Fines y objetivos del diseño gráfico, diseño industrial, etc.

El diseño ¿tiene fines propios?

Desde sus orígenes, las prácticas y los discursos del diseño han asumido toda clase de «misiones» que serían el objeto de su existencia; casi todas ellas vinculadas al mejoramiento de la calidad de la vida humana.

FOROALFA, autor AutorFOROALFA Seguidores: 678

¿El diseño tiene una serie de misiones superiores? Si es que tiene alguna misión, ¿esta sería de los profesionales que ejercen la profesión o del colectivo del diseño (profesionales, docentes, instituciones vinculadas, estudiantes, etc.)? La pregunta no está de más, porque, ciertos o no, es evidente que siempre que se reflexiona en torno al diseño suele aparecer una serie de fines, siempre nobles, que definen una suerte de moral, una suerte de ética, que los diseñadores deberían compartir y sostener con sus actos, por el solo hecho de ser diseñadores. De ahí que hayamos pensado en reunir diferentes opiniones vertidas en artículos publicados en FOROALFA, para que los lectores puedan comparar y compartir las propias.

«Los fines del trabajo los fija el comitente, que siempre es externo al diseñador (aunque excepcionalmente puedan coincidir en una misma persona, las dos tareas —encargar y diseñar— son esencialmente distintas). Es el cliente quien tiene objetivos propios, y esos fines pueden ser el consumo, la guerra o la huelga general».

«Obviamente la condición de diseñador no exige ser revolucionario, pero implica la pertenencia a un grupo profesional cuya lógica excede lo individual, aún en el disenso».

«Creo que los diseñadores, antes que ser diseñadores, antes de ser profesionistas, creativos, iconoclastas o cualquier otro extravagante título con que nos queramos auto-etiquetar, somos seres humanos, y el diseño debe ser un objeto que refleje humanidad y acerque a las personas unas a otras, haga más fácil la comprensión entre seres humanos y, por supuesto, arranque sonrisas de quienes lo disfrutan y no, simplemente, “lo usan”».

«tampoco creo que los Diseñadores Gráficos con capas de “superhombre” salvaremos al planeta del capitalismo salvaje. Mi pregunta es: ¿nuestra disciplina cobra sentido solo bajo estas reglas de juego? Y lo más importante ¿es nuestra única responsabilidad otorgarle personalidad a un teléfono celular?»

«No existe una entidad llamada “El Diseño” que indique a sus miembros cuáles son los fines sociales a los que deben adherir. [...] El diseñador, cuando trabaja, debe obedecer el pedido de su comitente. [...] Aceptar un trabajo de diseño, no obliga al diseñador a coincidir con los fines del comitente».

«La realidad es que al diseñador sólo se le requiere en una fase muy avanzada del proyecto industrial; cuando éste ya ha sido esbozado teóricamente y, entonces, sólo se espera de él que materialice, de la mejor manera posible, una idea que no es suya. Respetando, eso sí, todas las exigencias prefijadas por los estamentos superiores que ya han delimitado así el destino de este objeto. Esta es la situación real del diseño, estas son las condiciones actuales en que se mueve. Ante tal situación, parece difícil que el diseñador pueda tener un papel importante en un movimiento progresista del diseño; ni parece que pueda existir tal movimiento mientras aquellos que tienen efectivamente el poder de decisión en la estructura industrial, no se interesen por una auténtica política progresista de los productos industriales y favorezcan más bien la proliferación incontrolada de los mismos».

«esta disciplina creativa aún no ha asumido el papel que le corresponde en la sociedad industrial. Y no lo digo yo. Lo decía “lo dice” André Ricard en una columna de opinión que certeramente tituló “De lo festivo a lo productivo”. Decía el maestro que lo que se le pide tanto a una silla como a un exprimidor es que “únos facilite y simplifique la vida aportándonos comodidad”. Y puede que eso sea suficiente para muchos diseñadores. No para mí. Creo firmemente que el diseño tiene que asumir el papel que le corresponde en la sociedad, y ese rol va más allá de su utilidad primaria. El diseño tiene que aportar valores añadidos. Tiene que mejorar lo preexistente. Y eso nos incluye también a nosotros. Es importante educar a la sociedad “educarnos” en la utilización de recursos y materias primas renovables y con un bajo impacto medioambiental. Es necesario fomentar el crecimiento sostenible. Reorientar la filosofía de usar y tirar hacia la de reutilización. Y todo eso lo podemos hacer nosotros: los diseñadores».

Queda planteado el debate. ¿Y tu qué opinas?

¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
11
Votos:
10

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo El diseño ¿tiene fines propios?

Publicado el 01/07/2005

Descargar PDF

Ilustración principal del artículo ¿Qué es el diseño?
¿Qué es el diseño? Diferentes visiones sobre el concepto de diseño, cuál es el significado de diseño, qué es diseñar y la definición de diseño.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Fernando Fraenza
6
Mar. 2012

Si, desde luego, tiene fines propios, no se disuelve puramente en los fines de su comitente. Pero lo más importante es analizar articuladamente esos fines o proyectos: (1) del comitente para con el hacer del consumidor; (2) del diseñador para con el hacer del comitente, en su propio beneficio, (3) del diseñador para con la humanidad (usuarios), como ciudadano; (4) del diseñador, asociado a su comitente, para con el hacer consumidor; (5) del diseñador para con el hacere y el creer de sus colegas y del mundo del diseño.

0
Retrato de Katia Esqueda Berumen
0
Oct. 2010

El diseño y el diseño gráfico tienen fines específicos; previamente deben de cubrir objetivos. El fin de diseño gráfico es la resolución a una problemática cuyo medio es de índole visual y origen lingüístico. Es decir resolver la dificultad expuesta por un cliente; a través del análisis de varias fuentes de información, interpretamos y codificamos a un canal visual con un medio impreso o audiovisual en un lenguaje fácil de interpretar por el receptor a quien irá dirigido.

0
Logotipo de Pepe Ramos
4
Pepe Ramos
May. 2010

El diseño (o diseñador) no sólo puede ser un instrumento más de algún proceso, el diseñador, es parte de la gestión creativa, busca, analiza, investiga, compara y responde a un contexto. El diseño va re definiendose y quienes asumimos esta disciplina vamos nutriendonos de manifestaciones multi disciplinarias q nos llevan a ser cabeza y direccionar los fines del diseño.

0
Retrato de Analía Antenucci
1
Nov. 2009

Evidentemente no tiene fines propios en la actualidad. Respecto a lo que apunta Belluccia, que «Es el cliente quien tiene objetivos propios, y esos fines pueden ser el consumo, la guerra o la huelga general», si bien ractifico que esto es (parcial y hasta simplistamente) cierto, agrego que es además «tristemente» cierto. El diseñador funciona como un mero técnico comunicacional, si se quiere, sin compromiso hacia lo que hace, más allá de lo estrictamente laboral. ¿Es esto a lo que aspiramos como profesionales y seres en sociedad?

0
Retrato de Ana Yago
17
Jul. 2009

«esta disciplina creativa aún no ha asumido el papel que le corresponde en la sociedad industrial. Y no lo digo yo. Lo decía "lo dice" André Ricard en una columna de opinión que certeramente tituló "De lo festivo a lo productivo". Decía el maestro que lo que se le pide tanto a una silla como a un exprimidor es que "únos facilite y simplifique la vida aportándonos comodidad». Y puede que eso sea suficiente para muchos diseñadores. No para mí. Creo firmemente que el diseño tiene que asumir el papel que le corresponde en la sociedad, y ese rol va más allá de su utilidad primaria. El diseño tiene que aportar valores añadidos. Tiene que mejorar lo preexistente. Y eso nos incluye también a nosotros. Es importante educar a la sociedad "educarnos" en la utilización de recursos y materias primas renovables y con un bajo impacto medioambiental. Es necesario fomentar el crecimiento sostenible. Reorientar la filosofía de usar y tirar hacia la de reutilización. Y todo eso lo podemos hacer nosotros: los diseñadores».

Del artículo Los domingos huelen a pollo asado

1
Retrato de André Ricard
503
Jul. 2009

«La realidad es que al diseñador sólo se le requiere en una fase muy avanzada del proyecto industrial; cuando éste ya ha sido esbozado teóricamente y, entonces, sólo se espera de él que materialice, de la mejor manera posible, una idea que no es suya. Respetando, eso sí, todas las exigencias prefijadas por los estamentos superiores que ya han delimitado así el destino de este objeto. Esta es la situación real del diseño, estas son las condiciones actuales en que se mueve. Ante tal situación, parece difícil que el diseñador pueda tener un papel importante en un movimiento progresista del diseño; ni parece que pueda existir tal movimiento mientras aquellos que tienen efectivamente el poder de decisión en la estructura industrial, no se interesen por una auténtica política progresista de los productos industriales y favorezcan más bien la proliferación incontrolada de los mismos».

Del artículo La función social del diseño 2

1
Retrato de Raúl Belluccia
929
Jul. 2006

«No existe una entidad llamada “El Diseño” que indique a sus miembros cuáles son los fines sociales a los que deben adherir. [...] El diseñador, cuando trabaja, debe obedecer el pedido de su comitente. [...] Aceptar un trabajo de diseño, no obliga al diseñador a coincidir con los fines del comitente».

Del artículo La función social del diseño

0
Retrato de Sebastián Sumbre
4
May. 2006

«tampoco creo que los Diseñadores Gráficos con capas de “superhombre” salvaremos al planeta del capitalismo salvaje. Mi pregunta es: ¿nuestra disciplina cobra sentido solo bajo estas reglas de juego? Y lo más importante ¿es nuestra única responsabilidad otorgarle personalidad a un teléfono celular?»

Del artículo No a la identidad

0
Retrato de Manuel Carrillo Abogado
3
Mar. 2006

«Creo que los diseñadores, antes que ser diseñadores, antes de ser profesionistas, creativos, iconoclastas o cualquier otro extravagante título con que nos queramos auto-etiquetar, somos seres humanos, y el diseño debe ser un objeto que refleje humanidad y acerque a las personas unas a otras, haga más fácil la comprensión entre seres humanos y, por supuesto, arranque sonrisas de quienes lo disfrutan y no, simplemente, “lo usan”».

Del artículo Diseño para las masas

0
Retrato de Guillermo Brea
188
Nov. 2005

«Obviamente la condición de diseñador no exige ser revolucionario, pero implica la pertenencia a un grupo profesional cuya lógica excede lo individual, aún en el disenso».

Del artículo Más problemas, menos dilemas

0

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

30 horas (aprox.)
1 julio

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología...

20 horas (aprox.)
1 julio