Mucha tecnología y poco diseño

A medida que la tecnología ha invadido planes y programas de estudios, poco a poco vamos olvidando la esencia del proceso real y completo de la práctica del diseño.

Retrato de Martha Gutiérrez Miranda Martha Gutiérrez Miranda Querétaro Seguidores: 61


Resulta cada vez más raro sorprenderse con el lanzamiento de alguna innovación tecnológica. El mundo se está habituando más y más a vivir una oleada permanente de «nuevas tecnologías» que invaden el mercado y propician, inevitablemente, el deseo. Esta condición no es ajena al diseño y su mundo. En las diversas áreas del diseño hemos aprendido a relacionar inmediatamente la producción a la tecnología.

Cada vez resulta más extraño pensar en el desarrollo de productos y propuestas sin utilizar la tecnología, incluso para bocetar. Si un aspirante a diseñador no la utiliza, el resultado se puede percibir como falto de «calidad» e incluso «pobre» de propuesta. Nos hemos ido acostumbrando a relacionar el trabajo del diseño directamente con el uso de la tecnología.

Esto no está del todo mal, si consideramos a la tecnología como una herramienta para el desarrollo. El problema no está en el hecho de involucrarla en la producción del diseño, sino que surge cuando se le confiere el carácter de panacea, cuando se piensa en ella como la solución a todos los problemas, o cuando se da por sentado que sin tecnología es imposible concebir un «buen producto».

Buena parte de este problema o «mala costumbre», se le puede atribuir a la mercadotecnia que se ha encargado de vendernos la imagen «prototipo» de diseñador modelo, con una computadora bajo del brazo. Pero si hacemos un examen real de conciencia, debemos admitir que gran parte de la responsabilidad de este desvirtuado estereotipo, es también de las escuelas y en particular de los docentes.

En efecto, los docentes seguimos siendo un gran agente de influencia en los futuros profesionales. Resulta paradójico que nos molestemos con nuestros alumnos cuando no hacen buenos bocetos, o cuando no son capaces de dibujar ideas más o menos comprensibles. Muchas veces, por llegar a tiempo con las entregas, los estudiantes presentan líneas inacabadas o simples «garabatos» ininteligibles, acompañados de explicaciones que solo ellos comprenden, en general aclarando que «cuando lo vea en la “compu” lo va a entender». Dejan así de manifiesto que sólo pueden abordar los problemas de diseño ayudados por la tecnología.

Pero ¿porqué esto resulta paradójico que nos molestemos con los estudiantes? Porque, poco a poco, a medida que la tecnología ha invadido planes y programas de estudios, hemos ido olvidando la esencia de los mismos. O sea el proceso real y completo de la práctica del diseño. Hemos sobrecargado a los estudiantes con una serie de exigencias en el día a día, que no hacen más que orillarlos a estar prácticamente pegados a la computadora, para poder resolver las exigencias de un profesor, mientras no les enseñamos a resolver las necesidades de un usuario. Actuamos como los «contratistas», que lo único que les transmiten a sus subordinados es la idea de producto y no la concepción de proyecto.

Soy partidaria del uso de la tecnología, claro está, como parte del momento histórico que está viviendo el proceso de formación de los diseñadores, como herramienta de auxilio a la producción, como aliada para el trabajo, como recurso para hacer más eficiente el proceso. No como fin, ni como medio per se. Desafortunadamente, cada vez somos más los que en etapas muy tempranas de la formación del diseñador, insistimos en introducirlo a este mundo, que como si se tratará de un fármaco, resulta adictivo, vicia la mente y nubla el razonamiento, y promueve soluciones express que quizá a primera vista parezcan impactantes, pero en el fondo no conllevan siquiera un proceso mínimo de conceptualización y estructura. Se nos ha hecho fácil seguir atrapando la enseñanza del diseño en un  modelo que poco se despega del antiguo, viejo y obsoleto conductismo, donde en realidad se sigue coartando y limitando la creatividad, sólo que ahora el verdugo «se disfraza de manzana o está hecho con adobes».

No culpo a nadie de nuestra suerte, sólo digo que en la medida que no hagamos más y más conscientes a nuestros alumnos de la importancia del proceso de diseño y sus implicaciones teóricas y metodológicas, estaremos olvidando su esencia. Estaremos enseñando más software y menos diseño, estaremos sumando más adeptos a las filas de copy-paste y fomentaremos más aún que les resulte fácil salir del paso con tareas copiadas, que lo único que resuelvan sea la exigencia de un producto pedido en clase solamente para cumplir, y estaremos muy lejos de formar diseñadores críticos y constructivos que piensen en resolver necesidades reales de usuarios reales. Los docentes debemos preocuparnos más por enseñar a diseñar que porque memoricen «atajos», debemos orientar su práctica para que logren llegar hasta las etapas finales, evaluando sus propuestas con los usuarios para quienes las han diseñado. Debemos dejar de hacer evaluaciones unidireccionales con respuestas absurdas como «me gusta o no me gusta» o peor aún, «le falta diseño». Debemos dejar de enojarnos con nuestras escuelas porque no tienen la suficiente cantidad de computadoras, porque ahí no está la solución.

Debemos tratar de cambiar nuestra práctica pedagógica, evitando pedir carteles y folletos, por el simple hecho de pedirlos, porque así se llama la asignatura que nos «tocó» impartir. Debemos hacer más reflexión y en consecuencia mejoraremos el proceso. Debemos escribir en nuestros planes de estudios sobre el proceso de diseño con el fin de apropiarnos de él y entonces poder formar diseñadores con un sentido real de la profesión que además de un compromiso personal y social para hacer diseño que cubra necesidades reales, promuevan la práctica efectiva de la mano de muchas herramientas. Entonces, sólo entonces, debemos acompañar el uso responsable de la tecnología.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Retrato de Martha Gutiérrez Miranda Martha Gutiérrez Miranda Querétaro Seguidores: 61

Opiniones:
89
Votos:
135

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Mucha tecnología y poco diseño

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 08/04/2013

Descargar PDF

Martha Gutiérrez Miranda

Más artículos de Martha Gutiérrez Miranda

Retrato de Martha Gutiérrez Miranda
Título:
El diseño y el desarrollo de la inteligencia
Sinopsis:
Los seres humanos nacemos con potencialidades marcadas por la genética; sin embargo, hoy sabemos que podemos desarrollar otras tantas a través de ciertos estímulos, como el diseño.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Oscar Tello
0
Sep 2014

Buen aporte, y me resulta interesante que a un año de éste post, siga siendo muy actual...

Al igual que Paula Abonna, imparto 2 clases de programación web y planteo situaciones similares a ella.

En mi caso (y en éste momento) me resulta un gran reto plantearles que mucho antes de querer maquetar cualquier cosa, deben de pensar en todas las opciones en las que se va a visualizar y planificar su estructura. Y si, hay que darles a los chicos algo más en que pensar y no tirarse de lleno en soluciones "Adobe-ras"

=)

1
Retrato de César Moncayo
4
Ago 2013

A partir de la revolución industrial todo entorno a la sociedad ha cambiado, la industrialización ha alienado a las personas y las ha creado dependientes de la tecnología, y por ende debido a estos cambios también se ha cambiado en el ámbito profesional, los cambios se refieren a los medios por los cuales las personas desempeñan sus profesiones, etc.

En este caso, el diseño gráfico es una de estas profesiones, lamentablemente las personas han olvidado el desempeño base de esta profesión, el lápiz y papi. Muchos de los diseñadores olvidamos los procesos creativos necesarios.

1
Retrato de Alfredo Gutiérrez Borrero
274
Jun 2013

Tantos «me gusta» y opiniones indican interés; dudo que tecnología implique solo aparatos «avanzados» (lápiz y papel, y dedo entintado para pintar sobre roca, son también tecnología); precisamente la retórica (aun sobre la tecnología) permite construir ese marco conceptual y fortalecer acciones previas al uso de herramientas (materiales, agrego), según señala Iván Abbadie, ver: «El papel del auditorio en la invención (inventio) retórica, de Rivera Díaz, Luis Antonio» en la revista diseño en síntesis Enlace

1
Retrato de Ivan Abbadie
45
Jun 2013

nuevamente una cascada en el uso de la retórica de muchos de los comentarios aquí expuestos, palabrerías llenas de filosofía más que de cuestiones prácticas, no se trata de decir si es bueno o malo el uso de la tecnología, se trata de diferenciar los procesos y no de si uno sustituye al otro, el diseño es toda acción previa al uso de herramientas, no lo digo yo, es así y ya, no importa si hay nuevas tecnologías o no, el problema planteado en este artículo en si es la falta de conceptualización y creer que esta se sustituye al tener la última versión de los «adobes», como bien dice la autora.

2
Retrato de Alejandra Avalos
1
Abr 2013

Me parece muy acertada tu opinion Martha, si bien es cierto el diseño siempre a ido de la mano de la tecnología, estamos dejando de lado lo básico, yo creo que un diseño sin estructura y sin bases, como una correcta composición o el uso adecuado del lenguaje icónico, etc. por mucha tecnología que se utilize siempre sera mediocre.

0

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo Sexo en la publicidad
Autor:
Maria del Pilar Rovira Serrano
Título:
Sexo en la publicidad
Sinopsis:
Los últimos 75 años fueron marcados por la revolución sexual, transformando profundamente todos los ámbitos de la sociedad occidental y se ha instaurado también en la publicidad.
Compartir:
Retrato de Luis Antonio Rivera Díaz
Autor:
Luis Antonio Rivera Díaz
Título:
El carácter retórico del diseño gráfico
Sinopsis:
El diseño gráfico es un quehacer retórico porque afronta problemas que requieren el hallazgo de argumentos persuasivos dispuestos y expresados a través de tropos o figuras retóricas.
Compartir:
Retrato de Sebastián Obreque
Autor:
Sebastián Obreque
Título:
El nuevo diseño industrial
Sinopsis:
La inestabilidad del equilibrio empresa-producto-mercado se manifiesta en la aparición, al comienzo del nuevo siglo, de nuevos desarrollos competitivos.
Compartir:
Retrato de Luis Correa
Autor:
Luis Correa
Título:
Comunicabilidad y usabilidad
Sinopsis:
Un modelo que describe las etapas asociadas al desarrollo de interfaces gráficas de usuario desde el punto de vista de su efectividad comunicativa.
Compartir:
Ilustración principal del artículo Marcas digitales: ¿cómo diseñarlas?
Autor:
Luciano Cassisi
Título:
Marcas digitales: ¿cómo diseñarlas?
Sinopsis:
Qué son las marcas digitales y cómo influyen las nuevas tecnologías en el diseño de signos identificadores de organizaciones y productos.
Compartir:
Retrato de Norberto Chaves
Autor:
Norberto Chaves
Título:
Dos distorsiones en la enseñanza del diseño gráfico
Sinopsis:
Teoricismo y creativismo, dos visiones opuestas que, paradójicamente, conviven sin conflictos, confundiendo el carácter de oficio de la práctica del diseño gráfico.
Traducciones:
Compartir:

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 diciembre

Compartir:
Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

30 horas (aprox.)
1 diciembre

Compartir:
Rediseño Estratégico de Marca

Rediseño Estratégico de Marca

Guía analítica y método de trabajo para determinar estrategias de cambio de marca

15 horas (aprox.)
1 enero

Compartir:
Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología...

20 horas (aprox.)
1 enero

Compartir:
Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

15 horas (aprox.)
1 enero

Compartir:
Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

Claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
1 febrero

Compartir: