El plagio en el diseño y sus matices

Todo diseño reconoce antecedentes, todo lo nuevo se basa en experiencias anteriores, y en ese proceso, inevitable y legítimo, también hay lugar para la mala fe.

André Ricard Barcelona
Followers:
433
Comments:
57
Votes:
111
Compartir:

Me parece una buena costumbre consultar el diccionario para verificar el significado de ciertas palabras, incluso de las que empleamos de un modo corriente. Descubro, a menudo, que no las usamos siempre en su más correcto sentido. Plagiar, por ejemplo, significa «copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias». Verbo que proviene del latín plagiare que significa «utilizar un siervo ajeno como si fuera propio». Me ha parecido curiosa esa referencia a «lo sustancial». Es un matiz que incita a la reflexión sobre lo que, habitualmente, entendemos como plagios. Pues ¿qué es lo sustancial en una obra creativa?, ¿sus cualidades formales?, ¿el concepto en que se ampara?, ¿las emociones que suscita? Si así fuera, el plagio llegaría a ser inevitable en cualquier creación, pues es difícil que algo surja de la nada y siempre existirá algo previo a relacionar con lo nuevo.

En efecto, si como parece ser, las obras humanas siguen un proceso evolutivo paralelo al de las especies vivas, todo lo que el Hombre ha ido creando a lo largo de su historia se inició con esos guijarros desportillados de la prehistoria. De allí partió el proceso evolutivo que, a lo largo de los siglos y a base de pequeñas mejoras que aporta a lo existente, nos ha llevado al inmenso bagaje de objetos y cosas de que disponemos hoy. Así, toda creación tiene un precedente del que se diferencia más o menos pero del que recibe siempre un legado, que es como el «testigo» de esa carrera de relevos que viene a ser la evolución de las cosas que el Hombre crea. Quiero señalar que aun cuando lo expuesto pudiera aplicarse también a otras áreas creativas, estas consideraciones se refieren esencialmente a la creatividad en el ámbito de los objetos útiles. De todo lo dicho podría deducirse que el plagio es legítimo como práctica creativa, pero no es así. Sin embargo me parecía necesario remarcar el hecho de que cualquier fenómeno creativo encierra forzosamente en sí mismo una referencia a algo anterior. Una referencia que es como la espora que necesitamos para fecundar nuestra imaginación pero que hemos de lograr transfigurar en algo distinto, para que el acto pueda ser calificado como creativo. Y es en esta capacidad de «transfiguración» que reside la diferencia entre un gesto auténticamente creativo y el mero plagio.

La relación entre lo nuevo y sus antecedentes

En efecto, si es cierto que lo nuevo le debe siempre algo a lo que ya existía, el nivel de relación entre ambos puede ser de muy distinto calibre según el grado de analogía que mantengan, grados que pueden ir de la simple sugerencia a la burda copia. Pueden así distinguirse varios niveles de menor a mayor grado de similitud.

En el nivel más alto y más noble de esta escala situaría la capacidad de inspirar que tienen ciertas ideas y cosas ya creadas que ejercen un fuerte estimulo para nuestra propia creatividad. Estas generan una incitación creativa que nos impulsa, no ya a copiarlas, sino a superarlas. En cierto modo, esa inspiración nos embriaga y nos lleva a sentirnos dioses capaces de rebasar los límites de lo conocido y descubrir nuevos horizontes. Y es que el acto creativo puro tiene siempre la arrogancia de un acto de soberbia.

En un nivel menor situaría la recuperación para un nuevo diseño de una solución funcional de demostrada fiabilidad creada por otro. Hay así ideas que por su alto nivel de acierto pasan a ser patrimonio colectivo. Pueden entonces reutilizarse, sin reparos, donde sean necesarias. Peor sería que, para eludir tal adopción, se desarrollara un sistema nuevo pero de menor calidad funcional. Este acto de adopción que incorpora ciertos dispositivos ajenos en una obra personal resulta un saludable acto de humildad que en nada ha de desmerecer la calidad y originalidad de conjunto de una nueva obra.

También situaría al nivel de lo permisible la copia sublimada que se halla, de hecho, a medio camino entre la creación y el plagio, pues perfecciona lo que imita hasta el extremo que en algunos casos vemos que ciertas «copias» superan a la obra original. Quien osa así retomar una obra ajena se siente totalmente identificado, de un modo activo con el autor original con quien, en cierto modo, colabora «a distancia» para elevar la idea inicial hacia un nivel de mayor perfección.

El plagio como manifestación de incapacidad

Hasta aquí quienes se inspiran en mayor o menor grado de una obra ajena siguen siendo creativos en el sentido literal de la palabra, pues aportan ideas propias y se desmarcan, de un modo u otro, de lo que ya existe. En cambio, si analizamos las motivaciones profundas que incitan al plagio veremos que este se produce, a menudo, como consecuencia de la incapacidad creativa de quien lo comete. El plagiador se siente anonadado ante el reto que supondría superar aquello que admira; pues sólo se plagia lo que se admira. El plagio ha de ser entendido como la manifestación de la más sublime admiración. Al plagiar, la veneración es tal que llega hasta el extremo de paralizar la vena creativa del admirador que, irremediablemente cautivo de aquello que le atrae, es incapaz de distanciarse del objeto de su pasión que aspira a hacer suyo. El plagio le permite saciar ese incoercible deseo de posesión. Siendo así que, el creativo cuya obra ha sido plagiada, y al margen, claro está, de las implicaciones económicas que ello conlleva, habría de entender el plagio como un privilegio que sólo merecen las obras que destacan.

El plagio como método de producción

Al margen de estas consideraciones motivacionales desde el prisma creativo, existen otras motivaciones que no pueden explicarse desde el prisma íntimo de la psicología creativa, sino más llanamente desde lo que llamaría la pillería comercial. Me refiero al plagio que ciertas industrias ejercen como política de empresa. Se trata entonces de una descarada depredación en terreno ajeno con fines de lucro, con pocos gastos y sin riesgo alguno. Allí ya no es la admiración la que incita las decisiones, sino el éxito conseguido por un producto competidor y la consecuente envidia que ello genera. Bajamos muchos escalones en la valoración del fenómeno, pues si el plagio al que se presta un creativo, como toda impotencia, nos mueve a cierta compasión o comprensión; aquel que fríamente decide una empresa nos parece, por principio, éticamente inexcusable. Digo «por principio» pues hay que reconocer que, a veces, este acto de piratería puede no ser tan nefasto para el público consumidor si se enjuicia desde una perspectiva social.

Al margen de las implicaciones de índole legal que este tipo de hurto supone, el plagio, la copia de un producto comercial puede resultar perfectamente defendible desde un punto de vista del colectivo. En efecto, los plagios suelen ofrecer productos más económicos y si bien son de una calidad inferior ésta no deja de estar proporcionada a su precio. Cuántos relojes «made in Hong Kong» idénticos en todo detalle al de una gran marca se venden por cuatro cuartos y no por ello dejan de dar la hora con exactitud. Estos productos resultan así asequibles a un sector de público más amplio que no puede adquirir el producto original. Un producto que ha de soportar los costes de creación y promoción que supone abrir un mercado del que luego se beneficiarán sin problema quienes le copien.

El plagio como aprendizaje

Otra constatación histórica sería que el plagio ha sido uno de los medios más habituales de aprendizaje de que ha dispuesto el Hombre para adiestrarse. No sólo en las academias de arte los alumnos noveles copian yesos y pinturas originales para aprender de los maestros del pasado. Un método que también sigue el aprendiz de artesano. ¿Quién no recuerda la época en que los productos japoneses tenían fama de ser una copia literal de productos occidentales? Esos plagios siguieron existiendo hasta el momento en que, habiendo aprendido todo lo que podíamos enseñarles, empezaron ellos a mostrarnos lo que sabían hacer por sí mismos, mejorando primero lo existente y abriendo luego paso a nuevas perspectivas. Ahora, en muchas áreas, son ellos los que más innovan y nosotros los que les seguimos.

El plagio no es un aporte

De hecho, la crítica más severa que puede hacerse al plagio es que, repitiendo lo existente, frena el natural proceso evolutivo de las cosas. Quien plagia no aporta una nueva alternativa que venga a completar o suplir lo conocido y de este modo retarda su progreso. Reeditar algo que existe sin aportar variación alguna sólo se justifica cuando no se ve modo de mejorarlo. Y este es precisamente el reto que alienta al creativo: hallar siempre otra solución que superando lo conocido aporte algo al bagaje cultural de su época.

Followers:
433
Comments:
57
Votes:
111
Compartir:

57 Comments

Comment

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 12/08/2010.

André Ricard

More articles by André Ricard in Spanish

Idioma:
ES
Title:

Diseño y medio ambiente

Synopsis:

El diseño, lejos de «salvar al mundo», puede contribuir a paliar algunos de los problemas que lo aquejan. Aquí va un ejemplo concreto.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Menos productos vs. más servicios

Synopsis:

Un posible nuevo horizonte para el mundo y para el Diseño.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Del Adorno

Synopsis:

Una incitación a reconsiderar el papel del adorno en las obras de diseño.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Artesanía y diseño

Synopsis:

La artesanía no puede limitarse a la reproducción de utensilios y enseres del pasado. Existe un mercado marginal de productos artesanales que precisa ser atendido por el diseño.

Share:

You may be interested

David Espinosa
Idioma:
ES
Author:

David Espinosa

Title:

Diseñar con el móvil

Share:
Interactions:
Votes:
87
Comments:
64
Followers:
46
Fernando Alemán
Idioma:
ES
Author:

Fernando Alemán

Title:

El imaginario encriptado

Share:
Interactions:
Votes:
18
Comments:
19
Followers:
8
Kassim Vera
Idioma:
ES
Author:

Kassim Vera

Title:

Dicotomía en México: diseñador e industria

Share:
Interactions:
Votes:
16
Comments:
27
Followers:
72
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Idioma:
ES
Author:

Joaquín Eduardo Sánchez Mercado

Title:

IBM, cien años de diseño

Share:
Interactions:
Votes:
87
Comments:
36
Followers:
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Idioma:
ES
Author:

Joaquín Eduardo Sánchez Mercado

Title:

Dios crea, el hombre diseña

Share:
Interactions:
Votes:
106
Comments:
68
Followers:
516
Angel Sánchez
Idioma:
ES
Author:

Angel Sánchez

Title:

Qué es ser un diseñador ágil

Share:
Interactions:
Votes:
155
Comments:
138
Followers:
140
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

0
Marilin Cáceres Rodríguez
4 months ago

Me parece muy interesante el artículo, está claro, comprensible. Es importante conocer el plagio en el diseño, creo que no existen diseños 100% originales, todo diseño tiene antecedentes, muchas veces nos inspiramos en algún diseño para crear el nuestro. Aprendí cosas que no conocía como el plagio como método de producción, en este caso el plagio a veces suele ofrecer productos más económicos pero debemos valorar el trabajo y esfuerzo de quien lo realiza y no plagiar. A su vez creo que falto hablar también del plagio en la web. Muchas veces pueden coincidir diseños, pero no ser exactamente iguales, pero quien se inspira en una obra ajena me parece que sigue siendo creativo. Como lo menciona el plagio sirve como aprendizaje para que el hombre se adiestre, y por ultimo quien plagia no aporta nada a la sociedad, y si recurren a ello es por falta de creatividad, y el plagio no existe solo en el diseño sino en muchos ámbitos mas.

Excelente aporte para mi formación profesional.

Felicidades!

0
Reply
7
Ana Cecilia Arroyo
One year ago

el plagio, es un concepto que tiene un peso relevante frente a la competencia directa, cualquier creación que este dirigida a un posible consumidor debe ser clara y no dar posibilidad a instancias de confusión. La ley protege antes que nada, al destinatario( por ejemplo de una marca), como símbolo original y distintivo que lo guie hacia el producto correcto, si una inspiración, una semejanza, ( con mala o buena fe) cae en este conflicto, esta fuera de consideración, si existe una protección legal. Lo interesante de este tema es la visión multidisciplinaria, la visión creativa y la visión legal tienen ambas un abanico de posibilidades que deberían aunarse desde un inicio, desde la formación del profesional creativo.

0
Reply
1
Marco Araujo
Apr 2013

«Los grandes artistas copian, los genios roban». Pablo Picasso

0
Reply
0
Mariano Hernández
Dec 2012

Sobresaliente, claro, comprehensivo y bien escrito!

0
Reply
0
Heidy Davila
Feb 2012

Los conocimientos y las opiniones, siempre se basan en alguna experiencia ya vivida, no dudo que cuando usamos la creatividad hacemos un conglomerado de todas esas experiencias.

0
Reply
9
M. Carmen Sánchez Enamorado
Jan 2012

Creo que la respuesta al articulo de Rafael,Plagio logotipo argentino, al que por falta de espacio no he podido terminar de dar mi opinión,sería a mi parecer bien respondido en este fantástico y buen articulo de nuestro diseñador André Ricard.Saludos al grupo y en especial para él

0
Reply
1
Cristina Rebollo
Oct 2011

Cabe mencionar que el diseño no se basa en la mera creatividad, sino que se respalda de investigación y metodologías, mismas que te llevan casi de la mano a las soluciones, por esto creo que los que recurren al plagio por la falta de creatividad son «diseñadores» sin fundamentos que posiblemente tampoco desarrollan metodologías.

1
0
Javier Lopez
Aug 2013

tocaste un punto muy interesante....! Antes de crear, el diseñador se basa en los datos que le proporciona su cliente e investigaciones detalladas basadas en la atraccion del publico.

0
Reply
1
Kon Kau Chuey
Nov 2010

Muy interesante la postura del autor y quisiera mencionar algo que me dijo el maestro Rafael López Castro que me parece muy acertado para este artículo... «El plagio no es un pecado siempre y cuando este se use de una manera honesta, estamos en un mundo globalizado, donde las creaciones nos pertenececen a todos»...

0
Reply
0
Laura Parra
Oct 2010

Interesante el punto de plagio como aprendizaje... después de uno reconocer aquellas piezas maestras, copiarlas y aplicarlas, entiende como fueron realizadas y todo el trabajo y esfuerzo implicado. Cuando ya se han recreado aquellas obras, se empieza a experimentar y agregar elementos innéditos. Materia importante a favor de la enseñanza.

0
Reply
0
Jessica Torres
Oct 2010

En mi carrera como diseñadora y mas como mi propia etica creo que el plagio es algo inecesario ya que para ello nos entamos formando como profresionales ademas de que somos una mnete creativa.

0
Reply
0
Emiliano Quintana
Sep 2010

André,

Muy interesante tu artículo, pero creo que hay un aspecto que no trata, y es el caso de las empresas web. Estas tienden a alentar el «plagio funcional», alegando que re-inventar la rueda es una pérdida de tiempo y dinero, ya que hay empresas con mayor presupuesto, tiempo e infraestructura que ya lo hicieron, y les funciona. Y vale aclarar que estoy completamente de acuerdo con esto. Lo que hacemos es tomar su mismo modelo de interacción, adaptarlo a nuestros usuarios y nuestro estilo visual.

El punto es, ¿podemos considerar plagio a este tipo de práctica cuando es lo más eficiente?

0
Reply
0
Rebeca Zarate Cimas
Sep 2010

En mi opinion, el plagio en mi carrera puede ser bueno a la hora del aprendizaje, para basarnos y de ahi hacerlo a nuestra manera. Pero por otro lado usarlo para robar literalmente la idea, que igual en la escuela te sirve para ganar una klificación, pero en el mercado laboral te afecta de manera negativa al no crear tus propias ideas.

Creo que es mejor crear cosas nuevas a estar plagiando ya que no te das la oportunidad de demostrar que eres capaz de hacerlo por ti mismo.

0
Reply
1
Sergio Héctor Barreiro Torres
Sep 2010

Nuevamente me deja una muy agradable sensación leer este texto del maestro André Ricard, la misma que tuve al leer su libro de Diseño ¿ Por que ?, su claridad de pensamiento y la manera de expresar sus ideas es muy clara y sobre todo en un tema tan delicado e importante para el Diseño y además participo de los conceptos que propone respecto a este tema. Quiero concluir comentando que en una conferencia en la que un colega diseñador mexicano que radica en China, nos explicó que al igual que lo hizo Japón, ellos consideran la copia como un medio de aprendizaje y ésto antes no me hacía sentido.

0
Reply
0
Design Fail
Sep 2010

os dejo un link que os puede interesar

http://designowned.wordpress.com/

0
Reply
0
Luis Franco
Aug 2010

esa es la verdad

0
Reply
0
Juan Wndler
Aug 2010

Me quedo con lo expuesto en «El plagio no es un aporte», por otro lado, el «Plagio como aprendizaje» es válido sólo en el sentido de COMPRENDER el proceso realizado por el diseñador para llegar a dar en el blanco con un producto innovador, pero no cometiendo una copia del mismo para insertarla en un diseño propio.

0
Reply
0
Gabriel Ruiz
Aug 2010

En el Ecuador es tema de todos los días el plagio, simplemente se limitan a modificar los diseños existentes o antiguos y se idolatran creyendo los creadores e inventores de imagen. Pues tanto empleador como empleado se limitan a encontrar la solución en el internet.

es muy desconcertante saber que creadores de imagen equivocadamente así nombrados tengan mas trabajo que los verdaderos conocedores de temas en comunicación visual es por ello que a todos ellos es importante compartir esta información

excelente aporte felicidades.

Atte Gabriel Ruiz en Ecuador

0
Reply
0
Nohemí Guzmán Nuñez
Aug 2010

A cada nueva tarea, existe la primisa de si se estará creando algo nuevo o si ya hay algo similar, en diseño no se crea el hilo negro, se transforma, se reinventa y se usa. Hablar que una obra de cualquier índole ha sido objeto de plagio resulta escandalozo al escucharlo, pero como bien comenta André «toda creación tiene un precedente del que se diferencia más o menos pero del que recibe siempre un legado». Hay que cuidar nuestro lenguaje, lo que queremos decir y lo que vamos a señalar con él.

0
Reply
0
Mónica Bohl
Aug 2010

Muy bueno el artículo. Sacando de lado el plagio de mala fe, en mi opinión creo debemos hablar de puntos en común que representan corrientes, épocas, vanguardias, tendencias, etc.

Estas creaciones se ven a lo largo de la historia, no sólo en el diseño gráfico, sino también en objetos, arquitecturas, indumentarias, pinturas, música, etc., a veces con un quiebre abrupto y revolucionario y otras con cambios paulatinos que apenas percebimos.

Creo que somos parte de una sociedad y una época, y debemos crear y aportar a ello.

0
Reply
0
Leonardo Eladio Vergara Guillen
Aug 2010

Sí estamos en una situación de retraso tecnológico y nos interesa lo funcional inevitablemente debemos caer en el «plagio» para aprender el cómo funciona? y el cómo se hace?, como vía para poder hacer y reducir la brecha tecnologica y en un futuro poder proponer nuevos productos. Sólo partiendo de este conocimiento que ha tardado tanto tiempo en establecerse a través de la historia y el cual es imposible crear de nuevo, podemos tomar lo que ya existe, conocer su principio funcional y adaptarlo para nuevos diseños.

0
Reply
0
Pilar Monteagudo Lázaro
Aug 2010

El cerebro es incapaz de reproducir nada que no haya «visto», relacionado con anterioridad. Tambien es posible que dos cerebros geniales coincidan en un mismo proceso creativo. La copia no tiene riesgos y habitualmente resulta enriquecedora por su accesibilidad.

Es así. Felicidades a todos los copiados por originales.

0
Reply
6
Alfredo Texis Michicol
Aug 2010

Ni plagio ni corrupción y nepotismo en el diseño, algo de lo más normal... eso lo debemos de tener en mente nosostros lo diseñadores gráficos saludos...

0
Reply
12
Manolo Luis Escutia
Aug 2010

Vuelvo a ocupar la pagina. Acabo de terminar un proyecto el cual lo tengo ya protegido por derecho de autor. Son 400 « sellos postales» donde 400 artistas son tomados como referente para una una reiterpretacion. El tama;ño es igual a un sello común. En las reinterpretaciones se encuentra añadida una botella ABSOLUT, con el estilo del artista, en el margen inferior se lee ABSOLUT Picasso, si es el caso. Presentʼe el proyecto a la empresa sueca y les gustó. Ahora bien, y eso va para mis amigos de FOROALFA. _? Hay plagio ? ? es lʼicita la reinterpretacion en este caso_?

0
Reply
1
Carla Perri
Aug 2010

Ricard siempre tiene la claridad de decir y establecer el vínculo preciso entre conceptos que inevitablemente se entrelazan.

Así se entrelazan en nosotros y nuestras teorías; sin embargo este teórico incomparable es tan claro que maravilla.

Fue un autor que conocí a través de sus textos en mis épocas de estudiante. Hoy, después de muchos años sigue siendo para mi un referente.

Como alguien dijo por ahí..«un amigo con el que dialogo a través de sus escritos».

0
Reply
12
Manolo Luis Escutia
Aug 2010

Este tema ya lo habia planteado Ricard con Mariscal, en una charla informal y muy picante por lo que estos dos grandes del diseño español han aportado. Ricard, un diseñador perfeccionista y con un sentido elevado del diseño ,ha propuesto una práctica del diseño donde la honestidad es valorada. Mariscal en cambio, con esa vena de diseñador terrible, también ha contribuido a una nueva estética. Dos polos es cierto, pero que se valoran por igual. Ahora bien, ? es mas facil plagiar a Ricard que a Mariscal? ....ya que estamos en el tema

0
Reply
0
Gonzalo Martìn Del Campo
Aug 2010

Me parece que la tipologìa es importante para tener un punto de partida, y no olvidar que el diseñar es una respuesta en un tiempo determinado y para una necesidad y en otro momento sera una respuesta diferente, el plagio no conlleva a crear asì que a provocar un proceso creativo

0
Reply
0
Diana García
Aug 2010

Muy buen artículo, los diseñadores siempre nos basamos en referencias, lo importante es saber ponerle nuestro distintivo y creatividad propia para mejorarlo y darle un toque personalizado.

0
Reply
1
Emilius Cuesta
Aug 2010

Ni plagio ni corrupción y nepotismo en el diseño, algo de lo más normal...

0
Reply
0
Regina López
Aug 2010

Excelente artículo, considero que facilita diferentes perspectivas e interpretaciones del plagio. Como mencionarona algunos el factor primordial es el nivel de consciencia al realizarlo o evitarlo, acción en donde entra un sentido ético.

0
Reply
0
Miguel Angel
Aug 2010

muy buena comparación, es interesante las interpretaciones que se le pueden dar a esta palabra. Hoy en dia el diseñador se encuentra ante un gran problema referente al plagio, sobre todo para las parsonas que recien se inician, por su falta de experiencia o su ingenuidad, resultan «estafados» por gente de mala fe que se aprovecha de esas«devilidades».Lamenteblemente es un presio que devemos pagar los diseñadores, y sera eso lo que nos de mas madurez para enfrentar estos casos, dandonos mas herramientas para identificar a los plagiadores.

0
Reply
0
Gustavo Vilela Fernandes
Aug 2010

Excelente reflexão sobre as diversas mascaras que o «plágio» pode adotar. Mais interessante ainda são as referências que distinguem os extremos de um mesmo meio «criativo». Parabéns Sr. Ricard!

0
Reply
0
Pablo Martin Padoani
Aug 2010

Todo se transforma..

0
Reply
6
Luis Llabrés
Aug 2010

...escuché recientemente (y para agrado de muchos)... «solo Dios no tomó referencias al crear».

Sabias palabras de André, con su dilatada experiencia sitúa límites donde juristas no saben o no quieren hacer. Personalmente tengo una demanda puesta a una multinacional, en la que se ha fallado en contra mio y a punto de apelarse. El problema no es mi acusado, sino la mismísima institución judicial, que aún concediéndome la autoría de la obra y una compañía haberme robado, me desplaza como culpable (y me condena a costas) por tomar ciertas inspiraciones de forma conocida de juego.

0
Reply
0
Andrés Ocampo
Aug 2010

El plagio es algo que se hace siendo totalmente consciente de ello, por tanto el evitarlo también depende de cada quien y de su nivel de integridad.

Muy buen artículo e interesante la disposición de diferentes «clases» de plagio.

0
Reply
0
Juan P4Blo Solís
Aug 2010

No lo veo como plagio cuando una obra simplemente funcionó como referencia o recurso creativo para hacer otra... simplemente es un motivador de inspiración, y como el artículo lo dice de aprendizaje.

0
Reply
0
Daniel Rodríguez
Aug 2010

Bajo mi experiencia dentro de la disciplina, me he visto siempre envuelto en debates y discusiones como las descritas en el artículo. Evidentemente se trata de un tema con el cual el diseñador debe lidiar siempre al ejercer su proceso creativo dentro del desarrollo de su obra. Sin embargo, un punto que me gustaría añadir supone el riesgo de innovar en una mayor medida a lo ya realizado. He caído en cuenta en más de una ocasión que una obra distinta a las demás (con las que directamente es comparada), es objeto de críticas y la regla general es aceptar el perfeccionamiento de obras ya...

0
Reply
2
Freddy Flores
Aug 2010

creo q la copia, plagio, robo, o la #$& q sea, es la verdad de muchos q se hacen llamar creativos, pero creo q lo mas importante es la creatividad innata de uno mismo, llegar hacerse conocer por la creatividad explosiva de uno, no por un simple copy page....(yo conosco a muchos q hacen eso)

el prestigio del creativo es cambiar al mundo y dar una mejor solucion a los problemas y q te digan «wow.,....que creativo eres...ni yo lo hubiera hecho mejor como tu»...no lo creen q sea algo muy gratificante

0
Reply
1
Carlos Franco
Aug 2010

Tarde o temprano se conoce la verdad, hemos visto plagios de logos, campañas publicitarias, conceptos. Hoy se ha puesto más de mafiesto esta indole, como que la Creatividad esta en peligro desaparecer.

Quiza no se la mejor Creatividad del mundo, pero es la mia, ese es el valor.

0
Reply
1
Guadalupe Florescano
Aug 2010

Excelente articulo, delimita claramente la frontera entre el plagio y la recreación, ademas de como se ha ido aprendiendo a partir de reproducir para adquirir habilidades.

0
Reply
0
Carlos Andres Ossa
Aug 2010

Excelente el tema, plantea diversos tópicos filosóficos y éticos, naturales al ser humano. que deberían ser reflexionados desde el diseño.

0
Reply
0
Jl Raul Jordan S
Aug 2010

Excelente artículo, me hizo recordar una frase que dice: el que copia a uno hace plagio, el que copia a varios hace investigación... Es un poco de sarcasmo y verdad en esa frase, es muy discutible donde inicia el plagio o la «referencia», considero que es verdaderamente un asunto de percepción parsonal, pero si es un hecho que lo más importante es tratar de aportar honestamente algo más al diseño o a la obra de arte de que se trate que la simple copia con fines de apropiación. No podemos inventar el hilo negro, pero podemos buscar como hacer nuevas puntadas... Felicidades por este artículo

0
Reply
0
Albert Palahi
Aug 2010

Muy buen artículo, soy estudiante y en mi clase hay algun plagiador, y es muy triste. Lo peor es que los profesores no se dan cuenta o no quieren darse cuenta...

0
Reply
2
Juan Bravo Bravo
Aug 2010

Difícil decir más con menos.

Enhorabuena al autor.

0
Reply
9
César Ochoa
Aug 2010

Excelente texto digno de su autor, felicidades, lo tendre como un texto muy presente.

0
Reply
0
José Fernando Aguirre Moreyra
Aug 2010

Exacto

Para mí: siempre estamos copiando, todo lo que hacemos en la vida, por más feo que se nos haya enseñado que es copiar, y buscado una palabra más amigable como el INSPIRARSE. Lo hacemos en base a lo que conocemos, inspirarse es copiar en menor escala, pasa por qué punto de vista uno lo tome.

Ej: Inspirarse en la Naturaleza es copiar de la Naturaleza lo que nos interesa ya sean rasgos, colores, líneas, puntos, disposición de elementos.

Yo creo que lo malo sería buscar copiar el máximo posible de una obra copiar lo máximo posible de una obra.

Siempre copiamos en menor o mayor escala…

0
Reply
9
Vladimiro Cruz
Aug 2010

hablando del significado de las palabras, habría que distinguir entre plagio y RE-CREAR

0
Reply
18
Jesús Mª Pineda-Patrón
Aug 2010

Excelente. Magnífico ejemplo intelecual aplicable a otras disciplinas.

Muchas gracias.

Chulespe

0
Reply
0
Eduardo López
Aug 2010

El plagio sucede cuando la acción y el resultado muestra la debilidad de la persona para recrear algo que a visto y no logra entender en esencia y sentido, sino que se queda en una relación aparente con las cosas.

0
Reply
0
David Contreras
Aug 2010

Excelente discurso y muy didáctico. Sólo me queda una duda: hasta qué punto existe plagio en la mente de quien su único interés es mejorar un objeto existente?

0
Reply
0
Alejandro Lafuente
Aug 2010

«Good design is all about making other designers feel like idiots because that idea wasn´t theirs...«

Una vez me crucé con esta frase que me pareció muy acertada.

Muy buen artículo.

Saludos.

0
Reply
1
Víctor Del Ángel
Aug 2010

4mil millones de años pasaron para conocer la vida como hoy la conocemos, para conocer el diseño de la naturaleza, sus formas, sus colores, sus olores. 4mil millones de años multiplicándonos, copiándonos, dibujándonos una y otra vez, célula por célula, hasta convertirnos en lo que hoy somos; nos reinvetandonos todos los días, fallecemos en una constante lucha por la perfección, por ser algo mejor, siempre buscando una mejora continua, así es el diseño, un constante trazo, sobre el dibujo del pasado, nos debemos a la copia exacta que busca su diferencia en la innovación.

0
Reply
0
Ernesto Rodríguez
Aug 2010

Muy interesante, me parece importante que se mencione, aunque brevemente, el beneficio social del plagio, importante profundizar en ese tema…

Gran aporte gracias

0
Reply
0
Leticia Carubbi
Aug 2010

Como profesora de Diseño Gráfico, me ha tocado enfrentarme en varios momentos a situaciones de plagio. En cada caso los motivos manifestados por quienes lo hicieron fueron distintos, pero de fondo, en todos estuvo presente (quizá inconscientemente) la misma cuestión: el pánico por no poder lograr el objetivo, y la falta de confianza en sí mismos para sentir que pueden incluso superar lo existente. Buenos ejemplos habrá siempre, el desafío del creativo justamente estará en tomarlos como tal, servirse de ellos como motivadores, pero despegarse y dar camino a lo nuevo, lo propio, lo personal... Permitirse la posibilidad de superación, es por lejos mucho más gratificante.

0
Reply
1
Antonio Quintero
Aug 2010

Excelente artículo, donde se expone de manera didáctica el asunto de las copias o plagios. El conocimiento de las palabras y su ordenamiento para expresar las ideas es perfecto, el desarrollo de las variantes del plagiar, lo desarrolla paso por paso de mayor a menor, las intensidades de las ideas van pasando como un amanecer que nos baña de luz (en otro foro era apenas un rayito de luz que se colaba por la ventana) y nos aclara el camino -a veces peligroso- de copiar.(Vale el punto por desconocimiento de Carlos). Gracias André y me disculpa la confianza, me COPIO de Juanjo. Hasta aquí son 600.

0
Reply
4
Carlos Esteban Prause
Aug 2010

Interesante enfoque sobre el plagio. Habría que agregarle además «el plagio por desconocimiento», que es aquel (sobre todo en los jóvenes) plasman ideas u objetos o «sustancias», los cuales no están en su memoria, ya que pertenecen a algún período anterior que desconocen.

Ya sabemos todos que cada vez más seguido se producen «reciclajes» de modas, objetos, ideas, por lo tanto «sustancias».

0
Reply
6
Juanjo Gana
Aug 2010

EXCELENTE nota André.

Felicitaciones.

0
Reply

Upcoming online courses

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019