¿Tres propuestas de diseño?

Una práctica tan común que se ha vuelto casi un requisito que exigen algunos los clientes y ofrecen muchos diseñadores.

Retrato de William Cosme William Cosme Bogotá Seguidores: 66

Opiniones:
126
Votos:
160
Compartir:
Ilustración principal del artículo ¿Tres propuestas de diseño?

Las tres propuestas de diseño son consideradas casi una regla general que exigen los clientes y los diseñadores ofrecemos como si se tratara de un valor agregado. Es usual en nuestro día a día, ya sea como diseñadores freelance, estudios o agencias de diseño, presentar al menos dos o tres propuestas con el fin de dar al cliente la opción de elegir «la que más le guste», o incluso para demostrarle que hemos dedicado mucho tiempo y esfuerzo en su proyecto: ¡nada más alejado de la realidad!

Muchos diseñadores conocemos la famosa anécdota de Paul Rand que cuenta las condiciones que impuso a Steve Jobs cuando este último lo contrató para diseñar la marca gráfica de NeXT, empresa que fundara luego de su salida de Apple en 1984. La versión corta de la anécdota1 es que cuando Jobs le solicitó varias propuestas, Rand le respondió: «No, yo voy a resolver tu problema, y tu me vas a pagar. No tienes que usar mi solución, pero si quieres más opciones deberías buscar otras personas. Voy a resolver tu problema de la mejor forma que sé, puedes usarla o no, eres el cliente, pero me vas a pagar».

La verdad es que si cualquier mortal que no sea tan famoso como Rand se atreviera a decirle algo así a su cliente en la primera reunión, lo más que probable es que no lo vuelvan a llamar en su vida. Pero si lo analizamos a fondo, el enfoque de Rand tiene mucho sentido. La perspectiva que plantea que presentar varias propuestas es mejor, es en realidad un mito por varias razones:

1. ¿Quién es el experto?

¿Cuántas veces nos ha sucedido que al preparar varias propuestas, terminamos dedicando más tiempo a una respecto de las otras? ¿Y que esa propuesta a la que dedicamos más tiempo, que generalmente consideramos la más adecuada para el caso, termina siendo descartada por el cliente, que se queda con una que nos parece la más floja? Si queremos realmente aportar la mejor solución a nuestro cliente, ¿deberíamos dejar que elija la opción menos viable? Al presentarle varias propuestas para un mismo proyecto en realidad estamos degradando nuestra profesión. En la gran mayoría de los casos, el diseñador no solo tiene la necesidad, sino la responsabilidad de explicar al cliente por qué una solución es mejor que otra, para su caso particular. Presentar varias propuestas incluye un mensaje muy negativo y falso: que no sabemos cuál es la mejor solución. El diseño no se trata de gustos.

2. ¿Realmente conocemos al cliente y su necesidad?

Es mejor dedicar el tiempo presupuestado en perfeccionar un proyecto de diseño, que dividir las mismas horas en tres posibles soluciones que quedarán a resueltas medias. Por supuesto que en las etapas iniciales aparecerán varias posibles vertientes por las cuales decantarse, pero es allí donde la experiencia nos debe guiar para elegir la que consideramos mejor.

Como sabemos, el diseño no es inspiración divina, debe haber un proceso previo de investigación que será el que dicte muchas de las decisiones formales que tomemos. Dentro de esa investigación, una de las tareas más importantes es conocer a nuestro cliente: qué necesita, por qué, qué le motiva. No olvidemos que debemos actuar como intérpretes de nuestro cliente, que generalmente sabe exactamente lo que quiere, aunque no siempre sabe cómo explicarlo o plasmarlo: para eso estamos. Conocer al cliente nos garantiza casi un 100% de efectividad en nuestras presentaciones, porque logramos que el diseño cumpla sus objetivos y además conecte con la esencia del cliente.

3. Existen herramientas para soportar nuestras decisiones

Gran parte del proceso de diseño es prueba y error. Muchas veces no sabemos realmente cómo se comportará un producto diseñado hasta que lo ponemos a prueba, y esta es una etapa que muchas veces se omite. Debemos poner a prueba aspectos técnicos y funcionales de nuestros trabajos antes de su interacción con un usuario real. Si probamos algunas de las múltiples herramientas que existen, y estamos dispuestos a hacer los cambios que sean necesarios, tendremos un productos blindado contra casi cualquier objeción: mapas de calor, pruebas A/B virtuales y reales, y la artesanal pero siempre útil prueba de observación con amigos, nos darán bases para sustentar el porqué de nuestras decisiones de diseño. Por otro lado, debemos construir sobre lo construido, leer y aplicar los conocimientos acumulados de la profesión, lo cual servirá para dar cimientos sólidos a nuestras propuestas.

4. Una pérdida de tiempo

Si el recurso del que estamos hablando no es solamente nuestro tiempo, sino el de varias personas de un estudio o agencia, trabajar en varias propuestas por separado es un desgaste aún más innecesario. Muchas veces en las agencias piden a tres diseñadores, o incluso a tres duplas (creativo y diseñador) trabajar en diferentes opciones sobre un mismo problema. En un caso de la vida real, una reconocida agencia colombiana2 solicitó a cinco diseñadores, trabajar cada uno en tres propuestas para un signo identificador en un día. En total: ¡15 propuestas! Tal vez se trataba de un cliente difícil y querían jugar a lo seguro: que elija por lo menos una opción, o tal vez les sobraban recursos, o sencillamente no les importaba entregar un trabajo mediocre a su cliente. De esos ejercicios no puede salir nada bueno, pues implica poner a competir a un equipo de trabajo, en lugar de colaborar en equipo, perjudicando el ambiente creativo y laboral.

A Hacer la tarea

Como todo en la vida, es mejor dejar las cosas claras desde el inicio. El cliente debe saber qué esperar, por eso debemos informarle de antemano nuestra metodología de trabajo para evitar problemas en el futuro. Los diseñadores deberíamos enfocarnos en la calidad y no en la cantidad. Si realmente entendemos a nuestro cliente y sus necesidades, y somos capaces de producir una solución eficaz y adecuada al caso, esa única solución será más que suficiente.

Retrato de William Cosme William Cosme Bogotá Seguidores: 66

Opiniones:
126
Votos:
160
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
  1. Entrevista a Steve Jobs (video).
  2. Omitimos el nombre de la agencia por obvias razones.
Código QR de acceso al artículo ¿Tres propuestas de diseño?

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 30/04/2018

William Cosme

Más artículos de William Cosme

Título:
Pensar más, hacer menos
Sinopsis:
El diseño global está dominado por tendencias estéticas, muchas vacías de contenido: empaques vistosos que terminan por fallar en su función comunicativa.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Elvira Dominguez
0
Elvira Dominguez
Hace 4 meses

Muy buen artículo!

Estoy muy a favor con este artículo, lo primero que es que no es factible enviarle más de dos propuestas al cliente, como buen diseñador, debes saber del tema y qué es lo mejor y viable para él.

Ahora es importante tener una buena relación cliente-diseñador, diseñador-cliente. Por este motivo, es necesario conocer lo más que se pueda del cliente, así englobarás todas sus necesidades, fortalezas, debilidades, para utilizarlos en la creación de la propuesta y esta sea aún mas potente.

1
Responder
Retrato de Camila Mera
1
Camila Mera
Hace 4 meses

En mi opinión tener más de una propuesta lo veo tanto bueno como malo, porque es verdad que muestras inseguridades en tu trabajo tener más de una propuesta haces que el otro tenga más opciones y devalúe la forma en la que te desempeñas porque las otras opciones o son mejores que la primera o peores. Pero por el lado positivo, le das más opciones de escoger de ti, no de otros, creas una fama de siempre buscar mas de una solución y la mas factible es con la que darás confianza y batalla.

Al final al cabo una sola propuesta tendrá un sin número de cambios, varias propuestas hará que el ojo entienda que la solución está así solo necesita ajustes y transformación.

1
Responder
Retrato de Ana Gabriela Cornejo
1
Ana Gabriela Cornejo
Hace 4 meses

Muy buen artículo, esto es algo muy común en el mundo del diseñador gráfico, los clientes en vez de conformarse con una propuesta piden dos o tres y eso no está bien. ¿Por qué pienso que esto está mal? pues como diseñadora he vivido esto un montón de veces y es obvio que no dedicamos el mismo tiempo a cada una de las propuestas, hay unas en que nos empeñamos más porque creemos que es la que tiene potencial, mientras el cliente desea ver más de una porque no se encuentra conforme. Pienso que los clientes y empresas deben confiar en el diseñador y conformarse con una propuesta, al final el diseñador no va a realizar un mal trabajo porque aparte de perder el dinero, mancha su identidad como diseñador gráfico y puede generar que hablen mal de él.

Lamentablemente esto es una realidad que se vive bastante en la industria, y a pesar de que cliente sea quien pide las propuestas, creo que los únicos que tenemos la culpa somos nosotros los diseñadores, que en vez de decirles que dos o tres propuestas no son necesarias porque en una pondremos todo nuestro esfuerzo y dedicación, hacemos lo que el cliente nos pide. Creo que esto es algo que podemos cambiar en la industria, debemos educar al cliente, que el diseño no sea visto como algo sencillo que cualquiera puede hacer y que lo pueden pedir «para ayer», sino que sepan que es un trabajo difícil que toma bastante tiempo y dedicación.

1
Responder
Retrato de Divina Tonelli
0
Divina Tonelli
Hace 4 meses

Muy interesante articulo, tiene mucha razón en que el proceso de diseño es de prueba y error porque es la forma en la que vamos a saber como se comportara el producto. Con el cliente es importante trabajar junto con el para obtener un buen resultado.

1
Responder
Retrato de Cinthia Loaiza
1
Cinthia Loaiza
Hace 4 meses

Esto es lo que vive el diseñador a diario, que le pidan dos o tres propuestas de diseño, creo que es una total e innecesaria perdida de tiempo porque es cierto que dedicamos más tiempo a una que a las otras, a la final por pensar en tres soluciones distintas ni una sea buena. Es denigrante para la carrera que el cliente o agencias pidan varias propuestas, si el caso fuera solo presentar una a la cual sabes que debes darle tu 100% porque será tu única propuesta por ende te vas a esmerar y dedicarle el tiempo necesario para hacerla bajo el proceso y el criterio adecuado. Sin embargo, la mayoría piensan que es muy poco trabajo hacer una y no entregar varias propuestas. Obviamente si nosotros aplicáramos el método de Rand en nuestra vida lo más probable es que el cliente o jefe nos despida.

Creo que si pudiéramos cambiar este pensamiento a los clientes y a las mismas agencias de diseño se obtendrían mejores soluciones visuales y diseños más exitosos. Como dice el dicho «él que no arriesga, no gana» así que nosotros los diseñadores deberíamos dar el primer paso de hacernos valorar como diseñadores que somos.

1
Responder
Retrato de Sebastian Pulla
1
Sebastian Pulla
Hace 4 meses

Excelente articulo, las propuestas son algo común en el mundo del diseño, hemos escuchado tantas veces que hay que dar 2 propuestas al cliente e incluso en los estudios nos inculcan a presentar «dos caminos distintos» algo que estoy completamente en desacuerdo porque inconscientemente hacemos 1 propuesta bien hecha y la segunda es la que consideramos «fea» para que el cliente escoja la que estamos seguro que funcionaria. Elaborar muchas propuestas puede llegar a ser una perdida de tiempo que podemos emplear en mejorar la primera.

1
Responder
Retrato de Christian Benítez
1
Christian Benítez
Hace 4 meses

El diseño no es un hobbie, es una profesión por lo que las decisiones no se basan en gustos o la subjetividad del diseñador o del cliente sino en criterio sustentados y fomentados en investigación o conocimiento de aspectos técnicos diseño que el profesional ha estudiado o adquirido a través de su carrera, es por esto que presentar distintas propuestas es completamente contraproducente. No es el diseño que le parezca más bonito, es el diseño que funcione y solucione un problema en particular. Esto no quiere decir que no se presenten distintos caminos creativos en las etapas iniciales de algún proyecto, pero es solo ahí donde se puede escoger para invertir todo el potencial y el capital humano en una propuesta bien hecha. Hay que recordar que la imagen gráfica o corporativa es la casa donde va a habitar la marca a largo plazo y cuando un arquitecto está a cargo del proyecto no construye 3 casas y deja que la persona escoja, construye 1 casa bien hecha y en base a distintos criterios profesionales.

2
Responder
Retrato de Sheyla Torres
0
Sheyla Torres
Hace 4 meses

Pienso que el presentar tres propuestas de diseño a un cliente traería serias complicaciones. El cliente sabe lo que quiere, pero no sabe cómo plasmarlo o decirlo y por ello recurre a nuestros servicios. Es importante conocer la buena predisposición del cliente hacia el diseño que se le presente para obtener mejores resultados.

1
Responder
Retrato de Andrea Torres
1
Andrea Torres
Hace 5 meses

Interesante artículo, la realidad del diseñador tal cual. Creo que muchas de las vivencias dentro de esta carrera que se han vuelto "comunes o típicas", son consecuencias principalmente de nuestras decisiones. Como principales portadores del conocimiento en diseño ante una relación diseñador-cliente, somos quienes deberíamos fijar de entrada, metodologías y procesos de trabajo. Probablemente el cliente piense que se le está imponiendo cierto poder, y más aún siendo él quien al final del día, pague por nuestro trabajo...sin embargo, creo que en la vida profesional hay que arriesgarse, si queremos que otros valoren nuestro trabajo, debemos ser los primeros en hacerlo.

1
Responder
Retrato de Andres Mendoza
0
Andres Mendoza
Hace 5 meses

Este es un artículo que es bueno tomar muy en cuenta ya que es muy común en el ámbito del diseño que nos pidan más propuestas de las esperadas. En los cuatro años de mi carrera me he dado cuenta que el valor de nuestro trabajo es más de lo que podamos llegar a pensar, algo que pasa aquí en Ecuador es el hecho de que el diseño es una carrera no tan valorada como debería porque resulta parecer fácil pero realmente no lo es y nosotros somos quien debemos dejar eso muy en claro desde el momento que tenemos un cliente con muchas ideas en la cabeza. Un profesor muy reconocido de mi universidad un día nos dijo que no había porqué hacer arreglos a los logos ya presentados y que si no le gusta simplemente se hace otro y listo porque eso sería como poner en duda a nosotros mismo y a nuestra capacidad de hacer un logo sin necesidad de cambios, a demás que nosotros somos quienes determinamos si el logo funciona tal y cual está o no y ya es cuestión del cliente si lo acepta o no. También nos indicaban que al momento de mostrar más de una propuesta estábamos dando paso a que el cliente piense en más ideas o haga una mezcla de todo y lo más probable es que no quedemos satisfechos con nuestro propio trabajo. Siempre hay que mostrarse profesional y delicadamente educar al cliente ya que no es su ámbito laboral.

1
Responder
Retrato de Daniela Zea
1
Daniela Zea
Hace 5 meses

El tema que trata este articulo es muy importante, en especial para estudiantes de diseño como yo.

Como aspirante a diseñadora gráfica me ha tocado ya tratar con clientes de forma freelance y he aprendido que a veces hay que educar un poco al cliente. Ya que, como expertos con una educación formal, tenemos conocimientos que ellos no poseen.

En el caso del diseño de logotipos, muchas veces la simplicidad es un requisito para su efectividad, y por eso el cliente cree que se pueden crear rápidamente múltiples propuestas. Sin reconocer el esfuerzo que requiere desarrollar una solución que satisfaga sus necesidades.

A mí me ha tocado en un par de ocasiones que el cliente está satisfecho con la solución que le ofrezco, pero no está dispuesto a cubrir el costo que esta requiere. En estos casos ayuda un poco hablarles sobre el proceso y como este justifica la propuesta que le presentamos.

1
Responder
Retrato de Doménica Manosalvas
0
Doménica Manosalvas
Hace 5 meses

Felicitaciones, es un excelente artículo, más que nada muestra muchas realidades del mundo del diseño. Estoy de acuerdo con los argumentos que se expone en el mismo. Por otra parte considero que en el caso del diseño, el cliente no siempre tiene la razón, simplemente por que la propuesta gráfica que elija el cliente puede no ser la mejor opción. Debido a que en la actualidad es alto el valor de la imagen, resulta casi trágico que la imagen que se elija para el negocio del cliente puede no ser la adecuada o sea simplemente genérica.

Además de esto, resulta interesante como en el área del diseño no se emplea plena confianza en aquellos que han estudiado para realizar dicho trabajo, es decir, se desconfía del diseñador a pesar de ser un profesional, sin embargo cuando se contrata a un mecánico o a un doctor o cualquier otro profesional no existe duda acerca de sus conocimientos en su respectiva rama de experticia.

1
Responder
Retrato de Yunnuen Leguizamo
0
Yunnuen Leguizamo
Hace 5 meses

Siempre he creído que es innecesario crear tantas propuestas de diseño, cuando como diseñador tú comprendes cual es que resuelve mejor las necesidades del cliente, se ha hecho una cultura donde casi nuestra responsabilidad producir cantidad y no calidad, impidiendo que nos enfoquemos en hacer investigaciones de provecho.

1
Responder
Retrato de Nicole Crespo
0
Nicole Crespo
Hace 5 meses

Me pareció muy interesante y totalmente cierto este artículo. Como diseñadores expertos en el tema, debemos analizar e investigar todo lo posible sobre lo que vamos a realizar para encontrar la solución del problema del cliente. Debemos resolver sus problemas conociendo sus necesidades y sus objetivos. Saber que es lo que busca el diseñador, y plantearle algo acorde a lo que el cliente busca. Tenemos la obligación, como diseñadores expertos, de plantearle la mejor solución que consideremos correcta, por medio de argumentos que sustenten nuestras desiciones. De esta manera el cliente quedará satisfecho con la propuesta mostrada. Nuestro objetivo no es solo diseñar, sino saber vender al cliente la propuesta que consideremos adecuada.

1
Responder
Retrato de Maria Cristina Ruales
0
Maria Cristina Ruales
Hace 5 meses

No he leído algo más acertado que este artículo… En muchas ocasiones he recibido instrucciones de mis jefes inmediatos de adjuntar más de una opción, incluso en la universidad muchos docentes han comentado exactamente lo mismo. Por lo que me lleva a concluir que es una conducta natural en el medio en el que me desarrollo, asumir que un profesional del diseño debe entregar dos o más opciones. Y me preocupa mucho más, nuestro escaso rechazo frente a esta conducta que tal como lo menciona, menosprecia toda la investigación, ingenio y experiencia puesta en el producto final. En definitiva, es un llamado a mis colegas diseñadores a ser mucho más audaces y hacer prevalecer nuestro trabajo.

1
Responder
Retrato de Michelle Rivadeneira
1
Michelle Rivadeneira
Hace 5 meses

Considero que después de leer el artículo, los argumentos que han presentado han cambiado mi perspectiva de presentar los diseños a mi cliente, donde puedo tener un mayor sustento y respeto a mi propia profesión. Pero en la sociedad en la vivimos, y con la célebre frase «el cliente siempre tiene la razón», tanto los diseños como quién los realiza son tomados a la ligera y juzgados sin tomar en cuenta los conocimientos que se aplican para realizar una propuesta gráfica de igual relevancia como cualquier profesión. Por otro lado, presentar una sola propuesta, aunque se justifique como tener una solución para el cliente, en la actualidad puede ser considerada mediocre debido al mercado y su competencia. Pero considero que mediocre es quien se vende al mercado, sin respetar su profesión.

2
Responder
Retrato de Miguel Delgado
2
Miguel Delgado
Hace 7 meses

Como aspirante a diseñador gráfico pronto a egresar, este tema me llega de forma muy personal. Estoy un poco dividido con mi postura el tema. En la industria del servicio existe la famosa frase «el cliente siempre tiene la razón», aunque por otro lado uno no va donde el doctor a decirle como hacer su trabajo. Diría que el diseñador gráfico, es parte vendedor, parte diseñador. Paula Scher, fundadora de Pentagram, lo pone así: «El diseño del logo no es realmente la parte difícil del trabajo, es persuadir a un millón de personas de usarlo».

1
Retrato de Juan Carlos Rangel
5
Juan Carlos Rangel
Hace 7 meses

También si lo quieres ver así, antes de persuadir a un millón de personas, hay que convencer a una, al cliente, porque no siempre estan abiertos al cambio ya sea por tradición, por sentimentalismo o por cariño a lo familiar se oponen a cualquier renovación, cambio o mejora.

1
Responder
Retrato de Melina Estrella
2
Melina Estrella
Hace 7 meses

Un tema en común para muchos diseñadores, ya sea estudiantes o profesionales. Creo que esto pasa por el hecho de que el diseño se muestra un poco "fácil" para muchos y no se valora el tiempo que demanda una marca o un diseño sobre todo porque ellos deben entender que nosotros no estamos en su cabeza o conocemos al 100% su trabajo entonces esto dificulta nuestro trabajo. Algo que respeto mucho de mi universidad y mis profesores es que nos tratan de inculcar el valor de nuestra profesión y que tal vez por nosotros se puede empezar hacer un cambio para que los clientes que requieren de nuestro servicio entiendan que así como a ellos no les gustaría hacer un trabajo gratis o con diferentes opciones y después ser revisado para ver si los convence y aceptan su servicio pues a nosotros tampoco.

1
Responder
Retrato de Rosmely Guerra
0
Rosmely Guerra
Hace 7 meses

Muy buen artículo, claro y didáctico. Soy docente y esta semana comienzo a impartir las materias de Metodología y de Mercadeo; y estos tips me servirán de mucho para orientar a los estudiantes en la elaboración de sus proyectos creativos.

1
Responder
Retrato de Irlanda Alanis
0
Irlanda Alanis
Hace 8 meses

Pienso que está bien pensar en centrar nuestras ideas a una sola propuesta para hacer un mejor desarrollo de lo que seria con tres.

Como se plantea, nosotros como diseñadores deberiamos entender las necesidades del cliente y plasmar nuestro diseño. Pero tambien creo que es importante la opinion del cliente, al final aunque nosotros tengamos los fundamentos y nos guste nuestro diseño, si el cliente prefiere algo diferente, su opinion es la mas importante.

1
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 8 meses

Gracias por tu comentario Irlanda: ir de la mano con el cliente desde el principio y trabajar en equipo es la clave. Saludos

0
Responder
Retrato de Mauricio De la Rosa Leal
0
Mauricio De la Rosa Leal
Hace 8 meses

Concuerdo con lo que se expone. Creo que más importante centrar el esfuerzo del equipo/diseñador en una solución completa, que forzar a pensar en más opciones. A veces la mejor solución parte de ir moldeando e investigando los porqués de las situaciones a resolver.

1
Responder
Retrato de Paola Carranza
0
Paola Carranza
Hace 9 meses

Me gusto el punto de vista sobre el, hay que darle al cliente mas de 2 opciones para su eleccion, por lo cual para poder diseñarlo a su comodidad hay que conocer el gusto del cliente, y con ello mejorar la calidad del producto para no basarse en la cantidad de producto.

1
Responder
Retrato de Salma Perez
0
Salma Perez
Hace 9 meses

Excelente artículo, muy buen punto de vista de la situacion presentada.

Concuerdo con este artículo, el primer punto que se marca es que al dar 2 o más opciones al cliente este puede elegir la menos viable, si tú conoces del tema, con una opción bastará. El segundo punto que se menciona es "conocer" al cliente, el cual considero escencial para la creación de un solo producto o proyecto que sea de su agrado y englobe todas sus necesidades. Como se dice en el tercer punto, hay que estar siempre probando de una u otra forma lo que estamos creando, hasta llegar a un producto accesible, funcional y estético. Y concluyendo como lo dice el último punto, es mejor ver la calidad en un solo proyecto y no la cantidad de opciones que se le muestran al cliente.

1
Responder
Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
546
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Hace 9 meses

En una ocasión, trabajando en una empresa de publicidad y diseño, me tocó desarrollar siete logotipos para siete empresas de gas doméstico, ubicadas en varios estados del país. Yo era el único diseñador asignado y ese proceso llevó muchos días de trabajo. Cuando llegó el momento de presentar las propuestas, dentro de una multitud de bocetos elegí la versión "final" para cada empresa, pero el jefe decidió que había que presentar toda la infinidad de bocetos previos, con la finalidad de que se valorara el inmenso trabajo y el tiempo invertido en ello. El resultado fue desastroso, el cliente pidió modificar el tipo de letra de un boceto y que se usara la imagen de otro, el color de otro y así. Hubo que cumplir todos y cada uno de los caprichos al cliente. Invertí una cantidad de tiempo impresionante, ya que en ese tiempo todo era dibujado a mano alzada. Finalmente el cliente aceptó que mis propuestas iniciales eran las mejores, solo perdimos el tiempo y el jefe aprendió la lección.

2
Responder
Retrato de Juanjo Caballero
0
Juanjo Caballero
Hace 10 meses

Muy buen artículo.

Desde mi punto de vista, considero que la cuestión profesional del diseño debe estar siempre fundamentada y relatada, al igual que en otras profesiones, a modo cuento infantil para quienes no hablan en el mismo lenguaje técnico.

Al cliente hay que mostrarle una superadora justificación del porqué de la resolución del trabajo que encarga, contándole con gran detalle y en un lenguaje sencillo las decisiones que ha tomado uno mismo, como profesional del diseño.

Documentar y vivenciar de alguna manera con la otra parte, nos permite dar pasos seguros para no encontrarnos con una respuesta desalentadora al momento de entregar el trabajo.

En mi caso, cada parte del proceso va siendo documentada y enviada al cliente como «avance», es decir, un momento a momento cada 6 o 7 días, dependiendo de la prisa en la entrega.

2
Retrato de Pablo Chocobar
0
Pablo Chocobar
Hace 10 meses

La verdad me parece un buen enfoque, solo a modo de opinión me parece que el mostrar el paso a paso, el cliente podria modificar nuestro trabajo y tomaria la postura de diseñador, prolongando el trabajo

2
Responder
Retrato de Rosalyth Rodríguez López
0
Rosalyth Rodríguez López
Hace 10 meses

Totalmente de acuerdo con tu publicación. Nosotros los diseñadores debemos plantear soluciones a los problemas de comunicación visual de nuestros clientes y no estamos para complacer gustos personales de los mismos. Debemos plantear una solución bien fundamentada y con un alto criterio gráfico.

1
Responder
Retrato de Juan Carlos Molina Moral
5
Juan Carlos Molina Moral
Hace 10 meses

me parece muy correcto todo lo que dices¡¡

1
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 10 meses

Muchas gracias Juan Carlos!

0
Responder
Retrato de Cesar Romero
1
Cesar Romero
Hace 10 meses

Gran texto, es cierto, lo ideal sería presentar una sola propuesta la que de acuerdo a nuestra experiencia y conocimientos como profesionales del diseño consideremos es la correcta.

1
Responder
Retrato de Andrea Galindo
0
Andrea Galindo
Hace 10 meses

Es de admirar que una persona se tome el tiempo para escribir la realidad de los diseñadores y el ambiente al que se exponen día con día, en lo personal estoy de acuerdo en cada uno de los puntos mencionados, porque el diseñador tiene que entender y dar a conocer una idea clara y sutil, no se puede dar el lujo de entregar varias opciones las cuales forman un trabajo mediocre, es importante siempre tener los pies bien puestos en la tierra y valorar el trabajo de los demás.

1
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 10 meses

Muchas gracias por tu comentario Andrea, me alegra coincidir. Saludos.

0
Responder
Retrato de Fernanda Bañuelos
1
Fernanda Bañuelos
Hace 10 meses

Como estudiante de diseño me pareció realmente interesante éste artículo y concuerdo 100% con el, pues nuestro principal objetivo debería de ser el darle solución al problema en el que se encuentre nuestro cliente y para ello debemos adentrarnos principalmente en el objetivo y mercado al que el cliente desee llegar para que así nos sea más fácil llegar a una solución bien fundamentada. ¿Existen varias soluciones? ¡Claro! Sólo es cuestión de encontrar la más práctica, sencilla y de acuerdo a las posibilidades del cliente.

1
Responder
Retrato de Daniela Hernandez
1
Daniela Hernandez
Hace 10 meses

Me parece muy interesante el artículo y concuerdo totalmente con él. Nunca podremos comparar la calidad de un trabajo al que se le invirtieron 30 horas con uno al que solo se le invirtieron 10. Es más fácil efectuar los cambios que requiera el cliente sobre un trabajo más consolidado. Aunque creo que las opciones a veces son necesarias me parece que sería más útil si fueran dentro de la misma propuesta y bajo el mismo y único concepto.

1
Responder
Retrato de Edgar Cortes
1
Edgar Cortes
Hace 10 meses

Muy buena explicación sobre las necesidades del cliente y como llevar a cabo una buena propuesta de valor ante los proyectos. gracias.

0
Responder
Retrato de Jeli Ortiz
1
Jeli Ortiz
Hace 10 meses

Me pareció interesante este articulo, estoy muy de acuerdo ya que nosotros como profesionales diseñamos con calidad y no en cantidad, ya que nosotros tenemos que darle solución a los problemas de nuestros clientes, no esperar que ellos queden en la duda de cuál es el mejor proyecto para acoger si no que vean que pusimos todo nuestro empeño, tiempo y conocimiento al diseñar su idea práctica volverla realidad.

1
Responder
Retrato de Tamy Menacho A
0
Tamy Menacho A
Hace 10 meses

Me parece muy bueno y cierto el artículo, aveces la gente cree que presentando más propuestas va a ser mejor. Cuando en realidad creo que uno como diseñador debe hacer algo con lo que esté totalmente de acuerdo y algo que realmente lo complete. Yo por ejemplo hago varios bocetos y el que creo que más va a funcionar con todas las exigencias y mis gustos es el que me quedo y presento. Y si es necesario conocer las necesidades del cliente para hacer un proyecto, para que sea algo realmente personal para el cliente como para el artista. El trabajo de un diseñador (o arquitecto como yo ) es solucionar un problema o alguna necesidad y hacerla a su gusto.

1
Responder
Retrato de Niky Sánchez
0
Niky Sánchez
Hace 11 meses

Como estudiante de diseño, puedo decir que al aceptar un trabajo esta deberá ser de calidad y no de cantidad. Para ello debemos conocer sus necesidades internas y externas, para evitar un conglomerado de opciones de trabajo el cual no es recomendable para nuestra profesión. Y como dijo Paul Rand: Le presentaré una solución a la medida de la necesidad de la empresa y me pagará.

Saludos.

1
Responder
Retrato de Diego Ordoñez
13
Diego Ordoñez
Hace 11 meses

Muy buen artículo.

En mi caso personal, inicie presentando dos propuestas a los clientes, la que me gustaba y una "por no dejar de mostrar una opción". Afortunadamente elegian la de mayor trabajo y diseño.

Hoy en día solo muestro una propuesta, y sobre esa se hace ajustes de ser necesarios de acuerdo a la identidad del cliente, pero eso sí, le queda por escrito anticipadamente que solo se entregará una propuesta que será la mejor de acuerdo a nuestro análisis de la empresa, imagen que captan sus clientes y objetivos del cliente.

Eso se llama respeto por la profesión. O acaso le piden a los cirujanos tres propuestas de cirujia de corazón abierto ????

NNOOOOOOOOOOOOOOOOOO.

3
Retrato de Francisco Opazo
0
Francisco Opazo
Hace 10 meses

Totalmente de acuerdo contigo, excepto por la comparación entre Diseñador y Doctor. Que agotadora esa comparación.

0
Responder
Retrato de Gabriel Arevalo
0
Gabriel Arevalo
Hace 11 meses

Muchas veces el cliente no sabe comprender que se tiene que seguir un proceso desde cero o si aveces ya hay bases para crear algo pero en muchos ocasiones esto nos puede hacer perder un cliente y eso conlleva perder economicamente, todo esto tiene sus ventajas y desventajas, por otro lado, estoy de acuerdo en que se debe hablar desde el principio como funciona la metodologia de trabajo, para que en el futuro no haya ningun inconveniente.

1
Responder
Retrato de Luis Ramírez
53
Luis Ramírez
Hace 11 meses

De acuerdo contigo William; excepto en la prueba de amigos. Los "testeos" también exigen una metodología definida y objetiva, nunca deben hacerse con amigos o colegas. Se puede pedir opinión pero es solo una opinión; pero ese es otro tema. Otra cuestión aún peor es cuando no solo se presenta más de una propuesta, sino que éstas son "caminos" totalmente distintos. También da un mensaje contradictorio, e infiere que la solución no está basada en algo sólido.

1
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Gracias Luis por tus comentarios, tienes razón en lo de las pruebas con amigos, tal vez no usé las palabras adecuadas para el contexto. Saludos.

0
Responder
Retrato de Patricio Perez Oneto
0
Patricio Perez Oneto
Hace 11 meses

Estimado William. Excelente tu artículo. Al presentar sólo una propuesta estas poniendo en ella toda la energía y eso no quita que sea infalible. Puedes tener idas y vueltas con el cliente hasta que surja la solución definitiva. Pero el presentar 3 propuestas no sólo disipa la energía y la dedicación a cada una de ellas, sino que le abres la puerta a uno de los más temidos riesgos de nuestra profesión... Que el cliente "juegue" con tus propuestas como si éstas fueran un puzzle y arme a su gusto un "Frankestein" con tipografías de uno y colores de otro... Y luego, como le dices que el diseñador eres tu?? Si tu le diste esta entidad!!

3
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Muchas gracias Patricio, me alegra encontrar puntos en común, y también de debate en este espacio. Saludos

0
Responder
Retrato de Cecilia Feiner
0
Cecilia Feiner
Hace 11 meses

Hola Wiliam ¡Muy buen articulo, muy interesante!

He tenido distintas experiencias, con clientes que saben muy bien lo que quieren y van a la primer reunión con un moodboard de estilo para el proyecto y me ha sido fácil resolver el problema presentando una única opción y otras experiencias en las que el cliente no sabe lo que quiere y tampoco sabe como expresarlo y ahí si he tenido que presentar bocetos mas que nada de estilo, eso me ha servido mucho y no lo descarto, creo que depende del cliente que toque y de su capacidad de transmitir lo que quiere.

Me encantó el articulo y el debate que genera.

Saludos!

3
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Hola Cecilia, gracias por tus comentarios! Evidentemente es un reto lograr que todo el proceso se articule en una sola propuesta final, pero vale la pena intentarlo.

0
Retrato de Luis Ramírez
53
Luis Ramírez
Hace 11 meses

Creo que todo comienza ahí. No se trata de lo que quiera el cliente sino de lo que necesita. Y eso es muy complicado de entender. (Perdonen que me ponga de ejemplo) Cuando trabajo con alguien lo primero que le pido es que me diga su necesidad y no su solución. Los clientes se acercan a pedir un logo o una campaña con la idea de que esa es su necesidad, pero en realidad su necesidad es vender más, la solicitud del logo o campaña es su idea de solución, y algunos se van de espaldas cuando les digo que con un logo no van a vender más. Le puedo hacer un logo que le guste o no, pero si el problema es su servicio, su ubicación, o su producto; Ni Paul Rand los va a salvar. Es totalmente válido que el cliente no sepa lo que quiera, porque es irrelevante, para eso nos contratan. Lo ideal es que sepan qué necesitan.

0
Responder
Retrato de Luciano Kraliczek
11
Luciano Kraliczek
Hace 11 meses

Coincido plenamente con el artículo. Ofrecer varias opciones es dejar al cliente la responsabilidad de decidir sobre cuestiones que generalmente no maneja (ya sean técnicas o semióticas). La clave está en conocer exhaustivamente el proyecto y las necesidades no sólo del cliente, sino también (lo cual es fundamental) las del mercado al cual irá dirigido el proyecto de identidad. El diseñador ofrece una solución a un problema, si logramos detectar cual es el problema consecuentemente la solución será una a la medida de ese problema, y no 3 o 4 soluciones para el mismo problema! Cuando vamos al doctor, nos diagnostica un malestar y nos receta un remedio para el caso. No 3 o 4 pastillas para la misma enfermedad! Interesante debate, y buen artículo. Saludos!

3
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Gracias Luciano! coincido contigo, muy interesante el debate que se ha suscitado.

0
Responder
Retrato de Omar Guerra
0
Omar Guerra
Hace 11 meses

¿Sólo existe una única manera de resolver un problema? ¿Sólo puede existir un único diseño para un problema? No!! En diseño, un problema siempre admite muchas soluciones. Cuando le dices a un cliente "esta es la única manera de resolver tu problema", realmente le estás diciendo: "este es mi único punto de vista para tu problema".

Conocer a tu cliente significa que también lo involucres en el proceso de diseño; no se trata solamente de mirarlo y hacerle preguntas, trabaja con él. Cuando comienza la fase de diseño de un proyecto, difícilmente podemos generar una única alternativa (bocetos), a veces son decenas. En ese punto, preséntale al menos dos de esas alternativas. Luego que él evalúe y compare sus opciones (y decida), desarrolla a plenitud esa idea inicial. Muéstrale las dos, tres o más puertas, y cuando él se decida por una, ambos entran por ella y al final de ese camino le das el diseño completo y desarrollado que él eligió.

Buen artículo, muy interesante. Buen aporte señor Cosme

7
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Gracias Omar por tus comentarios

0
Retrato de Luis Ramírez
53
Luis Ramírez
Hace 11 meses

Esa exploración de diferentes caminos de solución de un diseño le corresponde al profesional. Hay casos en que se pueden analizar con un cliente diferentes caminos, depende de las necesidades del proyecto y de muchos factores. No se trata de que haya una sola solución a las cosas, pero sí de encontrar de todas las soluciones construidas la más adecuada según las circunstancias. Pero que le presentes 3 o 4 propuestas habla de inseguridad, de incapacidad de decisión y una desastrosa pérdida de tiempo.

1
Retrato de Juan Carlos Rangel
5
Juan Carlos Rangel
Hace 9 meses

Omar, comparto tus ideas, creo que es una manera adecuada de "colaborar" con el cliente, sin que ello signifique reducir de alguna alguna forma el profesionalismo que implica nuestro trabajo.

0
Retrato de Omar Guerra
0
Omar Guerra
Hace 9 meses

En sintonía con su comentario amigo Juan... totalmente de acuerdo!!!

0
Responder
Retrato de Javier Mizerniuk
0
Javier Mizerniuk
Hace 11 meses

Muy interesante el artículo, y el posterior debate. Es cierto que hay varios tipos de clientes tanto como de proyectos, no hay que perder de vista cuáles son los que nos interesan. Es decir, enfocarnos sobre el cliente ideal, sobre el segmento en el que trabajaremos. Así no estaremos discutiendo con cantidad de propuestas, cambios, presupuestos bajos, etc.

El cliente ideal va a entender si para su proyecto presentamos una o dos o más propuestas, esto no deberia ser un problema si la metodología es clara desde el principio. Para que sea clara para el cliente primero tiene que ser clara para nosotros.

Presentar una propuesta no significa que dejamos la opinión del cliente afuera, ya que él forma parte de las decisiones desde las primeras reuniones y a través de los cuestionarios que utilizo para conocer mejor al cliente y su empresa. Y presentar tres propuestas tampoco nos hace menos profesionales, nos lo dictará el proyecto y el presupuesto acordado.

2
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Gracias Javier, de acuerdo, hay muchos factores que influyen, y tiene que ver mucho en tener una visión compartida con el cliente.

0
Responder
Retrato de Luciano Cassisi
1381
Luciano Cassisi
Hace 11 meses

Creo que depende de cada tipo de proyecto. Es cierto que hay proyectos en los que basta con una única propuesta de solución, pero muchas veces es conveniente ofrecer opciones, más que nada para que el cliente se sienta y sea parte del proyecto. Además, uno mismo no siempre está seguro de cuál es la mejor solución. Lo que definitivamente no tiene ningún sentido es presentar variantes totalmente desarrolladas, cuando solamente se utilizará una. Justamente, si la idea es involucrar al cliente, no veo problema en presentarle variantes en estado de boceto, a partir de las cuales se pueda ir definiendo junto al cliente cuál es el camino más acertado. De esa forma el trabajo completo se realizará una sola vez y el cliente tendrá lo que necesita y estará seguro de que es lo mejor que podía obtener.

8
Logotipo de Grupo Icon Publicidad
0
Grupo Icon Publicidad
Hace 11 meses

De acuerdo no podemos ignorar al cliente que conoce mucho más de su producto o servicio y ha estado mas tiempo junto a el, claro qu enriquece la gráfica esa opinión y ese conocimiento, no podemos ignorarlo y pretender ser dueños de la verdad absoluta.

0
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

De acuerdo Luciano, creo que es en la iteración con el cliente donde se deben evaluar posibles caminos, no en la presentación de variantes totalmente desarrolladas. Gracias por tu opinión.

0
Retrato de Gustavo Lorenzo
7
Gustavo Lorenzo
Hace 11 meses

Creo, como Luciano, que no hay reglas en el diseño de identidad: depende de cada caso. Estoy convencido que lo más importante es presentar y consensuar una estrategia de identidad. A partir de ella, se pueden desarrollar, junto con el cliente, diferentes posibilidades que cumplan con la estrategia definida.

Me parece que hay mucho recelo en que el cliente vea "el proceso" de diseño. Si estamos convencidos de nuestra idoneidad técnica, no debería darnos miedo transparentar el camino que lleva al resultado final: el cliente va a entender mejor y a querer más a su nueva marca.

Buen artículo, plantea un tema que siempre es motivo de discusión interesante que hace a nuestra práctica profesional.

Gracias William.

Saludos.

3
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Gracias Gustavo por tu aporte

0
Retrato de Juan Carlos Rangel
5
Juan Carlos Rangel
Hace 9 meses

De acuerdo con Luciano, las propuestas se presentan en una etapa germinal, no en una etapa terminada.

1
Responder
Retrato de Alvaro Díaz
9
Alvaro Díaz
Hace 11 meses

Yo diseñé el logotipo de la empresa estatal de telefonía y presentamos un solo logotipo. Y se enamoraron de el. Pero tal vez sea el único caso que puedo contar, o a lo sumo dos o tres más. La mayoría de las veces me han pedido tres y hasta cuatro logotipos. Nunca he presentado más de dos y por ahora ha funcionado, incluso he recomendado uno de los dos y lo aceptaron siempre. No creo en las múltiples propuestas porque lo único que logran es marear al cliente, llevárselas para consultar con sus socios o la familia y finalmente se llega a un resultado mediocre e inaceptable para mi en el que prefiero comenzar de nuevo. Todo debe hablarse muy bien antes de ponerse a diseñar, si no ni nosotros sabremos por donde comenzar.

6
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

De acuerdo Alvaro, gracias por compartir tu opinión

0
Responder
Retrato de Ramón Reinier Nuñez Rondón
1
Ramón Reinier Nuñez Rondón
Hace 11 meses

No tengo ningún problema en darle todas las propuestas que desee el cliente, lo que si no puedo es regalar mi tiempo y mi trabajo, + propuestas = + Tiempo = más paga si eso no se cumple creo que todos deberíamos rechazar el proyecto, siempre se puede negociar ese es el punto intermedio creo en mi humilde opinión. Dejar las cosas claras con anterioridad creo que es muy importante y ofrecer varios presupuestos de acuerdo a la cantidad de elementos que solicite el cliente por lo que tener varios presupuestos siempre es útil.

3
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Creo que incluso pagando por cada propuesta, hay una limitación intrínseca que no nos permitiría, individualmente, crear 3 propuestas muy buenas. Sería posible para equipos dentro de un estudio, pero no sé si el presupuesto de un cliente dé para eso.

0
Retrato de Ramón Reinier Nuñez Rondón
1
Ramón Reinier Nuñez Rondón
Hace 11 meses

si, en eso creo que muchos coincidimos debería existir una formula matemática para demostrarle al cliente la inviabilidad de mostrar varias propuestas pero en esto del diseño casi todo es cualitativo.

0
Responder
Retrato de Luis Jaime Lara Perea
30
Luis Jaime Lara Perea
Hace 11 meses

Los clientes nos pagan por solucionarles su problema. Cierto es que existen varias maneras de hacerlo y que nuestra responsabilidad es encontrar la mejor posible en un proceso en el cual deben interactuar ambas partes: cliente y diseñador.

Cuando trabajamos en las famosas propuestas estamos renunciando a la responsabilidad del proyecto y dejándolo en manos de alguien que no sabe más que nosotros sobre comunicación gráfica.

Lo de comparar a los médicos me ha funcionado muy bien desde hace casi 35 años porque estoy convencido que Diseño es una ciencia, pero social (no sólo existen las exactas). Y en estas ciencias las cosas se transforman con la cultura, que se resignifica con el tiempo y cambia con la sociedad.

Cito a Vignelli: "Hay que hacerle saber (al cliente) que no estás ahí para darle lo que quiere sino para hacer lo que necesita".

Una cita personal: https://www.facebook.com/31321...

6
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Gracias por tu aporte Luis! Excelentes todas las citas del enlace.

0
Retrato de Luis Jaime Lara Perea
30
Luis Jaime Lara Perea
Hace 11 meses

Mi intención fue compartir la número 17. Saludos.

1
Logotipo de Grupo Icon Publicidad
0
Grupo Icon Publicidad
Hace 11 meses

El diseño no tiene un proceso científico para lograr un resultado único en ninguno de los casos, no es una ciencia y menos exacta, La ciencia es una rama del saber humano constituida por el conjunto de conocimientos objetivos y verificables sobre una materia determinada que son obtenidos mediante la observación y la experimentación, la explicación de sus principios y causas y la formulación y verificación de hipótesis y se caracteriza, además, por la utilización de una metodología adecuada para el objeto de estudio y la sistematización de los conocimientos donde un proceso siempre lleva al mismo resultado. El diseño es evolutivo, perfectible, memorable, siempre, por eso no puede considerarse una ciencia exacta, pretender ser dueño de la verdad absoluta en cuestiones gráfica se me hace muy pretensioso, Luis Manuel no puedes ser absolutista en el diseño tenemos que estar abiertos a todo, siempre (absolutismo puro).

0
Retrato de Luis Jaime Lara Perea
30
Luis Jaime Lara Perea
Hace 11 meses

Señalo precisamente que el diseño no se trata de una ciencia exacta, es una ciencia social. Tu descripción aplica también a las ciencias sociales. Y coincido con lo que dices, cito: "El diseño es evolutivo, perfectible, memorable..." al igual que sucede con la cultura y la sociedad.

El absolutismo es un obstáculo. Tenemos que estudiar sociología, psicología, antropología y comunicación para entender mejor la responsabilidad del diseño.

Ahora bien, cuando el proceso de diseño mantiene una comunicación constante con el cliente no se necesitan las 3 propuestas. El problema se da cuando el diseñador sólo se aparece al inicio del proyecto y luego para presentar los resultados. Muchos clientes lo consideran una imposición, una falta de oportunidad de participar en el proceso.

1
Responder
Retrato de Juan Carlos Rangel
5
Juan Carlos Rangel
Hace 11 meses

Lo de las tres propuestas a mi me sirve para que mis clientes tengan opciones y puedan observar diferentes conceptos, además de que me dan orientación sobre los objetivos que se pretenden alcanzar y hacia donde dirigir el diseño en colaboración con el cliente.

1
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Gracias por compartir tu opinión Juan Carlos

0
Logotipo de Grupo Icon Publicidad
0
Grupo Icon Publicidad
Hace 11 meses

De acuerdo contigo JC.

0
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Mi tesis es que si haces 3 propuestas, así quieras hacerlo bien, en realidad estás invirtiendo 33% de tu energía en cada una, en lugar del 100% en una. Gracias por hacer interesante el debate. Saludos

1
Responder
Retrato de Miguel Angel Valladares Samaniego
0
Miguel Angel Valladares Samaniego
Hace 11 meses

Excelente artículo porque muchos no nos atreviamos a publicar. Suscribo en especial tu primer motivo: nosotros somos los especialistas. Nadie se atreveria a pedirle varias opciones a un medico o ingeniero. Por que si al diseñador?

Y esta bien sustentada tus apreciaciones. La comentaré con mis estudiantes de identidad e imagen. Felicitaciones

3
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Muchas gracias Miguel por tus comentarios

0
Logotipo de Grupo Icon Publicidad
0
Grupo Icon Publicidad
Hace 11 meses

Miguel los doctores y los ingenieros también se equivocan, siempre es importante pedir una segunda opinión tanto en la salud como verificar dos o tres veces o las que sean necesarias una obra de construcción, no por un o si no por muchos peritos para logar algo correcto.

1
Responder
Retrato de Valeria Vallejos
0
Valeria Vallejos
Hace 11 meses

Esto muy de acuerdo, creo que se debe conversar previamente con el cliente para asi sacarle la mayor informacion a cerca de lo que quiere reflejar en su diseño, porque al darle muchas opciones se amplía la posibilidad de que mezcle las ideas y termine el cliente diseñando algo que no funciona.

2
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Gracias por compartir tu punto de vista Valeria

0
Retrato de Luis Jaime Lara Perea
30
Luis Jaime Lara Perea
Hace 11 meses

Esto es algo en lo que no hay que decidir si uno está o no de acuerdo. No hay una mejor manera de trabajar solucionando problemas que conociendo todo acerca del mismo. No entiendo el trabajo especulativo, cosmético y al gusto del cliente.

Menos entiendo el que se enseñe así en la carrera.

0
Responder
Retrato de Hernan Rosas
0
Hernan Rosas
Hace 11 meses

Muy de acuerdo. De hecho es lo que siempre les propongo a mis clientes y se los aclaro antes de la contratación. es una practica que llevo desde hace 10 años y siempre me ha llevado a los mejores resultados con el cliente y con el público que interactua con la marca. A mi experiencia trabajar en una sola.propuesta es mucho mas arduo en horas de estudio, analisis, estraregia y desarrollo. Y sobre todo en responsabilodad. Tambien nos genera mucha mas adrenalina. Pero esto permitr llegar a presentar una propuesta.global. lo mas ajustada a su objeto y en algunos casos inobjetable. Donde se ha podido curbir todo el universo de accion y funcionamiento luego de forzar y estirar el sistema. creo que como profesionales debemos esforzarnos y poner todo nuestro capital profesional siempre y desde alli dar la mejor solución que para nosotros sea la adecuada. Siempre hay muchos caminos. Pero debemos o por lo menos eso creo.yo. jugarnos por uno y explotarlo al maximo. estrategia y luego diseño

3
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Totalmente de acuerdo Hernán. Gracias por tu comentario.

0
Responder
Retrato de Pablo Federico Sanchez
6
Pablo Federico Sanchez
Hace 11 meses

Si la solucion fuera una sola, entonces una computadora con un algoritmo de acuerdo a la carga de datos correcta podria resolver el problema. No es asi. Sino, para qué las marcas se aggiornan y renuevan? Hay varias soluciones para un logo lo mismo que hay varios trajes para una misma persona. Algunos le pueden quedar bien, y otros horribles. Ahora, no es lo mismo diseñar un logo que tres. Si el cliente quiere tres logos, deberia pagar por tres logos. Porque bien hecho, es el mismo trabajo multiplicado por tres, aunque la investigacion previa sea la misma, hay que llegar a tres resoluciones gráficas distintas, lo cual complica el asunto...

2
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Claro, un problema puede tener infinidad de soluciones, más al no tratarse de una ciencia exacta y hay subjetividad de por medio. A lo que me refiero es a encontrar "Tú" mejor solución, no necesariamente "La" mejor solución. De acuerdo en que el cliente debe pagar por lo que pide. Gracias por compartir tu opinión.

0
Responder
Retrato de Daniel Gorosito
0
Daniel Gorosito
Hace 11 meses

Cuando era estudiante aprendí que diseñamos para dar una solución a un problema, si le entrego al cliente tres propuestas no le estoy dando solución sino agrandando su problema. Pienso que cuando el cliente no sabe lo que quiere, nosotros no podemos saber qué necesita y ahí, en esa ambigüedad e incertidumbre es que terminamos "sugiriendo" mas que diseñando una solución.

5
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

De acuerdo Daniel, creo que casi siempre el cliente sabe lo que quiere lograr, pero no cómo lograrlo, y ahí entramos nosotros. Un saludo.

1
Responder
Retrato de Adn Montalvo Estrada
2
Adn Montalvo Estrada
Hace 11 meses

A diferencia de la medicina –o las matemáticas– el diseño es una disciplina creativa y empírica, no una ciencia exacta. Las analogías médicas realmente están fuera de lugar y la capacidad de generar soluciones habla también de nuestra capacidad creativa. ¿Alguien puede asegurar que existe una única solución a un problema de diseño? ¿Alguien con experiencia puede decir que la efectividad de un diseño no depende del gusto –personal– de quien lo recibe? Claro que no. Y eso se entiende en el presente artículo al sugerir un método validación en "la artesanal pero siempre útil prueba de observación con amigos", que consiste en evaluar cómo funciona una propuesta en el gusto de gente afín a nuestros intereses.

Si el diseño se convirtiera en una ciencia exacta, todas las soluciones habrían sido exploradas y sólo deberíamos escoger la más idonea en cada caso, ahí sí, sin admitir cuestionamientos, tal como los médicos. Por ahora este negocio exige creación, prueba, error y recreación...

4
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Gracias por compartir tu opinión Montalvo. Como le decía Pablo en otro comentario, un problema puede tener infinidad de soluciones, y como tú dices el diseño no es una ciencia exacta y hay subjetividad de por medio. Creo que la analogía con el médico es más respecto al respeto de la profesión... pero eso puede ser material para otros artículos.

A lo que me refiero es a encontrar "Tú" mejor solución, no necesariamente "La" mejor solución.

0
Logotipo de Grupo Icon Publicidad
0
Grupo Icon Publicidad
Hace 11 meses

Muy de acuerdo ADN.

0
Responder
Retrato de Carlos Amézquita
40
Carlos Amézquita
Hace 11 meses

Me parece que en una disciplina que se alimenta de procesos iterativos que pueden tener diversas soluciones para un mismo problema, ya que no es una ciencia exacta, es pretencioso asumir la voz de la verdad porque somos expertos en el proceso de diseño. Hoy el diseño es más colaborativo y se valora más la validación con usuarios que la omnímoda experiencia del diseñador. Ya las épocas de Rand creo que pasaron.

5
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Hola Carlos. Las épocas de Rand o Chermayeff pudieron haber pasado, pero muchos de sus diseños se siguen usando y son icónicos, creo que ahí hay un mensaje poderoso. De acuerdo en que hay muchas posibles soluciones para un problema, y también que los procesos iterativos son importantes, especialmente si el cliente se involucra en el proceso. La validación de los usuarios y otras formas de evaluar la efectividad de una solución, es algo que menciono en el artículo. No pretendo que el diseñador sea el único dueño de la verdad, sino que encause sus esfuerzos a su mejor solución posible, y creo que presentar varias soluciones "finales" no es el camino. Un abrazo y gracias por comentar, interesante tu punto de vista!

1
Responder
Retrato de Leonardo Simon Jimenez Sandoval
0
Leonardo Simon Jimenez Sandoval
Hace 11 meses

En parte, en cierto que uno es experto y uno sabe que le conviene al cliente, que uno debería dar una sola solución y que es ahorro de tiempo y dinero. Pero a veces hay más de una solución, por supuesto vamos a convertirlas todas en propuesta, pero si elegir las mejores 2 o 3, en el sentido de que no todas resuelvan el mismo problema, pero que resuelvan aspectos diferentes del problema. Por otra parte hay clientes con los se puede trabajar y desarrollar una sola solución definitiva y otros que solo quieren que simplemente que les des una o varias opciones, pero rápido. Respecto a los recursos, hay clientes que les sirven opciones, que soy rápidas, baratas, pero efectivas. Porque, usando la metáfora de los médicos, hay pacientes, que necesitan un diagnóstico y el medicamento eficaz. Y. Otros con los que hay que centrarse mas en que el tratamiento sea el adecuado al diagnóstico, que en recetar medicamento.

5
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Hola Leonardo, creo que uno de los peligros de presentar varias propuestas está en que difícilmente tendremos el tiempo para desarrollarlas a fondo todas, por tiempo y presupuesto. Totalmente de acuerdo en que cada cliente tiene necesidades diferentes, hay segmentos de mercado, lo que debemos hacer es elegir cuál se acopla a nuestra visión. Gracias por tu opinión.

0
Responder
Retrato de Marcelo Bukavec
0
Marcelo Bukavec
Hace 11 meses

Yo, en general, apunto a un determinado objetivo de acuerdo a la necesidad de mi cliente, y sobre ese objetivo desarrollo dos propuestas. Y una de ellas, con dos variantes. Al menos para mi no es regalar el trabajo; me sucede que veo viables ambas propuestas, cumplen (a priori) con el objetivo trazado, y permiten, rápidamente, que se pueda optar por dos caminos -nunca demasiado distintos, eso si- que llevan a un mismo fin. Y en mi experiencia, ha dado resultado. Es cierto que el dialogo previo, la experiencia y las circunstancias finalmente determinan el camino a seguir.

3
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Gracias por compartir tu opinión Marcelo. Claro! hay metodologías, me parece importante lo que apuntas de los caminos que llevan a un mismo fin, sin que sean antagónicos.

0
Responder
Retrato de Iliana Lorán
0
Iliana Lorán
Hace 11 meses

Como diseñadores tenemos muchas peticiones y deseos para trabajar con los clientes, pero no podemos esperar que todos los clientes se adapten, la idea de una sola propuesta suena muy bonito e ideal, sin embargo la realidad es otra, ni cómo diseñador lo hacemos por desconocimiento, por inseguridad, o por la constumbre de mostrar más opciones, no se. Mi realidad es que ya no muestro 3 propuestas, yo les ofrezco 2, de esta manera mi cliente valora el precio que está pagando y lo involucró en el trabajo, este es un punto importante, debemos tomar en cuenta su opinión debido a que no tenemos otras opiniones previas y no sabemos de hecho el resultado de nuestro diseño, debemos bajar el ego de nuestra profesión y no pensar que somos los dioses de una sola verged, adaptación no solo a nuestra profesión, también al servicio al cliente.

3
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Hola Iliana, de acuerdo en que en nuestra profesión hay mucho ego, y que el servicio al cliente es vital. Por supuesto que debemos tomar en cuenta la opinión del cliente, y no solo esto, sino conocerlo lo más que podamos, profesional y personalmente. Esto es parte de la investigación.

Creo que parte del éxito de una relación laboral, es compartir ciertos valores y visión con nuestros clientes. No todos somos compatibles y eso no está mal. Creo que es cuestión de dejar clara nuestra metodología de trabajo antes de iniciar, para evitar sorpresas en el camino. Gracias por compartir tu punto de vista!

0
Responder
Retrato de Tul Chac
0
Tul Chac
Hace 11 meses

La visión de las propuestas que yo hago es un poco diferente.

No haces propuestas que gusten, eso es anti ético. Haces propuestas que van dirigidas a una solución diferente.

Conociendo al cliente le indico que con alguna propuesta tiene mas posibilidades de llegar al punto A. Pero que con la otra llega al punto B.

Por lo general los clientes te dicen que quieren llegar a todo el mundo, pero es imposible como sabemos.

En el ejemplo del médico, es como si el doctor te dijera que para aliviarte rápido necesitas mucho dinero. Hay personas que lo que necesitamos es un tratamiento aunque no es lo ideal pero no tenemos como pagarlo.

Lo mismo veo yo, hay formas de llegar y pelear contra los grandes a billetazos, pero también hay formas de mantener una imagen que va creciendo con el tiempo. Que el cliente decida su inversión.

Saludos.

2
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Hola Tul Chac, de acuerdo en que el objetivo no es hacer propuestas que "gusten", sino que cumplan los objetivos planteados. Interesante las marcas que evolucionan y se fortalecen con el tiempo. Gracias por tu aporte

0
Responder
Logotipo de Grupo Icon Publicidad
0
Grupo Icon Publicidad
Hace 11 meses

Quer pasa si dentro de tu cotización esta hacer esas tres opciones, no podemos ser dueños de la verdad en un problema con un millón de soluciones probables correctas, tiene que ver el gusto, cultura, identificación con la marca que el cliente tenga, y muchas veces el tema generacional o cultural hace que un clienta perciba la gráfica diferente a nosotros, croe qu debemos adaptarnos no sólo al consumidor si no también al cliente y que el cliente este convencido comonosotros de las soluciones, mi propuesta sería: agradar al cliente, que funcionen las tees propuestas y cobrarlas, no podemos ser dueños de la verdad absoluta en un mundo creativo y debemos generar valor al servir, es como ir a un restaurante y no poder ponerle la cantidad de sal, salsas o lo que sea a mi platillo porque eel chef lo prohibe, como mexicano amo ponerle picante a todo no importando lo qu eso chefs me digan al respecto, es mi realidad cultural, solo mi opinión.

2
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

De acuerdo, hay muchos factores que influyen, y no todos son controlables. Sería ideal un cliente que pagara por 3 propuestas, con el tiempo y recursos que eso implica. El cliente definitivamente está involucrado y es un proceso colaborativo, no somos dueños de la verdad. Gracias por tu aporte!

1
Retrato de Luis Jaime Lara Perea
30
Luis Jaime Lara Perea
Hace 11 meses

Desde el principio estás enfocando mal el proyecto, Grupo Icon, no se trata de complacer al cliente. Sino al cliente de tu cliente. Para ello hay muchas herramientas de mercadotecnia, sociología, antropología y psicología que te permiten una interpretación gráfica más certera.

3
Logotipo de Grupo Icon Publicidad
0
Grupo Icon Publicidad
Hace 11 meses

Luis Jaime desde mi perspectiva mi cliente también es parte de mi público objetivo, si no se identifica con su marca, si no le parece del todo y no le gusta solo de manera intuitiva entonces no esta funcionando, el buen diseño se debe entender de forma orgánica , natural, sin tanta explicación el buen diseño no se explica, se siente, y el cliente debe sentir su marca, hacerla suya, identificarse sin tanta explicación.

0
Retrato de Germán Alberto Martínez Pérez
0
Germán Alberto Martínez Pérez
Hace 11 meses

No creo que un cliente "se enamore" mucho de su diseño/rediseño marcario (hablando en relación a este sentir su marca) si sus clientes no hacen eco de esta propuesta o cambio a posterior implementación. Quiero decir, pretender contentar a un cliente con seleccionar lo que más le guste de entre 3, 4, 5 o 50 propuestas, creo tiene poco que ver con la misión o función real de dicho requerimiento. Es verídico que hoy día muchos clientes exigen dichas benditas 3 propuestas. Doy fe que una gran mayoría de diseñadores NO cobra por cada una, sino por una sola (digamos la "elegida"). Particularmente las mejores marcas que considero he podido realizar, han surgido de procesos únicos que siguen más bien un hilo conductor desde la investigación: pruebas, ajustes, reajustes, etc.; más que de 3 o 4 posibilidades diferentes iniciales quedando a criterio de mi cliente, tanto como para seguir una o mixearlas a lo Frankenstein.

1
Logotipo de Grupo Icon Publicidad
0
Grupo Icon Publicidad
Hace 11 meses

Pretender ser el dueño de la verdad en cuestiones creativas o gráficas se me hace desde mi punto de vista algo narcisista y ególatra, claro que debe existir una investigación peor no podemos aislar al cliente de opinar o dar su punto de vista, el pretender hacer un sólo diseño único y sin cambios se me hace muy pretensioso, debe existir ese gran diseñador como Leonardo Da Vinci que este mas alla de nuestra realidad, pero hau dos verdades, primero no somos el y segundo en la realidad se trabaja con pospuestas y cambios, si en un mundo ideal donde fuéramos todos unos genios superdotados te la compro, peor no lo somos al cliente le funciona, al consumidor le funciona y en lo particular dar opciones siempre me ha funcionado. O no estoy a su gran nivel, una disculpa por mis limitaciones. Saludos cordiales a los grandes gurus del diseño actual.

0
Responder
Retrato de Lina Casallas
0
Lina Casallas
Hace 11 meses

Totalmente de acuerdo. Si queremos crecer como diseñadores, también tenemos que aprender a decirle No a un cliente. Si éste no está dispuesto a que le entreguemos una única propuesta bien elaborada, es mejor no perder tiempo y esfuerzo, y pasar la página.

4
Retrato de Anabel Rostan
1
Anabel Rostan
Hace 11 meses

A mi me cuesta hacerlo, tengo miedo a correr el riesgo de perderlo como cliente.

1
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Hola Anabel, creo que en este punto es clave hablar con el cliente y explicarle porqué no necesita 3 soluciones a medias, sino una buena (antes de iniciar a trabajar). No se trata de ser intransigente, sino de involucrar al cliente en la solución

2
Retrato de Luis Jaime Lara Perea
30
Luis Jaime Lara Perea
Hace 11 meses

Tal vez pierdas un cliente, Anabel, pero asegurarás muchos más que te tendrán como profesional. Ofrecer propuestas es una práctica amateur.

Yo no lo acostumbro desde hace más de 20 años. Los clientes terminan por comprender.

1
Responder
Retrato de Julian Leon Castro
0
Julian Leon Castro
Hace 11 meses

Hasta la llegada de la crisis mantenía esta tesis pero durante la crisis el hecho de presentar opciones era una manera de asegurar el cliente y el trabajo. ¿Estaba equivocado? Pienso que las circunstancias nos hacen modificar ciertos criterios. Lo mismo ocurre con el regateo de precios. Todos en alguna medida hemos tenido que ceder. Entre plata o plomo...

3
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Cierto Julián, acá hablo de lo que creo deberíamos buscar, pero definitivamente todos en algún momento hemos tenido que ceder, y las circunstancias no son siempre las mismas. Gracias por tu aporte.

0
Responder
Retrato de Miquel Rossy
3
Miquel Rossy
Hace 11 meses

Felicidades por el artículo tan claro y práctico. Efectivamente, todos tenemos experiencia de que difícilmente el cliente prefiera la mejor opción. Aunque todas las que se presenten sean válidas, acaban prefiriendo la menos válida. Aunque no sea así, les hemos permitido que se elija por gusto personal.

4
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Gracias Miquel! Tiene que ver mucho lo que permitimos

1
Responder
Retrato de Javier Zaforteza
0
Javier Zaforteza
Hace 11 meses

Totalmente de acuerdo, ni tres propuestas ni mucho menos un concurso de bocetos. Seamos honestos, la propuesta gráfica que finalmente se presenta es el reflejo de todo un trabajo con el que se debe mostrar la mejor versión de la realidad que vive un cliente, quizás con una pizca de aspiración, la que veamos que el cliente es capaz de alcanzar.

2
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Gracias Javier por tu opinión.

0
Responder
Retrato de Carlos Idrobo
0
Carlos Idrobo
Hace 11 meses

Es como si en la consulta médica te dieran a elegir entre tres diagnósticos posibles de tus dolencias. Considero que es una falta de respeto con el cliente presentarle varias propuestas, puesto que nuestro deber profesional es descartar a priori las opciones deficientes o inviables.

4
Retrato de Daniel Bericua
1
Daniel Bericua
Hace 11 meses

No es comparable. Los médicos se especializan o súper especializan en una determinada área, asisten a congresos, leen papers, etc y antes de tener un diagnóstico y evaluar un tratamiento, piden estudios, análisis, chequeos, entre otras cosas y ante la duda, hacen interconsultas.

2
Retrato de Carlos Idrobo
0
Carlos Idrobo
Hace 11 meses

Y nosotros como diseñadores no deberíamos hacer lo mismo? Saludos cordiales.

2
Retrato de Leonardo Simon Jimenez Sandoval
0
Leonardo Simon Jimenez Sandoval
Hace 11 meses

Más bien serían tres tratamientos para un diagnóstico y un padecimiento, pero entiendo tu punto, seria una falta respeto.

1
Responder
Retrato de Anabel Rostan
1
Anabel Rostan
Hace 11 meses

Personalmente me resulta complicado diseñar una única opción, aunque la mayoría de las veces me molesta que el cliente quiera el modelo A, pero con la tipografía de B y la imagen de fondo de C.

Habrá que seguir los consejos y hacer un esfuerzo mayor.

¡Muy buen artículo!

5
Retrato de William Cosme
66
William Cosme
Hace 11 meses

Gracias Anabel!

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Jorge Del Toro
Autor:
Jorge Del Toro
Título:
Paradigma y resistencia al cambio de imagen
Sinopsis:
El cliente solicita cambio de logotipo y de identidad corporativa, pero al presentarle las propuestas no le gustan ¿Qué hacer?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
12
Opiniones:
16
Seguidores:
24
Retrato de Fernando Del Vecchio
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:
Diferenciación puertas adentro
Sinopsis:
¿Por qué no aplicas lo que promueves como servicio para tus clientes en tí mismo y/o en tu propio estudio, despacho o agencia?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
28
Opiniones:
16
Seguidores:
727
Ilustración principal del artículo Mejores preguntas para mejorar los resultados
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:
Mejores preguntas para mejorar los resultados
Sinopsis:
Hacernos mejores preguntas nos permite alcanzar una mejor interpretación de la realidad que experimentamos, para responder con efectividad y obtener mejores resultados.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
53
Opiniones:
21
Seguidores:
727
Ilustración principal del artículo ¿Cuál es la fortaleza de tu estudio de diseño?
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:
¿Cuál es la fortaleza de tu estudio de diseño?
Sinopsis:
¿Finanzas equilibradas? ¿Flujo constante de trabajo con clientes cumplidores? ¿Equipo de trabajo con habilidades complementarias? ¿Bajos costos de operación?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
115
Opiniones:
30
Seguidores:
727
Ilustración principal del artículo Vivir del diseño es más fácil de lo que parece
Autor:
Eduardo Espinoza
Título:
Vivir del diseño es más fácil de lo que parece
Sinopsis:
Cómo definir tu oferta de servicios, cómo encontrar y conseguir clientes para que tu proyecto creativo pueda prosperar.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
190
Opiniones:
70
Seguidores:
88
Retrato de Luis Ramírez
Autor:
Luis Ramírez
Título:
La imagen del creativo juega en contra
Sinopsis:
La imagen que proyectan los diseñadores y creativos atenta contra su propio desarrollo profesional.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
108
Opiniones:
106
Seguidores:
53
Retrato de Pablo Guzmán Paredes
Autor:
Pablo Guzmán Paredes
Título:
Hacer diseño en Ecuador y vivir para contarlo
Sinopsis:
¿Qué tan difícil se vuelve para un diseñador la actividad de vender su trabajo? En Ecuador no existe una cultura de consumir diseño: el cliente piensa que debe ser gratis.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
64
Opiniones:
44
Seguidores:
37
Retrato de Chuy Velez
Autor:
Chuy Velez
Título:
El diseño por sí solo no vende
Sinopsis:
Cualquier empresa que decida crecer contratando servicios de diseño, tendrá que hacerse cargo de otros aspectos implícitos en la generación de ventas de sus productos o servicios.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
15
Opiniones:
10
Seguidores:
6

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
20 Mayo

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
24 Junio

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
2 Septiembre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
16 Septiembre

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
30 Septiembre