¿Doctores o maestros?

Las universidades buscan profesores con maestría o doctorados para enseñar carreras creativas. ¿Se está creando una «clase académica» que no tiene vínculo con la práctica?

Retrato de Jorge Montaña Jorge Montaña Bogotá Seguidores: 218

Opiniones:
132
Votos:
101
Compartir:
Ilustración principal del artículo ¿Doctores o maestros?
Pancarta colocada por los estudiantes de la Universidad de Los Andes en Bogotá

Se armó hace algunos meses un pequeño revuelo en redes, por la convocatoria de una universidad en busca de profesores para su facultad de arte y diseño. Los requisitos para serlo son dos: contar con un año de práctica profesional y una maestría o doctorado ( este último, por graciosa concesión de la entidad, puede estar en proceso). Se trata de una facultad que agrupa todos los diseños, artes plásticas y arquitectura, carreras que están ancladas en el oficio y la práctica. No me parece para nada convincente que gente que se dedique a estudiar y seguir estudiando, tenga por ello condiciones para enseñar una profesión que tiene mucho de oficio.

Estas facultades tradicionalmente contaron entre sus profesores a «maestros», pero en el hacer. Tuve la oportunidad de enseñar en esa misma escuela en los ya lejanos años 90. Buena parte de los profesores, dábamos algunas horas de clases que complementaban nuestras ocupaciones profesionales en la tarde. La facultad era un punto de encuentro y actualización con colegas que eran a su vez sanos competidores en el mercado laboral. Las prácticas profesionales de los estudiantes eran fluidas, por los contactos que como profesores lográbamos con empresas que eran nuestros clientes.

De los maestros de nuestra generación, varios de ellos reconocidos y exitosos profesionales, ya ninguno podría dar clase hoy, por no tener el pédigrée que otorga la maestría o el doctorado. La especialización profesional ya no habilita para enseñar.

No podemos negar la importancia de la preparación posterior al pregrado para los profesores. La formación, especialmente de Doctor, implica un énfasis en la investigación que es indispensable. Una maestría, por su parte, le permite al profesional investigar y profundizar en temas de su interés y adquirir con ello nuevas competencias que obviamente serán importantes para formar nuevas personas. Pero ¿por qué esta validación debe estar reflejada en un diploma como un requisito para ser profesor? ¿Por qué la práctica profesional y otros reconocimientos comprobados ya no tienen similar valor?

Pareciera que se está incubando una «clase académica», de profesores que, sin experiencia profesional, van subiendo en el escalafón y una vez que llegan a la cumbre, cierran las puertas a quienes desde el ámbito de la experiencia y la práctica tienen mucho para aportar. Para adquirir puntaje como profesor, no cuentan las publicaciones en revistas, libros no indexados, blogs o publicaciones independientes. Los textos deben figurar en unos mamotretos académicas que nadie lee. No vale tener proyectos exitosos y reconocidos ni experiencia empresarial, tampoco suman los premios en concursos, consultorías o conferencias internacionales.

En el caso del diseño, la oferta de maestrías o doctorados hasta hace poco era casi nula, con el agravante de que los primeros diseñadores con maestría la tenían en otras áreas: conozco profesores de diseño que son maestros en historia, restauración de obras y monumentos, o estudios de género. Reconociendo que cualquier educación aporta, ¿esto es pertinente?

Los profesores hoy también son obligados por las universidades a ampliar sus estudios, y para eso existen varias opciones, por cierto bien difíciles de pagar con un sueldo de profesor. Por ejemplo, veamos esta descripción de una maestría en diseño.

«El egresado de la Maestría en Diseño será un investigador capaz de proponer nuevas perspectivas para la disciplina, haciendo énfasis en los elementos conceptuales que permitan el desarrollo de la investigación en el diseño en nuestro país ubicándose en un contexto internacional».

Programa de Maestría en Diseño Universidad Nacional de Colombia (2016)

¿Dónde están estas investigaciones? ¿Sobre qué temas son? ¿Están publicadas ? ¿Se divulgan? ¿Cuál ha sido su aporte a la profesión y a la sociedad, por fuera de los recintos académicos? No tengo información al respecto, pero ojalá algún contradictor me saque de mi ignorancia y luego de leer este artículo me desasne con ejemplos concretos.

La función del investigador en diseño, por lo menos según los pocos documentos de maestría y doctorado que han pasado por mis manos, pareciera ser: leer muchos libros, hacer cruces de citas y establecer relaciones entre las mismas en un nuevo documento que nadie leerá jamás. No es usual —aunque afortunadamente existe— el diseñador que hace su propia investigación, registrando sus procesos prácticos o dentro de organizaciones; pero ese tipo de investigaciones aplicadas no resultan válidas en el entorno académico, pues van a tener poca bibliografía y por ende nula validación en documentos previos.

¿Cual es la investigación que necesitan las profesiones que son eminentemente creativas y basadas en el hacer, como el diseño, la arquitectura y el arte? Hasta ahora ningún profesor me ha podido responder esa pregunta. Tampoco me aclaran por qué un diseñador haría mejor esta tarea de pesquisa que profesionales de la investigación pura, como los sociólogos o periodistas? Da la impresión que el objetivo de las maestrías y doctorados fuese solamente obtener un cargo o ascender, y que investigación termine allí, puesto que una vez que se profesor de tiempo completo —infelizmente y no por su culpa—, pasa la mayor parte del tiempo ocupándose de labores administrativas.

El mercado mismo se ha encargado de desprestigiar las maestrías y doctorados. Hace 20 ó 30 años un doctor era un investigador puro, dirigía una facultad o trabajaba en altos cargos del sector público o privado. Ya no es así, no solo por que investigar en solitario es arcaica, sino por la sobreabundancia de oferta. El salario no compensa la quemada de pestañas. Las maestrías son, más que nada, negocios que tienen como clientes a futuros profesores.

Sobra decir que maestros en los oficios del hacer relacionados con nuestras profesiones, ya no tienen cabida. Por lo tanto, ya no se enseña fundición, escultura, cerámica, maderas o artes de los metales, etc., como sucedía hasta hace algunos años. Los espacios con talleres están en vías de extinción. Se ha olvidado que generar empatía con el material es un saber fundamental, que no se puede aprender sólo leyendo.

Muchos diseñadores y artistas, mal preparados por la falta de praxis, son obligados a complementar sus costosos estudios de arte o diseño con cursos de oficios, cuando el proceso debía ser inverso: aprender la técnica y complementar estudiando algunos semestres profesionalizantes. Mientras que para dar clase se requiere de este escalafón piramidal que termina en el pos-doctorado, la tendencia en el mercado es hacer cursos técnicos tras terminar la carrera profesional. ¿Cómo se entiende que para el grueso de los académicos el oficio sea algo prescindible y tenga un estatus inferior? Para ellos, prima hacer teoría, crear en abstracto con sesudos conceptos que solo se entiendan en los recintos de estudio.

Ojalá quienes dominan el oficio y pueden transmitirlo, pronto vuelvan a las universidades, no para contar con unos diploma en la pared sino para compartir sus logros y reconocimiento profesional. Ellos son los verdaderos maestros.

Retrato de Jorge Montaña Jorge Montaña Bogotá Seguidores: 218

Opiniones:
132
Votos:
101
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo ¿Doctores o maestros?

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Descargar PDF

Jorge Montaña

Más artículos de Jorge Montaña

Título:
Ni diseño, ni industrial
Sinopsis:
La apuesta por una nueva formación especulativa para Diseño Industrial tiene un efecto colateral no calculado: perdida de identidad y confusión en el mercado.
Compartir:
Título:
Qué es el diseño lento o «slow design»
Sinopsis:
Un grito de independencia y consciencia ante un consumismo desenfrenado e irresponsable.
Compartir:
Título:
Los Makers y la producción ubicua
Sinopsis:
La fabricación digital es ubicua y por ello es el fenómeno más radical y disruptivo desde la revolución industrial.
Compartir:
Título:
Diseño: ¿oficio o producto?
Sinopsis:
El diseñador no puede lograr para sí lo que hace excelentemente para otros. Existe una dificultad para comunicar al cliente el valor de lo que se ofrece.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Diana Saldaña
0
Diana Saldaña
Hace 5 meses

Estoy de acuerdo en que los extremos son malos, más aun en la disciplina del diseño que requiere 50-50 de teoría -practica tanto para ejercer y enseñar. Los puntos que yo resaltaría para mejorar esta situación son:

- Que también depende de las instancias educativas y gubernamentales coordinarse para que lo enseñado en las aulas sea lo que realmente se requiere en el sector laboral y así tengan relación los contenidos y competencias.

- -Considerando que los planes y programas sean elaborados por expertos en el área de diseño.

- Así mismo que el sistema educativo este consciente que se están formando profesionistas, no simplemente estadísticas y trabajadores, para satisfacer las bajas expectativas y salarios de las empresas

- Dejar de lado el paternalismo hacia los estudiantes considerando que la responsabilidad de un trabajo escolar por simple que sea entregado con mínima calidad, formalidad y carentes de argumentos para sustentar su existencia.

- Inculcar la responsabilidad y todo lo que ello implica.

- Educar para la vida, el trabajo y la excelencia, no solo para sobrevivir.

- Profesionalizar en el área de diseño y que así sea entendido, así mismo como que la educación del diseño requiere el doble de esfuerzo y dedicación...

1
Responder
Retrato de María Alexandra López Chiriboga
0
María Alexandra López Chiriboga
Hace 8 meses

De acuerdo con muchos de los comentarios a favor y en contra de la formación de doctores de los docentes de diseño. En Ecuador, la realidad es parecida a lo mencionado, el doctorado sirve básicamente para subir de escalafón, conseguir la titularidad y por ende mejorar el salario. Lamentablemente, en un país con problemas para conseguir trabajo, el ser profesor universitario es uno de los objetivos de los estudiantes de los últimos semestres por lo que persiguen estudios de maestría y doctorado para cumplir requisitos docentes y no para el fin real que es la mejora en el ejercicio profesional o la investigación. Mientras que quienes ya somos docentes por casi dos décadas, no podemos ejercer actividades profesionales, ya que debemos cubrir más de 40 horas en las instituciones, de las cuales posiblemente casi 20 sean impartiendo clases y lo restante llevando documentación que acredite nuestra labor. Por lo tanto doctores o no debemos dedicar más tiempo a la docencia y no a la investigación real y en beneficio de la sociedad.

1
Responder
Retrato de Julio Membreño Idiáquez
4
Julio Membreño Idiáquez
Hace 9 meses

Todos los extremos son malos. Mi experiencia de 30 años de docente me permite afirmar que se ha dejado de lado la formación pedagógica de los profesores, ya sean estos con grado de licenciado, maestro o doctor. La carencia principal de los maestros es la falta de actualización en metodologías de aprendizaje. En la época que vivimos, no es el docente quien enseña, sino que es el estudiante quien aprende. No es cierto que los respetados docentes que tenían la práctica fueron TODOS los mejores maestros. El ritmo de la sociedad en que vivimos, nos plantea además el reto del aprendizaje autónomo, a su propio ritmo del estudiante y en el ambiente virtual de aprendizaje. Pero siempre, lo que se impone es la imperiosa necesidad de dar formación pedagógica a todo docente en metodologías innovadoras. Usted puede saber todo sobre su disciplina, pero eso no significa que sepa guiar el aprendizaje de un estudiante para que adquiere competencias y habilidades.

2
Retrato de Jorge Luis García Fabela
125
Jorge Luis García Fabela
Hace 9 meses

Opino lo mismo.

0
Retrato de Jorge Montaña
218
Jorge Montaña
Hace 9 meses

Eso no lo duda nadie, también por el notorio cambio de paradigma que ha sido los recursos e información disponible que hoy tenemos. Importante acotación que agradezco y comparto. Ya no se trata de enseñar sino de facilitar el aprendizaje

0
Retrato de Luciano Cassisi
1440
Luciano Cassisi
Hace 9 meses

También me parece un comentario acertado. Y me hace pensar en una inquietud personal, sobre lo que percibo a partir de mi experiencia docente. Esta vez el palo es para los profesionales que ejercen la docencia sin doctorados ni credenciales académicas de ningún tipo. Es decir, para los que se quejan de los «académicos full time». Me voy a referir puntualmente a los docentes del taller de diseño de mi Universidad con los que trabajo todas las semanas. Tal vez esté equivocado, pero tengo la sensación de que para la mayoría de ellos, «saber más» sobre lo que enseñan, no está entre sus objetivos principales, no figura en su lista de intereses. ¿Por qué esta sospecha? Porque siendo yo director de FOROALFA, prácticamente jamás me han hecho el menor comentario sobre alguno de los más de 2000 artículos publicados, muchos de los cuales usamos como bibliografía en nuestras clases. ¿Es posible que jamás ninguno haya encontrado interesante siquiera uno de los 2000 artículos, como para hacer un comentario? «Me gustó», «No estoy de acuerdo». ¿Ningún artículo les generó una duda o una inquietud que valiera la pena comentar, así como comentamos episodios banales como un cambio de marca o los resultados de un concurso de diseño, o los problemas del taller? ¿Realmente les interesará saber al menos un poquito más sobre lo que enseñan todas las semanas? Más allá de la frustración personal, no creo que sean casos excepcionales. Sospecho que este desinterés en saber más sobre disciplina que enseñan está en el ADN del profesional del diseño, y que de vez en cuando nos topamos con excepciones. Si estoy equivocado, que ojalá así sea, me gustaría que quien se sienta agraviado por lo dicho, me desafíe, me ponga contra las cuerdas ¡y me tape la boca con nuevos conocimientos!

En síntesis, ser profesional, o haberlo sido, no garantiza mejor enseñanza. Ser docente full-time tampoco. Lo único que se necesita es una actitud frente al saber que no parece ser la más común en este ámbito.

5
Retrato de Jorge Luis García Fabela
125
Jorge Luis García Fabela
Hace 9 meses

Luciano: yo veo varias cosas:

- No basta ser profesionista o doctor, se requiere formación docente para dar clases (o tal vez no). Una cosa es pensar que somos muy buenos docentes y otra cosa es ser buenos docentes. Para ello son necesarias las evaluaciones y en verdad tomarlas en cuenta. Si algunos estudiantes dicen que te falta algún aspecto, debemos ser honestos y revisarnos para mejorar, y no pensar que «ellos no saben». No justificarnos y estar abiertos a la crítica. Yo en lo personal exigía mis evaluaciones. Tengo formación docente en maestría, por eso sé lo que sé de los aspectos educativos.

- Algo fundamental es ser docente por responsabilidad y no por obligación. La responsabilidad te hace disfrutar tu trabajo, crecer y buscar más, más conocimiento. Es una actitud, una decisión.

- Los grados no son para lucirlos, coleccionarlos o colgar títulos en la pared (quienes así lo manifiestan dejan ver cierta incomodidad). Se estudia para saber más, para ser más reflexivo, para saber investigar, para no creer todo lo que te dicen o lees. Finalmente es importante tener juicios propios. Sabiendo esto, el docente quisiera desarrollar ese aspecto crítico en sus alumnos. En lo personal, en clases de licenciatura o maestría recomendaba leer artículos de Foroalfa a mis alumnos. Artículos de otros y míos, para discutirlos en clase. El docente no tiene la última palabra. Yo les aconsejaba dudar de todo, desmenuzar y formarse un juicio propio que es el que vale, ya que es el que aplicas en tu vida.

- Con respecto a tu inquietud sobre el asunto de superarse como profesor, viene de muchos años atrás. Con visión, en nuestra universidad, nos aconsejaron que era tiempo de superarse, que quienes no lo hicieran se quedaban, pero sin quitarnos el trabajo. Así estudié un diplomado de 9 meses en investigación educativa, una maestría de dos años y nueve meses en educación, formación docente. Un curso y tres seminarios en Filosofía sobre Estética, y el doctorado en artes tres años más.

0
Retrato de Gabriel Meave
207
Gabriel Meave
Hace 9 meses

Concuerdo que se requiere formación de docente para dar buenas clases. Ser brillante en la práctica de la profesión es muy bueno, pero es una habilidad diferente. Ser profesor implica otras habilidades además de conocer el tema y dominarlo en el ejercicio. Ahora bien, esta formación puede no ser académica. También se puede aprender a ser maestro en la práctica... de talleres, cursos, clínicas, conferencias, trabajo con grupos, lidereando gente. Las evaluaciones de los alumnos sí sirven en muchos casos. Ayudan a limar deficiencias, cuando menos, a mí me han servido. Si aparte tiene uno la oportunidad de profundizar en la formación como educador, con un grado académico, pues mejor aún.

2
Retrato de Luciano Cassisi
1440
Luciano Cassisi
Hace 9 meses

Gabriel, he realizado cursos de formación de la carrera docente en mi Universidad en los que aprendí muchas cosas que, creo, no habría aprendido, o me hubiera llevado mucho tiempo descubrir en prácticas pedagógicas o cercanas a la pedagogía. Por supuesto que sí aprendemos de la práctica, especialmente si nos interesa mucho aprender. Cada experiencia es única y siempre suma. Pero hay mucho conocimiento sobre pedagogía que podríamos aprender más rápido en cursos y carreras docentes o simplemente leyendo a especialistas que ya se lo han pensado todo.

La pedagogía es una especialidad con mucho más desarrollo teórico que el diseño, y aprender un poco de esa teoría ya nos pone en una situación mucho mejor para ejercer la docencia. Podemos empezar a aprender como si el conocimiento no existiera para la humanidad, o podemos simplemente acudir a él, leer y estudiar lo que ya se sabe sobre pedagogía y así subir mucho más rápido la escalera hacia ese conocimiento.

Mi conocimiento sobre pedagogía es muy bajo, pero tal vez pueda ayudar a otros a transitar los caminos que yo recorrí. Hace unos años extendí un resumen sobre algunos cursos que hice (no recuerdo si había escrito Raúl Belluccia o yo mismo) y le agregué nuevos temas que incorporé en cursos posteriores. Obviamente leerlo no equivale a hacer los cursos, pero lo comparto ahora con la idea de que, tal vez, resulte útil a alguien para rastrear temas pedagógicos útiles para la práctica docente y así puedan estudiarlos con mayor profundidad.

1
Retrato de Gabriel Meave
207
Gabriel Meave
Hace 9 meses

Totalmente de acuerdo, Luciano. Gracias por la sugerencia. De hecho, varios de los contenidos de Foro Alfa me han ayudado mucho en mis cursos y clases, y los utilizo como referencia. ¡Saludos!

0
Retrato de Luis Jaime Lara Perea
30
Luis Jaime Lara Perea
Hace 9 meses

Ante esta orientación de comentarios hacia la manera de dar clases, la preparación pedagógica con la que estoy completamente de acuerdo, me surge ahora una pregunta: ya que estoy bien preparado para dar clases ¿qué temas voy a impartir? ¿gestión de proyectos cuando no he llevado a cabo alguno en la práctica? ¿diseño de marcas, de packaging? ¿diseño de revistas o periódicos?

Creo que al menos es mi percepción del tema de este artículo. Que se está exigiendo preparación académica por sobre la preparación en la práctica profesional.

Insisto en que deben ser considerados, ambos, en un perfil docente.

0
Retrato de Jorge Montaña
218
Jorge Montaña
Hace 9 meses

Estimado Luciano. Su labor no se la van a reconocer pero le garantizo que nos leen.. Pero el tema que usted toca de la mediocridad de profesores llenos de diplomas, pero instalados en su fatuo escalafón docente es evidente. Por estar tan grave la situación es que este artículo ha generado tanta controversia. El mismo sistema académico premia al que no destaca pues incomoda, por experiencia personal se que crear procesos teóricos basados en la práctica, así sea dentro del entorno académico hace que te vayas de frente contra pares académicos con mayores habilidades en el manejo burocrático y de poder, que se sienten incomodados y amenazados cuando profesores de fuera nos atrevemos a probar caminos diferentes. El sistema te repele y te sacan, como me dijeron textualmente "no importa ser admirado por los estudiantes pues estos son temporales, mientras que el resto del cuerpo docente es permanente" :

https://foroalfa.org/articulos...

0
Retrato de Jorge Luis García Fabela
125
Jorge Luis García Fabela
Hace 9 meses

No contratan profesores con licenciatura cuando se les pide doctorado, no es difícil de entender.

0
Responder
Retrato de Manuel Martínez Torán
75
Manuel Martínez Torán
Hace 10 meses

Pienso lo mismo que el profesor García Fabela, es más, cuidado con generalizar. La Universidad necesita tener claustros docentes e investigadores, en el que se compatibilice la profesión y la capacidad docente (que sintiéndolo mucho no es muchas veces compatible en los profesionales de diseño, por muy buenos que sean). Aún así en la universidad española (y en muchas otras) existe la figura del profesional que trabaja una horas (figura de asociado), aportando ese valor que considero necesario, como no!!!. Pero la universidad no es un espacio de ejercer profesión sino de enseñarla, y como el diseño va más allá de la profesión (como todas las actividades) necesita de bases de pensamiento y de ciencia (algo tan importante como la investigación en diseño, de la que los anglosajones nos llevan 40 años de ventaja) para poder pensar en el diseño del futuro, y que desgraciadamente muchos (pero muchos) profesionales no lo tienen (o no lo quieren tener). Gran ejemplo el británico, en el que el British Council apoya iniciativas colaborativas entre profesionales e investigadores, que son puestas al servicio del bien público. Con lo que amigos alumnos de los Andes, den gracias por tener una universidad con un importante nivel de doctores y valoren lo que tienen, porque necesitamos más investigadores (en diseño) que nos aporten en las aulas y fuera de ellas, cultura, ciencia y conocimiento para el futuro de nuestra sociedad.

(dediqué diez años a distintas actividades profesionales, compatibilicé cinco años la profesión con la docencia, me doctoré sin que la universidad fuera mi actividad principal, y llevo 18 como docente en exclusiva, nunca he dejado de lado la necesidad profesional de mis alumnos, y he dirigido más de veinticinco proyectos de I+D donde han estado siempre presentes empresas o agrupaciones empresariales)

3
Retrato de Jorge Luis García Fabela
125
Jorge Luis García Fabela
Hace 9 meses

Completamente de acuerdo.

0
Responder
Retrato de Jorge Luis García Fabela
125
Jorge Luis García Fabela
Hace 11 meses

Me parece que el problema está en generalizar. Hay excelentes doctores que son profesores, como regulares y malos. Lo mismo aplica a los profesores que ejercen la profesión. Tendríamos que ver a quienes nos referimos, es decir a casos en lo particular.

La manta dice que de los 406 profesores con doctorado no saben si son buenos profesores. Que revisen y evalúen a uno por uno y ya sabrán cuáles son buenos y cuáles no. También pudieran poner una manta diciendo que tienen 200 profesores sin doctorado pero que ejercen la profesión y no sabemos si son buenos profesores.

Generalizar es un problema. No todos los políticos roban, no todos los sacerdotes abusan, no todos los alumnos son aplicados, no todos los jóvenes son responsables ni todos son irresponsables.

Sí, hay vicios en algunos doctores pero no en todos. Ni todos los doctores son tan virtuosos. Lo mismo aplica a los profesores sin doctorado.

1
Retrato de Vícthor Chávez
10
Vícthor Chávez
Hace 9 meses

El problema es que despiden a unos por otros, de eso se trata, de dar la impresión de tener lo mejor por tener doctorado, mientras son peras o son manzanas muchos buenos profesores pierden su trabajo por dejar lugar a un doctor…

1
Retrato de Luis Alfredo Domínguez
0
Luis Alfredo Domínguez
Hace 9 meses

totalmente de acuerdo contigo mi estimado Víctor, sobre todo cuando yo recibí de tus clases el como utilizar la tipografía como elementos de comunicación y haber fabricado miles y miles de alfabetos, saludos!

1
Retrato de Gabriel Meave
207
Gabriel Meave
Hace 9 meses

Concuerdo que no es adecuado generalizar siempre. Sin embargo, me han tocado casos de buenos profesores a quienes despiden por no tener maestría o doctorado, y quienes califican sólo porque tienen el papelito. Por otro lado, en nuestra profesión hay saberes que sólo se obtienen en la práctica, y que es importante transmitirlos a los alumnos. «Tricks of the trade» dicen los ingleses, y dicen bien.

0
Retrato de Jorge Luis García Fabela
125
Jorge Luis García Fabela
Hace 9 meses

Gabriel y Vícthor, si ponemos atención al artículo no habla de despidos. Ese asunto de contrataciones y despidos es un desvío, un cambio de situación que se da por no seguir la línea del tema a tratar. Independientemente de eso tal vez convenga aclarar y decir de manera puntual a qué instituciones se refieren. Si la institución decide despedir a profesores que saben de su campo profesional y sustituirlos por alguien que tenga grado de doctor (no «papelito» que suena despectivo) para dar una «impresión», entonces esa universidad tiene una política de apariencias. Si me dicen que eso sucede en donde ustedes dan clase pues lo entenderé perfectamente.

En la Universidad donde trabajé (ya estoy retirado) a nadie se le despedía por no tener un grado preferente y siempre se anima y apoya al profesor para superarse. Es su libre decisión. Lo que digo es verdad. Es una universidad humanista.

Lo que ahora es una realidad es que ya no hay plazas de tiempo completo para quienes no tengan doctorado, salvo muy extraña situación indispensable tener maestría. ¿Por qué? Porque ya tuvimos (y tienen los aspirantes) el suficiente tiempo para tener formación con otros grados. Tener tiempo completo implica dedicarse a múltiples tareas (ya lo había comentado). Se pide grado preferente con ciertos perfiles que se requieren. Si el profesor tiene práctica profesional y no tiene doctorado será un profesor de carrera con ciertas horas frente a grupo y su correspondiente salario, y no está obligado a realizar investigación, ni extensión, ni tutorías, etc. Ambos profesores son necesarios. Bien puede dar clase algún profesor con licenciatura y experiencia profesional cobrando lo que corresponde a su clase o clases (no se les puede dar salario de doctor de tiempo completo). Se paga por tu perfil, por lo que trabajas, por lo que sabes y por lo que sabes hacer.

Tener doctorado no es sinónimo de no tener práctica. Tendemos a generalizar y no es correcto.

0
Retrato de Vícthor Chávez
10
Vícthor Chávez
Hace 9 meses

Jorge, lo felicito, usted trabajó en una escuela única, tuvo la suerte y se gano todo lo que nos platica, su manera de argumentar me hace preguntar una cosa ¿en cuantas escuelas trabajó? acá yo trabajé en cuatro, las más prestigiosas, tres de ellas privadas, en todas fue lo mismo, mala suerte la mía creo yo. El artículo no habla de despidos pero está implícito, se critica desde la perspectiva de la experiencia. Ojalá Gabriel y un servidor hubiéramos tenido esa oportunidad, pero, sinceramente no es el caso. Yo cuento con una maestría y 20 años de experiencia docente, me retiré y tengo mi estudio, Gabriel es de los mejores, sino el mejor diseñador de tipografía del país, no necesita más blasones, ofrece lo que sabe y creo, habla de su experiencia personal y profesional. Respeto tu punto de vista pero el no tener otras experiencias en diferentes escuelas me hace sentir un poco sesgada tu visión, aunque como te dije antes, la respeto.

0
Retrato de Jorge Montaña
218
Jorge Montaña
Hace 9 meses

Victhor: Soy diseñador industrial, en realidad mi práctica como profesor universitario ha sido poca, apenas en dos universidades y dos escuelas técnicas en Colombia y Brasil y en temporadas cortas, aunque me encanta, mi experiencia es eminentemente práctica . Me he desempañado más como consultor, acompañando procesos comunitarios a nivel de micro empresa y también como consultor, tallerista y conferencista para algunas escuelas de diseño casi siempre en provincia en diversos países. No tengo maestría, apenas un intenso y productivo posgrado "Mercosur Design" en Uruguay y no me han sacado de ninguna facultad por no tener maestría (aunque ya no me reciben por no tenerla) Veo sistemáticamente como profesionales prácticos altamente reconocidos que daban también algunas horas de clase como un aporte a su profesión, están siendo sistemáticamente reemplazados, y me llegan estudiantes más anclados en teorías confusas que saben más de dar discursos que de hacer proyectos, .

Los grandes profesores y reconocidos diseñadores que tuve como profesores e incluso después como clientes, ya no pueden dar clases, lo que veo es una clase académica ajena a la práctica, la situación que expongo en el articulo. Nada en contra de quien hace sus maestría y doctorado por supuesto, simplemente pienso que la práctica y la teoría e investigación deben convivir y retro-alimentarse.

0
Retrato de Jorge Luis García Fabela
125
Jorge Luis García Fabela
Hace 9 meses

No es suerte, es estudio y preparación.

0
Retrato de Vícthor Chávez
10
Vícthor Chávez
Hace 9 meses

Es suerte de encontrar una escuela como en la que usted trabajo, (pero no me arrepiento de haber trabajado en las que me toco) lo demás, es lo de menos.

0
Retrato de Jorge Luis García Fabela
125
Jorge Luis García Fabela
Hace 9 meses

Saludos Vìcthor

0
Responder
Retrato de Segundo Pérez
12
Segundo Pérez
Hace un año

Les dejo un video de You Tube del muy exitoso programa «Mexicánicos» de Discovery Chanel en donde Martín asiste a la Universidad (Tecnológico de Monterrey Campus Guadalajara) a dar una asesoría, Martín nunca estudió en una universidad ni tampoco diseño industrial sin embargo es un gran maestro que se formo en la práctica, en fin este es un buen ejemplo que puede contribuir a la discusión de ese artículo, ustedes que opinan... https://www.youtube.com/watch?...

3
Responder
Retrato de Carlos Eduardo Molano Buitrago
0
Carlos Eduardo Molano Buitrago
Hace un año

Una maestria o un doctorado, son estudios que tienen como fin brindar procesos de formación que ayudan a generar un pensamiento, perspectiva y tesis que generen impacto positivo en nuestra sociedad desde el punto de intervención que cada estudiante elija, pero hasta ahí no ha puesto en práctica su conocimiento para desarrollar las habilidades profesionales adquiridas ni ha validado si en realidad genera impacto, y me preguntó: Si no he llegado a la práctica para desarrollar mis habilidades profesionales, ¿debo considerarme profesional?, Si la universalidad me prepara para investigar analizar y concluir una tesis que genere un impacto positivo, ¿no es necesario generar el impacto positivo?. Un verdadero maestro o doctor, es el que logró tangibilizar sus ideas y tesis, logró desarrollar sus habilidades prácticas y está generando impacto positivo en la sociedad, por ende estos profesionales son los que deben estar en la educación, los que en verdad han tangibilizado sus estudios.

2
Responder
Retrato de Ignacio Urbina Polo
5
Ignacio Urbina Polo
Hace un año

Jorge,

Tu texto ha provocado una buena discusión, sobre una vieja polémica basada en la tensión entre la teoría y la práctica. Una discusión donde aparecen experiencias personales, buenas ideas, asunciones, generalizaciones innecesarias y otras yerbas. Un debate que necesita un espacio de mayor tamaño que se reconcilie con la idea de los ejercicios del pensamiento, al mismo tiempo donde se acepte que desde el ʼhacerʼ también se produce conocimiento. Entender que el ʼoficioʼ ha cambiado y que hoy por ejemplo la electrónica o los alimentos son también materiales.

La enseñanza del diseño no está al margen de la crisis en la que se encuentra la educación de una forma general, con vicios y aciertos, pero donde a diario maestros y docentes enfrentan la titánica tarea de enseñar esta disciplina, en un campo que deambula entre la incertidumbre y lo difuso. Hay que abandonar las amenazas de que la ʼrealidadʼ o ʼla calleʼ superan la academia, son momentos distintos del mismo proceso.

Saludos.

2
Responder
Retrato de Jorge Luis García Fabela
125
Jorge Luis García Fabela
Hace un año

Mis conclusiones después de leer el artículo y después de leer las discusiones es que existe una molestia por parte de participantes del foro de que las universidades pongan más atención al posgrado de los profesores que a la falta de práctica.

No se puede generalizar. La actividad docente es muy demandante. No se trata nada más que de obtener el papelito, hacer mafias y tener colección de títulos para colgar en la pared. No todos los doctores son asnos ni tienen pedigrí.

Las universidades, por lo que he leído leído prefieren profesores con práctica profesional y posgrado para los profesores de asignatura. Y el doctorado para los profesores de carrera. Así ha sido. Así hemos iniciado muchos, con práctica y haciendo carrera de manera seria y honesta. Cuesta dinero, y se requiere de tiempo para estudiar.

Hay ejemplos muy honrosos de doctore de investigadores, pongo el currículum de la doctora Vilchis para que se den una idea:

https://foroalfa.org/luz-del-c...

2
Responder
Retrato de Eric Barajas (Snok Daffy)
142
Eric Barajas (Snok Daffy)
Hace un año

Ja, ja. Empezare con estas risas y es verdad. Yo lo sufrí siendo estudiante y de ahí salió mi primer artículo. Ahí mismo me respondieron varios profesores y uno me enlisto un sin fin de títulos y estudios que había conseguido. Pero eso no vale, un profesor que no tiene experiencia laboral no puede ser catedrático, yo prefería que un pre-prensista me diera esa clase aunque no tuviera ni la prepa. Hay muchos Diseñadores de Aula, con muchos estudios que tienen conocimientos pero no tienen experiencia, no puede aplicarse esto a una carrera de diseño, porque es practica si fueramos físcos teóricos adelante, entre más conocimiento mejor, pero la verdad es que les falta la experiencia, la frustración de salir al mundo real. Es muy fácil hablar de la teoría del diseño y la praxis de x o y, pero todo eso no vale cuando tu sólo vas a "buscarte la vida" con tu carrera, esto es lo importante que pienso, estudias una carrera profesional para "vivir de ello".

2
Retrato de Jorge Luis García Fabela
125
Jorge Luis García Fabela
Hace un año

Me imagino que para ti no es necesario tener profesores con posgrado.

Vi rápidamente que das clase en Fotojal y que trabajas en un restaurante de carnes.

Abriendo la página para revisar el menú veo que nombras «Salmón on the grill» a las costillas. Hasta dónde sé, el salmón no tiene costillas. El Grilled Salmón» ¿es una pasta? Y los «Fish tacos» (tacos de pescado) es una hamburguesa con queso.

Visita tu página http://www.outback-mexico.com/...

Queé nos vienes a contar...

1
Retrato de Eric Barajas (Snok Daffy)
142
Eric Barajas (Snok Daffy)
Hace un año

Wow. Gracias por stalkearme. Bueno le paso tus comentarios a Outback de Atlanta. Ya que ellos hacen las páginas de todos los Outback. Recién se subió. Gracias de nuevo por estos datos.

1
Retrato de Jorge Luis García Fabela
125
Jorge Luis García Fabela
Hace un año

De nada, la docencia de carrera nos «afila el ojo» y somos investigadores. Jaja

0
Retrato de Hector Aguilar
7
Hector Aguilar
Hace un año

Eric Barajas en parte topa un tema que es real en algunos lugares. En Ecuador específicamente para muchos el estudiar un Doctorado significa cobrar más y luego postularse para autoridad, ya que lo demuestran al estudiar en Universidad que no valen nada pero que entregan títulos de Ph.D.

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Edgardo López
Autor:
Edgardo López
Título:
Las falsas teorías del diseño
Sinopsis:
Circulan muchos textos con pretensiones teóricas pero que no entienden de qué se trata la actividad de diseñar.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
149
Opiniones:
169
Seguidores:
44
Retrato de Abdénago Yate
Autor:
Abdénago Yate
Título:
Relaciones entre disciplina y profesión
Sinopsis:
Una matriz de macroparadigmas para pensar la ubicación del diseño gráfico respecto de la educación y los procesos productivos.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
20
Opiniones:
12
Seguidores:
7
Retrato de Mario Balcázar
Autor:
Mario Balcázar
Título:
Diseñadores artistas vs. ejecutivos
Sinopsis:
La reinvindicación de un grupo que muchas veces es marginado por tener habilidades diferentes a las que se esperan de un buen diseñador.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
133
Opiniones:
114
Seguidores:
570
Retrato de André Ricard
Autor:
André Ricard
Título:
Artesanía y diseño
Sinopsis:
La artesanía no puede limitarse a la reproducción de utensilios y enseres del pasado. Existe un mercado marginal de productos artesanales que precisa ser atendido por el diseño.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
176
Opiniones:
80
Seguidores:
457
Retrato de Vicente Sandoval
Autor:
Vicente Sandoval
Título:
Ya no alcanza con ser buen diseñador
Sinopsis:
Cada vez son más las empresas que valoran las habilidades sociales de quienes se postulan para un puesto de diseñador.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
110
Opiniones:
94
Seguidores:
31
Ilustración principal del artículo Fortalezas y oportunidades de negocio
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:
Fortalezas y oportunidades de negocio
Sinopsis:
Explicar nuestra falta de éxito por la existencia de «competencia desleal» es engañarnos. Aquí como en el fútbol, «los goles no se merecen, se hacen».
Compartir:
Interacciones:
Votos:
93
Opiniones:
28
Seguidores:
734

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
2 Septiembre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
16 Septiembre

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
30 Septiembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
17 Noviembre