Qué es el diseño lento o «slow design»

Un grito de independencia y consciencia ante un consumismo desenfrenado e irresponsable.

Jorge Montaña, autor AutorJorge Montaña Seguidores: 234

Ilustración principal del artículo Qué es el diseño lento o «slow design»

La «Banca Villlanueva» ha sido diseñada y fabricada para un pueblo con el mismo nombre en Colombia, por el diseñador Jorge Cañas, nativo de la localidad. Su pequeño pueblo está en el Pie de Monte Llanero. Hasta allí llevó las formaletas para hacer los muebles de los parques en concreto, una materia prima abundante que encuentra en cualquier ferretería. El diseño de la banca responde a la marca ciudad y los conceptos que la inspiran. Incluye un atributo muy apropiado a cualquier ciudad colombiana: un bicicletero incorporado al espaldar.

Banca Villanueva. Diseño de Jorge Cañas (Colombia).

Jorge quizás no lo sabe, pero está haciendo diseño lento o «Slow Design». Su producto es casi indestructible, se fabrica en el lugar por su gente, se inspira en el, entiende su cultura y costumbres. Envejece bien.

Hacia mediados de los años 80, un grupo de cocineros italianos creó el movimiento, Slow Food, que ante la estandarización de la gastronomía y en contraposición al masivo Fast food, promueve desde entonces un nuevo pensamiento que combina el placer y el conocimiento por la salvaguardia de los sabores y tradiciones gastronómicas regionales y sus métodos de preparación y cultivo. Ellos entienden lo culinario como un bien cultural que debe ser conservado, rescatándolo no solo como experiencia, sino también desde la diversidad de los ingredientes, origen y cultivo. Slow Food entiende que detrás de una fruta o una verdura, o de un plato elaborado, existe una historia. Un bagaje cultural que lo precede y un ambiente que le dio origen. Ellos sostienen que la estandarización de la comida atenta contra la identidad, la diversidad y la cultura.

El «Fast» está ligado a la industrialización y distribución masiva, y no hay nada más masivo que la industria de vestuario empujado por la moda. Ella sola es responsable por más del 20% de los desechos del mundo. Desde el año 2007 se habla de «Moda Lenta», un concepto muy similar a los de nuestros amigos gastrónomos. El movimiento está en auge desde el 2013, cuando en el derrumbe de un edificio en Bangladesh murieron cerca de 1100 personas que trabajan en condiciones de semi esclavitud para marcas de gran prestigio. El «Slow Fashion» es por tanto una filosofía que se opone a la moda producida en cantidades mega industriales y aboga por la producción local y regional de pequeñas empresas. Fomenta el reciclaje de prendas, comprando ropa de segunda mano o usándola como materia prima para nuevas piezas. Busca materiales naturales y/o sostenibles, replanteando la necesidad de cambio de ropa por temporada. Por ello defiende la ropa clásica, aquella que dura más tiempo, incentiva a la gente a dejar de comprar compulsivamente, para que valore la calidad y duración por sobre la novedad.

Muebles tradicionales de la costa Colombiana, elaborados con mejores materiales por la empresa Tucurinca, que los vende en el mundo entero.

En el diseño es similar. El diseño lento, «Slow Design» considera valores como el bienestar individual, social y medio ambiental en el proceso de creación. Uso de materias primas de producción local o recicladas, aprovechamiento de saberes productivos locales. Utiliza formas atemporales o clásicas, procurando productos que pasen a la siguiente generación. El «Slow Design» se opone al diseño global con fecha de vencimiento (obsolescencia programada), a productos que, aunque bellos y funcionales y de un precio aparentemente atractivo, provenga del otro lado del mundo, elaborado por personas que ganen menos de un dólar por día, que llegan en un contenedor en barco y camión sin una traza ambiental.

«Slow fashion». Adriana Correa de Colombia hace un trabajo primoroso con ropa reciclada.

Igual que su pariente gastronómico, el slow design procura su fuente en lo local, en las tradiciones, el re-uso y el reciclaje. En el diseño lento, los procesos de investigación, desarrollo y pruebas son mucho más largos, el error forma parte del proceso, abre espacios para el aprendizaje, contemplación y pruebas de impacto de uso, teniendo siempre en consideración el bienestar de todos los involucrados en la cadena: desde la extracción de la materia prima hasta el final de tiempo de vida y reciclaje. Pero también considera esencialmente la cultura local o regional como fuente de inspiración y concepto. Valora el producto del lugar para su uso local y el diseño participativo como eje su creación y producción. Por ello los procesos de diseño lento tienen efectos positivos en todas las personas, pues el mismo proceso impulsa la autoestima.

En «María da Fé», interior de Brasil, Domingos Totora hace estas increíbles piezas, a partir de cartón corrugado reciclado comprado a la comunidad.

Su base es la sostenibilidad, su medio de distribución el comercio justo. Valora al productor y lo hace un sujeto valioso. El slow design prescinde de la producción industrial en grandes series, lo hacen pequeños talleres, artesanos o comunidades que se asocian en proyectos que muchas veces tienen altos componentes de innovación social. Por ello no necesariamente corresponde a productos, también incluye procesos creativos comunitarios. Sus diseñadores pueden ser consultores o facilitadores de instancias de diseño participativo a partir de lo regional y local, no solo desde conceptos de identidad, como de materias primas abundantes y técnicas dominadas por la comunidad. Sus hermanos son el diseño centrado en las personas y el comercio justo. Su metodología: el «factor local».

En otras palabras es un diseño humanista y socio ambiental.

Atelier 1913. La empresa de diseño Abracadabra de Ceará (Nordeste de Brasil) crea toda una imagen visual para un café Gourmet que se vende en una finca agroturística. Diseño gráfico convencional para micro empresas de concepto «lento» inspirado en la historia y experiencia del lugar.

Diseño lento: el mejor diseño.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
41
Votos:
131

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Qué es el diseño lento o «slow design»

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 04/03/2019

Descargar PDF

Ilustración principal del artículo Diseño: ¿oficio o producto?
Diseño: ¿oficio o producto? El diseñador no puede lograr para sí lo que hace excelentemente para otros. Existe una dificultad para comunicar al cliente el valor de lo que se ofrece.
Ilustración principal del artículo ¿Doctores o maestros?
¿Doctores o maestros? Las universidades buscan profesores con maestría o doctorados para enseñar carreras creativas. ¿Se está creando una «clase académica» que no tiene vínculo con la práctica?

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Ángel Roca
0
Ángel Roca
Mar. 2019

Me parece interesante. Cual seria la forma mas adecuada o directa de aplicar esta filosofía al diseño grafico ?

0
Retrato de Jorge Montaña
234
Mar. 2019

Ángel. Se aplica a cualquier tipo de diseño, cuando estás trabajando con y para algún tipo de comunidad local en un proceso que los involucra, estás haciendo diseño lento. Existen casos fantásticos de diseño participativo con empresas, asociaciones y comunidades, donde tu trabajas no para, sino con ellos. Finalmente el diseño lento irradia y genera un proceso de aprendizaje mutuo apasionante.

1
Retrato de Ángel Roca
0
Ángel Roca
Mar. 2019

Gracias por la respuesta, lo seguiré masticando.

0
Responder
Retrato de Leonardo Romero
0
Hace 9 meses

Al artículo le falta hablar del precio. Más tiempo de elaboración, mayor precio. Hay otro tipo de sostenibilidad del que se debe hablar, y es la sostenibilidad empresarial. Siempre es más importante el ambiente natural, la cultura y la humanidad, pero se deben analizar ambas caras de la moneda, para que las soluciones sean realmente sostenibles globalmente donde todas las partes ganen. De lo contrario queda como es ahora, una bonita intención de hippies.

0
Retrato de Jorge Montaña
234
Hace 9 meses

Quizás tienes razón, en realidad este tipo de dinámica se mueve a nivel de pequeñas empresas y pequeñas comunidades e incluye un gran tejido social, no tiene nada de hippie, está en todos lados y se inició hace Miles de años con los trueques, la revolución industrial y el consumismo determinó las dinámicas económicas dominantes, pero estás continúan y se reconocen. Es importante hacer consciencia

0
Responder
Retrato de Julian Miguel Garcia Maldonado
0
Dic. 2020

Slow Design...cuando lo innecesario se vuelve necesario.

0
Retrato de Jorge Cañas
0
Nov. 2021

No entendí, ¿Qué te parece innecesario?

0
Responder
Retrato de Luis O’hara
0
Jun. 2020

Buenísimo! necesitamos mucho más de esto, desde ya hace tiempo que he incursionado en el consumo de slow fashion, pero me pregunto ¿Cómo aplicarlo al diseño gráfico? en donde realmente no se genera un producto físico en sí. Saludos!

1
Retrato de Jorge Montaña
234
Jun. 2020

Claro que se aplica al diseño gráfico, especialmente cuando se hace con pequeñas comunidades en ejercicios de diseño participativo que por lo demás les ayuda a ellos a encontrar sus valores. En mi blog puedes ver varios artículos al respecto de esta técnica

3
Responder
Retrato de Valentina Juez
0
Oct. 2019

Buen artículo Jorge! Me parece interesante como surgen más formas de concientizar y hacer que la gente valore todo el proceso de un producto y el que lo elabora. Me gustó mucho como en este caso el «Slow Design» enseña a ir más allá de lo estético y apreciar la parte práctica del producto al momento de comprarlo o diseñarlo. Creo que este movimiento va a ayudar a que el trabajo manual vuelva a tener la apreciación e importancia que tenía antes, ya que hoy en día, en mi opinión, esta sobrevalorada debido a procesos industriales. Me gustaría ver si existe la posibilidad de aplicar slow design a diseño gráfico ¿Qué opinas tu?.

1
Retrato de Jorge Montaña
234
Oct. 2019

No solo existe esa posibilidad, se hace mucho. Especialmente ejercicios de diseño participativo con comunidades, elaborando etiquetas o piezas con serigrafía por ejemplo

0
Responder
Retrato de Esteban Trapani
0
Abr. 2019

Estimado Jorge, muy bueno el artículo. Voy a tomar el concepto para la clase que doy sobre Diseño para la Sustentabilidad de la cátedra de Diseño de Producto para ingenieros www.dpweb.com.ar. Te hago una consulta: La producción industrial ha permitido a muchas personas acceder a productos que de no ser por la masividad no podría tener. Vivimos en Sud América donde gran parte de la población vive en la miseria. ¿Cómo puede el diseño lento, producir productos accesibles para la gran mayoría de la población y no terminar siendo solo para el 10% que ya lo tiene todo?Muchas gracias. Esteban

0
Retrato de Jorge Montaña
234
Abr. 2019

Esteban, el diseño lento es de producción local, se da cuando las personas de la comunidad o del entorno con diseñadores locales, resuelven sus propios problemas. Esa es la base del asunto, nunca llega de fuera ni es masivo.

0
Responder
Retrato de Julian Miguel Garcia Maldonado
0
Mar. 2019

En esta vertiginosa carrera comercial que ha llevado al diseño a una pérdida de identidad, el Slow Design es una etiqueta más que contribuye a esa pérdida. Ramificaciones y/o especializaciones del diseño (o como quieran llamarle), que si bien son útiles para la voraz sociedad, para el diseño, en su esencia, son realmente inútiles.

¿Procesos más largos? Es parte del diseño.

¿El error forma parte del proceso? Eso es lo normal en todo proceso creativo.

¿El Slow Design es un diseño humanista? ¿Pues no se supone que todo el diseño lo es?

3
Retrato de Jorge Montaña
234
Mar. 2019

Julian, en realidad tratamos de ponerle etiquetas a cosas que de pronto no las requieren. Digamos que es una forma de trabajar menos frenética y más centrada en las personas en entornos menos convencionales. Gracias por el aporte

2
Responder
Retrato de Andres Lopes
0
Mar. 2019

Interesante articulo, que lleva a reflexionar sobre el potencial que tienen las actividades producivas sostenibles, y el inmenso valor que estas tienen cuando ayudan a recuperar y conservar tradiciones artesanales. Me surge la siguiente inquietud, ¿es posible que el "slow design" se utilizara para los dispositivos digitales?, y ¿como seria este proceso para que fuera sostenible?

Slds

1
Retrato de Jorge Montaña
234
Mar. 2019

De hecho esto ya sucede, un buen ejemplo es Airbnb que permite que se aprovechen espacios familiares, generando una nueva experiencia de turismo local donde no es necesario construir un solo cuarto ni infraestructuras costosas también en términos ambientales. Existen otras interesantes como la española blablacar que convida a compartir los viajes en carro y diría que todas las que apoyan este tipo de emprendimiento basado en experiencia local y de comunidades de personas

1
Responder
Retrato de Xiomara Alejandra Alfaro Acosta
7
Jun. 2021

Interesante artículo, me gusta que aclara conceptos que tal vez tenía entendidos de manera diferente, el cómo se le da importancia al productor y se enaltece el diseño participativo. Las referencias son un punto clave para saber qué se está haciendo en la actualidad al rededor de este concepto.

1
Retrato de Wendy Guerrero
0
Dic. 2020

Me parece un tema bastante interesante de tratar en el diseño ya que, como diseñadores, debemos centrarnos no solo en hacer productos atractivos que logren generar ayuda ante una necesidad, si no que siempre se debe tener el lado humano presente, en el que se tiene que pensar en el planeta y en la importancia de utilizar materiales que no contaminen.

Por otro lado, claramente muchas veces la mano de obra de un diseño no es debidamente valorada, creo yo que esto se debe a la total ignorancia de la mayoría de consumidores, al no tener, tal vez, ni una idea del trabajo que se lleva a cabo detrás de cada diseño.

0

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 marzo

Cómo Justificar el Diseño

Cómo Justificar el Diseño

Cómo construir autoridad profesional y superar el problema de convencer al cliente al presentarle diseños

15 horas (aprox.)
1 marzo