Copy… ¿right?

La imagen publicada suele ser considerada, a priori, de dominio público o de autor anónimo; un recurso visual supuestamente de uso libre e irrestricto, sin atribución de autoría.

Victor Garcia Martínez
Followers:
188
Comments:
162
Votes:
88
Compartir:

¿Dónde termina tu derecho y empieza el mío? O, para decirlo de otro modo: ¿hasta dónde estás dispuesto a reconocer que tus derechos terminan y empiezas a transitar territorio ajeno? Medios digitales accesibles a todo el mundo, que nos sumergen en un maremagnum de imágenes plurimorfas, parecen definir como factor distintivo de la sociedad, una «cultura de la imagen».

En nuestro entorno cotidiano, todo debe tener un correlato visual: tomamos afiebradamente fotos y hacemos películas instantáneas con cámaras minúsculas y celulares asombrosos en todo momento y lugar. Generamos imágenes de nuestras actividades cotidianas y nuestras más nimias fantasías, y nos apresuramos a subirlas a las redes sociales para compartir con amigos, socios, clientes, amantes o sencillamente, con todo el planeta. De modo simétrico, asistimos a la misma vorágine imagen-compulsivo-dependiente procedente de amigos, conocidos y legiones de desconocidos.

Con esta amplísima y desaforada disponibilidad, también abordamos Internet y nos bajamos lo que nos place y lo ponemos en nuestras páginas, blogs o redes sociales. En definitiva, por sobreabundancia, la imagen parece haberse convertido en un commodity sub-cultural. Una adocenada mercancía, banal, desvalorizada y fungible.

Pero esa es la mitad de la verdad. Hay gente que tienen una sensibilidad especial para capturar la fugacidad de un momento que la separa del resto: los fotógrafos, profesionales o aficionados. Ellos merecen el reconocimiento explícito de su autoría, un derecho protegido internacionalmente por las leyes de propiedad intelectual. Pero, aunque eso es así en los papeles, en la práctica, sus derechos son usualmente ignorados y su obra suele aparecer publicada en medios formales supuestamente respetuosos de la legislación vigente, pero que, llegado el caso, se pueden hacer los distraídos. Para ilustrar este «lado oscuro» de las no siempre rigurosas conductas editoriales acerca del uso de las imágenes, y con el consentimiento y datos aportados por su protagonista, voy a relatar dos situaciones de ese tenor que le sucedieron a mi colega y amigo Raúl Shakespear, reconocido diseñador gráfico y fotógrafo entusiasta desde toda la vida. ¡Bah!, desde que nuestra querida profesora Lydia Gula tuviera la peregrina idea de iniciarnos en la alquimia de la manipulación fotográfica y los misterios de la imagen latente, en sus clases de Historia del Arte en las Escuelas Raggio. ¡Cualquier cosa con tal de no estudiar al Giotto!

Ética al servicio de la fotografía

Corría el año 1969, en el hall de ingreso al legendario Instituto Di Tella de la calle Florida al 800 en Buenos Aires —posiblemente el más vanguardista centro de experimentación artística de Latinoamérica de aquél entonces—. Pérez Celis, un joven y talentoso artista en ascenso, posa despreocupadamente, apoyado en una de las célebres esculturas de bronce de Henry Moore que daba la bienvenida al Instituto. Encuadra la escena Raúl Shakespear, otra —más joven— promesa, quién hasta pocos años antes había sido colaborador del recordado fotógrafo Humberto Rivas en el propio «Instituto Di Tella». Valiéndose de su inseparable Nikon —una joya mecánica de esa época— Raúl congela para la insospechada y remotísima posteridad ese fugaz instante irrepetible de vida hecha luz, integrando al hombre con el bronce.


Pérez Celis en el Insitituto Di Tella, Buenos Aires, 1969. ©Raúl Shakespear.

Pasados muchos años, en 2004, Raúl le obsequia a Pérez Celis una copia dedicada y autografiada de esa toma singular, que el agradecido obsequiado hizo enmarcar y tuvo consigo hasta el fin de sus días. Con motivo del fallecimiento del artista, en 2008 Raúl publicó un artículo en su homenaje, ilustrándolo con esa foto, contando las azarosas circunstancias de la toma.1 Años después, una editorial sin vinculación con el fotógrafo, proyectó la publicación de un libro también en homenaje al artista, para el cual, el editor tuvo acceso a material biográfico en posesión de allegados y familiares del pintor. Entre ellos, estaba esa foto pretérita enmarcada y autografiada. Los datos del autor estaban a la vista y eran fehacientes y comprobables. Sin embargo, publicado el libro en 20112, la imagen en cuestión se utilizó sin consentimiento del autor —en realidad, sin siquiera su conocimiento, pues se enteró al ver el libro impreso— ni, consecuentemente, los debidos y esperables créditos que atestiguaran la autoría.

Curiosamente, la publicación estuvo a cargo de una editorial de libros de arte; la selección del material de archivo fue efectuada por un responsable fotográfico y la edición fue patrocinada por un laboratorio medicinal local con proyección internacional, cuyo lema es «Ética al servicio de la salud». Este postulado es un encomiable compromiso ético, seguramente extensivo a los productos culturales que la empresa patrocina. Sin embargo, fue insuficiente para garantizar la atribución de la imagen publicada a su autor. Lo más probable es que el patrocinador ignorase este «olvido», por ser responsabilidad del editor cuidar esos detalles formales de la edición. El autor quizá hubiera aceptado reducir sus honorarios para una publicación de homenaje, incluso hasta podría haber cedido la imagen sin costo, si no mediaran fines de lucro en la edición. Lo que ni Raúl Shakespear ni nadie que genere producción intelectual está dispuesto a aceptar alegremente, es que su nombre no figure en la publicación de su obra. Ese menoscabo implica el desconocimiento de un derecho básico e inalienable: el de autor.

Del Paraíso al Purgatorio

En 1976, llevados por un ambicioso proyecto personal compartido, Raúl y su esposa Silvia Páez, se «confabularon» para una hermosa quimera: lograr la complicidad de Manuel Mujica Láinez —a quién no conocían personalmente— para que, con su expresiva caligrafía renacentista, copiara párrafos escogidos de su propia obra, para un libro que estaría habitado por imágenes de ángeles que Raúl había estado registrando con su cámara. La «cacería» incluyó una invitación de Manucho a El Paraíso, su íntimo refugio cordobés de Cruz Chica.

El consagrado escritor, llevado por el entusiasmo propio y contagiado por esos dos jóvenes animosos y para él desconocidos que le propusieron el proyecto, cooperó maravillosamente con los requerimientos que se le hicieron. Raúl le tomó numerosos retratos, que años después integrarían, junto con la fascinante imaginería angélica, una sensitiva muestra homenaje3; mientras que Silvia, apasionada manuchóloga aficionada, aportaba sus detallados conocimientos de la obra del escritor, indicándole al cooperativo Maestro escribiente los párrafos específicos, que el aplicado Manucho caligrafiaba diligentemente con su pluma ágil y garbosa. Todos juntos cooperaron para darle forma a un libro encantador y raro, en el que campean los textos manuscritos de Mujica Láinez en armonioso contrapunto con los ángeles sorprendidos por Raúl en sus gestos de piedra. Pero como toda quimera que se precie, la culminación de la obra no fue inmediata: el libro vio finalmente la luz en 1994 —casi 20 años después de la idea y diez años después del fallecimiento de Manucho, que desafortunadamente no llegó a verla concretada—, y significó la consumación de un sueño amorosamente compartido por los tres protagonistas.4


Manuel Mujica Láinez en El Paraíso, Cruz Chica, Córdoba, 1976. © Raúl Shakespear.

En 2007, con motivo de un aniversario del escritor, un matutino porteño publicó un artículo ilustrado con uno de los retratos tomados por Raúl, sin conocimiento del autor y sin consignar la autoría. Esa imagen había sido suministrada por el propio autor, para alguna nota anterior de difusión de la muestra de homenaje a Manucho, y debería haber sido destruída o devuelta al autor luego de ese uso específico. En lugar de eso, algún archivista «previsor» la debió haber guardado en los archivos del periódico, sin consignar los datos del autor en el reverso de la copia fotográfica, como siempre se hizo en todas las editoriales con copias sobre papel. Y si lo hizo, el editor del artículo decidió ignorarlo. Como sea: la foto fue publicada sin permiso del autor. No voy a detallar aquí las vicisitudes y disgustos por los numerosos reclamos a que se vio obligado Raúl para lograr algún reconocimiento moral y/o material por el daño sufrido por la apropiación indebida de su obra. La amansadora incluyó intervención de abogados, dilaciones, promesas postergadas y un sinnúmero de sinsabores. Hasta que, por fin, el periódico se avino a pagar «en especies», y autor y medio gráfico llegaron a un acuerdo modesto pero razonable. David, si bien no derrotó a Goliat en esa contienda desigual, al menos lo había hecho trastabillar sorprendido.

Más imaginación, menos imágenes

Estos acontecimientos corresponden a una época heroica de la fotografía, en que las imágenes se registraban en soportes delicados, tales como negativos en blanco y negro o color para revelar y copiar en papel fotográfico, o diapositivas —imágenes positivas sobre película transparente— para proyectar. Todos ellos, procesos artesanales muy laboriosos, que requerían esmerada manipulación y condiciones especiales de preservación. Ahora, con las amplísimas posibilidades de reproducción inmediata que ofrecen las cámaras digitales, CDs y dispositivos portátiles y minúsculos de almacenamiento, sin mencionar los terabites de imágenes actualmente de libre circulación —o liberadas «de facto»— en Internet, la apropiación indebida del fruto intelectual de otros podría devenir en parte medular de la cultura imagen-dependiente contemporánea.

De este modo, se desalienta la generación de imágenes de calidad, pues pueden ser fácil y libremente capturadas y distribuidas en segundos, con el consiguiente perjuicio moral y material para los autores. En cierto modo, esta jungla electrónica al servicio del despojo, parece una regresión a los tiempos pre-revolución industrial, la manifestación de una sociedad ebria de consumir imágenes, embrutecida de bulimia visual, condenada por tanto a volver a aprender a dosificar esa voracidad insensata y a reestrenar sus sentidos y su sensibilidad en la valoración y respeto del trabajo intelectual ajeno. La desmesura debe aplicarse al servicio de la imaginación creativa, no al uso indiscriminado de las imágenes.

Que la imagen me guste, no me otorga derechos

Es preocupante comprobar que en ambos casos expuestos, hubo por medio profesionales, empresas reconocidas y medios prestigiosos. Una cadena de responsables que, supuestamente, deberían estar comprometidos con el uso consentido, criterioso y respetuoso de la producción intelectual propia y ajena. No necesariamente debería pensarse en estos episodios como producto de una acción deliberada, aunque lógicamente, tampoco podría ser descartado. Estas cosas suceden porque no parece haber clara conciencia del derecho que asiste al autor. Y porque una vez cometido el hecho, para lograr algún tipo de reconocimiento post-facto, hay que disponer de una enorme cantidad de tiempo, energías y dinero para litigar, si fuera necesario. Y esa perspectiva es a menudo descorazonadora.

No soy tan ingenuo como para creer que estas líneas pudieran tener algún efecto disuasivo, me daría por satisfecho si pudiera contribuir a ilustrar un aspecto esencial de la manipulación responsable de las imágenes, que nos ayude en la toma de las decisiones correctas antes de usar impulsivamente una foto ajena, simplemente porque la tenemos a mano. En todo caso, este artículo no tiene utilidad práctica para contrarrestar cualquier acción deliberada de abuso conciente en este aspecto, pues quién lo hace a sabiendas, sabe también de antemano lo que está haciendo y que puede estar perjudicando a terceros, y de todas maneras decide que no le importa.

Juego de palabras del título se podría traducir como: «Copia… ¿correcta?». «Copyright» es la denominación en inglés que notifica la propiedad intelectual de una obra. «Right» significa, entre otras cosas, correcto, justo, bueno.

Texto © Víctor García

Followers:
188
Comments:
162
Votes:
88
Compartir:

162 Comments

Comment
  1. «Aquel día con Pérez Celis». Artículo de Raúl Shakespear. Diario Cronista Comercial, 7 de agosto de 2008.
  2. «Pérez Celis». Ignacio Gutiérrez Zaldívar. Zurbarán Ediciones, 2011. ISBN 978-987-596-059-6.
  3. «Ángeles de Manucho», Muestra Homenaje, con diversas reediciones posteriores. Silvia Páez / Raúl Shakespear. Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, C.A. de Buenos Aires, 2000.
  4. «Ángeles de Manucho», Manuel Mujica Láinez / Raúl Shakespear. Editorial Sudamericana, 1994. ISBN: 950-07-0986-4.

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 03/05/2012.

Victor Garcia

More articles by Victor Garcia in Spanish

Idioma:
ES
Title:

Zootype: un safari tipográfico en territorio «bloguero»

Synopsis:

Vicisitudes, curiosidades y aspiraciones de un insólito blog dedicado exclusivamente a una sola tipografía.

Share:
Idioma:
ES
Title:

SANdeces en SANs serif

Synopsis:

Curiosa difusión de las actividades de un distrito municipal del Gran Buenos Aires, mediante una campaña publicitaria de vía pública prolija, lacónica y descabellada.

Share:
Idioma:
ES
Title:

El Estado y los concursos de diseño

Synopsis:

Las convocatorias del Estado

Share:
Idioma:
ES
Title:

tpG: el pan nuestro

Synopsis:

En 1986 al sur del Río Bravo nacía la revista tipoGráfica de parto natural. Veinte años después, se eclipsaba asombrosamente sumida en su propia luz.

Share:

You may be interested

Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Idioma:
ES
Author:

Joaquín Eduardo Sánchez Mercado

Title:

Dios crea, el hombre diseña

Share:
Interactions:
Votes:
106
Comments:
68
Followers:
516
Modesto García
Idioma:
ES
Author:

Modesto García

Title:

Cuando el plagio no es plagio

Share:
Interactions:
Votes:
253
Comments:
160
Followers:
95
Alvaro Sobrino
Idioma:
ES
Author:

Alvaro Sobrino

Title:

Tipopiratería

Share:
Interactions:
Votes:
9
Comments:
3
Followers:
6
Antoni Mañach
Idioma:
ES
Author:

Antoni Mañach

Title:

La ética no es una ley divina

Share:
Interactions:
Votes:
44
Comments:
23
Followers:
1
Ernesto Antonio Santos León
Idioma:
ES
Author:

Ernesto Antonio Santos León

Title:

Información y privacidad en la era digital

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
8
Comments:
2
Followers:
28
Erik Spiekermann
Author:

Erik Spiekermann

Title:

The Seventh Commandment

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
4
Followers:
375
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

6
Fiorella Briz
One year ago

creo que es un articulo muy controversial de tocar en la actualidad por ende me parece un muy buen tema de tratar. Personalmente todo se bas en moral y ética, debería ser tratando como una ley natural. saber diferencia lo bueno y lo malo con nuestras acciones y finalidades de estas.

0
Reply
24
Pier Alessi
Sep 2015

Copy=Copia, Right=Derecho, derechos de copia, eso que muchos malinterpretan como un derecho humano a copiar jeje, pues no, partamos del principio de que lo que no es tuyo no lo tomes, si bien, cuando algo es de libre uso pues debe decirlo, sin embargo muchos piensan alrevés, como no dice nada lo puedo tomar y como desconozco la norma la puedo omitir, otro gran error.

0
Reply
1
Zulema Santana
Apr 2014

La facilidad del acceso a internet a creado toda una piratería refiriéndome al abuso de la propiedad intelectual. Plataformas como Facebook agilizan esta acción. Ya es muy fácil copiar y pegar contenido de cualquier índole.

0
Reply
0
Isabel Catalán
Apr 2013

A mi me paso algo parecido, subí una foto de un producto a Facebook y resulto ser que una empresa «conocida y de prestigio» estaba utilizando una de mis imágenes, lo cual me pareció indignante. Yo creo que importante crear conciencia y utilizar bancos de imágenes para la utilización de estas.

0
Reply
0
Jorge Ortega
Aug 2012

Con la llegada de internet se han visto barbaries en contra de la propiedad intelectual, pero asi mismo ha surgido una filosofía alejada de todas las restricciones que se impone en la creción de una obra, me refiero al «Copyleft» del cual se desprenden las licencias Creative Commons que muchos autores la utilizan para publicar sus trabajos educativos o informativos siempre y cuando éste se comparta de la misma manera. Todos los diseñadores y profesionales del medio deben conocer esta cláusula que se la puede aplicar incluso comercialmente

0
Reply
0
Edgar Trejo Vazquez
May 2012

Derecho de autor, un tema muy importante mas para nosotros los diseñadores, y mas en esta epoca de las redes sociales, donde ya para publicar un trabajo, el uso de las redes sociales ayuda, pero entra el miedo sobre si o no subir un trabajo, ya que puede q te roben la idea o vendan un diseño como suyo, y que lamentablemente no se pueda hacer nada, si se da el caso que después lo publiquen como suyo, pero como todo el que no enseña no vende

yo como diseñador en mi perfil solo subo trabajos «sin valor» , y los que ya fueron vendidos no, con el afan de que no salga algo parecido al mercado

0
Reply
0
Oscar Pintor
May 2012

Víctor, solo para decirte que me gustó tu artículo. Veo que levantó polvareda...

0
188
Victor Garcia
May 2012

Gracias, Oscar. Sí, algunos colegas se pone nerviosos, parece que no se consideran autores, y en tanto que tales, pasibles de sufrir las mismas ingratas vicisitudes.

0
Reply
4
Martín Eschoyez
May 2012

Victor, creo haber sido lo suficientemente respetuoso al dirigirme a usted, no lo juzgo y aún sigo esperando una respuesta, acerca de si el software que utiliza, la música que escucha y demás lo consigue por vía legal o eso no entraría dentro del copyright que usted pretende defender.

0
Reply
0
Tania Cervantes
May 2012

Considero que existen dos vias que le damos a nuestros documentos o creaciones, por un lado tenemos el profesional que cuidamos como nuestra vida y tratamos en la medida de lo posible que no sufra de plagio; por otra parte el amateur que compartimos sin ningún problema con nuestros amigos, familia, conocidos y la sociedad en sí, los cuales si se copian no nos causa disgusto.

0
Reply
7
Luis Moreno
May 2012

Podría dar un caso más específico, el de Edgardo Apesteguia. Este Sr. creo la frase «hay cosas que el dinero no puede comprar..». en el año 1994, para una empresa de tarjetas de crédito local. Recién en 1997 MasterCard lanza su campaña mundial. La empresa alega que ellos registraron primero el concepto y no hay plagio. De todas formas hubo plagio, porque el creador o autor lo es de por vida. Es un juicio que se realiza en Paraguay y Chile. ¿Entonces cual es la efectividad o legitimidad del COPY?

0
24
Pier Alessi
Sep 2015

El problema está en que quien lo creó debe demostrar que fue así con hechos y si MC registró primero no hay nada que hacer, más aun cuando demandas a un poderoso.

0
7
Luis Moreno
Sep 2015

Claro que si hay documentos que la avalan, la empresa que contrato el servicio Bancard era desde ese entonces la administradora en Paraguay de Mastercard.

http://www.ultimahora.com/notas/490363-P...

http://economia.terra.com.co/noticias/no...

0
24
Pier Alessi
Sep 2015

Entoces debe proceder

0
Reply
3
Luis Torres
May 2012

Complejo tema, pues se esta hablando de limites y estos se desplazan conforme a la necesidad de quien los usa.

Si usas un imagen o concepto y lo revolaras en tu obra dándole un nuevo sentido

no acaso estas creando un entidad independiente con valoración propia.

una metáfora:

es como si la molécula de oxigeno y la de hidrógeno le exigieran al agua no ser una cosa distinta y cargar con los créditos.

creo que debe haber un limite dado por la ley o simplemente lo que se hace publico es de todos.

0
Reply
26
Fabrizio Sotelo
May 2012

Concuerdo en el abuso frente a la obra ajena en algunos casos (como los que se ejemplifica aquí), pero no concuerdo con que «se desalienta la generación de imagenes de calidad» movidos por la tecnología hasta llevarnos a épocas pre-revolución industrial. La calidad persiste y abunda, lo que sucede es que la cantidad desmesurada de imágenes puede hacer pensar lo contrario. Adicionalmente creo que el tema a tratar se da en toda creación, sea musical, literaria, plástica, etc. Los derechos de autor se respetarán en tanto los autores se hagan respetar.

0
Reply
0
Alvaro Avila Perez
May 2012

¡Hombe y eso que soy editor!... Tuve un pequeño revés, y gracias al Altísimo se superó al enviar y corregir la prueba de impresión... Gracias Sr. Víctor, artículos así son los que recuerdan porque nos gusta trabajar en éste medio, que a veces es ingrato...

1
Reply
77
Alejandro Arrojo
May 2012

Victor -en tono de broma- Pobre Raúl Shakespear, una vez que publican su foto con copyright ponen mal su nombre... (al pie dice «Skakespear»), así nadie va a poder cobrar derecho alguno... :) - Tal vez FA podría corregir ese pequeño «dedo rebelde» que apuntó mal en el teclado.

1
556
FOROALFA
May 2012

Gracias por avisar. Ya está corregido el error.

2
188
Victor Garcia
May 2012

Gracias ForoAlfa. Gracias Alejandro. Sobre todo, te agradezco la buena onda para hacer un comentario cooperativo, en lugar de convertilo en motivo de mofa, actitud típica de los faltos de ingenio –una fatalidad irreparable para un diseñador, Hoy encontré dos erratas más de casualidad, que ya corrigió ForoAlfa.

1
Reply
6
Alejandro Ribadeneira
May 2012

Gracias Victor... considero muy válida esa posición. Además de ser un mal común, provoca úlcera encontrarte con esas sorpresas; Ayer conducía por una callejuela tararaeando «Willcommen» luego de leer una ficha técnica en donde suprimieron mi crédito como escenógrafo local y meditaba... «¡Carajo que es ingrato el backstage!«

1
Reply
2
Vanesa Sosa
May 2012

Vertiginoso artículo Victor! Entiendo que las situaciones citadas, son ejemplo lejano de un simple «pasar por alto». Los ilimitados atributos que internet ofrece facilitan (por decirlo de alguna manera) a ésta ola de asaltos a la propiedad de autor. Pero ante casos más precisos, se me viene en mente la idea de dignidad intelectual y respeto (no sólo al autor) sino además a nuestro «extenso numero de espectadores», a nuestra profesión, pares, y a quienes nos complementan. ¿Porque no tomarse la molestia de respetar lo que no nos pertenece?, si es tan fácil y los resultados tan satisfactorios.

1
Reply
0
Pablo Julián Ferreiro
May 2012

Me entró curiosidad con respecto a un pie de foto. Para ser precisos, ¿el texto no debería ser: «©Pérez Celis posando en escultura de ©Henry Moore en el ©Insitituto Di Tella, Buenos Aires, 1969. ©Raúl Skakespear».? ¿Estaría contento Henry Moore (bah..sus herederos) de que reprodujeran su obra (más allá del medio) sin su consentimiento? ¿Hasta que punto el copyright paso a ser una protección legal-comercial, para transformarse en un sello del ego?

3
2
Lucia Szlak
May 2012

Coincido, aunque creo que la linea divisoria es muy delgada. Quizas falte mucho camino hasta resolver como proteger el trabajo propio del acceso masivo. Hace poco hubo un conflicto parecido respecto del acceso a obras literarias sin necesidad de comprar libros y surgia la pregunta: ¿como sostiene su trabajo un escritor si su obra no se compra? Habra que trabajar mucho para encontrar la forma.

0
2
Damián Muti
May 2012

Considero que precisamente ahí está el error, Lucía.

Es sabido que, en la actualidad, no existe manera viable y para «gente común» que impida la reproducción de un contenido (ej: proteccion antipirata en juegos y video que son desbloqueadas en segundos).

La clave está en cambiar y actualizar los canales de comercialización, como oportuna y acertadamente hizo Radiohead en la salida de In Rainbows en formato digital «a la gorra» (pagando lo que el oyente considerara correcto).

Leer «- Enlace -» para conocer recaudaciones y actitud del público a la iniciativa.

0
77
Alejandro Arrojo
May 2012

Es muy complejo Lucía, pero puede encontrarse la forma. Antes de ser estafados por los lectores, los escritores -en gran medida- son estafados por las editoriales, que declaran un número de impresiones pero en realidad hacen el doble o más, y también cuando subestiman el valor de trabajo de escritores, ilustradores y diseñadores, que no es más ni menos que su materia prima... complejo tema. Preguntemos cuantos $ recibe un escritor o un músico por cada obra vendida... es espantosa la cifra. Esa es la verdadera estafa. Si libros y Cds tuvieran un precio moderado, no existiría la piratería.

0
2
Damián Muti
May 2012

Concuerdo contigo, Alejandro, y agrego a tu frase final:

«Si libros y Cds tuvieran un precio moderado, no existiría la piratería..». ...salvo en varios países de Latinoamérica (Argentina principalmente), donde piratear no tiene que ver exclusivamente con el valor de una reproducción original sino con una problemática socio-cultural respecto a la «viveza argenta».

Sólo eso :)

0
77
Alejandro Arrojo
May 2012

Mirá, cuando los libros comenzaron a valer igual o menos que fotocopiarlos, se volvieron a vender. La divulgación digital es otro tema, así y todo se están vendiendo a full los e-books, legales claro. Yo amo el CD original, el arte, el pack, soy fetichísta casi con ese tema, pero están desde $60 ARG., es mucho. Más cuando sabés que de eso al artísta con suerte le dan $5... Ahí está la cuestión. No creo en la «viveza criolla», sí en la vivez (por no decir abuso) corporativo. En todo caso no solo en la nuestra, vivos hay en todas partes. Un saludo.

0
0
Alvaro Avila Perez
May 2012

... También colombiana... Y los primeros que compran son los «defensores de la ley»...

0
2
Lucia Szlak
May 2012

Uff... hay un montón de factores que intervienen en este conflicto, sobre todo en latinoamérica donde todo llega masticado. La piratería tiene sus actores «cómodos», sus actores «pobres» y sus actores «vivos» y no creo que la solución venga por el lado de eliminarla sino mas bien, como dice Damián, por el de actualizar los canales de comercialización, volviendola totalmente innecesaria. De todos modos, volviendo al enfoque de Pablo respecto de este articulo, creo que en este caso se acerca más a una cuestión de egos que de justicia comercial.

1
0
Pablo Julián Ferreiro
May 2012

Lucia, no podes utilizar las palabras ego© ni egos© sin mi permiso. Ya las registré. (Un poco de humor a todo esto no viene mal, jajaj..)

2
Reply
4
Martín Eschoyez
May 2012

Sigo esperando la respuesta, Víctor, de si todo el software que utiliza, la música que escucha y demás lo consigue por vía legal o es copiado.

0
Reply
1
Maria Eugenia Martinez Luis
May 2012

Todas las personas que trabajamos con imagenes deberíamos estar 100% involucras con las leyes de derechos de autor en México el (IMPI), ya que se nos está haciendo muy fácil tomar imagenes de clipart o de bancos de imagenes y reproducirlas sin tomar en cuenta al autor. Estamos cayendo en lo fácil con el supuesto de que ´´ya todo existe´´ y solo rediseñamos, efectivamente existe pero mejor propongamos y seamos más responsables en la manipulación de ellas. Gracias Victor por compartir la info que con ello hacemos un alto para la reflexión.

1
Reply
28
Lucas López
May 2012

Víctor, el texto es impecable, así como son muy claros tus argumentos en relación a dos casos que, queda en evidencia, conocés en detalle. Por otra parte, valoro del texto tu rescate (y vivencias) del Di Tella, así como tu mención al notable fotógrafo Humberto Rivas, entre otras figuras de la época.

1
188
Victor Garcia
May 2012

Gracias, Lucas.

0
4
Martín Eschoyez
May 2012

Lamentablemente parece que son los únicos casos que conoce, porque el ámbito es un poco más grande. Algo de hablar desde mirarse el ombligo había dicho también. Saludos.

0
Reply
3
Silvina Perez
May 2012

Creo que el verdadero problema emerge cuando el autor ve aplicado su creación en un trabajo del que no está de acuerdo (por el mensaje de la publicidad, por el tipo de la empresa que lo usó, etc). Se sabe que lo que está allí no te pertenece porque no fue de tu invensión, el que perdió su tiempo y materia gris en realizarlo fue otro. El mundo de internet ha bastardeado este derecho de propiedad ya que todo lo tenemos disponible con sólo un click. Y cuando lo que está en juego es el trabajo de alguien que depende de ello para pagar sus cuentas ya el límite fue cruzado, pero cómo saberlo.

1
Reply
0
Carolina Delgado Aviles
May 2012

Desde mi punto de vista el compartir trabajos no es mala, de hecho el diseño y las artes gráficas en su mayoría son creadas para una difusión, el problema radica en el mal manejo que le damos al apropiarnos los derechos y usarlos como identidad gráfica propia, y no como difusión de la obra misma, eso es lo que hace falta, que dependiera de nuestra ética y moral para respetar los derechos de autor como tal.

0
Reply
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

La película «The corporation» en español. Que entre otras cosas trata del absurdo de las patentes en el código genético. Dura más de 2 horas.

Enlace

0
2
Jositux Guaimas
May 2012

RIP: a remix manifesto es un muy buen material también, es estilo a lo que pasaste pero mas centrado en obras culturales Enlace

0
Reply
0
Lila Pagola
May 2012

Víctor, encuentro un problema en su argumentación, y es la confusión entre derechos patrimoniales (copyright, el nombre del artículo) y derechos morales donde parece estar el foco).

Por otra parte, es interesante señalar que esos problemas que afectaron a Shakespear son abusos de los intermediarios que hacen principal usufructo del marco legal del copyright: editoriales y medios de masas. Comparar esos modos de proceder, no inocentes y de fuerza totalmente asimétrica, con lo que ocurre hoy en internet, mayormente entre pares, tiene que poco que ver con los ejemplos citados...

0
188
Victor Garcia
May 2012

Lila, En principio, el título es «Copi... ¿right». Lo qu epodríamos llamar una licencia literaria, no es acerca de un tratado legal. Luego, yo no he comparado lo que ustred dice, sino que he puesto este asunto en contexto, donde la confusión en el uso de imágenes es un fenómeno social, extensivo a los diseñadores, que son cosas muy diferentes. Y, sin ser abogado, entiendo que los derechos conculcados con los 2 ejemplos citados son 2: Patrimonial y Moral. Ambos susceptibles de reclamo, según tengo entendido. En fin, pretendo que se considere al autor como sujeto de reconocimiento.

0
Reply
281
Alfredo Gutiérrez Borrero
May 2012

Respetado Víctor,right-left-under-above siempre veo grados de copy: cada diseño es rediseño y todo genio,normal o estúpido solitario aprendió de otros: tus argumentos y los míos tienen diseño colectivo de aquellos con quienes «lenguajeamos» (y de quienes le enseñaron a esas personas); siento gallardo dar crédito a otros por sus «rediseños» y soy escrupuloso en citar, pero el fetichismo de la mercancía en sentido Marx me divierte poco: con más frecuencia el copy right lo invocan negociantes no ante el ocultamiento de nombres sino ante el no pago de cuota, y no al autor sino a la corporación.

2
Reply
6
Alfredo Texis Michicol
May 2012

Estoy de acuerdo contigo Martín Eschoyez

que nuestras leyes de copyright necesitan una revisión acorde al panorama actual. La copia debería ser entendida de otra manera. De hecho, la copia es la que ha permitido a los artistas aprender de otros; en la comunidad científica, se valora compartir el conocimiento, contrariamente al egoísmo reinante en el ámbito del diseño y de las artes.

0
1
Daniel Bericua
May 2012

Como bien vos decis, en la comunidad cientifica se comparte conocimiento, aunque dudo que sea «estratégico», pero las patente e innovaciones, dudo que alguien quiera regalarlas.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Sin embargo se ha llegado al absurdo de patentar modificaciones genéticas, como sucede con el maíz transgénico. No puedes analizar el código genético de ese maíz sin permiso de la empresa. Cosa que se requiere para saber si es o no saludable para el consumo humano. Quienes lo han querido comprobar se les pide un pago de muchos miles de dólares. Si un grano cae por casualidad en tus tierras y crece ahí, tienes que pagar por ello aunque tu no lo sembraste porque pertenece a la empresa. Realmente hemos llegado al absurdo en esto de las patentes y derechos de autor. Ver el film «The corporation».

1
6
Alfredo Texis Michicol
May 2012

pues sip asi son la leyes y asi el pantentismo ni modos nos tenemos que adaptar a ellas/os. saludos

0
1
Daniel Bericua
May 2012

Por lo menos los capitalistas corren riesgos, invierten esfuerzo y dinero, los socialistas y piratas ni siquiera era.

Joaquin: me gustaria que me pases el link donde compartes bajo licencia de creative commons todas tus ilustraciones, fotografias, tipografias, cliparts y demas, producto de tu esfuerzo e imaginacion.

Luego yo te paso el de mi banco de imagenes con fotografias de mi autoria, donde si te interesa puedes comprarlas.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Empecé a subir algunas de las más antiguas, pero parece que no le dan a uno mucho espacio en flickr a menos que pagues una cantidad, cosa que no pienso hacer. Voy a buscar donde poner las fotos y algunos diseños. En eso estoy.

Enlace

1
1
Daniel Bericua
May 2012

Hey, me defraudaste, todas las imagenes llevan la leyenda: © Todos los derechos reservados. Capitalista no asumido, socialista de carton pintado o hipocrita?

Yo quiero saber donde estan publicados tus trabajos bajo licencia creative commons.

En Enlace podes ver mi banco de imagenes y hay bastante mas de 56 fotos que publicas en Flirck, que pertenece a una corporacion capitalista como Yahoo.

En www,danielbericua.com.ar está mi portfolio fotografico y en Enlace mi portfolio de diseño. Por suerte yo no «estoy en eso».

0
0
Javier García Alfaro
May 2012

pobre burgués asustado

1
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Daniel, en la licencia creative commons los derechos de autor no se pierden, pero se permite la reproducción sin pagar derechos por ello, lo que si hay que mencionar es quién es el autor, por eso pone flickr el copyright. Creo que deberías leer primero en que consiste esa licencia. Y no tiene nada de malo otorgar o no otorgar licencia de reproducción, es cosa de cada quién si lo desea hacer o a cuales obras si quieres otorgar permiso y a cuales no.

3
281
Alfredo Gutiérrez Borrero
May 2012

Joaquín, magnífico, de tus casi 500 opiniones en este Foro, espacio en el cual eres, tanto usuario insigne como polemista consumado, y al que nutres con tus aportes, está es, hasta ahora, mi favorita: un himno a la amabilidad. Por otra parte, Daniel ¿cómo piensas que podríamos tratarnos entre colegas y valorar nuestras mutuas opiniones en el «right» a la diferencia sin estigmatizar ni suponer posiciones políticas de modo que el diálogo nos beneficie a todos y contribuyamos a fortalecer las profesiones del diseño? Atento a tu respuesta y a aprender gustoso de ti. ¿te parece si conversamos?

3
Reply
65
Daniele Marin
May 2012

La idea de compartir trabajo : imagen, diseño, composición no me parece errónea , al fin y al cabo nunca somos realmente originales somos una mezcla de: cultura, vivencias, observaciones etc... por eso mismo lo que hacemos constantemente es re-disenar como nos habla Jan Mich, lo que veo desconsiderado es no valorizar el trabajo de otros tomandolo como propio, es valioso enriquecer nuestras obras con elementos de otros autores que son de gran aporte. pero me pregunto si nos hemos acostumbrado al facilísimo de tomar una imagen ya dispuesta y nos hemos desentendido de la creatividad propia?

1
Reply
1
Daniel Bericua
May 2012

El facil ser «socialista» cuando las vacas que se comparten son las ajenas.

2
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

No se puede compartir lo que no se tiene. Por eso se inventó el socialismo, para que los que si las poseen las compartan y todos tengan su vasito de leche.

0
1
Daniel Bericua
May 2012

El problema con la burguesia socialista es que las vaquitas propias nunca quieren compartirlas con nadie. Socialista si, tonto no!

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Por lo menos comparten las de los demás, los capitalistas no comparten nada, aunque te estés muriendo de hambre.

0
77
Alejandro Arrojo
May 2012

Daniel, con respeto, pero creo que hay errores de conceptos. Si las vacas tienen dueño, ya no es socialísmo. Si hay burguesía, tampoco lo es. Un saludo.

2
1
Daniel Bericua
May 2012

Alejandro:

El tema da para largo y este no es el espacio como para discutir de politica. Lo mas apropiado es decir «Burguesia progresista».

Mi comentario era respecto de la «gauche champagne», que generalmente vive con esa contradicción.

Enlace

Saludos, Daniel

0
77
Alejandro Arrojo
May 2012

Por eso quise hacer la aclaración, ya que el que comenzó a estigmatizar políticamente según las opiniones de cada uno en «capitalístas» y «socialístas» fuiste vos. Muy de acuerdo en que éste no es el espacio para ese debate, por ende no debería haber comenzado.

1
Reply
0
Miguel Ramirez
May 2012

La facilidad y cercanía de lo digital predispone la sensación de apropiación de cualquier tipo de material -no sólo fotográfico- y luchar contra la circulación de contenidos en la red es imposible porque se trata de personas, caso opuesto para el mundo del diseño en general y editorial en particular, donde lo veo como una falta de práctica profesional que se pierde desde la enseñanza. El tema de citar fuentes o autoría debe ser discutido siempre, no sólo por el reconocimiento de derechos sino también de responsabilidades sobre los contenidos de las imágenes que se ponen en circulación

0
Reply
2
Damián Muti
May 2012

Soy de los que consideran que, en la actualidad, el «Copyright» habría que evaluarlo desde otra perspectiva.

Partamos desde la base de que compartir dista mucho de copiar.

Si uno comparte contenido en la web, está expuesto a que no haya una devolución; nadie puede obligar al viejo y querido «te doy sólo si me das algo a cambio» cuando uno mismo hace circular un material en la web.

También considero que «nobleza obliga» es un término que debería implementarse más.

Al márgen de ésto, y si no es Ud., Victor, el creador de la imágen de la Gioconda en la nota, veo que se haga referencia al autor.

3
188
Victor Garcia
May 2012

Gracias por advertirme que no soy el autor de la Gioconda, Daniel. Si no fuera por tu perspicacia,, jamás me habría dado cuenta. Pero te quedaste en la superficie con mi artículo, no pierdas el tiempo con algo que no te interesa comprender.

0
2
Damián Muti
May 2012

Por lo que veo, optó por no querer comprender mi punto; me resulta notorio ya que lo considero una persona altamente inteligente.

No hace falta evadir una respuesta tan sencilla a mi pregunta con una ironía sin gracia; apunté a que si usted no es el autor de la imagen de la nota -no de la obra que se ve repetidamente-, por qué no citó a su autor o a la fuente, si básicamente el artículo apunta a eso.

Mi tiempo lo invierto, claro está, en leer y cruzar opiniones, no en seguir con anteojeras de caballo puestas lo que un maestro transmite en un foro público.

Ah, y mi nombre es Damián, no Daniel.

0
188
Victor Garcia
May 2012

Damián, me disculpo por cambiarte el nombre. Si te molestó mi ironía acerca de La Gioconda, releyendo tu insidioso comentario anterior, estás en capacidad de comprender que te lo merecías. La Gioconda y tantas otras maravillas del Arte de todos los tiempos, son obras célebres y de autores conocidos, que no necesitan más que un poco de cultura general para saber a quién pertenecen. Pero los mortales comunes, no tenemos ese privilegio, luego, hay derechos que nos protegen. El autor merece reconociminto. Creativamente, te puedes inpirar o recrear, no apropiarte llanamente de la obra de otro.

0
2
Damián Muti
May 2012

Insisto, Victor, en que no está queriendo comprender a dónde estoy apuntando con mi pregunta.

Para ilustrar y para que no quepan dudas o malentendidos, lo explicaré del siguiente modo.

¿Es Ud., Victor, el autor de esta imágen?

Enlace

En ningún lado veo que Ud. lo sea.

Si Ud. no lo es, tampoco veo que cite la fuente o le de el debido reconocimiento al autor de dicha imágen.

Hasta el momento, todo lo que ha hecho es descalificar mi opinión sin darme una respuesta a una interrogante sencilla.

Aguardaré con ansias su respuesta.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

No se debe, pero si se puede, con o sin castigo. El himno nacional mexicano y muchas canciones mexicanas, etc. han sido registradas en USA por quienes no son sus auténticos creadores. Parece que un invento, o una creación artística, se puede registrar o patentar, si lo haces antes que el mismo creador. A la ley le importa quién lo registra primero. Al menos así lo vemos en casos reales. Si haces un diseño o tomas una foto y la publicas, se debe especificar que es obra registrada o que los derechos pertenecen a alguien. El famoso copyright. Si no lo haces, es más difícil toda reclamación.

0
188
Victor Garcia
May 2012

Damián, sólo a efectos de ilustrarte –y sin que esto implique aceptar ni mucho menos, reconocer tus términos arroganres e inquisitoriales, propiso de un Fiscal de serie de TV clase «B»–, te informo que, al final de mi artículo, después de los epígrafes, dice: «Texto © Víctor García». Lo puse, pensand=o en que alguien podría salir con una tontería semejante. Sinceramente, nunca creí que fuera a necesitarlo.

0
2
Damián Muti
May 2012

Victor, he llegado al punto en el que me resulta gracioso que una persona de su edad y su trayectoria, en vez de evaluar un propio comportamiento y contradicción, denoste constantemente a un colega y forista innecesariamente, solo por el hecho de alimentar un propio ego que pareciera extinguirse.

Lejos de la arrogancia, trato de mostrar mi punto con una pregunta; lisa y llanamente una pregunta. A ésto se expone en internet, estimado; al diálogo y al ida y vuelta.

Resulta una tontería que le pregunte por el autor de la imagen y poner el © en su texto, cuando de eso se trata el artículo?. Risas.

1
12
Hernán Cabeza
May 2012

Lo que me resulta más gracioso de este diálogo es que Victor trate de arrogante a Damián. Cada comentario de Victor denota una pedantería sin nombre, bastante desagradable ante cualquier crítica a su artículo. Ni que hablar de los horrores ortográficos.

5
2
Damián Muti
May 2012

Gracias Hernán, ya me estaba sintiendo solo.

Al margen, sigo aguardando a que Victor me comente si los derechos de la imagen del post «- Enlace -» son de él, porque eso no se evidencia y tampoco hay ninguna cita al autor de dicha imagen, aunque sí del texto, como Victor comentó; entraríamos en una contradicción que parece no gustar basándonos en el core de la nota.

Ya voy por el 4to. comentario que le realizo la misma pregunta, aunque hasta el momento ha evitado responderla con pedantería, denostaciones y verborragia supuestamente calificada.

2
281
Alfredo Gutiérrez Borrero
May 2012

Hernán me recuerdas una fábula: «El sol y el viento, apostaron quién era más fuerte de los dos, y procedieron a ver cuál era capaz de quitar los vestidos a un hombre que pasaba El viento le sopló con violencia pero cuanto más lo hacía, más se apretaba el hombre la ropa y además, al sentir frío, con mayor fuerza se abrigaba. A su turno, el sol se esforzó poco e irradió plácida tibieza, al punto el viajero sudoroso, se desnudó para ir a darse un refrescante baño. La original es de Esopo (a quien doy crédito) con arreglos «piratas» míos. Moraleja: Mejor conversar que violentar.

3
12
Hernán Cabeza
May 2012

Por supuesto que estoy para conversar, pero no ante la pedantería del autor de este artículo ( repasá como le responde a aquellos que critican sus notas ). Y nadie está «violentando», tu «moraleja» me resulta un tanto exagerada. Simplemente cansa la gente pretenciosa que poco aporta.

1
281
Alfredo Gutiérrez Borrero
May 2012

Apreciado Hernán excusa mi torpeza; precisamente concuerdo contigo: para validar nuestro punto, es innecesario responder fuerte a las críticas que otros hacen al nuestros; lo encuentro algo violento; lo que tú haces es CONVERSAR, y me agrada. Los textos, como los artefactos diseñados en serie, son objeto de encuentro particular con cada persona y los autores diseñadores hemos de esperar que cada quien los acoja a su albedrío. ¿Qué piensas tú, Víctor? (me aplico mi moraleja pues, ahora que lo pienso, hablar en tercera persona de quien nos invitó a conversar es también violentar). Feliz día.

0
2
Damián Muti
May 2012

Concuerdo completamente con lo que comentas, Alfredo; es un placer poder mantener una conversación y un ida y vuelta de manera respetuosa, sin recaer en el abuso verbal y la ironía por el simple y sólo hecho de estar en desacuerdo con un tópico.

¡Vamos... que para eso están los foros y los blogs!

Celebro tanto tu comentario y actitud como la de Hernán y la de Joaquín, que aunque hasta el momento no haya hecho referencia a él, no significa que haya pasado por alto su excelente comentario.

Seguiré aguardando, quizá en vano, la respuesta de Victor a mi interrogante inicial.

Abrazos a todos.

1
4
Martín Eschoyez
May 2012

Lo único que me queda claro, es que el señor Víctor no está a la altura de las circunstancias como para establecer un vínculo coherente. Es una lástima. Esto y la nota de los 10 objetos «fundamentales» para el diseñador han sido demasiado en una semana. Saludos!

0
26
Fabrizio Sotelo
May 2012

Concuerdo con Hernán...la pregunta es sencilla y el sarcasmo sobra. Quizá el buen animo de Victor se vio intimidado por alguna extraña razón. Mi pregunta sería: ¿el autor del collage gráfico, que involucra La Gioconda y un film 35 mm, parecido al arte de Duchamp, es el mismo Victor o a quién pertenece?.

1
188
Victor Garcia
May 2012

Usted también prejuzga por su modo de preguntar, pero «confesaré»: Escaneé La Gioconda de una mala reproducción de una vieja revista de arte, no la tomé de la Web. No tiene nada que ver con Duchamp, pues usé la de Leonardo. Para el encuadre de fotogramas, usé una de mis 9 fuentes tipográficas «MotionBats», que tienen ese pictograma en el carácter «0» (cero) en todas las variables. Dice «MOTION•BATS» en el margen de cada fotograma. O sea: el diseño es mío. Simplemente, no creí necesario ponerle mi copyright, porque me parecía muy pretensioso para este caso. ¿Quedó claro?

0
26
Fabrizio Sotelo
May 2012

Mil gracias Victor por comentarnos este proceso. Me parece interesante la realización y por ende, al saberlo tuyo, más interesante saber que creaste un collage basado en tu propio artículo, es decir, la imagen acompaña la lectura. De alguna forma sería interesante analizar si cuando creas arte, basada en obra de otros, estás o no incurriendo en una copia. Si uso al Pato Donald con un fin comunicativo y artistico (como muchos artistas lo hacen), modificándolo... ¿estaré incurriendo en copia?.

1
188
Victor Garcia
May 2012

Señor Sotelo, después de haberse usted sumado entusiastaamente al coro de los linchadores que pusieron en duda mi capacidad profesional para crear una imagen –para ser honstos– bastante anodina; de haber cuestionado públicamente mi comportamiento y en fin, de actuar conmigo conforme a sus prejuicios, sin conocernos, lo menos que hubiera esperado de su parte, al haber evacuado supongo que satisfactoriamente su pregunta, es una disculpa también pública. Respecto a su inquietud por el Pato Donald. debería preguntarle a un abogado especialista, que no es mi caso.

0
26
Fabrizio Sotelo
May 2012

:) Estimado Victor. Veo sinceramente que toma las cosas demasiado en serio en un espacio público, abierto a multietnias, formas de ser, nacionalidades, entre otros. No recuerdo haberle faltado el respeto, pero como las disculpas no cuestan, se las hago llegar con el mayor respeto: Mil disculpas si su persona se ha visto afectada por algún comentario dicho públicamente por mi persona. Haré la consulta a un abogado y se la haré saber, porque el conocimiento debe ser compartido. Hice la consulta basándome en que su escrito involucraba un interés educativo y a Ud. como especialista en estos temas.

2
188
Victor Garcia
May 2012

Fabrizio, le agradezco y por mi parte y de este modo, podemos considerar superado el incidente. En mi opinión, le recreación de una obra, su resemantización creativa aplicando nuestras propias ideas y contextos culturales –procesos tanto de la mente como del corazón– no encuadra en la categoría de copia. Como ya se dijo aquí, todos tenemos un bagaje cultural, un ADN universal que nos antecede, del que aprendemos, nos servimos y debemos dejar enriquecido. No es el caso de los dos casos tratados. El caso particular del Pato Donald, ya es un asunto que requiere realmente de asesoramiento legal.

0
12
Hernán Cabeza
May 2012

Igual como al pato Donald no se le entiende nada, si se queja, no habrá abogado que pueda defenderlo, salvo que sea el mismísmo Mickey, que de hecho no me extrañaría que sea un leguleyo de Orlando.

1
Reply
2
Jositux Guaimas
May 2012

Victor con todo el respeto que se merece me parece que no tiene mucha idea de lo que está opinando y su punto de vista está muy alejado de los medios digitales que se usan hoy en día. Le dejo algunos links para que se capacite respecto a estos temas.

Enlace Enlace Enlace%28book%29

2
188
Victor Garcia
May 2012

Te agraddez, paso. Tal vez deberpas capacitarte vos en el uso de la imaginnación. Y en la comprensión de texto, para hacer ese coimentario.

0
2
Jositux Guaimas
May 2012

gracias, yo por las dudas no paso y trataré de capacitarme. Para eso no hace falta imaginación; solamente un poquito de investigación y actualización.

0
4
Martín Eschoyez
May 2012

Victor, a ver si dejamos de responder por responder, y ponemos un poquito de cordura, de paciencia, de inteligencia. Para eso supongo que está capacitado, aunque demuestre lo contrario.

0
Reply
0
Mario Gonzales
May 2012

Internet, por su naturaleza significa compartir, y es con seguridad el medio por donde se «roban» el material. Lo que consideremos demasiado valioso como para compartir con los demás, (en nuestro legítimo derecho de ser egoístas) creo que debemos poner a buen recaudo. Asi nos evitaremos disgustos y malos ratos.

0
0
Miguel Ramirez
May 2012

creo que la discusión podría plantearse desde el quien hace el uso de estos materiales, es decir, yo como diseñador soy consciente de los derechos de las imágenes y como tal puedo llevar ese punto a los clientes con los que trabajo que son quienes se van a beneficiar al final de la obra y como tal deberían y podrian reconocer el trabajo, pero no puedo decirle lo mismo a mi prima de 12 años sobre su blog, es decir creo que hay una diferencia fundamental en el quien hace uso de estos contenidos, el cómo lo hace y el para qué lo hace. Compartir, utilizar y copiar son diferentes.

2
188
Victor Garcia
May 2012

Acuerdo contigo, Miguel.

0
0
Mario Gonzales
May 2012

De acuerdo Miguel, pero si no podemos controlar exitosamente quien hace uso, como lo hace y para que lo hace, como bien lo has expresado; ¿que debemos hacer para proteger nuestro material original ?

0
0
Miguel Ramirez
May 2012

De entrada creo que en el internet usado por las personas es imposible, si se sube algo allí circula de esa manera (blogs, redes sociales, etc.), pero en el caso del trabajo con clientes es diferente, si me piden usar una imagen pregunto ¿tienen los derechos?, ¿se pueden conseguir?, si no entonces ¿que hacemos? Ofrecer opciones: o bien usar un banco de imágenes o buscar através de creative commons, o hacer una fotografía o una ilustración para el proyecto específico?, yo personalmente trato de insistir en este último porque es el que genera más posibilidades de diseño, imágenes y contenidos.

0
Reply
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Jose Luis Sánchez Naya, no creí necesario mencionar a Jobs por su nombre, pero todo mundo sabe que copió hasta la frase de Picasso, la de «los genios roban». Pero veo que te hizo falta esa mención. Lo que él mismo reconoció es que si era un copión y que poco le importó, «no quiero hacer cosas que sean correctas, quiero hacer cosas que me hagan tener éxito». Y como «artista» no era ni de brocha gorda.

0
Reply
1
Juan Fassino
May 2012

Creo que lo dificil de escudriñar en el tema (no en la singularidad de los casos referidos) es cuál es la idea de propiedad sobre aquello que es fácilmente reproducible hoy (música, imágenes, textos). Si yo puedo copiar exactamente algo, por más que el original no me pertenezca, esa copia exacta: ¿es mía? si ambos son exactamente iguales ¿no podrían ser dos originales? y entonces ¿me pertenecen ambos o ninguno? y en caso de pertenecerme: ¿qué es lo que me pertenece, el objeto en sí o algunas de sus cualidades?¿qué es más escandaloso: que no nos nombren, o no cobrar por el uso lucrativo?Pienso

1
Reply
0
César Rubén Bosco
May 2012

Muy bueno el artículo y muy interesante las discuciones. Es verdad que esto enaltece al foro. Sobre el tema no tengo opinión, todavía, definida. Pero estoy aprendiendo. Gracias.

0
Reply
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Hay que diferenciar entre copiar una obra, copiar sólo ciertas características y hacer otra obra distinta que resulte diferenciable («inspirarse»), o de plano tomar la obra tal cual fue hecha y usarla sin permiso. Lo peor es tomar la obra tal cual. Pero sería dificil que yo fuera a meterme a tu oficina por la noche, abrir el cajón de tu escritorio y robarme tu obra o tomarle una foto. Lo que facilita las cosas es el publicarlas en internet. Publicarlas es ponerlas al alcance del público. Cuantos videos habría en Youtube si sólo los verdaderos autores pudieran publicar obras originales reales.

0
Reply
0
Juan Gómez
May 2012

El internet ha dado «derecho» por así decirlo de tomar lo que uno quiera por el simple hecho de poder hacerlo, si es por gusto, admiración o inspiración entre otras cosas. El problema nace cuando las personas ignoran dar crédito al autor de dicha obra, esto forma una cadena irrefrenable dado que el internet es un lugar vasto y las cosas se esparcen como incendio; de ahi que poco a poco en la inmensidad se desconecta al autor de su obra siendo pocas las personas que en realidad conocen la fuente original.

En sí, el problema es la falta de cultura hacia los derechos de autor.

0
Reply
12
Hernán Cabeza
May 2012

Los derechos de autor están siendo reformulados por un nuevo paradigma. Tanto la música como las imágenes ( incluyo a las tipografías, cliparts, ilustraciones, video y demás ) son utilizadas de manera irrefrenable. Aceptémoslo. Utilicemos todo este material universal de la manera más creativa que se nos ocurra. Que carajo importa. El problema está en cuando utilizás algo otorgándole el mismo sentido de lo utilizado. Eso equivale a robar. En definitiva, hay que replantear el sistema y no ponerse a pensar si está bien o mal en base a un paradigma devastado.

0
4
Martín Eschoyez
May 2012

Al fin, alguien que parece estar en esta época. Gracias.

0
Reply
2
Cristóbal Henestrosa
May 2012

Es mucho más fácil pensar en que las obras deben compartirse cuando no las hemos creado nosotros. Si una persona reprodujera una de mis obras y obtuviera dinero por ello, me parece exigible que comparta una (mínima) parte de sus ganancias conmigo porque para hacer esa obra invertí mi tiempo y mi dinero, pude haber salido con los amigos o ver la tele en lugar de ponerme a trabajar, etc. No me parecería válido que me dijera: «No te pago nada porque vives en el pasado, el copyright es obsoleto, no hay nada nuevo bajo el sol, tú te inspiraste en alguien más, debes pensar en la comunidad», etc.

2
Reply
0
Gustavo Zurieta
May 2012

Por lo general a la gente le cae la ficha sobre este tema cuando es una creación suya la que es utilizada en los términos que puntualizas. Si uso una imagen o canción para un blog, bueno, lo mínimo que se puede hacer es nombrar la fuente y el creador, y si voy a cobrar por lo que estoy publicando, lo lógico es que pida permiso al creador de la pieza a reproducir y convenir un precio.

En algunas agencias he cometido estos pecados. Ley de obediencia debida. Pero tengo que reconocer que en mi computadora tengo tipografías que nunca he pagado.

1
Reply
188
Victor Garcia
May 2012

Imagino lo que pretenden los «abanderados» de las posturas seudo libertarias que propician el uso de lo que encuentren: quedarse con lo que otros hicieron sin darles nada a cambio. Ni siquiera el beneficio del nombre asociado a su obra. Esas mismas personas, en lugar de permanecer anónimos, procediendo de acuerdo a sus supuestas convicciones, firman sus opiniones y se muestran en fotos. No me sorprendería que también estarían dispuestos a firmar lo ajeno como propio. Que todo está hecho, es otra falacia: todos sabemos hacer rayitas con la compu, pero el logo de IBM se le ocurrió a Paul Rand.

2
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Paul Rand no inventó las rayas, ni las letras. Nadie niega que su diseño sea bueno, pero porque alguien hizo un cuadrado, un triángulo unos puntos, unas rayas, o una manzana, o usó un tipo de letra, ya nadie más lo pueda hacer, es excesivo. Sin embargo concuerdo con que hay derechos y hay leyes, nos guste o no, pero también hay libertad para dar derechos gratis, si así lo prefieres. Si al primero que se le ocurrió la rueda la hubiera patentado, no cual sería la historia de la humanidad. ¿Hasta donde llega ese derecho?

2
188
Victor Garcia
May 2012

Sobresimplificar la cuestión, como lo haces, es una manera de desconocer los derechos del otro. Tú tienes TODO el derecho de socializar tus propios trabajos si te place: regalarlos, donarlos, tirarlos, ponerlos en cuadritos... Pero no se te reconocen derechos para socializar los trabajos ajenos. Paul Rand, Milton Glaser, Shigeo Fukuda, ponle el nombre que te plazca, siempre estarás hablando de seres creativos, inteligentes y brillantes, que se esmeraron en encontrar soluciones ingeniosas para los viejo temas de la comunboición. Que ni implica la apropiación lisa y llana.

1
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Esos diseñadores también copiaron, o «se inspiraron» para que no se oiga tan feo, pero sólo acomodaron elementos en un orden nuevo o diferente, no crearon nada que no existiera. Tampoco estoy diciendo que se pueda copiar todo lo que gustes, pero no puedes escapar a lo conocido y siempre te precerás a alguién, es inevitable. Tampoco somos los grandes genios que pensamos que somos. Y sobre la protección de derechos tienes razón tampoco se puede copiar libremente lo de otros, pero siempre habrá algo que se parezca a lo tuyo y siempre te parecerás a alguien. Los grandes artistas roban dijo alguien

1
188
Victor Garcia
May 2012

Tienes razón, contemporicemos... Acabo de escribir un libro que pensaba publicar. Le he puesto por nombre algo con gancho: «Las andanzas del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha». Trata de un vejestorio algo chiflado, un gordo que le hace de escudero y cosas que le pasan por el camino.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Excelente ejemplo, muy claro. Pasando a otra cosa, hoy se pone en duda, basado en indicios ciertos o falsos, de que Shakespeare no fue realmente el autor de muchas de sus obras. Hay un documental sobre eso, lo tengo pero todavía no lo he visto. Ciertos artistas como Lautrec, Gauguin, Monet, Manet, Renoir, Van Gogh y varios más, incluyendo a Picasso fueron influenciados por la pintura china y el grabado japonés. Sin embargo crearon obras muy originales y de mucho valor. También muchos han hecho pinturas del quijote, obras literarias o films basados en esa obra. Las grandes obras dejan huella

1
0
José Luis Sanchez Naya
May 2012

En ese contexto se te olvido mencionar a tu apreciado Jobs!!! tal cual, como siempre dices, que es un copion que no invento nada, (Los grandes artistas roban dijo alguien) frase tuya, pero como dejo huella y legion de seguidores, algo de genio tenia, de artista del diseño sin duda alguna. «Ladran Sancho, señal que avanzamos.«

0
188
Victor Garcia
May 2012

También estaba pensando en agregar el logo de IBM a mi carpeta de trabajos. para presentarlo a mis clientes como propio, y un par de obras de Fukuda... ¡ah! me olvidaba, también el logo de I(corazón/love) NY. Si total, es de todos... entonces, también es mío ¿no?

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Tienes razón, nadie debe adjudicarse el trabajo de otro ni usarlo sin permiso. Pero copiar literalmente o imitar un estilo son cosas diferentes. De eso hablaba Paul Rand, de la cantidad de copiones que surgen cuando haces algo bien y a lo grande, pero no le preocupaba, antes bien le caía en gracia. Milton Glasser nunca demandó a nadie de los que hasta el día de hoy aplican su misma idea de I love NY para tantas otras cosas, quizá porque lo usan para cosas diferentes, o para lo mismo, pero ello hace que su diseño siga orgullosamente trascendiendo en el tiempo y permanezca en la mente de tantos

1
188
Victor Garcia
May 2012

Además, pienso agregar en mi professional portfolio, la invención del fuego, de la rueda, del concepto «WYSIWYG», la piedra filosofal –todavía en prototipo y pruebas de performance– el agujero de los CDs y DVDs, la estética de Mickey Mouse, el diseño del edificio Chrysler, toda la arquitectura de Brasilia, la Carrera Universitaria de «Diseño Orientado a Pescador Universal de Imágenes en Internet» y el invento del Arte de Occidente en su totalidad

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Por mi te puedes «fusilar» lo que quieras. ya alguien se robó el concepto WYSIWYG, las catedrales, todo tipo de agujeros, etc., y no pasó nada. Todos se han «inspirado en otros. Seguramente hasta tu también. Es un factor de la vida. Original 100% no hay nadie.

2
188
Victor Garcia
May 2012

Agregaré también que soy autor del mito de Quetzalcóat/Kukulkán, El Popol Vuh, la Epopeya de Gilgamesh y Stonehenge.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Se te olvida la Capilla Sixtina, la escultura del David, la Monalisa, excelente.

0
188
Victor Garcia
May 2012

No se me olvidó, está dentro de mis planes de portfolio descriptods en mi entrada anteriora: «(...) y el invento del Arte de Occidente en su totalidad». Y hasta donde yo sé, si los chin9s no se me adellantaron y no se lo atribuyeron antes, eso que enuncias pertenecxe a ese área. Y ya qie hablamos de los chinos... ¿No te conté que he diseñado la Gran Muralla?

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Eres un estuche de monerías. Deberías hacer otro artículo sobre todo lo que has diseñado en la vida. Espero que este artículo también sea obra tuya.

0
188
Victor Garcia
May 2012

No sé si tenga tiempo, estoy en este momento escribiendo una Historia del Arte propia. Editará Taschen en varias decenas de tomos de coffe table books. ¿Recuerdas la celebérrima de Espasa Calpe en infinidad de tomos? Algo así, sólo con mi obra.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Entiendo, de todos modos no creo que cupiera todo eso en un sólo artículo.

0
4
Martín Eschoyez
May 2012

Por qué todas las respuestas de Víctor son tan irónicas y demuestran tan pocas ganas de sumar?

Yo no pretendo quedarme con lo que otros hicieron sin darles nada a cambio, dado que soy bastante capaz de realizar lo propio, y porque tengo un código moral y ético que respeto profundamente. Es por lo mismo que utilizo herramientas libres, y todo el software que utilizo en mi labor de diseño es absolutamente legal.

0
77
Alejandro Arrojo
May 2012

Chicos!! dejen de jugar que es hora de tomar la leche!!!! © yo 2012

2
Reply
6
Ana Carolina Mil
May 2012

ésa foto de manucho... que hermosa. Si yo fuera su autora no quisiera que se olviden de ponerle clarito mi nombre al lado. Después leí por ahí «No pienses en los beneficios que te va a procurar tu obra» y otras cosas bellas que dice Jodorowsky

0
188
Victor Garcia
May 2012

Hola Ana, tngo una duda: ¿Cuál Jodorowsky? ¿Uno que tiene un blog en que usa la palabra «creatividad» en el título y se dedica a pegar imágenes «tomadas en préstamo» de cualquier incauto en la Web para ilustrar sus «iluminadas» palabras, sin poner ningún crédito en esas imágenes? Si es ese señor, te confieso que tuve que insistir reiteradamente para que quitara una imagen que me estaba usando en uno de sus textos, tomada alegremente de mi propia página Web. Y me costó bastante lograrlop, debo decir.

0
1
Plácido Luna
May 2012

¿Alejandro?... debe ser otro el del problema... supongo.

1
6
Ana Carolina Mil
May 2012

hola Victor, sonás tan enojado... Y éso de los abanderados pseudo no se que, del msje contiguo, espero estar equivocada en sentirme ofendida. Yo recién salgo de dar clases en la pileta, y lo veo. Mirá, no conozco ése blog, pero estimo que ése es el riesgo de tener nuestras cosas colgadas en la red, muchos usan la imagen como mera ilustración de un tema, y tal vez no les importe de quien es, ni mencionarlo. Seguramente que si el sitio o lo que fuere lo hace un diseñador o entendido tomaría los recaudos que merece. Yo creo. Más que por ética, por buen gusto de reconocerle el laburo al otro.

0
188
Victor Garcia
May 2012

No, Ana, es un malentendido, no estoy para nada enojado contigo, por favor, no hagamos de este intercambio un motivo de encono personal. Me acordé de un Jodorowsky cuando leí tu post, luego, era una buena excusa para comentar lo que me sucedió con eses señor –o su webmaster– . Esto sucedió hace unos 2 años, trataré de buscar los antecedentes que guardé en algún CD y si los encuentro, compartiré el resultado. Meinteresó tu comentario, y me acordé de una «acusasión» anterior tuya muy divertica.

0
6
Ana Carolina Mil
May 2012

De acuerdo. Sí, me dí cuenta que todo venía a colación de aquel otro comentario que usted llama «acusasión» con ése errorsito de ortografía que me resulta requetesimpático. Lo saludo, disculpe la insolencia, aún estoy creciendo y corrigiendo sobre la marcha.

1
188
Victor Garcia
May 2012

Somos dos, yo también estoy creciendo y aprendiendo de todos, día a día. Celebro haber superado el malentendido.

1
Reply
0
Ricardo Saccomanno
May 2012

¡Excelente! Este tipo de artículo, tan claro conceptualmente y de hecho muy bien escrito, elevan la calidad de este foro. Personalmente, lo agradezco.

0
Reply
51
Zulay Herrera
May 2012

... así como RE diseñamos artefactos, los seres humanos a diario, RE pensamos y RE planteamos nuestra sapiencia. Gracias a la opinión de otro ser que es capaz de ver el mundo desde otra perspectiva, esto puede ser posible!...y que pasaría si este o estos seres no existieran y no nos compartieran su basto «conocimiento» (a priori o a posteriori, no importa) y si allí no estuviéramos nosotros para adquirirlo y complementarlo?... por esta razón creo que se debería replantear el momento de juzgar cuando alguien hace uso de algo que no le pertenece,claro esta respetando el valioso trabajo de c/u

0
Reply
19
Cristhian Pabón Aranguren
May 2012

El internet y por consiguiente la publicación de obras, da pie para el copy, ahora la gran cantidad de gente con acceso al internet podrá ver todo lo publicado y hacer uso de eso, cada persona tendrá la opción de copiar plagiar lo que encuentre; pienso es mas que todo un tema de honestidad.

Pero si el autor no quiere que lo copien, para que publicarlo, para que darlo a conocer, se se sabe que muy probablemente van a utilizar ese material sin darle crédito al autor, ya de pende de cada persona si pide permisos o le da los créditos al autor.

0
Reply
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Es un tema muy polémico. En china no han podido combatir la piratería porque en su filosofía oriental es un deber compartir tus conocimientos y tus creaciones. De otra forma sería considerada como egoista, precisamente porque nadie es completamente original y si tomas del mundo algo, igual debes compartirlo. Creo que lo más enojoso es que no se mencione siquiera el nombre del autor. Y para qué, me pregunto yo, tener guardadas tus excelentes fotos olvidadas en una caja de zapatos, pudiendo compartirlas y que circulen por ahí en internet o como fondo en una compu, o en alguna portada o folleto

3
19
Cristhian Pabón Aranguren
May 2012

Pienso que desde que se publiquen cosas del autor con sus respectivos créditos es bueno, ya que daría a conocer su trabajo a gran cantidad de gente, y se podría hacer contactos para futuros trabajos, y no tenerlos guardados en el baúl de recuerdos. También podría ser un tema de egos al no querer compartir su trabajo y darlo a conocer.

0
41
Paula Torres
May 2012

comparto su opinion joaquin porque viendo lo maravilloso y provechoso de sus creaciones de dejen de lado y no creen recordacion . Tal vez por miedo a la copia , y lo mas triste de todo es que se publique sin darle credito al autor quien es el dueño de sus creaciones .Todo esto va de la mano con la autenticidad y creatividad a la hora de exponer sus conocimientos ante las personas y atraer su atencion.

0
Reply
0
Adda Lugo
May 2012

Creo que en México no se tiene una clara conciencia sobre este tema y que obviamente debería tenerse. El Copyrght en cualquier país si bien no puede proteger totalmente los Derechos de Autor, (aunque debiera ser así), si ha conseguido que muchos autores mantengan la propiedad intelectual de sus obras. Pero siempre existen ambos lados; los que evitan el plagio de sus obras y quienes están siempre al acecho para plagiarlas. 


0
Reply
4
Martín Eschoyez
May 2012

Creo que nuestras leyes de copyright necesitan una revisión acorde al panorama actual. La copia debería ser entendida de otra manera. De hecho, la copia es la que ha permitido a los artistas aprender de otros; en la comunidad científica, se valora compartir el conocimiento, contrariamente al egoísmo reinante en el ámbito del diseño y de las artes.

En lo que a herramientas se refiere, muchos diseñadores utilizan software trucho, por decirlo así, a pesar de existir software libre para las mismas tareas.

Nadie que utilice herramientas truchas puede hablar de copyright sin tener un doble discurso.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Se puede compartir en Creative Commons: Usted es libre de compartir, copiar, distribuir, ejecutar y comunicar públicamente la obra, hacer un uso comercial de esta obra. Bajo las condiciones siguientes: Debe reconocer los créditos de la obra de la manera especificada por el autor o el licenciante (pero no de una manera que sugiera que tiene su apoyo o que apoyan el uso que hace de su obra). No se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de esta obra. Alguna de estas condiciones puede no aplicarse si se obtiene el permiso del titular de los derechos de autor. Etc.

0
4
Martín Eschoyez
May 2012

Las leyes de copyright actuales no ayudan para nada, más que para favorecer un mercado que no sabe cómo darle vueltas al negocio.

Por supuesto, esto da para mucho, pero les dejo algunos links para aportar.

Enlace

Enlace

Enlace

Enlace

0
51
Zulay Herrera
May 2012

Que acertada es tu opinión. Comparto contigo el hecho de que grandes artistas y también científicos han tenido que retomar trabajos anteriores para crear obras y leyes que sin este antecedente no serian las mismas y muy posiblemente estarían un punto atrás. Deberíamos dejar un poco de lado tantos intereses económicos para darle paso a la creación en comunidad.

2
1
Alejandro Level
May 2012

A manera de ejercicio, imaginemos por un momento lo siguiente: que todas las cosas que uno quiera ilustrar, grabar, fotografiar, etc. no pudieran tener imágenes (logos, etc) sino creadas por uno. Las fotografías serían todas de: árboles, montañas, piedras, rios, etc. ustedes me entienden. Imaginemos ahora (casi) cualquier blog de la web: todos tendrían ilustraciones hechas por uno mismo (sin ser artista, sino escritor), fotografías hechas por uno mismo de (nuevamente) arboles o bebés o animales o frutas (menos una manzana mordida porque Apple pudiera demandarte!). Qué concepto... qué opinan?

1
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Que mundo sería si alguien ya patentó el abecedario, la letra A o la letra E, o la rueda, o el fuego, o la gasolina, o los zapatos, o los pantalones, o el peine, o la frase «te amo», o el chocolate, o la sopa de arroz, o el triángulo, o el cuadrado, o el color rojo, o el negro, la palabra. O si alguien ya tomó una fotografía de un atardecer y ya nadie más pudiera, porque «me estás copiando».

5
1
Alejandro Level
May 2012

Al fin, alguien que me entiende!!! Gracias Sr. Sánchez Mercado!

0
1
Daniel Bericua
May 2012

Cada dia me convenzo mas que la lectura y comprension de textos no es una facultad que posean los diseñadores.

Victor Garcia, plantea el caso de utilizar una fotografia privada con un fin comercial y no el derecho a inspirarse en la obra de los otros que son 2 cosas muy diferentes.

3
188
Victor Garcia
May 2012

Gracias, Daniel. Así de simple es la cosa... y así de compleja es la variopinta insitencia humana por hablar constantemente desde su ombligo, por su ombligo y para su ombligo.

1
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Al contrario, con los comentarios buenos o malos, se precisa mejor o se amplía lo que el autor dice. No creo que sea mejor la lisonja, los aplausos, los gritos de júbilo y las porras. Me parece que es más honroso haber despertado el interés y habernos conducido a la reflexión, cualquiera que sean las propias conclusiones. La importancia de estos artículos radica en hacernos pensar, al final algo nos queda de todo esto. El diseñador siempre aprende algo, nos dijeron aquí.

0
188
Victor Garcia
May 2012

Daniel no expresó una «lisonja». Deberías releer sus palabras. Simplemente, entendió el sentido del artículo. Fue el único en este larguísimo rosario de divagaciones diversas y algunas –escasísimas– especificidades, que habló del punto planteado. Y fue exactamente eso lo que agradecí, habida cuenta de tanta hojarasca verbal desatada. Vulevo a agradecer a Daniel, por su concisión y economía verba e invito a los asistentes a esta tertulia a reflexionar acerca del desamparo del colega diseñador cuyas fotos fuueran entradas a saco. Sin que ninguno de los presentes, se mosquee.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Yo no dije que hubiera hecho una lisonja, lee bien lo que dije: «No creo que sea mejor la lisonja..». Me parece que el punto que tocas no se se limita solamente a las fotos «robadas», en específico las citadas aquí, sino que lo amplías en un contexto más amplio y lo haces general y aplicable en cualquier otro caso. Por eso el tema se amplió y me parece que eso es más positivo que negativo. Creo que tu sensibilidad se extralimita al extremo de rasgarse las vestiduras por cualquier expresión que no concuerda con la tuya.

0
188
Victor Garcia
May 2012

Reitero mi agradecimiento a Daniel. Y suscribo absolutamente sus palabras. Y, contrariamente a lo que sostienes, con insistencia digna de mejor causa, no creo que dejar de lado el asunto tratado en mi artículo, sea una motivo de encomio acerca de la pertinencia de los fuegos de artificio autoreferenciales.

1
1
Alejandro Level
May 2012

Bueno, bueno, bueno, yo creo que yo fui el que comencé este «teje-maneje» y me gustaría cerrarlo. ¡Qué brouhaha! Para bien o para mal, lo que dije fue solo a manera de ejercicio y miren lo que pasó! Ahora, si todo esto es a muy bajo nivel, imagínense la SOPA!

La Mona Lisa en 140 puntos: Enlace

Quién es exaltado, el que hizo este «refrito» o Leonardo DaVinci? Creo que todos sabemos cuál es la respuesta...

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Creo que es otro diseño de Víctor García, sin duda.

0
188
Victor Garcia
May 2012

¡Muy biwn! Veo que ya vamos entenbndiendo la lógica del de que «todo está innentado», luego, «todo es mío». Si te comportas, hasta puedo compartor la autoría... de algunos.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

¿Que tal la autoría de estas fotos del artículo? ya no tendría que piratearlas.

1
188
Victor Garcia
May 2012

No seas modesto...

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Tienes razón, me conformo con muy poco. Es como si el genio de la lámpara de Aladino se me apareciera de repente y me dijera: «pide lo que quieras» y yo le respondiera, dame solamente veinte centavos.

0
188
Victor Garcia
May 2012

En tren de honestidad, siempre se pide lo que se merece.

0
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
May 2012

Se pide lo que se merece, pero no siempre te lo dan.

0
4
Martín Eschoyez
May 2012

Víctor, solo a título informativo, ¿todo el software que utilizas es comprado como se debe? ¿la música que escuchas? ¿O eso no es parte del copyright del que hablas?

0
1
Alejandro Level
May 2012

Solo un cálculo por «encimita»: (W7 + Norton + Photoshop CS5) todos originales:

Enlace + Enlace + Enlace = $1.284,97 (Como mucho dinerito no?) Y más aun si estamos con el «merequetengue» del control cambiario...

0
Reply

Upcoming online courses

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019