Género y diseño

La importancia de incluir la perspectiva de género dentro del ámbito del diseño, tema fundamental para resolver problemas de inequidad entre las personas.

Alma Martínez, autor AutorAlma Martínez Seguidores: 50

Mario Balcázar, editor EdiciónMario Balcázar Seguidores: 628

Ilustración principal del artículo Género y diseño

Incluir la perspectiva de género dentro de la disciplina del diseño, debe considerarse fundamental para resolver problemas de iniquidad que existen entre hombres y mujeres. Los estudios de género tienen, entre sus objetivos, producir investigación específica desde una visión multidisciplinar, de igual manera que sucede con los estudios sobre diseño.

Al hablar de género, se refiere a una construcción social y cultural asignada que se genera a partir de las diferencias de los cuerpos, focalizando en la designación de masculino y femenino. Género no es lo mismo que sexo. La perspectiva de género es una categoría de análisis de la realidad social, y se convierte en una herramienta de conocimiento que nos ayuda a identificar la forma en que cada individuo simboliza y construye su realidad, tal como sucede con el diseño. La diferencia es que el primero analiza en qué momento las diferencias se convirtieron en discriminación, desigualdad, exclusión.

Un término asociado a género es el «feminismo», que no es un sinónimo de éste y que, incluso, de manera equívoca se coloca como antagonista del machismo (siendo este una conducta transgresora del hombre hacia las mujeres), mientras que el feminismo es una corriente de pensamiento, teoría, de la cual existen varios tipos y diversos autores.

El género es una construcción social, por lo cual la podemos deconstruir. No pretende ser un nuevo campo de conocimiento, sino que lo retoma de otras áreas, donde se cuestiona y se abren espacios para la discusión. Trata de reconocer la diversidad y las diferencias. Por ello es importante que junto con el diseño, se forme una nueva manera de reflexionar las imágenes y los objetos que se configuran desde la academia.

En un primer acercamiento a los estudios de género, decidí comenzar un análisis sobre cómo viven las mujeres que estudian diseño industrial, al hacer uso y manejo de herramientas y cómo son vistas ante los círculos que las rodean. Objetos que forman parte fundamental de su quehacer dentro de la carrera, artefactos que conocen, usan y manejan, pero que fueron creados a partir de una visión masculina. Antes de puntualizar la idea, haré una breve reseña histórica sobre el papel de las mujeres en el diseño industrial, tema que ya ha sido abordado por diversas teóricas e historiadoras del diseño.

Toda vez que el número de alumnas crecía muy rápidamente en la Escuela de la Bauhaus, en 1921, el director de centro Walter Gropius recomendó una prueba de ingreso más severa para las chicas, con el fin de limitar su número y evitar así experimentos innecesarios. (Extraído de la Circular del Consejo de Maestros de la Bauhaus del 15 de marzo de 1921)

En la Bauhaus, aunque considerada una escuela de artes aplicadas reformada, existían ciertas ideas en cuanto a que la práctica artesanal era femenina y que la técnica y el diseño eran masculinas. Con los años, la matriculación de mujeres bajó de manera considerable. En el primer curso de 1919-1920 había 51 mujeres matriculadas frente a 61 hombres. En el curso de 1932-33, el último, había 17 mujeres frente a 125 hombres.

Ya para las décadas de los cincuenta y sesenta, en Europa —nos dice Isabel Campi—, la escuela más destacada fue la Ulm1, donde estudiaron 26 mujeres, pero en libros de historia oficiales, destacan pocos personajes como Jutta Ohl, más por el hecho de ser esposa de uno de los profesores más influyentes. Aunque en este periodo las estudiantes no se sintieron discriminadas, según una investigación sobre las mujeres en Ulm, solo 10 concluyeron sus estudios. Muchas de ellas, se casaron con compañeros o profesores, por lo cual sacrificaron su creatividad por la familia. Entre las estudiantes destacadas encontramos a María Aurora Campos, primera diseñadora mexicana industrial graduada.

En el caso mexicano, el diseño industrial comenzó con un gran auge precisamente por una mujer; Clara Porset, aunque de origen cubano, su gran desarrollo profesional lo consiguió en el país, influenciada por los grandes maestros y maestras de la Bauhaus y por la cultura mexicana, logrando generar un estilo que combinaba una estética moderna con un toque prehispánico.

En 1964, la revista I.D, especializada en el tema, comenzó a lanzar hipótesis sobre la baja presencia de estudiantes mujeres de diseño industrial. Entre las ideas, sostenían que cuando se casaban, abandonaban la carrera y que no se les inculcaba el gusto por esta disciplina de tipo técnico, y además, los empresarios se rehusaban a contratarlas por no generar conflictos con los varones. Sin embargo la revista también destacaba que había muchos empleadores que contrataban diseñadoras para dar un toque femenino a los objetos.

A diferencia de otras áreas como el diseño gráfico o el diseño de modas, en diseño industrial la presencia de las mujeres en la academia es menor, ya que por ser una disciplina en la cual se involucran asignaturas que implican el uso y manejo de herramientas (actividad vinculada a las destrezas masculinas), en pocas ocasiones se relaciona con conductas femeninas, que ciertos sectores dan por hecho que es una habilidad que desconocen por el solo hecho de ser mujeres.

El caso de la FES Aragón2 tiene sus particularidades, ya que en este campus de la UNAM, el trabajo sobre objetos es mayor en comparación con otras instituciones y campus, existiendo más asignaturas y proyectos en cada una de ellas que implican el uso y manejo de herramientas de manera recurrente durante toda la carrera.

En 1976 ingresaron 10 mujeres (respecto a 41 hombres); para 2010: 50 mujeres (respecto a 60 hombres). Actualmente se encuentran inscritas 165 mujeres. Desde entonces han pasado 700 mujeres y 1951 hombres (en los últimos años son más las mujeres las que se reciben).

El análisis busca identificar y explorar a partir del método de las representaciones sociales la visión de las estudiantes de diseño industrial, al hacer uso y manejo de herramientas. Contrastar posturas para poder generar un debate e incluir la perspectiva de género de una manera transversal en el plan de estudios de la carrera, tanto en el perfil de las egresadas, como en los proyectos que se desarrollan dentro de los talleres de diseño industrial primordialmente. La investigación se centra desde el debate de lo femenino y masculino como categorías de análisis.

En el ámbito del diseño industrial, la perspectiva es totalmente masculinizada, se habla de un buen diseño y por ende de un buen diseñador, pocas veces se habla de una buena diseñadora. La referencia ha sido masculina; entre profesores, personajes históricos, y profesionales reconocidos, predominan los varones. Además, la entidad más importante para los diseñadores es el «usuario» y aunque existe el término «usuaria», entre los diseñadores pocas veces se aplica.

Mi primer hipótesis es que si las herramientas están diseñadas para ser utilizadas por varones, entonces, la relación y perspectiva que tienen las mujeres al hacer uso de ellas asume indudablemente una postura diferente. Dentro del diseño de la investigación, realicé un primer cuestionario a 50 alumnas; 18 de tercer semestre, 14 de quinto y 18 de séptimo. Del resultado, comparto una sección que expuso algunas vivencias de las estudiantes:

  • «Cuando voy a comprar algún material ya sea a la ferretería, maderería o el simple hecho de ir a comprar una pintura, la mayoría de las veces hay hombres que te tratan como si no supieras nada […] También me ha pasado que no me atienden hasta el final». (Alumna de tercer semestre)
  • «Un día que iba en taxi y el conductor me preguntó qué estudiaba, a lo que yo contesté: diseño industrial y él respondió: ¿Eso no es para hombres?». (Alumna de tercer semestre)
  • «Cuando he tenido que ir a manufacturar, en especial en la herrería, me han ignorado hasta que llevo la compañía de mi papá». (Alumna de quinto semestre)
  • «En una ocasión cuando fuimos a preguntar unas dudas […] de cierta forma a mí me ignoraba y sólo le daba la explicación a mi compañero». (Alumna de séptimo semestre)

Hasta el momento podríamos comprobar que la primer hipótesis resulta cierta. Incluso pareciera que la idea de herramienta fue tan solo un pretexto para mostrar la incomodidad de un sector femenino estudiantil, que reflexionó sobre las representaciones sociales que tienen por el hecho de usar, manejar y conocer objetos que culturalmente han sido asignados a hombres.

Los objetos significan muchas cosas, hablan de nuestros gustos e intereses, han estado siempre presentes en la historia de la humanidad y de ellos podemos especular sobre la edad que tenemos, a qué grupos sociales pertenecemos y de qué países somos. Pero también, los objetos de diseño asignan roles de conductas masculinas o femeninas.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
131
Votos:
138

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
  1. Ulm: La Escuela Superior de Proyectación HfG o Escuela de Ulm,  fue una escuela universitaria de diseño radicada en la ciudad de Ulm Alemania, fundada en 1953, pionera en los estudios y perfil profesional del diseñador actual.
  2. FES Aragón: Facultad de Estudios Superiores Aragón, de la UNAM, Universidad Nacional Autónoma de México.

Bibliografía:

  • CAMPI, Isabel, Diseño, ¿El sexo determina la historia? Las diseñadoras de producto, en Diseño e Historia. Tiempo, lugar y discurso, Designio, México, 2010.
  • LAGARDE, Marcela, Identidad femenina, comunicación, intercambio y desarrollo humano en América Latina, A. C., México, 1990.
  • LAMAS, Marta, La perspectiva de género, Revista de Educación y Cultura de la Sección 47 del SNTE, núm. 8, 1995.
  • LAMAS, Martha, Usos, dificultades y posibilidades de la categoría de género. En El género. La construcción cultural de la diferencia sexual, PUEG, UNAM, 2000.
Código QR de acceso al artículo Género y diseño

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 07/09/2012

Descargar PDF

Ilustración principal del artículo De fetiche a dispositivo
De fetiche a dispositivo Desde la antigüedad los objetos han sido fundamentales en nuestras vidas. Primero como elementos de culto, luego como indicadores de status, hasta convertirse en objetos-dispositivo.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Emilio Jiménez
1
Sept. 2012

Yo creo que hablar específicamente del género es tomar solo una parte, para ello existe el diseño para todos o lo que también llamamos diseño accesible que está mal entendido como el diseño que se piensa para la gente discapacitada. Diseñar de manera accesible es crear pensando en todos puedan usar las cosas que diseñamos en igualdad de condiciones.

0
Retrato de Alfredo Gutiérrez Borrero
273
Sept. 2012

Estimado Emilio, observa cómo Alma señala que un término asociado a género es el «feminismo», y como ella afirma «no es un sinónimo de éste y que, incluso, de manera equívoca se coloca como antagonista del machismo (siendo este una conducta transgresora del hombre hacia las mujeres)»; tal vez asocias directamente género con feminismo (aunque igual hay hombres feministas), como leo, hablar de género nos remite a todos, mujeres, hombres, lesbianas, gay, queer, ciborgs, asexuales, como dice Mateo Herrera a la diversidad surgida del cuestionamiento identitario... género implica también hombres.

1
Retrato de Emilio Jiménez
1
Sept. 2012

Estimado Alfredo, no me refiero al machismo o al feminismo, me refiero al género en general, no crítico nada en particular, a lo que me refiero es que si se entendiera extensamente el concepto del diseño accesible, podríamos incluir entre otros temas como la ergonomía o la eliminación de barreras arquitectónicas, el género. Un saludo.

1
Retrato de Alfredo Gutiérrez Borrero
273
Sept. 2012

Emilio, brillante réplica, concuerdo con ella, acaso me fijé mucho en «hablar específicamente del género es tomar solo una parte» (e interpreté equívocamente como «el tema es medio importante» o «sólo de mujeres») y muy poco en «diseño accesible que está mal entendido como el diseño que se piensa para la gente discapacitada» concuerdo, en ese sentido en Colombia se dio en designar «vivienda de interés social», a la vivienda para gente pobre... ¡como si al resto no nos interesara la sociedad!, tu versión extensa del diseño accesible me convenció. ¡Incluyamos el género!, feliz día y gracias.

0
Retrato de Cuauhtemoc Contreras
0
Sept. 2012

Emilio, tu interpretación de diseño accesible me parece limitada y mal aplicada, cada persona puede acceder al diseño como vía para expresar su individualidad y por ende no se diseña de manera universal sino en base a criterios de enfoque, hay productos específicos que son de uso comunitario donde puede aplicar un criterio de diseño ampliamente accesible, pero ello no cancela la necesidad de diseño especifico, en el caso de las herramientas se debe debatir todo el concepto del trabajo con ellas que ha llevado a excluir a las mujeres, aunque sin caer en la idea de un diseño gris y sin enfoque

2
Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
566
Sept. 2012

No se puede aplicar criterios en forma general. Habría que diseñar ropa interior para hombres con sostén porque hay que ser igualitarios, o mujeres con pantalones y calzoncillos con brageta por igualdad de género. ¿Porqué los hombres si y las mujeres no? ¿y porqué ellas si y los hombres no?. O diseñar una casa para pobres no es lo mismo que diseñar una para ricos. Me parece que este tema conlleva cierto nivel de absurdo. Más que igualdad de género es igualdad de justicia para todos ¿porqué hacer leyes que proteja de la violencia a las ciertos grupos de género si la violencia se ejerce a todos.

0
Retrato de Elizabeth Piedrabuena
2
Sept. 2012

Si bien existen ciertas diferencias ,muchas de ellas son irrelevantes en este tema de igualdad de derechos...por naturaleza a mujeres y hombres les crece el cabello..¿quien dice que el varón debe usar cabello corto para serlo y que la mujer debe sacarse el bigote?..una vez más ¿quien dicta que mujer debe llevar falda y sostén, y el varón pantalón y no falda??..disponemos naturalmente de igualdades..mismo cerebro,misma cantidad de grupos musculares..las limitaciones nacieron en sociedades patriarcales y falocéntricas..

0
Retrato de Oscar Ramirez Franco
34
Sept. 2012

mismo cerebro que no funciona igual, mismos grupos musculares que no funcionan igual (ni se desarrollan igual).

Hay mujeres «fisiculturistas» que tienen el doble de masa muscular que yo... pero la mitad de lo que tiene su contraparte masculina.

Las diferencias existen y no se deben des-conocer.

El punto es cómo se desarrollan, como se usan y qué se hace con cada característica que pueda marcar -o no- una diferencia con los demás.

Así, mi cerebro no funciona tampoco como el tuyo, ni como el de mi hermano.

0
Retrato de Emilio Jiménez
1
Sept. 2012

No entiendo algunas críticas, creo que cada quien esta leyendo e interpretando lo que le parece, yo solo he hecho una reflexión con respecto a que me parece muy válido hablar del género dentro del diseño, solo digo que ese tema es sólo una parte de algo más amplio que no se estudia con frecuencia o se enfoca mal como lo es el «diseño accesible». Muchos piensan que el diseño accesible se enfoca en pensar en personas con alguna discapacidad mental o física, pero en realidad es pensar en todas las personas y dentro de ese abanico aparecerá el estudio del género dentro del diseño. Un saludo.

0
Responder
Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
566
Sept. 2012

Lo que dicen aquí de la Bauhaus es cierto pero era simplemente porque ciertas tareas requerían de mayor fuerza y rudeza y se temía que causara accidentes, ello no es discriminación sino simplemente que los hombres y las mujeres no son iguales. El «diseño natural» de la mujer es por naturaleza más delicada y no veo porqué quieran hacer igual lo que es desigual. Por otro lado, tampoco veo porqué todo deba de ser al 50% en todo. ¿Si hay un 50% de mujeres que son diseñadoras o si son el 90% debo sentirme mal y exigir que haya igual cantidad de hombres? Es ridículo. No veo quién les impida nada.

0
Retrato de Alfredo Gutiérrez Borrero
273
Sept. 2012

Con la admiración de siempre a tus opiniones, discrepo radicalmente de cuanto planteas, por ello, emplearé tiempo argumentando mi discrepancia para exponerla aquí en FA. No todos somos iguales, claro, pero objeto reducir todo a «se temía que causaran accidentes» o a «mamá naturaleza dispone».Los airbags, ejemplo, los diseñaron expertos, desde planteamientos y mediante comprobaciones de técnicos, para proteger conductores ¡todos hombres!;nadie consultó a las mujeres ni valoró sus distintas anatomías y a raíz de tal fallo de diseño, en EEUU muchas mujeres y niños murieron (ya agregaré fuentes).

0
Retrato de Elizabeth Piedrabuena
2
Sept. 2012

Si bien existen algunas diferencias...la mujer no es por naturaleza más delicada...las sociedades y las culturas dictan que deben serlo....que les «queda feo»,decir malas palabras,eructar,enojarse,saltar como «machonas», jugar al fútbol «no es de mujeres»..cuando en realidad no hacen falta más que dos piernas y un cerebro para meter el balón al arco de una patada..al igual q los hombres....todas..condicionantes sociales...hay mucho de impronta personal en las opiniones y poca investigación u observación imparcial por parte de muchos varones.

2
Retrato de Enrique Torralba
1
Sept. 2012

Tan delicado es el asunto de plantear las «diferencias» de género como absolutos irrefutables, porque así nos lo dictaron anónimos cuestionables, lo mismo diría para los que siendo hombres no nos creemos el cuento, de ser brutos, toscos e insensibles. todo lo contrario, que salga del closet nuestra parte femenina que de quedarse más tiempo en el closet la realidad nos dará una bofetada.

2
Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
566
Sept. 2012

Claro que por naturaleza si tiene caracterízticas físicas diferentes y eso se toma en cuenta en los deportes también, por algo se manejan aparte ciertos deportes, en las mismas olimpiadas se nota mucho lo que es caracteríztico de la mujer y lo que es característico del hombre, aunque se trate de la misma actividad.

0
Retrato de Elizabeth Piedrabuena
2
Sept. 2012

con el respeto wque me merece...repito..para patear una pelota y meterla al arco no hace falta más que un cerebro que le indique a los miembros inferiores que lo hagan..y éso lo entiende cualquier cerebro humano, independientemente del género y de la fuerza físíca..de ahí mi cuestionamiento a los varones en afirmar que para jugar al fútbol hay q ser varón.como si éso fuera muestra de brillantez en inteligencia..

1
Retrato de Oscar Ramirez Franco
34
Sept. 2012

Sinceramente y sin afán de ofender... ¿cómo puede alguien decir que hombres y mujeres somos fisiológica y anatómicamente iguales? sospecho que no se ha mirado al espejo.

Yo creo que el diálogo puede continuar objetivo después de esa mirada.

1
Responder
Retrato de Diego Ordoñez
13
Sept. 2012

Excelente tema que elegiste. Siempre he pensado, y la experiencia me lo ha demostrado, que a pesar de buscar la equidad de genero, nos es imposible no reconocer que cada genero tiene básicamente aplicaciones laborales específicas. Un ejemplo muy concreto: Ropa interior femenina. Mientras que las mujeres diseñan los encajes, bordados, eligen la tela, los colores, y obviamente hacer piezas publicitarias para el público femenino, a los hombres no nos interesa mucho el tema, solo que sea «abre fácil». Igual influyen los gustos sexuales y el nivel socio-económico de cada diseñador.

2
Retrato de Eva Milito
0
Sept. 2012

La verdad que lo que decis es totalmente machista y gracias a personas como vos a las mujeres se nos hizo tan dificil esta lucha.

0
Retrato de Diego Ordoñez
13
Sept. 2012

No soy machista, soy realista sobre el mundo en el cual estamos, y muy seguramente no tendrás novios o amigos heterosexuales que, como en el ejemplo, diseñen ropa interior femenina. O si?

Por otra parte, Eva, veo que los comentarios que realizas son feministas, clara señal de haber sido menospreciada como mujer. Mi experiencia ha sido a nivel de mi país, Colombia, donde, en porcentaje, somos menos machistas en comparación a países como México, España y Argentina. Por favor no confundas la realidad social con discriminación individual. ;)

0
Retrato de Claudia Elicar
1
Claudia Elicar
Sept. 2012

Reflexionemos: Con ese mismo criterio, la ropa interior masculina la diseñan los hombres? No habrá que pensar que tenemos mucha tradición y pautas impuestas desde hace siglos y que sin darnos cuenta hemos interiorizado como «verdades»... ¿por qué no nos animamos, como dice Alma, a deconstruir? Hombres y mujeres! ;)

0
Retrato de Sandra Molina
0
Sept. 2012

Claro que hay hombres que diseñan ropa femenina! Y mujeres que diseñamos maquinas y herramental no es cuestión de genero. No puedes argumentar que a los hombres no les interesa cierto ámbito del diseño solo porque son hombres.

1
Retrato de Luisa Macías
0
May. 2013

Diego lo invito a documentarse sobre lo que es el feminismo.

1
Responder
Retrato de E. Asael Hernandez
0
Sept. 2012

Recuerdo esas ofertas laborales que sólo leerlas era una ofensa...

«Se solicita diseñadora gráfica«

Sigo sin entender las diferencias, es claro que una mujer y un hombre son muy distintos, pero incluso dentro de un genero la gente es muy distinta, las generalidades sólo nos distancian.

0
Retrato de Diego Ordoñez
13
Sept. 2012

Asael, a pesar de ser buenos en nuestros trabajos, no podemos desconocer que las diferencias son tan obvias y grandes que no es posible creer que un hombre y una mujer creen piezas similares para la misma campaña publicitaria. Si pones a tres mujeres y tres hombres a crear piezas para dos campañas, Ropa interior femenina y Autos deportivos, las diferencias de género en cuanto al diseño saltarán a la vista, sin querer decir que la campaña creada por el otro género no sirva.

Cuando veo anuncios para «diseñadoras», a veces hay que ver la empresa es y que cargos tendrá, y entenderás la exclusión..

0
Retrato de Cecilia Galará
0
Sept. 2012

Te contratan como «diseñadora gráfica» y luego te saludan por el día de la secretaria... el solo hecho de ver una mujer trabajando en una oficina es motivo para etiquetarla como «secretaria».

0
Retrato de Diego Ordoñez
13
Sept. 2012

Lastimosamente, cuanta razón tienes. Hoy en día buscan diseñadoras que: Contesten el teléfono, atiendan clientes, apunten recados, organicen la agenda del jefe, ..., etc. Y aparte de eso, pretenden manosearles mas que las ideas.

0
Retrato de Cecilia Galará
0
Sept. 2012

Eso sería acoso sexual directamente. Sin llegar a esos extremos existen violencias más difíciles de explicitar que generan inequidad en las condiciones laborales. Desnaturalizar esas conductas es una tarea pendiente si hablamos de equidad de género.

0
Retrato de Claudia Elicar
1
Claudia Elicar
Sept. 2012

Piden diseñadora porque les sale más barato... así de simple y de cruel. Cruel para un hombre que busca con toda justicia un puesto de trabajo, y tanto más (quizás) para una mujer que sabe que su puesto será de Diseñadora, secretaria, limpieza, chica de los mandados, etc...

0
Responder
Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
566
Sept. 2012

La ilustración elegida para este artículo lo dice todo. ¿es la foto de alguien que es igual al hombre? ¿con la misma rudeza y musculatura típica de un obrero? en todo caso se eligió mal la foto porque es contraria a la idea principal tratada en este artículo. No veo la igualdad en esa foto.

0
Retrato de Enrique Torralba
1
Sept. 2012

para empezar no sabes diferenciar entre una ilustración y una composición fotografica, como dice el dicho mexicano, más sabe el diablo por viejo que por diablo, habilidad e inteligencia cuando lo que falta es fuerza y asunto arreglado. A la chica le quedan bien los accesorios se ve guapa y creo que cualquiera de esas herramientas le caben bien en la mano y si sabe usarlas ya está, tal vez el diseño industrial puede hacer algunas adaptaciones ergonómicas que permita su uso cómodo para cualquier género.

0
Retrato de Oscar Ramirez Franco
34
Sept. 2012

Enrique: En la imagen que ilustra el texto se ve que hombres y mujeres no somos iguales. Somos diferentes.

Si a una mujer le falta músculo, usa el ingenio, tú lo dices y me das la razón: no usan lo mismo.

No se trata de «igualdad» sino de equidad.

Propones adaptaciones ergonómicas para el uso cómodo de herramientas por cualquier género ¿no querrás decir «por cualquier tamaño de manos»?

2
Retrato de Eva Milito
0
Sept. 2012

En mi opinión, la imagen utilizada sigue reforzando varias de las ideas que luego aparecen en el texto sumamente machistas de esta sociedad que presiona a la mujer desde una figura inalcanzable, aparte de muchas otras presiones en que las mujeres estamos sometidas día a día.

0
Retrato de Aura Mª Vega Stavro
33
Sept. 2012

Para mi, la imagen usada en el artículo es de una figura femenina con un cinturón de herramientas, no lo asocio son situaciones inalcanzables, ni machistas, ni feministas. Para mi, es una mujer que usa herramientas, nada más. No soy Diseñadora Industrial, ni obrera de la construcción, pero he usado herramientas de ese tipo en diversas ocasiones, sin ponerme a pensar que para usarlas hay que ser hombre o mujer, sólo que hay que tener habilidades para utilizarlas.

1
Retrato de Eva Milito
0
Sept. 2012

Acuerdo con vos, pero digo lo de la figura porque es una modelo anorexica que hasta le cuelgan los pantalones y como diseñadores sabemos muy bien que mensaje se trata de dar con cada pequeño detalle en una composición fotográfica por ejemplo.

0
Responder
Retrato de Elizabeth Piedrabuena
2
Sept. 2012

Ayer un amigo intentaba arreglar en su casa el grifo de la ducha le aconsejé cual sería la adecuada y donde residía el problema.Dijo: «no te me vengas a hacer acá la que sabés»,a lo q respondí:«claro que sé de lo q hablo..muchas veces hice estos arreglos en mi casa»..y a cada acción que le sugería ,objetaba mis ideas.Cuando probé que podía arreglarlo,simplemente me despachó diciendo que lo iba a arreglar en otro momento..simplemente temor a quedar él mismo como «inferior«perdiéndose de aprender de alguien.Trasladado éso a otros ámbitos,explica por qué hay tan pocas mujeres en casi todos ellos.

5
Retrato de Enrique Torralba
1
Sept. 2012

Absolutamente de acuerdo, es que acaso se nos caerá el pito, por hacer buenos pasteles? o a la mujer le saldrá pelo en pecho por cargar bultos, ya es hora de romper esquemas, esa es la auténtica libertad, y ahí indudablemente seremos más completos.

6
Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
566
Sept. 2012

Pero algo que no puedes hacer es quedar embarazado, o a ella no les pude salir el pito que no tienen, ello demuestra que si hay diferencias reales y por lo tanto no se puede ser 100% iguales. Reconocer las diferencias es la mejor forma de hacer justicia.

1
Retrato de Enrique Torralba
1
Sept. 2012

No si en algo estamos de acuerdo es que pito es pito y pucha es pucha, ya nada má falta que me digas que es antinatural que a un hombre no le deba gustar el pito de otro hombre, ¿digo y porque no?, nada está escrito la evolución sexual no termina, la orientación sexual es amplia y ahí, para los que hacen diseño hay un target esperando que los atiendan, pero primero que los entiendan rompiendo de una vez por todas, las cadenas que nos atan y nos cortan la libertad, caray «hazme tu el favor».

1
Retrato de Oscar Ramirez Franco
34
Sept. 2012

Elizabeth: tu sabes cuantas veces un niño ha sido sacado de la cocina POR SU MADRE? En una sociedad matriarcal donde los niños (en castellano «niños» incluye «niños» y «niñas») son educados por sus madres debería «culparse» a las hembras que se empeñan en criar machos.

0
Responder
Retrato de Miguel Angel Gonzalez R.
39
Sept. 2012

Siempre es controversial el tema del género. Debo decir que el artículo está excelente y me fue gustando más en la medida que fui avanzando en la lectura. Lo importante es ver este tema con una mirada 360, pues en muchos casos son los varones quienes se limitan de estudiar diseño de moda, por la forma en que los pueden catalogar. Evidentemente para todos la carrera de moda o indumentaria es para mujeres no para varones. Igualmente comparto lo dicho por Emilio Jimenez existe el diseño para todos, el diseño hecho pensado para el uso de todos en igualdad de condiciones.

3
Retrato de Alfredo Gutiérrez Borrero
273
Sept. 2012

Maravilloso aporte Miguel Ángel, más controversia igual más posibilidades, cierto hay diseño para todos, mas discrepo de Emilio Jiménez, por lo que tú señalas del diseño de modas. Hablar de género es hacerlo de una construcción social (TODAS-TODOS) en procesos que escenificamos continuamente no de lo que ‘somos’, sino de lo que ‘hacemos’ desde críos, inducidos por los adultos, allí donde crecemos o diseñamos, interiorizando normas sobre cómo «debemos» ser hembras o machos humanos. Por cierto los hombres actuamos y hacemos género constantemente, con las mujeres o cuando ellas están ausentes...

0
Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
566
Sept. 2012

Discrepo nuevamente contigo ¿porqué debemos ser, actuar o parecer iguales si somos diferentes? La misma naturaleza ya dotó a cada quién de cierta manera. Eso no implica que no se den injusticias, se ejerza violencia, o se limite. Pero te diré que el machismo es impulsado por la misma mujer, la que espera del hombre la fuerza que ellas no tienen, en muchos casos hasta promueven la violencia o la defensa de ellas ¿es que no eres hombre? eso de que los hombres no lloran, eso de que el hombre debe proveer. En el mismo acto sexual el hombre debe tomar el papel de fuerza y cierto grado de violencia.

1
Retrato de Elizabeth Piedrabuena
2
Sept. 2012

las mujeres por naturaleza tenemos pelos en los mismos lugares que el hombre...sin embargo ..las sociedades no aceptan a las mujeres peludas..por lo tanto deben eliminarlos porque les «queda feo, se ven poco femeninas«las rechazan....de éso hablo..somos iguales..los conceptos..se contruyen..

1
Retrato de Enrique Torralba
1
Sept. 2012

Aunque estoy de acuerdo en un ponto, sobre el machismo promovido desde la mujer, caray Joaquín no sé donde estudiaste o en que contexto creciste, para afirmar que el hombre «debe» tomar el papel de fuerza durante el acto sexual, acaso sería una forma de decir «mujer de que te quejas si solo fueron un par de bofetadas, además así debe ser». El diseño no discrimina, es quien detrás del diseño oculta ciertos prejuicios o creencias haciéndole creer a sus target que eso es exactamente lo que necesitan.

2
Responder
Retrato de Mateo Herrera
23
Sept. 2012

Excelente.

Yo, aparte de ser Diseñador Gráfico, soy Antropólogo Social, y este texto es tan antropológico que invita, como todo en antropología, a la reflexión; ademas, en la bibliografía citada veo Marta Lamas y a Lagarde.

No puedo decir mas que: Excelente texto, el abanico de género no incluye sólo a mujeres y hombres, femenino y masculino, sino toda esa gran diversidad emanada del cuestionamiento identitario y si en el Diseño Industrial no se reinventa, la diversidad de género lo hará.

4
Retrato de Elizabeth Piedrabuena
2
Sept. 2012

exelente....

2
Retrato de Alfredo Gutiérrez Borrero
273
Sept. 2012

Mateo, «hay algunos hombres (demasiado pocos) que no tienen miedo de la feminidad» escribió Hélène Cixous, me alegra saber que en este mar de ausencias y soledades hay uno, alguien como tú preocupado por esa «diversidad emanada del cuestionamiento identitario», acojo,doy el crédito e incorporo gustoso a mi argumento tu frase y la reencuadro de la siguiente manera «si el Diseño Industrial no se reinventa», la diversidad de género lo hará... qué bueno que antes de acallar los temas nos diéramos la oportunidad de conocer las motivaciones y valores de quien los escribió, ¡excelente comentario!

1
Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
566
Sept. 2012

Refrendo mi opinión antes citada, tus argumentos no hechan por tierra la mía. Yo me refiero a que no tenemos porqué ser 50% de todo, es decir 50% de policias, 50% de soldados, 50% de sacerdotes, 50% de presidentes, 50% de senadores, 50% de estudiantes, 50% de egresados, 50% de habitantes, 50% de trabajadores, 50% de empresarios, 50% de homosexuales, 50% de lesbianas, 50% de narcos, 50% de delincuentes, 50% de traileros, 50% de enfermos, 50% de todo, si eso es para ustedes igualdad de género, me parece que es ridículo. Además eso se gana, exigir que se les dé por igualar cifras no funciona.

0
Retrato de Mateo Herrera
23
Sept. 2012

Claro Joaquín, no podría exisitir diversidad si todo fuera una dicotomía, es por eso que el gran abanico de la diversidad le da al asunto de género una amplitud de posibilidades, e insisto: si el diseño industrial no se reinventa, la diversidad de género lo hará.

2
Responder
Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
566
Sept. 2012

No conozco universidad donde se limite el ingreso a una carrera por razones de género. Decir que se reserve el campo del diseño industrial, o a cualquier otro del diseño solo al sector masculino me parece que no es exacto. Yo conozco a varias egresadas de esa carrera y nadie se ha quejado de que les limitaran sus derechos. No creo que en este continente suceda esto. Además es sencillo, si se matriculan más mujeres, dejará de ser oficio masculino y no depende tanto de los hombres sino de las mujeres demostrando que pueden. Pedir igualdad en cifras es ver solo números sin demostrar capacidades.

1
Retrato de Oscar Ramirez Franco
34
Sept. 2012

Comparto tu opinión.

En otra respuesta comentas de las estudiantes que no terminan por casarse porque desde el principio fue su meta.

Una compañera mía entró a estudiar diseño industrial porque quería casarse con un arquitecto y en la UANL ambas carreras están en la misma facultad... y diseño era más divertido que arquitectura (palabras textuales)

Quizá son «esas» diseñadoras las que dan mala fama y quizá son pocas... pero las hay.

1
Retrato de Helms Ph
0
Sept. 2012

Creo que el artículo no afirma en ningún momento que se limiten el ingreso o los derechos de las alumnas por ser mujeres. Más bien hace un análisis desde la perspectiva de género.

4
Retrato de Diana Fausto Aguilar
1
Jun. 2013

La pregunta es por qué tenemos que demostrar que podemos? Por qué es necesario que se tenga que dar a denotar algo que no se supone es obvio? -«una sociedad desigual tiende a repetir la desigualdad en todas sus instituciones, por más que la igualdad esté consagrada constitucional y legal- mente» (Arriola, 2006, 14).

0
Responder
Retrato de Tata Irrazabal
4
Sept. 2012

El debate sobre diferencias injustificadas de género debe estar presente en todos los ámbitos y más en los académicos. Percibo en esta nota y en la mayoría de los avances sobre este tema, que se responsabiliza a los hombres de este problema real. cito: «machismo (siendo este una conducta transgresora del hombre hacia las mujeres)». Por lo menos la mitad de los machistas que conozco son mujeres.

Quizá la postura adecuada es una autocrítica como sociedad conjunta y no decir que el problema lo impone el otro, Y no marco este defecto como algo de origen femenino, pasa en todo contexto.

1
Retrato de Oscar Ramirez Franco
34
Sept. 2012

De acuerdo Julio. En estos tiempos ya casi no existen «machos», mas bien existen «hembras».

0
Retrato de Tata Irrazabal
4
Sept. 2012

Eso es verdad a su vez Oscar. Yo me refiero al machismo propiamente dicho, que asigna roles, obligaciones y derechos marcadamente diferentes a hombres y mujeres (de forma injusta ), digo que es algo que está avalado culturalmente por la sociedad con un gran volumen de mujeres legitimando esto y acomodándose en algunos derechos que brinda ser el «sexo débil». Personalmente trabajando en diseño pude ver que las diseñadoras compañeras de trabajo piden ayuda ante las complicaciones antes que los varones, recargando, a veces, las tareas de sus compañeros. Es mi experiencia nada más.

0
Retrato de Diana Fausto Aguilar
1
Jun. 2013

Considero que la crítica del tema no existe como una queja o victimización de parte de las mujeres, sino busca unificar el trabajo, si bien lamentablemente existen diferencias entre hombres y mujeres construidas culturalmente, es necesario incluir a los dos géneros en la labor del diseño para lograr algo íntegro y por otra parte dejar de estereotipar que hombres y mujeres hacen o no hacen esto, esas diferencias sólo son creadas y fomentadas por nuestra no documentada cultura.

0
Responder

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 marzo

Cómo Justificar el Diseño

Cómo Justificar el Diseño

Cómo construir autoridad profesional y superar el problema de convencer al cliente al presentarle diseños

15 horas (aprox.)
1 marzo