¿Me empleo o voy como autónomo?

Todos los arquitectos o diseñadores hemos tenido en algun momento la disyuntiva entre ser empleados o trabajar en forma independiente.

Fernando Weissmann, autor AutorFernando Weissmann Seguidores: 69

La duda es una constante que se produce muchas veces a lo largo de la vida de ambos: el autónomo y el empleado. Ambas formas son una elección. El que nació para autónomo mira a los empleados casi desde arriba, cuando tiene mucho trabajo, y el empleado lo hace cuando sabe que el autónomo está sin faena. Es una especie de lucha eterna en el tiempo, y que no terminará jamás. Algunos comentan que esta lucha es como en el metro o en el matrimonio: los que están fuera quieren entrar y los de adentro quieren salir.

El empleado, secretamente, envidia y admira que el autónomo tenga la libertad de elegir, no tenga jefe que le ordene nada. Que pueda fijarse sus propios horarios. El autónomo, secretamente, envidia la «seguridad» que tiene el empleado que a fin de mes recibe su sueldos, hayan ido las cosas bien o mal.

El empleado tiene que hacer gambetas al jefe para que no lo llene de trabajos. El autónomo, gambetea día a día a la realidad, y ruega para «enganchar» el cliente que le de tranquilidad.

En el caso cercano a los arquitectos autónomos, tener un cliente excelente (sea particular o el Estado) puede significar una solución para toda su existencia. No quiero dar ningún nombre pero, si me apuran, daré una pista de uno de ellos: «empieza con «Cala» y termina con «trava». A los arquitectos empleados no les sucede esto. Sólo ruegan porque no les falte trabajo al despacho donde trabajan. Pero el ruego es similar. Es en realidad, el mismo. Se trata de no quedar en ambos casos fuera de la «Sagrada Hermandad de la Virgen de los Clientes Pudientes» y que su manto te proteja en tus años fértiles.

Los autónomos pasan por situaciones como de mucho trabajo y gran euforia, pero también de poco o ningún trabajo y gran depresión. Están siempre como el equilibrista o el cazador, en busca de un proyecto o una obra más. Y cuando el tema no les funciona, es ahí cuando le dan ganas de emplearse. Y a veces lo hacen. Al menos durante un tiempo, hasta que un viejo contacto, les dice: «Oye, ¡ven que hay tal oportunidad!». Ahí es cuando el autónomo ¡revive! Abandona rápidamente la relación de dependencia y vuelve a la lid.

El empleado pasa por constantes sentimientos de abandono, de cuasi-depresión, por hacer obras que no son de su estilo y por no tener la libertad que cree tiene el autónomo. Piensa que tiene mala suerte que no le reconocen ni su esfuerzo ni su conocimiento. Sólo se alegra cuando se encuentra con compañeros de Universidad que le cuentan las penurias, los esfuerzos que hacen por encontrar un lugar, un Cliente, por sobrevivir; y ¡lo difícil de llevar que es la libertad! Pero tiene siempre el sambenito que lo pueden dejar de patitas en la calle.

Con estas líneas no pretendo elevar a los altares ni a empleados ni a los autónomos. Sólo comentar que la mayor parte de mi vida he sido autónomo, y que conozco perfectamente de qué hablo. No se trata ni de elevar, ni de bajar a nadie. Simplemente que haya sitio para ambos.

Aunque ahora, en estos años, y en Europa, visto lo sucedido entre 2006 y 2013, el mejor sitio que se puede encontrar en el futuro próximo es en un avión que te lleve a Alemania, Brasil, Dubái, Quatar, etc., donde encontrarás trabajo seguro; de empleado o de autónomo. Tú eliges.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
37
Votos:
65

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo ¿Me empleo o voy como autónomo?

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 12/02/2014

Ilustración principal del artículo Los cuentos del diseño
Los cuentos del diseño No es necesario justificar los productos del diseño inventando teorías para que otorgarles valor.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Agustín Azuela
52
Feb. 2014

Eso de vivir en el alambre no denota salud mental, es una malsana adicción. Por eso soy diseñador y no actuario.

0
Retrato de Salvador Sánchez
0
Salvador Sánchez
Feb. 2014

En esta vida lo único seguro es la muerte, reza un dicho popular. Lo cierto es que la talvez la forma de vivir más tranquilos es como dijera un amigo "Tomar las cosas con la mano abierta".

0
Responder
Retrato de Freddy Oyuela
4
Feb. 2014

Hay que tener une cuenta que un trabajo fijo te da estabilidad pero a medida que envejeces te desvalorizas y siempre hay gente mas joven que cobra menos (sea buena o mala), en lo personal no recomiendo se plan de estar empleado para siempre pero si como la forma de conocer el negocio, el mercado y por que no tener contactos. - Mi empresa tiene 5 años es una S.A. de C.V. al principio tuve mucho miedo pues eramos mi esposa y yo, pero hoy tenemos 20 empelados 2 talleres y bueno si hay que fregársela mucho, pero al final se que trabajo por la vida que quiero llevar =)

0
Retrato de Salvador Sánchez
0
Salvador Sánchez
Feb. 2014

Muchas gracias por tu comentario Freddy me despeja algunas dudas ya que yo también tengo taller de impresión pero siempre he querido dedicarme al diseño gráfico exclusivamente.

0
Responder
Retrato de Oscar Ramirez Franco
34
Feb. 2014

Una estrategia que comentan mis estudiantes (los fututos nuevos profesionistas) es ser empleado un tiempo para hacerse de recursos económicos y experiencia, y luego "definitivamente" (dicen ellos) irse de independientes. Quizá es posible tener las 2 opciones en ese orden. Y me parece congruente con varias opiniones que hay aquí mismo: "ser empleado no es ya una seguridad" y "siempre llegan los más jóvenes, empleados ideales para las empresas" Entonces, llegado el momento, la solución sería irse de independientes y satisfacer así tanto sus expectativas profesionales, como las de las empresas.

0
Retrato de Oscar Ramirez Franco
34
Mar. 2014

Esa es tu experiencia (muy válida) pero no la de todos. Tengo estudiantes que trabajan en sub-empleos no solo para costearse sus estudios, sino para vivir. No tienen una situación económica privilegiada. Y lo q

0
Responder
Retrato de Ariel Celaya
0
Feb. 2014

Excelente artículo, muy bien descriptos los perfiles del autónomo y del empleado. ¿Cuánto pagamos por mantenernos en nuestra zona de confort?

2
Retrato de Ariel Celaya
0
Feb. 2014

Gracias Fernando, lo haré con mucho gusto. Saludos!

0
Responder
Retrato de Leonardo Fernández
1
Feb. 2014

Yo creo que no hay oasis economicos ahora mismo , esto fluctua tanto , como ser autonomo o empleado.... te puede ir mejor en lugar que en otro , pero nadie te asegura nada en ningun lugar ... ( lo digo por experiencia ).

Mas alla de esto , tu articulo me gusto mucho. Un saludo

0
Retrato de Fernando Weissmann
69
Feb. 2014

Gracias Leonardo. Tienes un larguísimo camino por delante. Lleno de subidas y descensos!

Es parte de la profesión. Lo que uno no puede permitirse, es bajar los brazos. Ni para descansar!...

0
Responder
Retrato de Salvador Sánchez
0
Salvador Sánchez
Feb. 2014

Quatar no es mala idea estimado Fernando, gracias por tu artículo.

0
Retrato de Fernando Weissmann
69
Feb. 2014

Gracias a Uds. por leer mis modestas reflexiones!

0
Responder
Retrato de Julio Uc
0
Feb. 2014

Una buena y sencilla reflexión Fernando. Y es que a veces esto se remonta a la propia naturaleza humana de quedarse o no en algún tipo de colchón seguro aunque no 100% gratificante o ir en busca de lo que se cree querer. El punto es entender que no se puede estar en los dos lados y que siempre hay algo que perder. Saludos

0
Retrato de Fernando Weissmann
69
Feb. 2014

Y algo que ganar! Un saludo Julio.

0
Responder
Retrato de Nicolas Frette
0
Feb. 2014

Excelente el tema compartido. Hace pesar entre la libertad o la seguridad. Es el éxtasis. Ahí es cuando uno tiene que elegir. Particularmente, estoy en ese conflicto en la actualidad, libertad o seguridad. Abrazo.

0
Retrato de Fernando Weissmann
69
Feb. 2014

Ese conflicto, Nicolás, lo tendrás toda tu vida. No es una predicción. Es una realidad...pero se sobrelleva, a veces hasta con éxito!

0
Responder
Retrato de Oscar Camacho Camacho
2
May. 2014

Estoy por terminar la carrera y he realizado algunos trabajos como autónomo, nunca como empleado de alguna agencia, pero creo que esta última es una buena manera de iniciar, pienso que se tiene mas control en cuanto a tiempos y recursos económicos y una vez con experiencia poder incursionar como freelance.

0
Retrato de Zulema Santana
1
Abr. 2014

Me parece excelente tener ese objetivo de estar sólo laborando sin ningún tipo de jefe más que el cliente. Pero para un diseñador recién salido del horno (universidad, instituto) le es esencial conocer y convivir con un ambiente más competitivo y apurado. Ya que sin estos factores un diseñador se volverá un profesional que elija sólo trabajos correctos, rápidos y fáciles que obviamente lo lucrarán. Pero el diseño no se trata de eso. Se trata de ir contra la corriente de arriesgarse, de pelear, de involucrarse en este pequeño gran mundo del diseño.

1

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

Claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
1 agosto

Tipología de Marcas

Tipología de Marcas

Criterios y herramientas para seleccionar el tipo adecuado al diseñar marcas

15 horas (aprox.)
1 agosto

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 septiembre