No, no se asusten... esto sólo es un aviso legal

La negociación es la base de las relaciones entre cliente y diseñador.

Retrato de Maria del Pilar Rovira Serrano Maria del Pilar Rovira Serrano Palma de Mallorca Seguidores: 350

Opiniones:
25
Votos:
81
Compartir:

Llevo mucho tiempo reflexionando sobre dos artículos que se han publicado en FOROALFA: «Sobre honorarios y derechos de autor», de Eduardo Parra,1 y «El freelance y los clientes», de Juan Sebastián Cardona.2 Todavía reflexiono, y seguiré reflexionando cuando ustedes lean este artículo.

Quiero centrar su atención en dos párrafos, uno para cada uno de los artículos mencionados. Eduardo Parra comenta que «los contratos que incorporan todos los estadios de proyectación arquitectónica (esquema básico, anteproyecto, proyecto arquitectónico, etc.) pueden naufragar en cualquier momento sin llegar a ser concretados», por lo que aconseja que «en medio de una situación económica frágil y endémicamente incierta, la mejor solución a mi parecer consiste en deslindar y contratar por separado».1

Por su parte, Juan Sebastián Cardona recomienda que, «antes de diseñar es indispensable poner las reglas sobre la mesa: el paquete consta de ciertas asesorías, establecemos una pre-entrega, solo incluimos cierto número de cambios y una vez finalizado el diseño se entregan los archivos correspondientes. A la hora de trabajar es mejor tomar precauciones, por eso el diseñador gráfico siempre debe pedir un anticipo proporcional al valor total del proyecto y así podremos dar inicio a nuestro trabajo con un poco de tranquilidad».2

Un autor habla de la problemática contractual de los arquitectos, mientras que el otro autor habla de la problemática contractual de los diseñadores gráficos. De manera muy esquemática ambos planteamientos se resumen en una negociación entre:

  • Un cliente que debe explicar al diseñador claramente lo que necesita; proporcionarle una mínima información para empezar a trabajar, dejarle trabajar libremente, abonar sus honorarios, y respetar su trabajo, es decir, que diga que ha sido el diseñador quien lo ha diseñado cuando alguien pregunte al cliente, etc.

  • Un profesional del diseño que debe escuchar al cliente, diseñar, consultar, cobrar por su trabajo y expedir la factura correspondiente, etc.

No documentar por escrito una relación profesional, es una práctica habitual en el mundo de las profesiones liberales creativas, y el diseño es reincidente en esta práctica, motivada a mi entender por la inercia del «siempre se ha hecho así». No documentar por escrito una relación profesional provoca una problemática recurrente en el mundo del diseño que tal vez les suena de algo:

  • Incumplimiento de derechos y obligaciones pactadas.

  • Retraso e, incluso, impago de los honorarios devengados.

  • Falta de respeto a los derechos morales de autor, en especial al derecho de paternidad intelectual y el derecho de integridad, que son la esencia misma de los derechos de propiedad intelectual y, por ellos, son irrenunciables y no caducan nunca.

Aquí, la consecuencia inmediata es la falta de protección de cliente y diseñador, a partes iguales, en caso de conflicto.

Problemas aparte, esta es la manera como hemos decidido ganarnos la vida y, si no hay cliente, no hay negociación; si no hay negociación, no hay acuerdo; si no hay acuerdo, no hay contrato; si no hay contrato, no hay relación jurídica. Así pues, el cliente es la premisa básica para que exista esta relación jurídica. Por lo que tenemos que:

  1. Conseguir un cliente y un encargo (inicio de una relación jurídica).

  2. Hablar con el cliente para concretar lo que se tiene que hacer (negociación).

  3. Aunque la palabra de una persona baste para prácticamente cualquier ordenamiento jurídico del mundo, es interesante dar forma al contrato —entendido como documento escrito— y firmarlo (formalización del contrato).

  4. Desarrollar en encargo (ejecución del contrato).

  5. Entregar los documentos en los que se concreta el encargo, facturar por los servicios profesionales y cobrar los honorarios (finalización de la relación jurídica).

Todo tiene un comienzo, y un encargo comienza con una negociación. El Diccionario de la Real Academia Española explica que negociar tiene que ver con comerciar, con «tratar asuntos públicos o privados procurando su mejor logro».3 Más concretamente, Frank A. Stasiowski4 define negociar como el arte de obtener el precio justo y lucrativo que permita desarrollar un trabajo profesional de calidad.

Absolutamente todo en la relación entre cliente y diseñador se puede negociar: las cláusulas del contrato, los apartados del presupuesto, los plazos de entrega, las condiciones de cobro y pago (moneda, forma y medio), la fecha de inicio y finalización del encargo, etc. Suscribo las palabras de Eduardo Parra1 y recomiendo ir paso a paso. En vez de apalabrar todo el trabajo y cobrar anticipos, es mejor negociar cada fase por separado, contratar, cobrar y facturar. Sugiero también tener mucho cuidado con las reducciones de precios y los descuentos: una reducción de los honorarios ha de ir siempre acompañada de una reducción de la carga de trabajo.

En todo caso, antes de iniciar una negociación hay que tener en cuenta los principales errores que suelen cometer los diseñadores a la hora de negociar y que Frank A. Stasiowski4 resume en:

  • Honestidad y demasiada sinceridad del diseñador.

  • Poca o nula de experiencia comercial y negociadora.

  • Mucha preocupación por los aspectos creativos y poca preocupación por los aspectos económicos.

  • Falta de confianza en uno mismo y en el propio trabajo que, unido a la presión del mercado, obligan a trabajar por debajo del precio de coste.

  • Libertad de mercado e inexistencia de tarifas «oficiales» orientativas estandarizadas (aunque esto es algo que en Unión Europea va en contra la libre competencia).

Les presento las siguientes recomendaciones para conseguir un mayor poder de negociación.

  1. Conocernos muy bien y conocer nuestro trabajo, las ventajas e inconvenientes de ambos.

  2. Conocer anticipadamente a nuestros clientes, sus necesidades, deseos y expectativas; pero también disponer de información registral y bancaria de nuestro interlocutor.

  3. Contar con la iniciativa negociadora o, si ello no es posible, intentar tomar el control de la negociación lo antes posible.

  4. Dado que hay temas que son negociables y hay temas que no son negociables (porque van contra la ley o porque simplemente no interesan al diseñador), dejar muy claro desde el principio hasta donde se puede negociar.

  5. Disponer de toda la información necesaria durante el proceso de negociación, tomar notas, revisar y confirmar todas las cuestiones que hemos tratado.

  6. Estar preparado para cualquier contingencia, no improvisar y anticiparse a preguntas, problemas, objeciones, etc.

  7. Introducir sin miedo, abierta y honestamente, los temas económicos.

  8. No comprometerse a nada anticipadamente y pedir tiempo para pensar; no permitir presiones ni chantajes emocionales; no pasa nada si continuamos hablando otro día.

  9. Convencer al cliente con argumentos sólidos y coherentes.

  10. Presentar una propuesta por escrito.

Siempre es mejor que negocien los interlocutores válidos, pero, si estos trucos no les funcionan, también es posible contratar los servicios de un negociador profesional, para evitar el estrés y las tensiones innecesarias. En este caso, conviene estar presente (aunque mejor en silencio).

En fin, la estrategia que predomina en el mundo empresarial es la de win‑win (yo gano, tu ganas) y esta es la que recomendamos, porque, si ambas partes están satisfechas con la relación conseguimos muchas cosas:

  • Que el cliente nos ayude.

  • Que el cliente nos pague.

  • Que el cliente nos recomiende.

  • Que el cliente vuelva.

Esta es la mejor manera de crear relaciones que duren en el tiempo y de evitar los problemas con los que hemos iniciado este escrito.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora! Necesitamos tu ayuda para continuar produciendo contenidos gratuitos. Considera apoyar el trabajo de FOROALFA con una donación de cualquier valor en PayPal.


Este video podría interesarte👇👇👇

Retrato de Maria del Pilar Rovira Serrano Maria del Pilar Rovira Serrano Palma de Mallorca Seguidores: 350

EdiciónMadeleyn Mendoza Oooo Seguidores: 16

Opiniones:
25
Votos:
81
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués

 

  1. Eduardo Parra Chavarro, «Sobre honorarios y derechos de autor», Buenos Aires, FOROALFA, 18 de abril de 2011.
  2. Juan Sebastián Cardona Sánchez, «El freelance y los clientes», Buenos Aires, FOROALFA, 7 de junio de 2013.
  3. Real Academia Española.
  4. Frank A. Stasiowski, Cómo conseguir mejores honorarios. Técnicas de negociación para arquitectos, ingenieros e interioristas, Barcelona, Gustavo Gili, 1997, p. 18-19.
Código QR de acceso al artículo No, no se asusten... esto sólo es un aviso legal

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Maria del Pilar Rovira Serrano

Más artículos de Maria del Pilar Rovira Serrano

Título:
El «Método Lina Morgan»
Sinopsis:
Cómo prepararse para escribir unas líneas de agradecimiento en un correo electrónico.
Compartir:
Título:
El precio del diseño
Sinopsis:
Una selección de opciones y parámetros para calcular el precio de un proyecto de diseño.
Compartir:
Título:
Y ahora… ¿cómo salgo del follón en el que me he metido?
Sinopsis:
La ausencia de un contrato escrito entre diseñador y cliente nos lleva a buscar otros medios para probar que esa relación existe.
Compartir:
Título:
¿Hacemos un DAFO?
Sinopsis:
DAFO es un análisis del entorno y de la capacidad estratégica de la organización y de las personas.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Ashley Nivelo
0
Ashley Nivelo
Hace 4 meses

Muy buen artículo, me llamó la atención,en especial, por el punto de «Falta de confianza en uno mismo y en el propio trabajo» que conlleva a pérdidas al momento de negociar, punto que en mi opinión, es un tema del que no se habla lo suficiente.

Cuando uno es primerizo en el ámbito laboral solo compara su trabajo con el de profesionales para justificarse así mismo sus bajos precios al momento de facturar. La solución a esto es, como usted la índico, conocernos a nosotros y a nuestro trabajo, pero no mencionó cómo, y ¿cómo más si no es con el debido estudio de mercado? No solo la facturación y negociación será más sencilla, por el hecho de conocer lo que en realidad vale nuestro trabajo sabremos con exactitud la calidad que ofrecemos con este, si podemos cobrar más por ello, y si no estamos «regalando»un trabajo.

0
Responder
Retrato de Valeria Nicola
0
Valeria Nicola
Hace 11 meses

Este artículo me hace reflexionar sobre la importancia de saber negociar correctamente al prestar los servicios de diseño gráfico. No solo se necesita de una buena comunicación, sino de establecer determinados parámetros con el cliente para poder llevar una relación laboral efectiva.

0
Responder
Retrato de Camila Mendoza
0
Camila Mendoza
Hace 11 meses

Luego de haber leído este artículo pude tener claro que una vez que un diseñador entra el mundo del diseño gráfico, ya desde un ámbito más profesional es bastante amplia el rango del desconocimiento que se tiene sobre temas legales y económicos (este es el que más peso de conflicto puede llegar a tener). Es de una u otra forma algo fundamental que un diseñador como tal, tenga conocimientos sobre estos temas ya que de esta manera puede llegar a darse no sólo una oportunidad para su propio éxito, sino también para hacerle justicia a su propio trabajo, el cual debe ser valorado de la forma en la que se merece. Tal como quiere dar a entender el artículo hay que dejar desde el principio las cosas claras, ya que el diseñar un proyecto es algo que toma tiempo y que así mismo puede llegar a tener cambios significativos en medio del mismo.

0
Responder
Retrato de Claudio Berlt
0
Claudio Berlt
Hace un año

Muy buen artículo

0
Responder
Retrato de Alejandro Zapico
3
Alejandro Zapico
Ene 2015

Interesante guía y articulo de Maria del Pilar, orientación básica para el diseñador que pretenda prestar servicios, siempre es una practica sana dejar las reglas del juego claramente establecidas antes de iniciar un proyecto,.....no obstante serìa interesante también dar un giro a este enfoque, la del diseñador que realiza proyectos de diseño, por la del diseñador que realiza diseño de proyectos, aquel diseñador o mejor dicho, aquel emprendedor del diseño que es capaz de reconocer el "big pain" del cliente o de un segmento de potenciales clientes, y de formular una propuesta de valor basada en un modelo de negocios escalable y sustentable en el tiempo.

Porter bien señalaba que "la única manera de predecir el futuro es creándolo"....asi que manos a la obra.

0
Responder
Retrato de Jesus Vargas
2
Jesus Vargas
Jun 2014

como lo menciona el articulo, un grán error en los diseñadores es darle mas importancia a los aspectos creativos que a los económicos.

0
Responder
Retrato de Joaquin Varas
2
Joaquin Varas
Feb 2014

Debo admitirlo, soy muy malo negociando. Pero me agrada la idea de un contrato escrito, así ninguno de los participantes entrara a una situación que no conozca. Después solo es cuestión de experimentar con clientes, ya que hay de todo en este mundo y no creo que todos sean igual de honrado que uno. Lo que he aprendido de este artículo, es que un diseñador también debe conocer de temas legales, para poder defender de forma satisfactoria su trabajo.

0
Responder
Retrato de Alfredo Texis Michicol
6
Alfredo Texis Michicol
Ene 2014

excelente articulo muchas gracias

0
Responder
Retrato de Juanjo Mora
0
Juanjo Mora
Ene 2014

Gracias, María del Mar. Muy claro, exhaustivo y útil :0)

0
Responder
Retrato de Jorge Reares
7
Jorge Reares
Dic 2013

La solvencia se trasluce en la mirada, manera de negociación, el feedback, administración de los tiempos. Generalmente "el cliente" no es un pichón recién iniciado"ciego" a las vicisitudes del mercado. Es una persona o grupo de personas asociadas con vasta experiencia de mercadeo de su servicio o producción. Plantarse frente a esa situación no es lo mismo que ante una mesa examinadora de la facultad. Esta situación es casi como trinchera de soldado: mala vision (no se conoce al cliente ni lo que quiere), hambre (ganas de vender), frío (panico), y tiros del lado contrario (otros diseñadores)

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Maria del Pilar Rovira Serrano
Autor:
Maria del Pilar Rovira Serrano
Título:
¿Mood qué? ¡Mood board!
Sinopsis:
El mood board sirve para la representación gráfica de la información, en un collage que combina textos, dibujos, imágenes y muestras tridimensionales, de manera simultánea.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
185
Opiniones:
44
Seguidores:
350
Retrato de André Ricard
Autor:
André Ricard
Título:
No basta cerrar bien
Sinopsis:
Los envases de los productos que consumimos muchas veces no están pensados para el momento de abrirlos.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
9
Opiniones:
1
Seguidores:
480
Ilustración principal del artículo Rechazos positivos
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:
Rechazos positivos
Sinopsis:
Si no trabajamos en la comunicación de lo que somos y lo que hacemos, serán los clientes quienes lo definan de acuerdo a su mejor entender.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
190
Opiniones:
115
Seguidores:
775
Retrato de Raúl Belluccia
Autor:
Raúl Belluccia
Título:
Ante las puertas de un nuevo desastre gráfico
Sinopsis:
El gobierno nacional argentino ha lanzado un concurso para el diseño de la identidad visual del Bicentenario.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
120
Opiniones:
7
Seguidores:
848
Retrato de Zulema Garcia
Autor:
Zulema Garcia
Título:
Cómo diseñar el negocio de diseño
Sinopsis:
Para abrirse paso en el mercado actual, conseguir clientes y obtener retribuciones justas hay dos opciones: tener mucha suerte o planificar el propio emprendimiento.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
174
Opiniones:
80
Seguidores:
8
Ilustración principal del artículo Qué es el diseño lento o «slow design»
Autor:
Jorge Montaña
Título:
Qué es el diseño lento o «slow design»
Sinopsis:
Un grito de independencia y consciencia ante un consumismo desenfrenado e irresponsable.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
117
Opiniones:
33
Seguidores:
229

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 diciembre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

15 horas (aprox.)
1 enero

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

Claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
1 febrero

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

20 horas (aprox.)
2 febrero

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

30 horas (aprox.)
2 marzo