Diez cosas que aprendí

Comparto algunas cosas que aprendí a lo largo de los años, que tienen mucho que ver con lo que hacemos los diseñadores.

Milton Glaser New York
Followers:
536
Comments:
52
Votes:
232
Compartir:

1. Sólo puedes trabajar para gente que te agrada.

Es una regla curiosa que me llevó mucho tiempo aprender porque, de hecho, en los inicios de mi práctica sentía lo contrario. Ser profesional requería que no te gustara particularmente la gente para la cual trabajabas, o al menos que mantuvieras una relación distante, lo que significaba no almorzar con los clientes ni tener encuentros sociales. Hace algunos años me di cuenta de que lo opuesto era verdad. Descubrí que todo el trabajo valioso y significativo que había producido, provenía de relaciones afectivas con los clientes. No estoy hablando de profesionalismo; estoy hablando de afecto. Estoy hablando de compartir con el cliente algunos principios comunes. Que de hecho tu visión de la vida sea congruente con la del cliente. De otro modo la lucha es amarga y sin esperanzas.

2. Si puedes elegir, no tengas un empleo

Una noche estaba sentado en mi auto fuera de la Universidad de Columbia, donde mi esposa Shirley estudiaba antropología. Mientras esperaba escuchaba la radio y oí a un periodista preguntar: «Ahora que llegó a los setenta y cinco, ¿tiene algún consejo para nuestra audiencia sobre cómo prepararse para la vejez?». Una voz irritada dijo: «¿Por qué últimamente todos me preguntan sobre la vejez?». Reconocí la voz de John Cage. Estoy seguro que muchos saben quién fue —el compositor y filósofo que influenció a gente como Jasper Johns y Merce Cunningham y al mundo de la música en general. Apenas lo conocí y admiré su contribución a nuestro tiempo. «Sabes, no se cómo prepararme para la vejez», dijo. «Nunca tuve un empleo, porque si tienes un empleo, algún día alguien te lo sacará y entonces no estarás preparado para la vejez. Para mi ha sido lo mismo cada día desde los doce. Me levanto a la mañana y trato de darme una idea de cómo llevar el pan a la mesa hoy. Es lo mismo a los setenta y cinco: me levanto cada mañana y pienso cómo voy a llevar el pan a la mesa hoy. Estoy excelentemente bien preparado para la vejez».

3. Alguna gente es tóxica, mejor evitarla

(Este es un apartado del punto 1) En los sesenta había un hombre llamado Fritz Perls que era psicólogo gestáltico. La terapia Gestalt, derivada de la historia del arte, propone que debes comprender el «todo» antes de los detalles. Lo que debes observar es la cultura entera, la familia completa, y la comunidad, etc. Perls proponía que en todas las relaciones la gente puede ser tanto tóxica como enriquecedora entre sí. No es necesariamente cierto que la misma persona será tóxica o enriquecedora en todas sus relaciones, pero la combinación de dos personas puede producir consecuencias tóxicas o enriquecedoras. Y lo importante que puedo contar es que hay un test para determinar si alguien es tóxico o enriquecedor en su relación contigo. Aquí va el test: tienes que pasar algún tiempo con la persona, así sea tomar un trago, ir a cenar o ir a ver un juego deportivo. No importa demasiado, pero al final observa si te sientes con más o menos energía, si estas cansado o si estás fortalecido. Si estas más cansado, entonces te han envenenado. Si tienes más energía, te han enriquecido. El test es casi infalible y sugiero usarlo toda la vida.

4. El profesionalismo no alcanza, o lo bueno es enemigo de lo genial

Cuando comencé mi carrera quería ser profesional. Esa era mi aspiración porque los profesionales parecía saber todo —sin mencionar que además les pagan por eso. Más tarde, después de trabajar un tiempo, descubrí que el profesionalismo en si mismo era una limitante. Después de todo, lo que profesionalismo significa en la mayoría de los casos es «reducción de riesgos». Así, si quieres arreglar tu auto vas a un mecánico que sepa como lidiar con el problema que tiene. Supongo que si necesitas cirugía del cerebro no querrás tener cerca a un doctor tonto inventando una nueva forma de conectar tus terminaciones nerviosas. Por favor hazlo de la forma que ha funcionado bien en el pasado.

Desafortunadamente nuestro campo, el así llamado creativo (odio esa palabra porque se suele usar mal, odio el hecho de que se la use como sustantivo, ¿te imaginas llamar a alguien creativo?), cuando haces algo en forma recurrente para reducir riesgos o lo haces de la misma forma en que lo has hecho antes, se vuelve claro por qué el profesionalismo no es suficiente. Después de todo, lo que ser requiere en nuestro campo, más que cualquier otra cosa, es la transgresión continua. El profesionalismo no da lugar a la transgresión porque ésta incluye la posibilidad de error, y si eres profesional tu instinto te dicta no fallar, sino repetir el éxito. Entonces el profesionalismo como aspiración de vida es una meta limitada.

5. Menos no necesariamente es más

Al ser hijo del modernismo escuché este mantra toda mi vida: «menos es más». Una mañana, antes de levantarme, me di cuenta de que era un sinsentido total, un asunto absurdo y bastante vacío. Pero suena importante porque contiene dentro de sí una paradoja resistente a la razón. Sin embargo no funciona cuando pensamos en la historia visual del mundo. Si observas una alfombra persa, no puedes decir que menos es más porque te das cuenta de que cada parte de esa alfombra, cada cambio de color, cada cambio de forma es absolutamente esencial para su calidad estética. No se puede probar de ninguna manera que una alfombra lisa es superior. Lo mismo con el trabajo de Gaudí, las miniaturas persas, el art nouveau y muchas otras cosas. Tengo una máxima alternativa que creo que es más apropiada: «suficiente es más».

6. El estilo no es confiable

Creo que esta idea se me ocurrió por primera vez cuando miraba una maravillosa acuarela de un toro de Picasso. Era una ilustración para un cuento de Balzac llamado «La obra maestra desconocida». Es un toro expresado en doce estilos diferentes, desde una versión muy naturalista a una abstracción reducida a una simple línea, con todos los pasos intermedios. Lo que surge con claridad al observar este impreso es que el estilo es irrelevante. En cada uno de esos casos, desde la abstracción extrema al naturalismo fiel, todos son extraordinarios más allá del estilo. Es absurdo ser leal a un estilo. No merece tu lealtad. Debo decir que para los viejos profesionales del diseño es un problema, porque el campo está manejado más que nunca por intereses económicos. El cambio de estilo suele estar ligado a factores económicos, como todos los que leyeron a Marx saben. También se produce cansancio cuando la gente ve demasiado de lo mismo todo el tiempo. Entonces, cada diez años más o menos se produce un cambio estilístico y las cosas se vuelven diferentes. Las tipografías van y vienen y el sistema visual cambia un poco. Si tienes años de trabajo como diseñador tienes el problema esencial de qué hacer. Quiero decir, después de todo, has desarrollado un vocabulario, una forma que te es propia. Es uno de los modos de distinguirte de tus pares y establecer tu identidad en el campo del diseño. Mantener tus creencias y preferencias se vuelve un acto de equilibrio. La duda entre perseguir el cambio o mantener tu propia forma distintiva se vuelve complicado. Todos hemos conocido casos de ilustres médicos cuyo trabajo repentinamente se pasó de moda o, más precisamente, se quedó en el tiempo. Y allí hay historias tristes como la de Casandre, indiscutidamente el más grande diseñador gráfico de la década del 20 del siglo XX, que no pudo ganarse la vida en sus últimos años y se suicidó.

7. En la medida en que vives, tu cerebro cambia

El cerebro es el órgano más activo del cuerpo. De hecho es el órgano más susceptible de cambiar y regenerarse de todos los órganos. Tengo un amigo llamado Gerard Edelman que es un gran erudito en estudios del cerebro, que dice que la analogía del cerebro con la computadora es lamentable. El cerebro es más como un jardín silvestre que constantemente está creciendo y esparciendo semillas, regenerándose, etc. Y él cree que el cerebro es susceptible —en una forma de la cual no somos totalmente concientes— a toda experiencia y a todo encuentro que tengamos en nuestra vida.

Me fascinó una historia en un periódico hace pocos años acerca de la búsqueda del oído absoluto. Un grupo de científicos decidió que descubriría por qué alguna gente tiene oído absoluto. Son los que pueden escuchar una nota con precisión y replicarla exactamente en el tono correcto. Alguna gente tiene un oído muy fino, pero el oído absoluto es raro incluso entre los músicos. Los científicos descubrieron —no sé cómo— que en la gente con oído absoluto el cerebro era diferente. Ciertos lóbulos del cerebro habían experimentado algún cambio o deformación recurrente entre quienes tenían oído absoluto. Esto fue suficientemente interesante en sí mismo, pero entonces descubrieron algo aún más fascinante: si tomas un grupo de niños de cuatro o cinco años de edad y les enseñas a tocar el violín, luego de unos años algunos de ellos habrán desarrollado el oído absoluto, y en todos esos casos su estructura cerebral habrá cambiado. Bien… ¿qué podría significar eso para el resto de nosotros? Tendemos a creer que la mente afecta al cuerpo y el cuerpo afecta la mente, pero generalmente no creemos que todo lo que hacemos afecte el cerebro. Estoy convencido de que si alguien me gritara desde el otro lado de la calle mi cerebro podría ser afectado y mi vida podría cambiar. Es por eso que mi madre siempre decía: «no te juntes con esos chicos malos». Mamá tenía razón. El pensamiento cambia nuestra vida y nuestro comportamiento.

También creo que el dibujo funciona de la misma manera. Soy un gran defensor del dibujo, no por haberme convertido en ilustrador, sino porque creo que el dibujo cambia el cerebro de la misma forma en que encontrar la nota correcta cambia la vida de un violinista. El dibujo te vuelve atento, te hace prestar atención a lo que ves, lo cual no es tan fácil.

8. La duda es mejor que la certeza

Todo el mundo habla siempre de tener confianza, de creer en lo que haces. Recuerdo una vez en clase de yoga, el profesor dijo que, espiritualmente hablando, si tu crees que has alcanzado la iluminación apenas has alcanzado tus límites. Pienso que es verdad en un sentido práctico. Las creencias profundamente arraigadas de cualquier tipo evitan que te abras a experimentar, y es por eso que encuentro cuestionable a toda posición ideológica sostenida con firmeza. Me pone nervioso cuando alguien cree demasiado en algo. Ser escéptico y cuestionar toda convicción arraigada es esencial. Por supuesto hay que tener clara la diferencia entre escepticismo y cinismo, porque el cinismo es tan restrictivo a la propia apertura al mundo como las convicciones apasionadas: son como gemelos. En definitiva, resolver cualquier problema es más importante que tener razón. Existe una sensación de autosuficiencia tanto en el mundo del arte como en el del diseño. Tal vez comienza en la escuela. Las escuelas de arte a menudo comienzan con el modelo de personalidad singular de Ayn Rand, resistiendo a las ideas de la cultura que la rodeaba. La teoría de las vanguardias es que como individuo tu puedes transformar el mundo, lo cual es verdad hasta cierto punto. Uno de los signos del ego dañado es la certeza absoluta.

Las escuelas alientan la idea de no ceder y defender tu trabajo a toda costa. Bien, el asunto es que nuestro trabajo consiste en lograr ponerse de acuerdo. Sólo tienes que saber en qué ceder. La búsqueda ciega de tus propios fines a costas de excluir la posibilidad de que otros puedan tener razón, no tiene en cuenta el hecho de que en diseño siempre lidiamos con una tríada: el cliente, la audiencia y tu mismo. Lo ideal sería que mediante alguna clase de negociación todas las partes ganaran, pero la autosuficiencia suele ser el enemigo. El narcisismo generalmente proviene de alguna clase de trauma de la infancia que no debe profundizarse. Se trata de un aspecto muy difícil en las relaciones humanas. Hace algunos años leí una cosa muy notable sobre el amor, que también aplica a la naturaleza de la relación con los otros. Era una cita de Iris Murdoch en su obituario. Decía: «El amor es el hecho extremadamente difícil de darse cuenta de que el otro, que no es uno, es real». ¡¿No es fantástico?! La mejor conclusión sobre el tema del amor que se pueda imaginar.

9. Sobre la edad

El año pasado alguien me regalo para mi cumpleaños un libro encantador de Roger Rosenblatt, llamado «Ageing Gracefully» (Envejeciendo con gracia). No me di cuenta del título en el momento, pero contiene una serie de reglas para envejecer con gracia. La primera regla es la mejor: «No importa. No importa lo que pienses. Sigue esta regla y agregarás décadas a tu vida. No importa si es tarde o temprano, si estás aquí o allá, si lo dijiste o no, si eres inteligente o estúpido. Si saliste despeinado o calvo o si tu jefe te mira cruzado o tu novio o novia te mira cruzado, si tu estás cruzado. Si consigues o no que te den ese ascenso o premio o casa —no importa». Sabiduría al fin. Entonces escuché un maravilloso cuento que parecía relacionada con la regla número diez: Un carnicero estaba abriendo su negocio una mañana y mientras lo hacía un conejo asomó su cabeza a través de la puerta. El carnicero se sorprendió cuando el conejo preguntó: «¿Tiene repollo?». El carnicero dijo: «Esta es una carnicería, vendemos carne, no vegetales». El conejo se fue saltando. Al día siguiente el carnicero estába abriendo su negocio y el conejo asomó su cabeza y preguntó: «¿Tiene repollo?». El carnicero ahora enojado le respondió: «Escúchame pequeño roedor, te dije ayer que vendemos carne, no vegetales, y la próxima vez que vengas por aquí te voy a agarrar del cogote y clavaré esas orejas flojas al suelo». El conejo desapareció precipitadamente y nada sucedió durante una semana. Entonces una mañana el conejo asomó su cabeza desde la esquina y preguntó: «¿tiene clavos?». El carnicero dijo: «No». Entonces el conejo dijo: «Tiene repollo».

10. Decir la verdad

El cuento del conejo es importante porque se me ocurrió que buscar repollo en una carnicería sería como buscar ética en el campo del diseño. No parece ser el lugar más adecuado para encontrarla tampoco. Es interesante observar que en el nuevo código de ética de la AIGA (American Institute of Graphic Arts) aparece una cantidad importante de información sobre conductas para con los clientes y para con otros diseñadores, pero ni una palabra acerca de la relación del diseñador con el público. Lo que se espera del carnicero es que venda carne que se pueda comer y no mercadería engañosa. Recuerdo haber leído que durante los años de Stalin en Rusia, todo lo que llevaba la etiqueta de «ternera» en realidad era pollo. No me quiero imaginar qué sería lo que llevaba la etiqueta «pollo». Podemos aceptar algún nivel mínimo de engaño, como que nos mientan a cerca del tenor graso de sus hamburguesas, pero cuando el carnicero nos vende carne podrida nos vamos a otra parte. Como diseñadores ¿tenemos menos responsabilidad con nuestro público que un carnicero? Quien esté interesado en matricular el diseño gráfico, debería notar que la razón de ser de una matrícula es proteger al público, no a los diseñadores ni a los clientes. «No hacer daño» es una advertencia a los doctores que tiene que ver con la relación con sus pacientes, no con sus colegas o con los laboratorios. Si fuéramos matriculados, decir la verdad se convertiría en algo más importante en nuestra actividad.

Editor: María Florencia Rodríguez Daniel Buenos Aires
Followers:
536
Comments:
52
Votes:
232
Compartir:

52 Comments

See comments

Parte de la charla de la AIGA (America Institute of Graphic Arts) en Londres, 2001.

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 06/08/2007.

Milton Glaser

More articles by Milton Glaser in Spanish

Idioma:
ES
Title:

Ambigüedad y verdad

Synopsis:

«Hacer las cosas claras». Suena fácil: identificar la audiencia, comprender sus deseos, apelar a sus intereses, eliminar lo irrelevante y favorecer la «comunicación efectiva». Bueno… es posible que no sea tan fácil.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Lo que un diseñador debe ser

Synopsis:

Discurso pronunciado en el encuentro «Leyendas del Diseño» organizado por la AIGA (American Institute of Graphic Arts) en Octubre de 2004.

Share:

You may be interested

Javier Gramajo
Idioma:
ES
Author:

Javier Gramajo

Title:

Definiendo la oferta de servicios de diseño

Share:
Interactions:
Votes:
33
Comments:
24
Followers:
8
Norberto Chaves
Idioma:
ES
Author:

Norberto Chaves

Title:

Diseño y credibilidad del mensaje

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
209
Comments:
34
Followers:
2974
Guillermo Dufranc
Idioma:
ES
Author:

Guillermo Dufranc

Title:

Creatividad y tecnología en packaging

Share:
Interactions:
Votes:
117
Comments:
17
Followers:
395
Lucas Nikitczuk
Idioma:
ES
Author:

Lucas Nikitczuk

Title:

Qué vendemos los diseñadores

Share:
Interactions:
Votes:
83
Comments:
37
Followers:
54
Camilo A. Angulo
Idioma:
ES
Author:

Camilo A. Angulo

Title:

El cuaderno de bocetos permite liberar espacio de memoria del cerebro

Share:
Interactions:
Votes:
12
Comments:
2
Followers:
193
Lorena Garcia Hidalgo
Idioma:
ES
Author:

Lorena Garcia Hidalgo

Title:

¿Por qué el cliente piensa diferente?

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
43
Comments:
21
Followers:
6
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

0
Kattia Briceño
8 weeks ago

Me encantó! Sabios consejos.

0
Reply
0
Claudio Araneda
10/2015

¡ Muy bueno! gracias por traerlo nuevamente como referente, estos viejos son geniales esa libertad y desplante es ¡ refrescante !.

0
Reply
0
Sofia Ganduglia
12/2014

A mi, como a Milton, me pone nerviosa cuando alguien cree demasiado en algo. Pero estas 10 recomendaciones si que valen la pena!

0
Reply
15
Joan Betancur Ibagón
8/2014

Genial el último punto, en ciertos casos triste y verdadero, me agrado sentir como una sonrisa complaciente se me salia disimuladamente mientras asentaba!

gracias!

0
Reply
0
Michael Marín Cabalceta
4/2014

Cada día es una lucha en esta profesión. Me encanta ver que hay bases y pilares sobre los cuales construir tus convicciones.

0
Reply
1
Antonella Cerutti
2/2014

Me encantó leer este artículo ! Muy bueno

0
Reply
0
Marco Gutiérrez
10/2013

La experiencia escrita en una forma muy amena, digerible y con gran contenido!!

0
Reply
0
Monserrat Urdiales
8/2013

Gran artículo, estoy totalmente de acuerdo con la frase de «Suficiente es más». Todo esto visto desde un punto muy experimentado, tanto en el diseño como en las relaciones sociales que involucra el diseño, así como la vida diaria. Las anécdotas fueron una forma muy amena de narrar y hicieron que a lo largo del texto no se perdiera en absoluto, al menos en mi caso, la atención.

0
Reply
0
Ronald Garcia
6/2013

La escuela de la vida.

0
Reply
0
Cecilia Olivera
6/2013

Creo que es brutal. Me gustó mucho leer este artículo.

0
Reply
0
Kevin Mejía
6/2013

Siempre que leo este tipo de artículos, es inspirador, pero más que eso te motiva a llegar aún más lejos, muchas gracias por tu artículo

0
Reply
1
Ulia Va Mor
6/2013

Que agradable articulo o aprendizajes, me gusto mucho que los compartiera sobre todo por que no solo toma en cuenta el ambiente laboral, lo mezcla con su vida social y experiencias de la vida en genera. Alguien no lo tenía que decir, gracias por la lección.

0
Reply
0
Abby Colin
6/2013

...Son de esas cosas que necesitas oír, en un momento crucial de tu vida, siempre pensé que una de las cosas mas importantes es la gente con la que trabajas, de verdad es muy alentador y sobre todo realista, muchas gracias por esta para mi una gran lección.

0
Reply
5
Mariana Altmann
6/2013

Encuentro este artículo inspirador y súmamente útil, me gustó el contenido, la narrativa es muy inteligente, clara y atrapante, me gustaron las anécdotas y la relación oficio-vida cotidiana, celebro la frase «Suficiente es más» Muchas gracias por tu aporte.

0
Reply
0
Luis Cichilitti
3/2013

muchas gracias por compartir esos consejos, serán puestos en práctica.

0
Reply
0
Samantha García
2/2013

Todos y cada uno de los consejos u opiniones llenas de experiencia las tomaré en cuenta, pues aún en el principio de mi iniciación en el trabajo, sé que estas palabras tienen toda credibilidad pues es lo que se vive día con día en esta área. Palabras de reflexión, aprendizaje e indagación. En lo personal los puntos 1 y 2 me interesaron mucho, pues hablan de casos básicos y sublimes para el intento de tener un propio negocio, que es lo que me interesa de verdad. Aprecio estas palabras de experiencia y consejos que nos ayudan a todos los interesados en saber más de la realidad del trabajo.

0
Reply
44
Ivan Abbadie
2/2013

que poder decir ante un texto como este más que agradecerlo, leerlo, reflexionarlo, volver a agradecerlo y aplicarlo, es en verdad algo invaluable, es din duda un texto enriquecedor, sabio y honesto.

0
Reply
0
Tamara Ihle
2/2013

Este artículo me generó la sensación del fantasma de las navidades pasadas, presente y futuras. Algunas historias se me hicieron reales porque ya las viví, otras son claramente en el momento que me encuentro y por último ya intuyo lo que se viene. Me gusta la idea de que el Leitmotiv de una carrera profesional pueda ser la dignidad y la alegría.

0
Reply
0
Gloria Mesa
12/2012

Trabajé por años en una empresa, muy apasionada como diseñadora, pero terminaba el dia cansada, acabada.... envenenada, GRACIAS POR TU ARTICULO.

0
Reply
1
Sergio Arcíbar
11/2012

Pura sabiduría.

1
Reply
0
Martín Robledo
10/2012

<>

0
Reply
2
Jasson Hernández
10/2012

Consejos que son valiosos para quienes estamos comenzando y queremos tener una vida profesional exitosa porque no se aplican únicamente al diseño, en realidad cada area de trabajo busca consejos como éstos; me invitan a creer más en el hecho de que mi trabajo debe gustarme, parfraseando que cuando amas tu trabajo en realidad nunca trabajas, solo haces lo que te gusta y además te pagan.

0
Reply
0
Thelma Belén Mirolo
10/2012

Lo de que se puede trabajar sólo con la gente que nos agrada es una gran verdad y aplica para todas las profesiones; sólo si los clientes nos agradan habrá buen entendimiento, buena comunicación, química y cercanía para realizar un trabajo calidad. Excelente artículo!

0
0
Gloria Mesa
12/2012

Este es mi mejor lema: «Elije un trabajo que ames y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida».

0
Reply
0
Carolina Trisca
10/2012

Me encantó leer conceptos tan claros, desde sabiduría que solo da la experiencia.

Me atrapó la atención el punto 7 sobre cómo moldeamos nuestro cerebro dependiendo de los aprendizajes que decidamos o no tener, me ayuda a reconocer la importancia de luchar conscientemente por un desarrollo integral cada día. Muchas gracias por tan buen artículo!

0
Reply
1
Alejandro García
10/2012

!Interesante! Si no quieres trabajar en la vida, !Has lo que te gusta!

Y una característica muy importante es trabajar con gente que te agrade, ciertamente esto facilita y te hace más cómodo el trabajo cualquiera que sea.

El saber elegir a la gente con la que te relacionas influye mucho en el transcurso de tu vida, ya que en muchos casos suelen ser piedra de tropiezo o ese trampolín que te pueda servir de impulso.

La honestidad al dar lo mejor de ti y cumplir con lo que prometes realizando un buen trabajo te dará ese plus que te distinga de los demás.

Excelente lect para hacer conciencia.

0
Reply
0
Marsua Malpighi
8/2012

Jamás me había disfrutado una lectura desde el inicio hasta el final, estupendo e invaluable, conocimiento ganado através de la experiencia es invaluable.

2
Reply
0
Andrés Cevallos
8/2012

Felicitaciones, un excelente artículo, me encantó el punto 9 y 10, y empesaré a poner en práctica tu recomendación de «suficiente es más».

0
Reply
0
Javier Hernández
7/2012

Thank you Mr. Glaser. Thank you very much for sharing your thoughts and experience through the years.

0
Reply
3
Cristian Danilo Arriagada
6/2012

Simplemente genial.

0
Reply
0
Federico Calducci
6/2012

Me gustó el punto 10. Me gustó mucho.

0
Reply
82
Jenny Buitrago Díaz
5/2012

Con la misma cercanía y atención de una nieta que oye historias de su abuelo, sentí cada parte de este artículo, y para nada me refiero a la diferencia de edad, sino al respeto por la voz de la experiencia. No se aprenden tantas cosas de un día para otro y no todos los días se pueden conocer. Milton, gracias por compartir abiertamente cada uno de estos aspectos con tan acertadas palabras.

0
Reply
0
Anyul Hernández
5/2012

me gusto mucho el numero 7 porque el dibujo cambia la vida de una persona sea como sea, el estar interesado en otro campo pero con afines funciona mucho para un diseñagor

0
Reply
6
Ana Carolina Mil
5/2012

Hermoso artículo! a mi el punto 8 me recordó a un entrenador que cuándo le dije que me sentía insegura para una carrera me dijo que estar muy seguro era lo más parecido a ser un imbécil. Interesante.

1
Reply
2
Vanesa Sosa
5/2012

Fascinante! Milton, me dejó pensando, me abrió la mente, y me dió nuevas herramientas para moverme por entre las piedras. El punto 4, me pareció excitante y atrayente. He recordado las palabras de un profesor que he tenido, quién nos hablaba de que, tambíen, hay que tener Oficio, algo que logramos con la experiencia, humildad y determinación. Grandeza en sus palabras! Suficiente es más, muchisimo más apropiado, no podría ser más acertado. Muchas Gracias por compartir. Un amistoso apretón de manos Milton!

0
Reply
13
Helsic Minghae
5/2012

Muchas gracias por compartir tu sabiduría con jóvenes diseñadores que apenas comenzamos a recorrer un mundo que usted ya conoce bien. Muchas de ellas ya las había advertido en mi experiencia, pero que una persona con sus conocimientos lo diga, me hace sentir más segura del camino que estoy tomando como profesional. Me agradó mucho la metáfora con el conejo :)

0
Reply
0
John Mack
4/2012

Tienes en mí un nuevo seguidor.

0
0
Ivan Aguirre
4/2012

Hola tengo el agrado de responderte con respecto a tu comentario en el post «Dos distorsiones en la enseñanza del Diseño Grafico»:

Escribir en MAYÚSCULA SOSTENIDA es entendido como un grito para llamar la atención. Ésta no ha sido establecida por una persona o por un grupo, sino que se desarrolla del sentido común de los usuarios y del uso mismo del lenguaje. Se que no corresponde y/o no esta correcto pero me pareció la manera mas «lógica» para expresarme con semejante tema de discusión. ;) «maestro« nos vemos pibe.

0
Reply
9
M. Carmen Sánchez Enamorado
3/2012

Acabo de leer el art. y me conmueve.Es una forma de estar como en un banco escuchando amigablemente a Milton,como a modo de cuento para un crio,con la misma lentitud,interés y sorpresa,sus palabras me llegan.Como un gran universo q aún no he experimentado,conseguido por sus años ,más de una cosa la voy a tener en cuenta y en cada frase,el valor de la experiencia de un hombre q ha sabido torear los interrogantes q van surgiendo en la vida y q como dice Alejandro,ha sabido transmitir y compartir con todos nosotros de una forma generosa.Destaco también,las cualidades de Milton como escritor.

0
Reply
77
Alejandro Arrojo
1/2012

Cuanta generosidad. Encontrar estas palabras en momentos en que uno se ve rodeado de tanta niebla que lo confunde y no le permite ver bien el camino es realmente gratificante. Compartir experiencia y sabiduría con tanta apertura y sinceridad son actos que deben agradecerse. Siento como si me entregaran una mapa o una guía que puede serme muy útil.

1
Reply
1
Ricardo Castillo
10/2011

Quiero agradecer a Milton Glaser y Foro Alfa, por permitir que pueda leer algo que al igual que otras lecturas trascendentes que tuve la suerte de leer, irán conmigo el resto de los días.

0
Reply
0
Benjamin Sánchez
9/2011

Aplausos!!!!!!

0
Reply
0
Ismael Godinez
2/2011

La vasta experiencia de este hombre es tan enriquecedora. Puedo deducir de su experiencia que las personas estamos sujetas a fluctuaciones y cambios. De hecho alguna vez leí un texto filosófico acerca de que aferrarse a algo con seguridad nos lleva a limtarnos, es decir hay que cuestionar las convicciones y no asirse de ellas. Gracias Milton Glaser por compartir estas palabras.

1
Reply
1
Jose Fernando Sánchez Díaz
11/2010

Bueno, solo decir que he releído este artículo después de varios meses y me sigue encantando. Creo que por la sabiduría que brota de la experiencia vivida. De hecho, lo he buscado, después de mucho, para releerlo, porque necesitaba recordar ciertas cosas que dice.

Enhorabuena al señor Glaser.

0
Reply
0
Meli P
11/2010

Me resultó muy interesante el hecho de que el autor pudiese resumir en tan sólo diez puntos, aspectos tan importantes para la vida profesional de un diseñador.

Es evidente que las diez premisas enunciadas surgieron no solo de su experiencia como diseñador sino de su experiencia de vida.

Pienso que son las experiencias afrontadas a lo largo de nuestras vidas las que nos hacen crecer íntegramente, y a partir de las cuales internalizamos los valores que nos van a acompañar a lo largo de nuestra carrera y nuestra vida en la sociedad.

0
Reply
0
David Bernal
9/2010

Todas las personas a lo largo de nuestras vidas hacemos referencia a la interrogante de la existencia y sin darnos cuenta avanzamos por la vida sin un motivo claro de quienes somos y a donde vamos. Este texto nos ayuda mucho a nosotros como diseñadores no tanto en el ámbito profesional si no mas bien en el lado vivencial de cada uno de nosotros ya que en 10 pequeños relatos nos da una guía de como mejorar tanto como profesional como personalmente. Sin duda alguna el señor Glaser es grande entre los grandes.

0
Reply
7
César Ochoa
8/2010

Excelente, esta realmente muy bueno el articulo y me parece muy bien poner en evidencia lo perjudicial que es el ego para un diseñador.

0
Reply
0
Antonio Martinez
7/2010

Yo aprendí también a dar... Gracias

0
Reply
204
Gabriel Meave
6/2010

El mejor texto sobre diseño y nuestra profesión que he leído en mucho tiempo. No necesita usar palabras rimbombantes ni rebuscadas para comunicar lo esencial. El caballero Glaser habla desde el oficio, no desde la teoría. No un profesional, un sabio.

Aplausos de pié.

0
9
M. Carmen Sánchez Enamorado
3/2012

Que gran verdad¡.

A destiempo ,he leido el artículo y me ha llegado lo que dice Usted ,respecto a Milton,conforme lo iba leyendo.Por ello, hablé en mi comentario de parecer estar sentada en un banco como si fuera un niño;su vocabulario y formas verbales son extraordinarias y desde mi punto de vista le capacito como un formidable escritor.Me gusta su forma de relatar y de escribir.Más como dice Usted,desde su propia experiencia,que en definitiva,es la mejor escuela.

0
Reply
0
Claudia Azúa Román
5/2010

Chicos, enmárquenlo en oro y léanlo cada mañana...

0
Reply
0
Sebastián Marín
4/2010

Maravillosa enseñanza. Creo que esos diez puntos, son las diez cosas que pregunto diariamente a mí mismo y voy tratando de entender cada pregunta y tratando de dilucidar una respuesta.

Gracias por compartir esto. Me ayudó mucho.

0
Reply

Upcoming online courses

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo se planifica, construye y gestiona la marca de empresas e instituciones

4 weeks
21 Mayo

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
25 Junio

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
6 Agosto

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero