La trivialidad y sus requisitos

Cómo darse cuenta cuando a uno le toca diseñar un producto que es un verdadero «bodrio».

Fernando Weissmann, autor AutorFernando Weissmann Seguidores: 69

Ilustración principal del artículo La trivialidad y sus requisitos

Hay productos u obras de Arquitectura malas y malísimas. Pero para llegar a ser un verdadero «bodrio de producto» —o un producto trivial—, no es esa única condición necesaria ni suficiente.

Qué caracteriza a un producto trivial

Para poder decir que producto es una trivialidad, debe haber una intencionalidad clara de lograrlo por parte del autor. Sin ser una lista definitiva o excluyente, me permito proponer algunos puntos técnicos que podría ayudar a explicar el concepto de «producto bodrio» o «producto trivial».

El producto trivial...

  • Debe ser prescindible. Es decir que si no lo compras o no lo usas o te lo regalan, no sucederá nada extraordinario en tu vida.
  • Debe ser prácticamente inútil y fabricado con clara vocación comercial.
  • No debe responder a ningún criterio objetivo de necesidad.
  • Si bien podría responder a un criterio de innovación, no hay que engañarse: debe cumplir con alguno o con los tres requisitos anteriores.
  • Debe ser barato y adquirible por la mayoría de gente, aunque el comprador no sepa para qué sirve.
  • Debe lanzarse al mercado con una importante campaña de marketing y/o una campaña viral en las redes sociales.
  • Lo mejor de este producto, debe ser el envase. Color, gráfica, fotos, ventajas de tenerlo, etc.
  • El diseñador (cualquiera de nosotros) debe tener plena conciencia de su inutilidad y/o considerar este diseño como un gadget o un simple tema de supervivencia vital. Al recibir críticas, el diseñador debe comentar, sin ponerse colorado, «fue simplemente un pecadillo de juventud».
  • Lo más importante: debe esta fabricado preferentemente en China. Él debe enorgullecerse, comentando el éxito de llevar estas cosas a ese país en el que «todo es tan barato».

Algunas imágenes del espanto

Como ejemplos me vienen a la memoria los aparatos de gimnasia para abdominales, los cinturones vibradores y otros mucho. Empiezan el circuito en grandes almacenes o tiendas especializadas y luego terminan vendiendo los stocks en las teletiendas de la televisión en las madrugadas, o en los mercadillos, donde por millares los encontrarás ya manoseados, en góndolas polvorientas de los caminos recorridos.

Algo parecido pasa con los peladores de frutas o verduras, o exprimidores, y miles de objetos triviales sin patrón teórico, sin sustancia generadora, que en general y al cabo de muy poco tiempo, los encuentras como chatarra a un tercio de su valor en cualquier otro bazar. Y a veces con un indicador ya mugriento, en el que se lee «anunciado en televisión».

Un párrafo aparte merecen esos productos electrónicos cuya marca gráfica copia las primeras letras de otra conocida. Radios, antenas, DVDs, pilas y relojes que pasan a tener marcas tan atractivas como Panyonic, Sekio, Ekson, claras deformaciones ex profeso de las originales Panasonic, Seiko y Epson, para confundir al comprador que, creyendo se lleva un producto con respaldo, más tarde se dará cuenta que lo han timado. En algunos casos los vendedores cubrirán la estafa diciendo que es se trata de una segunda marca u otras tonterías parecidas.

Las imágenes hablan por si mismas:

«Coolgatte» simula ser Colgate. «PenesamiG» intenta parecerse a Panasonic.
«Heimekem» se parece mucho a «Heineken». «Sonia» pretende aprovechar la imagen de Sony.

Es cierto que no hay tanto trabajo como para hacernos los exquisitos, menos aún en momentos de crisis económica, pero si nos toca irremediablemente hacer un bodrio de producto, al menos estemos conscientes de ello. No sea cosa que otro día tengamos un encargo serio y lo fastidiemos por no darnos cuenta.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
31
Votos:
38

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo La trivialidad y sus requisitos

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 14/06/2013

Ilustración principal del artículo Los cuentos del diseño
Los cuentos del diseño No es necesario justificar los productos del diseño inventando teorías para que otorgarles valor.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Alejandro Arrojo
74
Jun. 2013

Me pregunto sobre la eficacia comercial que pueden tener estos productos... Si alguien los compra no creo que sea por asimilación de marcas, sino por el precio increíblemente barato al que se venden... (supongo).

Sinceramente, me dan ganas de tener una repisa de colección con estos objetos, son muy bizarros.

1
Retrato de Gerardo Ramones
0
Jun. 2013

Si conoces a alguien en Cd de México es muy fácil que armes tu colección. Basta acercarse a una de las salidas de las estaciones terminales del Metro (subterraneao) para que por unos 100 pesos (+/-USD$8.00) te lleves distintos ejemplares de estos productos bodrios, como dice Fernando.

En el caso de las baterías, la verdadera desventaja no es solo que sean piratas o la muy baja calidad que permite el costo risible de 5 pesos por 4 pilas. El problema son los materiales altamente tóxicos y su poca durabilidad lo que nos asegura un nivel de contaminación elevado y constante...

1
Retrato de Fernando Weissmann
69
Jun. 2013

Este es el «progreso» que se impone desde China. En mi blog Enlace hace muchísimo tiempo vengo denunciando estos hechos que nos quitan del camino que debería ser el diseño Industrial o la Arquitectura (donde los chinos ahora «construyen» un hotel de 160 pisos en 45 días). Lógicamente todas plantas prefabricadas y solo ensambladas in situ. Ya me dirás que grado de acabados y ajustes se pueden conseguir en esos días. Está claro que muestran como se levanta. Si se cae...nunca lo sabremos.

Un saludo desde Barcelona.

0
Retrato de David Silva
10
Jun. 2013

Los edificios de mil pisos en dos semanas no se oponen para nada a la arquitectura, son muestra del progreso y avance tecnologico. Hay mil cálculos y diseños detrás de ellos.

Si os oponeis a ellos deberias también oponerte al Internet porque antes el diseño daba trabajo a impresores y el Internet les está quitando el pan de la boca.

1
Retrato de Rafael Hernández
0
Jun. 2013

Creo que como diseñador al cometer esos «pecadillos» no existe ni existira una aportación salvo la económica, pero lo realmente grave es que haciendo un lado lado la piratería que la gente la consume por su bajo costo, existan productos chatarra que sean un éxito comercial gracias a la TV y que no son nada baratos.

0
Retrato de Fernando Casas
20
Jun. 2013

Je, recuerdo los audiocassettes Sonni

0
Retrato de Rodolfo Álvarez
85
Jun. 2013

Excelente reflexión, el diseño falsario es la anécdota más tétrica, pero más profunda es la consecuencia del mundo que estamos construyendo, es result. de una metódica planificación la economía especulativa a China,que está arruinado la industria. Los magos de la economía han hecho el outsourcing de la contaminación, los derechos del trabajo (esclavitud) para obtener ventajas que hoy día suponen la ruina mundial y en poco tiempo la gran crisis. Solo pensar que Japón no hizo lo mismo para salir de la crisis de la II guerra:la innovación y el kaizen fueron sus armas ellos sí fueron inteligentes.

0
Retrato de Victor Hugo Ruiz Vila
0
Jul. 2013

Las cadenas del mercantilismo frenan la posibilidad de aportar a las generaciones futuras el entorno del desarrollo de la humanidad, la piratería es parte de nuestra vivencia que debemos aceptar y apoyarnos en ella para transmitir los hechos para el futuro, la imagen es nuestro mejor aporte, olvidemos cuanto nos toca sino, que hacemos para las futuras generaciones ya que los libros están en peligro de extinción la memoria solo será recordada por lo que la imagen muestre

0
Responder
Retrato de Ai-Lin Lama
6
Ago. 2013

Estoy totalmente de acuerdo con Tita, considero que el hecho de sea un producto chino no baja su calidad, hay productos que son de marcas chinas o extrañas y que funcionan igual o mejor que marcas conocidas. Por otro lado, debemos de ser capaces de saber y elegir con que trabajar, debemos tener claro nuestros principios y si nos tocara trabajar para una marca de la cuál sus «beneficios» no existen y perjudique a las personas, considero que hay que negarse.

0
Retrato de John Romero
0
John Romero
Nov. 2013

Muy de acuerdo, en parte eso si jeje...

Por ejemplo, compre una tableta que soporta chip GSM, tiene bluetooth, wi-fi, gps, etc.. Y cuesta 1/4 de lo que una de marca vale. Es China, porque ni marca tiene xD, pero cumple su cometido.

0
Responder
Retrato de Pau Ricart
0
Jun. 2013

Como diseñadores, si nos toca que trabajar con unos de estos productos «triviales» que son un engaño para el consumidor, e incluso pueden llegar a perjudicar su salud por falta de medidas de seguridad o uso de materiales tóxicos deberíamos decir NO a estos trabajos, aunque haya mucha crisis, aunque no haya trabajo... nosotros podemos colaborar en hacer desaparecer estos artículos fraudulentos, imitaciones, etc...

1
Retrato de Fernando Weissmann
69
Jul. 2013

Claro, pero: ¿quién le pone el cascabel al gato?

¿Quien desiste de un encargo profesional con la que está cayendo?. Saludos desde Barcelona!

0
Responder
Retrato de Daniel Silverman
53
Jun. 2013

No estoy seguro de que «Made in China» sea sinónimo de baja calidad. Mi iPod está hecho en China y es muy buen producto. Supongo que es cuestión de normas de calidad; si a los chinos les exigen y les controlan que las cumplan (y se lo pagan) seguramente fabricarán con niveles de excelencia. Si el encargo no asume el costo extra de esas normas y controles para abaratar el precio de venta final, la culpa no es china.

0
Retrato de Fernando Weissmann
69
Jul. 2013

Daniel: me refiero a los gadgets que se fabrican allá en China. No a los productos supervisados por las grandes multinacionales. Muchos tienen una gran calidad. Saludos desde Barcelona!

0
Responder
Retrato de Alexis Jaén
0
Jun. 2013

que barbaridad. mira que he visto imitaciones... incluso en un aeropuerto de china he visto una imitaciocion de una famosa tienda de ropa pero lo de las fotos q has presentado de heimeken... me has dejado sorprendidisimo. muy buen articulo!!!

0
Retrato de Fernando Weissmann
69
Jul. 2013

Gracias!. Saludos desde Barcelona.

0
Responder
Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
566
Jun. 2013

Dicen que el diseño siempre es para la utilidad, pero aquí se demuestra que también es para la inutilidad.

3
Retrato de Fernando Weissmann
69
Jul. 2013

Si analizamos lo que es de utilidad, últimamente, nos llevaremos una ingrata sorpresa. Proliferan los «bodrioductos» en los bazares chinos de Europa. Productos que aparentan ser fiables y al cabo de poco, te das cuenta que eran del catálogo de los BODRIODUCTOS ESPECIALES... Saludos desde Barcelona.

0
Responder
Retrato de Melissa Mejia
4
Dic. 2013

Considero que existen muchos productos que visualmente pueden parecer que no son bodrios, pero que terminan siendo igual o mas bodrios en relación a los que describes, considero también que existen muchísimos productos (por no decir todos) que realizan las acciones de comunicación que mencionas sin ser necesariamente un producto BODRIO, la funcionalidad de los artefactos no siempre va de la mano con su solución gráfica.

0
Retrato de Carlos Alejandro Ramos Gradilla
1
Dic. 2013

¿Es válido prestar nuestros servicios a un producto trivial? Es decir, porque deberíamos simular o clonar marcas con un mínimo ajuste cambiando la original y pasarla como la original, suena risible pero de igual forma anti ético que seamos participes de un proyecto de ese estilo.

0
Logotipo de Menases Grp
0
Menases Grp
Oct. 2013

ejemplos como los que das los he visto varios a lo largo de mi vida pero creo que uno de los que mas recuerdo fue adiolas en ves de adidas, dije pero que caraj...?! y pensando que tal vez había visto mal por las prisas me regrese y confirme que en efecto ahí artículos que se pasan de conchudos.

0
Retrato de Tita Wong Argenzio
3
Jul. 2013

La verdad es que yo no creo que lo chino sea sinónimo de mala calidad. Creo que en todos los países podemos encontrar ejemplos de cosas increíblemente bien hechas, funcionales, con buen diseño, etc. Como también podemos encontrar productos «bodrios» como lo menciona en el artículo. Creo que mas allá de juzgar la procedencia del artículo deberíamos al momento de tener un producto o servicio en nuestras manos, tener la ética suficiente para rechazar un trabajo en donde sus «beneficios» sean tan dudosa como su origen.

1

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 marzo

Cómo Justificar el Diseño

Cómo Justificar el Diseño

Cómo construir autoridad profesional y superar el problema de convencer al cliente al presentarle diseños

15 horas (aprox.)
1 marzo