Norberto Chaves

El nuevo escudo de Buenos Aires

A propósito del artículo de Francisco Yantorno.

Celebro, yo también, la decisión del gobierno de Buenos Aires de recuperar el escudo heráldico de la ciudad. Pero también celebro que un diseñador —Francisco Yantorno— se haya hecho cargo de analizar el fenómeno en su artículo «No es un logo, ¡es un escudo!». Como comparto plenamente sus argumentos, me propongo aquí arrimar algunas hipótesis que ayuden a despejar el dilema del aggiornamento de la heráldica: ¿qué se hace con un escudo: se lo «estiliza» o se lo sustituye por otro tipo de signo?

En principio, cabe diferenciar la identificación oficial de una comunidad municipal (como es el caso del escudo de marras) de la identificación de una gestión de gobierno. Esta última es lícita y puede resultar políticamente indispensable, a condición de que no se confunda con la primera. Aceptado lo anterior, hay que detectar las alternativas de actuación válidas, que intentaré esbozar aquí.

El problema tiene dos orígenes. El primero, totalmente atendible, proviene de la complejidad de la mayoría de los escudos históricos, cargados de alegorías, nacidos en épocas en que el contexto de la identificación institucional era totalmente diferente a la actual. Sólo excepcionalmente hallaremos escudos tan simples que resistan las condiciones de lectura contemporáneas (velocidad, tamaños mínimos, diversidad de soportes, etcétera). Un segundo origen es la compulsión político-publicitaria a «modernizar» la gráfica institucional, como prueba de lo «moderno» de la gestión de gobierno. Esto se observa también en ciertas empresas. Este segundo origen es, evidentemente, ilegítimo.

Ante los escudos complejos hay dos políticas alternativas:

  1. Se los depura, generando una versión que mejore sus rendimientos visuales, sin perder la carga alegórica ni, mucho menos, divorciarse del original (tal lo operado recientemente con el de Buenos Aires o, hace relativamente poco, con el escudo nacional).
  2. Se los conserva tal cual, o con imperceptibles ajustes historicistas (pristinación), reservándolos para usos protocolares; y se los complementa con un símbolo no-heráldico de alto rendimiento, que facilite los usos más dinámicos, más masivos, menos solemnes; pero, obviamente, con alta calidad gráfica e independencia respecto del gobierno que los cree y, por tanto, con vigencia prácticamente definitiva.

Hay una alternativa «híbrida» que no da buenos resultados: la estilización del escudo original con un nivel de abstracción tan alto que pierda todo contenido y, a su vez, plantee una relación competitiva con el original: ¿cuál es el «verdadero» escudo? ¿El nuevo sustituye al anterior o simplemente lo parodia? Tal es el caso del escudo porteño que Yantorno fecha en 2008.

Historia del escudo de Buenos Aires.
Gráfico extraído del artículo de Francisco Yantorno.

Barcelona, ciudad milenaria, contaba con dos escudos históricos absolutamente diferentes. La puja política entre partidos oponentes hizo que «naturalmente» cada uno defendiera un escudo distinto. Ello bloqueó un dictamen heráldico e histórico que diera prioridad a alguno de ellos. El alcalde Pasqual Maragall, salomónicamente, se inventó un tercero, «lógicamente» heráldico. Ahora tenemos tres.

Yo tampoco haré una evaluación de la calidad gráfica de la última versión del escudo de Buenos Aires; pues ello exigiría un análisis mucho más detenido; pero sí transmito mi intriga por la desaparición de aquella enigmática ancla que, en primer plano, sobresalía de las aguas, cuando lo propio de su función es hundirse.

Como conclusión, me sumo a la crítica de Yantorno a la irresponsabilidad de directivos y diseñadores que asumen tan a la ligera un asunto cultural, institucional e histórico tan importante; y festejo la reciente recuperación del emblema histórico de Buenos Aires, quizá la única aportación válida de la lamentable gestión urbana del actual gobierno de la ciudad.

Author
Norberto Chaves Barcelona

Published on 22/05/2012

IMPORTANT: This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Instead, we suggest and value a partial reproduction, also including the name of the author, the title and the source (FOROALFA), a link to this page (https://foroalfa.org/articulos/el-nuevo-escudo-de-buenos-aires) in a clear and visible place, inviting to complete the reading.

Related

Illustration:
Alvaro Magaña
Author:

Alvaro Magaña

Title:

El diseño en el negocio de la identidad

Synopsis:

El diseño es una herramienta valiosa para la creación de valor funcional y emocional, que redunda en mejor retorno sobre la inversión de nuestros clientes.

Votes:
39
Comments:
24
Followers:
90
Idioma:
ES
Illustration:
Norberto Chaves
Author:

Norberto Chaves

Title:

La marca: ¿vestimenta o disfraz?

Synopsis:

Convencidos de que lo único importante es ser novedosos, muchos directivos y diseñadores en lugar de identificar empresas, instituciones y hasta países, producen marcas que, curiosamente, no se parecen a sus dueños.

Translations:
Votes:
234
Comments:
81
Followers:
2618
Idioma:
ES
Illustration:
Joan Costa
Author:

Joan Costa

Title:

Nacimiento y evoluciones de la marca en 7 pasos

Synopsis:

La marca comercial nació hace 3500 años. Primero fue un signo, después un significado, luego una historia televisiva en 30 segundos. Hoy, un fenómeno social y transmedial complejo.

Translations:
Read in english Read in portuguese
Votes:
290
Comments:
45
Followers:
1904
Idioma:
ES
FOROALFA ISSN 1851-5606 | Contactar | Publicidad | ©Luciano Cassisi 2005~2016