El cliente no es tu enemigo, tú lo eres

Algunos diseñadores y creativos sienten que el cliente es el principal obstáculo para desarrollarse como profesionales. Otros opinamos que el único obstáculo es pensar así.

Retrato de Juan Carlos Hernández Juan Carlos Hernández Mérida Seguidores: 113

Opiniones:
208
Votos:
290
Compartir:

Estoy un poco cansado de algunos artículos escritos por profesionales creativos que, básicamente, satanizan al cliente y victimizan al diseñador. A veces pareciera que usan este foro para ventilar sus problemas contra los clientes. En este artículo me gustaría comentar, con la mejor intención, mis problemas contra algunos de mis colegas diseñadores y creativos.

Algunos profesionales creativos sienten que están condenados a trabajar con el enemigo. Soportan las peripecias de luchar contra el cliente solo por el cariño que le tienen a su profesión. Mi consejo: no es cariño, cámbiate de profesión. El convertir al cliente en el antagonista de tu desarrollo —o en la piedra de tu zapato— es uno de los síntomas más recurrentes de inseguridad e inmadurez en un profesional creativo. Sí, es cierto que trabajamos con clientes más difíciles que otros, pero son parte de la vida profesional. Supéralo. Además, gracias a los clientes más complicados, valoramos a los más sencillos, como en cualquier otra profesión.

Aquí va una lista de las quejas sobre el cliente que encuentro con mayor frecuencia en algunos colegas y articulistas de FOROALFA:

  1. No valora mi profesión. Si el cliente te convoca es porque necesita de tu profesión. Quizá lo que no has logrado es que te valore personalmente. En el tiempo que tengas con él deberás lograrlo. Las medallas que tengas en tu oficina, tu portafolio o tu título profesional sirven para poco si no puedes proyectar el valor que tienes de manera individual. ¿Conoces malos doctores? Bueno, también hay malos profesionales creativos y el cliente lo sabe.
  2. No sabe lo que es el buen diseño. No tiene que saberlo, para eso estás tú. Es como un doctor quejándose de un paciente que no sabe de medicina. Tu profesión no solo se trata de lograr un buen proyecto, sino de fundamentarlo y venderlo bien. Si no sabes hacerlo, toma cursos de ventas, intercambia tips con los que lo hacen mejor que tú, etc. No basta con que diseñes bien, debes saber demostrar el valor de tu diseño.
  3. No sé cómo le va bien con un mal diseño. Esto debe preocuparte más a ti que a él. Si tiene una empresa exitosa con mal diseño, él está haciendo bien su trabajo sin tu ayuda. Hazle ver cómo le podría ir mucho mejor.
  4. No sabe lo que quiere. Lo sabe y casi siempre es lo mismo: el cliente quiere vender más. Quizá llegue con algunas ideas propias que tendrás que valorar junto con él, pero el objetivo es el mismo. Probablemente, como me ha sucedido en mi experiencia, el cliente venga con la idea de una campaña publicitaria y después de analizarlo juntos nos te das cuenta que lo que necesita es un rebranding completo en sus puntos de venta. Se cumple el objetivo, de cualquier forma. El «no sabe lo que quiere» debe ser visto como una oportunidad, no como un problema.
  5. No me paga lo que valgo. Esto es más complejo. Depende de tu trayectoria profesional, de los alcances que puedas lograr en el proyecto, del valor que te logres dar y de su presupuesto. Si haces un buen trabajo, ya sea con este cliente o con el que venga después, el dinero llegará solo.

En conclusión, ser un profesional creativo es un trabajo fantástico. Te da la oportunidad de inventar cosas nuevas todo el tiempo, de re-imaginar negocios que afectan la vida de muchas personas y de paso, te promocionan a ti también. Sin embargo, tienes que entender a tu contraparte. De lo contrario, formarás parte de los diseñadores «malditos» e incomprendidos que difícilmente realizan buenos proyectos, y siempre es por culpa de las circunstancias externas. 

¿Hay algunos clientes mal intencionados? Por supuesto que sí, pero es parte del trabajo cambiar esa actitud o tomar otro proyecto. Generalizar diciendo que deliberadamente, conscientemente o inconscientemente, «la mayoría de los clientes nos quieren perjudicar o que nos mienten», no es nada profesional.

Si crees que no puedes cambiar las circunstancias, el problema está en ti. El cliente no es tu enemigo, tú lo eres.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!

Retrato de Juan Carlos Hernández Juan Carlos Hernández Mérida Seguidores: 113

Opiniones:
208
Votos:
290
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo El cliente no es tu enemigo, tú lo eres

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Descargar PDF

Juan Carlos Hernández

Más artículos de Juan Carlos Hernández

Título:
Método H.
Sinopsis:
Aplicar el método de H. Creativos puede aportar ideas y soluciones a diversas metodologías de trabajo, reduciendo riesgos en proyectos de emprendimiento.
Compartir:
Título:
El mercado siempre tiene la razón
Sinopsis:
Para evitar malentendidos en el ámbito de la comunicación comercial, acerca de la conocida frase: «el cliente siempre tiene la razón».
Compartir:
Título:
Omnipotentes y casas de citas
Sinopsis:
Un artículo que busca darle fuerza a la idea del trabajo en equipo bajo un mismo techo.
Compartir:
Título:
Primero colaboración, después competencia
Sinopsis:
Antes de pensar en competir, todos los profesionales creativos debemos pensar en colaborar.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Dereck Cordero
0
Dereck Cordero
Oct 2016

5 min de lectura que dice la verdad. El diseño no implica que sabemos más que otras profesiones, de hecho los clientes también tiene una profesión (la mayoría) que también debemos respetar. Quizás la razón sea esa, que el diseñador no sepa del cliente ideal para su estudio de diseño o empresa freelance. Preparar a la mente, cultivando buenas prácticas de comunicación y de servicio puede ser los primeros pasos para empezar a cambiar esa distancia de cual son muchos los que se desorientan.

Muy buen post.

0
Responder
Retrato de Germán Ferreyra
0
Germán Ferreyra
Oct 2016

Sorprende ver que todos están de acuerdo, basta de hablar de diseño con los clientes, ellos el diseño no les importa, solo buscan una estrategia, que luego el diseñador la traduce al diseño, estos diseños deben ser explicados y validar la toma de decisión de lo que se diseñó es fundamental para confirmar el resultado de la estrategia. Todavía existe gente que llega al cliente con 3 diseños. Por que llevo 3 cuando debo llevar el mejor de los 3? Falta más vendedores de diseño que diseñadores.

0
Responder
Retrato de Natasha Enríquez
4
Natasha Enríquez
Dic 2013

Comparto contigo y me gusto mucho tu artículo sobre todo que el cliente es muy cierto, es una persona difícil de manejar y conformar pero hay que luchar para ganarse su confidencialidad hasta lograr ser más que un el diseñador que le hace "sus artes" sino también ser su aliado. Siempre tratar de no pelarnos los cables por algún mal comentario de nuestro trabajo.

0
Responder
Retrato de Aleyta Sosa
2
Aleyta Sosa
Dic 2013

Encuentro mucha veracidad en lo publicado, creo que el cliente no entiende muchos aspectos porque no es su profesión pero no por eso debemos verlos como enemigos, sino por el contrario, comprenderlos, ser empáticos y decirles a grandes rasgos lo que hacemos, y es cierto a veces nos victimamos y es algo que deberíamos cambiar a fin de ser vistos como profesionales. Y de los clientes difíciles pues no debemos renegar puesto que siempre estarán ahí y debemos trabajar con ellos y siempre hacer bien nuestro trabajo. Interesante análisis.

1
Responder
Retrato de Efrén Jiménez
0
Efrén Jiménez
Oct 2013

Excelente reflexión ¡saludos!

0
Responder
Retrato de Daniel Chiles
0
Daniel Chiles
May 2013

Muy bueno.. el artículo, la plena que si nos ponemos a pensar, nosotros mismos podemos ser nuestro peor enemigo...

0
Responder
Retrato de Andrea Nieblas
0
Andrea Nieblas
Mar 2013

Mucha razón. Cuando un cliente no quiere colaborar desde un principio es indicio que no toma enserio su trabajo (el objeto de diseño) y a veces es mejor dejar de insistir y que vaya con otro profesional. Yo ya tengo a dos clientes con los que he experimentado ese sentimiento en ocasiones, pero un buen diálogo es lo que nos ha llevado a buenos resultados. Más que años de experiencia, la comunicación es clave en estas situaciones y ser muy sensible a lo que el cliente necesita. Te invito a que pases a un artículo que pronto publicaré, trata de diseño de portafolio, gracias.

0
Responder
Retrato de Erik Ledesma
1
Erik Ledesma
Dic 2012

Gracias ya hacia falta un articulo así. A mi en lo personal lo que mas me cuesta es vender una buena idea. Pero así es este negocio. Yo agregaría que deberíamos comprender el perfil del cliente y entender que el mismo cliente no entiende al diseño, por esto cree que el diseño es fácil y barato. Ademas de que el medio esta lleno negociantes oportunistas, con los cuales siempre tendremos que lidiar. Lo mejor es ser realistas y decir si que remos pertenecer o no a este medio.

0
Responder
Retrato de Juan Manuel Saavedra
0
Juan Manuel Saavedra
Jun 2012

Estoy de acuerdo ya que nosotros somos nuestro propio enemigo y no el cliente, el profesional debe hacer un buen diseño y satisfacer la necesidad del cliente. Nosotros tenemos que entender y comprender al cliente, no el cliente a nosotros ya que nunca llegaríamos a ningún acuerdo, un BUEN diseñador debe ser lo suficiente critico si no esta a gusto con su profesión, si no es capaz de realizar esta autocritica consigo mismo, esto quiere decir que se esta perdido en el MUNDO DEL DISEÑO. Si no existirán las criticas de los clientes, ¿Como podríamos mejorar? ¿ Como podríamos hacer un mejor trabajo?

0
Responder
Retrato de Martin Alvarado
0
Martin Alvarado
Jun 2012

Totalmente de acuerdo contigo. Sólo agregaría dos puntos, que yo concidero de suma importancia: Primero, saber dialogar con el cliente para conocerlo y entender cual es su necesidad de comunicación; y segundo conocer nuestra profesión para ubicar bien nuestros alcances y limitaciones al momento de crear un mensaje gráfico.

0
Responder

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo Ayuda a tu cliente para que te elija
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:
Ayuda a tu cliente para que te elija
Sinopsis:
Es difícil imaginar a un aficionado realizando un trabajo que exige calidad profesional. Es difícil imaginar un trabajo excelente entregado por alguien con capacidades limitadas.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
226
Opiniones:
111
Seguidores:
741
Retrato de Ariel Castillo
Autor:
Ariel Castillo
Título:
Mal trato sin contrato
Sinopsis:
Firmar contratos de prestación de servicios mejora la imagen del profesional y ayuda a mantener un buen vínculo con los clientes.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
139
Opiniones:
112
Seguidores:
14
Retrato de Ricardo Acosta García
Autor:
Ricardo Acosta García
Título:
La sonrisa de Don Gómez
Sinopsis:
El diseño no sólo es para las grandes corporaciones multinacionales. Concentrados sólo en esa categoría de clientes, los diseñadores olvidamos la esencia de nuestra profesión.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
32
Opiniones:
13
Seguidores:
67
Ilustración principal del artículo Vivir del diseño es más fácil de lo que parece
Autor:
Eduardo Espinoza
Título:
Vivir del diseño es más fácil de lo que parece
Sinopsis:
Cómo definir tu oferta de servicios, cómo encontrar y conseguir clientes para que tu proyecto creativo pueda prosperar.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
209
Opiniones:
71
Seguidores:
90
Retrato de Alejandro Cisneros
Autor:
Alejandro Cisneros
Título:
Cuando el cliente da señales
Sinopsis:
Muchas veces nos enfrentamos con clientes que prometen ser un dolor de cabeza. Dan señales que a veces no queremos atender, ponderamos la oportunidad económica por encima de un problema en puerta.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
35
Opiniones:
51
Seguidores:
7
Retrato de Verónica Durán
Autor:
Verónica Durán
Título:
Cómo comunicarse con el cliente
Sinopsis:
La importancia de la correcta comunicación en el proceso de diseño.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
58
Seguidores:
25

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
18 Noviembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
¡Ya mismo!

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
¡Ya mismo!

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
¡Ya mismo!

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
6 Abril