Cómo agregar valor a obras que no lo tienen

¿Cómo convertir un bodrio en una obra maestra? ¡Diseñando un «bodrioducto»! No es difícil. Siga estos pocos pasos.

Fernando Weissmann Barcelona
Followers:
69
Comments:
57
Votes:
47
Compartir:

Para convertir un bodrio en una obra maestra: se toma una obra de arquitectura de dudoso gusto, o un producto de diseño inútil y feo. A la obra de arquitectura se la «adorna» con teorizaciones varias de «cómo fluye el espacio entre su exterior e interior»; cómo la solución constructiva es renovadora»; «como se utilizaron materiales bio-degradables; cómo se implantó en el terreno», o «como un teórico de la arquitectura danesa habló en el año 1954 de la coyuntura espacial», bla-bla-bla y 150 justificaciones más. Ya está creado el bodrioducto habitable avalado con fundamentación teórica.

Pero muy fundamental: no se debe contar si el presupuesto inicial se mantuvo; si se respetaron los plazos de construcción; si es usable para los clientes y/o para quienes estaba destinada; esas son nimiedades... Entonces por obra maestra de la crítica, cuatro o más paredes sin ley, de color espantoso e inútil a todas vistas (excepto al «ego» del Autor) se convierte en el súmmum de la arquitectura contemporánea y candidata al premio Pryzker (o sea el equivalente el Nobel). Ya está. ¡Tenemos «la obra maestra»!

En diseño industrial

Con los objetos de diseño industrial es un tanto de lo mismo. Contemplas un artículo diseñado por Le Corbusier o Gio Ponti (esto es importante). Digamos una silla o un chaise-longue. La miras, te sientas y compruebas que son bonitos y muy buenos para romperte la espalda y/o que no puedes levantarte si no es con ayuda, no importa. Te contarán de la pureza del lenguaje; el diálogo carnal entre el metal de la estructura y el cuero de vaca o potrillo (según el precio); de la síntesis en el lenguaje formal; de cómo la forma y la figura se introduce en tu salón y amalgama el diálogo entre bla-bla-bla y qué se yo.  

Bueno, más de uno, frente a estas argumentaciones se convencerá que el chaise-longue de Le Corbusier es exactamente lo que necesitaba. Se gastará muchísimo dinero, lo ubicará en su salón y luego de un rato, buscará un almohadón para ponerse en la espalda, pensando que no es que el sillón sea incómodo; sino que él debe tener algún defecto en su cuerpo... Esto es lo que yo denomino «bodrioducto», o sea un bodrio de producto.

Silla Chaise-longue de Le Corbusier. 

Hay más productos inútiles desde su nacimiento que tambien tienen sus 10 minutos de «gloria». Por ejemplo este escritorio-bicicleta que te permitiría hacer gimnasia mientras trabajas. ¿Existirá algo más inútil?

Esto es lo que consigue una firma de prestigio y un manejo extraordinario del marketing. Es que una silla diseñada por Arne Jacobsen (o por Bruno Mathson) será incómoda hasta la muerte, pero... es de firma. Y que caché da tenerla en el salón de casa... Y así será, mientras haya un mercado snob de necesidad creciente, habrá respuestas, a veces positivas, a veces bastardas. Se crearán bodrioductos de manera permanente de forma tal que uno reemplace al viejo bodrioducto, y así hasta la eternidad del consumo desenfrenado.

Próximamente (si no hay una hecatombe) estos y más los veréis en todos los negocios del ramo donde podréis concurrir y convertiros en propietarios de un bodrioducto. Pero de firma... y eso, es otra cosa.

Followers:
69
Comments:
57
Votes:
47
Compartir:

57 Comments

Comment

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 02/03/2012.

Fernando Weissmann

More articles by Fernando Weissmann in Spanish

Idioma:
ES
Title:

La trivialidad y sus requisitos

Synopsis:

Cómo darse cuenta cuando a uno le toca diseñar un producto que es un verdadero «bodrio».

Share:
Idioma:
ES
Title:

Los cuentos del diseño

Synopsis:

No es necesario justificar los productos del diseño inventando teorías para que otorgarles valor.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Arquitectura: ¿me la envuelve para regalo?

Synopsis:

¿Quién dijo o dónde está escrito que tenemos que justificar nuestras obras o productos, con una memoria descriptiva? Como si no fuese suficiente verla, palparla y usarla.

Share:
Idioma:
ES
Title:

El diseño y los chinos

Synopsis:

No soy pesimista. Reflexiono sobre qué nos está pasando en aras del mantenimiento y dignificación de la profesión del diseño.

Share:

You may be interested

Marco Rinaldi
Idioma:
PT
Author:

Marco Rinaldi

Title:

O passado sombrio do currículo

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
10
Comments:
1
Followers:
72
Alejandro Bustamante
Idioma:
ES
Author:

Alejandro Bustamante

Title:

Diferenciación versus estandarización

Share:
Interactions:
Votes:
33
Comments:
23
Followers:
0
Rique Nitzsche
Idioma:
PT
Author:

Rique Nitzsche

Title:

Pessoas ficam mais criativas em ambientes criativos

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
18
Comments:
3
Followers:
265
Guillermo Dufranc
Idioma:
PT
Author:

Guillermo Dufranc

Title:

Honestypack: a evolução do branding no packaging

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
3
Followers:
400
Joan Costa
Idioma:
ES
Author:

Joan Costa

Title:

Tabletas iPad de 5300 años de edad

Share:
Interactions:
Votes:
127
Comments:
79
Followers:
2161
Oscar Andrés Cuervo
Idioma:
ES
Author:

Oscar Andrés Cuervo

Title:

Diseño sostenible en versión actualizada

Share:
Interactions:
Votes:
32
Comments:
15
Followers:
8
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

0
Victor H. Lemos
Jul 2016

El triángulo del Diseño (con mayúsculas) se nutre de tres vertientes: Firmitas, Venustas, Utilitas. En otras palabras: solidez estructural, belleza o estética y utilidad o ergonomía. En tanto todo diseño tenga como destinatario al ser humano, siempre debe ser considerado éste como referencia o unidad de medida.

1
Reply
0
Gerardo Muñoz
Apr 2014

exceleeeenteeee!! :)

0
Reply
17
Anamaria Gil
Apr 2012

Fernando tu articulo esta muy interesante y viendolo desde el punto de vista de diseñadora industrial, siempre que se va a diseñar un objeto se tiene que tener en cuenta si el objeto o producto que se diseñe y se este creando de verdad va a ser usable para los clientes. Siempre y cuando el cliente este satisfecho y no tenga el objeto después de un tiempo archivado en el hogar.

0
Reply
25
Angela Maria Medina Olano
Apr 2012

Fernando, las personas generalmente piensan que ser buen diseñador significa hacer objetos con formas extrañas y dejan de lado la importancia de la función, claro que no podemos olvidar que para que un objeto sea llamativo debe ser estéticamente correcto (pero todos tenemos una visión diferente de lo estético); el basurespacio (Rem Koolhaas) esta repleto de bodrioductos y es consecuencia del gran consumismo que esta devorando el planeta, los seres humanos nunca estamos conformes con lo que tenemos y siempre queremos tener algo mejor y esto es lo que hace que el basurespacio sea cada vez mayor.

0
Reply
0
Augusto Antonio Hernandez Goitia
Apr 2012

Muchos productos en el mercado se ven así, aunque no se puedan usar...Es una traición a función como seguramente Fernando lo diría.

0
Reply
8
Angela Zamudio
Apr 2012

Me ha encantado su artículo. Llevo un buen tiempo cuestionándome sobre el verdadero propósito del diseño industrial. A este punto, es muy cierto, vende mucho el nombre, la marca, el «concepto» la semiótica!!! pero poco poco queda de la función, de la solución que pretende dar un objeto, casi todo es «bonito» como Stark o Rashid y su «diseño democrático». Interactuar en un contexto real con objetos diseñados por grandes firmas es a veces una pesadilla. Creo que la linea entre arte contemporáneo y diseño industrial está cada vez más difusa.

1
69
Fernando Weissmann
Apr 2012

Antes competían , ahora se mezclan. Mañana desaparecerán?

0
8
Angela Zamudio
Apr 2012

Como dice la canción: Domani, chi lo sa!

0
Reply
50
Agustín Azuela
Apr 2012

Tuve la suerte el verano pasado de regresar a Barcelona después de 35 años, tenía miedo de desilusionarme de mis viejos amores, ahora vi a Gaudí como una respuesta exagerada a los excesos utilitarios, un exceso contra otro exceso. Me marea el exceso de la Sagrada familia, pero hay salones de la Casa Güell en donde me encantaría vivir, todo tiene su tiempo y su valor. Hace años que no me puedo sentar en sillas de «diseño» y me encanta decirlo.

0
69
Fernando Weissmann
Apr 2012

Gaudí es un esperpento onírico. Confunde escenogarfía con arquitectura. Se lo ama o se lo odia. Lo concreto que no admite análisis desde el punto de vista de arquitectura. Hoy sería el Arquitecto de Walt Disney. Compartimos el privilegio de sentarnos en sillas normalitas, tanto en casa como el Despacho. Saludos cordiales y gracias por el comentario.

1
50
Agustín Azuela
Apr 2012

Te entiendo, debe ser como sufrir de cerca a la fridamania que nos inunda en México.

0
69
Fernando Weissmann
Apr 2012

Mas o menos. La diferencia estriba en que acá consideran a este personaje como UN GENIO. Por suerte nadie lo imita...saludos cordiales.

0
50
Agustín Azuela
Apr 2012

Como dice Mecano, andamos cortos de genios, a cualquier contra le dicen genio.

0
Reply
9
Alvaro Díaz
Mar 2012

Me parece un artículo interesante, bien escrito, agudo y con razón en varios aspectos. Pero una chaise longue de Le Corbusier muchas es un objeto decorativo de buen gusto. Algo que algunos tienen para apreciar y no para usar. Como tantos otros artículos inútiles pero bellos. De paso, me gustaría saber su opinión acerca del famoso Gaudí, del que tanta gente se maravilla y ha dejado verdaderos adefesios para la eternidad (porque esos no se pueden cambiar, vender o rematar cuando uno se aburre de una chaise longue), en una ciudad bonita como Barcelona.

0
69
Fernando Weissmann
Mar 2012

Hola Alvaro: gracias por tu comentario! tengo escrito algo en mi blog que se llama Enlace Gaudí acá en Cataluña es un semi-dios. Una vez, hace ya unos años, en una clase que di a graduados, expresé que si Gaudí viviese ahora, sería probablemente el arquitecto de Walt Disney y podría hacer con muy buen gusto el Castillo de Campanita...No imaginas la que me cayó... Pero es lo que opino. Este personaje es un escenógrafo imaginativo, barroco y caprichoso, que cuando acometió obras de arquitectura hizo esos bodrios que la gente adora...pero que nadie quiere vivir en ellos.

0
9
Alvaro Díaz
Mar 2012

Hola Fernando, leí tu blog y comparto totalmente lo que dices acerca de Gaudí. Es cierto que la gente los adora y los muestran con orgullo, algo que no puedo comprender aun con mi mentalidad de diseñador. En cuanto a esta nota te reitero mis conceptos en cuanto a lo interesante, agudo y muy bien escrito de tu artículo. Saludos cordiales.

0
69
Fernando Weissmann
Apr 2012

Alvaro: Gaudí no es el único «genio» que se admira en los altares catalanes. hay un tres más. Tàpies, Pintor(?), Bofill (Arquitecto?) y Ferràn Adrià, cocinero (?) especialista en fantochadas cursis y snobs, de cuyo restaurante (ahora cerrado) salías con 400€ por comensal menos en tu cartera y con un hambre absoluto. Todos adorados y de culto...

0
9
Alvaro Díaz
Apr 2012

Hola Fernando, muy cierto. A mi me invitó mi ex agencia Publicis pero de Barcelona a cenar en lo de Ferran Adriá y no consiguieron lugar. Me lo pintaron como a un genio. Solo supe que es carísimo y que anduvo hace poco por Sur América promocionando un producto que no retuve.

A Bofill no lo conozco. Igual la ciudad es bonita. Un cordial saludo.

0
69
Fernando Weissmann
Apr 2012

TUVISTE SUERTE! Bofill es un arquitecto (nunca terminó los estudios) con un enviadiable marketing que construye en buena parte del mundo. el aerop. del Prat en Barcelona es una de sus obras. Para qué hablar más. Saludos!

0
9
Alvaro Díaz
Apr 2012

Conozco el aeropuerto del Prat. No me gustó nada y me resultó incómodo.

Estuve varias veces en el con la misma sensación siempre.

Cordiales saludos y gracias por estos datos.

0
Reply
8
Rodrigo Montaño
Mar 2012

Ocurre en diseño, ocurre en literatura (incluso dentro del premio Nobel), ocurre en arquitectura, ocurre en la música. No sé, a veces uno siente que, donde sea que se mire, hay casos así; pero sigo pensando que gran parte de la culpa se la lleva el consumidor por la pobreza de juicio cuando adquiere dichos trabajos. Muy bueno el artículo, Fernando. Da mucho para pensar. Un abrazo.

1
69
Fernando Weissmann
Mar 2012

Totalmente de acuerdo. Gusta, en general, más el envase que el contenido. Y el «envase» puede ser una firma prestigiosa. Analiza por ejemplo los perfumes. Donde vale mucho más el frasco que el líquido. O el agua mineral. Gracias por el comentario. Si deseas leer algfuno más te invito a mi blog: Enlace donde los coemntarios son bienvenidos.

0
8
Rodrigo Montaño
Mar 2012

¡Lo de los perfumes es muy cierto, Fernando! Lo gracioso es que la mayoría lo sabemos (bueno, al menos eso creo) y seguimos dejándonos llevar por la firma. Un claro ejemplo es lo que pasa con Axe, que como producto es una decepción brutal; pero tiene una campaña publicitaria tan fuerte que hace lo que precisamente dice tu artículo. Por cierto, antes de que lo olvide, gracias por el enlace a tu blog. Lo vi y está genial, y ya me uní como seguidor. Un abrazo hasta España. ¡Salud!

0
69
Fernando Weissmann
Mar 2012

Un abrazo y acá estoy para servir. Hasta pronto.

0
Reply
2
Daniel Sosa
Mar 2012

Excelente artículo, muchas veces los bodrioductos vienen influenciados desde las «necesidades» de «innovación» de un usuario «insatisfecho» hacia algo que no sabe que es (percepción decorativa u ornamental del objeto), y es debido a una mala interpretación del concepto de diseño que él mismo ha adquirido, cuando alguien habla u oye hablar de diseño, siempre por una extraña razón se imagina la cosa (forma) más extravagante, descomunal, o «rarita» posible, sin percatarse de su uso (función!), entre más «loco» sea el «diseño»más dinero te sacan por él, así no te sirva de nada, porque es «diseño»

1
69
Fernando Weissmann
Mar 2012

De acuerdo, Daniel. Es así como aparecen las «casas de diseño» donde te preguntas dónde está la entrada o cómo congenian dormitorios redondos con el mobiliario...Pero esto no es nuevo. Ya Gaudí en el siglo 2o hacía disparates de este tipo, y los snobs aplaudían. Y siguen aplaudiendo...lamentablemente. Es decir que cambia el perro, pero el collar sigue siendo el mismo. Saludos desde Barcelona

0
Reply
0
Jorge Vadillo
Mar 2012

Increiblemente bueno.

De verdad es necesario extender esta opinion sobre muchos otros productos inecesarios.

1
69
Fernando Weissmann
Mar 2012

Gracias Jorge. No se si lo leiste alguna vez, pero puedes ver mi blog: Enlace

En él hago comentarios sobre estos temas y de arquitectura. Saludos desde Barcelona «primaverosa».

0
0
Jorge Vadillo
Mar 2012

Si, en cuanto a extender... me referia a darle mayor difusión y que sepan mas, lo que pasa con este tipo productos.

0
Reply
9
Alirio García
Mar 2012

UUFFF!! Que bueno este artículo!! Jejeje agudo, honesto, real. Lo he disfrutado mucho, gracias y felicitaciones

1
69
Fernando Weissmann
Mar 2012

Gracias Alirio. Te animo a que leas y comentes en mi blog: Enlace. Un abrazo desde Barcelona.

0
Reply
0
Daniela Garzón
Mar 2012

GENIAL!!!

1
Reply
0
Juan G. Mazorriaga
Mar 2012

tu aguda ironía da en el meollo de una cuestión que lleva latente desde la «muerte de las Vanguardias». Pero las locas décadas del bien-estar económico, han permitido que abunden las «tonterias» en el mercado. Parece que esta crisis puede ayudar a resituar ciertas cosas dentro del Diseño y la Comunicación. Ya veremos. De momento, los excesivamente ricos, seguiran cultivando el mejor Kitsch.

1
69
Fernando Weissmann
Mar 2012

Ojalá sea cierto lo que propones, Juan! Por el momento, las batallas del diseño, las van ganado dos grandes fuerzas: el marketing, y el esnobismo. Un saludo cordial desde Barcelona.

0
Reply
1
Alfredo Gallego
Mar 2012

¡¡¡Espectacular!!! y cómo dijo Pablo Ruiz Picasso de su obra «La douleur», «Los he hecho peores», ja,ja.

0
Reply
9
M. Carmen Sánchez Enamorado
Mar 2012

Muy interesante y a destiempo doy mi opinión.Como decía J.Luis Sanpedro, lo que interesa es crear productos para crear necesidades que el consumidor ni tiene,cuando debería ser todo lo contrario,ahí radicaría el verdadero valor del diseño en cuanto obra estética y bella y ejerciendo su verdadero cometido.Estoy de acuerdo con Jonathan y todo se debe a que no nos enseñan a pensar y el consumismo,el capitalismo se aprovecha.Se crean nuevas medicinas y aún no estan servidas las enfermedades para las q son creadas.

0
Reply
0
Jonathan Nuñez
Mar 2012

La mayoría de lo que nos venden son necesidades creadas artificialmente. Buen disparador para la discusión.

0
69
Fernando Weissmann
Mar 2012

Hola Jonathan: recordemos que «SNOB» viene del latin «sine nobilite», que viene a ser una manera de decir sin sustancia, sin nobleza...Y estas firmas (Stark por ejemplo) me parece que están orientadas a ese mercado. Aunque en el fondo...a quién no le gustaría tener el marketing del que él dispone?

0
0
Jonathan Nuñez
Mar 2012

verdad

0
9
M. Carmen Sánchez Enamorado
Mar 2012

Totalmente de acuerdo¡¡

0
Reply
9
César Ochoa
Mar 2012

No me parece desaprobable una adecuada construcción teórica y documental al producto ya que esto es un atributo de este, estoy de acuerdo contigo en que esto no es escusa para la inutilidad o absurdo de un producto, estos son actos criminales ante el diseño mismo cometidos incluso por tales personajes de tan alto reconocimiento, realmente el diseñador debe tener una firme responsabilidad hacia el usuario, mediante una praxis adecuada del proceso de diseño a fin de no caer en la concepción de objetos denominados MDD (Maricaditas De Diseñador) muy comunes ademas y indignos de llamarse diseños

0
69
Fernando Weissmann
Mar 2012

Cada vez, lamentablemente esas «mariconaditas» que dices, existen en mayor cantidad. Solo ver el Catálogo de algunas tiendas de «diseño» y te caes de espaldas. La trivialidad es la actual escuela de diseño más exitosa. Hace poco vi a una visitante de una exposición, que le decía a su acompañante:-«Que bonito...Para qué servirá?» Eso lo resume todo. Saludos y gracias por el comentario.

1
47
Juliana Chiriví Amaya
Apr 2012

Fernando, esa expresión es más común de lo que parece, personalmente yo, como estudiante de diseño industrial, muchas veces me lo pregunto, pero también trato de imaginar de qué forma ese diseño podría ser más simple y comprensible sin dejar de ser atrayente. Podemos sacarle provecho a los «bodrioductos» pues nos ayudan a cuestionar las formas de en que diseñamos y son una excelente forma de fomentar nuestra creatividad y el desarrollo de nuevas ideas.

0
69
Fernando Weissmann
Apr 2012

De acuerdo, pero la ejemplificacion sobre lo negativo, es un camino tortuoso. Lo mejor es que establezcas un marco de referencia sobre lo bien hecho, sobre lo bien pensado, sobre lo útil. Un abrazo y gracias por tu comentarios. Enlace

1
47
Juliana Chiriví Amaya
Apr 2012

Gracias por tu respuesta. Indudablemente debemos apropiar lo mejor de cada postura y de las formas de hacer buen diseño, siempre encontrando el equilibrio entre el valor simbólico y el valor técnico en nuestros diseño, pero también imprimiéndoles aspectos subjetivos sin que estén por encima de los objetivos.

0
Reply
1
Güili Rodriguez
Mar 2012

Me quedé con ganas de un continuará, extendiendo este planteo a expresiones de diseño... Gracias Fernando, m divirtió mucho tu artículo.

0
69
Fernando Weissmann
Mar 2012

Hola Guillermo. Gracias por tu comentario. Si deseas ver algo más de mi producción te invito a mi blog: Enlace. Un saludo cordial desde Barcelona, «primaverosa«

0
Reply
0
Luis Esteves
Mar 2012

Sin desperdicio!! y con un buen toque de humor.

1
69
Fernando Weissmann
Mar 2012

Luis: con la que está cayendo, si no se adereza con un poco de humos, estamos listos!. saludos desde Barcelona.

1
Reply
0
Carlos Rincón
Mar 2012

Desde hace ya buen tiempo la palabra ¨Diseño¨se ha utilizado para cobijar toda suerte de objetos inútiles y caros. Esperar que uno de estos objetos sirva para la vida diaria y el trajín del trabajo sería demasiado, por lo general se exhiben, pero no se utilizan. La combinación de ego, marketing y esnobismo exacerbado inunda las ¨tiendas de diseño¨. Es un buen comienzo por lo menos hablar del tema.

1
Reply
0
Viviana Abasolo
Mar 2012

Digamos una silla o un chaise-longue. La miras, te sientas y compruebas que son bonitos y muy buenos para romperte la espalda y/o que no puedes levantarte si no es con ayuda, no importa.

jajajaja es exactamente como te educan en la universidad. Recuerdo el proyecto de un compañero que reunía exactamente estas caracteristicas.

1
69
Fernando Weissmann
Mar 2012

Esto de adicionar teoría y documentacion a los productos (sean viviendas o de diseño industrial) es algo que se puso de moda en los años 70 en adelante. Pareciera que las ideas espontáneas no tuviesen valor, si no las «adornas» de conceptos, en general, artificiales.

1
3
Ricardo Raul Guillermo Detarsio
Mar 2012

Las escuelas de diseño son en parte responsables de esta patologia, coincido con Viviana. Despues esta la tilingueria de clientes, empresarios, criticos y prensa especializada ... que contribuye tambien . Gracias Fernando por instalar este tema .

0
69
Fernando Weissmann
Mar 2012

Gracias a todos por sus comentarios. Invito a que lean mi blog: Enlace. Un saludo cordial desde Barcelona.

0
Reply
0
César Villagra
Mar 2012

Te aplaudo de pie!!!!

2
69
Fernando Weissmann
Mar 2012

Gracias, Cesar. Un abrazo desde Barcelona, pero de corazón Argentino. De Olivos, precisamente.

1
Reply

Upcoming online courses

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
6 Agosto

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019