Cuando el cliente da señales

Muchas veces nos enfrentamos con clientes que prometen ser un dolor de cabeza. Dan señales que a veces no queremos atender, ponderamos la oportunidad económica por encima de un problema en puerta.

Alejandro Cisneros Utrecht
Followers:
7
Comments:
51
Votes:
33
Compartir:

Hace un par de meses mi hermana que vive en México me recomendó con una amiga suya para que le desarrolle la imagen gráfica de su negocio, a punto de transformarse. De haber sido durante 5 años una panadería integral estilo alemán con productos orgánicos, pasabaría a ser una «Bakery & Coffe Boutique» (la cliente es norteamericana), mudándose de local a una zona más comercial y pretendiendo ampliar su mercado a otro tipo de clientes, radicalmente diferentes a los actuales.

El reto no estaba en la transformación de su negocio ni en el cambio de público objetivo, sino en la personalidad del cliente en sí. Desde el principio me advirtió mi hermana que era una persona voluble, que cambia constantemente sus decisiones, que corre tras el «juguete nuevo» para dejarlo tirado por otro al cabo de unas horas. La cliente quería que la imagen estuviera relacionada con los comics y ya tenía un nombre, del que está enamorada: «Fulana's Bakery». «No importa, ya me he enfrentado con ese tipo de personas», me dije, «voy a demostrarle por qué es importante pensar en un nombre alternativo pues a ella nadie la conoce». Además los de los comics estaba por verse pues había que ver a qué público se dirigía exactamente.

La propuesta de desarrollo incluía nombre, logotipo, manual de identidad, diseño de papelería y menú, así como la decoración del local. Ella había visto mi trabajo y quería ver una propuesta. Por norma nunca comienzo a trabajar en un proyecto sin un anticipo, pero en este caso, tratandose de la amiga mi hermana, los mexicanos simpre hacemos excepciones. Comencé enviándole un cuestionario donde le pedía definir tanto a su marca como su público objetivo; los actuales y los que pretendía captar, hábitos de compra, entretenimiento, nivel socioeconómico, etc. Me dio la respuesta: el perfil de sus clientes no tenía nada que ver con la cultura de los comics; parecía más adecuado para ellos una imágen verde, orgánica y natural. Sin embargo, ella insistió en querer ver al menos una propuesta que tuviese que ver con los comics.

Esa comprobación me sirvió para que aceptara mi presupuesto y pagara el 50% de anticipo; de esta manera comencé con las propuestas para el nombre, presenté una lista segmentada en cuatro categorías, español e inglés y dentro de ellas, las que referían más a la cultura del comic y las de la cultura orgánica. Me di cuenta de que era posible combinar ambas, es decir, un nombre verde con relacionado con el comic, lo cual me facilitaba lidiar con sus deseos.

Tuvimos una reunión on-line para proponerle los nombres, pero ella ya tenía otro nombre. Dijo: «olvidate de los comics, ahora quiero algo que tenga que ver con las matemáticas. Algo exponencial como «Bread²» o a la séptima potencia. Ni siquiera se tomó la molestia de analizar mis propuestas o discutirlas; su desición estaba hecha y me pedía dirijir mis baterías a este nuevo nombre.

Para no hacer el cuento largo hice dos propuestas gráficas para Bread². Una semana después me pidió adaptar el dibujo que un artista le había regalado (una caricatura de ella misma hecha a pluma) a uno de los logotipos. Mi frustración no podía ser mayor. Hice lo que me pidió y a los dos días recibí su e-newsletter invitando a la inauguración de su local, donde pusó por logotipo el mono pero con una fuente Courier Bold y muchas estrellitas alrededor.

Obviamente no contestó mis correos posteriores ni aclaró sus desiciones por Skype. Esto es un lamento o queja sobre mi infortunio, sólo un aprendizaje que quiero compartir:

  1. Siempre hay que pedir anticipo por el trabajo. No hay que hacer nada hasta tenerlo en la cuenta bancaria.
  2. Hay que demostrarle al cliente con peras y manzanas por qué uno sugiere lo que sugiere. Si uno sabe cómo guiarlo, el mismo cliente dará las respuestas que se le quiere hacer notar.
  3. Dar demasiadas opciones sólo engolosina al cliente. Ante la imposibilidad de decidirse por una, hace una mezcla de todo o elige algo fuera de lo propuesto.
  4. Si no se está dispuesto a lidiar con la indecisión o el ego de un cliente o no se quiere formar parte de un suicidio comercial, no hay que involucrarse. 
Followers:
7
Comments:
51
Votes:
33
Compartir:

51 Comments

Comment

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 13/04/2012.

You may be interested

Fernando Del Vecchio
Idioma:
ES
Author:

Fernando Del Vecchio

Title:

Ayuda a tu cliente para que te elija

Share:
Interactions:
Votes:
223
Comments:
105
Followers:
661
Soledad Dias
Idioma:
ES
Author:

Soledad Dias

Title:

¡A los golpes también se aprende!

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
199
Comments:
118
Followers:
38
Luis Ramírez
Idioma:
ES
Author:

Luis Ramírez

Title:

La imagen del creativo juega en contra

Share:
Interactions:
Votes:
108
Comments:
106
Followers:
53
Fernando Del Vecchio
Idioma:
ES
Author:

Fernando Del Vecchio

Title:

Pasión por el diseño

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
136
Comments:
46
Followers:
661
Soledad Dias
Author:

Soledad Dias

Title:

Learning, the Hard Way

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
4
Followers:
38
Ricardo Acosta García
Idioma:
ES
Author:

Ricardo Acosta García

Title:

La sonrisa de Don Gómez

Share:
Interactions:
Votes:
32
Comments:
13
Followers:
67
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

4
Natasha Enríquez
Aug 2013

En realidad me he topado con muchos clientes complicados e indecisos como el ejemplo presentado aquí. Son personas que al ser quienes pagan, creen tener el poder absoluto sobre las decisiones de su marca en muchos casos para satisfacer sus caprichos. Se supone que nos contratan para asesorarlos pero no dejan que lo hagamos. Sin duda pedir el 50% de anticipo siempre hará que los clientes se comprometan porque como ya han pagado, nos han dado por sobreetendido que confían en nuestro trabajo. Ojalá nunca más te pase eso y gracias por compartir con nosotros tu experiencia.

1
Reply
0
Laura Parra
May 2013

A todos creo en alguna ocasión nos a pasado no necesariamente los que tienen poca experiencia pues nos encontraremos con este tipo de clientes muchas veces que no sabemos el por que nos contratan si ya todo lo tienen ellos y la realidad nos hacen perder el tiempo por sus indecisiones o por que ellos creen que viendose bonito ya estará funcional sabiendo que no es así y que los diseñadores no solo dibujamos bonito y que nos hagan caso a nuestras propuestas ya que nosotros sabemos por que proponemos lo que proponemos.

0
Reply
19
Cristhian Pabón Aranguren
May 2012

Si Jenny, como diseñadores no podemos cerrarnos a cosas por el simple gusto, debemos nutrirnos de todo lo que veamos y si se puede buscar mas material visual, literario, musical, etc, para como tu dices crear puentes y poder sacar buenas ideas a partir de lo que esta en la mente, de ahí proviene ese chispazo de creatividad.

0
Reply
19
Laura Grijalba Delgado
May 2012

Alejandro tu articulo me parece similar al de Jose Juaquin «Diseñador vs Cliente» donde habla de la inconformidad con los clientes en el momento en que empiezan a creer que el diseñador son ellos y no es uno, en tu articulo se ve una experiencia real, gracias a las experiencias que se va teniendo en la vida es que uno llega a ser cada día un mejor diseñador. Es muy importante tener una buena relación con el cliente, siempre sabiendo cuáles son los deberes que debe tener cada uno en la propuesta y sus limites,no se debe estar prevenido con un cliente solo por haber tenido una mala experiencia.

0
19
Cristhian Pabón Aranguren
May 2012

Claro que no se debe estar prevenido Laura, pero si hay clientes que solicitan de una persona profesional por ayuda, pero lo que realmente pasa es que lo mandan y se hace solo lo que el cliente diga, sin tener en cuenta la opinión o propuestas del diseñador.

0
19
Laura Grijalba Delgado
May 2012

Eso es lo que se debe evitar que el cliente tome desiciones que no debe porque para eso estamos nosotros los diseñadores para poner limites a la hora de hacer las propuestas y realizarle un proyecto a un cliente.

0
7
Alejandro Cisneros
May 2012

Gracias Laura, sólo quise compartirles mi experiencia y lo que aprendí de esta situación, gracias por tu aprecio a mi artículo, y creo que eso es que el cliente no debe ser tu enemigo, pero no es facil hacerlo tu aliado y hacerle entender como piensas, generalmente te tratan como «el que paga, manda» y nosotros aceptamos esa actitud pues necesitamos el dinero o el trabajo que él en cierto modo nos prové, especialmente si somos freelance.

0
19
Laura Grijalba Delgado
May 2012

Tienes toda la razón no siempre es fácil tener a un cliente de aliado mas que todo por lo que dices por que como ellos son los que pagan creen que por eso son los que mandan, pero igual es un riesgo que debemos de tomar y tratar de entrar con la mejor energía y positivismo como nos caracterizamos los diseñadores, espero puedas tener mejores experiencia en un futuro Alejandro.

0
Reply
41
Paula Torres
Apr 2012

Es a lo que nos enfrentamos en el dia a dia alejandro,en mi opinion es de suma importancia como menciona, el publico hacia quien va dirigido dentro esa propuesta de desarrollo Como hemos visto, el acto de diseñar no está librado al azar, ni a gusto del diseñador, sino que se rige por un sistema ordenado de acciones, de requerimientos que el cliente propone .No quedaria de mas crear un vinculo entre el diseñador quien esta poniendo todo su empeño en la busqueda de soluciones , y el cliente quien esta a la espectativa de un buen trabajo .

1
7
Alejandro Cisneros
May 2012

Yo diría que más que requerimientos que el cliente propone, requerimientos que el producto o servicio necesitan, pero sí, es de suma importancia la plena comunicación entre ambas partes, que el cliente sepa que y por que lo hacemos y que nosotros sepamos como piensa y que espera el cliente de nuestro trabajo y llegar a un justo medio entre complacer y cumplir con lo que debe ser.

0
41
Paula Torres
May 2012

exacto es de esta manera como como podemos generar nuevas propuestas de desarrollo en pro de satisfacer estos requerimientos anteriormente dichos tanto para el cliente como para el producto o servicio.Y es de gran valor esta charla que estamos generando pues creo que este medio es un gran ejemplo propositivo en donde los diseñadores podremos obtener un grado significativo dentro de los procesos de investigación y desarrollo de nuevos productos y servicios, aprovechando y respetando las condiciones de cada contexto.

0
Reply
55
Ana María Aristizabal
Apr 2012

Alejandro, yo considero como lo han mencionado en comentarios anteriores que todo esto hace parte del trabajo, y como diseñadores debemos aprender también a lidiar con diferentes tipos de personas y su respectivo temperamento, pero no considero que sea una tarea fácil, se necesita de mucha paciencia principalmente; pero quisiera saber usted que cree que como diseñadores podríamos hacer para encontrar un equilibrio entre satisfacer los deseos y las expectativas de los clientes y al mismo tiempo aportarles al máximo de acuerdo a nuestros conocimientos sin terminar frustrados en el intento?

1
7
Alejandro Cisneros
Apr 2012

Que buena y compleja pregunta, en lo personal pienso que debo estar seguro y creer que mi trabajo es lo mejor que un cliente puede obtener para su producto, por lo tanto el debe confiar en mi para aceptar mis propuestas, es decir por algo se acerco a mi, por que conoce mi trabajo previo y quiere algo «así» para su marca, quiere mi estilo o mi visión, no quiere un maquilador de ideas ajenas, no quiere un operador de Adobe, quiere una mente, un juicio, un creativo visual que cumpla sus expectativas. Claro siempre partiendo de un estudio previo de la marca o producto y de ahi partir para crear.

0
55
Ana María Aristizabal
Apr 2012

Alejandro, muchas gracias por tomarse el tiempo de responder a mi pregunta; me parece que usted a mencionado un punto bastante importante que yo lo resumiría como la disposición del cliente y la capacidad de estar abierto a escuchar las propuesta e ideas que nosotros como diseñadores podemos ofrecerles, pero el problema es cuando el cliente no tiene esa disposición, pero en ese punto ¿que se podría hacer? tal vez como lo han mencionado ¿ especificar unas reglas de trabajo como escucharse y aceptar las propuestas de cada parte y así fortalecer las ideas?

1
7
Alejandro Cisneros
Apr 2012

Si, bueno a mi me gusta ser directoy les digo así es como me resulta mejor trabajar, primero A» luego Bʼ y luego C» a veces los clientes quieren correr antes de poder caminar, creo que hay que frenarlos sin necesidad de ser grosero o rudo, si me dice «es que yo pensé que un logo así negro como grabado.». claro, primero necesitamos un nombre, y antes una lluvia de ideas, y antes saber a que público te diriges; que entiendan cual es el proceso y por qué el orden. La comunicación clara es básica. Si aun así no acepta pues tu decides si continúas con él o aceptas maquilar sus caprichos por dinero.

0
55
Ana María Aristizabal
Apr 2012

Alejandro, leyedo su respuesta se me ocurre que la experiencia con un cliente puede ser como el trabajo en equipo, es necesario tener una buena comunicación como usted lo ha mencionado, creería yo entonces que la comunicación con el cliente es la clave cuando se trata de trabajar con un cliente donde uno entienda lo que quiere el cliente y de la misma forma el cliente pueda entender lo que nosotros podemos ofrecerles, y dado el caso como usted lo menciona, si no funciona ya entrarían a formar parte de esto la ética del diseñador.

1
Reply
51
Zulay Herrera
Apr 2012

Este hecho es algo con lo que tenemos que lidiar todos y todas, pero pienso que es parte del trabajo de los diseñadores, lo cual nos ayuda a crecer y también conocer mas los tipos de clientes que rodearan nuestra vida profesional, no toda va a ser perfecto, ni las ideas, ni los proyectos, ni los diseños ni nuestros clientes, pero lo bueno es sacar provecho de esto, como tu Alejandro donde usaste este suceso para escribir un articulo y publicarlo en FOROALFA, dándonos a conocer tus opiniones y dándote a conocer un poco como Diseñador.

1
Reply
0
John Mack
Apr 2012

lol, muy ameno y constructivo, gracias.

1
Reply
47
Juliana Chiriví Amaya
Apr 2012

Fernando, me atrevo a decir que los diseñadores y arquitectos lidiamos con los que podrían ser los clientes más difíciles, ya que desean comprimir todos sus gustos e ideas en un diseño que sea igualmente atrayente, muchas veces sin siquiera escuchar nuestras opiniones acerca de aspectos que son indispensables y que ellos no conocen. Creo que la mejor forma de hacer respetar nuestro trabajo, más allá de cobrar un anticipo, es fortalecer el discurso que argumenta nuestros conocimientos y productos, para ofrecer la mejor propuesta que satisfaga a todas las partes (diseñador-cliente-público).

0
17
Anamaria Gil
Apr 2012

Estoy de acuerdo contigo Juliana siempre van a ser difíciles los clientes para los diseñadores y arquitectos, a medida que pasa el tiempo, el cliente siempre va a querer estar renovando, los gustos siempre van a estar en cambio ya que los clientes y los gustos son diferentes, en la mayoría de los casos son inconstantes.

0
47
Juliana Chiriví Amaya
Apr 2012

Alejandro te pido disculpas por dirigirme a tí como Fernando, aún así, Anamaria creo que los gustos cambiantes son un punto a favor para el diseño, pues garantizan que las necesidades tanto estéticas como funcionales sean también cambiantes y es a ese tipo de problemáticas a las que nos dirigimos los diseñadores. Sin embargo estamos igualmente expuestos a constantes rechazos o «imposiciones» del cliente y el usuario que exigen por parte nuestra una capacidad argumentativa y creativa muy alta para lograr convencerlos y satisfacerlos.

1
51
Zulay Herrera
Apr 2012

De acuerdo con Juliana, aparte de querer entender a los clientes, lo mas importante en estos tiempos es fortalecer el discurso que argumenta los conocimientos y productos de nosotros como diseñadores profesionales, y así mismo darlos a conocer y entender por nuestros clientes, para que estos entiendan la importancia de los diseñadores y se sientan a gusto con nuestro trabajo y lo transmitan a otros; también pienso que el cambio y la renovación siempre van a estar presentes en la mayoría de los clientes, y es un reto importante para los diseñadores apropiar estos hechos a todos los diseños.

1
25
Angela Maria Medina Olano
Apr 2012

Estoy de acuerdo con ustedes, los diseñadores debemos tener ante todo un discurso argumentativo sumamente bueno y un gran poder de convencimiento a través de este, para poder de esta manera influenciar a los clientes para que nos permitan desarrollar las propuestas de tal forma que cumplan con las expectativas cliente-publico, logrando un diseño que cumpla con la función para lo que fue ideado. Y tal vez hacer que los clientes y las personas en general empiecen a tomar a los diseñadores en serio, que al fin nos den el lugar que merecemos y nos dejen trabajar sin tantas condiciones.

1
47
Juliana Chiriví Amaya
Apr 2012

Angela, insisto que esas condiciones -no absurdas, claro- son igualmente necesarias, si diseñáramos con total libertad de alguna forma también estaríamos imponiendo nuestra postura por encima de lo que el cliente quiere o espera sentir con el producto. Si queremos satisfacer al usuario sin afectar nuestros criterios debemos diseñar discursos más que objetos, productos comprensibles, rearticulables, propensos a la mutaciones a través de la retroalimentación y solidarios, es decir, que se construyan gracias al trabajo conjunto entre usuarios y creativos para el beneficio de ambos.

0
25
Angela Maria Medina Olano
May 2012

Claro Juliana, como diseñadoras debemos generar estos vínculos, para lograr proyectos con bases solidas, generados desde un discurso argumentativo, que cumpla con las expectativas tanto del cliente, como del diseñador, de esta forma lograremos un proyecto retroalimentado.

Pero la pregunta es, como podemos lograr esto?

0
47
Juliana Chiriví Amaya
May 2012

El primer paso sería desprendernos de la idea de diseñadores de forma-función y direccionarnos hacia lo que Nigel Whiteley plantea como el «diseño valorizado», ser diseñadores integrales capaces de abordar problemas sin pensar en imposiciones políticas, teóricas o de pensamiento, fortalecer la interdisciplinaridad tanto en los procesos de investigación como en los de desarrollo y ser conscientes de otros problemas alejados de la obviedad y de las implicaciones del abordaje por parte del diseño. Destacar el valor del diseño y el valor de las comunidades para hacer verdaderas sociedades.

1
25
Angela Maria Medina Olano
May 2012

Tienes mucha razón, pienso que en los últimos años el diseño en Colombia a cambiado la forma en que es percibido por la comunidad, pienso que esto se debe al cambio de pensamiento de las escuelas de diseño, que paso de ser un pensamiento individualista y egocentrista, que no permite la participación de personas externas, a un pensamiento grupal, donde sabemos que todos y cada una de las personas que componen la comunidad son capaces de aportar útiles ideas, así que podemos a través de nuestros conocimientos darle forma a sus ideas, para lograr lo que todos los implicados desean.

0
47
Juliana Chiriví Amaya
May 2012

Claro! Como dices Angela, la forma de percepción haya cambiado a un pensamiento más grupal, pero aún sigue siendo muy débil, porque nos cuesta desligarnos del ego de «diseñador» y la idea de «el cliente no tiene criterio» y no somos lo suficientemente humildes aún para aceptar que podemos aprender de ellos, queremos forzar muchas veces nuestras ideas cuando pueden ser superiores si apropiamos las mejores ideas del cliente a través de diseños más integrales.

0
25
Angela Maria Medina Olano
May 2012

Exacto Juliana, pero ya vamos por buen camino para lograr desligarnos completamente del ego que nos persigue, ademas casi todos los nuevos mentores, tienen esta renovada mentalidad y hacen todo lo posible para que nosotros la adaptemos a nuestro ideal de pensamiento, logrando potenciar una nueva generación de diseñadores que promuevan el diseño de pensamiento y emociones, quitandole un poco el protagonismo a los artefactos.

0
41
Paula Torres
May 2012

entrando en la charla ,pienso que como dices juliana la unificacion tanto de cliente ,publico como diseñador, hacen que en conjunto satisfacer la demanda que esta expuesta en el mercado.Y comparto totalmente angela en que esta nueva generacion de diseñadores seran los guien el camino y sus proposiciones haran que a futuro se le de primacia a las emociones ,los setidos,tantos factores a favor del buen diseño en vez de el objeto en si.

0
Reply
1
Antonio Quintero
Apr 2012

Siempre es bueno cobrar algo, pero también es difícil si no conocen tu trabajo , a veces cuando haces la primera entrega y presentas tus ideas es el momento de conseguir un adelanto. Se puede dividir el pago en tres partes , 30% a la aprobación de la idea, 30% a la entrega de artes finales y 40% con la entrega de la cosa impresa o hecha. De esta manera vas avanzando con tu platica en el bolsillo y siempre que surjan cambios o nuevos desarrollos podrás hacer ajustes . Pero ese cliente que te tocó está bien «particular». Ojalá pueda comerme un pancito o a lo mejor un helado o bailar en el local?

0
0
H. M. Lozano
Apr 2012

Amigo nunca se debe comenzar un trabajo sin $$, si el cliente no conoce tu trabajo pues le muestras los resultads obtenids con anteriores clientes para aumentar su confianza, no debes esperar a cobrar el anticipo luego que ya has comenzado a trabajar, algunas veces tomarán la gran idea que propones y la desarrollan con otro diseñador robando tu trabajo y dejándote fuera, no lo harán si ya les costó. La idea del 30%-30%-40% es buena, pero el primer porcentaje será antes de tocar el mouse.

Tmbn es bueno dejar claro a cuantas sesiones de cmbios tiene derecho el cliente, yo doy 2. La 3ra x 10%+

1
1
Antonio Quintero
Apr 2012

gracias por responder y por las sugerencias. Resulta difícil para mí establecer en una relación de trabajo de diseño un límite de revisiones, pues considero que cuando estas sobre la idea y entendiéndote con el que las aprueba o las rechaza, se establece un vínculo de «complicidad» para alcanzar la mejor propuesta, que limitar los cambios nos hace ver como «infalibles» y eso no es cierto. Por supuesto si se trata de cambios de forma SI, pero los típicos cambios de un poquito más grande o un tono mas claro o lo quiero ver en plateado o mi esposa me comento que esa letra era como... Se perdona?

0
Reply
23
José Joaquín Domínguez
Apr 2012

Dos ideas que me parecen fundamentales:

1-Cobrar una parte por adelantado es fundamental, porque muchos clientes no valoran un servicio si no les cuesta dinero y porque así ganaremos en autonomía, autonomía para ser honestos y, si así lo estimamos, decir NO...

2- Siempre podemos decir no a hacer cambios que empeoren la propuesta. Puede parecer una postura extrema, e incluso hacernos perder el cliente para el futuro... o bien prestigiarnos y cargarnos de credibilidad. A veces hay que jugar fuerte para que te respeten.

1
Reply
1
Robert Vallejos
Apr 2012

Es aconsejable pactar un contrato o al menos dejar claras las condiciones de trabajo. La cantidad de reuniones, de propuestas, de cambios, etc etc... y por supuesto la cantidad de propuestas y plazos claramente detallados. A todos les ha pasado alguna vez... Saludos

0
7
Alejandro Cisneros
Apr 2012

Totalmente de acuerdo Robert, solo que en la práctica muchos clientes se asustan cuando ven formularios y formalidades que quizas (si no están dispuestos) les comprometan a pagar impuestos y declarar gastos, ya es una gracia que acepten dar el 50%, al menos en México donde la evasión fiscal es muy alta y todos lo quieren con las 3 «B»: bueno, bonito y barato. En este caso el cliente no me pidió recibo alguno o factura, así a la mexicana.

0
Reply
5
Juan Pablo Lozano
Apr 2012

Suicidio comercial, esa me llamó mucho la atención, creo que por lo que escucho es una situación que sucede muy amenudo, aveces cuando he sugerido argumentado y finalmente he hecho propuesta y el cliente no escucha, confieso, he optado en ocaciones por el viejo dicho: si quieres tirar tu dinero por una ventana... pues tíralo por la la mía. Lo que pesa luego es tu buen nombre, proyectos aquellos que borro de toda presencia, los hijos indeseados.

2
7
Alejandro Cisneros
Apr 2012

Claro! todos tenemos patitos feos fuera de nuestro portafolio, lo que no deja de ser experiencias para aprender. Me encanta tu frase del dinero por la ventana. Saludos

1
Reply
53
Jesus Gaytan
Apr 2012

Acabas de aprender la lección que nadie enseña en escuelas de diseño.... aprender a decir que no.

Lo más curioso es que yo la aprendí de un arquitecto, cuando me enterqué en un trámite que no se podía resolver como yo lo quería, y este arquitecto no me dijo que no y obviamente no salió como yo lo deseaba. Resultado?, pérdida de tiempo y dinero de mi parte y confiabilidad de su parte, nunca lo volveré a contratar. No por ineficiente, sino por poco profesional para decirme que no desde el inicio.

A raíz de ese aprendizaje, he aprendido a decir que no... y mis clientes felices.

4
51
Zulay Herrera
Apr 2012

Jesus, puede que esta lección no la enseñen en las escuelas de diseño, pero pienso que siempre a estado presente de diferentes maneras, ya que lo relaciono con algunos profesores estos como clientes y nosotros o nosotras las/los estudiantes como los diseñadores; cuando ante ellos presentamos nuestras proyectos e ideas y estos no se encuentran a gusto, y finalmente nos dicen que hacer, pues la forma de pago es una calificación o nota que nos lleva a perder nuestras principales ideas haciendo lo que los profesores dicen dejando atras nuestras opiniones, aportes o ideas.

0
Reply
25
Angela Maria Medina Olano
Apr 2012

Alejandro, en la mayoría de los casos los clientes son tercos y no se dejan guiar muy bien. Muchas veces no entiendo para que nos contratan si al final terminan haciendo lo que quieren, como podríamos hacer como diseñadores y diseñadoras para que nuestro trabajo sea valorado y bien pagado? Como lograr que las personas entiendan la importancia de nuestras profesiones? y como hacer para que entiendan que si nos contratan es para que nosotros analicemos y adaptemos las ideas que ellos tienen, para hacer que su pedido cumpla con sus expectativas?

Saludos.

0
7
Alejandro Cisneros
Apr 2012

Es buena pregunta, creo que la imagen mental que mucha gente tiene sobre diseño gráfico es erronea, prostituida y relativizada; a veces pienso en el ejemplo del panadero, vas con uno que te recomendaron que probaste algo de su trabajo en una cena, le pides el pastel del sabor que quieres pero no le dices como hacerlo, confias en su capacidad y vuelves con el por que te dejó satisfecho (a), no entras a su cocina y cambias los ingredientes. Esa reivindicación creo que necesita la profesión.

1
23
José Joaquín Domínguez
Apr 2012

Desde mi punto de vista, tienes dos opciones:

A) la opción que Juan Pablo Lozano propone, «si quieres tirar tu dinero por la ventana, tíralo por la mía».

B) Decir NO. «No«a hacer modificaciones que empeoren el resultado, «No» ha aceptar sugerencias del cliente si consideramos que son desacertadas. La argumentación que yo daría a tal cliente sería: «el mejor servicio que puedo hacerte es no tocar nada o no cambiar nada»... y arriesgarnos a perder la parte de los honorarios que estén por cobrar. De ahí la importancia de cobrar una parte por adelantado. Una cosa es ser honesto y otra, idiotas.

1
51
Zulay Herrera
Apr 2012

Pienso que estos tipos de clientes estarán siempre alrededor de la vida profesional de los diseñadores, como un medico se encuentra con un paciente enfermo que no lo acepta y no quiere su respectivo tratamiento o su ayuda , y pienso que son estos clientes los que nos ayudan a cambiar o crecer nuestras estrategias como profesionales, rediseñándolas y haciéndonos pensar en diseñar nuevas formas para llegar y convencer los clientes tercos de nuestro trabajo, y que si nos contrataron es por nuestros conocimientos y habilidades las cuales deben ser respetadas y valoradas.

0
25
Angela Maria Medina Olano
Apr 2012

Creo que en parte es culpa de nosotros que las personas no respeten nuestra profesión, ya que existen muchos diseñadores que no les importa pasar por encima de sus conocimientos y su integridad, con tal de ganar dinero. Ademas no son capaces de decir NO, como dices tu José.

Pienso que el gremio de los diseñadores es demasiado débil justamente por esta razón, si nos respaldáramos entre todos y si algunos nos pensaran solamente en ganar dinero a costillas de dañar la imagen de otros, tendríamos bases firmes que ayudarían a que nuestra profesión tome la fuerza que tanto anhelamos.

0
51
Zulay Herrera
Apr 2012

Este debate, me hace pensar en que los diseñadores deberíamos combinar el diseño con el derecho y diseñar nuestras leyes, las cuales fueran respetadas y distinguidas tanto como por los diseñadores y los usuarios; Y tal vez diseñar el manual del diseño el cual debería ser respetado, apropiado y conocido por todos, e imagino que esto ayudaría a darnos fuerza en nuestros discursos, conocimientos, proyectos y tal vez los usuarios lo verían como una profesión que se respeta, se necesita y genera cambios la cual merece su propio valor.

1
7
Alejandro Cisneros
Apr 2012

Creo que simplemente el cambio del gremio vendrá desde dentro de cada uno de nosotros, no dejándonos afectar por las malas desiciones de otros y respetando nuestro trabajo con dignidad. El dinero es solo un medio que otros ponderan como el principal objetivo de su trabajo, el diseño para mi es un placer.

0
25
Angela Maria Medina Olano
Apr 2012

Exacto, para poder cumplir con las expectativas de los clientes, debemos ser amantes del diseño, debemos sumergirnos en él y conocer sus partes mas ocultas, para lograr propuestas que toquen emocionalmente los clientes, para que ellos se sientan identificados con nuestras propuestas y empecemos a ser valorados por lo que somos y lo que hacemos.

0
51
Zulay Herrera
May 2012

Casarnos y amar el diseño, hasta que la muerte nos separe. Hacer el diseño parte de nuestra vida, es verlo como el sexto sentido de los diseñadores que complementa los otros cinco sentidos.

0
30
Alejandro Camelo
May 2012

Zulay pienso que en el diseño podria ser un excelente complemtento del derecho o visceversa, pero no creo que el medio para lograrlo sea creando leyes, ya que las leyes ponen barreras y condicionantes a la imaginación de los diseñadores, comparto mejor tu idea de un manual en el que expresemos lo que debe y no debe ser teniendo en cuenta en el diseño (la ética del diseño) pero sin leyes que nos obliguen a pensar, al igual que Alejandro, para mi diseñar es un placer.

0
51
Zulay Herrera
May 2012

Estas en lo cierto Alejandro, no lo había visto desde esa perspectiva, creo que a los seres humanos nos encantan romper las leyes. Gracias por tu aporte, Saludos.

0
Reply

Upcoming online courses

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
6 Agosto

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019