Ser posmoderno

Un alegato a favor de la lucidez crítica de los diseñadores.

Retrato de Norberto Chaves Norberto Chaves Barcelona Seguidores: 3341

Opiniones:
17
Votos:
69
Compartir:
Ilustración principal del artículo Ser posmoderno

El desconocimiento de las implicaciones éticas, culturales y económicas de las nuevas tendencias sociales y de sus respectivos orígenes, hace que éstas sean dadas por inocuas. Esto se observa tanto en los usos y costumbres de la cotidianidad como en la política, la ideología y los géneros del pensamiento y el arte.

Nuestra época nos enfrenta a un cúmulo de acontecimientos inesperados, sorprendentes, que superan nuestras capacidades de interpretación; hechos que se nos imponen como verdades históricas inapelables e inmodificables. Y esto hace que tendamos a aceptarlos y sumarnos a la tendencia, aunque más no sea para no ir contra la corriente y ser vistos como atrasados. Es el fenómeno que los teóricos denominan «mímesis»: contagio pasivo, irreflexivo.

Ahora bien, el hecho de que no logremos descubrir sus implicaciones ni sus orígenes, permite que adscribamos tanto a las tendencias positivas como a las negativas. No es poco problema: ignoramos el signo de nuestras propias adhesiones.

El actual escenario social está signado por el modelo de la posmodernidad, que no es un mero estilo o moda, sino, al decir de Fredric Jameson, la «lógica cultural del capitalismo avanzado». Ese modelo condiciona todos los comportamientos sistémicos, no marginales ni anecdóticos. Y entre ellos, tiene un protagonismo absoluto la comunicación; no sólo la comunicación social sino incluso la interpersonal.

El diseño, por consiguiente, recibe ese impacto, y en sus campos predominantes ya no responde a los patrones de la modernidad. Ese cambio, que podría, y suele, interpretarse erróneamente como mera moda o evolución del gusto, es un hecho revolucionario, pues implica una alteración radical de los modelos de producción, distribución y consumo de los bienes sociales, en el sentido más amplio de la expresión.

El escaso desarrollo de los recursos teórico-ideológicos en la profesión del diseño es el flanco débil por el cual se cuelan aquellas tendencias. Los diseñadores (salvo en los casos excepcionales de una formación humanística autodidacta), carecen de anticuerpos para garantizarse una mínima autonomía frente a aquellos condicionamientos. Y caen ya no sólo en la producción dentro de la tendencia (conducta prácticamente inevitable) sino en su alegre festejo y legitimación (actitud colaboracionista claramente evitable).

La obsecuencia ante la oferta tecnológica; la apología acrítica de la innovación; el regodeo en los caprichos de la creatividad banal, son todos producto del mercado del simulacro que plantea reclamos que no se pueden desatender sin perder el trabajo. Pero conviene cobrar consciencia de sus efectos degradantes, aunque más no sea por una cuestión de dignidad.

En uno de mis últimos libros, Ser posmoderno. Dilemas culturales del capitalismo financiero, analizo los pros y los contras de ese cambio. Sintéticamente, allí señalo por un lado la inviabilidad de toda intención de revertir el proceso y, por el otro, el carácter suicida de una adhesión acrítica a él. He ahí el conflicto. Este conflicto es el que alienta la huida hacia la utopía o el reformismo ingenuo, presentes detrás de las propuestas de «diseño alternativo». Independientemente de su viabilidad, tales propuestas no resuelven el problema de fondo. Pero mitigan la culpa. Brindan salidas de emergencia a una consciencia desarmada, incapaz de detectar la dimensión de la crisis y sus causas.

Como miembro que soy de una generación combativa en la cual la crítica desalienante era una conducta generalizada, desde mis inicios en la tarea pedagógica, allá por los años 60, he venido trabajando prioritariamente sobre estos temas. Opción que he tomado en un intento, no demasiado exitoso, de aportar a la lucidez de los diseñadores. Ser posmoderno ha sido un último intento.

Obra contra ese combate (que cada día veo como más quijotesco) la paideia negativa ejercida por la atmósfera ideológica dominante. A ello se suma el pragmatismo tecnocrático y la ideología neoliberal predominantes en las escuelas de diseño. Sólo excepcionalmente las academias alertan a sus estudiantes sobre las amenazas éticas implícitas en sus mercados. Para captar clientela incauta, la oferta pedagógica tranquiliza la consciencia de los jóvenes vendiéndoles hipócritas utopías («Design can change the world», Istituto Europeo di Design). Y les privan de un conocimiento de la sociedad, objetivo y radical, o sea, de sus raíces. Y las terapias paliativas sin diagnóstico agravan el cuadro.

Trabajar es colaborar, directa o indirectamente, con un mercado real que impone sus condiciones, normalmente injustas o conflictivas. No es grave: lo grave es ignorarlo y festejar la propia alienación.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!

Más información

Retrato de Norberto Chaves Norberto Chaves Barcelona Seguidores: 3341

Opiniones:
17
Votos:
69
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano
Código QR de acceso al artículo Ser posmoderno

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 08/11/2018

Descargar PDF

Norberto Chaves

Más artículos de Norberto Chaves

Título:
Felipe Ibáñez, farmacéutico
Sinopsis:
Apunte sobre la edición de mi libro «Tónico Chaves».
Compartir:
Título:
La marca-país en América Latina
Sinopsis:
Un libro de análisis tipológico sobre la situación de este particular signo marcario en la región y en el mundo.
Compartir:
Título:
Toda marca debe ser...
Sinopsis:
Doce normas supuestamente «universales» del diseño de marcas gráficas.
Compartir:
Título:
Marca cromática y semántica del color
Sinopsis:
La significación del color motivada por el anclaje del signo en códigos preexistentes, y la significación del color por la progresiva convencionalización de la relación arbitraria, no motivada, entre el signo y su referente.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Alejandro Muñoz
0
Alejandro Muñoz
Hace 6 meses

WTF?

0
Responder
Retrato de Tata Irrazabal
3
Tata Irrazabal
Hace 8 meses

si, la verdad que bárbaro.

1
Responder
Retrato de Raúl Jaramillo Bustamante
9
Raúl Jaramillo Bustamante
Hace 10 meses

Interesante. Un alegato que advierte, pero no evita - no puede evitar el derrotero - la secuencia de eventos que se perfilan...¿Acaso, alguien puede? Hemos sido testigos del siglo de las luces, de la populosa voz que susurraba en rincones y encontró eco en las grandes plazas y reclamo su espacio en la historia. Hoy esa voz se diluye, apaga, en los meandros del consumismo pos modernista. Ave, Caesar, morituri te salutant.

0
Responder
Retrato de Néstor Damián Ortega
290
Néstor Damián Ortega
Hace 10 meses

Norbeto, excelente texto, la respuesta a este modelo serán diseñadores con "una formación humanística autodidacta" como bien apuntas, que se replanten el diseño, su formación y su sistema.

0
Responder
Retrato de Pau De Riba
48
Pau De Riba
Hace 10 meses

1. Un texto que aborda alguna de las implicaciones de ideas (algunas de identidad corporativa) que tenemos asumidas como "lo normal": https://e451.net/la-politica-d...

2. Una opción es los proyectos de iniciativa propia del diseñador, no por eso salen del sistema pero sí tienen mayor poder de decisión para definir el proyecto. No es magia, ni el única camino ni es fácil pero es una opción.

1
Responder
Retrato de Cristian Petit De Murat
15
Cristian Petit De Murat
Hace 11 meses

¿QUÉ?

¿«mímesis»... "Los diseñadores... carecen de anticuerpos"... "actitud colaboracionista"... "obsecuencia ante la oferta tecnológica"... "apología acrítica de la innovación"... "huida hacia la utopía o el reformismo ingenuo"... "paideia negativa"... "pragmatismo tecnocrático"... "terapias paliativas sin diagnóstico"...

¡Con razón él mismo dice que ha hecho "un intento, no demasiado exitoso, de aportar a la lucidez de los diseñadores"!

Por otra parte, Chaves escribe dos veces "consciencia" donde hubiera bastado "conciencia". Problemas de la grandilocuencia...

2
Responder
Retrato de Jorge Piazza
56
Jorge Piazza
Hace 11 meses

¿Existe un diseño por fuera de esas condicionantes? ¿O la alienación es condición necesaria para no vivir en una contradicción insoportable?

En cuyo caso, ¿esas frases grandilocuentes que sitúan al diseño en el pedestal de la utopía son solo expresiones producto de un onanismo intelectual, a sabiendas de su inutilidad (y del daño que causan)?

3
Responder
Retrato de Teresa Jular
0
Teresa Jular
Hace 11 meses

Ciertamente, Norberto, los diseñadores que desearíamos contribuir lo menos posible al capitalismo depredador precisamos de mucha lucidez para no caer en las múltiples trampas que este nos tiende y generar anticuerpos que nos ayuden contra el contagio inevitable que sufrimos continuamente, dada la sobreexposición de maldades a la que estamos sometidos en ese inevitable mercado en el que vivimos y ejercemos.

Seguramente tu libro podrá darnos pistas y apoyos que busco hace tiempo y que encuentro en otros profesionales, en humanistas con los que trabajo, en intelectuales a los que sigo... Y también en docentes. Algunos de ellos, a los que respeto mucho, por su sostenido compromiso con esa misma intención, están en el Istituto Europeo di Design en Madrid.

En un artículo tan corto, cuestionar esa institución que, me consta, está poniendo a disposición de sus alumnos herramientas concretas para ejercer el oficio con una ética que salga de las tripas, me ha hecho preguntarme y, preguntarte:

¿Dónde has ido a mirar para escribir tu libro? ¿Al afuera o a tus percepciones? ¿Cómo nos podrás ayudar a descubrir "el signo de nuestras propias adhesiones"?

Saludos cordiales.

1
Responder
Logotipo de Fernando Ibarra Melgarejo
0
Fernando Ibarra Melgarejo
Hace 11 meses

Ya estoy viendo la manera de conseguir el libro en Lima. Saludos.

0
Retrato de Alejandro Muñoz
0
Alejandro Muñoz
Hace 6 meses

bendiciones

0
Responder
Retrato de Manuel Lecuona López
7
Manuel Lecuona López
Hace 11 meses

Felicidades Norberto!, aunque no he tenido la posibilidad de leer aun el trabajo, me hago una idea de su orientación y espero estar anímica y racionalmente identificado cuando lo haga.

Participo del enfrentamiento ante esta Modernidad que se actualiza en ella misma, que no produce modelos rígidos, ni teoremas científicos, ni metodologías universales. Que busca soluciones reversibles, sistemas incompletos, resultados provisionales.

Una modernidad que no tiene una forma definida sino que, como el líquido, adopta la forma de su propio continente.

Como dices "El escaso desarrollo de los recursos teórico-ideológicos en la profesión del diseño es el flanco débil...", flanco que hoy se ve algo minimizado por la aportación de tu reflexión.

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Aura Mª Vega Stavro
Autor:
Aura Mª Vega Stavro
Título:
Identidad de género en las redes sociales
Sinopsis:
Los avatares y los modos en que se construye la identidad de los usuarios en Internet.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
53
Opiniones:
47
Seguidores:
34
Retrato de Juan Carlos Hernández
Autor:
Juan Carlos Hernández
Título:
Omnipotentes y casas de citas
Sinopsis:
Un artículo que busca darle fuerza a la idea del trabajo en equipo bajo un mismo techo.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
23
Opiniones:
32
Seguidores:
113
Retrato de Stuart Roldán Castro
Autor:
Stuart Roldán Castro
Título:
La delgada línea entre querer aprender y aprender
Sinopsis:
Si esperamos a que las cosas lleguen solas para aprender, nos convertiremos en piedra. Hay que moverse y buscar.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
27
Opiniones:
10
Seguidores:
4
Ilustración principal del artículo Claudicar o desdoblarse
Autor:
Norberto Chaves
Título:
Claudicar o desdoblarse
Sinopsis:
Un doble compromiso del profesional: con el servicio al mercado y con la solidaridad social.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
46
Opiniones:
4
Seguidores:
3341
Retrato de Guillermo García Durán
Autor:
Guillermo García Durán
Título:
La música y sus efectos en el diseño
Sinopsis:
Ponerle soundtracks a los diseños.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
96
Opiniones:
42
Seguidores:
65
Retrato de Sergio Romero
Autor:
Sergio Romero
Título:
La apropiación y la mirada transgresora
Sinopsis:
La mirada transgresora, propia de los procesos creativos, implica una posición política que entiende el objeto más allá de su dimensión de uso establecida como condición inicial.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
20
Opiniones:
4
Seguidores:
7

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
17 Noviembre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
3 Febrero

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
2 Marzo

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
6 Abril