Diseñar para el mercado: privilegio y conflicto

La actitud profesional ante la sociedad de mercado y su cultura del consumo.

Retrato de Norberto Chaves Norberto Chaves Barcelona Seguidores: 3863


Mi reciente artículo en FOROALFA, Ser posmoderno, motivó una serie de opiniones, mayoritariamente confluyentes, y en todas ellas aparecía, explícita o implícitamente, la consciencia de un conflicto y la búsqueda de una salida de él.

Los encargos de diseño provienen de necesidades del mercado de muy distinto signo y, por lo tanto, no todos resultan compatibles con las posiciones éticas, ideológicas o culturales del diseñador. Aun así, muy pocos profesionales pueden darse el lujo de elegir cliente o rechazar un encargo. Y, si trabajan en relación de dependencia, esa posibilidad es decididamente nula.

El mercado del diseño tiene sus límites, pues la demanda de servicios no crece proporcionalmente a la oferta profesional. Tener trabajo continuado es, por lo tanto, un verdadero privilegio, cualesquiera fueran los clientes y cualesquiera fueran sus necesidades.

He ahí el conflicto: tener que hacer cosas con las que no se está de acuerdo; situación que –todo ha de decirse– es la de gran parte de los trabajadores. ¿Qué obrero puede rechazar un puesto de mecánico en una fábrica de armas?

Aquel artículo mío se basó en SER POSMODERNO Dilemas culturales del capitalismo financiero, un libro en el que planteo –entre otros temas– tres tácticas para mantener el equilibrio en un escenario conflictivo como el nuestro. No son tácticas alternativas sino complementarias; y las he denominado: Grieta, Desdoblamiento y Huida.

Las propuse hace ya más de una década, en una conferencia, y hoy siguen siendo tanto o más válidas que entonces. Ello se debe a la acelerada caída de la calidad cultural y ética de gran parte de los programas de diseño, reflejo de la veloz degradación de los estilos de consumo.

El libro concluye con la propuesta de dos normas, dirigidas tanto a la producción cultural como a la vida misma. Al decir de mi gran amigo Alberto Lievore, primera figura del diseño industrial, el libro tiene un final inesperadamente optimista.

Esas dos normas son: Exactitud y Naturalidad. Las he tomado, respectivamente, de un gran escritor, Italo Calvino, y de un gran filólogo, ex director de la Real Academia Española: José Manuel Blecua. Y las reivindico como principios de conducta social e individual; pues ambas comportan una afrenta a la cultura del simulacro y, a la vez, una defensa personal contra sus perversiones.

Volvamos ahora al terreno del diseño. Un volumen alto de programas de diseño va claramente dirigido al mercado de la estupidez: pone la tarea proyectual al servicio de una innovación compulsiva y superflua, sólo justificada por la necesidad comercial de estimular permanentemente a los consumidores.

La innovación formal –promovida, festejada y premiada oficialmente– no es sino un recurso de la estrategia de obsolescencia programada, concebida para potenciar ese ciclo consumo-descarte-consumo que está destruyendo el planeta, un «círculo vicioso» en todos los sentidos de la expresión.

Entre otras obras más dignas, el diseño es autor de un exuberante ajuar de abalorios dirigidos a una sociedad alienada en el consumo de novedades, originalidades, curiosidades y extravagancias, que sirven como paliativos de un vacío cultural ya irreversible. Y a este mandato indeclinable de histeria formalista, a esta búsqueda estresante de la quinta pata del gato, la hipocresía oficial la denomina «creatividad».

Esta sociedad no genera programas ética, cultural y ambientalmente responsables, suficientes para dar trabajo a los millones de profesionales que pueblan el globo. Y la simple voluntad del diseñador aislado no alcanza, hacen falta clientes, inversores, patrocinadores. El diseño es un servicio y sólo cumple una función social cuando su cliente la tiene.

El diseñador lúcido y sensible se ve, así, ante la disyuntiva de aceptar todo tipo de encargo para mantenerse, o rechazar aquellos conflictivos arriesgándose la desocupación. Algunos hallarán un hueco por el cual huir del mercado de la estupidez, refugiándose en temáticas dignas; pero, lamentablemente, se tratará de meras salvaciones minoritarias, no generalizables.

La única táctica realmente asumible por todos los diseñadores que quieran protegerse del conflicto es la que denomino «desdoblamiento». De ella tratará mi próximo artículo.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Retrato de Norberto Chaves Norberto Chaves Barcelona Seguidores: 3863

Opiniones:
12
Votos:
64

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Diseñar para el mercado: privilegio y conflicto

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 02/01/2019

Descargar PDF

Norberto Chaves

Más artículos de Norberto Chaves

Retrato de Norberto Chaves
Título:
Arquitectura, Diseño y Arte
Sinopsis:
Otro intento de aclarar las especificidades, fronteras y solapamientos de disciplinas contiguas y defender la especialización sin renunciar a la sinergia entre ellas.
Compartir:
Retrato de Norberto Chaves
Título:
Marca corporativa: ¿vender un diseño o transferir un recurso?
Sinopsis:
La ventaja de consensuar con el cliente el diagnóstico sectorial y la selección tipológica antes de proceder al diseño de la marca.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Logotipo de Jorge Rico
0
Hace un año

¿Qué responsabilidad moral sobre los hechos futuros de sus pacientes tendría un médico profesional que tuviera en su mesa de operaciones a un violador, un pedófilo, el fundador de esa misma fábrica de armas que cita, o a un genocida necesitado de una intervención a vida o muerte?

0
Retrato de Cesar Dueñas
0
Jul 2020

El objetivo del diseñador siempre será satisfacer a quien está pagando por sus servicios y existen muchas limitantes que no dejan que de a conocer lo que mucho mas allá de los conocimientos que puede aportar y ofrecer a la sociedad y eso también hace que puedas quedar como mediocre pero no es porque así lo quieran si no es porque al momento que tenemos un cliente no nos podemos dar ese lujo en todos los casos de rechazarlos porque de algunas maneras se debe subsistir y si tu les das ideas de como mejorar lo que el quiere reflejar solo se van a cerrar a lo que ellos quieren y no lo que los puede beneficiar

0
Retrato de Dennys Vera
0
Dic 2019

Es cierto que los diseñadores no pueden darse el lugar de rechazar o elegir clientes. Siempre va a haber ocasiones donde no estemos satisfechos haciendo un encargo, pero al fin y al cabo hay que hacerlo porque es nuestro trabajo y eso nos sirve para tener un ingreso.

0
Retrato de Mauricio Pilco
0
Dic 2019

En una sociedad como la que actualmente vivimos, primero existen tantas personas en el mundo del diseño denominados diseñadores e incluso pequeñas agencias o estudios de diseño. El tema va a que estas aceptan cualquier opción de trabajo para poder generar ingresos y mantenerse estables y no buscan algo de manera selectiva. El problema es que primero la poca cantidad de oferta, son de caracter urgente, en esta sociedad todo se necesita para ayer. Por otro lado muchas veces la persona quiere algo tal cual ellos lo dicen y muchas veces el diseñador tiene ganas de presentar mejores opciones pero ahí hay un problema. O aceptas los terminos de la persona que te contrató o esa persona buscará otro diseñador denominado todólogo.

0
Retrato de Domenica Calero
0
Dic 2019

Me parece excelente la forma que el blog explica un problema muy actual. Dentro de los trabajos de diseñador se está empujando y obligando ciertas actividades (y hasta precios) que son ajenas al cargo, únicamente por ignorancia de jefes o gerentes que no entienden lo que hace un diseñador. En mi ciudad pasa mucho también que a los diseñadores nos quieren contratar para ser community managers al mismo tiempo de ser diseñadores de planta. Eso hace que 2 cargos muy importantes y con responsabilidades distintas se hagan de una forma erronea. Pasa esto también porque las mismas personas no valoran su trabajo o se venden como disenadores cuando no lo son

0

Te podrían interesar

Retrato de Fernando Del Vecchio
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:
¿Cómo vender diseño?
Sinopsis:
Cuando el concepto de cliente no está claro, surgen dificultades para desarrollar habilidades de gestión que orienten adecuadamente el proyecto profesional.
Traducciones:
Compartir:
Retrato de Aitor Méndez
Autor:
Aitor Méndez
Título:
El diseño social como perversión
Sinopsis:
Cómo afrontar un cambio sin que nada cambie. La complicidad del diseño con las estrategias que rentabilizan y desactivan una emergente conciencia social.
Compartir:
Retrato de Joan Costa
Autor:
Joan Costa
Título:
Lo que el periodista quería saber
Sinopsis:
El parlamento australiano ha aprobado una ley basada en una idea brillante de hace quince años, que servirá para golpear a la industria del tabaco mediante la imposición de limitaciones al diseño del packaging.
Compartir:
Retrato de André Ricard
Autor:
André Ricard
Título:
De los útiles
Sinopsis:
Los ciclos evolutivos de la cultura y su lento aporte de mejoras sucesivas a los objetos.
Compartir:
Retrato de Isabel Campi
Autor:
Isabel Campi
Título:
Lo funcional como categoría estética
Sinopsis:
Sobre la consideración de la belleza de lo práctico en el diseño.
Traducciones:
Compartir:
Retrato de Juan Carlos Darias
Autor:
Juan Carlos Darias
Título:
¿El diseño ha perdido el rumbo?
Sinopsis:
El vértigo tecnológico, las soluciones inmediatas y la baja cultura de profesionales y audiencias no permiten ser optimistas sobre el futuro del diseño.
Compartir:

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 diciembre

Compartir:
Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

30 horas (aprox.)
1 diciembre

Compartir:
Rediseño Estratégico de Marca

Rediseño Estratégico de Marca

Guía analítica y método de trabajo para determinar estrategias de cambio de marca

15 horas (aprox.)
1 enero

Compartir:
Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología...

20 horas (aprox.)
1 enero

Compartir:
Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

15 horas (aprox.)
1 enero

Compartir:
Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

Claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
1 febrero

Compartir: