Vivir del diseño es más fácil de lo que parece

Cómo definir tu oferta de servicios, cómo encontrar y conseguir clientes para que tu proyecto creativo pueda prosperar.

Retrato de Eduardo Espinoza Eduardo Espinoza Querétaro

Seguidores:
43
Opiniones:
40
Votos:
96
Compartir:
Ilustración principal del artículo Vivir del diseño es más fácil de lo que parece Ilustración creada por freepik.

Durante tu formación como diseñador te enseñaron a ser «creativo» (todas las personas son creativas), pero no te enseñan a relacionarte, a presentar un proyecto, a fundamentar conceptos, a determinar cuál es tu oferta de valor. Lo cierto es que los clientes buscan soluciones, no diseños bonitos. Los diseñadores debemos ampliar nuestros círculos, pues quedarnos sentados detrás de una computadora no hará que los clientes lleguen. Debemos dejar de quejarnos de que todo mundo «nos come el mandado». Si en el mercado hay otros que venden diseño sin ser diseñadores, será porque se dieron cuenta de que sí es negocio.

Cómo conseguir clientes

Antes de buscar clientes debes saber a quién le quieres vender en todo el universo, y no andar haciendo citas a lo loco con la sección amarilla. Es decir, debes determinar tu segmento de mercado. Pero para poder determinar tu segmento debes definir lo más importante: tu oferta de valor. ¿Y qué es la oferta de valor? Es aquello que haces muy bien y que lo haces mejor que todos, o por lo menos lo intentas. No se trata de hacer logos, web, tarjetas, etc., etc. ¿Qué haces tú que te salga súper bien? Por ejmplo: en mi caso lo que mejor hago es arquitectura de la información. Luego, como yo sé que eso lo hago bien, y que mi servicio está por encima del promedio de los diseñadores (basta con ver las cantidad de webs en las que todo es efectitos, pero no encuentras nada), entonces ya sé qué vender.

Ahora... ¿quién necesita eso que hago bien?, ¿cuánto tendría que vender?, ¿donde están los que necesitan lo que hago?, ¿cómo llego a ellos? Aquí viene lo complicado (no tanto) y lo expondré con un ejemplo:

Yo necesito 100.000 pesos al mes para gastos de operación, nómina, luz, agua, chicles, tortas, moto, etc., etc. Es decir, tengo que vender por lo menos esa cantidad al mes o trueno como chinche. ¿Hay clientes que paguen 100.000 pesos por un trabajo?, ¿o debo buscar 5 clientes que paguen 20.000 cada uno? ¿Tengo capacidad para hacer 5 proyectos al mes?, ¿o busco 2 que puedan pagar 50.000? Mi estrategia es buscar 3 que paguen 30.000, 2 que paguen 50.000 o uno que pague 100.000. Es decir sólo 6 citas al mes si mi promedio de bateo es de 2 de cada 5. Dicho de otro modo: cada 5 clientes que visito 2 me dicen que sí.

Tú podrías empezar con 20 citas al mes, o sea, prácticamente una cita a diario. Si trabajas 8 horas y una cita te lleva una hora (las entrevistas no deberían durar más de 20 minutos) estarías destinando menos del 12% de tu tiempo a vender. Vamos a suponer que logras cerrar solamente 6 trabajos con los que no solo recuperes tus gastos de operación sino que generes utilidades. Solamente con dedicar esa pequeña parte de tu tiempo ya tendrías un negocio rentable, ya empezarías a crecer.

Hasta aquí:

  • Ya sabes qué es lo que haces bien (tu oferta de valor)
  • Ya sabes qué tienes para ofrecer
  • Ya sabes cuánto tienes que vender

Dónde están los clientes y cómo venderles

¿Quién puede necesitar lo que sabes hacer tan bien? Siguiendo con mi caso (Arquitectura de información), pues debería interesarle a empresas medianas o grandes que manejen en su sitio web o en su negocio mucha información: escuelas, inmobiliarias... Ahí ya tengo un nicho de mercado muy claro. Ahora necesito un caso de éxito totalmente documentado. ¿He trabajado con algo similar? Si el cliente quedo muy contento y yo sé que hice un buen trabajo, entonces debo documentar ese caso exitoso.

Un caso de éxito no solo es presentar el portafolio o los dibujos. A los clientes eso no les interesa. Ellos quieren resultados económicos, así que lo primero que debes hacer es plantear cuál fue el problema. ¿Qué investigaste?, ¿cómo llegaste a esa solución?, ¿cuál fue el resultado de comunicación?, y después ¿cómo benefició al cliente ese proyecto y qué rentabilidad le generó? ¿Más ingresos, más productividad, menor inversión en recurso humano, etc.? Y, si es posible, puedes incluir un testimonio de tu cliente comentando lo que piensa de tu labor.

Es importante que vayas teniendo casos de éxito para cada tipo de cliente (eso ya irás haciéndolo con el tiempo). Casos de éxito para pymes, para grandes empresas, para un sector determinado; para que tus potenciales clientes se sientan identificados con tus casos y piensen: «ese es mi problema y este pandroso tatuado me lo puede resolver».

Repasemos:

  1. Ya tienes oferta de valor
  2. Ya sabes cuántos ingresos necesitas
  3. Ya has definido a qué nichos apuntar
  4. Ya tienes tu caso de éxito
  5. ¿A quién ir a venderle?

El punto 5 es el más difícil, pero ya no irás a lo menso tocando 100 puertas. Ahora vas a tocar 20 puertas y sólo tienes que saber qué puertas tocar. Yo busco empresas que tengan el perfil definido y a la vez graves problemas en su comunicación y en su web. Preparo el o los casos de éxito y hago un análisis breve de aquello en lo que podríamos ayudar a la empresa. Recién entonces la contactamos, generalmente por teléfono para concertar una cita (nunca por email ni por Facebook, ni ningún otro medio que sea impersonal) y buscamos a la persona responsable del área, la que tiene el poder de compra.

Nunca intentes venderle a quien no te puede comprar. No hagas citas con secretarias ni con ejecutivos, busca al director de compras, al CEO o al líder del proyecto; de lo contrario sólo perderás el tiempo. Recuerda que el «no» ya lo tienes, y ya sabes, según tu promedio, que de cada cinco, tres te van a batear. Como sucede con las citas amorosas, tu tírale la flecha a la bonita (o al bonito), total el «no» ya lo tienes.

Como ves ya estamos en la etapa de la venta y hasta el momento no se ha requerido ni el Título, ni un súper portafolio de 200 hojas, ni ser el más creativo del universo. Sólo planeación estratégica. La venta se divide en pasos y por eso es importante usar un cuaderno o un software CRM (Customer Relationship Manager, sigla en inglés para «Administrador de relaciones con los clientes») para llevar un registro de lo que sucede con cada contacto.

Estamos hablando de vender, y vender es hacer negocio, es decir, hacer dinero. Por eso, no metamos en este tema la pasión por el diseño y toda esa parte romántica padre. El cliente te evaluará según sus intereses (que deberían ser los tuyos).

Entonces pides la entrevista y te presentas. Cuando vas a la entrevista debes saber cómo es la empresa, a qué se dedica y cuál es su mercado. Investiga sus objetivos, si pudieras hasta sus ventas, sus finanzas y su numero de empleados. También convendrá saber si actualmente trabajan con otro estudio y cuál es ese estudio con el que competirás. Debes saber todo lo que puedas para que el cliente note que te interesa trabajar con ellos. Y lo mas importante es: con quién o quiénes te vas a entrevistar. Sea el administrador, el gerente de sistemas, el director de marca o el mismo dueño, cada uno de ellos tiene una formación diferente y lo que esperan escuchar es muy distinto, sobre todo en las formas. Es decir, debes adaptar tu discurso a cada interlocutor, pues el de marketing querrá saber cómo se va a posicionar su marca, el de sistemas cómo será la funcionalidad del sitio, el contador cuánto va a salir y el dueño cuánto le va a dejar la inversión. Por eso siempre digo que se necesitan diseñadores inteligentes y no creativos.

Antes de ir a la cita, revisa tu vestimenta. Si vas a una empresa de agroquímicos no saques tu traje, si vas a ver a un organismo de las monjas tibetanas, tapate los tatuajes, y si te toca ir con directivos de alto nivel ponte tu camisa más cara. Es importante que logres empatía desde el primer momento. El ponerte o no una camisa no te hará menos diseñador y puede ser una entrada importante.

Piensa que a veces te puedes tardar hasta 6 meses en conseguir una cita de una hora. No la desaproveches contándole dónde estudiaste y por qué decidiste ser diseñador, ni saques tu carpeta con 500 trabajos escolares. Di quién eres, agradece el tiempo que te dedicaron, recuerda los nombres de las personas o anótalas en una tarjeta según cómo estén sentados, si son varios, para que puedas llamar a todos por su nombre. No juzgues: los diseñadores tenemos la mala costumbre de ver a un ejecutivo joven con traje, 2 celulares y reloj caro, y lo primero que pensamos es «pinche mamón». Eso se nos refleja automáticamente en la cara.

Considera que... ¡te está dando su tiempo! Si la entrevista es con un directivo, su hora cuesta mucho dinero, así que, ¡aprovéchala! Sería terrible que al llegar te sientes y empieces a enseñarle trabajos y a decirle «y esto lo hice para mi maestra de empaque, y este flyer fue para una taquería, y este logo no me lo pagaron, a mi no me gusta pero eso lo selecciono el cliente».

Primero escucha, ve cual es su papel en el proyecto, y la primera pregunta que debes hacer es: «¿Tu tomas la decisión en este proyecto?». Si la respuesta es «sí» vamos muy bien, si te dice, «es mi jefe», estas con la persona equivocada. Entonces pasa al plan B. Si diste con la persona correcta, la segunda pregunta es «¿Cuándo debe estar este proyecto en el mercado?». Si te da una fecha vas bien, si te dice que apenas lo están evaluando, pasa al Plan C.

Podría seguir pero hay que trabajar...

Seguidores:
43
Opiniones:
40
Votos:
96
Compartir:
Código QR de acceso al artículo Vivir del diseño es más fácil de lo que parece

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 09/10/2018

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Javier Mizerniuk
0
Javier Mizerniuk
Ayer

Interesante artículo, desarrollarse como vendedor es lo que permite vivir como diseñador. Si tenemos nuestro emprendimiento o empresa, somos emprendedores/empresarios, también somos vendedores, de nuestros productos o servicios. El artículo no debe perder de vista que, depende el servicio y el sector al que nos enfoquemos, el proceso de compra del cliente varía. Por lo tanto el proceso de venta es diferente para cada uno.

También me resultó interesante la posición de Sergio Ordoñez, que utiliza un proceso de venta online, creo que una cosa no quita la otra, se pueden visitar empresas o vender por internet al mismo tiempo. Al fin de cuentas cada uno se quedará con lo que le dé más resultado. De lo que no se debería escapar es de llevar un buen CRM para análisis, optimización y estudio de las posibilidades de venta.

0
Responder
Retrato de Romero Ro
0
Romero Ro
Hace 2 días

Interesante. Gracias, de alguna manera creas otro tipo de enfoques en las personas que como yo aún estamos en carrera. Yo, podría haber llegado a pensar que en realidad saldría ganando el individuo con más creatividad, pero tienes razón, finalmente el dinero es lo que mueve, y si vamos a ofrecer nuestros servicios y proyectos, pues hay que hacerlo bien, completo. Estrategias, bien, debemos actuar de una forma más inteligente y efectiva en el mercado, atrapar a los clientes con aspectos de valor. Al final, acataremos todas las ordenes del cliente, es uno de los objetivos de vender.

0
Responder
Retrato de Roberto Martínez Garza
14
Roberto Martínez Garza
Hace 2 días

Extraordinario consejo el que le das a los diseñadores principiantes y no tan principiantes en tu artículo. Me parece fundamental señalar (yo siempre lo he hecho) la importancia de la búsqueda en el trabajo puerta a puerta, pues no existe otra manera en la cual sepan que existes. El ser un buen diseñador simplemente es tu obligación... De nada nos sirve vender la caja de cereal más chingona si por dentro no trae cereal. Vende y vende a la segura, sencillamente no prometas lo que no tienes o descepcionarás y nunca más te volverán a hablar. Ser chingón es tu obligación, vender es el reto...

0
Responder
Retrato de Enit Torres Acacio
0
Enit Torres Acacio
Hace 3 días

Me gusto mucho el artículo, muchas gracias. El tiempo y las experiencias han enseñando que los diseñadores deben de convertirse en estrategas, saber qué vender, dónde vender y cómo vender. Muchas de las veces es indispensable conocer el medio en el que se desarrollan.

0
Responder
Retrato de Daniel Zenteno
1
Daniel Zenteno
Hace 4 días

¡Me encantó!

Grandes tips válidos no solo para diseño, sino para otros rubros ;)

0
Responder
Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
531
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Hace 5 días

Ciertamente hay quién puede vender la torre Eiffel una vez a un mismo cliente, pero no lo harás dos veces. Si no tienes algo bueno que ofrecer solo venderás palabras huecas que al final se revertirán en tu contra. Lo primero es lo primero, quien tiene calidad, quien tiene creatividad, quien tiene habilidad puede vender eso mismo, pero si no tienes talento, no tienes creatividad, no tienes habilidades, no tienes mucho que ofrecer. Se puede vender tacos en la esquina de tu casa o tener clientela en un restaurante exclusivo. Los dos venderán pero de diferente manera y precio. Me recuerda algo que leí en un libro sobre ventas: es el caso del vendedor de cepillos que vendía eficientemente de casa en casa, habiendo alcanzado sus metas en los barrios modestos, se preguntaba con cierto temor, si podría hacer lo mismo en barrios elitistas, se aventuró a probar y descubrió que era más fácil vender un cepillo bueno a esta clase de gente, el dinero no era problema, en una misma puerta vendía dos, tres, hasta cinco cepillos al mismo tiempo, cuando en el otro barrio había que vender uno y a veces a crédito. La moraleja es que si tu mercancía es buena y quieres dinero, hay que ir a donde el dinero está. Muchos temen ir a las grandes empresas. Es cierto que mucho ayuda ser de "buena familia" porque las relaciones familiares abren muchas puertas, ir a colegios caros, vivir en ciertos barrios, ir a cierto club, codearse con empresarios, dueños de empresa, políticos y demás; ayuda mucho si lo que ofreces es calidad. También hay que saber si eres vendedor o solo tomapedidos. El tomapedidos es el que hace exactamente lo que el cliente pide, "el sabe exactamente lo que quiere", la venta está hecha si cumples fielmente su deseo. "Al cliente lo que pida". El vendedor ofrece lo que es más adecuado o deseable para ese cliente, ofrece proyectos nuevos, efectivos, que complementan o mejoran la idea primaria del cliente, le ofreces nuevas posibilidades y proyectos que le serán más útiles.

3
Responder
Retrato de Yuriria Ocaña
13
Yuriria Ocaña
Hace 5 días

Muchas gracias. Me parece muy enriquecedor el artículo y quedo al pendiente de la siguiente parte.

Estoy de acuerdo en que no es lo mismo vender que crear, por eso siempre es bien recibida la ayuda en otras áreas. No todos sabemos de todo.

0
Responder
Retrato de Marcio Dupont
54
Marcio Dupont
Hace 6 días

Publicando en mi portal de diseño en http://marciodupont.blogspot.c...

0
Responder
Retrato de Nery Nuñez Santiago
0
Nery Nuñez Santiago
Hace 6 días

Sin duda es algo que debemos tener muy en mente los diseñadores, de verdad que me inspira y pienso ponerlo en práctica. Muchas gracias Eduardo

1
Responder
Retrato de Julio Hoyos
4
Julio Hoyos
Hace 6 días

Gracias por el artículo Eduardo. El tiempo y las experiencias nos enseñan que los diseñadores debemos convertirsnos en estrategas, saber qué vender, dónde vender y cómo vender debería ser nuestra consigna del día a día. Es clave conocer el medio donde uno se mueve, y ser sensible a las problemáticas diversas que el diseño (junto a la estrategia) pueden solucionar.

1
Responder
Retrato de Guillermo Rubén Avalos Ceja
0
Guillermo Rubén Avalos Ceja
Hace 6 días

Muy bueno Eduardo, y expresado con un lenguaje muy apropiado para los jóvenes: casual y directo. Hay que agradecer siempre las intenciones de restarle solemnidad al discurso del diseño.

1
Responder
Retrato de Sergio Ordóñez
0
Sergio Ordóñez
Hace 6 días

Me parece un atraso ir "a puerta fría" buscando clientes. Pongamos que de cada 10 peticiones de entrevistas un CEO te dedica una hora de su tiempo, y supongamos que de cada 10 entrevistas consigues un cliente, estamos hablando de 100 llamadas para conseguir un solo cliente. Sin contar las 10 horas de entrevistas con sus 10 horas de preparación y sus qué menos que 10 horas de desplazamiento. Mejor invertir todo ese tiempo en crear un buen portafolio online y promocionarlo.

0
Retrato de Eduardo Espinoza
43
Eduardo Espinoza
Hace 6 días

Hazlo y me cuentas cuantos "CEO" le dedican el tiempo a buscarte. No es una venta en frío, es una segmentación que haces a partir de tu oferta de valor. definitivamente si estas empezando y no tener trabajo es mejor salir a buscar que esperar cual milenail a que te encuentren por tu talento....

6
Retrato de Elpidio Garza
0
Elpidio Garza
Hace 6 días

Lo que mi me ha dado la experiencia es que es muy difícil que un cliente te contacte solo por tu portafolio de trabajo aun que tengas mucha calidad. Por supuesto que si se da, pero si quieres crecer como diseñador y no solo sobrevivir debes tocar puertas, buscar clientes y ofrecer soluciones.

3
Retrato de Luciano Cassisi
1250
Luciano Cassisi
Hace 6 días

A ningún cliente le interesa ver tu portafolio. ¿Quién tiene tiempo para ponerse a analizar los antecedentes de un profesional, cuando es mucho más fácil pedir recomendaciones? Lo mejor es que te recomienden, pero si eso no sucede, no te queda otra que salir a vender.

3
Retrato de Mario Balcázar
531
Mario Balcázar
Hace 5 días

Un buen portafolio es no es un plus, es el requisito mínimo indispensable. Es como poner en tu CV que usas Illustrator cuando el 100% de los diseñadores debe saber usarlo, no te da un valor agregado, la labor de venta sí lo es, es el desprecio que los diseñadores tenemos a vender lo que nos limita.

4
Retrato de Cesar Nandez
19
Cesar Nandez
Hace 5 días

Tenemos que estar abiertos a todas las practicas y recomendaciones sobre como VENDER diseño.

Hay quienes venden diseño desde FB sin tener nunca que ver un cliente a la cara, (y lo más seguro es que no sean ventas millonarias), hay quien vende sin tener portafolio (por pura recomendación y capacidad para hacer relaciones humanas), hay quien vende con puro nombre, hay quien no vende nada estos últimos tienen que aprender de los que venden, como vendan).

Lo que tenemos que reconocer es que las ventas son cruciales en la salud de nuestros bolsillos y en nuestro futuro dentro de esta profesión y aprender de quienes VENDEN DISEÑO de VERDAD porque son pocos los que comparten como venden, y en el fondo reconocer que lo que nos recomienda Eduardo es básico y aplicable y que no todos tenemos la mano la puerta física de un CEO y conseguir ese lugar, tener ese contacto es el eslabón más complicado de la cadena... ( el que decide: que, como, cuando y sobre todo CUANTO, pero sobre todo TODO CON QUIEN)

1
Retrato de Sergio Ordóñez
0
Sergio Ordóñez
Hace 3 días

@Eduardo Espinoza: no soy ningún milenial, te hablo por experiencia, llevo 15 años ganándome muy buen la vida como diseñador freelance sin tener que hacer una sola llamada ofreciendo mis servicios. Mi trabajo como buen creativo consiste en conseguir que el cliente venga a mí en lugar de ir yo a buscarlo.

@Luciano Cassidi: si tuviera que ganarme la vida saliendo a vender, cambiaría de trabajo... localmente, nadie pagaría mis honorarios. Y no es que sean extremadamente altos, es que vivo en el sur de España donde no hay cultura del diseño. Al cliente le interesa lo que le interesa, y tu trabajo como buen creativo consiste en descubrir qué es eso que le interesa y hacérselo llegar de la manera más eficiente y económica para tu negocio. En mi opinión el modelo expuesto en el artículo es arcaico.

@Cesar Nandez: sólo di mi opinión. En mi vida salí a vender, me parece un real atraso ir tocando puertas cuando gracias a internet puedes llegar a miles de millones de clientes potenciales. Cómo voy a convencer a un CEO para que compre mis servicios cuando ni yo mismo sé promocionarme de una manera efectiva?

@Mario: yo no digo que no haya que vender, lo que critico es la forma de hacerlo. En mi opinión es mil veces más económico promocionar tu portafolio a miles de clientes potenciales vía web que mediante llamadas y reuniones físicas, con las consiguientes limitaciones geográficas.

2
Retrato de Luciano Cassisi
1250
Luciano Cassisi
Hace 2 días

Sergio, vi tu portafolios y se nota la calidad sobresaliente de tu trabajo y que no solamente eres un excelente diseñador, sino, especialmente, un excelente ilustrador. Como te decía, claro que lo mejor es que te recomienden y te llamen los clientes sin mover un dedo, y se comprende que esté sucediendo en tu caso, porque lo que haces no lo hace cualquiera, más aún si tus precios no son muy altos, como dices. Tu modelo de negocio funcionará mientras tus clientes sigan llegando solos, lo cual puede ser que suceda durante toda tu vida, o no.

Esto que te sucede, no le sucede, ni le sucedió, ni le sucederá a la mayoría de los diseñadores; por eso, debemos salir a vender, lo cual es un verdadero sacrificio, muy alejado de la actividad que elegimos y soñamos. La otra opción que tenemos es conseguir un trabajo en relación de dependencia o dedicarnos a otra cosa. El modelo de negocio que propone el autor de este artículo no es arcaico, sino realista.

1
Retrato de Sergio Ordóñez
0
Sergio Ordóñez
Hace 2 días

Luciano, muchas gracias. No me malinterpretes, no digo que los clientes me lleguen sin mover un dedo, al contrario, invierto muchísimo tiempo en promocionar mis redes sociales y mis portafolios en todas las plataformas de diseño profesionales y no tanto, además de crear contenido para mi blog y buscar ingresos pasivos con material educativo. De esta manera puedes llegar a decenas de miles de clientes potenciales cada mes, mientras que localmente siendo optimistas llegarías a 20? 30?, probablemente con presupuestos menores... en mi caso nunca me hubiera desarrollado profesionalmente a nivel local. Por otro lado me costaría mucho convencer a un potencial cliente de que puedo hacer por su negocio lo que no puedo hacer por el mío propio.

1
Retrato de Meteoro Estudio Gráfico
0
Meteoro Estudio Gráfico
Hace 2 días

Muy buen artículo @Eduardo Espinoza y @Sergio Ordoñez comentarte que estoy también de acuerdo en tu punto de vista de hecho me encuentro en una situación similar. Si en algún momento te gustaría dar una clase de como haces tu proceso de venta me seriviría mucho tu ayuda. Saludos

1
Retrato de Luciano Cassisi
1250
Luciano Cassisi
Hace 2 días

Muy buena aclaración, Sergio. Cualquier método que sirva para darte visibilidad ante tus potenciales clientes es válido. Lo importante en el caso del método que estás utilizando es que tu audiencia se corresponda con tu clientela, o al menos la incluya, porque construir una red de seguidores que te admiran pero que jamás te comprarán nada es, quizás, el error que muchos cometen (y obviamente tu no). Así que, me sumo a la invitación de Meteoro Estudio Gráfico, me gustaría conocer cómo logras enfocar tus esfuerzos en las redes sociales para llegar a verdaderos clientes: empresas que contratan diseño. Salvo que tu público sean diseñadores o publicistas que contratan servicios freelance, lo cual también es válido, pero evidentemente no aplicaría a todo tipo de diseñador.

1
Responder
Retrato de Lujana Zárate
1
Lujana Zárate
Hace 6 días

muy bueno!

0
Responder
Retrato de Karlos Arano
1
Karlos Arano
La semana pasada

Muy buen artículo. Esto debería ser una materia en la universidad.

1
Retrato de Ivan Abbadie
44
Ivan Abbadie
Hace 6 días

es materia en la universidad, más no en todas.

0
Retrato de Eduardo Espinoza
43
Eduardo Espinoza
Hace 6 días

Creo que lo que hay que gestionar es quien y como da esas materias en la universidad. Normalmente es un contador que les enseña activos y pasivos.

0
Retrato de Meteoro Estudio Gráfico
0
Meteoro Estudio Gráfico
Hace 2 días

Exacto.

0
Responder
Retrato de Jonathan Zegarra Zegarra
0
Jonathan Zegarra Zegarra
La semana pasada

Muy interesante articulo, siempre el primer paso es el mas difícil, luego todo se va aclarando.Saludos!

1
Responder
Retrato de Cesar Nandez
19
Cesar Nandez
La semana pasada

Muy bueno, gracias por compartir :)

1
Responder
Retrato de Natalia Carmona
0
Natalia Carmona
La semana pasada

Por fin alguien los habla y enseña de cómo empezar a vender (lo que no te enseñan en la escuela) Gracias muy bueno

1
Responder
Logotipo de María Soledad Rigitano
0
María Soledad Rigitano
La semana pasada

Eduardo. Muy bueno el artículo. Muy claro y sobretodo realista!.

2
Responder
Retrato de Mónica Bezanilla
0
Mónica Bezanilla
La semana pasada

Gracias Eduardo y concuerdo que es un tema importante que debemos enseñar en la universidad. Saludos!

1
Responder
Retrato de Gabriel Gutiérrez
0
Gabriel Gutiérrez
La semana pasada

Sr. Espinosa muchísimas gracias. Que valiosa información y aclaratoria.

1
Retrato de Eduardo Espinoza
43
Eduardo Espinoza
Hace 6 días

Gracias por lo de "Sr." Don Gabriel. abrazo

0
Responder
Retrato de Luis Ramírez
53
Luis Ramírez
La semana pasada

¡Buenísimo y con la dosis adecuada de nihilismo!

1
Responder
Retrato de Carlos Michael Gonzáles Salinas
0
Carlos Michael Gonzáles Salinas
La semana pasada

Muy buen artículo y esperando que haya una segunda parte

1
Responder
Retrato de Arturo Haro
42
Arturo Haro
La semana pasada

Excelente artículo. Felicitaciones, Eduardo! Ojalá pronto leamos la segunda parte. Un abrazo.

2
Responder
Retrato de César Ochoa
9
César Ochoa
La semana pasada

Muy buen articulo, muy didactico, deberia tener parte 2

2
Retrato de Eduardo Espinoza
43
Eduardo Espinoza
La semana pasada

gracias si la tiene.. ya la subiré

2
Responder
Retrato de Paco Uribe
0
Paco Uribe
La semana pasada

woww que interesante articulo

1
Responder

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo Los soñadores no sirven para diseñar
Autor:
Allan Cárdenas
Título:
Los soñadores no sirven para diseñar
Sinopsis:
Contra la imagen del creativo despreocupado y ocurrente, el estudio serio y la investigación deben ser lo ejes que guíen la acción de los diseñadores.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
91
Seguidores:
5
Ilustración principal del artículo Cómo decir no al cliente pirata
Autor:
Martino Liu
Título:
Cómo decir no al cliente pirata
Sinopsis:
Una contundente carta de la AIGA (Asociación de Diseñadores Gráficos de EEUU) para enviarle a los clientes que antes de contratar quieren ver propuestas sin pagar por ese trabajo.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
128
Opiniones:
66
Seguidores:
7
Ilustración principal del artículo ¿Existe un lenguaje del color?
Autor:
FOROALFA
Título:
Debate: ¿Existe un lenguaje del color?
Sinopsis:
El color es una dimensión importantísima de todo diseño. Sin embargo no siempre es fácil explicar la relación entre mensaje y cromática. ¿Cuál es el lugar del color en la comunicación?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
179
Opiniones:
197
Seguidores:
563
Retrato de Raúl Belluccia
Autor:
Raúl Belluccia
Título:
Quiero cambiar mi logotipo: ¿cómo hago?
Sinopsis:
Las dificultades de un empresario que quiere orientarse en el desconocido (para él) mundo de los diseñadores gráficos.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
263
Opiniones:
153
Seguidores:
685
Retrato de Edgardo López
Autor:
Edgardo López
Título:
El desempeño de los graduados en diseño gráfico
Sinopsis:
Las instituciones educativas de diseño han creado falsas expectativas. Existe una desarticulación entre los discursos oficiales y la realidad profesional.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
56
Opiniones:
9
Seguidores:
43
Ilustración principal del artículo Diálogos con diseñadores
Autor:
FOROALFA
Título:
Libro: Diálogos con diseñadores
Sinopsis:
Reflexiones sobre el deterioro profesional en el diseño gráfico, los intentos habituales para enfrentarlo y nuevas propuestas desde la administración.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
74
Opiniones:
30
Seguidores:
563
Retrato de Ricardo Palmieri
Autor:
Ricardo Palmieri
Título:
Asunto: El asunto
Sinopsis:
Cómo escribir el asunto o «subject» de un e-mailing.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
17
Opiniones:
12
Seguidores:
21
Retrato de Fernando Del Vecchio
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:
El diseñador como factor de competitividad
Sinopsis:
Si desde la formación diseñamos los incentivos adecuados, el diseño como factor competitivo podrá dejar de ser una declaración de deseos y convertirse en una realidad.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
133
Opiniones:
44
Seguidores:
694

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
28 Enero 2019

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
15 Abril 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
22 Junio 2019