¿El diseño ha perdido el rumbo?

El vértigo tecnológico, las soluciones inmediatas y la baja cultura de profesionales y audiencias no permiten ser optimistas sobre el futuro del diseño.

Retrato de Juan Carlos Darias Juan Carlos Darias Caracas

Seguidores:
94
Opiniones:
18
Votos:
48
Compartir:

En los últimos años, los cambios sufridos por el entorno visual han sido, sin duda, extraordinarios. Y casi todos ellos han surgido como consecuencia de importantes avances tecnológicos, detonantes indiscutibles de una nueva alfabetidad visual que se ha impuesto progresivamente a nivel mundial. Los tiempos de la Bauhaus, como los del diseño suizo y su influencia en el contexto de la percepción, parecen haberse diluido ante una nueva realidad visual determinada por nuevos enfoques en la aplicación de factores fundamentales como la espacialidad, la dimensionalidad, la temporalidad de los códigos destinados a permitir y optimizar la comunicación —como los tipográficos y los pictográficos—, aplicados ahora bajo la impronta de nuevas condiciones cada vez más cuestionadas al someterlas al escrutinio y análisis de comunicólogos, semiólogos y demás especialistas en el tema.

¿Qué sucede entonces con la aplicación de los códigos propios de la comunicación visual? La juventud actual y los nuevos profesionales se dirigen con la misma vertiginosa velocidad de los avances tecnológicos hacia… ¿dónde? Los procesos, otrora tan importantes para el ejercicio conceptual y funcional del diseño, prácticamente han desaparecido inclusive de los entornos académicos, no ya solo de los profesionales. Herramienta y disciplina son confundidas constantemente hasta el punto de ser aceptadas en el contexto profesional, siendo un axioma válido el confundir las habilidades de un operador de programas para la realización y edición de material gráfico y editorial con los fundamentos mismos del diseño. ¿Dónde queda entonces todo aquel bagaje necesario para ejercer nuestro oficio? Resumido, quizás, en una sola palabra: «cultura». ¿Cómo se puede aplicar con éxito la paleta de colores de los programas de computación desconociendo la teoría básica del color o, desde la perspectiva práctica, saber lo que es mezcla, saturación, tono, pigmento, adicción, entre muchos otros conceptos teóricos-prácticos del color? No mencionemos siquiera los aspectos compositivos y sus posibilidades.

Es una constate observar en todo el mundo la cara de tedio y fastidio del estudiante común de diseño. Lo que se impone es una frenética carrera para «hacer cosas»; no importa si responde este «hacer» a resolver verdaderas necesidades: lo importante es la brevedad, no ya del ser sino del hacer.

Documentarse no es necesario y la historia no es más que un cuento aburrido y sin sentido de un poco de «viejos» que realizaron cosas también viejas y pasadas de moda —como, por ejemplo, libros—. Los videojuegos son la nueva alternativa de conocimiento y entretenimiento, con el consiguiente peligro distorsionante que implican y que no hace más que alimentar la actitud apática de los jóvenes hacia el saber como valor fundamental de cualquier disciplina o profesión. Ellos están acostumbrados a un entorno visual lleno de efectos especiales, efectos que han sido insertados en el entorno gráfico gracias a la mala utilización de programas como Photoshop; esto ha permitido la aparición de una nueva clase de pseudo-diseñadores denominados en el ambiente como «fotochoperos», comunicadores visuales caracterizados por su habilidad para utilizar plug-ins y efectos 3D y, claro está, ser «rápidos y efectivos», según su opinión «profesional». Para realizar un cartel estos neófitos pueden llegar a sobreponer treinta o cuarenta capas.

Ya se había hecho difícil incentivar a la juventud por la lectura, ahora ni siquiera a que escriban con propiedad podemos aspirar. La brevedad se impone nuevamente y como ejemplo de ello tenemos los llamados «mensajes de texto», que constantemente son enviados y recibidos por medio de teléfonos móviles en los que el lenguaje escrito es abreviado hasta pisar los límites de la comprensión. Estamos quizás de acuerdo en que aún así hay comunicación, ¿pero es esta realmente efectiva? El manejo del espacio entre letras o palabras, la búsqueda anteriormente importante de la legibilidad es un principio indispensable en el manejo de las virtudes tipográficas que ha desaparecido en muchos impresos. El libro convive en la actualidad con miles de publicaciones que no están hechas para ser leídas sino vistas y, por supuesto, de manera rápida sin exigir ningún compromiso intelectual para el que no tiene ganas de leer ni tiempo para ello.

Esta nueva e instantánea usabilidad de la tecnología está afectando a la comunicación en un amplio —pero muy amplio— espectro y no solo a la vertiente visual. Hace muy poco, en un largo viaje en tren que realicé en Francia desde la ciudad bretona de Quimper hasta el Santuario de Lourdes —con una duración de más de nueve horas— observé cómo, encontrándonos seis personas en la cabina de un vagón, la comunicación fue nula: fue como si cada uno de nosotros no formara parte de la realidad de los otros. Ya fuese porque nos comunicábamos a distancia con un amigo por medio del teléfono móvil o porque nos encontrábamos sumergidos en unos audífonos escuchando música con un reproductor de MP3, lo cierto es que lo inmediato se ignoraba.

Incluso se han restringido otros códigos visuales, como los de los gestos faciales y corporales, pues ya no es tan frecuente que las personas se miren entre sí. ¿Será acaso más intensa la comunicación con una pantalla en la que imágenes en movimiento o sonidos capturan nuestra total atención hasta el punto de aislarnos del contexto en que nos encontramos, o se tratará más bien de un problema de contenido?, ¿estaremos a las puertas de una sociedad autista en la que finalmente el hombre sea atrapado y confinado a la percepción, y disfrute sólo de realidades virtuales efímeras e insustanciales, determinadas por la rapidez del movimiento de sus elementos formales?

La apariencia se ha hecho más importante que la función, los nuevos valores estéticos son también afines a esa inmediatez que parece empeñarse en convertir en desechable aún a la sociedad misma, con la consiguiente preocupación que implica el saber que el diseño no deja de hacerse cómplice de dicha situación y que asume posiciones genuflexas ante las exigencias de un libre mercado que tiene más interés en la producción de bienes efímeros, tanto en apariencia como en función, que permite la apresurada inserción de nuevos productos «consumibles» sin que importe demasiado si éstos tienen sustancia o siquiera justificación —al menos en el caso latinoamericano nos vemos inundados literalmente con basura—, lo importante es que puedan ser insertados en el mercado.

En esta loca carrera por lo inmediato, por lo aparente, la alfabetidad visual comienza a verse comprometida. ¿Acaso desaparecerá el diseño como proceso mental, partiendo de las herramientas generadoras o modeladoras de cambios positivos y de valor social en el entorno, o su futuro será la superficialidad y la inmediatez?

No hace mucho, en un evento de comunicación visual en la ciudad de Valencia (Venezuela), uno de los ponentes, un destacado y reconocido publicista que ha hecho vida profesional en el país, luego de mostrar una selección de comerciales coordinados por él para la televisión en la agencia publicitaria en la que trabajaba en el momento, dejó en la pantalla como síntesis de su pensamiento lo siguiente: «Más vale un error rápido que un acierto lento». Saquen ustedes sus conclusiones.

Finalmente, cabe preguntarse: ¿serán más importantes entonces los por qué que los cómo? Esperemos que no: la esperanza es lo último que se pierde.

Seguidores:
94
Opiniones:
18
Votos:
48
Compartir:
Código QR de acceso al artículo ¿El diseño ha perdido el rumbo?

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Juan Carlos Darias

Más artículos de Juan Carlos Darias

Título:
Educación para la vida, educación para el diseño
Sinopsis:
Reflexiones en torno al derecho a una educación de calidad y apropiada, que permita enfrentar los retos del futuro desde una perspectiva amplia, aunque siempre vinculada al diseño.
Compartir:
Título:
¡Existo! Luego diseño
Sinopsis:
Ego-diseño, o la bestia que debemos encadenar.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Daniel García Arias
0
Daniel García Arias
Hace un año

Es una nueva etapa para nosotros; configuradores de mensajes, es tiempo de pensar reflexivamente lo que hacemos y para qué lo hacemos, puesto que la industria y sociedad actual apuntan a lo previamente mencionado "inmediato", y nosotros moldeamos esta cultura, al dar este tipo de soluciones con piezas no apreciables. Me quedo con la pregunta ¿recuperamos nuestro hábito? o lo adaptamos y comenzamos a proyectarnos a un futuro de estética vacía.

0
Responder
Retrato de Santiago Corredor
0
Santiago Corredor
Dic 2015

toda mi opinión se resume en lo siguiente:

:v

1
Retrato de Gogui Ulloa
0
Gogui Ulloa
Dic 2015

intedezhante

1
Responder
Retrato de Ramon A Sanchez
2
Ramon A Sanchez
Abr 2013

Excelente exposición. Te estimulo a que consideres completar un trabajo mayor sobre el tema pues es muy necesario. Estoy concentrando mi lectura en temas de teoría de conocimiento (cognitive sciences) y lo mas que se acercan al diseño es cuando integran el tema de la creatividad. Sin embargo, no he encontrado mucho estudio sobre el diseño como tal enmarcado en la teoría del conocimiento.

Se escribe mucho sobre comunicación, escritura y lenguaje pero no sobre el diseño en si como una forma de comunicación de mensajes. Tu artículo empieza a elaborar sobre esto excelentemente y es imprescindible.

0
Responder
Retrato de Paula Torres
41
Paula Torres
May 2012

saludos juan carlos,deacuerdo en lo que dices en que «El caso latinoamericano nos vemos inundados literalmente con basura,lo importante es que puedan ser insertados en el mercado.como estudiante de diseño industrial en Colombia,veo el diseño en sus diferentes especialidades y se ha desarrollado de tal manera que es un proceso continuo de innovacion, en busqueda de suplir los requerimientos del cliente.seria interesante ver que el diseño continúe su camino como agente de desarrollo económico, tecnológico como cultural dentro de un ambiente de alta competitividad en el mercado.

0
Responder
Retrato de J. Leonel Salgado
3
J. Leonel Salgado
Dic 2011

Yo quiero apelar a la historia. Los movimientos sociales van de un extremo al otro. El diseño esta fuera de control en mi opinion personal porque no se ha podido definir adecuadamente el quehacer del mismo, y se ha propiciado el mal uso de sus herramientas que terminan creando lo que mencionas en tu artículo, «lo inmediato y lo aparente».

Y ese mismo argumento es el que defiende al diseño el cual no es ni inmediato ni aparente, sino permanente y consistente, aunque las empresas no tengan las herramientas para saber que realmente han contratado a un diseñador y no a un «diseñador aparente».

0
Responder
Retrato de Walter Balcedo
0
Walter Balcedo
Nov 2011

El tema es bastante complejo porque nos excede su análisis en la distancia, la razón? Lo estamos viviendo en tiempo real. Cualquier descrédito hacia lo que está sucediendo caé irremediablemente en el nicho de: TODO PASADO FUE MEJOR. Coincido con lo expuesto en el artículo, pero como comunicador no puedo ser pesimista. Se me ocurre hacer un paralelo con otra época que aportó a nuestra existencia: LAS VANGUARDIAS DE PRINCIPIO DE SIGLO, no quiero hacer una comparación, pero si existe un hilo que las une es la destrucción de paradigmas. Hoy sucede lo mismo y me parece fascinante vivirlo.

0
Responder
Retrato de Rogmy Armas
0
Rogmy Armas
Oct 2011

Bastante de acuerdo, en Caracas pupulan institutos de «diseño» que solo enseñan la herramienta, pariendo «diseñadores» mochos, sin dominio verdadero del lápiz (digital o no) y de la razón que se expresa a través de este.

Quizá sea nuestra culpa.

1
Responder
Retrato de Rafael Soria
0
Rafael Soria
Ago 2011

Acabo de leer tu articulo y me parece un poco extremista tu punto de vista, las generaciones cambian y más nuestra carrera, no puedes comparar a el «auge» que tuvo el Diseño en la revolución industrial, o en la segunda guerra mundial con el monstruo que es ahora el internet. Esos «Neófitos» a los que criticas están proponiendo cosas nuevas como en sus tiempos lo hicieron cientos de ilustradores que ahora les podemos llamar diseñadores, no puedes criticar algo que no conoces bien al parecer, no sé que diseñadores frecuentas o en que te basas pero hay un mundo ahí afuera que te puede sorprender.

0
Responder
Retrato de Peter Quintero
0
Peter Quintero
Jun 2011

El tema es muy complejo, poca gente se detiene a preocuparse por el futuro del diseño y de como podemos contribuir a mejorarlo, sin duda que la ética profesional parece extinta, el ritmo en que se mueve el mundo es cada vez mayor y la inmediatez es la hija predilecta del mercado, para los diseñadores que queremos hacer bien nuestro trabajo es muy difícil competir cuando incluso a los clientes les importa mas la forma que la función, en parte el rumbo del diseño se esta perdiendo por complicidad de nosotros mismo quienes tenemos que informar a nuestras sociedades la importancia del DISEÑO.

0
Responder
Retrato de Lucrecia Vallejos
0
Lucrecia Vallejos
Jun 2011

Actualmente se vive una carrera contra el tiempo, pareciera que quisiéramos acortar cualquier cosa que se «cree» innecesaria para la realización del diseño, la falta de educación, disciplina y tiempo son factores indiscutibles en una cultura, que de un periodo a la fecha se ha deformado para la elaboración del diseño. El futuro depende de que tanta importancia le queramos dar a la educación los diseñadores. Otra problemática que encuentro es que para el cliente «el tiempo es oro» y este es el que genera los fondos para el estudio previo a la construcción del diseño

0
Responder
Retrato de Claudia Rosalía Aldana Mojica
0
Claudia Rosalía Aldana Mojica
Jun 2011

Creo que estamos regresando a la época en donde el diseño se creía más estético que funcional, tal véz si sea la falta de cultura o más bien tal vez sea como cuando te dicen «es más barato» sí.....pero el resultado es de muy mala calidad, pero creo que los diseñadores no debemos preocuparnos por eso, puesto que sabemos que lo que estamos haciendo es con un propósito basado en un estudio profesional.

0
Responder
Retrato de Pier Alessi
24
Pier Alessi
Jun 2011

Lo publicado refleja la gran crisis que vive el diseño aunque las apariencias digan lo contrario. Hay una gran prepotencia de muchos operadores de programas, profesionales que se venden al dinero fácil haciendo «lo que le gusta al cliente» sin consideraciones éticas y clientes que piensan que diseñar es cosa de «buen gusto e imaginación». He visto diseñadores ignorar la teoría de la comunicación, la semiótica, hacer una buena composición, uso del color y decir: «igualito se ve», «pero al cliente le gustó». Un serio problema de salud pública visual y por ende social. Excelente artículo.

0
Responder
Retrato de Juan Carlos Darias
94
Juan Carlos Darias
Ene 2011

Desde que escribí este artículo a este momento lo enunciado no solo no ha cambiado si no que parece empeorar, proliferan en nuestro entorno las «academias de software» sin ningún tipo de criterio profesional bajo el eslogan publicitario de estar «certificadas» usando de instructores a personas que desconocen el oficio, o son recién egresados de otras escuelas, aprovechándose de la ignorancia de otros, cobrando cursos a precios de «carreras completas» es vergonzoso , los «egos» son parte del problema, a ellos es que se dirigen este tipo de actividad engañosa, es importante despertar!!!!!

0
Responder
Retrato de Jorge Medina
2
Jorge Medina
Ene 2011

Estimado Juan hace unos días veía un video de Santiago Pol para disenio.tv manifiestando su preocupación por que muchos diseñadores miden su calidad basados en la habilidad y cantidad de los software que manejan y le preocupa por que realmente se esta perdiendo el deseo de conocer lo que en función corresponde al diseño; comprender que el programa no es mas que un medio, entonces son diseños visualmente modernos y atractivos pero carentes de contenidos semiológicos, cromáticos y de forma entonces es como usted dice: «La apariencia se ha hecho más importante que la función«

0
Responder
Retrato de César Ochoa
9
César Ochoa
Dic 2010

Estamos ante una cultura dada por una generacion que ha crecido bajo la continua influencia de elementos como los videojuegos, la comunicacion por medio de mensajes de texto, redes sociales, entre otros. Esto es aportante de nuevos codigos y formas de llegar a la adaptación, inducción y identificación con este grupo de usuarios. En diseño NO es el usuario el que se tiene que adaptar a la solucion o al diseñador, es el DISEÑADOR el que debe adaptar la solucion al usuario y sus caracteristicas. Sin investigación ni proceso «NO HAY DISEÑO» al no haber ni construcción ni intención.

0
Responder
Retrato de Jorge Fernando Zurroza Barrera
4
Jorge Fernando Zurroza Barrera
Nov 2010

¡Saludos, Juan Carlos!

Has puesto muchísimos puntos sobre íes de una disciplina elevada al rango de ocupación profesional que, pese a su historia, linaje, procesos educativos, pertinencia social y productiva -junto con otros factores apenas esbozados en este ya indispensable sitio- sigue soñando en llegar a ser una profesión por y para la que dé gusto vivir.

Soy guía de diseñadores gráficos en formación desde hace muchos años y, en efecto, cada día observo que la bola de nieve de requerimientos p-r-o-f-e-s-i-o-n-a-l-e-s que los procesos educativos actuales demandan crece y crece.

0
Responder
Retrato de Rodolfo Álvarez
80
Rodolfo Álvarez
May 2010

La tecnología no remplaza la ignorancia.

La herramienta no determina el oficio.

El mercado condiciona la estupidez rentable.

La nueva edad media construye sus pilares en la virtualidad de las imágenes, son reamplazadas y comunicadas como «la felicidad, en esto tenemos gran parte de culpa los comunicadores otrora «publicitarios», quizás fue muy tarde darnos cuenta que éramos diseñadores y nuestro oficio vendía «modos de vida» foráneos.

Hoy podemos lamentar que fuimos cómplices de la educación del diseño postulando valores que el presente los desecha a cambio de satisfacción vacía e inmediata.

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Sheila Pontis
Autor:
Sheila Pontis
Título:
Para qué sirve investigar en diseño
Sinopsis:
La reflexión y la experiencia son actividades que pueden complementarse para potenciar y mejorar la práctica proyectual.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
156
Opiniones:
84
Seguidores:
90
Retrato de Alvaro Sobrino
Autor:
Alvaro Sobrino
Título:
Somos lo que leemos
Sinopsis:
Una intencionada apología de la importancia del diseño y la calidad de edición en el libro.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
14
Opiniones:
6
Seguidores:
6
Ilustración principal del artículo Diseños que duran poco
Autor:
Patricia Bosch Estrada
Título:
Diseños que duran poco
Sinopsis:
El diseño arquitectónico de stands para ferias y exposiciones plantea el difícil desafío de dejar huella en la memoria del público con un mensaje de vida muy breve.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
29
Seguidores:
15
Retrato de Annick Woungly-Massaga
Autor:
Annick Woungly-Massaga
Título:
Los diseñadores cubanos tienen plataforma online
Sinopsis:
La primera plataforma online para diseñadores cubanos vio la luz el pasado mes de junio, como parte de las acciones del proyecto Geo-Gráficas, diseñadores cubanos del mundo.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
19
Opiniones:
16
Seguidores:
30
Ilustración principal del artículo Radiografía de una mente creativa
Autor:
FOROALFA
Título:
Radiografía de una mente creativa
Sinopsis:
El trabajo holístico que Barrabino realiza de Joan Costa sirve de homenaje a un gurú global de las ciencias de la comunicación aplicadas a la empresa.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
27
Opiniones:
4
Seguidores:
563
Ilustración principal del artículo Usuario vs. diseñador
Autor:
Jesús Mª Pineda-Patrón
Título:
Usuario vs. diseñador
Sinopsis:
Cuando el objeto se lee connotativamente, se le despoja «simbólicamente» del poder que le ha otorgado el diseñador al crearlo. Así, se enriquece la realidad y el ego del diseñador queda «vencido».
Compartir:
Interacciones:
Votos:
44
Opiniones:
24
Seguidores:
19
Ilustración principal del artículo El médico y el diseñador
Autor:
Juan Carlos Molina Moral
Título:
El médico y el diseñador
Sinopsis:
Cuando vamos al médico y nos receta un medicamento, pocas veces después nos preguntamos si es lo correcto y asumimos la prescripción. ¿Por qué no pasa lo mismo con el diseñador?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
194
Opiniones:
163
Seguidores:
5
Ilustración principal del artículo Los díscolos prevaleceremos
Autor:
Martín Comoglio
Título:
Los díscolos prevaleceremos
Sinopsis:
Mientras las corporaciones siguen dictando sentencias de muerte, la desobediente multiplicidad cultural traza su propio camino de la mano del diseño y el arte discográficos.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
33
Opiniones:
15
Seguidores:
33

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
28 Enero 2019

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
15 Abril 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
22 Junio 2019