marcas conocidas, apareció uno sobre el cambio de logotipo de nuestras Aerolíneas Argentinas.
P: No me enteré del cambio.
M: Para qué decirte que el tema me interesó mucho porque la gente de esa web, que se llama FOROALFA, publicó la marca nueva y la anterior, y le lanzó la pregunta a los diseñadores: «¿Cuál es mejor?» Y como había más de 150 respuestas yo me dije: acá voy a saber algo sobre las marcas, y en lugar de tener cuatro voy a conocer un montón de opiniones profesionales, y si bien mi negocio no es una aerolínea, seguro que alguna pista concreta sacaré para mi humilde empresa... Eso fue lo que me dije.
P (dándole una muy suave palmada): ¡Muy bien ingeniero!
M: ¡Te imaginás, es como si llevaras tu radiografía a ciento cincuenta médicos! Eso es tener opinión fundamentada. Así que me metí, como loco, a leer todo lo que estos profesionales especializados decían sobre la nueva y la vieja marca de Aerolíneas Argentinas. Dos horas y media me llevó la lectura.
P: Lo tuyo es la investigación científica, sin dudas. ¡Qué paciencia! ¿Y a qué conclusión llegaste?
M: A que perdí dos horas y media de mi vida. En realidad fueron como cinco horas, pero eso es lo de menos. La cuestión es que no saqué nada en limpio...
P: Y claro, si te metés en un debate entre especialistas es difícil, seguro que te costó entender el lenguaje técnico, es como asistir a un debate entre semiólogos: ¿quién entiende algo?
M: No es eso. Entendí todo perfectamente, el lenguaje que usan es por demás simple, muy simple diría yo.
P: ¿Y entonces?
M: Es que los diseñadores no están para nada de acuerdo y tienen opiniones muy diferentes entre sí.
P: Disculpame, pero para mí que no entendiste bien.
M: Eso es lo que me dije. Entonces volví a leer las opiniones una por una y clasifiqué las respuestas, acá las tengo anotadas. (Busca en su bolsillo un papelito). Fijate lo que pasa: 55 profesionales dicen que la nueva marca es peor que la anterior; 49 dicen que la nueva tiene algunas cosas peores y otras mejores que la marca vieja, pero entre ellos no siempre coinciden en cuales cosas son las mejores y peores; 40 opinan que el nuevo logotipo supera al anterior; y había unas cuantas respuestas que no eran del todo claras. O sea que, en lo fundamental, están repartidos en grupos muy parejos de opiniones distintas: el grupo «SÍ», el grupo «NI» y el grupo «NO». Pero la gran mayoría afirma que cambiar es bueno, en eso están de acuerdo, y ahí terminé de preocuparme: ¿hacia dónde cambiar mi pobre marca?
P: Bueno, en la vida casi nunca hay coincidencias plenas...
M: Sí Pepe, ya sé que hay matices en todo pero yo pensaba que entre los diseñadores tendría que haber mayor coincidencia a la hora de opinar. Y por lo que pude observar en los otros debates que publica ese sito el resultado siempre es similar, nunca se ponen de acuerdo...
P: No te enojes, viste como son los creativos...
M: Por mí que sean como más les guste, pero si sobre un tema tan simple como una marca hay tanta divergencia, yo te pregunto Pepe: ¿vale la pena que le pague a un profesional los honorarios que me pide? Porque si yo llamo para que diseñe la marca de mi empresa a un diseñador del grupo «SÍ» me va a hacer una cosa muy distinta a la que haría un diseñador del grupo «NO», que a la vez será distinto al diseño de un profesional del grupo «NI».

Por lo que estuve observando todos los diseñadores le dan una importancia extraordinaria a la marca, pero si no se ponen de acuerdo entre ellos sobre cuáles son buenas y cuáles malas... no sé qué hacer...

P: Tengo la solución a tu angustia: no cambies nada, dejá todo tal cual está. Hacé de cuenta de que llamaste a un diseñador y que, tras analizar tu logo, llegó a la conclusión de que no hacía falta cambiarlo. Si hay tantas opiniones como decís, seguramente habrá un grupo de diseñadores que opinen que tu logo está muy bien. Y de paso te ahorrás un montón de dinero.
M (vuelve a mirar fijo la borra del café): Mmm...
P: Aunque para mí tu marca se ve un poco, ¿cómo decirlo?, antigua, pasada de moda.
M: No, para mí el problema está en el color, es muy chillón, y el tipo de letra no tiene gracia.
P: Ahí está entrando Susanita, preguntémosle a ver qué opina.
Followers:
639
Comments:
153
Votes:
263
Compartir:

153 Comments

Comment

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 19/01/2011.

Raúl Belluccia

More articles by Raúl Belluccia in Spanish

Idioma:
ES
Title:

El diseño gráfico en su techo de calidad

Synopsis:

Una reflexión sobre la existencia de ejemplos de alta calidad en todo tipo de mensaje diseñado, y la dificultad de superarlos.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Marca y transmisión de sentido

Synopsis:

Este artículo va en contra de los que piensan que las formas y colores de una marca gráfica tienen la capacidad de generar y transmitir la imagen de una institución.

Share:
Idioma:
ES
Title:

¿Y cómo está la marca de mi cliente?

Synopsis:

Diagnosticar el «estado de salud» de la marca actual de un cliente es indispensable para encarar su rediseño eficaz.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Procesos vs. resultados en la enseñanza del diseño

Synopsis:

Las aristas de una oposición engañosa y contradictoria, que no ayuda al aprendizaje y confunde a los estudiantes.

Share:

You may be interested

Gabriel Simón
Idioma:
ES
Author:

Gabriel Simón

Title:

10 máximas del diseño

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
338
Comments:
130
Followers:
204
FOROALFA
Idioma:
ES
Author:

FOROALFA

Title:

Debate: ¿Debe colegiarse el diseño?

Share:
Interactions:
Votes:
199
Comments:
191
Followers:
556
Alukandra Coronado
Idioma:
ES
Author:

Alukandra Coronado

Title:

Qué es la tampografía

Share:
Interactions:
Votes:
53
Comments:
37
Followers:
1
Enrique Vidal Pacheco
Idioma:
ES
Author:

Enrique Vidal Pacheco

Title:

Metodología de investigación en diseño gráfico

Share:
Interactions:
Votes:
37
Comments:
23
Followers:
30
Juan Carlos Darias
Idioma:
ES
Author:

Juan Carlos Darias

Title:

¡Existo! Luego diseño

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
243
Comments:
199
Followers:
94
FOROALFA
Idioma:
ES
Author:

FOROALFA

Title:

Debate: Crowdsourcing de diseño: ¿opción legítima o trabajo basura?

Share:
Interactions:
Votes:
129
Comments:
154
Followers:
556
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

0
Lucas Reibak
5 months ago

A mi me paso lo mismo, lleve mis estudios médicos a tres profesionales y no hubo coincidencias en el diagnóstico. Y seguí el consejo de Pepe, no hice nada.

0
Reply
0
Nick Cordova
6 months ago

Divertido articulo Raúl. Pero, ¿qué es un logo? Bueno aquello que COMUNICA de forma VISUAL(icónica, gráfica, etc) la MARCA y por supuesto, su POSICIONAMIENTO en la mente de los consumidores. Lo que da sentido (o el contexto) a un logo es la MARCA y no al reves. Por lo tanto, el logo solo debe reflejar es DIFERENCIACIÓN.

0
Reply
3
Marcelo Venturotti
One year ago

Creo que de una vez por todas cada uno de nosotros se tiene que preguntar a sí mismo si en realidad quiere ser un diseñador especializado en marcas y si la respuesta es si, formarse profesionalmente para ello, si la respuesta es no, simplemente dejar de hacer marcas y pasarle el trabajo a un especialista. Si seguimos todos haciendo todo tipo de trabajos vamos a llegar al punto en el que como dice el ejemplo, los clientes dejen de invertir en diseño ya que no logramos llegar a un consenso y la falta de consenso creo que viene por el lado de la falta de especialización en el tema en particular, en este caso las marcas.

Excelente diálogo de ficción Raúl.

1
Reply
0
Ismael Tavera Nava
One year ago

Pues... ¿qué decir?, si el Diseño masifica productos y no "subjetiviza" opiniones, ni mucho menos gustos.

0
Reply
0
Juan Vicente
Jun 2016

Creo que si hay una buena escucha acerca de los valores o atributos que pueden haber cambiado en la historia de una compañía, habrá un buen diagnóstico y por consiguiente una correcta bajada. Yo le preguntaría a Manuel qué cosas le interesan más en esta nueva etapa de su negocio, y cuáles atributos cree que pueden pasar a segundo plano en una lista que seguramente tiene varios ítems, nunca es una sola cosa. Eso antes de bocetar. Ahí puede haber un mapa, algunas pistas sobre qué denotar, connotar, qué sugerir o qué cosas de la vieja marca ya no interesan y descartar. Pero si aun después de relevar en profundidad, Manuel no lo tiene claro, sin duda el trabajo no será bueno. El objetivo más allá de lo estetico es que la marca funcione y Manuel esté orgulloso, se sienta reflejado y feliz con su inversion! Saludos

1
Reply
0
Julian Mora
Jun 2016

Creo que cuando una conversación se centra en temas netamente estéticos, como en los que centra la conversación al final (y en los que solemos ahondar tercamente en muchos casos) será una conversación de nunca acabar. Si partimos de objetivos y metas, la cosa se vuelve menos abstracta y con justificación y hechos se llega a un resultado. Ahí es donde esta el valor de un diseñador cuando propone una solución sea la forma que sea en la que se materialice.

0
Reply
0
Alejandra Martinez
Mar 2016

La parte más curiosa es "Debo decirte que no son muy buenos para la negociación comercial." Y creo que también ahí radica el tema, no sólo es inexistente una ciencia cierta para el diseño de marca, sino que al no saber cómo justificar nuestro trabajo es muy fácil para quienes nos contratan empezar a "regatear" o a querer bajar los precios.

Por eso es tan importante demostrarles gráficamente lo que involucra este tipo de diseño, así aumentamos la seriedad y con suerte hasta aumentamos la cooperación del cliente.

0
Reply
0
Sofía Garrido
Feb 2016

En mi opinión no existe un mal diseño de marca (siempre y cuando se haga con profesionalismo y buena construcción de ella), ya que una marca, por una parte, es la respuesta de una serie de análisis e investigación que sustentan el diseño y por otra parte esta lo que el cliente quiere y decide junto con lo que el diseñador interpreta y propone.

En las propuestas (asumo que están bien construidas y fundamentadas) es dónde se ve la diferencia y lo que pueda hacer yo es muy diferente a lo que puedas hacer tú o tú o él, ya que cada uno le da un enfoque, intención o interpretación diferente, ya sea por experiencias, conocimiento o capacidad de apreciación de información y hacer algo que quiere el cliente (o espera) y que como profesionales diseñamos y hacemos marca.

Personalmente no me gusta criticar las marcas, sé y entiendo que tienen historia e información que no conozco, por lo que opinar sobre algo que no sé, no es responsable y no aporta, a no ser que me lo pidan o encarguen.

0
Reply
0
Claudia Mora
Sep 2015

No llegamos a nada. ¿Será que la pertinencia y el estilo adecuado al perfil son tan variados como las marcas?

Me parece importantísimo conocer la estrategia corporativa para diseñar una marca. Ese conocer no es cuantitativo o cualitativo es multiocular.

1
Reply
2
Johnny Andrés Aguilar
Aug 2015

Muy veraz, tendremos que darnos cuenta sobre el por que nuestros criterios son tan distintos, dejarnos de llevar por el me gusta y no me gusta a "MI", y pensar mas bien por las bases del diseño, y analizar mas bien si la pieza grafica cumple su función..!!

1
Reply
2
Melina Serrano Barrón
Aug 2015

Una cómica, aunque triste foto de la realidad... Habrá que trabajar para aunar criterios, y evolucionar.

0
Reply
0
Mariela Vidal Soler
Jul 2015

excelente. Es muy cierto!!!!, creo que nos faltan herramientas contundentes para definir cuando una marca es realmente buena y se adapta al anecesidad del Emisor.

0
Reply
1
Zulema Santana
Apr 2014

En cuenato a la marca personal del propio diseñador este se debe sentir totalmente libre en su creación. Tratar d dejar de lado sus conocimientos y trucos de diseñador y ser libre conceptualmente. Para luego de enamorarse de su concepto ensamblar conocimientos profesionales.

0
Reply
0
Mònica Matheu
Feb 2013

Jajajaja, buenísima descripción de lo que puede ser el critério de cada uno, o de la falta del mismo!

¿De que forma deberíamos unificar los criterios, el color, la forma, el mensaje, para que un logo o un rediseño de logo funcione? Pienso que el diseño es tan amplio, como diseñadores existen, y todo puede ser (o no) bueno!

0
Reply
0
Juan Camilo Arrieta Rodriguez
Jan 2013

una vez le pregunte a un profesor ¿Cómo un profesional en el diseño con una gran trayectoria sabe si en verdad es asertivo o no el identificador marcario de una empresa? y el simplemente me respondió; En el diseño no ahi nada establecido ,como en la vida no ahi una verdad totalmente acertada,simplemente ahi ciertos parámetros que se siguen para llegar a comunicar y poder llegar a unificar el mensaje con su receptor o multiples receptores.

0
Reply
0
Inti Ruiz
May 2012

Simplemente me encanto el articulo, muy buena historia que me recuerda una duda que yo mismo tuve al empezar la carrera, pienso que, si hay un error que cometen los personajes, es el pensar que toda solución deberá ser igual. Siguiendo la analogía del doctor, varios doctores otorgan el mismo diagnostico pero una vez hecho eso, proceden con distintos tratamientos incluso distintos fármacos y procedimientos para curar al paciente. Pienso que es lo mismo con el diseñador, seguimos el mismo hilo buscando una solución a la misma necesidad y luego otorgamos distintas respuestas.

2
Reply
0
Eduardo Castro
May 2011

Todo mundo se siente diseñador así como Pepe y Manuel se minimiza la tarea del diseño y en la vida real el director comercial y el director de mercado de algún cliente nuestro se dicen diseñadores. El diseño no es una ciencia exacta y es artística, abstracta para un problema hay mil soluciones y a cada cual le parecerá la mejor. El debate radica a mi parecer en educar al cliente visualmente, en media hora, darle unas palmaditas como a Manuel en la espalda durante 10 minutos, escuharlo y darle por su lado para finalmente hacer un diseño que sienta que el mismo realizó. Y tan felices todos :)

0
0
Matías Correa
May 2012

Artística?

5
Reply
0
Erika Vines
May 2011

Muy bueno! Para mi el error es consultar a un diseñador gráfico, el diseñador gráfico se especializa en poder comunicar un concepto, pero no puede definir que camino debería tomar tal o cual empresa, para eso existen profesionales especializados en resolver cuestiones comerciales. Algunos diseñadores solo son diseñadores y otros tratamos de complementar nuestros estudios con estudios de marketing.

1
Reply
0
Ceci Carlino
May 2011

Muy buena crítica Raúl, gracias por compartirlo y abrir el debate =D

0
Reply
2
Iliana Lorán
May 2011

Lo importante mas que pensar en la opinion del diseñador, primero antes que nada es saber yo lo que quiero como cliente para mi marca, hacia donde la quiero orientar, que quiero lograr con ello, para que? cuando contesto estas preguntas que un buen diseñador seguramente las hará, pues ahora si sera mucho mas facil comenzar el trabajo con un profesional, el diseño o rediseño de un logo se hace con dos personas, el cliente y el diseñador.

0
Reply
0
Fernando Carcamo Luna
Apr 2011

De entrada, el problema está mal planteado!

Se desea cambiar la MARCA, pero en realidad, lo que se quiere cambiar es la marca gráfica.

La Marca Gráfica cubre un aspecto importante de la MARCA, aquella que es visible, pero hay otra que no lo es y tiene relación con la gestión de la empresa; atención punto de venta, servicio de post venta, distribución, precio, reposición, etcétera...posición de mercado.

Por tanto, la gestión empresarial y la marca gráfica configuran la MARCA.

Es conveniente cambiar la marca gráfica por anticuada?

Coca-Cola no la ha cambiado!

3
0
Pilar Casasa Núñez
Sep 2015

se ha hablado en otros artículos del problema de comunicación al usar la misma palabra para dos cosas diferentes: Marca como los valores y objetivos de la empresa, y Marca como identificador gráfico.

0
Reply
0
Luis Ignacio Pruzzo
Mar 2011

La decisión de cambiar una marca es una cuestión de «estrategia», como en una guerra, si juntamos 4 generales para dar con un objetivo probablemente los 4 arrojen diferentes alternativas. Lo importante en este caso es saber a dónde se quiere llegar. No hay sólo una solución MAESTRA para cada proyecto. Si el OBJETIVO del empresario es claro puede quedarse tranquilo que cualquiera de los 4 diseñadores que llamó se lo puede resolver (HABLO DE PROFESIONALES CAPACITADOS) y no necesariamente tienen que coincidir en sus planteos, modelos o planes de trabajo.

0
Reply
0
Oscar Iván Idárraga Rubio
Feb 2011

Estoy totalmente de acuerdo con Fernando Carcamo en su opinión.

Hay que tener en cuenta desde el posicionamiento en el mercado en que está la empresa y que objetivos se quiere mejorar y como llegarle al consumidor.

0
Reply
3
Claudia Assenet Herrera Aguilar
Feb 2011

Considero que el diseño también tiene evolución con respecto a la epoca en que vivimos, asi que el renovar y rediseñar una marca tendrá un nuevo enfoque en el mercado...

0
Reply
0
Monica Magaña
Feb 2011

en mi opinión es muy reflexivo, a fin de cuentas nada va a ser mejor que lo que tú o en este caso el cliente decida que es lo mejor.

es cuestión de desiciones segun se crea conveniente.

0
Reply
0
Antoni Pallares
Feb 2011

Yo no tengo experiencia profesional, pero con el problema que me encuentro es que una marca parece que nunca esta acabada, ya que por cada vuelta que le das siempre mejora, el problema es cuando darla por terminada.

0
Reply
0
Eduardo Maragliano
Feb 2011

Estoy de acuerdo con Julio Gardugno.

Existe una investigación previa al rediseño de la marca. Un «análisis científico» si me permiten la definición. Este análisis arroja como resultado una línea de comunicación, una línea conceptual.

La marca a rediseñar debe respetar esa línea. Y creo que exactamente a esa línea es la que debemos llegar todos por igual. Luego, si puede ser que se den diversos resultados gráficos. Pero el concepto transmitido en ese mensaje gráfico debe ser el mismo.

¡Gracias por el artículo!

0
Reply
0
Fernando Mansilla
Feb 2011

No tuve la oportunidad de tenerte de profesor, Raúl, y leo poco de lo «tuyo», creo que es hora de cambiar mi marca. Gracias!

0
Reply
0
William Azocar
Feb 2011

oye que bien, me parece muy interesante... en mi opinion pienso es que la soluccion no esta en todo el peso del diseño, hay que hacerle entender al cliente que este cambio ayudara a soluccionar parte de su problema.

0
Reply
0
Sergio Gerardo Huerta
Feb 2011

El señor Fernando Carcamo, más abajo dice: «Un Diseñador Gráfico en conjunto con el área de marketing o comercial y un plan de comunicación empresarial bien elaborado, pueden desarrollar tu nueva marca.

Si lo que quieres, es cambiar la marca gráfica (sin tener un plan de comunicación), lo puede hacer Susanita.«

Tiene razón. Susanita podría hacer la marca gráfica jeje :) El chiste es que el diseño gráfico forma parte de un resultado final interdisciplinario, y no se puede intentar solucionar un problema que implica varias áreas desde una sola. Allí radica el valor del resultado final.

1
Reply
0
Julio Gardugno
Feb 2011

A mi parecer, nuestras opiniones coinciden en la etapa científica que va dando forma a un plan de comunicación. Todos los diseñadores o comunicólgos, estamos de acuerdo en generar una estrategia que dé lugar a la creación de una marca. Sin embargo, es en la etapa de producción donde las percepciones se multiplican. Y peor aún cuando los clientes someten a opinión nuestras propuestas. El objetivo es, creo yo, abarcar el mayor número de opiniones a favor.

0
Reply
0
Javier Mix
Jan 2011

El logo de Coca-Cola fue creado por el bibliotecario Frank Mason Robinson si bibliotecario en 1885, pues el se imaginó que las dos «C» se veian bien en afiches. Fue el mismo Robinson el que le puso el nombre de Coca-Cola y escogió la fuente cursiva que hoy conocemos.

El diseñador gráfico recibido no garantiza nada.

1
Reply
0
Lorena Bello
Jan 2011

Un diseñador gráfico tiene la capacidad y el conocimiento suficiente para hallar una identidad corporativa, mas allá de lo «bonito» .Al tener al cliente al frente, la investigación sobre la modificación del logotipo es compleja, mas allá de lo que quiere el dueño, es poder lograr un re diseño basado en la historia de esta empresa o lo que se quiera cambiar. El nivel de comunicación, el mensaje visual, también legibilidad, color, forma, tipografía adecuada, hace parte de un estudio claro que tenemos que manejaros de la mejor forma para poder llegar a un «final feliz»

0
Reply
0
Ivan Aguirre
Jan 2011

Recuerden que todas las personas son unicas e irrepetibles, por lo tanto, las mismas tendran opiniones, visiones o como se quiera llamarlo diferentes. Creo que en cualquier caso de la vida existen los debates para llegar a un acuerdo o para mejorar la cuestion de lo debatido. Si en el diseño grafico o mejor dicho en «la comunicacion visual» no existiera el debate y diversidad de opiniones entonces cualquier persona podria «comunicar» y en definitiva no existiria la profesion. El cliente es el que necesita del profesional y creo yo que el primero no deberia cuestionar al segundo.

0
Reply
1
Marcelo Pérez
Jan 2011

Este artículo nos demuestra una vez más que existen multiplicidad de formas de resolver un problema. Esto se refleja en las diversas opiniones que los diseñadores comentamos sobre otros proyectos, y que reflejan los caminos que cada uno hubiese tomado para llegar a un mejor resultado.

Sería absurdo pensar que existe una única solución al problema en cuestión.

0
Reply
0
Fernando Carcamo Luna
Jan 2011

Un Diseñador Gráfico en conjunto con el área de marketing o comercial y un plan de comunicación empresarial bien elaborado, pueden desarrollar tu nueva marca.

Si lo que quieres, es cambiar la marca gráfica (sin tener un plan de comunicación), lo puede hacer Susanita.

0
Reply
0
Violeta Paputsakis
Jan 2011

Creo que el problema es que se está planteando la resolución de una necesidad visual (crear o modificar un logotipo)únicamente desde lo estético y se está dejando de lado algo mucho más importante, lo comunicacional.

Un logotipo debe responder a una necesidad de comunicación, teniendo en cuenta entre otros aspectos las características del público objetivo, sus intereses, gustos,elementos de identificación,etc,para después aplicarlos en la imagen a desarrollar.No digo que sea una ciencia exacta pero se pueden disminuir los errores.No hacer todo a ojo sino con bases que den confianza al cliente

0
Reply
0
Paco Mondragon
Jan 2011

¿quien ha podido medir la persepción o a la creatividad?

¿la estética, la semiología, la comunicación y muchas otras, cuales son sus estandares?

¿quien me puede decir cuál es el color más bello?

una marca no es sólo lo que se ve, detrás de una marca existen valores que la refuerzan, y muchas veces eso es lo que la hace exitosa

0
Reply
0
Andres Daniel Lopez Diaz
Jan 2011

Como dicen por ahi el que no arriesga no gana y un buen cambio siempre es necesario , me agradaria ver aquel logotipo del que se narra aqui, seria interesante. Y es verdad siempre habra opiniones encontradas en un logotipo hay tanto que discutir tipografia, color o el logotipo en si.

0
Reply
0
Daniel Campos
Jan 2011

finalmente que paso?... cambió el logo? ...jajaja

muy bueno tu copy.

0
Reply
0
Elias Vargas
Jan 2011

Gracias al cielo que no nos ponemos de acuerdo, es lo que hace al diseño una disciplina tan hermosa......es nuestra tarea abrir nuestra mente y hacer q estas diferencias enriquezcan y hagan evolucionar al diseño así como evoluciona la humanidad...a veces los diseñadores, excusandonos con ʼcrítica constructivaʼ, somos (somos!) jueces, o mas bien verdugos...cerrados y narcisistas en el momento de observar otros trabajos......no digo q no existan trabajos malos, digo q cuando dos diseñadores ven un mismo diseño y tienen opiniones completamente distintas...ambos pueden aprender algo.

0
Reply
0
Martín Christian Fridman
Jan 2011

Gracias a Dios que en diseño 2+2 nunca da 4, porque si fuese así ya estoy escribiendo el libro de «Diseñe Ud. mismo» y me lleno de dinero como escritor de autoayuda.

Respecto a AA, si los comentarios están divididos será que hay diseñadores que creen serlo por tener un título de vaya a saber uno qué Universidad o son hábiles choferes de mouse.

Por lo demás, estoy muy de acuerdo con Julia Irulegui. Sí, falta teoría. Habrá que pedirla en las Altas Casas de Estudio. Y si no nos la dan... a transformarse en ratas de biblioteca.

0
Reply
3
Federico Suñe
Jan 2011

Si lo que creo entender del autors es que hay que ofrecer un metodo cientifico para nuestras propuestas, Peter Arnell y su fracaso con Pepsi/Tropicana/etc. dio una gran lección que no funciona.

0
Reply
8
Sergio Fidel Braguinsky Carrera
Jan 2011

Raúl, decile a Manuel que me llame. :^)

Fuera de broma, creo que nuestra profesión, si bien puede valerse de análisis y diagnósticos, no es comparable a la medicina; la medicina tampoco es infalible: algunas veces los análisis y los diagnósticos son interpretados de distintas maneras (y eso es muchas veces lo que mina la credibilidad de los médicos).

Y también es cierto que los diseñadores padecemos de «opinitis» aguda y crónica, dolencia que nos lleva a opinar de todo aún sin saber de qué hablamos.

Más allá de esto, me resulta difícil pensar en algún campo del saber que sea unívoco.

0
Reply
0
María Pía Ferreira
Jan 2011

Muy pocas veces me encuentro con clientes que tienen una idea clara de lo que buscan, la idea la terminamos redondeando entre los dos, es un constante ponerse de acuerdo, él se apoya en mi y yo trato de ponerme en su lugar buscando siempre sugerirle soluciones y diferentes alternativas para llegar a las mismas.

En mi opinión, lo que faltó en el texto de arriba, es la aclaración de que no es lo mismo, una marca conocida por todos, re nombrada, que una marca de un micro-emprendimiento. La investigación no solo es sobre la empresa, también lo es sobre el cliente.

0
Reply
0
Michelle Paulette Naranjo Suárez
Jan 2011

Yo opino que es una buena historia, pero no estoy muy deacuerdo en lo dicho ya que hablando sobre los logos, un diseñador debe seguir reglas básicas para llegar a la identidad corporativa adecuada.

Si pueden haber varias ideas, pero eso no quiere decir que sean malas, ademas por eso se debe entrevistar el diseñador con el cliente, para saber sus objetivos, visiones y lo que quiera dar a conocer con su logo, para eso existe la investigación, no solo es llegar hacer un logo y ya.

Hay investigación y muchas entrevista detras de cada logo, Las diferentes ideas son buenas si se cumple lo básico.

0
Reply
0
Andrés Clavijo
Jan 2011

la conclusion del caso nos refleja que siempre habran ideas distintas, si todos se metieramos mano a la marca seguramente tambien habrian falencias a nivel de comunicacion, yo creo que en el articulo se confundio la parte de acuerdo con la parte de ideas criticas.

0
Reply
0
Patricio Correnti
Jan 2011

Lo que no cierra es debatir sobre marcas sin contemplar el plan comercial que hay detras de ellas. Es fácil decir que el logo de Claro es vulgar, pero a fuerza de dinero funciona, todos los reconocemos y eso es lo que mas importa.

Un cóndor cabezon puede funcionar si luego le sucede una estrategia consistente

Creo que lo más importante no es la pieza en sí, sino lo que se hace luego con ella. Es dificil encontrar debates sobre estrategias de marca que escapen a la mera discusión sobre logotipos: terreno propicio para enfrentar opiniones y gustos personales que no siempre hacen a lo profesional

0
Reply
0
Juan Carlos Cortés Pacheco
Jan 2011

He leído algunas de las expresiones acerca del tema; y a bien decirlo, muchos tienen razón y otros no tanto o nula y volvemos a tener el mismo debate…

- El diseño debe resolver problemas de comunicación gráfica de manera funcional. Es ésta última palabra la que a muchos se les olvida y crea la confusión de si es mejor o peor.

Hay quien dice que el mayor problema del caso es que el cliente no sabe lo que quiere, ese no es su labor; es nuestra como consultores el investigar que hace, ofrece y quién lo compra. En todo caso si él sabe a quién quiere llegar, se debe orientar en manejo de marca.

0
Reply
18
Edgar Navarro
Jan 2011

Vaya, veo que seguimos sin ponernos de acuerdo, una ficción que refleja la realidad con un detalle impresionante.

0
Reply
0
Eudald Tutllo Maranges
Jan 2011

Excelente artículo. Es un buen retrato de lo que nos encontramos en el día a día. Se pueden solucionar los problemas de un cliente de formas y estilos totalmente opuestos y obtener resultados similares, pero el principal problema puede que esté en el propio cliente, en la zona donde vivo y trabajo es habitual encontrar clientes que no saben que quieren y mucho menos a donde quieren llegar. Muy buena la crítica, yo soy un pésimo negociante.

0
Reply
0
Javier Farina
Jan 2011

Raúl: tiene razón cuando hace referencia a que la calidad del diseñador se encuentra en el ajuste visual (color, ergonomía, elección tipográfica, etc) pero creo que antes de eso y rescatando lo que dice Monik, también encotraremos la calidad del diseñador en todo el análisis previo que se deberá llevar a cabo para poder definir el marco conceptual y así saber que hay que comunicar.

0
Reply
0
Paulo Ulloa Abad
Jan 2011

jajajaja que gracioso es leer algo de este tipo ya que todos los diseñadores tenemos nuestras propias tendencias y entre ellas nuestras preferidas en verdad q es muy dificil que a un diseñador le guste lo que otro hace, no se en verdad que ocasiona esto si es celo profesional o que un diseñador se cree mejor q el otro, tambien creo q esto se debe a que como diseñadores estamos enseñados o preparados a criticar todo y aunque algo este bien siempre le ponemos algún pero. jejeje

0
Reply
0
Pilar Burmont
Jan 2011

El diseño de un logotipo debe interpretar el concepto de una empresa con un alfabeto visual funcional; es decir se debe investigar, bocetar criticar y analizar el problema a resolver y asi lograr comunicar visualmente lo que el cliente y/o empresa requiere. Por ejemplo habra empresas que pidan un condor desproporcionado tal vez por el concepto que manejen , pero si en la entrevista con el cliente las condiciones de comunicación son proporción, elegancia, velocidad, seguridad, etc, habrá que representarlo con esa función visual. (SI NNO PENSAREMOS QUE EL AVION CAERA O ES UNA EMPRESA INESTABLE)

0
Reply
0
Demian Cruz
Jan 2011

Efectivamente el diseño «no es una ciencia exacta», y en mi opinión el diseño de logotipos es una de las áreas más racionales del diseño gráfico, puesto que es necesario considerar conceptos tales como legibilidad, color, forma, etc. Para diseñar logotipos se requiere de «sensibilidad» al momento de escoger la tipografía adecuada que englobe las carascterísticas de la marca. En definitiva, si queremos que nuestra marca perdure la mayor cantidad de tiempo posible es mejor no dejarse llevar por modas tipográficas al momento de diseñar logotipos.

0
Reply
0
Orangestudio Mx
Jan 2011

Gente q cree q el diseño es una ciencia exacta, si nisiquiera la medicina, la arquitectura, ni los d MKT, ni las religiones lo son. Por ejemplo si vas con varios médicos cada uno estudiará tu caso en forma diferente, y si al final coinciden en q por ejemplo tienes cáncer, viene la siguiente etapa q es buscar el tratamiento perfecto. En el cual existen desde oraciones, pasando x pastillitas homeopáticas hasta quimios.

Es ridículo q el dueño o director de una empresa quiera una respuesta absoluta. Lo muestra es la falta de experiencia para resolver un problema.

Le juega al sabelotodo.

0
Reply
0
Labang
Jan 2011

Antes de someterse a la tirnaía del up-grade (cambiar por cambiar), habrá que someterse a la tiranía del mercado, quien a la larga, justifica el hecho de fabricar tales muebles y de que existan diseñadores dispuestos a reencantarlo todo...

0
Reply
639
Raúl Belluccia
Jan 2011

Escribo para aclarar que no me preocupa la diversidad de propuestas para un mismo problema, eso es lógico.

Lo preocupante es que ante dos diseños con idéntica propuesta: mismo símbolo (el cóndor) mismo planteo formal (alta síntesis de silueta plena) mismo nombre (Aerolíneas Argentinas) y muy similar estructura y cromática, las opiniones de profesionales estén tan divididas, cuando es evidente que hay un cóndor mal dibujado, cabezón, falto de armonía y sin reconocimiento de la especie. La subjetividad existe, pero los niveles de calidad también. Y esas dos marcas no están en el mismo nivel.

0
Reply
0
Aleks Garibay
Jan 2011

El se refiere a mejorar la marca de su empresa, lo primero es reafirmar la calidad del producto que ofrece... a qué se refiere con la marca?.. qué espera mejorar, qué parte es ...

0
Reply
0
Julia Irulegui
Jan 2011

Creo que Manuel tiene un problema mucho más grave que el que se plantea. Su problema es que no sabe qué quiere comunicar con su marca. Le falta la base conceptual de su negocio. Si el cliente sabe qué quiere decir, el diseñador puede resolverlo de mil formas distintas y todas pueden ser válidas. Igualmente, coincido con la mayoría, nos falta mucho sostén teórico en esta profesión... A leer y a ver más!!! y así vamos a ser mejores en lo nuestro.

1
Reply
2
Adn Montalvo Estrada
Jan 2011

Excelente «ficción». Da para pensar mejor las opiniones que nos atrevemos a lanzar en este Foro. Gracias por la reflexión Raúl!!!

0
Reply
0
Fx Castellanos
Jan 2011

yo creo que si puede existir una opinión universal en el diseño, y es que si FUNCIONA o no...si responde a las necesidades del cliente,consumidor, etc , donde si nunca nos pondremos de acuerdo es en el GUSTO, para eso hay millones de colores, pero si todos vemos objetivamente el proyecto, nos guste del todo o no...tendremos una opinión universal.

0
Reply
205
Gabriel Meave
Jan 2011

¡Ay! ¿Me atreveré a decirlo? Lo que pasa es que en esta profesión hay muchos... chambones. La neta. Todo el mundo tiene una opinión, pero pocos los conocimientos y habilidades para sustentarla. No basta el estudio y la teoría, el diseñador tiene que tener la HABILIDAD de ejecutar un buen diseño. Y los clientes no lo saben.

Muy buen artículo. Si los médicos fueran como los diseñadores (cruzo los dedos para que no sea así) habría muchos muertos, jajá.

Tenemos que profesionalizarnos, nunca está demás insistir en ésto. Y para los clientes: sólo oigan las opiniones de los que saben de qué hablan.

0
Reply
1
Gerardo Sánchez
Jan 2011

Que personaje tan dubitativo, no sabe bien hacia donde quiere ir por sus declaraciones, demasiado análisis muestra en sus palabras y hechos y sin embargo no puede decidir que es lo mejor por lo menos entre 4 opciones. Ante un personaje así y siguiendo con la trama de la historia, me inquieta saber como ninguno de los profesionales supo venderle su propuesta; el sujeto parece buscar algo que le brinde cierto grado de confianza y nada mas; es un tipo desesperado, una presa fácil (quizás) para quienes tienen «cancha» para convencer y vender.

0
Reply
1
Omar Maldonado Valle
Jan 2011

Si bien es cierto el mercado marca lo final, no se pueden hacer las cosas por sentimientos, hay que profundizar, estudiar y proponer, tomar decisiones, tomar el riesgo. Si deseamos triunfar hay que arriesgar, si solo pienso en ¨ganar¨sin tener la opción de perder, es mejor no hacer nada.

0
Reply
0
Hector Javier Almeida Jr
Jan 2011

Excelente artículo, creo que la única manera de saber la respuesta es sabiendo que opina el mercado meta, al final, ellos son los que deben «responder» a la comunicación que ofrece una marca ^_^

0
Reply
0
Moník Salgado
Jan 2011

Si no hay brief, solo hay «me gusta» o «no me gusta». Imposible saber qué necesitaba Manuel o a dónde quería llegar. Coincido con varias opiniones que van en el mismo sentido.

0
Reply
0
Sergio Velazquez
Jan 2011

Siento que el articulo plasma solo parte de la realidad, sería la diversidad de opiniones hacerca de algo, esto puede pasar en cualquier ámbito, y si tomamos en cuenta que el diseño no es una ciencia exacta, es de esperarse, sería mejor concluir que los diseñadores debiesemos coincidir en los procesos, para lograr los mismos resultados.

0
Reply
0
Ariel Aníbal Franco Romero
Jan 2011

Me sentí como en la barra al lado de estos personajes, muy buen artículo!!!. Siempre comparo el cambio de un logotipo con una cirugía total de rostro, para tus conocidos de hace tiempo ahora pasas por ser un extraño (a simple vista), realmente hay que hacer un análisis a profundidad y fundamentar con sólidos argumentos el cambio y si dentro de esa «estrategia» está contemplado el apoyo económico para todo el proyecto. El cliente debe saber a punta de lapiz la inversión total para la toma de decisión. Partticularmente el cambio sutíl y estratégico de sus propios componentes es un desafío mayor

0
Reply
24
Pier Alessi
Jan 2011

Les diré la diferencia entre la opinión de los médicos y los diseñadores, si entras a un consultorio médico de seguros verás el título detrás de su asiento, si no lo ves, empiezas a dudar de su reputación, si visitas a 600 diseñadores si acaso 10 tendrán el título colgado, en los foros de diseño no tienes que colocar una licencia de diseñador porque no existe una colegiatura, cualquiera pone un cartelito fuera de su casa « se hace diseño gráfico y se decoran tortas», como diría Cantinflas: ¡Allí está el detalle!

0
Reply
0
Dom Alva
Jan 2011

Tambien nunca hay que el olvidar que el diseño es «percepción«e «interpretación», es por esto que existen tantas opiniones tan diferentes como diseñadores existan.

Y excluyendo a los diseñadores todo cliente tambien cuenta con una percepción del diseño. Lo que nos corresponde a nosotros es tratar de convencer a los clientes de que nuestro trabajo es muy profesional, para que no se vean en la necesidad de hacer ellos su logo en algun programa de office.

Muy buen articulo..

0
Reply
2
Luis Crespi
Jan 2011

Muy bueno el artículo. Es cierto que el diseño no es una ciencia exacta, pero si Manuel supiera adonde quiere llegar, es posible que le facilite al diseñador la respuesta. Si solo le preocupa que el color es chillón, mejor que busque uotro que le guste.

Más de una vez sucede que te contratan porque «es lo que corresponde» y eso nos es sano para la marca.

0
Reply
0
Alfonso García
Jan 2011

Aparte de la preocupante falta de teoría que hay en general por parte de los diseñadores o la dificultad que tienen para usarla a la hora de defender las propuestas, también hay otro tema.

¿Es el diseñador el más indicado para hacer un estudio de mercado que le diga al cliente cual es el mejor camino a tomar? No es que no tengamos las herramientas, pero creo que hay gente que se encarga más específicamente de eso (que bien puede ser un diseñador, como Chavez). Así se puede obtener un buen briefing y el trabajo del diseñador queda en la propuesta gráfica para resolver ese problema planteado.

0
Reply
0
Pablo Nicolás Núñez
Jan 2011

excelente artículo Raúl! esto nos demuestra la falta de solidez del discurso que tenemos muchos diseñadores y todo lo que nos falta ponernos de acuerdo, estudiar y teorizar.

0
Reply
2
Luis Alberto Raimundi
Jan 2011

excelente artículo, hay que considerar varios aspectos: es un tema argentino o general, hay particularidades locales que tienen que ver con la formación del profesional consultado, con la intervención errónea del cliente, con la facilidad con que se dice está bien o mal en nuestro ambiente, con la diversidad en la entidades de formación en lo que tiene que ver con el ofrecimiento del servicio del diseñador, con la rapidez que se desea llegar al costo antes de revisar la complejidad de la intervención... es un tema amplio que requiere mayor profundización basados en este gran texto. Sigámoslo.

0
Reply
0
Waldemar Lemanczyk Paz
Jan 2011

El problema en el caso de la aerolíneas, es que solamente se valora el cómo ha quedado la marca visual y técnicamente, no se sabe que hay detras, tan solo se intuye (briefing, posicionamiento de marca, objetivos a corto o largo plazo, aplicativos, etc), por eso esas opiniones a favor y en contra son muy subjetivas y poco reales desde mi punto de vista.

Muchas veces he estado en contra de cómo ha quedado una marca, pero luego al ver su posicionamiento y sus usos he cambiado de idea.

Una buena marca lo es cuando es buena para el target, para el cliente y para el diseñador (en ese orden)

0
Reply
0
Manuel Martinez
Jan 2011

Creo que para lograr desarrollar un buen diseño es imprescindible realizar un buen briefing con el cliente. Averiguar realmente que es lo que desea, con lo difícil que esto es, ya que muchas veces ni lo sabe. Y esta información enfrentarla al mercado en el que compite, para asesorarle sobre qué caminos puede tomar. El debe sentirse ajusto con el «nuevo traje» que vamos a realizar ya que será su uniforme de trabajo diario.

Por mi experiencia, creo que la decisión final suele hacerse con las emociones que despierta nuestro trabajo, que deben ser ajustadas al briefing inicial.

0
Reply
0
Rafael Fausto Ulloa
Jan 2011

Exelente articulo, voy en 4 semestre de la carrera de diseño para la comunicacion grafica y en primero para la creacion de marca paso algo que ya se comento lo que a algunos les agradaba a otros no... recorde mis clases.

Por otra parte me siento un poco confuso tambien ,porque cuento con un pequeño negocio de video y multimedia, mi mercardo es local, cuento con un logo que a mis compañeros a la mayoria no le convence... y se me ha metido a la idea de cambiarlo. mi duda surge en que la «Marca» ya esta siendo reconocia con la «Imagen» actual. y no se si sea el momento justo de cambiarlo antes de que se difunda mas o ya que sea ubicada realizar el cambio...

0
Reply
0
Santiago Cantera
Jan 2011

Esto me trajo a la memoria el iltimo trabajo de marca que realice a fin de 2010, entrevisté al cliente y le consulte por 3 marcas de su agrado. Me dijo Mc Donalds, YPF y Disney. Eso me dio pie para justificar mis propuestas después, de todas formas el aun no estaba de acuerdo. Despues de idas y vueltas llegamos a la conclusion de lo que el percibe como marca no se limita a un logotipo sino que es lo que le significa desde la papeleria hasta la arquitectura, pasando por los uniformes y demas.

Terminó quedandose con una de ellas. Hace un par de dias lo vi y me comento «quedo buena la marca, eh?«

0
Reply
0
Andrés Ocampo
Jan 2011

Muy interesante el artículo, a la vez que un poco preocupante, y no por el mismo gremio del diseño, sino por la suma de posibles clientes que puedan tener el mismo errado concepto de Manuel. Porque hay muchos que se llaman diseñadores sin serlo en realidad; e igualmente se venden muchos «diseños» que tampoco lo son. Algo que no sabremos es si los diseñadores que propusieron tenían, todos, conceptos bien fundamentados y las propuestas eran todas viables; o si por otro lado, no explicaron bien a fondo las bases que tenían sus diseños, suficientemente claro como para convencer al cliente.

0
Reply
0
Walter Balcedo
Jan 2011

Muchas veces nos encerramos en el intercambio de opiniones entre colegas, o personas afines a los medios de comunicación, nada mas enriquecedor, cuando no sabemos que camino tomar, que la opinión de un abuelo o el hijo del vecino. El diseño no es para que te felicite tu profesor u otro diseñador, es para todos.

0
Reply
1
Luis Plaza
Jan 2011

Inicialmente hay que aclarar la definición de problema y establecer el acuerdo con el cliente de que aquel planteamiento interpreta la dificultad que quiere superar, el proceso posterior será más fluido y la solución más efectiva.

0
Reply
0
Walter Morataya
Jan 2011

Una interesante forma de contarlo.

Para mí que este tema del diseño es tan subjetivo como el arte, sólo que en sentido comercial se debe de hallar el intermedio entre racional y artístico.

Si yo fuera el dueño de la empresa no buscaría a alguno en específico sino convocaría a un «pitch» entre diseñadores que coinciden en el «Sí», el «Ni» y el «No» y escogería lo que más se acerque a lo que busco.

0
Reply
0
Milagros Figueroa
Jan 2011

Este tipo de foros nos lleva de nuevo a todos a una clase de la facultad... ¿Cuántas veces colgamos un trabajo en la pared y generó debate? ¿Cuántas de esas veces los tres profesores opinaban lo mismo? ¿No pasa que alguno dice cosas que rescataría que son justo las que no convencen al otro? En el diseño pasa, apsa todo el tiempo. Gran parte de esta carrera es escuchar las críticas, por diferentes que sean, aplicar el propio criterio para la elección de un desarrollo y seguir adelante con eso.

En realidad, lo único equivocado, son las decisiones difusas. Mente clara, proyecto claro.

0
Reply
1
María Alejandra Arce
Jan 2011

La diversidad de opiniones enriquece todas las áreas de la vida! si todos opináramos igual el mundo sería francamente aburrido.

Acerca del mundo de las marcas... la legibilidad, la pregnancia formal y visual, la pertenencia o no al sector, la concordanica de la gráfica con lo objetivos y realidad de la empresa o negocio, son diagnosticables y reveladores. En estos puntos la opiniones deberían acordar por nuestra formación profesional.

El señor Miguel... se pone a investigar por su cuenta dudando de la capacidad profesional de análisis... me reservo el derecho de rechazarlo como cliente!.

0
Reply
1
Alvaro Norambuena
Jan 2011

Opiniones he ideas con respecto a una solución hay muchas. lo que hay que tener claro es que no debemos perder el objetivo del diseño y sin dejar de tomar en cuenta los objetivos, de lo contrario estamos perdidos.

Me lo dijo mi profesor guía.

Muy bueno.

0
Reply
0
Ángel Ronda Cayuela
Jan 2011

Buen debate. Para mí, una marca que no tiene nada que decir puede tener mil logos diferentes. Pero eso sí, cuando una marca tiene bien claro cual es su «mensaje» un buen diseñador debe lograr transmitirlo mediante el logo. Aunque bueno, no me tomen demasiado en serio; es domingo y llevo todo el día durmiendo. Un abrazo a todos!

0
Reply
0
José Luis Martínez Ruiz
Jan 2011

Lo dicho, cuando alguien esta revisando, criticando u opinando a cerca de un diseño ya sea mío o de alguien mas siempre me siento como si estuviera en un evento de patinaje artístico, es tan subjetivo y tiene que ver con las experiencias, expectativas y formas de pensar de cada uno de los observadores, que muchas veces no entendemos cómo es posible que tal o cual diseño haya tenido tan buena o tan mala calificación.

0
Reply
22
Cecilia Salinas
Jan 2011

Es muy revelador que entre diseñadores no sepamos distinguir entre un buen logotipo de otro que no lo es, es lógico que haya cierto rango de subjetividad, pero no tan amplio ni tan divergente. Generalmente las discrepancias se dan por apelar al gusto personal sin tomar en cuenta aspectos de composición visual que son elementales. Al juzgar superficialmente estamos devaluando nuestra propia profesión y por ende nuestros conocimientos. De ahí que Manuel le parezca que los diseñadores solo omitimos opiniones infundadas y en un lenguaje coloquial, así ¿quién invierte en contratar a un diseñador?

0
Reply
0
Hugo Echeverry
Jan 2011

lo bueno del asunto es que el solo cambio de la marca de la aerolínea creó un efecto positivo que era el debate y si no hubiera divergencia de opiniones no lograría nada, el cambio de la marca para la empresa del señor Manuel no está en lo bonito que le parezca a muchos, sino en transmitir la esencia, funcionalidad y diseño

0
Reply
0
Belén L.u.
Jan 2011

Estoy deacuerdo con Facundo! hacia falta un diseñador en la conversacion que acomodara las cosas como debe de ser!. No debe afectarnos este tipo de charlas que hoy dia es comun, pues mucha gente se cree diseñador y cree saber lo que hace falta pero nosotros los que hemos estudiado sabemos realmente cuando un diseño es realmente funcional y causara el resultado buscado!. Y por nuestra experiencia las opiniones varian somos creativos e innovadores y cada uno es unico asi q son suficientes razones para ver tantas opiniones!

0
Reply
9
Alirio García
Jan 2011

Al menos Manuel aun no se plantea hacer el mismo su logo en powerpoint. Excelente articulo!

0
Reply
2
Carlos Martínez
Jan 2011

Creo que es bastante acertado el tratar de poner en la perspectiva del cliente, por otro lado, creo que es una exageración de las divergencias entre diseñadores.

0
Reply
1
Aldo Tonelli
Jan 2011

En verdad a mí también me pasa lo mismo cuando quiero adquirir un servicio, trato de ver opiniones, consultar con conocidos, etc. En cierta forma ante el desconocimiento del tema uno termina eligiendo lo que cree que es lo mejor, a veces equivocándose y otras acertando en la elección.

Me surgen interrogantes: ¿Cómo detectar un buen servicio? o en el caso del ingeniero: ¿qué criterios debería usar para optar por un diseñador bueno? ¿En los premios? ¿En las marcas de renombre con las que ha trabajado? ¡Muy buen artículo! Saludos

0
Reply
77
Alejandro Arrojo
Jan 2011

Creo que Manuel necesita un Psicólogo primero, y luego un diseñador.

No se si el artículo simplemente describe un fragmento de la realidad o pretende señalar lo subjetivo de nuestra profesión como un defecto. Como en cualquier ámbito, hay «buenos» y «malos» profesionales (no me animo a determinar quien es quien, salvo casos extremos), y dentro de los buenos -por ejemplo- vamos a encontrar diferentes soluciones y métodos a un mismo «problema». Esto se puede trasladar a cualquier profesión.

Me adhiero a las opiniones de HUGO SOSA(#51); MARCEL SALINAS (#56) y RAÚL PARIS (#48).

0
Reply
0
Marcel Salinas
Jan 2011

Muy bueno

recordemos que el diseño, tiene entre sus ingredientes:

un poco de arte,un poco de ciencia

un poco de verdad,un poco de mentira

de juego y de seriedad

de óptica refinada y un poco de daltonismo

un poco de cuento,o de novela y un poco marketing empresarial

etc. etc.

entonces en todo ese «guiso» aparecen tantas recetas diferentes como personas.

Ahora en lo que si tengo certezas es que hay

tipografías legibles y otras que cuestan leer

colores que contrastan bien y otros que no tanto

formas que acompañan la marca y otras que la contradicen

creo que ahí está nuestro trabajo como guías

0
Reply
0
Maximiliano Juan del Intento Ortíz
Jan 2011

Hay que tener sentido del humor y mirar nuestros propios defectos.

Terminé de leer y me quedé con una sensación de molestia al ego, al orgullo del diseñador.

Todas las personas con las Manuel se entrevistó, no eran diseñadores, si una descrifra y decodifica lo que Manuel dice, de lo que Manuel quiere, de lo que la marca necesita, y frente a esto realiza un análisis, en concreto, y pauta un lineamiento, podrán haber varias maneras y caminos para realizar el cambio, pero el objetivo final de cambio, no debería ser tan disimil entre una y otra propuesta.

0
Reply
0
Laura Megías
Jan 2011

Me quedé con la duda... ¿La borra del café no tendrá una forma atractiva para actualizar el logo del señor? ... Pienso que es así... Ser diseñador no es ser extraterrestreo, hay que humanizarse lo más posible, crear soluciones para la gente, entender a la gente, hacerla sentir cómoda con las imágenes que representen algo de ellos, de alguna manera, hacer lo que ellos quieren hacer y por el momento no se sienten capacitados... no obstante, me queda el interrogante: ¿Por qué la idea de «logo» como algo permanente, fijo, representativo por perdurar en el tiempo? ¿Las empresas acaso no cambian?

0
Reply
0
Elio Martin
Jan 2011

Es una lotería.

0
Reply
0
Valeria Moreiro
Jan 2011

La verdad estoy un poco en desacuerdo con esta publicación, por lo que interpreto que es algo así como reirse de nosotros mismos como profesionales. La descripta es una situación en la cual nunca jamás ningun diseñador realmente definió un diagnóstico desde lo conceptual, haciendo hincapié en las necesidades de «pepe». Cuando conceptualmente una empresa está por un camino errado, no hay muchas variantes de diagnóstico. Sí millones de resoluciones diferentes. A señores como éste falta instruirlos, lamentablemente, ésa es nuestra tarea, no tratar de ponernos de acuerdo en cómodiseñar un logotipo

0
Reply
1
Hugo Sosa
Jan 2011

Creo que antes hay que definir quien es quien en la cadena: el que contrata o consulta al diseñador no es el cliente, es el comitente. El cliente es a quien va dirigido, por lo que es necesario definir un segmento. El comitente le solicita al diseñador que quiere melones, pero es el diseñador el que definirá como van a ser los melones en función del segmento elegido de los clientes.

0
Reply
0
Dom Papi
Jan 2011

Cool.

0
Reply
0
Alejandra Alemán
Jan 2011

Realmente me llamó mucho la atención la historia, puesto que me recordó a mi jefe de mi anterior empleo (que por su indecisión opte por buscar otro trabajo, y curiosamente tmb era ingeniero), y coincido en que Manuel no sabe lo que quiere, ya que no tiene idea que es lo que busca proyectar y cambiar de su empresa...es ahí donde creo que se debe entrar con un estudio de su empresa, detectar que es lo que su público directo quiere y necesita ver en la imagen de la empresa de manuel, y tmb los futuros potenciales clientes a los que Manuel quisiera alcanzar con su nueva imagen.

0
Reply
0
Raúl París
Jan 2011

Manuel sí sabe lo que quiere. Quiere la voz unificada de los diseñadores, una voz que le dé la absoluta confianza de que su nuevo logotipo será eficaz, porque se elaborará bajo los templados conceptos del mundo del diseño... Manuel cree que como en toda profesión (¡es un artesano!) el diseño tiene lugares comunes, reglas claras y paradigmas indiscutibles. Si le pregunta a su público objetivo encontrará el mismo 50-50. Manuel pregunta por los ordenadores del universo, Manuel cree que la ley de la oferta y la demanda funciona igual que la de la gravedad. Manuel se merece otra palmada de Pepe.

0
Reply
0
Andrea Alfaro
Jan 2011

Que buena historia ^^, lo que mas me llamo la atención fue lo del lenguaje técnico, creo que esa es una gran verdad, pero como se dice un refrán «la culpa no es del chancho, sino del que le da el afrecho», o sea, si los diseñadores que se dedican a la docencia no emplean un buen vocabulario técnico, dudosamente los alumnos podrán interiorizarse con él.

Con respecto a la historia, los diseñadores jamas estaremos del todo de acuerdo, ya que todos pensamos distinto, por lo que llegaremos a distintas soluciones para un mismo problema, lo que nunca hay que perder es el sentido del diseño.

0
Reply
9
Gisela Giardino
Jan 2011

Un cliente así es un potencial problema. Yo, como comunicadora, no puedo saber a dónde vos querés ir, yo puedo ayudarte a llegar ahí e incluso a despejar tus propias contradicciones. Pero si vos, cliente, no sabés a dónde vas, nadie te va a dar una solución correcta. Este hombre será ingeniero pero no tiene la menor idea de lo que llevar concebir una idea... es bastante grave. Como la cita de Alicia en el País de las maravillas... «Qué caminio debo tomar? - pregunta ella. El gato responde: Todo depende de dónde quieras ir. - No sé a dónde voy. - Entonces no importa qué camino tomes».

0
Reply
0
Yimer Anderson Morillo Marroquin
Jan 2011

el señor se esta guiando por una orientación profesional pero no a indagado con su publico objetivo que es por ultimo el consumidor, y quienes tienen la ultima palabra en si se debe cambiar la marca y como seria la aceptación del publico y los clientes.

0
Reply
0
Juan Galazzi
Jan 2011

Es interesante la conclusion que sacan como exteriores a los profesionales del diseño, es decir, es claro que compartimos el nombre de diseñadores, pero cada uno con su gracias y particular libro, hasta su propia conclusion final del tema;

Lo ideal es obtener de varias opciones una conclusion y siempre seguir la postura del cliente, con nuestra eficas ayuda tecnica y proyectual.

0
Reply
0
Bruna Abbot
Jan 2011

Belluccia, me parece increíble lo que cuentas.

Ese señor no quiere cambiar nada, y con esos clientes no vale la pena gastar tiempo.

Tú tampoco habrías desperdiciado ni un minuto

Me parece un artículo vacío

Porque un diseñador tiene otros argumentos

0
Reply
0
Santiago Soler
Jan 2011

Luego de leer el articulo y leer varias opiniones, llegue a la conclusión de que Manuel no sabe lo que quiere. Antes de querer cambiar su marca, debe saber porqué quiere cambiarla. Vamos gente... me van a decir que es tarea del diseñador decirle al cliente porque tiene que querer cambiar su marca? Una cosa es el asesoramiento técnico y proyectual (respecto a la identidad toda) que debemos brindar, y otra cosa son las convicciones propias del cliente acerca de como debe marchar su negocio. Manuel parece un tipo inseguro. No pudo elegir UNA de entre 4 propuestas porque eran «distintas»? Raro no?

0
Reply
1
Facundo Abbiatti
Jan 2011

No creo que afecte a los diseñadores, en realidad no tendría que afectar a ninguno viniendo de una persona ignorante en la materia. Que un cliente encasille a los diseñadores no afecta mientras y cuando se le explique adecuadamente su rediseño.

En cuanto a la dicersidad de opiniones entre diseñadores, piesno que cada uno sabe muy bien cuando un logo es funcional, usable y aplicable.

Tomo la nota como una charla de café en la que faltó un diseñador que ubique las cosas correctamente.

0
Reply
0
Elodia Castellanos
Jan 2011

Es cierto todo este artículo se puede llevar a lo cotidiano en cualquier país y el problema persiste, no eliminamos la angustia del cliente, en realidad no indagamos lo suficiente y estamos dando soluciones antes de tiempo. Y soluciones en ocasiones muy drásticas, era solo percibir la apreciación y el estilo de esa persona que no se sentía del todo conforme con su marca, era darle una refrescada y nada más, pero nos creemos los super especialistas. Agradezco a varios clientes por ponerme los pies en el suelo y aprender de ellos cada día.

0
Reply
0
Max Alex Parada Borquez
Jan 2011

Mi experiencia personal en el desarrollo de marca, me llevo a hacerme muchas veces estas preguntas. Por mi parte encontré un desarrollo más eficiente y mucho más objetivo en un diseño conectado al comportamiento de consumo. Las marcas son conjuntos de valores que tienen significado y significancia, lo cual ya no es una discusión gráfica, formal o cromática, si no más bien, semiótica, psicológica, sociológica y hasta antropológica, por lo cual todo lo que subyace a ella es lo que realmente tiene contenido e importa al momento de diseñar. La marca es la génesis de la estrategia corporativa.

0
Reply
0
Paco Zaragoza
Jan 2011

Nunca he considerado al logo tan importante si no está acompañado de un gran esfuerzo en el resto de la imagen corporativa. Ahí por ejemplo el ejemplo de Ikea, con un logo incluso desagradable y en cambio una identidad impecable. Si el mejor diseñador crea el mejor logo (pensando en el target del cliente claro, no en premios ni si quedará muy guays en su portfolio) para que luego el empresario le pida el jpg para que la secre ponga en logo deformándolo en su Word e imprima las facturas en su impresora doméstica de cabezales roñosos... ese logo está «apañao»...

0
Reply
0
Israel Alanis
Jan 2011

Excelente artículo Maestro, es una realidad que la forma de llegar a una imagen es muy muy diversa, pero como dice Fernando Carcamo, existen muchos caminos, y bonitos o no el que tiene mejor resultado es el adecuado y nuestra crítica debería inclinarse hacia resultados y no del todo a la estética, sino allí está la alcachofa de Chanel de hace 10 años, pero funciona :p.

Saludos desde México.

0
Reply
1
Sebastian Perez
Jan 2011

Pobre. Al igual que pobres nosotros cuando queremos contratar algo de lo que no tenemos la menor idea: abogado, médico, técnico de PC. Hay temores, incertidumbres. En general pedimos recomendación, y sino... es difícil.

Quizás Manuel debiera pedir que le expliquen los diseñadores qué significa realmente rediseñar una marca, qué hace falta hacer y cuál es el fundamento de todo, y analizar otros casos. Eso descartaría a varios: los que dudan o no se saben explicar o a los que no se les entiende. Hay buenos y hay malos profesionales (para todo).

Pobre, porque no sabe qué es lo que está bien.

0
Reply
0
Adriana Sanchez
Jan 2011

Me parece muy interesante la manera en que este artículo toca esta temática, nos invita a salirnos un poco de nuestra «lógica» de diseñadores y ponernos en los zapatos de nuestros clientes. Y aunque es verdad que existen muchas empresas y productos cuya marca o identidad definitivamente se deben replantear, también es cierto que cada diseñador va a tener una propuesta diferente y que la posición por parte de nosotros ante una nueva alternativa también va a diferir. Pero al final de cuentas lo que realmente importa es el mercado y para esto existen las encuestas, focus groups, etc.

0
Reply
0
Carlos Romero
Jan 2011

Considero que los profesionales del diseño tenemos que separar nuestras opiniones sobre nuestro gusto personal a la hora de analizar, en este caso, un logo. Eso nos dará credibilidad en gente que también es profesional en otro género y que subestima nuestra profesión creyendo que bajando un template o contratando adolescentes que tienen una «compu» pensando que por 2 pesos, van a poder hacer nuestro trabajo.

0
Reply
0
Victor Higuera
Jan 2011

Triste pero verdadero la mala talla en las negociaciones :(

Coincido, deben distinguir tambien que hay buenos y malos como en todas las profesiones en vez de vernos como «SI, NI y NO«

0
Reply
1
Antonio Quintero
Jan 2011

Epa Manuel! Por fin, cambiaste de logo? No? pero que pasó? Pasáte por el Estudio y conversanmos el asunto, no te des mala vida pibe, mirá que la competencia es fuerte, digo, entre los diseñadores, viste? Lo que quieren es cambiarte todo y no te entienden, tenes quince años con la marca y van a decirte que la cambies! que boludos! Primero: a quien le queres vende los tauretitos y repisitas esas, luego, tenes que inverti pibe, sin publicidad no se venden coches. Ahora pasáte, que ese logo lo que necesita es cariño y desempolválo, viste? que por menos de 600 caracteres no te cobro nada, mira IKEA

0
Reply
1
Fabian Trigo
Jan 2011

El relato comienza con Manuel «preocupado porque le parece que tiene que mejorar la marca de su empresa». Eso es muy interesante, digo el «presupuesto» y no la ʼcertezaʼ de la necesidad de cambio. El querido Manuel no ha llegado a la conclusión del cambio luego de un estudio o análisis, ni está dispuesto a pagar un honorario elevado por algo tan importante en la construcción de valor de su empresa, es decir le resta importancia al cambio que tanto le preocupa... un mal comienzo para Manuel. Un buen logo resultará de un enfoque certero, y luego siempre habrá una opinión por cada espectador.

0
Reply
0
Adrian González
Jan 2011

pues al final de cuentas, lo que necesito Manuel (sin saberlo) fue la opinión de alguien cercano para entender que si necesita un cambio en su imagen corporativa; como sucede en todo diseño (por lo general en México) la gente desconfia que un diseñador sirva en realidad para hacer un cambio muy genérico a una marca, piensan que: ¿que caso tiene pagarle mucho $$$ a alguien que hará dibujitos?, creo que todo es alterno y relativo, pues cuanto mas y mejor te vendes, mas tiempo y personas tienen que decidir (por parte del cliente) si aceptaran o no la propuesta.

0
Reply
0
Gonzalo Torres
Jan 2011

Muy entretenido el cuento, me gustó. Buena letra la suya maestro. El problema de Manuel, y entendiendo muy de afuera su psicología, es que debe enfrentar situaciones similares con los modelos de muebles. No hay recetas en el diseño, lo que funciona para una marca, no es solución para otra. Aunque copie. El tema de la marca no es sólo competencia del diseño.

Lo lindo del cuento es que plantea una realidad, y que no es la preocupación de Manuel. Lo mal negociadores que somos los diseñadores. Nos manejan tanto el precio, los alcances del trabajo y el tiempo. Y es fácil, según Manuel.

0
Reply
6
Aura María Cifuentes Montalvo
Jan 2011

Para ejecutar una propuesta o un rediseño de logo, siempre debe realizarse previamente un análisis de mercado. Es éste el que realmente nos otorga bases para argumentar porque un logo es funcional o no.

Con todo respeto me parecio mas una crítica a la profesión que a los profesionales.

0
Reply
0
Sebastián Maffioletti Opazo
Jan 2011

Entretenido tema.

Considero que quienes basan sus diseños en los gustos, están errando el camino y deberían dedicarse al «arte visual». El diseño gráfico, DEBE estar 100% orientado a un objetivo que se plantea en el requerimiento del «problema comunicacional». Y al igual que una fórmula matemática, y sin importar los gustos, si los objetivos se cumplen el diseño cumple. A su vez esto permite un abanico inmenso de posibilidades que cumplen con lo solicitado, propio de cada diseñador, inclusive de su estilo de vida.

Entendamos, que en todo orden de cosas, los gustos son universalmente propios

0
Reply
1
Ivan Saes
Jan 2011

Creo que el punto uno ante un nuevo cliente siempre es dedicarle algo de tiempo a la pedagogía del diseño. Tiene que confiar en su diseñador...

«Mejor» y «Peor» no deben parecerse a «me gusta más» y «me gusta menos». Tienen que estar basados en argumentos de necesidades y objetivos. Si el diseño consigue funcionar cumpliendo sus objetivos..., es un buen diseño.

0
Reply
50
Agustín Azuela
Jan 2011

Creo que existen dos puntos de vista muy claros, el enfoque creativo es obvio que va a encontrar soluciones diferentes en cada caso, para esos somos diseñadores. Desde el enfoque de aplicación de intenciones de comunicación el que debe tener claro hacia donde va y con que mercado debe estar en contacto es el cliente. Creo que todo estriba en la falta de conocimiento de muchos clientes de su empresa y las necesidades de comunicación que tienen. El diseñador debe interpretar esas necesidades.

0
Reply
1
Hugo Osorio
Jan 2011

En todas las disciplinas hay soluciones divergentes, por ejemplo, invierto en dólares o no invierto, diversos profesionales me darán diferentes enfoques, y posibles soluciones diametralmente opuestas. Sin embargo, lo que hay que tener en cuenta son los objetivos y el análisis de cada proyecto, ese es el secreto para saber si la solución es la más acertada.

0
Reply
7
Jorge Reares
Jan 2011

Estimado Belluccia, considero muy ameno la presentación del tema. Usted, además de Creativo, es un muy buen redactor y me animo a decir que quizá guarde algun cuento corto en algún cajon, sin animarse a publicarlo. EN la cuestión tratada falta completar informacion respecto de la situacion de Manuel, a saber: Manuel tiene definido cual es su poscionamiento en el mercado? tiene definido cuales son sus metas comerciales? quiere re-inventar su negocio? en definitiva realizo su nuevo plan de negocios definiendo oportunidades fortalezas y debilidades? Entregó un breef idéntico a cada Diseñador?

0
Reply
0
Flor de Río Balladares Rail
Jan 2011

Un cambio de imagen marca, es el efecto de mala gestión organizacional cambio de rubro o vejes marcaria, entre otras., y un análisis, de que se debe y como cambiar, se da, después de hacer una seguidilla de análisis F.O.D.A., de la mano de un cliente. Pues, lo que resulte de ello, será la nueva estrategia para la Identidad Corporativa, del señor del café. Cabe destacar para el artículo, que se deteriora la reputación de nuestra profesión, por diseñadores carentes de profesionalismo y responsabilidad comunicacional, coherente entre la necesidad de la empresa, propuesta conceptual y forma final.

0
Reply
0
Paola Haro Garcia
Jan 2011

jejeje... me ha hecho reir, con la critica indirectamente directa, jejeje, porque muchas veces utilizamos un lenguaje muy simple y en cuestion de la negociación economica llegamos a desvalorizar nuestro trabajo.

Retomando el tema «principal», considero que como en todo, existen diseñadores malos y buenos, por eso existen opiniones diferentes.

0
Reply
1
Antonio Quintero
Jan 2011

Deberíamos convocar a Manuel a este foro, antes que se pegue un tiro, mande a quemar la empresa o comience a eliminar diseñadores. Vamos a ver el logo Manuel. Que es lo que no les gusta a tus clientes? por que tu crees que no entienden de que va tu marca? si más bien creamos un nuevo posicionamiento? Ahora si quieres renovarte y hacer una suerte de relanzamiento, mira Manuel, eso es como cuando se operan las chicas. . . se pierden un par de semanas y cuando aparecen las ves FRONDOSAS, Rosadas, Fresquitas y con unas pintas nuevas que crees que es otra persona y le dices: pero que te hicistes?!

0
Reply
0
Indra Hernandez Olmos Hernandez Olmos
Jan 2011

creo que en este caso no depende mucho del diseñador, es mas del cliente, si él considera que ya es momento de darle un giro a su marca, hay que hacerlo sabiendo de antemano qué es lo que quiere proyectar con el nuevo logotipo y a su consideración qué le falta o qué le sobra. Ya el diseñador podrá orientarlo y darle su mejor propuesta. El cliente lo aceptará o rechazará depende de cómo le venda la idea el diseñador. Pepe y Manuel comentaban ya al final de esta historia lo que a cada uno le parece: marca antigua, pasada de moda, el color, la letra, esos son puntos claves

0
Reply
29
Mauro Gullino
Jan 2011

es comunicación, ciencia empírica!

ensayos de laboratorio! sondeo de mercado! multitesting!

0
Reply
0
Fernando Carcamo Luna
Jan 2011

Para el dolor de cabeza, puedes tomar, Paracetamol, Aspirina, Diclofenaco, Etodolaco, Fenoprofeno, Flurbiprofeno, Ibuprofeno, Indometacina, Ketoprofeno, Meclofenamato, Meloxicam, Nabumetona, Naproxeno, Oxa.

¿Cual tomarías?, depende?... ese es el punto!

0
Reply
1
Juan Carlos Urrea
Jan 2011

Parece una critica con intención reflexiva, peroaunque yo no opine en ese caso en particular, cabe destacar que la concepción del camino a seguir en la actualización de una marca el cliente es pieza clave, es quien determina que desea transmitir y hasta como le gustaria hacerlo, en el caso de las opiniones de este foro las opiniones y resoluciones de cada diseñador respecto a los temas aqui discutidos son unilaterales, un poco teoricos y bastante subjetivos al perder el norte que el brief y el cliente otorgan.

0
Reply
0
Alberto Rodriguez
Jan 2011

Interesante, pero no entiendo,... ¿es una crítica a la variedad de opinión de los profesionales y estudiantes que opinan en este foro?

0
Reply
0
Martin Suarez
Jan 2011

Creo que indistinto de la capacidad del profesional, cuando se contrata un diseñador es para resolver algo que no saben o pueden resolver por su cuenta, y cuestionarlo sobre algo que no saben o creen saber es el primer error. Hay profesionales buenos y malos como en todos lados, pero yo no voy al médico «y los sufro mucho!!!» y le cuestiono la receta, o a un abogado «porque no se!! no entiendo!!! soy diseñador». Si no esta conforme que busque y entreviste hasta que alguno de ellos concuerde con lo que busca, y si no lo encuentre que lo deje tal cual se encuentra y listo.

0
Reply
0
Juan Ignacio
Jan 2011

Q lindo tema!! podemos estar debatiendo hs! creo q los diseñadores vamos a dar soluciones a los problemas, pero los vamos a encarar siempre por diversos caminos, unos mas ricos en sentido y forma, otros mas pobres y algunos que ni si quiera se acerquen a lo que realmente deberiamos comunicar como resultado final. No comparto la de «buen o mal» diseñador, podemos ser excelentes diseñadores y no resolver el problema d la mejor manera. Es claro que no somos una ciencia exacta, pero en algún punto del proceso de diseño hay coincidencias (comparando trabajos), sin obtener un mismo resultado.

0
Reply
1
Juan Manuel Taraborelli
Jan 2011

Me parece fantástico la opinión de los creadores de ForoAlfa, enriquece muchísimo el debate. Tengamos en cuenta que la conversación se basa en el rediseño de una marca gráfica solamente, y por lo que exponen tal vez necesitarían la participación un poco más activa del empresario, quien conoce a sus clientes y productos que ofrece al mercado. La marca es más que un signo como fue explicado y entendido en el foro. Sabiendo, escuchando y entendiendo la necesidad del dueño los resultados del rediseño estarían más cercanos a lo que necesita.

0
Reply
0
Malejandra Gonzalez
Jan 2011

En mi opinión -y no soy diseñadora- es que en efecto, la vida está llena de «costos de oportunidad», nunca sabremos cuál era la mejor.. al menos que pudieramos viajar al «universo paralelo».

Sin embargo lo divertido es vivir el momento o en su caso.. el diseño.

Aunque cada quien lo vea por su lado el consumidor es el mismo ¿no?.

Propondría un diseño enfocado a lo que realmente quiere el consumidor.

0
Reply
0
Cecilia Catroppi
Jan 2011

Interesante, da mucho que pensar.

¿No es algo en cierto modo inherente al rubro que haya tantos desacuerdos entre profesionales?

Quizás en otros rubros pase algo similar, quizás un médico recomienda aspirina, otro ibuprofeno y otro paracetamol aunque el diagnóstico sea el mismo.

Igual pienso que el principal problema es que se opina sin hacer un análisis del todo honesto: o se critica al diseñador en cuestión sólo porque es muy fácil criticar o se lo alaba porque tiene cierto renombre.

Por suerte la mayoría de las marcas se dirigen a la gente y no a los diseñadores.

0
Reply
1176
Luciano Cassisi
Jan 2011

El problema de este ingeniero, que no sabe detectar cuáles son los buenos profesionales, es el mismo que tenemos todos cuando queremos contratar cualquier servicio. No es algo que suceda exclusivamente con el diseño. Sucede en todas las profesiones. Hay profesionales malos, otros no tan malos, y otros buenos. En general los buenos se equivocan menos que los malos.

Decir que todas las opiniones son válidas y que eso es algo rico o valioso, es equivalente a decir que todos saben muy bien lo que están diciendo y que nadie se equivoca. No es así. No puede ser así en ninguna actividad.

0
Reply
0
Mariana Canals
Jan 2011

Creo que hay un eje fundamental que excede las formas, y es -a mi criterio- la esencia del diseño: estamos hablando de comunicación, de «algo que decir como empresa»; de modo que más allá de la enorme gama de variables a través de las cuales cada diseñador pueda expresar ese decir, habrá que recordar el discurso que estamos sosteniendo, habrá que revisar en primera instancia, dónde está parada esa empresa, de dónde viene y hacia dónde se encamina desde el concepto actual y hacia qué lugar pretende llegar. Si no, estaremos dedicándonos a la superficialidad, donde todo da igual.

0
Reply
0
Sergio Ariel Minutoli
Jan 2011

Nuestro amigo el ingeniero, al presuponer que los diseñadores son doctores, cree que pudo detectar cuál era su problema y entonces que puede encontrar al mejor profesional para «combatir con su enfermedad».

Creo que es un proceso íntimo y de interacción con el diseñador el de una marca (cuando no es un chorizo prefabricado lo que se ofrece o el que se pretende). Manuel tiene que encontrar la persona que potencie, se alinee y retroalimente sus ideas, que las discuta y quizá aporte una nueva mirada, si es diseñador mejor porque tendrá el conocimiento técnico para llevar a buen puerto el proyecto

0
Reply
5
Romulo Moya Peralta
Jan 2011

Simpático artículo y bastante de la vida real.

La cuestión es qué tanto, una marca muy pequeña, puede realmente influir en la vida comercial de una empresa que no tiene visibilidad en medios, y que solo se maneja en un círculo reducido. ¿hace verdareramente una diferncia económica?

0
Reply
6
Alfredo Texis Michicol
Jan 2011

Pues hay una inmensas propuestas en todos en donde algunos si les gusta y otros no, yo creo el que debe de defnir es uno mismo y nosotros como diseñadores debemos de ver sus espetactiva del ciente para que el se sienta orgulloso de nuesro trabajo y si es muy dificil cambiar un logotipo y luego pedir sugerencia alos demas.

saludos.

0
Reply
1
Antonio Quintero
Jan 2011

Me hubiera gustado estar ahí (igual que Raúl en la cola del teatro) pero al otro lado de Manuel. Escuchándolos hablar del problema de Marca, que si lo cambia o no , que los diseñadores esto, lo otro; que todos opinan distinto y opuesto; que los costos que generará; que preguntar es peor, etcétera y etc. De haber estado ahí; le pido para ver la marca que tiene, después de verla y entender porque ninguno piensa igual, le digo que lo que necesita es buscar al que lo hizo y que le devuelva los reales, me brinda una cerveza y que me cuente que es lo que hace, de ahí a los 600 $ sólo falta un pasito

0
Reply
0
Marilyn Sierra
Jan 2011

Somos una inmensa gama de opiniones frente a cualquier aspecto u opinión del diseño, al igual q si le preguntas al de la tienda de la esquina o a la señora del frente; a unos les gusta a otros no, ya sean diseñadores o no.

0
Reply
0
Marco Antonio Martin
Jan 2011

Así mismo las últimas dos líneas demuestran que no solo los diseñadores y creativos somos muy divergentes a la hora de opinar sobre determinado trabajo, sino que también lo es la gente que es externa al diseño. El diseño en sí es divergente, subjetivo y aplicable a miles de situaciones determinadas por ilimitada cantidad de factores. A un mismo problema, 1.000 diseñadores tendrán 1.000 soluciones diferentes, o más.

0
Reply
44
Ivan Abbadie
Jan 2011

Definitivamente es una historia de ficción que si bien se parece a la realidad es mera coincidencia, curiosamente el mensaje de este artículo no es en sí saber lo que es mejor para la obsoleta marca de muebles sino la divergencia que existe entre diseñadores para una misma situación, y es ahí donde veo que esta profesión se enriquece al tener diferentes vertientes de solución y que a pesar de ello varias de esas opciones pueden ser correctas, no hay una sólo opción, lo que debemos acordar es siempre en dar los mejores resultados posibles a nuestros clientes, hacerlo con ética y profesionalismo.

0
Reply

Upcoming online courses

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019