Educación para la vida, educación para el diseño

Reflexiones en torno al derecho a una educación de calidad y apropiada, que permita enfrentar los retos del futuro desde una perspectiva amplia, aunque siempre vinculada al diseño.

Retrato de Juan Carlos Darias Juan Carlos Darias Caracas Seguidores: 94

Opiniones:
73
Votos:
58
Compartir:

Nada más trascendental, nada más importante que la educación y el derecho a recibirla además de manera apropiada, sin restricciones, sin imposiciones; una educación de calidad, libre, amplia y universal. Los procesos de aprendizaje son técnicas para educar, técnicas que pueden ser usadas para bien o para mal, para formar, pero muchas veces también para deformar. Ejemplo de ello lo tenemos en los miles de videojuegos que se venden y comercializan sin prohibiciones, juegos que en vez de trasmitir valores vinculados a la vida y el respeto a la misma, muestran el asesinato y la muerte como una manera de ganar «puntos» o de obtener «recompensas» sin más ni más; contenidos que son presentados a millones de niños y jóvenes sin ningún tipo de orientación o supervisión. Es también evidente la distorsión que generan los medios de comunicación, la publicidad y la industria del cine (no todos por supuesto, buenos medios, buena publicidad y buen cine también hay) que presentan contenidos banales, estériles, violentos y superficiales; todo esto además se muestra casi siempre con bombos, fuegos artificiales y los mejores efectos especiales.

Se les enseña a nuestros jóvenes una realidad virtual que tiene como principales valores el ego, la apariencia y el consumismo irresponsable; lo que ha conducido a problemas de salud mental y física como los generados por la anorexia, la bulimia o la obesidad. Para colmo el sistema educativo en general —en todos los países, pero muy especialmente en aquellos autodenominados como desarrollados—, esta bajando a niveles de calidad en los que la mediocridad y la apatía galopantes son los principales protagonistas. Los estudiantes de ahora desconocen a sus héroes y por lo tanto la historia, la geografía y particularidades de sus propias naciones. Ni hablar de la falta de gusto por la lectura —pensar en literatura es misión imposible—. Todo se ha reducido a programas que presentan resúmenes (por cierto, casi siempre ridículos) que se constituyen en un saber superficial, generalmente adquirido para presentar un examen que permita al estudiante continuar en el mismo y más que perverso sistema formativo.

Por otro lado es absolutamente inaudito que en la mayoría de los países pobres, en la mayoría de nuestros países, el presupuesto para gasto militar o compra de armamento sea mucho —pero mucho— mayor que el destinado a la educación. Síntoma doloroso y negativo del mundo bizarro en el que vivimos; un mundo en el que interesan más los pingües negocios que se realizan entre naciones ricas (seguramente entre otras cosas gracias al comercio de armamento) y pobres, consumidas no solo por la ignorancia, sino también por la corrupción y la delincuencia, que al fin y al cabo no son más que problemas de formación, de educación. ¿Cuándo veremos un despertar en este sentido? ¿Por qué no aprender de experiencias educativas exitosas?

En el medio publicitario y de la comunicación visual tenemos los maravillosos ejemplos. Uno de ellos es la campaña visual y concientizadora promovida por la asociación para la defensa de la naturaleza World Wildlife Found (mejor conocida por su sigla WWF),  que muestra de manera explícita y creativa los desastres ecológicos y ambientales cometidos, sobre todo, por la voracidad del mundo industrializado; desastres que están llegando a afectar el clima mundial y por lo tanto la sobrevivencia misma del medio ambiente, lo cual nos afecta a todos. ¿Se imaginan que pasaría si usáramos las maravillosas herramientas creativas del diseño para ayudar a la educación? Solo pensar en la extraordinaria calidad, excelencia visual y formal con que podrían ser tratados los contenidos da píe para tener esperanzas.

Otro ejemplo espectacular de formación de alto nivel dirigida a todos los jóvenes sin exclusiones y que debería ser tomada en cuenta aún no siendo parte del entorno del diseño, más si de la educación, es la que representa la Fundación del Estado para el Sistema Nacional de las Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, denominada simplemente como «El Sistema», fundado por el músico venezolano José Antonio Abreu a mediados de los años setenta y que hoy en día agrupa a más de 385.000 niños y jóvenes en Venezuela y el mundo, replicado hasta el momento en más de 25 países. El sistema se presenta en giras alrededor del planeta y ha sido reconocido con decenas de premios y distinciones por instituciones como la UNESCO. En su haber tiene el ser responsable de la formación de verdaderos genios musicales como el joven venezolano Gustavo Dudamel, hoy en día director musical de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles, en Estados Unidos, y actualmente entre los directores de música clásica más aclamados y reconocidos del mundo. Hace no mucho mostré en mi muro en el facebook una fotografía difundida por unos amigos en la que se presenta el siguiente mensaje pintado en una anónima pared en la calle:

«Si hubiera más escuelas de música que militares por las calles, habría más guitarras y más artistas que asesinos».

Nada mas cierto. Ojalá este mensaje calara profundamente en la conciencia de nuestros dirigentes y se generara un cambio profundo en torno a la idea que se tiene sobre el valor de la educación y su trascendencia, sobre todo desde las posibilidades del Estado. Ojalá también y pudiéramos replicar desde el entorno de la educación para el diseño experiencias como la del «Sistema».

En Latinoamérica y muy específicamente en Venezuela, la masificación que ha sufrido la oferta de enseñanza de diseño está, sin dudas, contribuyendo a desmejorar la calidad en los niveles de formación, cosa que se hace en muchas instancias académicas desde la más total, absoluta, irresponsable y soberbia actitud, con docentes y profesores sin preparación alguna para el diseño, la gran mayoría de las veces venidos de otras áreas, de otras disciplinas, algunos de ellos enseñando a diseñar ¡sin haber diseñado en su vida! Y para colmo desde este estado de cosas se pretende ampliar la oferta a posgrados y diplomados, lo que parece indicar lamentablemente, que la formación de diseñadores se ha convertido en un buen negocio. Sin embargo no se trata simplemente de cuestionar la educación del diseño desde el recinto universitario —excelentes y muy respetables experiencias existen—,  se trata de cuestionar el fondo del sistema o mejor dicho la falta en general de un «sistema para el diseño» ideado para formar diseñadores en los que se reconozca el talento y la creatividad de los «oficiantes», los diseñadores, y estos sean insertados en un plan de diseño, creado para la preparación idónea de nuevos profesionales de la comunicación visual y áreas afines.

Por otro lado es importante revisar y nutrirse de otras experiencias como las de pequeñas «escuelas o institutos» de diseño alternativos, que gozan indiscutiblemente de gran prestigio y aceptación (caso de Venezuela), quizás por representar un modelo de formación de carácter experimental y por lo tanto libre, que constantemente se está autoevaluando y revisando, y en el que casi invariablemente dan clases profesionales del diseño de renombre y reconocida experiencia, sin estar esto además determinado o limitado por su nivel de preparación «académico», lo que desde una perspectiva pragmática resulta fundamental. En mi humilde opinión estás instituciones se encuentran en sintonía con líneas de pensamiento y reflexión como la que aporta el visionario del diseño suizo alemán Wolfgang Weingart (que redescubrí gracias a mi amigo y colega mexicano Francisco Calles) quien dice lo siguiente:

«Para mí, ‘escuela’ es una institución que a través de cierto programa de enseñanza, pretende aclarar una determinada información. Esta información es, en esencia, independiente de las exigencias concretas hechas por criterios profesionales existentes. Los programas de enseñanza están abiertos, pero no dependen de preconceptos. El contenido del programa se elige y desarrolla constantemente en la escuela. Es importante que el término ‘escuela’ conserve un carácter experimental. A los alumnos no debería transmitírseles conocimientos o valores inapelables, sino brindarles la oportunidad de buscar por sí mismos esos conocimientos y valores, desarrollarlos y aprender a aplicarlos».

El derecho universal a la educación debe estar sin dudas orientado a generar las condiciones adecuadas que hagan posible a los niños y jóvenes del planeta entero, tener acceso a una buena formación, en todos los aspectos —eso desde luego incluye al entorno del diseño y la comunicación visual—, como para que esta les permita estar preparados para enfrentar el mundo del futuro con las herramientas, habilidades y conocimientos adquiridos. Sabemos bien que esta declaratoria es de momento solo un deseo, una buena intención. Las condiciones educativas en los países pobres, nuestros países, son terribles; miles las carencias y distorsiones, pero si entre todos ponemos atención al problema y nos avocamos a contribuir desde donde nos encontramos a aportar nuestro granito de arena de manera que esta acción permita, por lo menos, mantener la esperanza cierta de la posibilidad de crear un mundo mejor, en el que no existan niños sin educación ni jóvenes sin formación para el trabajo, habremos entonces contribuido a la construcción definitiva de un lugar común más justo, más feliz; un mundo que deje de ser un sitio de dificultades para transformarse sencillamente en nuestro hogar.

Desde mi personal punto de vista abogo por un mundo en el que existan más escuelas de diseño que militares y malos políticos por las calles, un mundo con más carteles, más libros, más publicaciones y por lo tanto más educación; en definitiva un mundo con más diseñadores que delincuentes y asesinos.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!

Retrato de Juan Carlos Darias Juan Carlos Darias Caracas Seguidores: 94

Opiniones:
73
Votos:
58
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Educación para la vida, educación para el diseño

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Laura Grijalba Delgado
18
Laura Grijalba Delgado
May 2012

Juan al leer tu articulo me llevo a pensar en una conversación que tuve el día de ayer con una profesora de mi universidad que se estaba quejando por que los estudiantes estaban llegando muy mal preparados al momento de realizar el proyecto de grado y como se ha subido el nivel en la universidad nadie está pasando el proyecto de grado. Lo anterior por la mala preparación de los estudiantes por la baja calidad d profesores, Lo cual nos llevo a que hay que aprender a saber tener una dirección unitaria y no solo dejarse llevar por lo que dicen los sino también buscar opciones por aparte.

0
Retrato de Ana María Aristizabal
52
Ana María Aristizabal
May 2012

Laura estoy de acuerdo contigo, y creo que debemos tener en cuenta que estamos en un punto en que la responsabilidad es solamente de nosotros, claro que esto no quiere decir que no sea lo ideal tener un buen profesor que sepa guiarnos en los momentos en que estemos bloqueados o no sepamos que hacer con un proyecto, y con guiarnos no me refiero a darnos las respuestas si no a facilitarnos ciertos referentes que puedan abrir un poco mas nuestra mente, finalmente lo que estamos haciendo especialmente en los últimos semestres de universidad es preparándonos para enfrentar el mundo real.

0
Retrato de Laura Grijalba Delgado
18
Laura Grijalba Delgado
May 2012

Es muy triste saber que hay tan mala calidad de docentes pero lo importante es que sepamos que depende de nosotros el querer salir adelante y buscar otros profesores o profesionales con los que podamos hacer puentes para tener una mejor guía, y así en el momento de salir al mundo real como tu dices ya haber tenido relaciones con otros profesionales y haber podido crear puentes.

0
Responder
Retrato de Sebastian Urrea Suarez
21
Sebastian Urrea Suarez
May 2012

La educación no depende específicamente de si hay o no malos profesores, creo que como estudiantes tenemos la posibilidad de exigir, somos cantidad necesitamos calidad, como personas también podemos elegir que tipo de contenidos vemos, que tipo de juegos jugamos, y lo más importante con que mirada los percibimos y que aprendemos de esto.

0
Retrato de Ana María Aristizabal
52
Ana María Aristizabal
May 2012

Sebastián, estoy de acuerdo contigo, pero también considero que unos buenos profesores son indispensables para una buena educación, dentro de la universidad yo he tenido de toda clase de profesores, desde unos muy buenos a unos muy malos y finalmente a la conclusión a la que llego después de esto es que como tú lo dices es nuestra decisión y de nosotros depende si nos quedamos con lo que nos enseñan o buscamos encontrar y aprender otro tipo de cosas por iniciativa propia.

0
Responder
Retrato de Jorsy Alexander Rengifo Jimenez
0
Jorsy Alexander Rengifo Jimenez
Mar 2012

Excelente articulo, concuerdo en muchas cosas con Ud. en especial el hecho que menciona acerca de los profesores, eso es un problema que abarca mucho mas que el diseño y lo se por experiencia propia.

0
Retrato de Anamaria Gil
16
Anamaria Gil
May 2012

Jorsy dilema con los profesores es que hay casos de casos algunos son buenos otros no tanto y en la vida siempre nos topamos con toda clase de personas y en el caso de los profesores que no son tan buenos, a nosotros los estudiantes no nos debería afectar porque depende mas de nosotros, la integridad y la responsabilidad con la que llevemos nuestra carrera y nuestro futuro. Debemos tener en cuenta las enseñanzas de los buenos profesores que de verdad nos están guiando, así cuando nos toque con un mal profesor sabemos manejar la situación y tomar iniciativa para saber que camino debemos tomar.

0
Responder
Retrato de Ignacio Urbina Polo
5
Ignacio Urbina Polo
Mar 2012

Comparto algunas notas y reflexiones a partir de esta publicación en el artículo: Educación del diseño en Venezuela: problemas reales y amenazas invisibles

Enlace

1
Responder
Retrato de Adoflo Lucero
0
Adoflo Lucero
Feb 2012

Un reflexión que es muy cierta, pero sabemos que a través de nuestro trabajo diario en diferentes escuela alrededor de América logramos cambiar un poco esta terrible realidad y realmente producir un cambio que a pesar de que no es de resultado inmediato va produciendo una conciencia que poco a poco hará su efecto en los grupos sociales. Gracias por compartirlo.

1
Responder
Retrato de Angela Pomarico Lovecchio
0
Angela Pomarico Lovecchio
Feb 2012

Muy acertado su articulo, existen muchas banalidades en torno al desarrollo integral de la educación, a veces se cuentan con muchas herramientas para poder difundir un sistema integral, pero se pierden las metas en el camino y comienza la ambición a segar el rumbo que se debe seguir. Lamentablemente vivimos en una sociedad donde la anarquía reina y es hora de dar un alto a esta situación, servir como individuos menos observadores y mas participativos. Considero que parte de la solución esta en la motivación, existen chicos con un talento maravilloso que solo requieren de apoyo

2
Responder
Retrato de Ivonne Carranco
0
Ivonne Carranco
Feb 2012

Yo me estoy integrando luego de un buen tiempo a Foro Alfa, es muy interesante...tengo la grata sorpresa de encontrar a uno de mis profesores favoritos de mi Universidad, aprovecho entonces, y desde luego haciendo alución a este artículo para agradecerle. Porque docentes como Oscar León, María Esther Llerena, Wilson Guamán, entre otros; son los que me han ayudado a formarme profesionalmente. Me han enseñado que un diseñador es aquel que sabe conjugar un pensamiento crítico y artístico. Las herramientas y conocimientos que me han brindado han sido muy enriquecedores...muchas gracias...

2
Responder
Retrato de Maria Gabriela Uzcátegui Rangel
1
Maria Gabriela Uzcátegui Rangel
Feb 2012

Quiero tocar otro punto. No es tarea facil orientar la eduación de diseño si cada año se reinventa gracias a los avances tecnológicos y las necesidades que crea la sociedad. Ahora la información y las herramientas estan al alcance de cualquiera, entonces esta ocurriendo algo que es: «aprender» de forma autodidacta sin ninguna orientación o asesoría, prescísamente porque existen aplicaciones especialmente -diseñadas- para aquellos entusiastas que no son lo suficiente entusiastas para estudiar una carrera completa de diseño gráfico.

1
Retrato de Rodrigo Trejo
2
Rodrigo Trejo
Mar 2012

Discrepo... por mas autodidacta que uno sea... siempre, siempre, se necesita de alguna orientación o asesoría... es precisamente ese falso o erróneo autodidacta lo que tiene mal a nuestra profesión. Esa persona que por el simple hecho de saber utilizar un programa se crea diseñador, sin saber conceptos básicos de composición visual... esa persona desmejora la profesión... A POR LA CREACIÓN DEL COLEGIO DE DISEÑADORES GRÁFICOS DE VENEZUELA.

0
Retrato de Maria Gabriela Uzcátegui Rangel
1
Maria Gabriela Uzcátegui Rangel
Mar 2012

Claro, cómo tu dices el punto es que se necesita una buena educación, se puede ser autodidacta si ya tienes la base.

0
Retrato de Peter Quintero
0
Peter Quintero
Mar 2012

Con estudiar y hacerse de una profesión no basta, hay que tener el germen del autodidacta, esas personas que dices no son autodidactas, simplemente son aventureros piratas, a un desde la época de estudiante si se quiere y se ama lo que se hace siempre hay que investigar e indagar para seguir mejorando.

0
Retrato de Luis Esteves
0
Luis Esteves
Mar 2012

Yo soy autodidacta, pero el diseño dificilmente se aprende de un tutorial de internet... Podrás hacerte un buen operador de programas de diseño, mas no diseñador!! Mi formación en el Instituto de Diseño no la cambio por nada

0
Retrato de Maria Gabriela Uzcátegui Rangel
1
Maria Gabriela Uzcátegui Rangel
Mar 2012

yo me estoy refiriendo al autodidacta que no lleva ninguna base.

0
Retrato de John Moore
44
John Moore
Mar 2012

Ante la pésima educación del diseño en Venezuela, ser autodidacta es una buena opción, siempre y cuando tengas talento y sepas aprender de buenos diseñadores, investigar y buscar aq libros comprar y que páginas de Internet leer, ir a Congresos, etc.

1
Retrato de Maria Gabriela Uzcátegui Rangel
1
Retrato de John Moore
44
John Moore
Dic 2012

Sin quitarle mérito a aquellos que dedican su tiempo, empeño y conocimientos, a enseñar, siempre he felicitado a aquellos que llegan a ser buenos diseñadores a pesar de sus profesores.

1
Responder
Retrato de Óscar León
0
Óscar León
Feb 2012

El ejercicio de pensar, pensarnos y repensarnos siempre será positivo. La educación es un plan de vida apasionante y extremadamente delicado ya que cada aula de clase está llena de seres humanos dispuestos a formarse.

Nuestra responsabilidad es doble: 1ro en la formación de profesionales del diseño que piensen y diseñen una sociedad visual mejor; 2do buscar las formas en la que el diseño puede mejorar los sistemas educativos nocivos que nos estancan.

Un artículo para pensar!!! Comparto mucho de las ideas... saludos!!!

1
Retrato de Ivonne Carranco
0
Ivonne Carranco
Feb 2012

Hola Profe,

0
Responder
Retrato de Alejandro Diaz
0
Alejandro Diaz
Feb 2012

Estoy totalmente de acuerdo, yo estoy terminando de estudiar diseño en este momento. Y, si creo que la calidad de algunos profesores es pésima, y lo MÀS importante no inspiran, PASIÒN para DISEÑAR. !!no todos claro está!!!.

Los Institutos de Diseño de Venezuela ( por ser mi caso), deberían ser concientes de que el diseño puede cambiar el mundo. Pero si seguimos con esa poca conciencia, y con la sola visión de ganar dinero y además graduando a malos diseñadores, no se llegara a nada. El diseño cambia- todo lo que toca.

3
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Paco Calles
Autor:
Paco Calles
Título:
Notas incómodas sobre la enseñanza del diseño
Sinopsis:
La difusa conceptualización del diseño y la actividad docente permite que, en perjuicio del gremio del diseño, se retrase indefinidamente un examen exhaustivo de las propias deficiencias.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
68
Opiniones:
22
Seguidores:
118
Ilustración principal del artículo Formar autómatas o diseñadores
Autor:
Gonzalo Tellez Liendo
Título:
Formar autómatas o diseñadores
Sinopsis:
Cuando la docencia es ejercida por quienes no conocen el diseño y su práctica, se pone en riesgo el futuro de la profesión.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
63
Opiniones:
37
Seguidores:
2
Retrato de Jorge Montaña
Autor:
Jorge Montaña
Título:
No se puede continuar enseñando igual
Sinopsis:
La conectividad y el acceso a la información modifican los paradigmas del trabajo y la gestión de los proyectos. La educación no debe quedar atrás.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
45
Opiniones:
10
Seguidores:
222
Logotipo de FOROALFA
Autor:
FOROALFA
Título:
Diseño: ¿oficio o disciplina?
Sinopsis:
Una de las tantas cuestiones pendientes en la reflexión dentro del diseño, y que no termina de zanjarse, es el debate sobre si esta actividad es una «disciplina» o un «oficio».
Compartir:
Interacciones:
Votos:
78
Opiniones:
74
Seguidores:
594
Ilustración principal del artículo Breve introducción al estudio de la tipografía en el libro antiguo
Autor:
Manuel Guerrero
Título:
Breve introducción al estudio de la tipografía en el libro antiguo
Sinopsis:
Reseña del libro de Marina Garone que permite comprender gran parte del vocabulario que actualmente se utiliza en el campo del diseño editorial y tipográfico.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
16
Seguidores:
72
Retrato de Cristhian Frias
Autor:
Cristhian Frias
Título:
El pájaro muere en la jaula
Sinopsis:
Las escuelas de diseño a veces producen altos niveles de frustración en sus alumnos.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
16
Opiniones:
2
Seguidores:
7

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
18 Noviembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
¡Ya mismo!

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
¡Ya mismo!

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
¡Ya mismo!

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
6 Abril