Una crítica en el diseño

El oficio recae en problemas por el escaso interés teórico en relación con la praxis del diseño y por una ausencia de argumentación crítica que sustente y revalore la profesión.

Retrato de Erika Valenzuela Erika Valenzuela Ciudad Juárez Seguidores: 53

Opiniones:
23
Votos:
50
Compartir:

¿Hemos definido diseño? Quizá ponernos de acuerdo sea el primer paso para generar una crítica. Se le considera como una disciplina, como una actividad, como un fenómeno, como un sistema o como un simple objeto para responder a la solución de una problemática. En realidad no se ha unificado la interpretación por ser un término polisémico, pero muchos autores coinciden en que es un proceso creativo (sea como técnica, actividad o como sistema) que debe tener resultados productivos para los individuos y la sociedad en general; para responder a la necesidad de una compleja dinámica social donde se produce objetos, productos e imágenes.

Como lo indica John Heskett, el diseño es una de las características básicas de lo humano y un determinante esencial de la calidad de vida. Es una respuesta del hombre para mejorar su entorno y facilitar sus actividades, por lo cual, el diseño es entendido por muchos como «el bastión más significativo del capitalismo y del maquinismo». Su auge se dio por un cambio social que los países industrializados sufrieron a finales del siglo XIX y principios del XX. A partir de estos procesos originados por la Revolución Industrial, la relación e integración entre arte, industria y tecnología cambia profundamente. Las funciones tradicionales del artista y el artesano se transformaron por la aparición de maquinarias y nuevos materiales. Como observamos, la práctica de este oficio antecedió a la teoría, puesto que dio paso a la experiencia, que generó nuevas sistematizaciones para la producción y diseño de productos.

Ahora bien, las primeras escuelas de diseño centradas en Alemania como la Bauhaus (1919-1933), tenían el objetivo de ser una coalición que lograra interactuar con estudiantes, profesores, administradores y la comunidad en general, para crear una renovación de la teoría del diseño. Particularmente, la Bauhaus pensaba que se podría revigorizar la comunidad de los diseñadores gráficos al alentar el pensamiento crítico sobre los medios y fines del campo gráfico. Lo importante era liberar las aptitudes creativas de cada estudiante, desarrollar una comprensión de la naturaleza física de los materiales y enseñar los principios fundamentales del diseño. Se buscaba desarrollar la conciencia perceptiva, la capacidad intelectual y la experiencia emocional de los estudiantes, para crear una metodología que los familiarizara con técnicas, conceptos y relaciones formales fundamentales para toda expresión visual. Es decir, en este punto la enseñanza fue técnico-práctica: la teoría mostrada era un discurso fundamentado en la praxis; se integraban conceptos a la práctica para construir el oficio.

Así entonces, según César Coll (1999), el desarrollo del aprendizaje del diseño se formó con un pensamiento constructivista en donde se iba cimentando el propio conocimiento, para generar un marco explicativo, articulado y coherente dentro de una «zona de aprendizaje próximo», para dar solución a problemas. Esto significa que la teoría y la práctica se encontraban en un espacio común a través de los conocimientos de un profesor y un artesano.

Sin embargo, pese a lo anteriormente descrito, el impulso al enfoque crítico de la actividad no ha sido suficiente, y ante esto tenemos que entender que un pensamiento crítico es «la habilidad de analizar hechos, generar y organizar ideas; defender opiniones, hacer comparaciones, hacer inferencias, evaluar argumentos y resolver problemas». Es decir, conforme a esta interpretación, una crítica implicaría una evolución en el diseño y una nueva generación de teorías. En la actualidad no se ha generado ese pensamiento que supone debe ser «auto-dirigido», «auto-disciplinado», «auto-regulado» y «auto-corregido» para lograr un diálogo efectivo y apoyado, en este caso, para la revaloración de la actividad.

Como comenta el profesor Norberto Chaves, gran parte de los problemas de la enseñanza del diseño (especialmente gráfico) en los países de Latinoamérica provienen de una concepción distorsionada del oficio en la que predominan dos prejuicios: teoricismo y creativismo, originados en una grave disociación entre enseñanza y práctica del campo. Personalmente diría que la polémica gira en torno a la inclinación de nuestros productos ya sean discursivos o visuales, y todo este argumento es lo que ha originado confusiones de enseñanza que suponen una débil formación crítica en nosotros.

Hoy se continúa con una enseñanza teórico-práctica, pues principalmente las escuelas buscan que el diseñador se familiarice con los aspectos que conducen a mejorar el diseño para producir objetos estéticos y funcionales. Frente a esta perspectiva la enseñanza se vuelve formativa en un sentido empírico, la preparación del diseñador debería aproximarse a esa inmersión del mercado laboral para generar autonomía y competencia en su profesión, pero no sucede. Es así que no se desarrollan argumentos analíticos hacia los métodos de la práctica del diseño, ese «teoricismo» del que veníamos hablando no forma una reflexión de la propia actividad creativa, simplemente explica la práctica y no la cuestiona. Esa distorsión de la enseñanza parte entonces de una visión práctica-formativa no dirigida en un principio hacia la argumentación.

Por esto es innegable que el diseño no es conocido por ser un área donde se produce nuevo conocimiento, pero podemos contrastar ese «concepto» afirmando que sí produce teorías, nuevas técnicas, nuevos métodos, nuevas aportaciones; solo que nosotros los diseñadores no hemos establecido un «marco de investigación» sustentable; es decir, no nos involucramos activamente en un análisis «defendible» de nuestra profesión.

Mostrando una paradoja, si la práctica del diseño no contempla a la teoría o la teoría no contempla a la práctica del diseño hemos tenido un punto ciego, como lo afirma Gui Bonsiepe; un punto ciego entre la discursividad y la visualidad causada por nuestro notable desinterés. Cabe mencionar que ese desinterés se da porque el oficio te envuelve en otra dinámica, en la cual vas integrando la práctica aprendida en la escuela con un nuevo tipo de aprendizaje personal y muchas veces no compartido.

Frente a esto, ¿qué podemos decir de nuestra «formación crítica»? Esta solo la desarrollamos como una simple descripción del producto o como una «justificación» pero no como una crítica real y encausada hacia la mejora del oficio. Ahora es cuando podemos preguntar: ¿conviene tener una crítica del diseño? Pienso que sí, y sería conveniente por dos aspectos: uno para que la actividad tenga una revaloración como práctica cognitiva y otro como una renovación de la propia teoría. Entonces en lo que nos deberíamos enfocar para comenzar una crítica es en la propia interpretación de diseño y desenredar la polémica del punto ciego entre teoría y práctica, para empezar a comprender y valorar nuestra propia actividad.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!

Retrato de Erika Valenzuela Erika Valenzuela Ciudad Juárez Seguidores: 53

Opiniones:
23
Votos:
50
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués

Bibliografía:

  • Bonsiepe, Gui, «Design- the blind spot of theory or visuality/discursivity or Theory- the bind spot of design», Maastricht. Texto de una conferencia para un evento semipúblico de la Academia Jan van Eyck en Holanda. [disponible en digital] 1997 (pp. 1-12).
  • Heskett J. (2005). El diseño en la vida cotidiana. Barcelona: Gustavo Gili (pp. 3,4).
  • Meegs P. (2000). Historial del diseño gráfico. México: Trillas (pp. 361,364).
  • Munari B. (1985). Diseño y comunicación visual. Barcelona: Gustavo Gili.
  • Chance, P., «Thinking in the classroom: A survey of programs», 1986. New York: Teachers College, Columbia University.
  • Chaves, N., «Dos distorsiones en la enseñanza del diseño gráfico».
  • Etxezarreta, Miren. «¿Es posible un diseño crítico?», FOROALFA, 2007.
  • Paul, R., Elder, L. «La mini-guía para el pensamiento critico, conceptos y herramientas», S.F.
  • Soltero, Sandra. «Ensayo crítico sobre la enseñanza del Diseño Gráfico en México», S.F.
Código QR de acceso al artículo Una crítica en el diseño

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Alejandro Valencia
27
Alejandro Valencia
Feb 2014

hemos tenido un punto ciego. Y creo que este parte de la combinación del termino diseño con arte y diseño con proyecto, al grado de usarse como sinónimos.

Si el concepto de diseño supera estas posiciones, podrá tener su propia linea de desarrollo, como algo independiente, quizás vinculado...

1
Responder
Retrato de Diego Díaz Benitez
0
Diego Díaz Benitez
Mar 2012

Pienso que el diseño es mas de feeling y talento, pero es mas que necesario apoyar esto con la teoria y los años de estudio que se tiene de la materia para poder lograr contenidos funcionales, lo que he notado es que licenciados en diseño grafico trabajan mas de manera alvitrarea con el riesgo de que sus trabajos funciones o no dejando atras todas las teorias y estudios que apoyan un buen mensaje. Y si reconozco que este problema es mas por la adaptación hacia los clientes ya que ellos desconocen las bases del diseño, y por mantener esa relación tenemos que adaptarnos a lo que ellos quieran.

0
Responder
Retrato de Tonantzi Mtz.
1
Tonantzi Mtz.
Feb 2012

Me parece interesante lo que publicas.

A mi parecer, no es tanto, que haya un escaso interés, sino como ya mencionas, hay carencia de entendimiento en el área, pues es un conjunto, que primeramente se debe entender por separado(concepto), cada uno de los elementos que lo componen, para después en la práctica, saber qué conformará el diseño, de esta forma creo que no caeremos en los errores que vemos comúnmente, como la falta de composición o armonía.

También es importante ser objetivos con nuestros diseños principalmente, pues así nos formamos un concepto propio, algo que no suele hacerse.

2
Responder
Retrato de Roberto Flores
0
Roberto Flores
Feb 2012

Es reconfortante poder leer una reflexión de este tipo y sobre todo que genere tanto diálogo a favor de una causa que no esta del todo perdida. ;-)

1
Retrato de Erika Valenzuela
53
Erika Valenzuela
Feb 2012

Agradezco mucho tu comentario Roberto, así es, creo que no es una causa perdida. Saludos!

0
Responder
Retrato de Marco Antonio Morales
1
Marco Antonio Morales
Feb 2012

Parafraseo las palabras que acá en un foro leí y grabe en mi memoria. Nuestra profesión tiene mucho de software, poco de metodología y casi nada de filosofía. Relaciono filosofía no con teorismos sino con las herramientas para hacercarnos a la realidad y cuestionarla, con la actitud crítica de saber que avanzamos pero siempre podemos mejorar. Por último, necesitamos interactuar con otras ciencias para desarrollar esa conciencia crítica.

7
Responder
Retrato de Marcelo Quiñonero
0
Marcelo Quiñonero
Feb 2012

Todo esfuerzo en la consecución de un mayor grado de conciencia disciplinar debiera evitar ser fragmentario. Una visión «en bloque» del Bauhaus deja en una zona de penumbra agudas contradicciones que aparecerán en importantes experimentos posteriores como la HFG de Ulm.

La insuficiencia de un enfoque crítico subraya la necesidad de un mayor rigor analítico que permitiría precisar mejor aspectos relativos a la identidad profesional del diseñador e iluminar aquellos puntos oscuros de la práctica del diseño que impiden distinguir entre la proyectación de objetos y la proyectación de mercancías.

0
Responder
Retrato de Néstor Damián Ortega
290
Néstor Damián Ortega
Feb 2012

Bien, me parece interesante situar en el foco de la disciplina la conciencia critica de la misma, pensarse a si misma y desde ahí pensar en que es diseño, y su vertientes.

Discrepo en relación a seguír mitificando Bauhaus, como menciona el gran profesor argentino Gustavo Valdés de León hay que desmontar el mito y cito textual; -para que su «herencia» ideológica, hasta hoy hegemónica en la enseñanza del Diseño, no siga obturando el desarrollo teórico y practico de la disciplina.-

Estos debates enriquecen el Pensar Diseño, bien por ello.

0
Responder
Retrato de Salvador Valdovinos
50
Salvador Valdovinos
Feb 2012

Erika estoy de acuerdo contigo. El pensamiento crítico que propuso la Bauhaus considero que sigue siendo la clave para que el diseñador profundice en su quehacer. Si se promueve en la formación del diseñador el pensamiento crítico, posteriormente el ejercicio profesional del diseño será más efectivo, su producto tendrá la relevancia social esperada. El pensamiento crítico llevará al diseño a producir nuevo conocimiento, nuevas formas de diseñar y nuevas formas de aprender. Excelente artículo, felicidades!

2
Retrato de Erika Valenzuela
53
Erika Valenzuela
Feb 2012

Muchas gracias maestro!!!, es un gusto saludarlo.

0
Responder
Retrato de Óscar León
0
Óscar León
Feb 2012

En la práxis moderna del diseño hemos entrado en un círculo vicioso donde nuestro producto es validado por nuestro «cliente» y no por el usuario. Dicha valoración se la dejamos a quienes miden las ventas, el posicionamiento o la imagen de una marca o empresa. Esto nos ubica en un punto desfavorable ya que «no nos importa» el valor de uso dado a nuestro «producto de diseño». Para inmiscuirnos en la afectación social del diseño debemos trascender de la praxis al entendimiento de la disciplina y no solo de la profesión. Este acto solo lo podemos lograr desde la academia, aprendiendo a criticar.

3
Retrato de Erika Valenzuela
53
Erika Valenzuela
Feb 2012

Muchas gracias por el comentario Oscar!, así es, generar un pensamiento crítico puede ayudarnos a ampliar nuestra visión para mejorar el oficio y hacer a un lado ese círculo vicioso. Excelente comentario, muy aterrizado en nuestra realidad, gracias otra vez.

1
Retrato de Óscar León
0
Óscar León
Feb 2012

Saludos y gracias por propiciar la discución de algo que nos hace tanta falta!!! Excelente artículo.... en el primer comentario me faltaron caracteres para decirtelo!!!

1
Responder
Retrato de Francisco Providência
1
Francisco Providência
Feb 2012

A solução para resolver o divórcio entre a esterilidade da critica e a ingenuidade da prática do Design, está (estará...) na promoção da crítica na própria prática, através do desenho. Esta tem sido a metodologia da escola de arquitectura do Porto (Álvaro Siza, Eduardo Souto Moura,...), oriunda da cultura do desenho da Escola de Belas Artes do Porto e transferida para a formação em Design na Universidade de Aveiro. Uma nova lei, permite hoje em Portugal «doutoramentos em obra», e assim, o reconhecimento da prática como produção de conhecimento.

2
Retrato de Erika Valenzuela
53
Erika Valenzuela
Feb 2012

agradeço muito por seu comentário, enriquece a contribuição.

0
Responder

Te podrían interesar

Logotipo de FOROALFA
Autor:
FOROALFA
Título:
El diseño, ¿tiene fundamentos?
Sinopsis:
Si es que existen criterios básicos y comunes para argumentar los diseños, ¿por qué las opiniones y críticas de los diseñadores son siempre tan diversas?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
143
Opiniones:
150
Seguidores:
594
Retrato de Alvaro Magaña
Autor:
Alvaro Magaña
Título:
Todas esas cosas que no son diseño
Sinopsis:
Aunque arte y diseño comparten raíces, este eterno debate renueva la definición de qué es o no es el diseño.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
13
Opiniones:
5
Seguidores:
99
Retrato de Jorge Luis Muñoz
Autor:
Jorge Luis Muñoz
Título:
Casos de diseño social
Sinopsis:
El diseño social como parte del diseño gráfico no es solo asunto de definiciones; es fundamentalmente la toma de consciencia sobre lo que se diseña y se hace.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
21
Opiniones:
2
Seguidores:
132
Retrato de Diego Otero
Autor:
Diego Otero
Título:
Diseño: entre naturaleza, arte, ciencia y tecnología
Sinopsis:
Algunos afirman que todos pueden diseñar, pero ¿tiene sentido el diseño sin innovación?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
31
Opiniones:
44
Seguidores:
15
Ilustración principal del artículo Cómo se creó la identidad de los Juegos Olímpicos México 68
Autor:
Mario Balcázar
Título:
Cómo se creó la identidad de los Juegos Olímpicos México 68
Sinopsis:
La visión de un arquitecto, un indio huichol, un grupo de diseñadores y una escuela de diseño gráfico, todos colaborando en la creación de la gráfica que marcó a un país.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
64
Opiniones:
18
Seguidores:
577
Ilustración principal del artículo El diseño y la cultura estética
Autor:
Armando Agustín Busquets Carballo
Título:
El diseño y la cultura estética
Sinopsis:
El diseño responde a nuevas necesidades técnicas y utilitarias, pero también simbólicas y estéticas.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
145
Opiniones:
57
Seguidores:
49

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
18 Noviembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
¡Ya mismo!

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
¡Ya mismo!

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
¡Ya mismo!

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
6 Abril