La trivialidad y sus requisitos

Cómo darse cuenta cuando a uno le toca diseñar un producto que es un verdadero «bodrio».

Retrato de Fernando Weissmann Fernando Weissmann Barcelona Seguidores: 69

Opiniones:
31
Votos:
36
Compartir:
Ilustración principal del artículo La trivialidad y sus requisitos

Hay productos u obras de Arquitectura malas y malísimas. Pero para llegar a ser un verdadero «bodrio de producto» —o un producto trivial—, no es esa única condición necesaria ni suficiente.

Qué caracteriza a un producto trivial

Para poder decir que producto es una trivialidad, debe haber una intencionalidad clara de lograrlo por parte del autor. Sin ser una lista definitiva o excluyente, me permito proponer algunos puntos técnicos que podría ayudar a explicar el concepto de «producto bodrio» o «producto trivial».

El producto trivial...

  • Debe ser prescindible. Es decir que si no lo compras o no lo usas o te lo regalan, no sucederá nada extraordinario en tu vida.
  • Debe ser prácticamente inútil y fabricado con clara vocación comercial.
  • No debe responder a ningún criterio objetivo de necesidad.
  • Si bien podría responder a un criterio de innovación, no hay que engañarse: debe cumplir con alguno o con los tres requisitos anteriores.
  • Debe ser barato y adquirible por la mayoría de gente, aunque el comprador no sepa para qué sirve.
  • Debe lanzarse al mercado con una importante campaña de marketing y/o una campaña viral en las redes sociales.
  • Lo mejor de este producto, debe ser el envase. Color, gráfica, fotos, ventajas de tenerlo, etc.
  • El diseñador (cualquiera de nosotros) debe tener plena conciencia de su inutilidad y/o considerar este diseño como un gadget o un simple tema de supervivencia vital. Al recibir críticas, el diseñador debe comentar, sin ponerse colorado, «fue simplemente un pecadillo de juventud».
  • Lo más importante: debe esta fabricado preferentemente en China. Él debe enorgullecerse, comentando el éxito de llevar estas cosas a ese país en el que «todo es tan barato».

Algunas imágenes del espanto

Como ejemplos me vienen a la memoria los aparatos de gimnasia para abdominales, los cinturones vibradores y otros mucho. Empiezan el circuito en grandes almacenes o tiendas especializadas y luego terminan vendiendo los stocks en las teletiendas de la televisión en las madrugadas, o en los mercadillos, donde por millares los encontrarás ya manoseados, en góndolas polvorientas de los caminos recorridos.

Algo parecido pasa con los peladores de frutas o verduras, o exprimidores, y miles de objetos triviales sin patrón teórico, sin sustancia generadora, que en general y al cabo de muy poco tiempo, los encuentras como chatarra a un tercio de su valor en cualquier otro bazar. Y a veces con un indicador ya mugriento, en el que se lee «anunciado en televisión».

Un párrafo aparte merecen esos productos electrónicos cuya marca gráfica copia las primeras letras de otra conocida. Radios, antenas, DVDs, pilas y relojes que pasan a tener marcas tan atractivas como Panyonic, Sekio, Ekson, claras deformaciones ex profeso de las originales Panasonic, Seiko y Epson, para confundir al comprador que, creyendo se lleva un producto con respaldo, más tarde se dará cuenta que lo han timado. En algunos casos los vendedores cubrirán la estafa diciendo que es se trata de una segunda marca u otras tonterías parecidas.

Las imágenes hablan por si mismas:

«Coolgatte» simula ser Colgate. «PenesamiG» intenta parecerse a Panasonic.
«Heimekem» se parece mucho a «Heineken». «Sonia» pretende aprovechar la imagen de Sony.

Es cierto que no hay tanto trabajo como para hacernos los exquisitos, menos aún en momentos de crisis económica, pero si nos toca irremediablemente hacer un bodrio de producto, al menos estemos conscientes de ello. No sea cosa que otro día tengamos un encargo serio y lo fastidiemos por no darnos cuenta.

Retrato de Fernando Weissmann Fernando Weissmann Barcelona Seguidores: 69

Opiniones:
31
Votos:
36
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo La trivialidad y sus requisitos

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Fernando Weissmann

Más artículos de Fernando Weissmann

Título:
¿Me empleo o voy como autónomo?
Sinopsis:
Todos los arquitectos o diseñadores hemos tenido en algun momento la disyuntiva entre ser empleados o trabajar en forma independiente.
Compartir:
Título:
Arquitectura: ¿me la envuelve para regalo?
Sinopsis:
¿Quién dijo o dónde está escrito que tenemos que justificar nuestras obras o productos, con una memoria descriptiva? Como si no fuese suficiente verla, palparla y usarla.
Compartir:
Título:
Los cuentos del diseño
Sinopsis:
No es necesario justificar los productos del diseño inventando teorías para que otorgarles valor.
Compartir:
Título:
Cómo agregar valor a obras que no lo tienen
Sinopsis:
¿Cómo convertir un bodrio en una obra maestra? ¡Diseñando un «bodrioducto»! No es difícil. Siga estos pocos pasos.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Melissa Mejia
4
Melissa Mejia
Dic 2013

Considero que existen muchos productos que visualmente pueden parecer que no son bodrios, pero que terminan siendo igual o mas bodrios en relación a los que describes, considero también que existen muchísimos productos (por no decir todos) que realizan las acciones de comunicación que mencionas sin ser necesariamente un producto BODRIO, la funcionalidad de los artefactos no siempre va de la mano con su solución gráfica.

0
Responder
Retrato de Carlos Alejandro Ramos Gradilla
1
Carlos Alejandro Ramos Gradilla
Dic 2013

¿Es válido prestar nuestros servicios a un producto trivial? Es decir, porque deberíamos simular o clonar marcas con un mínimo ajuste cambiando la original y pasarla como la original, suena risible pero de igual forma anti ético que seamos participes de un proyecto de ese estilo.

0
Responder
Retrato de Daniel Solano
0
Daniel Solano
Oct 2013

ejemplos como los que das los he visto varios a lo largo de mi vida pero creo que uno de los que mas recuerdo fue adiolas en ves de adidas, dije pero que caraj...?! y pensando que tal vez había visto mal por las prisas me regrese y confirme que en efecto ahí artículos que se pasan de conchudos.

0
Responder
Retrato de Ai-Lin Lama
6
Ai-Lin Lama
Ago 2013

Estoy totalmente de acuerdo con Tita, considero que el hecho de sea un producto chino no baja su calidad, hay productos que son de marcas chinas o extrañas y que funcionan igual o mejor que marcas conocidas. Por otro lado, debemos de ser capaces de saber y elegir con que trabajar, debemos tener claro nuestros principios y si nos tocara trabajar para una marca de la cuál sus «beneficios» no existen y perjudique a las personas, considero que hay que negarse.

0
Retrato de John Romero
0
John Romero
Nov 2013

Muy de acuerdo, en parte eso si jeje...

Por ejemplo, compre una tableta que soporta chip GSM, tiene bluetooth, wi-fi, gps, etc.. Y cuesta 1/4 de lo que una de marca vale. Es China, porque ni marca tiene xD, pero cumple su cometido.

0
Responder
Retrato de Tita Wong Argenzio
3
Tita Wong Argenzio
Jul 2013

La verdad es que yo no creo que lo chino sea sinónimo de mala calidad. Creo que en todos los países podemos encontrar ejemplos de cosas increíblemente bien hechas, funcionales, con buen diseño, etc. Como también podemos encontrar productos «bodrios» como lo menciona en el artículo. Creo que mas allá de juzgar la procedencia del artículo deberíamos al momento de tener un producto o servicio en nuestras manos, tener la ética suficiente para rechazar un trabajo en donde sus «beneficios» sean tan dudosa como su origen.

1
Responder
Retrato de
0
Jul 2013

La verdad es que yo no creo que lo chino sea sinónimo de mala calidad. Creo que en todos los países podemos encontrar ejemplos de cosas increíblemente bien hechas, funcionales, con buen diseño, etc. Como también podemos encontrar productos «bodrios» como lo menciona en el artículo. Creo que mas allá de juzgar la procedencia del artículo deberíamos al momento de tener un producto o servicio en nuestras manos, tener la ética suficiente para rechazar un trabajo en donde sus «beneficios» sean tan dudosa como su origen.

0
Responder
Retrato de Agustín Azuela
51
Agustín Azuela
Jul 2013

Estamos tan llenos de productos triviales que llega a suceder que productos de utilidad quedan ocultos, hace poco encontré en una tienda de un museo unos broches que sostienen los cables de los cargadores del celular al buró, me han sido de gran utilidad pero no los he vuelto a ver en ningún lado, han desaparecido en un mar de inutilidades.

0
Responder
Retrato de Pau Ricart
0
Pau Ricart
Jun 2013

Como diseñadores, si nos toca que trabajar con unos de estos productos «triviales» que son un engaño para el consumidor, e incluso pueden llegar a perjudicar su salud por falta de medidas de seguridad o uso de materiales tóxicos deberíamos decir NO a estos trabajos, aunque haya mucha crisis, aunque no haya trabajo... nosotros podemos colaborar en hacer desaparecer estos artículos fraudulentos, imitaciones, etc...

1
Retrato de Fernando Weissmann
69
Fernando Weissmann
Jul 2013

Claro, pero: ¿quién le pone el cascabel al gato?

¿Quien desiste de un encargo profesional con la que está cayendo?. Saludos desde Barcelona!

0
Responder
Retrato de Juan Jose Ibanez
0
Juan Jose Ibanez
Jun 2013

Excelente articulo, no olvidar q lo mismo ocurre en las campañas politicas cuando nos quieren vender un fiambre q pensaba q era la reencarnacion de Bolivar, un pingüino q se creyo el Che Guevara y una neurastenica que se cree una Emperatriz... Bodrioooooo

1
Responder
Retrato de Jamhil Moyano Murrieta
3
Jamhil Moyano Murrieta
Jun 2013

Totalmente de acuerdo con el artículo, pero bendito bodrio para algunos! Me trae a la memoria un amigo ya muy entrado de años que viajo a china y quedo maravillado de las variedades tecnológicas del país, volvió y apenas piso tierra me busco para mostrarme su flamante Iphone 5 (en ese entonces con poco días en el mercado). Apagado era idéntico... pero una vez en mis manos y encendido tenia el OS de un MP4 marca COBY. Se valen mas que de la imagen, es una copia barata y descarada... y su mercado son los ingenuos y los wannabe!! Sinceramente, creo que involucra mas astucia que creatividad!

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Giovanna Lettieri
Autor:
Giovanna Lettieri
Título:
Tu no haces branding
Sinopsis:
Actualmente se usa mucho la palabra «branding» en tarjetas de presentación, sitios y portfolios de freelancers y empresas. ¡Cuidado!, ellos probablemente no hacen branding.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
88
Seguidores:
29
Ilustración principal del artículo La copia en los juegos sociales
Autor:
Lluïsa Díaz
Título:
La copia en los juegos sociales
Sinopsis:
El fenómeno de los «social games» está dando lugar a una práctica del diseño en la que la copia descarada parece ser la moneda corriente.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
24
Opiniones:
20
Seguidores:
20
Retrato de Heleno Almeida
Autor:
Heleno Almeida
Título:
¿El diseño es importante?
Sinopsis:
En 1997 Steve Jobs volvió al cargo de CEO en Apple, y cuando le preguntaron qué haría para salvar a Apple, respondió: «Diseño».
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
123
Opiniones:
73
Seguidores:
16
Retrato de Norberto Chaves
Autor:
Norberto Chaves
Título:
Un “Houdini gráfico”
Sinopsis:
El papel combinado de las restricciones programáticas y la creatividad en el logro de la eficacia del mensaje.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
141
Opiniones:
28
Seguidores:
3323
Retrato de Jaime Vega
Autor:
Jaime Vega
Título:
De frente, al lado y hasta en contra del diseño social
Sinopsis:
El diseño industrial, como todas las disciplinas, se ha visto influenciado por numerosas tendencias que lo permean. Ahora, parido por la misma Pacha Mama, aparece el diseño social.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
36
Opiniones:
34
Seguidores:
9
Retrato de Fernando Del Vecchio
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:
Pasión por el diseño
Sinopsis:
¿Quién no quiere sentir pasión por lo que le gusta, por aquello que ama?
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
137
Opiniones:
48
Seguidores:
739

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
16 Septiembre

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
30 Septiembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
17 Noviembre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
3 Febrero