Rechazos positivos

Si no trabajamos en la comunicación de lo que somos y lo que hacemos, serán los clientes quienes lo definan de acuerdo a su mejor entender.

Fernando Del Vecchio Buenos Aires
Followers:
662
Comments:
109
Votes:
185
Compartir:

De alguna manera, Luisa sintió que en este caso —nuevamente— la reacción del cliente sería la misma que ha venido recibiendo desde que comenzó con su trabajo independiente.

Un cliente solicita el diseño de un logo, para «tener una marca que mostrar en sus carteles y folletos promocionales»; la propuesta de trabajo —que incluye el diseño de la marca gráfica— es considerada elevada en términos de precio; el cliente descubre que su programador también puede «dibujar el logo», e incluirlo en el precio que habían acordado de antemano, como un adicional y pequeño favor a cambio del servicio de mantenimiento del sitio web (que está diseñando) durante el siguiente año.

Luisa entendió que en este caso, como ya había sucedido antes, su trabajo estaba siendo desvalorizado. Durante toda la mañana posterior a la recepción de la respuesta del cliente (agradeciendo por la prontitud, pero rechazando la misma por cuestiones de precio), estuvo pensando en alternativas diferentes, no ya de trabajo en diseño gráfico, sino de trabajo en otras áreas. En definitiva, si los clientes piensan que «hacemos dibujos», resulta muy difícil cotizar un trabajo explicando las particularidades y la complejidad que existe detrás del diseño de identidad.

Perdido por perdido, y con la intención de que al menos en este caso el cliente supiera qué debía considerar frente al trabajo que haría su proveedor, escribió una pequeña recomendación donde le sugería qué tener en cuenta, de qué forma el cliente podría solicitar el trabajo al diseñador del logo, de qué forma debería su proveedor entregarle el material, de qué forma podría utilizarlo, etc.: en definitiva, una especie de recomendación profesional no solicitada, que le permitiría al cliente —aún sin contratarla— lograr su cometido.

La intención al escribir la recomendación, fue simplemente ubicarse en un lugar distinto. En lugar de seguir reconociendo que su trabajo es el diseñar, asumió —a partir de la molestia que le generó la reacción de este cliente (algo así como «la gota que rebalsó el vaso»)— que no trabajaría nunca más de acuerdo a la creencia errónea de sus clientes, sino a partir de la comunicación de un tipo de servicio distinto: el asesoramiento primero, el diseño después. En términos estratégicos, comienza a pensar su relación con el entorno desde un punto de vista diferente, y plantea un juego distinto.

En definitiva, si alguien alguna vez llegara a contratarla, será por la capacidad de expresar el valor de su trabajo, representado en la capacidad de explicar qué significa el trabajo de identidad, qué implica en términos de valor para sus clientes en cuanto a la capacidad de comunicar efectivamente una idea a los clientes de sus clientes. La propuesta económica detrás de su «nuevo servicio», por llamarlo de alguna forma, sería muy distinta a la que estuvo acostumbrada hasta ese momento.

Decidió poner en práctica otra forma de calcular sus precios, lo que en primera instancia la asustó un poco: la primera cotización que realizó a la semana de tomar en consideración esta alternativa, ubicaba sus precios en el doble de lo que habría cobrado anteriormente.

Su sorpresa fue mayor cuando el cliente aceptó ambas propuestas —la propuesta técnica con la explicación del proyecto y la propuesta económica con el presupuesto— luego de hacerle dos o tres preguntas sobre los tiempos de ejecución y la forma de pago.

Sin embargo, no estaba preparada para recibir el mensaje que acaba de llegar a su casilla de correo: el cliente al que había enviado su primera recomendación, aquel que iba a encargar el diseño del logo a su proveedor web, acaba de pedirle que se encargue de ese proyecto, al precio que le había enviado originalmente, en las condiciones en que le había presentado la propuesta hace unas semanas. 

Un llamado telefónico al otro día le permitió saber lo que había ocurrido: cuando el cliente entendió la propuesta de Luisa y fue con ella a su proveedor web, éste entendió que el trabajo de «diseñar el logo» era un poco más complejo. Ante el nuevo escenario, le explicó al cliente que ese trabajo, de esa forma, debería ser cotizado, y el precio recibido fue casi el triple de lo presupuestado por Luisa.

—¿Y ahora qué hago?—, me preguntó contrariada.

—No sería prudente modificar el precio de la propuesta original, porque ello supondría una especie de «revancha». Lo que debes decidir es si vas a hacer el trabajo o no, y en qué condiciones (si es que hay algunas condiciones no especificadas en la propuesta original, que debas considerar ahora). Para tomar una decisión, deberías tener en cuenta —ahora que tus precios son más elevados— si este proyecto te permite conseguir algo más: mejorar el portfolio, cotizar un servicio adicional para este cliente en este proyecto, proyectos a futuro con este cliente, etc. Si no visualizas nada de valor a partir del trabajo con este cliente, ¿para qué aceptarlo? Ya has ganado: has logrado modificar tu servicio a partir de entender el valor de tu trabajo, has logrado comunicar efectivamente el valor de tu trabajo a un precio acorde a tus expectativas, y has comenzado a tener respuestas positivas; adicionalmente, el cliente que te había rechazado ha vuelto, dispuesto a trabajar contigo. Lo mejor que puedes hacer, si tienes trabajo, es rechazar diplomáticamente su pedido.

—¿Decirle que no?

—Por supuesto. Muchas veces, decir que no es la mejor respuesta. 

Editor: Luciano Cassisi Ciudad Autonoma Buenos Aires
Followers:
662
Comments:
109
Votes:
185
Compartir:

109 Comments

Comment

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 14/01/2014.

Fernando Del Vecchio

More articles by Fernando Del Vecchio in Spanish

Idioma:
ES
Title:

Hay que aprender a jugar el juego

Synopsis:

En el mercado hay buenos y malos diseñadores, buenos y malos clientes, competencia y precios de todo tipo. Todos ellos son algunos de los componentes del juego a jugar.

Share:
Idioma:
ES
Title:

El diseñador como factor de competitividad

Synopsis:

Si desde la formación diseñamos los incentivos adecuados, el diseño como factor competitivo podrá dejar de ser una declaración de deseos y convertirse en una realidad.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Te aman, te odian o no les importas

Synopsis:

Enfoca tus decisiones hacia quienes te valoran y están dispuestos a que les aportes valor.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Qué hacer con el ego del diseñador

Synopsis:

Según cómo canalicemos nuestro ego, este podrá ser una ventaja o desventaja para el desarrollo de nuestro negocio.

Share:

You may be interested

Sebastián Vivarelli
Idioma:
ES
Author:

Sebastián Vivarelli

Title:

El diseño paciente

Share:
Interactions:
Votes:
123
Comments:
40
Followers:
281
Ricardo Acosta García
Idioma:
ES
Author:

Ricardo Acosta García

Title:

Brazos, cabezas y piernas

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
9
Comments:
8
Followers:
67
Juan Carlos Rodolfo Coronel
Idioma:
ES
Author:

Juan Carlos Rodolfo Coronel

Title:

Un don dormido

Share:
Interactions:
Votes:
7
Comments:
4
Followers:
9
FOROALFA
Idioma:
ES
Author:

FOROALFA

Title:

FOROALFA llega a Santa Fe

Share:
Interactions:
Votes:
29
Comments:
27
Followers:
556
Carlos Maraver
Idioma:
ES
Author:

Carlos Maraver

Title:

«Víctimas» del diseño gráfico

Share:
Interactions:
Votes:
305
Comments:
230
Followers:
112
Maria del Pilar Rovira Serrano
Idioma:
ES
Author:

Maria del Pilar Rovira Serrano

Title:

El «Método Lina Morgan»

Share:
Interactions:
Votes:
6
Comments:
2
Followers:
312
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

0
Raul Cibeles
8 months ago

Muchas veces lo más importante es la cultura y pasión. Muchos no la valoran porque no tienen un referente. Hay un gran problema que es la ética, y la de respeto a tu trabajo. Muchas veces se plagian los diseños y se regalan los trabajos.

0
Reply
0
Camilo Benitez
8 months ago

Estoy de acuerdo con lo que se propone en la lectura al decirle que no a un cliente, sin dejar a un lado que es algo comun no saber cuanto vale el trabajo de uno y mas si se es una perdona nueva en el campo, lo mas importante es no menos preciar nuestro trabajo o sentirnos menos que otras perdonas en nuestro mismo campo ya que todos tenemos diferentes formas de abordar el trabajo.

0
Reply
0
Sergio Andrés Matallana Carrion
9 months ago

desvalorizar el trabajo depende de la persona que lo esta haciendo y en el campo laboral es muy difícil saber cual es precio de el trabajo de uno, pues en estos momentos no se sabe con certeza cuanto es el costo de mi trabajo y que un cliente este dispuesto a pagar lo que se pide no todas las veces pasara y pedirá menos , como estudiante de diseño gráfico veo que el costo del trabajo es por su creativa e innovación que esta aplicando en el diseño

0
Reply
0
Harold Medina
9 months ago

Totalmente de acuerdo con la posibilidad de decir NO al cliente que quiera tener más por menos, sabiendo que en la actualidad nadie regala nada porque han tenido que esforzarse, estudiar y tener la experiencia para poder brindar un servicio con profesionalismo porque no es solo dibujar un logo también es tener la creatividad e innovación para hacer un logo en este caso que pueda ayudarle a tener más clientes, aunque hay casos en donde el diseñador regala su trabajo y esto hace que no valoren su creatividad si no su bajo precio.

0
Reply
0
Jhoana Andrea Carvajal Ledesma
9 months ago

Es evidente que la comunicación con el cliente para brindar un buen servicio al mismo, generando profesionalismo y dando claridad. Esto teniendo en cuenta que un diseñador no debe ver sus obras o trabajos menos que el de los demás, pues todos trabajamos de formas diferentes y con una pasión completamente distinta a la de otros artistas, por lo cual hace que el trabajo de cada uno se bello y perfecto por excelencia.

0
Reply
0
Daniel Camacho
9 months ago

El oficio de diseñar se remonta a mas cosas que solo trazar para producir algo, un proceso que requiere investigación y aplicación de conceptos para producir algo coherente, con sentido y que impacte.

Quiero recalcar que el articulo pudo haber sido mas profundo, por como trabajan los hemisferios del cerebro es evidente las diferencias que hay en quien ha desarrollado su parte lógica como programador en el hemisferio izquierdo, y quien ha desarrollado su hemisferio derecho en donde se encuentra la creatividad, así que es de esperarse lo que paso en este caso especifico.

En términos generales el articulo concluye con dar valor a lo que se hace, en nuestro oficio tenemos la posibilidad de colocar precio a lo que somos capaces de producir y hay que saberlo manejar.

0
Reply
0
Emily Sepulveda
9 months ago

Mi punto de vista sobre este artículo es que notablemente siempre se mira fácil

el trabajo del diseñador, aunque no sea así no obstante a eso pienso que el diseñador

como profesional no debería dejarse afectar por las opiniones en campos no profesionales

solo tratar de entender lo que quiere el cliente ya después de que el cliente este satisfecho

no habrá malos entendidos y siendo honestos en estos campos lo que vale para el cliente no es el esfuerzo Sino el resultado.

0
Reply
0
Gabriela Contreras Suarez
9 months ago

La comunicación es un factor importante para brindar un buen servicio, ya que un diseñador comunica una idea de forma creativa e innovadora que da vida a nuevas cosas de forma estética, armoniosa y atractiva para el cliente, de esta manera el asesoramiento muestra el profesionalismo y el conocimiento acerca del servicio que valla a ofrecer además de una buena comunicación consigue calidad del servicio.

Esta carrera como diseñador pienso que brinda muchas oportunidades a nivel laboral, pero hay que tener en cuenta que un buen diseñador es aquel que es innovador que tiene respeto hacia sus obras, el que no desvaloriza su trabajo, es aquel que muestra pasión e interés a la hora de realizar sus proyectos.

0
Reply
0
David Garcia
9 months ago

Para mi es muy difícil ver el valor de mi propio trabajo y por lo general me enfoco únicamente en la valoración de los demás y espero que ellos digan lo que vale o si realmente no vale nada en absoluto muchas veces siento frustración por lo que hago pero realmente hay que empezar a valorar el esfuerzo y la gran dedicación que tienen nuestros proyectos, aunque en ellos haya apenas una percepción superficial de todo lo que tuvimos que pasar o experimentar para sacar el resultado final a la luz. Considero que muchas veces olvidamos mostrar el trabajo completo, y si realmente queremos que alguien aprecie nuestro trabajo como nosotros lo hacemos hay que mostrarlo como algo completo, con todo lo que conlleva al resultado final.

0
Reply
0
Natalia Andrea Gonzalez
9 months ago

En la mayoría de los casos nosotros mismos no damos el valor y el sentido a nuestro propio trabajo y permitimos q los demás lo hagan cuando hemos sido nosotros quienes nos hemos esforzado en realizarlo, los demás catalogan nuestro trabajo por lo que ven a simple vista sin detenerse a pensar en lo que hay detrás de todo esto, cuando Luisa explico lo que hacia y porque era tan especial fue cuando ella y los clientes entendieron el verdadero valor del trabajo que realizaba, es un gran ejemplo que deberíamos seguir todos los profesionales, empezar por valorar nuestro esfuerzo y trabajo y no permitir que nadie lo haga por nosotros, si esto sucediera todas las profesiones serian mejor pagas, el problema es que al igual que el diseñador web hay quienes regalan su trabajo y acaban con el de los demás.

0
Reply
0
William Giraldo
9 months ago

Soy diseñador gráfico en formación, éste tipo de artículos exponen parte de la realidad a la que nos enfrentamos en el campo laboral, ya sea que nos desempeñemos desde una posición independiente o no, lo cierto es que como se concluye en el texto decir no también es una alternativa válida, en esos momentos es donde debe imperar el peso de lo que a conciencia hemos aprendido dándole el valor adecuado a nuestro oficio, y entendiendo el impacto que buscamos generar en quienes nos brindan la confianza de sus proyectos poniéndonos en su posición y haciéndoles entender la nuestra, además de entender lo importante que puede ser para nuestro crecimiento profesional. Siempre habrá un punto intermedio en un acuerdo de servicios, lo importante es saber como usar de la mejor manera las herramientas que poseemos para generar una trabajo satisfactorio tanto propio como para nuestros clientes.

1
Reply
0
Manuel Ruiz
9 months ago

Mirándolo como estudiante de Diseño Gráfico, el enfrentar estas situaciones más adelante como profesionales e independientes nos ayudara a enfocarnos en una realidad que nos espera allá afuera, y es ese mundo laboral en una sociedad capitalista, por lo cual como profesional debo ser consiente que no todas las personas valoran el trabajo de un diseñador gráfico y que estas situaciones se llegaran a presentar con frecuencia. El decir «no» a un trabajo no se puede negar que da temor y más cuando se es independiente, pero debemos empezar primero dándole valor nosotros mismos a nuestro trabajo, conocimiento y habilidades, para que así nuestros clientes nos valoren como profesionales.

0
Reply
0
Nicolas Ferro
9 months ago

Un diseñador al llevar a cabo su profesión, debe saber comunicar a sus clientes todo lo que implica un proceso de diseño, para poder dar un valor optimo a su trabajo.

La sociedad tiende a degradar mucho el trabajo de los diseñadores debido a que no conocen por completo todo lo que hay detrás, es nuestra responsabilidad cambiar este hecho a través de una buena comunicación con los clientes al momento de ser contratados.

0
Reply
0
Lina Mejoy
9 months ago

Considero que falta cultura y pasión. Muchos no la valoran porque no tienen un referente. Hay un gran problema que es la ética, y la de respeto a tu trabajo. Muchas veces se plagian los diseños y se regalan los trabajos. También se debe mejorar la percepción que se tiene sobre la carrera, porque en comparación de otras profesiones, nosotros le damos mucha utilidad a la sociedad. De igual manera pienso que el éxito de estas carreras es la pasión.

0
Reply
0
Laura Guzmán
9 months ago

Todo diseñador ha vivido la desagradable situación en la que su trabajo ha sido desvalorizado por un cliente ya que para muchos el diseño es un trabajo que puede ser desempeñado por cualquiera esto se debe a que la gran mayoría de personas desconocen el verdadero objetivo del diseñador que es interpretar y suplir determinadas necesidades para facilitar y mejorar la calidad de vida desde su área de enfoque, debido a esto el diseñador debe verse en la obligación de estar bien documentado y empaparse de conocimiento para que de esta manera, no solo brinde un mejor servicio, sino que además pueda defender su trabajo con argumentos fundamentados inculcando en sus clientes la importancia de su labor ya que es primordial el respeto y valor por el trabajo propio porque basta con poner un poco de atención para descubrir que el diseño está presente en todo.

0
Reply
0
Steven Molina
9 months ago

Si valorar el trabajo es la idea que queremos transmitir a nuestros clientes, de hacerles ver el profesionalismo que hay que tener, la alta calidad de cualquier tipo de trabajo que se este realizando hay que hacer un alto. Por que? Porque suena muy bonito y la gente lo puede creer pero más allá de eso, si nosotros no asumimos ese papel y nos creemos todo eso que queremos transmitir, solo quedaran como palabras en el viento, hay que tomar esa papel del profesional que realiza trabajos de muy buena calidad y de la misma forma en que contribuimos con nuestros clientes ver en que nos beneficia realizar cada trabajo mas haya de lo económico ,viendo así el impacto que puede realizar ese trabajo sobre mi carrera.

0
Reply
0
Yuri Paola Tenjo
9 months ago

Para nadie es un secreto que la sociedad tiene ese pensamiento que en la carrera de comunicación y bellas artes es un campus en el que solo se dibuja... están equivocados; tampoco es valorado el trabajo como diseñador.

En primera instancia no mostraría todo mi proyecto a simple vista sino una parte de este en donde mis diseños fueran construidos por mi, ya que soy yo la diseñadora, donde doy a conocer ciertas condiciones de como elaboraría mi trabajo para que el cliente tenga presente las condiciones del trabajo que le voy a realizar, y así no tener inconvenientes con lo acordado.

0
Reply
0
Miguel Camayo
9 months ago

Hay un elemento fundamental que separa la relación entre el cliente común y el diseñador: el conocimiento que tiene el diseñador sobre la comunicación visual. Ese elemento, que genera que un logo sea un logo y no un simple dibujo, es intangible, pero deja de serlo cuando se vuelve un producto. Por eso muchas veces la palabra "diseñar" es tan mal valorada y, la palabra "diseñado" lo vale todo. Se olvida que sin la primera jamás existirá la segunda.

Otra habilidad que posee el diseñador y se ignora, es la de traducir los gustos y anhelos de un cliente, a un papel.

Tenemos que buscar una manera didáctica de explicar que el diseño vale mucho más, y que es un proceso de tiempo y conocimientos.

0
Reply
0
Juan Sebastián Casallas Feliciano
9 months ago

Es importante que un diseñador tenga bases firmes para realizar trabajos de óptima calidad, al igual tener una preparación y análisis de lo que va a manifestar para comunicar con claridad lo que está ofreciendo al cliente y no titubear. La inseguridad permite que el cliente vacile y termine manipulando al diseñador a su antojo.

Recibir rechazos y críticas ayuda a fortalecer y a buscar estrategias para mejorar los futuros trabajos.

0
Reply
0
Esteban Galvan Rojas
9 months ago

es difícil aceptarlo, pero es una realidad. La sociedad no valora nuestro trabajo como diseñadores, muchos imaginan que realizar una pieza gráfica es fácil, pero en realidad no es así. Como diseñadores realizamos un proceso en el que conlleva esfuerzo y dedicación, Esto genera una gran complejidad en nuestra labor. Pero a medida del tiempo debemos cambiar esta percepción que tienen hacia nosotros.

0
Reply
0
Alejandra Orrego
9 months ago

Es una falta de respeto con las personas que estudian diseño gráfico o cualquier otra carrera de bellas artes; dado que todas las carreras tienen un cierto grado de complejidad y por lo mismo hay profesionales en ellas. No es lo mismo que una persona que sabe dibujar y tiene imaginación creen un vestido o un logotipo a que lo haga una persona que estudia para ello y tiene el conocimiento de como hacerlo.

Se debe valorar el esfuerzo y trabajo de cada profesional, no debe ser menos valioso el trabajo de una persona que estudia bellas artes a un ingeniero, cada especialización tiene un objetivo y para dichos objetivos se adquiere un conocimiento.

0
Reply
0
Farid Torres
9 months ago

Es una pena que las artes no sean valoradas de la misma forma como cualquier otra carrera, el diseñador gráfico también obsequia parte de su corazón en lo que hace, por respeto a su trabajo y a su cliente. Aún no me puedo considerar como un profesional, pero sin lugar a dudas, la idea de que el valor de un trabajo bien hecho comienza por aquel que lo realizo es verdad, si el cliente desea un trabajo de calidad, también debe serlo para su creador.

No hay oficio menos valioso que cualquier otro por el simple hecho de que todas la personas valen por igual, pero, la relación entre cliente y diseñador debe ser respetuosa, no todos comparten los mismo gustos, así que como personas cultas se debe llegar a un acuerdo mutuamente justo.

0
Reply
0
Brayan Vargas
9 months ago

Muchas veces nos cuestionamos sobre cual es él valor del Diseño Grafico, tenemos la responsabilidad de educar a esta sociedad moderna que todo lo cataloga de acuerdo a lo que se le impone en su mentalidad consumista, a que el diseñador como otro profesional, pongamos el caso de un administrador tiene ciertas condiciones en su trabajo, es por esto que al momento de ofrecerle nuestro trabajo a un cliente, le aclaremos de forma lara el MODO y condiciones en que llevamos a cabo el mismo. Poniendo el caso de un proyecto, lo que le da el valor a ese son dos conceptos: Tangibles e intangibles, que respectivamente corresponden a el tiempo de trabajo y nuestra experiencia en proyectos. En conclusion estoy de acuerdo con el autor del articulo, teniendo un caracter y determinacion profesional no debemos someternos a las condiciones que nuestros clientes sugeran.

0
Reply
0
Felipe Garzon
9 months ago

Es muy común escuchar que la carrera de diseño es relativamente fácil solo porque la gente asocia el saber dibujar o hacer actividades o trabajos manuales como algo fácil; cada campo, carrera o disciplina tiene su cierto grado de dificultad, en el diseño una de esas dificultades es tener que lidiar con las criticas negativas que llegan a ser en algún momento hirientes, en el diseño todo entra por los la percepción visual y de instinto, es por esto que para llegar al resultado de un producto se necesitan de varios procesos y pruebas previas para su aprobación, siempre se quiere que el cliente este satisfecho con el producto que pidió, por esto una de las funciones de diseñador como profesional es brindar asesoramiento y concejos acerca de lo que podría funcionar o ser factible para su cliente por medio de acuerdos propuestos por ambas partes.

0
Reply
0
Daniel Romero
9 months ago

Este articulo demuestra la realidad de muchas personas las cuales al ser contratadas son menospreciadas por su trabajo, dejando que el cliente tome el control de todo, sin que el tenga un conocimiento del exfuerzo y dedicacion de la persona que ejerce la profesion.

Las personas deven comprender que al contratar a un profesional no es para decirle como ejercer su oficio si no para que puedan representar sus ideas fisica mente, si toman el control de la situacion ninguna de las dos partes estara de acuerdo y no se llegara a un buen trabajo o al resultado que se espera.

0
Reply
0
Germán Rodriguez
9 months ago

Tanto el diseño gráfico como otras profesiones tienen su nivel de complejidad, se necesita mucho tiempo y dedicación a la hora de crear cualquier cosa que los clientes soliciten y esto es algo que no todos entienden porque piensan que el trabajo de un diseñador gráfico lo puede realizar cualquier persona o que cualquiera puede tener la misma creatividad y cuidado, cuando hay un trabajo en el que el cliente no entienda ni respete el tiempo en el que se demora este tipo de creación ahí es donde se debe rechazar la oferta porque ante todo se debe trabajar y dialogar de una manera ética en el que el cliente y trabajor se entiendan y haya un acuerdo que beneficie a las dos partes.

0
Reply
1
Santiago Cepeda
9 months ago

Tener este tipo de experiencias es lo mejor que le puede pasar a uno como profesional para probarle a uno mismo si realmente lo que ah estudiado y a decidido ser en su vida es lo que realmente le gusta, ser capaz de seguir adelante a pesar de tropezar o desilusionare una y otra vez, cada vez que te rechacen solo debes mirarlo como una auto critica de que debes mejorar y esforzarte un poco mas para que te tomen en consideración y realmente aprecien y reconozcan la importancia de tu profesión.

0
Reply
0
Jhon Eduard Lozano Reyes
9 months ago

Es triste que los clientes no comprendan (o directamente que no sepan) que el diseñar un logo o cualquier pieza gráfica conlleva bastante trabajo y esfuerzo, yo siempre he pensado que cada profesión tiene su medida de dificultad y el diseño gráfico no es la excepción, es bueno que los clientes comiencen a saber eso y una buena forma de hacerlo es la que descrita en este artículo.

0
Reply
0
Tania Moreno
9 months ago

Es muy común escuchar comentarios de la gente acerca de lo fácil que es desempeñarse como diseñador y como no es valorado su trabajo, por el simple hecho de que cualquiera podría realizarlo. Pero lo que la gente no sabe es que ser diseñador mas allá de ser creativo es desarrollar soluciones a problemas de la vida cotidiana, que no cualquiera puede realizar.

Si habrán momentos en los que si el cliente en verdad no valora el trabajo, se deberá rechazar cualquier oferta opuesta pues lo principal es valorar el trabajo propio.

Aunque es razonable decir que no todo lo que diseñamos podrá gustarle al otro, pero se pueden implementar estrategias que beneficie tanto al diseñador como al cliente generando satisfacción mutua.

0
Reply
0
Maria Alejandra Tavera
9 months ago

Es importante aprender a recibir malos comentarios, pero es mas importante no dejar que eso afecte, porque cada rechazo es un impulso a seguir adelante, y mejorar en cada cosa, Todo , Cada caída es una experiencia mas y eso ayuda hacer mejor en lo que hacemos. siempre habrán personas que desvaloren este trabajo, ya que todos no piensan igual y no todos tienen las mismas ideas.

hay que tener en cuenta que en esta profesion, los procesos, técnicas y demás cosas son evolutivas y cambian por eso hay que estar informados para así tener mas ideas y argumentos, por que cada vez los clientes son más exigentes.

0
Reply
0
Alejandra Tejada
9 months ago

Decir NO, es una opción, hay que saber valorar el propio trabajo del diseñador, teniendo ética sobre si mismo y respeto por el trabajo, los clientes que buscan a alguien que haga algo, deberían saber que no es sencillo y si lo es se requiere de esfuerzo y creatividad, no es solo "hacer un dibujo" es pensar todo lo que conlleva a llegar a un diseño y que este le resulte agradable al cliente, teniendo diferentes opciones y que al momento de cobrar se debe explicar los puntos claros del porque ese precio, teniendo en cuenta que no hay que regalar el tiempo, dedicación, etc. aveces se piensa que por no aceptar una oferta se esta haciendo mal, por no aceptar el dinero "dicho por el cliente" pero el diseñador cobra de acuerdo a su trabajo y a su entusiasmo, eso quiere decir que también los clientes deben entender que el diseñador no debe regalar su trabajo, por mas "sencillo" que sea.

0
Reply
0
Maria Camila Perez
9 months ago

Como estudiante todavía no tengo muy claro que es recibir un rechazo por parte de un cliente, pero si he tenido encuentros en la parte académica donde desvalorizan el trabajo que cada uno hace con esfuerzo y dedicación. Es triste ver como por nombre, marca o tiempo las empresas no logran aceptar ofertas dadas por los diseñadores y simplemente creen que su trabajo es fácil y no se necesita de ningún tipo de característica o estudio, porque al faltar un asesoramiento el cliente no logra entender las funciones exactas de un diseñador y por ende llega a tales conclusiones. Para lograr una buena relación con el cliente claro está que se necesita de un asesoramiento porque es la forma como se puede guiar el proyecto y así lograr demostrar el valor que el trabajo presenta y como los diseñadores se esfuerzan para lograr una calidad a lo que el cliente desea.

0
Reply
0
Marco Flores
May 2015

Es triste ver como muchas personas le restan mucho valor al trabajo del diseñador y que tengan ese pensamiento de que alguien más lo puede hacer "porque no se ve difícil", muchas personas no entienden el esfuerzo que le toma a un diseñador el poder realizar su trabajo y dejar satisfecho al cliente.

0
Reply
4
Sole Verduga
Apr 2014

Creo que para nuestro propio beneficio y para incrementar la cultura visual de nuestros clientes, debemos realizar una presentación cada vez que hagamos una propuesta, pues es en esta donde se explicará desde el proceso creativo hasta las metas aspiradas y acrecienta la posibilidad de que la acepten. Concuerdo contigo en que debes hacer un análisis a futuro acerca de si este trabajo es conveniente para ti o si aporta de alguna manera a alcanzar tus metas sin embargo a veces es bueno conservar un cliente incluso si su forma de pago es por medio de recomendaciones o medios alternativos.

2
Reply
0
Tadeo Corpus
Mar 2014

que feo es cuando la profecion que te gusta, o lo que haces con tanto sacrificio o empeño no es bien remunerada y valorada.

0
Reply
0
Michelle Martin
Mar 2014

Diseño Grafico es un comunicador visual. Las habilidades requeridas son: explorar ideas y conceptos, práctica visual para resolver problemas, atención a los detalles, disponibilidad por aprender producción gráfica, ya sea en forma tradicional o en la computadora, estar listo para aplicar todo esto en las diferentes áreas de la comunicación visual.El diseño Gráfico en nuestros tiempos es más universal, la gente se da cuenta que un logo o un buen diseño de paquete puede ser la diferencia entre ser escogido o pasar inadvertido.

0
Reply
0
Mafer Azmitia
Mar 2014

Un buen comienzo para poder educar al cliente sería explicándole en qué consiste nuestro trabajo y cómo lo realizamos pues, muchos clientes piensan que para elaborar un logotipo solo se necesita lápiz y papel, no saben el trasfondo que es crear un logotipo; que va desde el tiempo invertido, conceptos, bocetajes. Ellos piden únicamente un logotipo bonito, y nuestro trabajo es hacer que a parte de satisfacer al cliente, satisfaga al consumidor, pero si solo cumpliéramos con las exigencias del cliente y lo que hacemos no funciona, la falla está en nosotros.

0
Reply
2
Amparo Zúñiga
Mar 2014

Muy buen articulo, es muy bueno comenzar a educar al cliente primero para que valore el conocimiento adquirido de un diseñador, quien tiene que investigar para lograr extraer lo que finalmente sera la esencia de marca a través de una imagen muy sencilla , y estos conocimientos no se logran en tres o cuatro meses; mientras que al conocimiento adquirido para manejar los programas requiere de un tiempo mas corto y es mas proyectual que investigativo .Este ultimo cobija solo una pequeña parte de los conocimientos que debe tener un diseñador integral .

1
Reply
2
Esther Analí Beltrán Meza
Feb 2014

Qué difícil es cuando la profesión no es bien comprendida, sobre todo en ámbitos donde se confunde con las habilidades técnicas y no se piensa en la estrategia. Sin embargo creo que fué una decisión difícil rechazar el trabajo, pero a la vez una muy inteligente propuesta la de explicarle qué debía pedir el cliente, con eso estaba reafirmando con hechos la importancia del diseñador. Excelente artículo!

0
Reply
3
Ana Pita
Feb 2014

Me identificada con la reacción del cliente con el precio elevado que quería que su programador le "dibuje algo". Creo que muchos clientes a la hora de contratar a un diseñador no saben lo que significa trabajar en identidad. Hay una diferencia muy grande entre hacer un logo y crear una identidad, adentrándote en la visión, los objetivos, etc. del cliente. No solo haces un "dibujo bonito" como muchos creen sino que el diseñador realiza una tarea más profunda para crear una identidad. Es cierto que a veces es bueno decir que no, saber cuánto te valoras a ti mismo y tu trabajo como diseñador.

1
Reply
2
Camila Yanez Robayo
Feb 2014

Creo que es muy importante llegar a conocernos a nosotros mismos (nuestras fortalezas y debilidades) para así poder saber cuales son nuestras verdaderas capacidades. Si no sabes "qué estás vendiendo", " ¿cómo lo vamos a vender?. Nosotros somos los únicos con la responsabilidad de vender nuestro trabajo. Así mismo, es muy valioso saber quiénes somos como personas y como diseñadores para poder reconocer cuándo no podremos satisfacer las necesidades de nuestros clientes y saber decir "no" o si necesitaremos formar un equipo de trabajo con alguien más para poder brindar las mejores soluciones.

0
Reply
2
Freddy Rojas
Feb 2014

Lo mas importante para el negocio del diseño es tener claro que es un negocio como tal es un producto, para evitar los que le paso a luisa es muy importante: 1 Definir claramente que servicios va a prestar 2 establecer un presupuesto y tiempos de entrega 3 establecer tarifas,compararlas con los competidores del segmento 4 establecer clientes objetivo que podrían o necesitan de su servicio y estarían en capacidad de pagar por el servicio, si no funciona volver al paso 1 y replantear el servicio y como reducir costos y lo mas importante no tomárselo personal al fin y al cabo necesitamos clientes

0
Reply
0
Jessica Jazmin Morales Diaz
Feb 2014

Excelente artículo, felicitaciones por su manera de valorar su trabajo y que entiendan que no solo es dibujo si no algo mas innovador.

0
Reply
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Jan 2014

Parece que no se entiende que un logo es primordialmente una imagen gráfica, no le quito importancia a todo lo demás, la investigación, la metodología, el concepto, en fin todo lo necesario para llevar a cabo el proyecto. Pero un logo NUNCA DEJARÁ DE SER UNA IMAGEN (dibujo), es en esa imagen donde se expresa, se comunica, se asocia una idea, un mensaje, se vuelve un signo, un símbolo, un logo, una imagen de marca. Lo que el público verá será una imagen, misma que deberá ser o volverse significante conforme al propósito buscado. Es en esos dibujos donde se sintetiza, expresa y comunica todo.

0
Reply
5
Alfredo Texis Michicol
Jan 2014

Muy interesante el tema

0
Reply
9
Gisela Giardino
Jan 2014

La historia de mi vida! Casi. Muy buen artículo y desde ya acuerdo con el enfoque, después de muchas experiencias difíciles. Al cliente lo debemos seguir eligiendo nosotros también en cada circunstancia. Porque trabajar con un cliente en una situación degradada no beneficia a nadie, ni al producto final. Y siendo seres humanos y no máquinas, un trabajo con un cliente que te desvalorizó en algún momento puede desestabilidarte emocionalmente para otros cliente y trabajos que sí están enderezados. Mucho cuidado de con quién nos relacionamos. El cliente no tiene la razón por defecto. Abrazos!

2
Reply
0
José Ortiz
Jan 2014

Sin duda la mejor forma de enseñar es a través de una historia. Fue muy agradable leer el texto pues en este demuestra que cuando NOS HACEMOS CARGO de nuestras problemáticas de diseño, podemos encontrar el camino para nuestro PROPIO FUTURO y quien sabe EL FUTURO de nuestra disciplina y su gran valor. Un buen comienzo es enseñando al cliente, pero la protagonista de esta historia salto el trecho mas difícil, al considerar que tal vez ella era parte del problema, luego de reconocerlo, vino una visión de solución, y llego una motivadora respuesta por su acción. HACERSE CARGO es la acción.

0
Reply
0
Mariajose Espina
Jan 2014

exelente artículo

0
Reply
0
Pame Ruíz
Jan 2014

Me encanta el artículo!

0
Reply
0
David Cedeño
Jan 2014

Sin duda el asesoramiento es básico para poder emprender un buen proyecto, muchas veces ni el mismo cliente sabe lo que necesita, y considero que una de las cualidades principales del DG es en causarlo por el camino correcto.

1
Reply
4
Fernando Peretz
Jan 2014

Excelente! Saludos desde México.

0
Reply
0
Cristina Perez
Jan 2014

En México constantemente los diseñadores gráficos nos enfrentamos a situaciones parecidas, debemos reconsiderar que nuestra profesión debe complementarse con otros conocimientos como estrategias de ventas, imagen, etc. Además de no caer en la tentación de abaratar nuestro trabajo por conseguir el cliente.

0
Reply
0
Jimena Aguilar
Jan 2014

Muy buen artículo.

0
Reply
0
Johnny Hernández
Jan 2014

Hola a todos. Bueno, creo que el punto aquí consiste en trabajar psicológicamente al cliente, por eso encuentro razonable algunos puntos del artículo. Trabajo como corrector y maquetador de libros, y al momento de presentar una cotización no me limito a decir: «la maquetación del libro cuesta $.».., sino que destaco toda una serie de puntos sobre aquello que dará garantía de profesionalismo. De este modo, mi cliente potencial le preguntará a sus otras opciones sobre los puntos que yo resalté (quizás él no los tenía en cuenta). ¿El resultado? El no profesional caerá por su propio peso.

1
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Jan 2014

No siempre es así, en todas las profesiones vemos que los que verdaderamente son los mejores, los más diestros y más sabios, no son los que ocupan los mejores puestos, los honores y los reconocimientos. El ejemplo más en boga es de Steve Jobs que dicen cambió el mundo cuando en realidad casi todo fue creado por otros. Muchos que merecían más que ese señor, no los hemos tomado en cuenta y permanecen casi en el olvido. Crea fama y héchate a dormir, aunque hoy en día tal vez ni dormir se pueda.

0
7
Jorge Reares
Jan 2014

al leer a Joaquin pienso a ver, mmh: "la suma de las partes no es igual al todo". "Masa critica" nunca es suficiente para producir cambios de paradigmas, siempre habrá primero "un momento", luego quien sintetice y provoque con valentía la unión de vectores y con mirada largo plazo conduzca lo que todos necesitan que suceda. Alguien recuerda el nombre del cocinero y remeros de La Pinta, desde donde vieron tierra primero?. Quedó en memoria Francisco Pinzón que grito mas fuerte y su jefe Cristóbal sobre todo por la fortuna que hizo. Posteo ref., a S. Jobs. Disculpa a Del Vecchio por salir de eje.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Jan 2014

La suma de las partes robadas es igual a todo robado. Puede que eso a nadie le importe.

0
44
Ivan Abbadie
Feb 2014

* échate.

1
2
Freddy Rojas
Feb 2014

Joaquín en los negocios la idea no es del que la tiene si no del que la implementa y le saca lucro.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Feb 2014

No, la idea si es del que la tiene, anque otro lucre con ella. Esa parte no es la que objeto, sino el reconocimiento al verdadero creador. Si alguien copia un diseño tuyo, sigue siendo tu creación aunque alguien más lo aproveche. Por lo menos, los que ya sabemos como fue en realidad, hay que hacer justicia en esa parte.

0
Reply
0
Araceli Ventura
Jan 2014

Wow, que importante lo que expresas y que divicil, pero muchas veces es mejor aprender a seleccionar los retos que nos proponemos.

0
Reply
21
Fernando Casas
Jan 2014

"el asesoramiento primero, el diseño después"

Una vez que entendemos lo que requiere el cliente, podemos saber si somos el diseñador adecuado para él o no. El problema es que los diseñadores ya están haciendo dibujos mentales justo después de haber conocido al cliente y no sus necesidades.

Muy buen artículo. La pregunta es importante ¿sabemos qué es lo que estamos vendiendo?

3
0
Balam Valadez
Jan 2014

¿Sabemos qué es lo que estamos vendiendo?: Buena pregunta, le diste al clavo Fernando.

0
0
Ariel Celaya
Jan 2014

Comparto tu opinión Fernando, puede más la pasión por lo que hacemos, que nos enamoramos del trabajo y queremos empezar a hacerlo ya, cuando todavía no definimos si somos el profesional adecuado para la necesidad del cliente.

1
0
Elizabeth Cordero
Jan 2014

este cuestionamiento es muy interesante, siempre he considerado eso al momento de enfrenta algun trabajo y estas son mkis preguntas mas frecuentes ¿qué necesitas, que quieres resaltar, hacia donde quieres dirigirte?, y aunque muchas veces la respuesta no esta tan clara, ayuda al cliente a tener un horizonte o a buscarlo. Conocer al cliente y su entorno de maneja general me parece fundamental.

0
Reply
0
Ismael Godinez
Jan 2014

Efectivamente como dice Fernando, es el discurso lo que le aporta el valor al proyecto, el saber comunicarlo al cliente. Recuerdo una entrevista que leí a un pintor mexicano en la que él afirmaba que detrás del éxito comercial (en millones de dolares) de la obra de Damien Hirst, (el cual tiene obras como un tiburón disecado en un estanque o colillas de cigarros apiladas) es el discurso filosófico con el que evidentemente se vende su obra a tales precios.

1
Reply
53
Jesus Gaytan
Jan 2014

Como todo en la vida, el ejercicio de nuestro oficio evoluciona y cambia, los clientes son más exigentes y la dinámica comercial e industrial hace que la forma de hacer, de vender y de comercializar nuestra actividad es diferente día a día.

La gran verdad es que en esto como en cualquier otra actividad, quien no evoluciona se queda atrás y el mismo mercado se encarga de dejarlo fuera. Ante la democratización de la técnica por medio de las TIC, los diseñadores debemos de dar un valor agregado a nuestro trabajo y la relación con nuestros clientes. El que no lo entiende, queda fuera, simple.

1
Reply
6
Pablo Porporato
Jan 2014

Se me viene a la mente una frase de David Ogilvy... "Si no te puedes anunciar a ti mismo, ¿qué esperanza tienes de anunciar otra cosa?". Muy buena reflexión! Gracias por compartirla.

3
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Jan 2014

El diseño y la publicidad no se inventaron en este siglo, hay mucho que aprender de la historia.

0
6
Pablo Porporato
Jan 2014

Desde ya colega, de los hechos, de la historia y de estas eminencias se aprende también.

0
Reply
0
Miguel Casso
Jan 2014

Muy válido el artículo y recomendable para todo profesional del diseño.

0
Reply
0
Alejandra Isaza
Jan 2014

Creo yo que más allá de la propuesta gráfica de identidad, va la estrategia. En qué medio, público y mercado va a ser expuesto, a partir de esto se podría pensar en asesoria + diseño.

1
Reply
0
Sofia Caballero
Jan 2014

Que buen artículo, soy diseñadora y tengo una empresa, en Colombia el diseño para muchas personas es solo saber manejar un programa graficador, pero leyendo tu artículo me doy cuenta que mis clientes son fieles a mi y me recomiendad precisamente por esa asesoría técnica y de diseño que le doy a cada uno, soy una guía para sus proyectos y les gusta no solo pagar por un diseño, si no por un asesor de imagen.

1
Reply
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Jan 2014

Poniéndome en lugar del cliente: Si el diseño gráfico no es un "dibujito" entonces que es. Y qué voy a ganar con ello, cuál es la garantía de obtener una gran imágen o marca, cómo mi empresa ganará prestigio y dinero. Francamente un logo si es un dibujo, una imagen, un gráfico, por mucha investigación teoría o "cuentos del diseño", como nos dice un artículo aquí en Foroalfa. Muchos logos no eran más que eso "un dibujito" y fueron un éxito pero no por la investigación, la teoría, algunos logos se vendieron por 35 dólares como dibujito y redituaron millones. Cómo pruebas que tu diseño redituará

1
0
Ismael Godinez
Jan 2014

En efecto, un logotipo es un dibujo, si tomamos la definición de que el dibujo es una representación gráfica (letras o letras y símbolos lo que en su caso sería un isologo) pero la finalidad es distinta. El dibujo como tal se le entiende con un fin artístico y decorativo, un logotipo identifica un producto o servicio y según la experiencia del cliente, a ese logotipo le atribuye una serie de significados.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Jan 2014

Un dibujo no es necesariamente arte, ni es dependiente de la finalidad, básicamente es una imagen ya sea mental o en forma física. Todo gráfico, logo, letras, textos, libro, cartel, web, lustración, etc., de alguna manera son dibujo y por lo tanto es imagen. Así que decir que diseño gráfico no es dibujo, es mentira. Ahora, DG no es "unicamente" dibujito, si puede tener una finalidad, una utilidad, un significado y puede comunicar algo, puede tener efectos psicológicos o motivacionales, etc. DG básicamente son 3 áreas: mensaje, imagen y tipogafía. La imagen se hace por dibujo o fotografía.

0
10
Ingrid Gutiérrez
Jan 2014

La diferencia ente un dibujo y un logo es el motivo y la metodología con que son creados, un logo no es un dibujo desde el lado que lo veas, ni si quiera una ilustración es un simple dibujo por que esta hecha con la finalidad de comunicar, el dibujo únicamente es un medio (en muchas ocasiones). La escencia del articulo es hacer saber al cliente lo que estas haciendo y por que vale lo que cuesta. Si nosotros mismos no hacemos esas diferencias estamos condenados a seguir igual, cuidado con como nos expresamos por que el respeto que le damos a nuestro trabajo es el que los clientes le darán.

2
44
Ivan Abbadie
Jan 2014

si el señor quiere vender ʼdibujitosʼ y se los compran, adelante, un signo marcario no es sólo un dibujo, se llega a el por ese medio y luego entonces deja de ser un simple y llano ʼdibujitoʼ para convertirse en un distintivo, en este caso visual, sería como decir que las marcas verbales son sólo letras o sonidos, es como argumentar que una casa son sólo ladrillos, cuando sólo de ello se conforman, pero siendo así entonces dejemos de llamarnos diseñadores, seamos dibujantes y así don joaquín podrá encontrar la coherencia en esto. ¡saludos!

1
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Jan 2014

Todo signo o símbolo es arbitrario y sólo entendible para quién conoce los códigos o significado particular, pero lo que si es seguro es que nunca dejará de ser es un dibujo, así que sí hacemos y vendemos dibujos. O si les molesta la palabra dibujo, usemos entonces la palabra imagen. Lo que yo planteo aquí es la dificultad para demostrar el valor de lo propuesto, porque su significado y valor es promesa futura El dibujo de la manzana de Apple, no valía ni significaba lo mismo que hoy La metodología ayuda a determinar lo óptimo en cada caso, pero no es ciencia, según el diseñador es la solución

0
44
Ivan Abbadie
Jan 2014

sin duda son dibujos en el sentido práctico, y eso no molesta en lo absoluto, al menos no a mi, yo dibujo todos los días para llegar a una solución gráfica como también un arquitecto para llegar a la edificación o un diseñador industrial para llegar a un objeto, incluso un administrador para llegar a una implementación, dibujar no es exclusivo de nuestra profesión (para quienes la ejercemos, la practicamos y no sólo hablamos de ella), es incluso un recurso universal, el asunto es la necedad de argumentar por argumentar, ¡mejor dibujemos todos! ¡todos felices a dibujar!

0
0
Ismael Godinez
Jan 2014

Todas las opiniones tienen algo qué rescatar. Sin tratar de repetir todo, haré mis observaciones. El dibujo es medio, es el acto y es el resultado, pero no es admisible que el logotipo se limite a ser sólo un dibujo, aunque visto de manera formal lo es. Un logotipo es más que la simple "reproducción/representación" de lo que vemos, es un acto razonado y por esa misma razón es que tenemos teorías, de lo contrario el no tenerlas es condenar a la profesión a la carencia de sentido. Y por último, mucho menos se debe cometer el error de decirle al cliente que lo que hacemos son dibujos.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Jan 2014

No creo que es un error, porque eso es lo que hacemos y presentamos, no tiene nada de malo decir que es dibujo o diseño. La mayoría de las veces es lo que el cliente ve de nosotros porque es obvio que lo que presentamos si es un dibujo. La diferencia es que es un dibujo (o diseño si les molesta la palabra) pensado, estudiado, investigado y optimizado para un propósito bien definido. Hacerle ver al cliente porqué se creó así y como se prevee que le ayudará a crear imagen, comunicar un mensaje, etc., prueba nuestra capacidad de negociación. Con habilidad se puede vender hasta la torre Eiffel.

0
44
Ivan Abbadie
Jan 2014

los contadores no ofrecen auditorias, balances generales ni estados de resultados, ofrecen números, los arquitectos no ofrecen proyecciones ni ejecuciones, ofrecen líneas y ladrillos encementados así como don joaquín ofrece dibujos, lo cual es muy respetable y ese derecho nadie se lo quita, también podemos encontrarnos en el camino un poco de conservadurismo ideológico y un poco más de necedad y eso no cambiará el valor del diseño.

2
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Jan 2014

Si la palabra dibujo les ofende, les rebaja, les indigna, habrían de ir al psicólogo o psiquiátra, porque deja ver una falla en su propio valer. ¿El cambio de nombre es lo que les revalora la profesión, lo que les hace sentir soñados? yo no hago dibujitos dicen algunos, lo que equivale a un contador que diga yo no hago númeritos, me indigna, me rebaja, hacer números. Lo que importa es como obtienes y a que resultados llegas con esas cífras. Dibujar no es hacer rayas en un papel, sin prefiguración mental no hay dibujo y lo que realmente importa es el cómo y porqué del dibujo, lo que comunicas.

0
44
Ivan Abbadie
Jan 2014

después todo esto tal vez si sea necesario ir al psicólogo, al psiquiatra y a seguir haciendo dibujos, números y letras, usted gana, quédese tranquilo y con su razón, yo seguiré ofendido entonces, ¡saludos!

0
24
Pier Alessi
Jan 2014

Creamos "conceptos", es inevitable que un cliente diga que son dibujitos porque eso es lo que ven y no lo podemos cambiar pero si se puede hacer algo: explicarles cual es la razón de esos trazos en términos comprensibles para ellos, el porqué es mejor un color que otro y el sentido de la tipografía usada; un comunicador visual debe tener un dominio de lo verbal. Es importante saber escucharlos, eso implica interpretar sus "alocados" enunciados que en muchos casos es más un problema de comunicación de la idea, además de saber rechazar propuestas poco éticas como tomar una imagen protegida, etc.

0
0
Ismael Godinez
Jan 2014

Exacto Pier, lo que ya se ha tratado en otros artículos: educar al cliente mediante la justificación de lo que hacemos.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Jan 2014

Creamos dibujos en base a conceptos, los conceptos en forma abstracta no hacen un logo, mucho menos una marca. Parte del trabajo, por mucha investigación o metodología, es más que nada un proyecto, que pretende podría llegar a significar algo para alguien, un sígno o símbolo que necesita "nacer" para llegar a "crecer". En parte vendemos conceptos pero también vendemos futuro, es decir proyectos.

0
44
Ivan Abbadie
Jan 2014

discrepo, creo que es tiempo de dejar de subestimar tanto al valor del diseño como al cliente, dudo que a pesar de ver dibujos crean que eso es lo que hace un diseñador para sus empresas (pensando en las diversas maneras de plasmar una marca), los contadores escriben numeritos y no por eso debemos pensar que es lo que ellos hacen para nuestra contabilidad, esos dibujitos, esos numeritos, esos trazos son medios, no es que uno se sienta ofendido como lo han manifestado, es más bien dejar de ser ʼpoquiterosʼ con lo que hacemos, en fin, un debate sin sentido, ¡a trabajar que hay mucho por hacer!

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Jan 2014

Si diseñas una silla, tendrás que definir el proyecto, elaborar el concepto, tomar en cuenta la ergonomía, los materiales, la durabilidad, la forma de construir, el costo, la estética, etc. El ciente final no tiene porqué saber todo eso, solo ve una silla, como luce, que tan cómoda es y el precio. VE LA SILLA, compra la silla, no ve todo el proceso, si la silla incomoda, no se vende, no gusta, fracasará. Igual el usuario final verá un logo como UNA IMAGEN (o dibujo), si la empresa vende perfumes y el logo da idea de veneno para ratas ya valió. Lo que la gente verá finalmente es imagen gráfica.

0
11
Oscar Ramirez Franco
Feb 2014

Este es un foro sobre diseño donde participamos diseñadores. No es de clientes o consumidores. Me adelanto a decir que como seres humanos somos también clientes y consumidores, pero la perspectiva de opiniones y respuestas debiera ser la perspectiva de diseñadores. Sobre todo diseñadores interesados en crecer la profesión a través de la reflexión.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Feb 2014

No diseñamos para nosotros mismos, hacer diseño es tomar en cuenta al productor y al consumidor, ese es la verdadero trabajo del diseñador. Tanto objetan que la diferencia con el arte es la utilidad y luego salen con que lo que importa es la visión personal del diseñador. La incongruencia no es solo mía.

0
11
Oscar Ramirez Franco
Feb 2014

Hablo del ForoAlfa, no del diseño. Este foro es para diseñadores con opiniones de diseñadores, esperaría que fueran diseñadores con interés en crecer la profesión y no en objetar todo lo que se dice.

0
44
Ivan Abbadie
Feb 2014

limitar este foro a diseñadores es tanto como inventar un artefacto sin darlo a conocer, de hecho es oportuno considerar este foro como una herramienta de interacción, abrir el foro, por otro lado el hecho de objetar (oponer una razón a lo que se ha dicho) es justamente lo que genera debate para entonces reflexionar (objetivo intrínseco del foro, al menos así se da a conocer), por consecuencia crecer la profesión, valora más su profesión quien la cuestiona, quien la objeta (con argumentos) que quien sólo asiente, que quien se rehúsa a la confrontación de ideas, ¡a seguir creciendo, saludos!

0
11
Oscar Ramirez Franco
Feb 2014

bueno... la misión del ForoAlfa dice "FOROALFA es el principal referente en la Web de contenidos en español sobre comunicación, diseño y branding. Es consultado por profesionales, docentes y estudiantes de toda Iberoamérica" Por lo tanto sí es para diseñadores. Por otro lado, tú mismo defines que objetar es "oponer UNA RAZÓN..." y luego agregas "con argumentos". Es decir, no se trata de objetar por objetar, debe haber una "contra-propuesta" o sea, una razón o idea con la que se objeta. Eso mismo he dicho en otros comentarios. Hay quienes solo contradicen incluso, contradiciéndose a sí mismos.

0
44
Ivan Abbadie
Feb 2014

no tiene caso ponernos de acuerdo si es o no exclusivo para diseñadores, por el simple hecho de existir en internet es libre de consultarlo quien así lo deseé, sean o no diseñadores, como también se tiene todo el derecho de objetar, asentir, coincidir, debatir, argumentar y exponer lo que cada quien considere (al objetar se enriquece el contenido, esto no es una ciencia), por otro lado, es la RAE quien así lo define, por lo tanto oponer una razón (facultad de discurrir) con argumentos (probar o demostrar una proposición). entiendo el punto de no hacerlo en forma banal, ¡saludos!

0
Reply
80
Rodolfo Álvarez
Jan 2014

Importante inflexión y reflexión: aprender a negociar y valorizar el trabajo. Seguimos sin entender porque desde la universidad no se enseñan estas cosas tan simples como: valor de D. en el mercado, gestión y negociación. Tal parece esto no es economía? Por otro lado comprendo el razonamiento simple del cliente, cuando no interpreta la diferencia entre un profesional y un "intruso" (según nuestro razonable punto de vista) porque la imagen de una empresa no es un dibujito extra "de la web", para el cliente se está en el mismo nivel de servicio= 1Logotipo.

Saber explicar es la premisa de valor.

2
Reply
0
Francisco Opazo
Jan 2014

Que buen artículo, una forma de ver el Diseño freelance y como el "vender" el Diseño es de lo más importante, saludos.

0
Reply
1
Agencia Bubba
Jan 2014

Este artículo nos sirve mucho y nos identifica, ya sea un freelancer o una agencia. Seguramente, todo diseñador ha pasado por una situación similar.

Gracias Fernando.

0
Reply
3
Jamhil Moyano Murrieta
Jan 2014

Muchas empresas dejan de lado la construcción de identidad, la cuál no es exclusivamente diseño y no sale de unos cuantos trazos y colores que gusten. La marca debe ser la piedra angular para la construcción de la identidad de la empresa y esto pasa antes de por una agencia, por la conciencia del empresario. Has descrito de forma tan fresca y clara el día a día de un "problema" que no solo quita valor al trabajo de comunicación sino que genera códigos erróneos y claras trabas para futuros profesionales que generen valor creativo y nuevas ideas.

1
Reply
2
Felipe Mendoza Díaz
Jan 2014

Muy buen artículo de lo mejor. Generalmente los diseñadores nos "quejamos" del valor que el cliente da a nuestro trabajo, no solo aquí, en todos los foros posibles online, pero la solución verdadera está en nosotros. Siempre he pensado que menos quejas y más trabajo, que tenemos mucho por hacer para aumentar el valor del diseño en la percepción de los clientes y el valor de nuestro propio trabajo.

0
Reply
2
Enrique Revollo
Jan 2014

Me gustó mucho la narrativa, y es una realidad que muchos atravesamos en diversos campos, lo importante es dar valor a nuestro trabajo y ser perseverantes.

0
Reply
3
Judith Velazquez
Jan 2014

Excelente articulo, muy cierto, felicidades.

0
Reply
0
Moises David Vasquez
Jan 2014

Todos en diversas partes del mundo debemos trabajar arduamente por la Dignificación de nuestro gremio, no es justo que nuestro trabajo sea desvalorizado ni sumplatado por el trabajo que pueda ofrece un empirico, debemos ir mas alla y cada quien adecuado a su cliente debe establecer los parametros y contratos personales donde el mismo demuestre tu seriedad y calidad de trabajo asi mismo un contacto unico cliente-diseñador en ese briefing educar e instruir sutilmente al cliente para enseñarle y demostrarle que no todo es tan facil como el piensa y deigual modo darle garantia de lo que ofreces...

2
Reply
53
Anita Chalu
Jan 2014

A veces decir que no, abre muchas puertas al si. Me pasó. Interesante artículo, y me siento identificada.

1
Reply
44
Ivan Abbadie
Jan 2014

sin duda un interesante texto, algo recurrente en nuestra apasionada profesión y una de las respuestas a esa tan repetida frase de quien se queja día a día "el diseño está mal valorado", y para ello, antes de ejercer, debemos conocer el valor de nuestra propia profesión, enamorarnos, investigar, dominar, luego entonces comunicar, promover, insistir, expresar, demostrar, el valor es de adentro haca afuera, los clientes que conocen el valor del diseño no comparan precios, comparan calidad, resultados, servicio, eficiencia, experiencia, "el valor del diseño es incuestionable".

1
80
Rodolfo Álvarez
Jan 2014

El valor de nuestro esfuerzo…se diluye en la vulgarización y uso de una herramienta, cuando no sabes explicar que pensamos, que diferencia existe entre un elemento "artístico" ornamental y la identidad de un producto o empresa. La profesión se ha desvalorizado por el razonamiento elemental, falta de cultura, educación, a nadie se le ocurre creer que un médico debería de cobrar menos o igual que un curandero.

Enlace-%E2%80%9Cpuntos-sobre-las-ies%E2%80%9D-3859

Alguien entendió que este artículo estaba escrito desde la frustración y no es así.

1
Reply
1
Marcelo Rubén Mataloni
Jan 2014

Excelente redacción de un caso tan común en nuestros días. Rescato la idea de, buscando beneficiar al cliente a la hora de "educarlo", lograr el beneficio propio, el de mejorar nuestra visión de nuestro propio trabajo. Felicitaciones Fernando, y saludos.

1
Reply

Upcoming online courses

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
6 Agosto

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019