¿Cómo vender diseño?

Cuando el concepto de cliente no está claro, surgen dificultades para desarrollar habilidades de gestión que orienten adecuadamente el proyecto profesional.

Retrato de Fernando Del Vecchio Fernando Del Vecchio Buenos Aires Seguidores: 771

Opiniones:
61
Votos:
149
Compartir:

En ocasión del Concurso de Afiches «La mirada de Nosotros - Latinoamérica Hoy»1, el segundo premio en la categoría Profesionales —evaluado por los miembros del Foro de Escuelas de Diseño— fue otorgado al siguiente trabajo (ver imagen):

Segundo Encuentro Latinoamericano de Diseño en la Universidad de Palermo. Concurso de afiches «La mirada de Nosotros – Latinoamérica Hoy». Segundo premio en Categoría Profesionales. Título: «Danos América Hoy». Autor: Rodríguez Pezoa, Alejandra.
Segundo premio en Categoría Profesionales.
Título: «Danos América Hoy». 
Autor: Rodríguez Pezoa, Alejandra.

Me llamaron mucho la atención los comentarios de quienes observaban y reían al observar la pieza, ya que según ellos —todos diseñadores y jóvenes— «nos representa tal cual somos».

Debido a que no soy diseñador, sino que me especializo en el desarrollo de habilidades emprendedoras y de gestión, y trabajo con muchos diseñadores, esta situación hizo que prestara atención a lo que comencé a denominar «orientación de la actividad profesional del diseñador». Para ser más claros, empecé a observar más detenidamente la forma en que el diseñador se vincula con el entorno (sus clientes2) a partir del modo en que piensa su profesión y su relación con el entorno.

Para mi sorpresa, una gran mayoría de diseñadores (predominantemente jóvenes, estudiantes avanzados o graduados recientes) expresaban su necesidad de desarrollar la creatividad como respuesta a pedidos de clientes. Una minoría (diseñadores más experimentados), expresaban esto como deseo, aunque comprendían que lo importante es la atención al pedido del cliente, y luego —en caso de ser posible— apelar al recurso creativo, pero no ya como necesidad primaria a satisfacer en su trabajo.

Es posible que sea la experiencia (o el cansancio por tratar con cierto tipo de clientes) lo que marque un cambio en la orientación del trabajo del diseñador, desde una orientación centrípeta a una centrífuga, de acuerdo a la siguiente clasificación:

Orientación centrípeta (del cliente al diseñador)

El diseñador expresa la necesidad de ser comprendido por el cliente, apelando a su intención de hacer prevalecer su criterio estético y/o su creatividad por encima —e incluso negando— las solicitudes del cliente. En esta forma de trabajar, la necesidad a ser satisfecha es la del diseñador; la creatividad y criterio estético deben prevalecer por encima de cualquier solicitud o pedido del cliente, quien —desde la opinión del diseñador— se convierte en una suerte de obstáculo porque no lo comprende.3

En este primer caso, la necesidad del diseñador (el QUÉ) debe ser satisfecha por el pedido del cliente (el CÓMO).

Escena de la serie «Seinfeld» que ejemplifica la orientación centrípeta.

Encontramos un ejemplo de este tipo de situaciones en el capítulo 21 de la temporada 7 de la serie «Seinfeld». Jerry Seinfeld lleva su automóvil al mecánico (Tony Abado), para realizar una reparación menor en el motor. La situación se torna cómica hasta el ridículo, debido al planteo de Tony acerca del tipo de cuidado excesivo que debe realizar Jerry en el automóvil (atendiendo a la necesidad y orientación de Tony hacia el vehículo, no hacia el uso y atención que puede y quiere darle su cliente).

Orientación centrífuga (del diseñador al cliente)

El diseñador comprende su profesión como servicio, con un cliente que realiza un encargo. En palabras de Belluccia4:

El diseñador gráfico trabaja para que su comitente se comunique mejor con su público, o sea, que el buen diseñador gráfico es un especialista en los códigos de la comunicación.

En este caso, la necesidad satisfecha es la del cliente5, mientras que la creatividad (y demás conocimientos) del diseñador es entendida como un «CÓMO».

Resumiendo, cuando el diseñador desea que el cliente, a través de su encargo, satisfaga su propia necesidad de realización —el QUÉ— lo importante es la creatividad (y su criterio estético, etc.). Cuando el diseñador entiende su profesión como servicio a un cliente, la creatividad se convierte en el CÓMO.

Orientación centrípeta en la relación diseñador-cliente
Orientación Centrípeta
Orientación centrípeta
Orientación Centrífuga

Este planteo sobre la forma en que el diseñador orienta su actividad (QUÉ necesidad atiende y CÓMO la atiende), es parte del complejo sistema de variables que determina —como consecuencia— los problemas y conflictos que sufren hoy los diseñadores.6

Modificar la orientación del trabajo —desde la atención a las necesidades del diseñador a trabajar sobre las necesidades del cliente— redirige la gestión del trabajo del diseñador (sea en el caso del diseñador individual o asociado a otros, sea en un Estudio o Agencia), debido a que comienza a desarrollar —en algunos casos en forma natural— algunas habilidades de gestión.

Si tenemos en cuenta que una amplia mayoría de diseñadores intenta trabajar, o desarrollarse profesionalmente, en forma independiente y no en relación de dependencia7, el desarrollo de habilidades de gestión, que complementen el talento, se torna imprescindible.

¿Cómo vender diseño?

En el caso en que pudiésemos comprender esta orientación hacia el cliente como la natural y necesaria para desarrollar nuestra profesión, ofreciendo una propuesta de servicio que sirva a quien la solicita, necesitamos antes comprender qué tipo de necesidad o deseo atendemos. En esta dirección, la pregunta ¿cómo puedo vender diseño?8 se vuelve inadecuada.9

La pregunta no es ¿cómo puedo vender diseño?, sino: ¿qué problemas o dificultades pueden resolver mis habilidades?, o: ¿qué problema presenta el cliente que viene a solicitar mis servicios?, para comprender ¿qué necesidad o deseo debo satisfacer?

De acuerdo a Theodore Levitt en Marketing Myopia:10 La venta se concentra en las necesidades del vendedor; el marketing, en las necesidades del comprador. La venta se obsesiona con la necesidad que tiene el vendedor de convertir su producto en dinero; el marketing, con la idea de satisfacer las necesidades del cliente por medio del producto y todo el cúmulo de cosas asociadas a su creación, entrega y consumo final.

Conclusión

Los problemas que describen los diseñadores en cuanto a su práctica profesional y su vínculo con los clientes, son consecuencia de un modelo mental11, es decir, de una particular manera de entender la razón de ser del diseño como servicio12.

Integrando conocimientos y perspectivas de análisis provenientes de otras disciplinas, es posible revisar los supuestos13 sobre los que descansa hoy el ejercicio profesional, y abrir las puertas de salida a esta conflictiva realidad.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora! Necesitamos tu ayuda para continuar produciendo contenidos gratuitos. Considera apoyar el trabajo de FOROALFA con una donación de cualquier valor en PayPal.


Este video podría interesarte👇👇👇

Retrato de Fernando Del Vecchio Fernando Del Vecchio Buenos Aires Seguidores: 771

Opiniones:
61
Votos:
149
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano

Bibliografía

  • Belluccia, R. (2007) «El diseño gráfico y su enseñanza. Ilusiones y desengaños», Buenos Aires, Editorial Paidós. 
  • Del Vecchio, F. (2008) «Causas Estructurales Determinantes de Patrones de Problemas en la Gestión de Estudios de Diseño. Proyecto de tesis doctoral no publicado», Universidad del CEMA, Buenos Aires, Argentina.
  • Kotler, P. (2001) «Dirección de Marketing. La edición del milenio», México, Pearson Educación.
  • Senge, P. (1992) «La quinta disciplina. Cómo impulsar el aprendizaje en la organización inteligente», Barcelona, Ediciones Juan Granica.  
  1. Encuentro Latinoamericano de Diseño en Palermo 2007.
  2. En este trabajo se habla de «cliente» y no de «comitente», como en muchos artículos de diseño que tratan sobre su actividad profesional. Es posible que la idea de cliente haya sido reemplazada por el disgusto del diseñador a tratar temas y utilizar vocablos relacionados con el concepto «negocio».
  3. «Un diseñador que opine que es el cliente quien tiene que entenderlo a él debería volver al jardín de infantes y comenzar todo de nuevo. […] es el diseñador quien debe esforzarse por comprender la necesidad de su cliente y no a la inversa, pues para eso es contratado». Belluccia (2007), P. 48/9.
  4. Belluccia (2007), P. 63.
  5. «El concepto de marketing se apoya en cuatro pilares: mercado meta, necesidades del cliente, marketing integrado y rentabilidad. […] El concepto de marketing […] comienza con un mercado bien definido, se concentra en las necesidades de los clientes, coordina todas las actividades que afectarán a los clientes y produce utilidades satisfaciendo a sus clientes». Kotler (2001), P. 19/20.
  6. Esta orientación es un modelo mental, que determina la forma como pensamos la actividad profesional y que determina lo que hacemos. Para ampliar, ver: Senge, P. (1992). La quinta disciplina. Cómo impulsar el aprendizaje en la organización inteligente. Barcelona: Ediciones Juan Granica.
  7. De acuerdo al «Primer censo de aproximación a la realidad del mercado del diseño argentino» (Programa Pro Diseño Argentino, 2005-2006), el 95,8% de los estudiantes terciarios y universitarios censados (de las distintas disciplinas del diseño argentino) se proyectan como profesionales independientes. Citado en: Spina, M. (2007). Casos de emprendedores en el diseño. Buenos Aires: Red Argenta.
  8. «El diseño es el nombre de un oficio o especialidad cuyo fin consiste en definir, antes de su elaboración, las características finales de un producto para que cumpla con unos objetivos determinados». Belluccia (2007), P. 11.
  9. Esa forma de plantearse el problema es tan inadecuada como si yo deseara vender mi capacidad para pensar en innovadores modelos de negocio y lo comunicara en estos términos. Diferente sería si mi habilidad, al servicio de un cliente, promueve, desarrolla e implementa un innovador modelo de negocio que a él le interesa.
  10. Kotler (2001), P. 19.
  11. «Los "modelos mentales" son supuestos hondamente arraigados, generalizaciones e imágenes que influyen sobre nuestro modo de comprender el mundo y actuar». Senge (1992), P. 17.
  12. «para obtener resultados diferentes (en el modelo operativo, donde opera el diseñador gráfico), es necesaria una desarmonía entre el modelo de negocio (la configuración de su actividad) y el modelo mental (las creencias sobre lo que impulsa el éxito en el sector). ¿Desde dónde se genera esa desarmonía? Desde el modelo político (considerado aquí como el factor limitante, o restricción principal del sistema, o punto de apalancamiento), en aquellos referentes del sector, con el poder, la autoridad y la influencia necesarias para "imponer" diferentes modelos mentales». Del Vecchio (2008), P. 33.
  13. Ver debates: «¿Qué es el diseño?» y «El diseño ¿tiene fines propios?»
Código QR de acceso al artículo ¿Cómo vender diseño?

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Fernando Del Vecchio

Más artículos de Fernando Del Vecchio

Título:
Cobrar antes, cobrar mejor
Sinopsis:
En un contexto inflacionario, dirigir un estudio de diseño requiere mayores habilidades administrativas de las que muchos reconocen.
Compartir:
Título:
Rechazos positivos
Sinopsis:
Si no trabajamos en la comunicación de lo que somos y lo que hacemos, serán los clientes quienes lo definan de acuerdo a su mejor entender.
Compartir:
Título:
¿Cuál es el problema detrás del pedido del cliente?
Sinopsis:
El diseñador debe comprender el problema detrás del pedido del cliente, para poder presentarle una propuesta técnica y económica acorde al nivel profesional que desea proyectar.
Compartir:
Título:
Mis clientes no me valoran, ¿qué puedo hacer?
Sinopsis:
Una excelente excusa para no hacernos cargo de una situación que exige nuestra atención: el perfil de diseñador debe transformarse.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Milena Costales Pinchevsky
1
Milena Costales Pinchevsky
Hace 4 meses

Este articulo nos ensena a que siempre debe de existir un balance entre el pedido del cliente y la creatividad del diseñador, que en si no deberían ser aspectos opuestos sino ser el complemento del otro, es decir que el diseñador debe siempre saber utilizar sus herramientas para poder cumplir con lo que pide el cliente y el cliente esta pidiendo un diseño para que de este modo pueda comunicarse de la manera mas eficiente con el consumidor. Por lo tanto, no siento que uno debería priorizar al otro sino tener una armonía entre ambos aspectos.

0
Responder
Retrato de Arianna Correia
0
Arianna Correia
Hace 9 meses

Lograr un balance entre la creatividad y la atención al brief o pedido de cliente es complicado. Creer que uno como diseñador tiene le última palabra y conocimiento en un proyecto no permite valorar los aportes del cliente, quien financia el proyecto. Pero a su vez, es difícil asentir ante cada pedido cuando uno como creativo comprende que tales no benefician al proyecto. Para balancear estos dos extremos, las habilidades de gestión como menciona el autor son primordiales.

0
Responder
Retrato de Josué Huerta Rivera
0
Josué Huerta Rivera
Jul 2018

Voy iniciando la carrera de Diseño, este tema se me hace muy complicado, tienes que tomar distintos puntos a considerar pero me di una idea de lo que se debe tomar en cuenta, crear una necesidad en un cliente considero que es un punto importante y hacer bien el trabajo en equipo, actualizarse constantemente para saber las necesidades del cliente, de mucha ayuda el artículo, gracias por compartirlo.

0
Responder
Retrato de Pablo Gallegos A.
1
Pablo Gallegos A.
Nov 2016

Me sirve de gran ayuda antes de crear mi estudio de diseño con mi equipo de trabajo. No tengo experiencia en esto. Gracias por compartir este excelente post.

0
Responder
Retrato de Pier Alessi
25
Pier Alessi
Dic 2015

Es evidente que no hay un conocimiento claro a nivel colectivo de nuestra proefesión "Diseño gráfico", hay un terrible mal entendimiento de la palabra diseño. Me he encontrado con toda clase de comentarios atrevidos, opiniones y exigencias fuera de lógica por parte de personas ya sean clientes o no, incluso un claro desconocimiento de nuestro rol. Pareciera que es mas importante el cómo y no qué vendes y para qué, he conocido colegas que hacen "lo que pida el cliente" ciegamente y con resultados desastrozos y venden, claro que si, por la falta de ética, pero ¿qué venden? Se va creando una fuerte competencia desleal debilitando la cultura visual y prevaleciendo lo barato, lo automático, el logo descargado de una boutique de logos o el vecino que se descargó el fotochoc, sin contar con el programador que funge como diseñador por tener "buen gusto", no me gradué de licenciado en diseño para tener gustos sino para hacer comunicación visual y tomar desiciones.

1
Retrato de Miguel Tovar Gonzales
1
Miguel Tovar Gonzales
Oct 2016

Te invito a ver mi video https://www.facebook.com/MTGfa... explica de forma breve la diferencia de un diseñador y un operador.

1
Retrato de Pier Alessi
25
Pier Alessi
Oct 2016

Pienso que no es que uno sea mas esto o lo otro y escoges, se trata de que deben trabajar en equipo.

0
Responder
Retrato de Carolina Vargas
0
Carolina Vargas
Nov 2015

Para mi es indispensable generar un necesidad en la gente y una visión de diseño , es sustancial que el diseñador sea un canal que desarrolle y lleve a cabo una necesidad del cliente ,bajo los requerimientos dados por el cliente: y a partir de ahí desarrollar una idea . Es interesante el termino "co- diseñar" con tu cliente y hacerlo participe de esa pieza o elemento de diseño.

0
Responder
Retrato de Yoslíne Rodguez
1
Yoslíne Rodguez
Oct 2014

Sin dejar de lado el proceso creativo y cual es la función objetiva del diseño gráfico, yo uso un ejercicio al momento de trabajar con los clientes: el diseño que el me solicito (con todas las características indicadas), una propuesta mía, más en forma "personal" sin perder de vista sus necesidades y una última propuesta, que combine albos modos de ver las cosas; así integro, como dije antes creatividad y función real... siempre es necesario recordar cual es nuestro objetivo como diseñadores y/o comunicadores visuales...

1
Responder
Retrato de Mauricio Coitiño
0
Mauricio Coitiño
Oct 2014

La pregunta de cómo vender diseño claramente nos orienta mal en el camino de contornear un perfil profesional claro en las mentes del resto de los ciudadanos, nuestros potenciales clientes. En 2011 me sorprendió gratamente una licenciada en comunicación que se negó a incluir el diseño de piezas gráficas en su contrato en un proyecto de cooperación del gobierno de Uruguay. "Eso le corresponde a un diseñador profesional" dijo con firmeza. No sé dónde lo aprendió, pero ni la agencia, ni el ministerio ni muchos otros profesionales del equipo lo entendieron. No veo que estemos en el camino de que eso pase.

1
Responder
Retrato de Jess Morale
0
Jess Morale
Oct 2014

Es importante que el diseñador tenga claro que no trabaja para el, sino, para aquella persona que recurre a el para que le ayude a resolver sus problemas de manera gráfica; el diseñador a veces cae en lo egoísta al querer que sus diseños sean como el quiere y no como el cliente desea, aquí no se trata de ver quien tiene la razón sino de encontrar la mejor solución, la que nos traiga mayor beneficio.

Es importante justificarle al cliente cada cosa para que logre entender el valor del trabajo que se esta realizando.

Jessica Morales UVM

0
Retrato de Yoslíne Rodguez
1
Yoslíne Rodguez
Oct 2014

Exacto, no es quien tiene la razón sino encontrar la mejor solución, bien dicho... ante todo buena comunicación y sobre todo creatividad... son las herramientas que tenemos y debemos usar nosotros los diseñadores para vender diseño... 10

0
Responder
Retrato de Fernando Del Vecchio
771
Fernando Del Vecchio
Oct 2014

Me resulta muy llamativo que nadie haga referencia a mi conclusión en el artículo, donde planteo que la pregunta "¿cómo vender diseño?" es inadecuada.

0
Retrato de Jesus Gaytan
55
Jesus Gaytan
Oct 2014

Fernando, acabo de terminar un taller que estoy dando en Managua a alumnos de pregrado, y en un momento determinado surgió el tema y efectivamente, les cuesta mucho trabajo entender el concepto del servicio del diseñador.

Preocupante...

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Maria del Pilar Rovira Serrano
Autor:
Maria del Pilar Rovira Serrano
Título:
Tendencias de la moda: entre el mito y la realidad
Sinopsis:
La opinión de los trendsetters, coolhunters, street fashion hunters e influencers no siempre le sirve a las empresas. A veces pueden obtener muy buenos resultados investigando tendencias por su cuenta.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
33
Opiniones:
7
Seguidores:
350
Ilustración principal del artículo Diálogos con diseñadores
Autor:
FOROALFA
Título:
Diálogos con diseñadores
Sinopsis:
Reflexiones sobre el deterioro profesional en el diseño gráfico, los intentos habituales para enfrentarlo y nuevas propuestas desde la administración.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
82
Opiniones:
32
Seguidores:
624
Retrato de Ricardo Acosta García
Autor:
Ricardo Acosta García
Título:
¿Qué es la gestión de clientes en los servicios de diseño?
Sinopsis:
Dentro de un estudio de diseño —en todas sus variantes—, la gestión de clientes es un aspecto vital de su organización y clave para su supervivencia a mediano y largo plazo.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
119
Opiniones:
54
Seguidores:
67
Retrato de Norberto Chaves
Autor:
Norberto Chaves
Título:
Marca corporativa: ¿vender un diseño o transferir un recurso?
Sinopsis:
La ventaja de consensuar con el cliente el diagnóstico sectorial y la selección tipológica antes de proceder al diseño de la marca.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
222
Opiniones:
43
Seguidores:
3543
Retrato de Miguel Lalama
Autor:
Miguel Lalama
Título:
Cómo influir en las decisiones de compra
Sinopsis:
La incapacidad de la investigación tradicional para arrojar datos realmente relevantes, parte de que está basada en un sistema de preguntas y respuestas racionales.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
38
Opiniones:
17
Seguidores:
30
Ilustración principal del artículo Del ciudadano productor al ciudadano creativo
Autor:
Manuel Martínez Torán
Título:
Del ciudadano productor al ciudadano creativo
Sinopsis:
Asistimos a un momento crucial en muchos casos, donde estamos pasando de un diseño orientado hacia las personas, a un co-diseño realizado por las personas.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
12
Opiniones:
2
Seguidores:
78

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

15 horas (aprox.)
1 octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

20 horas (aprox.)
2 octubre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

Claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
1 noviembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 diciembre

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

30 horas (aprox.)
2 marzo