El séptimo mandamiento

El homenaje, el robo y el hurto de autoría, tienen fronteras desdibujadas en la práctica del diseño.

Erik Spiekermann, autor AutorErik Spiekermann Seguidores: 375

Florencia Rodriguez Daniel, traductor TraducciónFlorencia Rodriguez Daniel Seguidores: 10

Recientemente entraron ladrones dos veces en nuestra oficina. Sorpresivamente, no se robaron nada, al menos nada que pudiéramos notar. No tenemos idea de si se llevaron secretamente algún dato del servidor o si copiaron ideas de los informes y notas pegadas en las paredes. Pero si fuera el caso, ¿cómo medir esa clase de daño para informar a la compañía de seguros?

Puede resultar halagador toparse proyectos de diseño que ha sido influenciados por el propio trabajo. El problema es que hay una línea muy delgada en nuestra actividad entre copiar, adaptar, imitar, o solamente inspirarse. Y, admitámoslo: es raro que un proyecto requiera de una invención, porque la mayoría de los clientes se sienten más cómodos con algo ya probado.

En ocasiones los ladrones se entregan a si mismos sin darse cuenta. He visto montones de portfolios en los que alguien se atribuye la autoría sin justificación. Los grandes proyectos siempre implican a más de un diseñador. Muchas veces se ve involucrados otros participantes, sean programadores, tipógrafos, administradores de proyectos o colaboradores de todo tipo. Y todos ellos pueden atribuirse una parte del proyecto. Pero eso no significa cada uno de ellos solos sea «el diseñador».

Cuando muestro un proyecto hablo de «nosotros». Y me siento orgulloso al escuchar a alguien referirse al trabajo que hicimos juntos, en la medida en que lo que digan sea verdad. Debería ser tan sencillo como: mostrar el proyecto, explicar cuál fue tu trabajo y dar crédito a la agencia o estudio para el que trabajabas en ese momento, sea como empleado o en forma freelance. No hay que olvidar que los clientes potenciales y los empleadores saben que es muy fácil copiar y pegar un portfolio completo.

Lo que más me sorprende es la estupidez: me han mostrado proyectos en los que yo trabajé y ellos no, y me han mostrado trabajos que incluyen versiones de fuentes tipográficas que jamás estuvieron a la venta. Y aunque no me envíen los portfolios directamente a mi, de todos modos los veo al evaluar concursos o al visitar estudios amigos. Este es un negocio pequeño. Y hablamos sobre los postulantes a puestos laborales.

Atribuirse el trabajo de otro no es picardía sino hurto. Y no ser claro respecto a la autoría exacta en forma deliberada, no es modestia sino deshonestidad. Lo que hacemos es propiedad intelectual. Y quitarle éso a un diseñador no es un halago por imitación sino un crimen.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
5
Votos:
20

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al italiano

Este artículo fue publicado previamente el la revista alemana Form.

Código QR de acceso al artículo El séptimo mandamiento

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 16/06/2008

Descargar PDF

Ilustración principal del artículo I love branding
I love branding Las campañas publicitarias que pretenden posicionar a las ciudades como si fuesen productos, caen en simplificaciones que desdibujan su autenticidad.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Luzmary Paz
0
Ago. 2013

En mi opinión es simplemente falta de ética profesional.

0
Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
566
Jun. 2013

Recientemente vi un video acerca de la manera en que ud. diseña «nuevos» tipos de letra, pero incluso ud mismo reconoce que en realidad no se puede crear nuevos tipos de letra sin tomar algo de otras tipografías ya existentes, que ud se «inspira» en un determinado tipo de letra, le hace algunos cambios y ya desde su particular punto de vista, modifica líneas, proporciones, rasgos y finalmente termina «creando nuevas» tipografías. Aunque no cuestiono el método, porque se que no hay otra manera de hacerlo, me pregunto hasta donde es permitido el tomarlo de otros sin mencionar el modelo original.

0
Retrato de Edgar Cabral
0
Sept. 2012

Excelente tu Artículo, se trata de inspirarte más no fucilarte el jale de los colegas.

0
Retrato de Adrian Crisanto Garcia
0
Nov. 2011

El articulo mencionas cosas interesantes que nos hace recordar que la vida es una imitación, y el trayecto de un diseñador comienza desde la facultad con proyectos de escuela por que seda mucho el fusilamiento de trabajos solo que se modifica un poco para que no se parezca mucho y no podemos decir que nunca lo hemos hecho.

0
Retrato de Julio González
3
Jun. 2011

Este artículo me recuerda a una exposición que se hizo en Barcelona hace unos 5 años aprox. se llamaba «COCOS « copias y coincidencias. Hoy ambos ejemplos y me invitan a pensar cual es el límite d mi ética, en qué parte menguará, en que parte estará menos presente.

0

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

Claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
1 agosto

Tipología de Marcas

Tipología de Marcas

Criterios y herramientas para seleccionar el tipo adecuado al diseñar marcas

15 horas (aprox.)
1 agosto

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 septiembre