Vivir del diseño es más fácil de lo que parece

Cómo definir tu oferta de servicios, cómo encontrar y conseguir clientes para que tu proyecto creativo pueda prosperar.

Retrato de Eduardo Espinoza Eduardo Espinoza Querétaro Seguidores: 97

Opiniones:
77
Votos:
233
Compartir:
Ilustración principal del artículo Vivir del diseño es más fácil de lo que parece
Ilustración creada por freepik.

Durante tu formación como diseñador te enseñaron a ser «creativo» (todas las personas son creativas), pero no te enseñan a relacionarte, a presentar un proyecto, a fundamentar conceptos, a determinar cuál es tu oferta de valor. Lo cierto es que los clientes buscan soluciones, no diseños bonitos. Los diseñadores debemos ampliar nuestros círculos, pues quedarnos sentados detrás de una computadora no hará que los clientes lleguen. Debemos dejar de quejarnos de que todo mundo «nos come el mandado». Si en el mercado hay otros que venden diseño sin ser diseñadores, será porque se dieron cuenta de que sí es negocio.

Cómo conseguir clientes

Antes de buscar clientes debes saber a quién le quieres vender en todo el universo, y no andar haciendo citas a lo loco con la sección amarilla. Es decir, debes determinar tu segmento de mercado. Pero para poder determinar tu segmento debes definir lo más importante: tu oferta de valor. ¿Y qué es la oferta de valor? Es aquello que haces muy bien y que lo haces mejor que todos, o por lo menos lo intentas. No se trata de hacer logos, web, tarjetas, etc., etc. ¿Qué haces tú que te salga súper bien? Por ejmplo: en mi caso lo que mejor hago es arquitectura de la información. Luego, como yo sé que eso lo hago bien, y que mi servicio está por encima del promedio de los diseñadores (basta con ver las cantidad de webs en las que todo es efectitos, pero no encuentras nada), entonces ya sé qué vender.

Ahora... ¿quién necesita eso que hago bien?, ¿cuánto tendría que vender?, ¿donde están los que necesitan lo que hago?, ¿cómo llego a ellos? Aquí viene lo complicado (no tanto) y lo expondré con un ejemplo:

Yo necesito 100.000 pesos al mes para gastos de operación, nómina, luz, agua, chicles, tortas, moto, etc., etc. Es decir, tengo que vender por lo menos esa cantidad al mes o trueno como chinche. ¿Hay clientes que paguen 100.000 pesos por un trabajo?, ¿o debo buscar 5 clientes que paguen 20.000 cada uno? ¿Tengo capacidad para hacer 5 proyectos al mes?, ¿o busco 2 que puedan pagar 50.000? Mi estrategia es buscar 3 que paguen 30.000, 2 que paguen 50.000 o uno que pague 100.000. Es decir sólo 6 citas al mes si mi promedio de bateo es de 2 de cada 5. Dicho de otro modo: cada 5 clientes que visito 2 me dicen que sí.

Tú podrías empezar con 20 citas al mes, o sea, prácticamente una cita a diario. Si trabajas 8 horas y una cita te lleva una hora (las entrevistas no deberían durar más de 20 minutos) estarías destinando menos del 12% de tu tiempo a vender. Vamos a suponer que logras cerrar solamente 6 trabajos con los que no solo recuperes tus gastos de operación sino que generes utilidades. Solamente con dedicar esa pequeña parte de tu tiempo ya tendrías un negocio rentable, ya empezarías a crecer.

Hasta aquí:

  • Ya sabes qué es lo que haces bien (tu oferta de valor)
  • Ya sabes qué tienes para ofrecer
  • Ya sabes cuánto tienes que vender

Dónde están los clientes y cómo venderles

¿Quién puede necesitar lo que sabes hacer tan bien? Siguiendo con mi caso (Arquitectura de información), pues debería interesarle a empresas medianas o grandes que manejen en su sitio web o en su negocio mucha información: escuelas, inmobiliarias... Ahí ya tengo un nicho de mercado muy claro. Ahora necesito un caso de éxito totalmente documentado. ¿He trabajado con algo similar? Si el cliente quedo muy contento y yo sé que hice un buen trabajo, entonces debo documentar ese caso exitoso.

Un caso de éxito no solo es presentar el portafolio o los dibujos. A los clientes eso no les interesa. Ellos quieren resultados económicos, así que lo primero que debes hacer es plantear cuál fue el problema. ¿Qué investigaste?, ¿cómo llegaste a esa solución?, ¿cuál fue el resultado de comunicación?, y después ¿cómo benefició al cliente ese proyecto y qué rentabilidad le generó? ¿Más ingresos, más productividad, menor inversión en recurso humano, etc.? Y, si es posible, puedes incluir un testimonio de tu cliente comentando lo que piensa de tu labor.

Es importante que vayas teniendo casos de éxito para cada tipo de cliente (eso ya irás haciéndolo con el tiempo). Casos de éxito para pymes, para grandes empresas, para un sector determinado; para que tus potenciales clientes se sientan identificados con tus casos y piensen: «ese es mi problema y este pandroso tatuado me lo puede resolver».

Repasemos:

  1. Ya tienes oferta de valor
  2. Ya sabes cuántos ingresos necesitas
  3. Ya has definido a qué nichos apuntar
  4. Ya tienes tu caso de éxito
  5. ¿A quién ir a venderle?

El punto 5 es el más difícil, pero ya no irás a lo menso tocando 100 puertas. Ahora vas a tocar 20 puertas y sólo tienes que saber qué puertas tocar. Yo busco empresas que tengan el perfil definido y a la vez graves problemas en su comunicación y en su web. Preparo el o los casos de éxito y hago un análisis breve de aquello en lo que podríamos ayudar a la empresa. Recién entonces la contactamos, generalmente por teléfono para concertar una cita (nunca por email ni por Facebook, ni ningún otro medio que sea impersonal) y buscamos a la persona responsable del área, la que tiene el poder de compra.

Nunca intentes venderle a quien no te puede comprar. No hagas citas con secretarias ni con ejecutivos, busca al director de compras, al CEO o al líder del proyecto; de lo contrario sólo perderás el tiempo. Recuerda que el «no» ya lo tienes, y ya sabes, según tu promedio, que de cada cinco, tres te van a batear. Como sucede con las citas amorosas, tu tírale la flecha a la bonita (o al bonito), total el «no» ya lo tienes.

Como ves ya estamos en la etapa de la venta y hasta el momento no se ha requerido ni el Título, ni un súper portafolio de 200 hojas, ni ser el más creativo del universo. Sólo planeación estratégica. La venta se divide en pasos y por eso es importante usar un cuaderno o un software CRM (Customer Relationship Manager, sigla en inglés para «Administrador de relaciones con los clientes») para llevar un registro de lo que sucede con cada contacto.

Estamos hablando de vender, y vender es hacer negocio, es decir, hacer dinero. Por eso, no metamos en este tema la pasión por el diseño y toda esa parte romántica padre. El cliente te evaluará según sus intereses (que deberían ser los tuyos).

Entonces pides la entrevista y te presentas. Cuando vas a la entrevista debes saber cómo es la empresa, a qué se dedica y cuál es su mercado. Investiga sus objetivos, si pudieras hasta sus ventas, sus finanzas y su numero de empleados. También convendrá saber si actualmente trabajan con otro estudio y cuál es ese estudio con el que competirás. Debes saber todo lo que puedas para que el cliente note que te interesa trabajar con ellos. Y lo mas importante es: con quién o quiénes te vas a entrevistar. Sea el administrador, el gerente de sistemas, el director de marca o el mismo dueño, cada uno de ellos tiene una formación diferente y lo que esperan escuchar es muy distinto, sobre todo en las formas. Es decir, debes adaptar tu discurso a cada interlocutor, pues el de marketing querrá saber cómo se va a posicionar su marca, el de sistemas cómo será la funcionalidad del sitio, el contador cuánto va a salir y el dueño cuánto le va a dejar la inversión. Por eso siempre digo que se necesitan diseñadores inteligentes y no creativos.

Antes de ir a la cita, revisa tu vestimenta. Si vas a una empresa de agroquímicos no saques tu traje, si vas a ver a un organismo de las monjas tibetanas, tapate los tatuajes, y si te toca ir con directivos de alto nivel ponte tu camisa más cara. Es importante que logres empatía desde el primer momento. El ponerte o no una camisa no te hará menos diseñador y puede ser una entrada importante.

Piensa que a veces te puedes tardar hasta 6 meses en conseguir una cita de una hora. No la desaproveches contándole dónde estudiaste y por qué decidiste ser diseñador, ni saques tu carpeta con 500 trabajos escolares. Di quién eres, agradece el tiempo que te dedicaron, recuerda los nombres de las personas o anótalas en una tarjeta según cómo estén sentados, si son varios, para que puedas llamar a todos por su nombre. No juzgues: los diseñadores tenemos la mala costumbre de ver a un ejecutivo joven con traje, 2 celulares y reloj caro, y lo primero que pensamos es «pinche mamón». Eso se nos refleja automáticamente en la cara.

Considera que... ¡te está dando su tiempo! Si la entrevista es con un directivo, su hora cuesta mucho dinero, así que, ¡aprovéchala! Sería terrible que al llegar te sientes y empieces a enseñarle trabajos y a decirle «y esto lo hice para mi maestra de empaque, y este flyer fue para una taquería, y este logo no me lo pagaron, a mi no me gusta pero eso lo selecciono el cliente».

Primero escucha, ve cual es su papel en el proyecto, y la primera pregunta que debes hacer es: «¿Tu tomas la decisión en este proyecto?». Si la respuesta es «sí» vamos muy bien, si te dice, «es mi jefe», estas con la persona equivocada. Entonces pasa al plan B. Si diste con la persona correcta, la segunda pregunta es «¿Cuándo debe estar este proyecto en el mercado?». Si te da una fecha vas bien, si te dice que apenas lo están evaluando, pasa al Plan C.

Podría seguir pero hay que trabajar...

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora! Necesitamos tu ayuda para continuar produciendo contenidos gratuitos. Considera apoyar el trabajo de FOROALFA con una donación de cualquier valor en PayPal.


Este video podría interesarte👇👇👇

Retrato de Eduardo Espinoza Eduardo Espinoza Querétaro Seguidores: 97

Opiniones:
77
Votos:
233
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Vivir del diseño es más fácil de lo que parece

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Maria Fernanda Iñiguez Iñiguez
0
Maria Fernanda Iñiguez Iñiguez
Hace 3 días

Me parece un muy buen articulo, ya que concuerdo en varias cosas con el autor, una de ellas es, que siempre nos enseñan a ser creativos, ya que es fundamental para un buen progreso donde gracias a esta, se producen soluciones originales, pero no nos enseñan a relacionarte, a comunicarte de una manera que haga que los clientes se vean interesados en tu proyecto, ya que como bien lo dice el autor, los clientes no buscan diseños bonitos, si no, va mas allá de eso, se trata de estrategias, de soluciones. Las cinco cosas que me parecen importantes e indispensables para tener buenos resultados en tu proyecto, son las mencionadas: saber tu oferta de valor, saber que tienes para ofrecer y saber cuánto tienes para vender, caso de éxito y a quien venderle, que en mi opinión, muchas de las veces no tenemos bien claros estos puntos, y es lo que nos va afectando poco a poco en nuestro proyecto y por consecuencia no se obtiene un éxito, que también es parte de, muchas de las veces, cómo bien lo dicen, los errores sirven para aprender, son oportunidades para crecer y que realmente son parte de nuestra vida

0
Responder
Retrato de Ashley Nivelo
0
Ashley Nivelo
Hace 5 meses

Cabe recalcar que el buscar uno mismo a sus clientes o el manejar una metodología para ello, no es algo que solo se da en diseño, ni siquiera en el ámbito laboral. Todo en la vida requiere técnica y estrategia (incluso juegos de azar, como el póker :o), ya que si recaemos netamente en la habilidad o, aún peor, en la suerte (y a esto me refiero al esperar que el trabajo toque a tu puerta), tengan por seguro que el resultado siempre será negativo.

Concuerdo con el señor Espinoza, el éxito laboral de un diseñador depende de su estrategia, pero de esta también depende todo lo que a este le rodea.

0
Responder
Retrato de Ericka Villavicencio
0
Ericka Villavicencio
Hace 6 meses

No basta con sólo hacer buenos diseños si no logramos llegar al cliente. Es muy diferente a cuando estás en una agencia y ya sólo te encargas de crear de acuerdo a lo que investigaron los de Marketing y/o Publicidad. Debemos dar un trato eficiente y personalizado para lograr así una conexión con los clientes y crear contratos de larga duración y poder vivir de lo que más nos apasiona.

0
Responder
Retrato de Luis Andres L. Paredes
0
Luis Andres L. Paredes
Hace 11 meses

Esta muy claro en como debemos autoevaluarnos para saber de una manera profesional en que somos buenos y mejorar en lo que no, y así brindarle a futuros clientes una experiencia grata en su pedido, de igual manera saber cual es el nicho especifico en el que debemos pertenecer y cuales son sus falencia, virtudes en donde debemos apuntarle sin recorrer y ser breve y no perder el tiempo,.

0
Responder
Retrato de Ornella Avila
0
Ornella Avila
Hace 12 meses

Este artículo es bueno porque considero que sí debemos buscar una estrategia en base a lo que queremos obtener. Pero algo que me parece interesante es cómo muchos diseñadores tienen la idea de trabajar sin tener que tratar a los clientes directamente sino encontrarse detrás de una pantalla mientras alguien más hace eso. Un buen diseñador, considero yo, debería conocer cada parte del proceso de este negocio para poder vivir de él.

0
Responder
Retrato de Martin Grasso
0
Martin Grasso
Hace un año

Espectacular artículo en todo lo dicho. Conocer nuestros objetivos y como lograrlo es la clave."Planificación estratégica". ¿Que hacemos en caso de estar con la persona adecuada? ¿Como hacemos llamar a la correcta?

1
Responder
Retrato de Cindy Yohana Tribiño Lorduy
3
Cindy Yohana Tribiño Lorduy
Hace un año

El artículo nos muestra uno de los puntos claves para triunfar en el mundo del diseños, si bien la mayoría debemos aprenderlo fuera de la academia no significa imposible de implementar ademas de ello existen algunas organizaciones que ayudan a colocar unos precios base en los cuales apoyarse pero el autor dio con el punto principal como conseguir un cliente y como hacer que este muestre interés por hacer negocios contigo.

1
Responder
Retrato de Mari Pauta
1
Mari Pauta
Hace un año

Realmente este artículo me encantó, tan claro, tan pulcro. Es un tema de bastante preocupación, porque muchos no sabemos como emprender el negocio, mucho menos como negociar.

1
Responder
Retrato de David Hidalgo
0
David Hidalgo
Hace un año

Compadre, todo esto está muy bien, y lo hago desde hace tela de años, pero hoy en día, en Andalucía, y me temo que en otras regiones, se ha instalado el diseño de bajo costo, ¿como peleas contra eso? Diseñadores que casi pagan por hacer proyectos, que tienen muy poca calidad, y que salen adelante gracias a clientes sin cultura visual...

0
Retrato de Edgar Alexander Gutierrez Camacho
3
Edgar Alexander Gutierrez Camacho
Hace 11 meses

Por qué se dieron cuenta que lo importante no es el diseño, sino dar una solución a una necesidad, tú tienes que buscar perfiles de empresas que busquen calidad y no son 1000 seguro son 40 o menos, pero solo uno puede pagar como 10 veces o más los clientes que solo pagan por volumen y costo.

Te doy un ejemplo, venderle al dueño de un lavadero de carros es súper fácil, requiere algo de esfuerzo pero se le puede vender, lo malo es que su necesidad no es la buena imagen sino conseguir clientes y para el, la mejor forma de lograrlo es imprimir tarjetas o flyers por cantidad y al menor precio posible. Te has tirado medio mes y solo consigues máximo 50 o 100 dólares.

Otro cliente es un distribuidor oficial de partes para carros, que necesita? Conseguir clientes por supuesto, pero el si tiene otras necesidades como por ejemplo brindar confianza, respaldo y seguridad y eso lo puede lograr a atraves de la imagen, además de papelería (cosa que me parece mal negocio mal ejecutado) necesita una estrategia de consecución de clientes, ya sea digital u offline, necesita estar en eventos de promoción conectada como eventos o ferias, acá intervienen otros servicios, como una landing page, un website optimizado para la conversión de clientes, redes sociales que den una oferta de valor y no solo vender o ser bonitas o memes, un portafolio de ventas en físico porque se necesita, obviamente, un folleto, unas carpetas y artículos promocionales, un solo cliente rediseñando su propia imagen o solo brindando servicios de ejecución en piezas de diseño te ha pagado 4500 dólares e incluso pudiendo negociar una comisión por cada lead cerrado.

Busca nuevos productos y servicios que ofrecer, no te quedes en los mismo que se venden hacen 10 o 15 años, el diseño tiene hoy muchas variantes y posibilidades.

0
Responder
Retrato de Luisa Muñoz
0
Luisa Muñoz
Hace un año

Me pareció un buen artículo, da información necesaria y concreta, creo que es algo que no te enseñan en la escuela, el cómo vender, cómo vivir del diseño, como generar ingresos suficientes, siempre se ha dicho que es de las carreras peor pagadas pero es importante enfocarte como dice ahí, que haces mejor y como lo vendes, seleccionar tu mercado y organizar bien tu tiempo.

1
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Pablo Torres
Autor:
Pablo Torres
Título:
El diseño y el ‘haz de cuenta’
Sinopsis:
Corremos constantemente el riesgo de caer en el cuento del diseño del ‘haz de cuenta’. Pero ¿cómo podemos evitar este error y hacer un diseño real y efectivo?
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
49
Opiniones:
7
Seguidores:
8
Retrato de Guillermo Dufranc
Autor:
Guillermo Dufranc
Título:
Lo inesperado y lo intangible del packaging
Sinopsis:
La función práctica del packaging es contener y proteger, pero además tiene otra función: comunicar la promesa del producto que lleva dentro.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
127
Opiniones:
41
Seguidores:
533
Ilustración principal del artículo Yahoo: hágalo usted mismo
Autor:
Luciano Cassisi
Título:
Yahoo: hágalo usted mismo
Sinopsis:
Cómo creó su nuevo logotipo el ex-gigante de las búsquedas por internet.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
122
Opiniones:
146
Seguidores:
1687
Retrato de Milton Glaser
Autor:
Milton Glaser
Título:
Diez cosas que aprendí
Sinopsis:
Comparto algunas cosas que aprendí a lo largo de los años, que tienen mucho que ver con lo que hacemos los diseñadores.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
240
Opiniones:
53
Seguidores:
565
Retrato de Carlos Ávalos
Autor:
Carlos Ávalos
Título:
¿El diseño está perdiendo valor?
Sinopsis:
Con los años el diseño se ha vuelto más reconocido, pero no siempre más valorado.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
157
Opiniones:
67
Seguidores:
45
Retrato de Raúl Belluccia
Autor:
Raúl Belluccia
Título:
Ante las puertas de un nuevo desastre gráfico
Sinopsis:
El gobierno nacional argentino ha lanzado un concurso para el diseño de la identidad visual del Bicentenario.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
120
Opiniones:
7
Seguidores:
850

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 diciembre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

15 horas (aprox.)
1 enero

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

Claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
1 febrero

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

20 horas (aprox.)
2 febrero

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

30 horas (aprox.)
2 marzo