¿Cuál es el problema detrás del pedido del cliente?

El diseñador debe comprender el problema detrás del pedido del cliente, para poder presentarle una propuesta técnica y económica acorde al nivel profesional que desea proyectar.

Retrato de Fernando Del Vecchio Fernando Del Vecchio Buenos Aires Seguidores: 741

Opiniones:
80
Votos:
86
Compartir:

Muchos clientes solicitan los servicios de un diseñador únicamente para indicarle «cómo debe ser realizado el trabajo». Esto significa que el cliente conoce la solución a su problema, ubicando al diseñador en una posición de traductor de su solución, o de «operador de diseño».  Es posible que ese cliente comprenda el problema, pero también puede que no. Y allí es donde el diseñador puede agrega valor, si realmente cree que puede hacerlo y tiene las herramientas para hacerlo.

Una de esas herramientas es la comprensión del problema del cliente. Todo pedido conlleva un problema, y ese problema no es la demanda explícita del pedido. Esa sería la solución propuesta por el cliente. Cuando el diseñador recibe el pedido de un cliente y responde a la demanda explícita, sin evaluar qué significa ese pedido y qué problema existe detrás de ese pedido, se ubica claramente en una posición de operador de diseño, incluso si eso fuera justamente lo que desea evitar.

Para comprender el problema detrás del pedido podemos modificar la pregunta que realiza el cliente, y de esa forma presentar como respuesta una propuesta técnica y económica acorde al nivel profesional que deseamos ofrecer. 

Pablo y Soledad, —diseñadores gráficos que se han unido para conformar un estudio de diseño, también protagonistas de mi artículo «Mis clientes no me valoran, ¿qué puedo hacer?»— describen el problema del valor percibido por el cliente y comienzan a desarrollar una actitud diferente ante la incertidumbre que significa la gestión de su emprendimiento.

  • Soledad: El otro día, apenas salimos de nuestra primera reunión1, me quedé pensando en algo que dijiste sobre los problemas…

  • Fernando Del Vecchio: ¿A ver…?

  • S: Dijiste algo así como que «los problemas no son reales u objetivos». ¿Puede ser?

  • FDV: Dije que no existe algo así como un problema «real u objetivo», ya que lo que ustedes evalúan como un problema, otra persona ni siquiera lo considera como tal.

  • Pablo: Estuvo toda la semana con eso; ya me tenía un poco cansado con: «esto es un problema y esto no, de acuerdo a lo que dijo Fernando». (risas)

  • S: Es que necesito entenderlo bien, antes de tomar decisiones que puedan comprometernos en formas que todavía no comprendemos totalmente.

  • FDV: Muchas veces reaccionamos frente a situaciones que no son un problema, solo para generarnos frustración por la imposibilidad de cambiar las cosas. Esto sucede en todos los órdenes de la vida. Pero volviendo al tema del estudio y a la identificación de los problemas, lo que dije el otro día se refería a una frase de Fred Kofman:

    «Los problemas son interpretaciones de un observador que opina que las circunstancias no son las apropiadas para satisfacer sus intereses. Llamar “problema” a algo es revelar la insatisfacción que uno siente con la situación».
  • S: ¿Quién dijo eso?

  • FDV: Fred Kofman. Es el autor de un libro muy interesante que se llama «Metamanagement»2.

  • P: Nunca lo leeré. (risas)

  • FDV: Ni hace falta que lo hagas. No te preocupes porque no es tarea para el hogar. Yo puedo contarte qué dice, y —de paso— recomendarte leer éste y otros libros y artículos. «Metamanagement» es un libro en tres tomos.

  • S: ¡Buenísimo! ¡Ya tengo algo para hacer en mis próximas vacaciones!

  • FDV: No hay problema, te puedes burlar tranquila… Bueno, volviendo al tema, otra cosa importante que menciona Kofman es que:

    «Un problema es siempre un juicio hecho por una persona, sobre la existencia de una brecha entre lo que quiere y lo que experimenta. Es por eso que los problemas nunca son externos o independientes de la persona para quien constituyen problemas».
  • S: ¿Por eso lo que yo considero un problema, puede no serlo para otra persona?

  • FDV: Exactamente. Es más, lo que para ti puede ser un problema, puede no serlo para otro diseñador gráfico, trabajando en condiciones similares a las tuyas.

  • S: Me doy cuenta. Al día siguiente de nuestra reunión anterior, estuve hablando con una ex-compañera de la universidad. Me llamó para preguntarme el precio de un servicio que le pidieron y terminamos conversando sobre ese tema del valor y el precio de nuestro servicio.

  • FDV: ¿Y?

  • S: Y terminamos hablando sobre lo mismo que estuvimos conversando contigo en nuestra anterior reunión1: la falta de una asociación que nos defienda frente a la falta de valoración de nuestro trabajo.

  • FDV: ¿Y entonces?

  • S: Hablando con ella me di cuenta de que estábamos hablando de algo que no tiene solución desde nuestra posición. A ver cómo te lo puedo explicar… me dio la sensación de que nuestra charla era una pérdida de tiempo. La idea es encontrar la forma de presentarle al cliente una propuesta, de forma tal que la valore y acepte el precio que le estamos presentando.

  • FDV: Exactamente. 

Si no tenemos algún grado de poder, autoridad e influencia para intervenir sobre aquello que consideramos un problema, entonces no se trata de un problema sino de una circunstancia desagradable de la realidad.

  • S: Desde la definición del problema, la brecha sería: la conducta esperada es «el cliente acepta la propuesta y el precio de la misma»; la conducta real es: «el cliente no acepta la propuesta o intenta regatear el precio». Puedo pensar entonces que el problema tiene relación con el valor percibido por el cliente.

  • FDV: Cuando el cliente intenta regatear el precio, ustedes lo interpretan como una falta de valoración del trabajo.

  • P: Sí, totalmente.

  • FDV: Entonces, habiendo definido la brecha desde esa situación, ¿podemos ahora definir cuál es el problema?

  • P: Creo que el problema tiene que ver, como lo conversamos la reunión pasada, con el valor del trabajo desde la percepción del cliente.

  • FDV: Es una forma de verlo.

  • P: El problema es «el precio es mayor al valor percibido por el cliente».

  • FDV: ¿Entonces?

  • P: Entonces, debemos trabajar para que no haya ningún problema en esa dimensión de la propuesta, porque si el precio es mayor al valor percibido, entonces nuestra propuesta es cara.

  • FDV: O sea, cerrar la brecha: el cliente valora la propuesta y acepta el precio de la misma.

  • S: Si. ¿Y cómo lo hacemos?

  • FDV: Trabajando sobre la percepción de valor de la propuesta, presentándola como una solución a un problema —por ejemplo, un problema de comunicación— desde la perspectiva del cliente.

  • S: Eso significa que si un cliente nos pide un presupuesto para hacer un logo…

  • FDV: No deberían enviarle un presupuesto por hacer el logo. Primero deberían comprender cuál es el problema que subyace al pedido del logo.

  • S: No entiendo.

  • FDV: Miren, esto es básico: por lo general tratamos —y acá también me incluyo— de responder a las preguntas de la forma como se nos presentan. Es decir, casi nunca —salvo excepciones— intentamos modificar la pregunta que nos han hecho para encontrar el problema que subyace a la pregunta.

  • S: Me estás mareando. ¿Podemos ir directamente al problema del logo?

  • FDV: Me refiero a que el modo de postular la pregunta limita la respuesta, y si no somos conscientes de que modificando la pregunta podemos encontrar el problema, entonces siempre estaremos respondiendo a los pedidos de los clientes en lugar de estar respondiendo a los problemas de los clientes.

  • S: No entendí nada. ¿Respondiendo a los pedidos de los clientes en lugar de responder a sus problemas?

  • P: Yo sí. ¿Se trata entonces de cambiar la pregunta?

  • FDV: Sí. El cliente trae lo que para nosotros pude ser un problema, que puede ser —en este caso— que necesita un logo nuevo para su empresa, o para hacer nuevas tarjetas de presentación.

  • S: ¿Y cuál es el problema si respondemos a ese pedido?

  • P: A lo que se refiere Fernando es a que no estamos escuchando el problema del cliente.

  • S: El problema es el logo.

  • P: ¿Te puedes concentrar un poco en la conversación? Estamos hablando de cambiar la pregunta del cliente para poder responder a su problema. ¡El problema no es el logo!

  • S: No hace falta que eleves el tono de voz.

Muchos clientes solicitan los servicios de un diseñador, únicamente para indicarle «cómo debe ser realizado el trabajo». Esto significa que el cliente conoce la solución a su problema, ubicando al diseñador es una posición de traductor de su solución al lenguaje gráfico, o de «operador de diseño».

  • FDV: Miren, para ponerme nuevamente pesado citando un libro…

  • S: ¿Otro más? ¿Cuántos más? ¡Por favor!

  • FDV: Te repito: no hace falta que lo leas, sólo que atiendas a lo que te digo y trates de entenderlo, desde tu posición de director de tu estudio de diseño.

  • S: Bueno, a ver, ¿de quién nos vas a hablar ahora?

  • FDV: De Guy Kawasaki, quien plantea…

  • P: Sí, lo conozco.

  • S: ¡Qué bien, ya son dos que lo conocen!

  • FDV: En Reglas para revolucionarios3 hay un pasaje que dice exactamente lo que les he dicho antes:

    «El modo de postular la pregunta limita la respuesta. […] Casi nunca modificamos espontáneamente la formulación de un problema presentado de manera clara y completa». Esto se denomina «efecto postulador porque la gente intenta resolver el problema tal como se presenta».
  • S: ¿Y cuál es la enseñanza?

  • FDV: La enseñanza es que, cambiando la pregunta, cambiamos la respuesta.

  • S: Sí, es obvio…

  • FDV: Bien, entonces ahora me podrás decir cómo cambiar la pregunta al pedido del cliente que solicita un logo.

  • S: No sé, para eso estamos conversando contigo, para que nos la digas.

  • FDV: Si yo cambio la pregunta, entonces estaré evaluando las posibilidades de problemas a resolver desde mi punto de vista, y aquí el único que importa es el de ustedes, como proveedores de soluciones de comunicación visual.

  • S: Nosotros vendemos diseño. ¿Qué es eso de soluciones de comunicación visual?

  • FDV: Ah, me olvidaba que —como estudiaste diseño— lo único que estás capacitada para «vender» es eso: diseño. 

Los diseñadores gráficos no venden diseño, porque los clientes no compran diseño. Cuando un cliente nos presenta un pedido, podemos interpretar que desea una solución a un problema de comunicación. Esa solución no es diseño, sino una pieza de comunicación (el diseño es la «tecnología» para lograr la solución, en forma de producto).

  • P: Soledad, hoy estás un poco… distraída, para no utilizar un término un poco más agresivo.

  • FDV: Volviendo al tema… cambiar la pregunta habilita a la comprensión del problema, desde el punto de vista del cliente. El problema, como ya hemos tratado, es una brecha entre una conducta esperada y una real. Entonces, tratemos de descubrir cuál es problema del cliente, para proponer la mejor forma de cruzar el río.

  • S: ¿Y ahora de qué estás hablando?

  • FDV: Cito a Ronald Shakespear. En una nota4 que leí, dice: «muchas veces me piden un bote, pero lo que necesitan es cruzar un río». Seguramente lo han leído…

  • S: No.

  • P: Sí, claro.

  • FDV: De eso se trata, de encontrar qué necesita el cliente, a pesar de su expreso pedido.

  • P: Entiendo.

  • S: ¿Y cómo lo hacemos?

  • FDV: Conversando con él. Ustedes sabrán (o deberían saber) qué tipo de preguntas tienen que hacerle. Finalmente, podrían presentarle una propuesta que indique: qué entendieron acerca de su pedido, qué es lo que van a hacer, cómo lo van a hacer, cuándo le va a entregar los adelantos o avances del trabajo para su aprobación, cuándo van a entregarle el trabajo terminado, cuál es el precio del trabajo y cómo lo va a pagar. Es decir, una propuesta técnica y una propuesta económica. Nada más. 

La propuesta de servicios es mucho más que una simple línea que indique el precio del trabajo. Esa propuesta debe definir claramente que la solución propuesta es la respuesta a un problema que hemos comprendido (o que, al menos, nos hemos preocupado por comprender). La propuesta de servicios es la argumentación profesional que separa al diseñador profesional del que no lo es. La propuesta económica es el precio que traduce el servicio en términos de dinero.

  • S: ¿Nada más? Todo eso nos va a llevar mucho tiempo. Eso implica reunirnos con el cliente, conversar con él, hacer la propuesta… son muchas horas de trabajo inútil, si no obtenemos el trabajo.

  • FDV: Claro, necesitas la certeza de conseguir cada pedido de cliente recibido.

  • S: Obviamente que sí.

  • FDV: Y eso es lo que has intentado todo este tiempo, ¿no es cierto? Aunque esto signifique bajar tus expectativas de ingresos por el constante regateo de los clientes. Porque cuando afortunadamente «cae», o llega un pedido de trabajo, no hay que dejarlo ir, porque no podemos dejarlo escapar de nuestras redes… como no salimos a buscar clientes… ¿Es así?

  • S: …

  • FDV: Todo este trabajo se orienta a desarrollar en ustedes algunas habilidades de gestión, entre las que se cuenta la administración de la incertidumbre. Administrar esa incertidumbre significa soportar algunas ideas que quizás hoy no puedan tolerar.

  • S: ¿Cómo cuáles?

  • FDV: Como la idea de rechazar trabajar para ciertos clientes, bajo ciertas condiciones.  

  • S: Pero haciendo todo ese trabajo extra, y me disculpo, porque no quise decir que fuera un trabajo inútil el tema de las reuniones y demás, ¿crees que vamos a conseguir los clientes que necesitamos?

  • FDV: No es seguro, pero es altamente probable. Por lo menos en comparación con otros estudios en las condiciones en las que se encuentran hoy ustedes. Es decir, en relación a sus competidores actuales. Ustedes consideran que ese trabajo es «extra» únicamente porque nunca lo han hecho. Ese trabajo extra forma parte de las actividades normales de cualquier emprendimiento, estudio, comercio. Como le quieran llamar.

  • P: Nunca me dijeron que iba a tener que hacer todo eso para lograr obtener un cliente.

  • FDV: ¡Qué lástima! Te hubieras ahorrado una gran cantidad de enojos y broncas. 

  • S: Es cierto.

  • FDV: Bueno, en definitiva, ustedes tienen que decidir si van a seguir lamentándose por su situación, o si van a comenzar a pensar la profesión desde algún otro lugar, muy diferente a la ilusión que tienen sobre ella.

  • S: Sí, bueno… en parte estamos acá para eso.

  • FDV: Creo que ustedes se dan cuenta de lo qué deben comenzar a hacer; ahora tienen que empezar a aceptar que lo que deben hacer, quizás, sea un poco incómodo en esta primera etapa, ya que se trata de aprender otras cosas, y atender a los aspectos de la profesión que antes consideraban como «desagradables». ¿Es así?

  • P: ¡Sí!

  • FDV: Bien, me alegro que vayan aflorando los modelos mentales. ¿Seguimos adelante entonces?

  • P: Por supuesto, no te vas a librar tan fácil de nosotros. (risas)

  • S: Ya me quiero ir.

  • FDV: Muy bien. Entonces comiencen a escuchar los pedidos de los clientes con una actitud diferente. Traten de descubrir qué quiere, detrás del pedido del logo. El logo es su propuesta, su respuesta a un problema que desconocemos.

  • P: Pero antes de irnos: ¿podemos resumir lo que conversamos?

  • FDV: Claro. Entender el problema que plantea el cliente, a partir del pedido que nos realiza, implica —en muchos casos— no responder específicamente a su pedido. Tener una entrevista con el cliente que nos solicita un presupuesto, para comprender qué hay detrás de su expreso pedido, nos habilita a presentarle una propuesta técnica y económica que contemple dos aspectos que nos importan: el trabajo en sí y la recompensa esperada por el trabajo (expectativa de ingresos).

  • S: ¿En algún momento vamos a tratar el tema de cómo conseguir nuevos clientes?

  • FDV: Claro que sí, pero tendremos que trabajar esa inquietud de la forma como estamos planteando este tema de la valoración del trabajo.

  • S: ¿Cambiando la pregunta? ¿No podemos empezar por responder la pregunta, así de simple, como te la estoy haciendo?

  • FDV: ¿Cómo te fue con las recomendaciones de tus colegas a esa pregunta de cómo conseguir clientes?

  • S: Ni me hables.

  • P: (risas)

  • FDV: ¿Hace falta que te diga algo más? Creo que no. Nos vemos la próxima.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!

Retrato de Fernando Del Vecchio Fernando Del Vecchio Buenos Aires Seguidores: 741

Opiniones:
80
Votos:
86
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano
  1. Ver artículo: «Mis clientes no me valoran, ¿qué puedo hacer?».
  2. Kofman, F. (2001). Metamanagement. La nueva con-ciencia de los negocios. Tomo I. Principios. Buenos Aires: Ediciones Granica S. A.
  3. Kawasaki, G. (2001). Reglas para revolucionarios. Barcelona: Ediciones Martínez Roca S.A.
  4. Hervas, X. (2007). Entrevista a Ronald Shakespear. Recuperada el 23 de octubre de 2009, del sitio Diseño Iberoamericano.
Código QR de acceso al artículo ¿Cuál es el problema detrás del pedido del cliente?

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Descargar PDF

Fernando Del Vecchio

Más artículos de Fernando Del Vecchio

Título:
Cobrar antes, cobrar mejor
Sinopsis:
En un contexto inflacionario, dirigir un estudio de diseño requiere mayores habilidades administrativas de las que muchos reconocen.
Compartir:
Título:
Rechazos positivos
Sinopsis:
Si no trabajamos en la comunicación de lo que somos y lo que hacemos, serán los clientes quienes lo definan de acuerdo a su mejor entender.
Compartir:
Título:
Mis clientes no me valoran, ¿qué puedo hacer?
Sinopsis:
Una excelente excusa para no hacernos cargo de una situación que exige nuestra atención: el perfil de diseñador debe transformarse.
Compartir:
Título:
¿Cómo vender diseño?
Sinopsis:
Cuando el concepto de cliente no está claro, surgen dificultades para desarrollar habilidades de gestión que orienten adecuadamente el proyecto profesional.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Hilda Lázaro Solano
0
Hilda Lázaro Solano
Jul 2016

Es un poco confuso este artículo.

0
Responder
Retrato de Erik Ledesma
1
Erik Ledesma
Oct 2013

Un articulo con una propuesta muy proactiva. Me gusta porque no habla de resignación, ni de critica excesiva al cliente.

0
Responder
Retrato de Yureni Castillo
0
Yureni Castillo
Jun 2013

Me encanto... muchisimas gracias, he aprendido mucho de este articulo.

0
Responder
Retrato de Tomas García Ruiz
0
Tomas García Ruiz
Mar 2013

Hay ocasiones en las que lo que quiere el clientes es lo mismo que necesita, y hay otras en las que lo que quiere no es lo que necesita. Es en estas últimas cuando la conversación, descubrir la trazabilidad del pedido, cobra tanta relevancia como la solución que se aplique, y es en ese ámbito de la relación problema(necesidad)/solución donde el diseñador debe aportar el valor y el tiempo necesarios para tener la seguridad de ofrecer soluciones eficaces donde el valor económico de las mismas pasa a un segundo plano a los ojos del cliente. Lo que quiere debe ser lo que necesita.

0
Responder
Retrato de Carlos Rivas
0
Carlos Rivas
Oct 2012

Órale. Siento como que me han espiado , muy cierto todo. Gracias

0
Responder
Retrato de Manuel Jerez
0
Manuel Jerez
Oct 2012

Muy gráfico artículo Fernando de una de las tantas actividades que debe cubrir quien emprende un negocio o profesión independiente. Uno debe aprender ahasta donde puede llegar y que no todo pago esta asociado solo alvalor de la transacción, sino tambien lo que puede generar la relación con ese cliente.

0
Responder
Retrato de Srta Curk
0
Srta Curk
May 2012

existe «S» o es una construcción exagerada de un posible diseñador?? no soy tan obtusa ni los colegas que conozco tampoco...

0
Responder
Retrato de Carlos Rodriguez
0
Carlos Rodriguez
May 2012

El artículo me ha parecido muy interesante, Me recordó las pocas intervenciones que he tenido con mis clientes. Mientras lo iba leyendo me hizo que recapitulara esas citas y que analizara los procesos de solución un poco apresurados que he tomado. Y es que cuando un cliente acude a nosotros es porque él tiene un problema o que necesita ser atendida con urgencia. En mi caso, al conocer la urgencia de él, me hace que me apresure en mis conclusiones, lo cual me convierte en un mero

1
Responder
Retrato de Alejandro Nicolás
0
Alejandro Nicolás
May 2012

Como diseñadores, debemos ser mas minuciosos y analíticos al momento de entender la problemática de un cliente, y no sólo quedarnos con lo que el nos dice, que de cierta manera puede resultar muy sencillo, pero no estamos cumpliendo con lo que nuestra profesión representa, el resolver problemas de comunicación.

0
Responder
Retrato de Francisco Javier Torres Oviedo
0
Francisco Javier Torres Oviedo
May 2012

Muy entretenidos tus artículos, creo que se adaptan muy bien a la realidad de los diseñadores, me parece interesante como se aborda el «problema» y la solución que se propone, a través de un discurso que sea capaz de cambiar la percepción del cliente sobre el valor y la profesión del diseño. Debemos recordar que buenos diseñadores siempre habrá, pero los buenos vendedores de diseño son los que prosperan en este negocio.

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Fernando Del Vecchio
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:
¿Cómo vender diseño?
Sinopsis:
Cuando el concepto de cliente no está claro, surgen dificultades para desarrollar habilidades de gestión que orienten adecuadamente el proyecto profesional.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
144
Opiniones:
59
Seguidores:
741
Retrato de Norberto Chaves
Autor:
Norberto Chaves
Título:
Marca corporativa: ¿vender un diseño o transferir un recurso?
Sinopsis:
La ventaja de consensuar con el cliente el diagnóstico sectorial y la selección tipológica antes de proceder al diseño de la marca.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
221
Opiniones:
41
Seguidores:
3345
Ilustración principal del artículo Fortalezas y oportunidades de negocio
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:
Fortalezas y oportunidades de negocio
Sinopsis:
Explicar nuestra falta de éxito por la existencia de «competencia desleal» es engañarnos. Aquí como en el fútbol, «los goles no se merecen, se hacen».
Compartir:
Interacciones:
Votos:
93
Opiniones:
28
Seguidores:
741
Ilustración principal del artículo Todos tuvimos un carrito de panchos alguna vez
Autor:
Santiago Gatti
Título:
Todos tuvimos un carrito de panchos alguna vez
Sinopsis:
La importancia de especializarse para no ser un diseñador más y poder progresar profesionalmente.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
228
Opiniones:
155
Seguidores:
53
Retrato de Juan Carlos Hernández
Autor:
Juan Carlos Hernández
Título:
El cliente no es tu enemigo, tú lo eres
Sinopsis:
Algunos diseñadores y creativos sienten que el cliente es el principal obstáculo para desarrollarse como profesionales. Otros opinamos que el único obstáculo es pensar así.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
290
Opiniones:
208
Seguidores:
113
Ilustración principal del artículo La razón principal por la que los proyectos de diseño fallan
Autor:
Ricardo Martins
Título:
La razón principal por la que los proyectos de diseño fallan
Sinopsis:
Frecuentemente los diseñadores proponen cambios en las empresas, pero no siempre se cumple lo planeado. ¿Cuál es el principal factor responsable del fracaso?
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
71
Opiniones:
25
Seguidores:
83

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
¡Ya mismo!

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
¡Ya mismo!

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
17 Noviembre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
3 Febrero

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
6 Abril