El diseño como concepto universal (Parte 2)

Reflexiones sobre la vida de una palabra.

Retrato de Yves Zimmermann Yves Zimmermann Barcelona

Seguidores:
617
Opiniones:
38
Votos:
107
Compartir:

Se sugiere leer la primera parte de este texto.

Para encaminarnos hacia una respuesta a estos interrogantes es necesario que vayamos a las raíces y nos preguntemos cuáles son, tomados en su sentido más fundamental, los significados que yacen en la base de lo que se entiende esencialmente por diseño. Una vez definidos, estos significados básicos nos darán una suerte de esqueleto conceptual que propiciará la comprensión de todos los procesos de trabajo en los que se diseña, pertenezcan éstos o no al ámbito estricto del diseñador.

Tomando como punto de partida la experiencia profesional de un diseñador gráfico o industrial, se puede decir que todo encargo que se le hace se caracteriza fundamentalmente por la exposición de un PROBLEMA a la vez que se apunta al tipo de SOLUCIÓN que se quiere lograr y para cuya consecución el diseñador debe realizar un PROYECTO.
En este mismo sentido básico, debemos preguntarnos también por las raíces del diseño, o sea, por el proceso de trabajo que conduce a un proyecto. ¿Qué significa esencialmente este concepto de diseño?

Todo ser humano tiene una biografía que le caracteriza y singulariza de las demás personas. La biografía, palabra que procede del griego biós, vida, y grafy, escritura, es, así, la escritura de la vida de una persona. Sin embargo, las biografías no son exclusivas de los humanos, también las palabras las tienen y nos explican su origen, su nacimiento y posterior desarrollo, o sea, su vida. Dos breves ejemplos ilustran esta afirmación: en época romana, cuando un alfarero había terminado de tornear un cántaro, lo cocía en el horno. Por lo general, salía perfecto de esa estancia en las llamas; pero a veces, por efecto de una mala cocción, las paredes del cántaro se resquebrajaban levemente. Cuando sucedía esto, el alfarero sellaba las fisuras con cera para que el objeto pudiera cumplir con su función básica de contenedor de líquido. En la base del cántaro que salía perfecto, sin grieta alguna, el alfarero escribía sine cera, o sea, sin cera, y así el cliente podía distinguir los recipientes sin defectos. De allí nació la palabra «sincero» —respectivamente «sin-cera-mente»— , por la que entendemos que alguien es verdadero, honesto, sin fisuras ni falsificaciones. Otro ejemplo es el de la palabra salario. En la antigüedad la sal era un producto de tal importancia que motivó la construcción de una calzada desde la salinas de Ostia hasta la ciudad de Roma, unos quinientos años antes de Cristo. El camino fue llamado «Vía Salaria» y los soldados romanos que la custodiaban recibían parte de su paga en sal. Esta parte era llamada «salarium argentum» («pecunio de sal»). De ahí procede la palabra salario.

La palabra diseño también tiene su biografía. Es interesante recordar aquí que en francés no existe esta palabra; un diseñador sería un dessinateur, dibujante, que deriva de dessin, dibujo, pero como la significación de dessinateur no corresponde a lo que hace un diseñador, el francés ha importado del inglés la palabra designer para enunciar la labor específica del diseñador.

Ahora bien, en inglés design significa tanto diseño como designio, intención. Así, God’s design puede significar tanto el diseño como la intención de Dios; por tanto, dado el doble significado de design, es siempre el contexto en que aparece el término el que revela si éste significa diseño o intención. El recién publicado libro del físico inglés, Stephen Hawking, con título The Grand Design,1 da precisamente lugar a la duda de si la traducción al castellano debería ser El Gran Diseño o, como afirma el físico Jorge Wagensberg, El Gran Designio. La edición alemana, por su parte, tiene por título Der grosse Entwurf, El gran proyecto. Como se ha sabido por los artículos de prensa, el autor del libro afirma que no hay Dios, que no es necesaria su presencia para explicar cómo se configuró el mundo en su inicio. Ahora bien, uno puede imaginarse que exista auto-diseño en la naturaleza, por ejemplo que las células del cuerpo humano se diseñan a si mismas por las necesidades y condiciones de sus entornos; sin embargo, para que haya designio, intención, parecería que debe haber un designador, un ente que formule o enuncie tal designio inicial, lo que iría en contra de las afirmaciones señaladas por Hawking respecto a la no-necesidad de tal ente.

Por otra parte, en alemán diseño se denomina Gestaltung. La Gestalt significa la figura de algo, tanto de un cuerpo humano como de un objeto, y la Gestaltung corresponde a lo que en castellano llamamos configuración, o sea, dotar algo con figura propia o característica.

La respuesta sobre el origen de la palabra diseño nos la da la etimología, término que, al igual que muchos otros, procede del griego. Deriva de étumos, verdadero, real, y lógos, palabra, razón. Étumos-logos significa pues sentido verdadero de la palabra. Referido a lo que aquí interesa, la palabra diseño deriva de designio, intención, que a su vez procede de la palabra seña. Etimológicamente, seña se define como: «Nota o indicio para dar a entender una cosa. Signo convenido entre dos o más personas para entenderse».2 En términos de diseño, esto viene a significar que la forma, la configuración o figura esencial de una cosa, ese aspecto suyo concreto, permite denominarla como lo que ella, su identidad, es. La seña puede compararse con un pictograma: por ejemplo, el que representa un hombre señala y comunica a un espectador sólo eso: hombre. Su configuración gráfica es tan elemental, tan esencialmente seña básica, que no indica si el hombre en cuestión es joven o viejo, guapo o feo, ni ninguna otra característica. Transmite la imagen esencial de lo que comunica, sin más atributos.

Esta palabra-madre seña ha generado muchas otras a las que confiere su significación
específica. Por ejemplo: señal; señas; enseña-bandera; señuelo; contraseña o enseñar, entre otras. Todas estas palabras remiten a una naturaleza esencialmente visual, remiten a señar, es decir a señalar, a lo sígnico, a aquello que comunica significado. Tanto di-seño como de-signio remiten a este mismo carácter sígnico. La acción de señar, de configurar la seña, la forma esencial de una cosa, vendría a ser entonces un mostrar el ser de dicha cosa, lo que es. Así, podríamos afirmar que una cosa es su seña (figura, forma, Gestalt) y la seña es la cosa: lo que seña o señaliza y de este modo se muestra al mundo en lo que es, revela su identidad. En la seña reside, pues, la identidad de la cosa. Con todo, esta identidad señalada por la seña revela también el designio de esta cosa, la intención, el propósito o la finalidad que puede lograrse mediante su uso. Seña y designio, es decir, la seña como aspecto, forma, figura de una cosa, y el designio o intención como propósito, finalidad de esa cosa, se solapan y funden en el diseño. La acción de otorgarle a una cosa su identidad, su seña, se denomina, por consiguiente, di-señar.

Antaño, designio se denominaba deseño: el parentesco de ambos términos con diseño subraya el carácter intencional del acto de diseñar. De manera no canónica, también podría interpretarse la palabra designio como de-sign-io, como intención-de-signo: como el propósito de dotar una cosa de su figura, de su seña o signo identificador mediante la acción de di-señar para que el designio perseguido con ella se haga manifiesto como seña; para que se haga realidad tangible. Cuando tal cosa acaece, el designio se ha vuelto diseño, la intención ha adquirido forma, su seña-signo ha hecho visible su identidad.

Según este razonamiento, los conceptos básicos que conducen a una definición universal del diseño son: designio-diseño-seña. Lo que permite proponer la fórmula:

Diseño es designio hecho seña.

Así, en la medida en que un diseño es fruto y consecuencia de un designio, dicho diseño viene a ser intención hecha seña manifiesta, intención hecha objeto, signo, forma o figura, y que como tal es identificable por su seña que es su identidad. Esta propuesta de definición vendría a ser el esqueleto conceptual que subyace a todo proceso de producción de un diseño.

Vemos, por tanto, que todo proceso de diseño que conduce a la solución de un problema se basa en el eje triádico antes dilucidado:

PROBLEMA – PROYECTO – SOLUCIÓN

A su vez, la significación básica de la palabra diseño tiene una idéntica estructura triádica:

DESIGNIO - DISEÑO - SEÑA

Partiendo de esta propuesta de definición universal según la cual el diseño es designio hecho seña, intención hecha forma, figura, Gestalt, pueden apreciarse las numerosas actividades en las que se diseña no necesariamente significadas por esta palabra. En este sentido, Victor Papanek, autor del libro Design for the real world,3  afirma que todo lo que hacen los seres humanos es diseño, es diseñar. Entendida esta afirmación en el sentido de que el diseño es designio hecho seña, podría decirse que efectivamente es así. En cualquier caso, todas estas distintas formas de diseño y de diseñar pueden ser comprendidas perfectamente como tales a partir de la indicada definición universal.

Después de dilucidar dicha propuesta de definición universal, puede tener interés hacer referencia a un aspecto concreto, nunca considerado en la labor del diseñador gráfico, que está relacionado con el diseño de la imagen o identidad corporativa de las empresas. Aunque el concepto de imagen remite esencialmente a la apariencia visual y el de identidad al modo de ser de la empresa —a cómo es—, en el ámbito profesional suele entenderse lo mismo por ambas denominaciones: diseñar los diversos signos identitarios de una empresa (un símbolo o logotipo, la elección de los colores, la tipografía corporativa, la tipología de las ilustraciones, las formas de composición de los textos, etc.) y conferir con ellos una imagen coherente y unitaria a todos los soportes de comunicación, de modo que esta imagen sea capaz de transmitir los conceptos comunicacionales deseados; y que el conjunto de los elementos que constituyen esta imagen sea la mejor representación simbólico-visual posible de la empresa y lograr así una buena predisposición del público.

Ahora bien, esta identidad, este modo de ser de una empresa, no se manifiesta solamente a través de su imagen corporativa gráfica. Cualquier ciudadano, por las diversas necesidades de su vida cotidiana, mantiene contactos con empresas, Bancos, instituciones, grandes almacenes, oficinas gubernamentales, etc., sea para comprar algo, pagar una deuda, informarse sobre eventos o por cualquier otro motivo. Este contacto puede ser directo, en el encuentro personal entre un ciudadano-cliente y un empleado o funcionario; también puede darse por teléfono o por carta. La empresa a la que acude el ciudadano no suele ser la única en su sector, hay otras que ofrecen básicamente los mismos productos o servicios que ésta, como son los Bancos, grandes almacenes, cadenas de alimentación u otros. Las empresas de un mismo sector compiten entre ellas con el fin de conseguir los favores del ciudadano-cliente y, para lograr este propósito, recurren a distintas estrategias, entre ellas la de dotarse de una imagen corporativa que transmita una buena imagen al ciudadano-cliente. Pero no sólo las empresas que compiten entre sí recurren a este medio visual para favorecer sus intereses. También las instituciones sin competencia, tales como ayuntamientos, gobiernos, empresas ferroviarias, gestoras de aeropuertos, etc., se proveen de imágenes corporativas para suscitar una predisposición favorable en la ciudadanía. De este modo, la empresa viene a ser como un producto que, mediante su imagen corporativa, se vende al público.

Sin embargo, en más de una visita a una u otra empresa o institución, o después de una conversación telefónica con alguna de ellas, el ciudadano puede sentirse irritado e incluso ofendido por el trato recibido por un empleado o funcionario, y esta situación se da también en empresas o instituciones que tienen buenas y hasta muy buenas imágenes corporativas gráficas. El ciudadano puede entonces preguntarse con toda la razón: ¿para qué sirve una buena imagen gráfica si la vivencia directa y personal con la empresa produce una mala «imagen»? En estos casos está plenamente justificado pensar que la «bonita» y «estética» imagen corporativa gráfica no es más que maquillaje: la vivencia directa registra que el modo de ser y el modo de aparecer de la empresa, es decir, su imagen y su identidad, no son idénticas sino disonantes.

El receptor de estas imágenes corporativas no es nunca un sujeto pasivo. El trato que un ciudadano-cliente recibe por el comportamiento de un empleado o funcionario le producirá un estado emocional que él percibirá como buena o mala imagen. Dado que la experiencia es directa y personal, es más real que la representación simbólica de la imagen gráfica. El trato recibido de un solo empleado puede significar para el cliente la imagen total de la empresa, porque el empleado representa para él toda la empresa.

Un determinado comportamiento o actitud se comunica a través de signos que expresan un significado. Un rostro sonriente o una expresión hosca son signos, lo mismo que una mirada simpática o distante, un gesto amable o brusco, un tono de voz cálido o frío, un lenguaje claro o ininteligible, etc. La suma de estos signos provoca en el cliente una respuesta emocional espontánea, positiva o negativa, que para él son la medida de la «verdadera» identidad de la empresa. Y si la experiencia del ciudadano no coincide con lo que comunica una imagen corporativa gráfica, tanto esta imagen como la empresa por ella representada dejan de ser creíbles y el diseño de su imagen se entiende entonces como una mera operación cosmética.

Este problema suscita una nueva pregunta: ¿Podrían entonces diseñarse los comportamientos de los empleados de las empresas para las que se diseñan las imágenes corporativas gráficas? Sobre esta cuestión, Villem Vossenkuhl, autor del prólogo del libro de Otl Aicher, Analógico y digital,4 afirma lo siguiente:

«Las consideraciones filosóficas de Aicher son una teoría propedéutica del proyectar, del diseño y el desarrollo. Para él no existe nada que no pueda proyectarse, diseñarse o desarrollarse y esto es aplicable al propio ser, a la convivencia con los demás y a la naturaleza, a los objetos de la vida diaria, a la vida y al pensamiento. La capacidad de proyectar y diseñar se aprende haciéndolo. Lo que hagamos y en qué ámbito profesional es secundario, lo único que no debemos hacer es dejarnos orientar por parámetros y planes preestablecidos.»

Según esta percepción del diseño sería entonces posible diseñar el propio yo, el pensamiento y la convivencia con los demás, es decir, la relación entre las personas. Si ello es así, cabe pensar que, si bien el contacto entre un cliente y el empleado de una empresa es por lo general sólo una breve convivencia, ésta suele ser repetitiva: el ciudadano va a menudo a unas tiendas, a un Banco, o utiliza unos servicios públicos, etc. Por lo tanto, a las empresas implicadas debería interesarles que este contacto fuera lo más positivo posible; por su propio beneficio, debería interesarles transmitir esa verdadera buena imagen basada en la satisfacción del cliente que asegura su fidelización.
Muchas son las empresas que tienen imágenes corporativas de un buen nivel gráfico, pero en lo que concierne a esta imagen no-gráfica fallan prácticamente todas. La excepción es la regla. Estando así las cosas, un proyecto de imagen corporativa debería contemplar ambos aspectos y deberían diseñarse los correspondientes programas de actuación para que la imagen gráfica y la imagen no-gráfica fueran una unidad. De este modo, la empresa sí gozaría de credibilidad.

Hasta aquí la segunda de las tres partes de este texto. Lea la tercera parte.

Seguidores:
617
Opiniones:
38
Votos:
107
Compartir:
  1. El Gran Diseño, Stephen Hawking, Editorial Crítica, 2010
  2. J. Corominas, J.A. Pascual, Diccionario crítico etimológico castellano e hispánico, Editorial Gredos, Madrid, 1984
  3. Victor Papanek: Design for the real world, Thames and Hudson, London, 1985
  4. 5 Otl Aicher, Analógico y digital, Gustavo Gili, Barcelona 2001
Código QR de acceso al artículo El diseño como concepto universal (Parte 2)

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Yves Zimmermann

Más artículos de Yves Zimmermann

Título:
El diseño de un pictograma
Sinopsis:
Una colaboración internacional de diseñadores para el diseño de un nuevo y muy necesario pictograma.
Compartir:
Título:
El diseño como concepto universal (Parte 1)
Sinopsis:
Reflexiones sobre la vida de una palabra.
Compartir:
Título:
Un «suma cum laude» a la mediocridad
Sinopsis:
Crítica al diseño de los billetes del euro.
Compartir:
Título:
El diseño como concepto universal (Parte 3)
Sinopsis:
Reflexiones sobre la vida de una palabra.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
537
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Sep 2012

Tampoco es cierto que el diseño sea algo tan moderno y que nos remita a los años 7o, o la Bauhaus, el universo ya tenía diseño desde el principio de los siglos, las pirámides de Egipto, ya tenían diseño y mejor que muchos edificios de hoy. Todavía están ahí. El dibujante publicitario o grafista no hacía las cosas a lo loco, como solemos pensar hoy, en los años 40, o 50 ya se hablaba de la psicología de la publicidad, de motivación, antes que la palabra diseño se usara ya había investigación de mercado, etc. Hay cientos de ejemplos de diseño (o llámenle dibujo) que cumplían bien su propósito

0
Responder
Retrato de Santiago Eastman
0
Santiago Eastman
Sep 2012

Otro punto que debería aplicarse es que hay empresas las cuales no tienen un desarrollo gráfico muy bueno teniendo en cuenta las características de designio-intención pero con una identidad NO gráfica mucho mejor que crea una fidelización del ciudadano-cliente mucho más profunda.

0
Responder
Retrato de Zulay Herrera
51
Zulay Herrera
Mar 2012

El diseño desde su origen etimológico nos comunica sus significados y conceptos, pero recordando a Jan Michl «Sobre el diseño como rediseño» nos dice que el concepto de diseño no muestra la relación con la cooperación y el pasado del diseño, que permite los atributos creativos de los diseñadores, pues la palabra diseño NO comunica que el acto de DISEÑAR nunca se termina en un producto final, ya que son soluciones provisionales y siempre pueden ser mejoradas, entonces el diseño desde este punto de vista es una mejora constante de soluciones preliminares.

2
Responder
Retrato de Sebastian Urrea Suarez
21
Sebastian Urrea Suarez
Feb 2012

Creo que el hecho de diseñar personas o comportamientos como dice Zimmerman no es algo nuevo creo que la sociedad, las escuelas o colegios, las universidades, nuestros padres y la sociedad nos han diseñado grupalmente nacemos limpios y la sociedad nos ¨corrompe¨, como diseñadores debemos rediseñar personas o motivar cambios en el comportamiento no viendo a las personas como objetos, sino como elementos cambiantes y diferenciados.

1
Responder
Retrato de Cristhian Pabón Aranguren
19
Cristhian Pabón Aranguren
Feb 2012

Con esta postura podemos pensar que cualquier persona puede diseñar, así como el político diseña su campaña, pero pienso que los diseñadores tenemos que ir mas allá de, «meta diseño» por así decirlo, por algo estudiamos lo que estudiamos para realmente diseñar algo con estructura, investigación y llegar a innovar, que es uno de los objetivos que se tienen que tener en cuenta; poder llegar a darle un ser a lo que sea, porque lo único que nos frena es la imaginación de cada uno para poder llegar a hacer lo que sea.

0
Responder
Retrato de Ana María Aristizabal
55
Ana María Aristizabal
Feb 2012

Si tomamos como referente que «el diseño es designio hecho seña» entonces desde mi punto de vista lo relaciono con la capacidad que tiene el diseñador para otorgarle sentido, funcionalidad, forma y conceptos a un objeto; ya que entonces todas las características que se le otorgan a un objeto surgen porque era la intención del diseñador.

1
Responder
Retrato de Angela Maria Medina Olano
25
Angela Maria Medina Olano
Feb 2012

Es muy interesante ver como de la palabra DISEÑO se desprende todo el desarrollo que se lleva a cabo para lograr desarrollar un proyecto, porque «Diseño es designio hecho seña»; y el designio es el propósito y la seña es la forma, así que en esta sola frase nos dan las pautas para desarrollar un proyecto. Pero así como el proyecto puede lograr ser lo mas profundo e investigado, también puede quedar solo en una mediocre y superficial investigación; esto depende de la forma en que abordemos los proyectos y de que manera los investigamos y resolvemos.

0
Responder
Retrato de Anamaria Gil
17
Anamaria Gil
Feb 2012

Es muy interesante pues el diseño forma parte del desarrollo humano. Con la aplicación de nociones del diseño, el hombre ha podido evolucionar y satisfacer sus necesidades. El surgimiento de la industria implicó la aparición de una nueva área de aplicación para el diseño. La acción de diseñar requiere tareas investigativas de análisis, modelados y adaptaciones hasta la producción final del objeto, por lo que el esfuerzo del diseñador siempre debe ser reconocido. El diseño siempre supone o quiere plasmar el pensamiento.

1
Responder
Retrato de Laura Grijalba Delgado
19
Laura Grijalba Delgado
Feb 2012

El anterior escrito confirma todalmente el porque escogi esta profesion creo que ser diseñador industrial no solo es crear producto sino mejorar la calidad de vida de una persona , esto se logra satisfaciendo sus necesidades ,viendo los problemas que tienen y mejorando su estilo de vida.

0
Responder
Retrato de Daniele Marin
65
Daniele Marin
Feb 2012

Es interesante como el ser humano ha llegado a transformar las palabras desde su origen etimológico , las palabras fueron creadas por el ser humano y este mismo las ha adecuado y ha creado nuevas significaciones , así mismo es el diseño , se crea para así llegar a objetivos proyectuales , y no se trata de maquillar como nos habla Zimmermann si no de entender que el diseño integra diferentes aspectos tanto físicos como no físicos . De acuerdo con Aicher considero que el éxito del diseño esta en generar soluciones integrales pero sobretodo en salirse de los parámetros preestablecidos.

1
Responder
Retrato de David Esteban Vargas Otálora
25
David Esteban Vargas Otálora
Feb 2012

Esta parte del artículo confirma mi opinión y la de mis compañeros en la primera parte, en la cual el DISEÑO permite permear e intervenir en los diferentes aspectos de la vida, sin importar si son propios de la profesión o no. Todo esto gracias al origen etimológico de esta palabra, que además nos permite resolver algunas falencias acerca del conocimiento este termino, que normalmente afecta nuestros resultados, cuando estamos llegando a la resolución de un proyecto.

0
Responder
Retrato de Alejandro Camelo
30
Alejandro Camelo
Feb 2012

Pensando sobre la última parte en la que se explica la función del diseñador gráfico me quedo con muchos interrogantes que surgen a partir de eso, ¿es posible que solamente el gráfico sea capaz de llegar a proponer comportamientos en las personas? o ¿Necesitará de un método inter-disciplinar para ello? ¿Nosotros los diseñadores industriales podríamos concebir la idea de cambiar comportamientos en las personas?.

Al final pienso que somos capaces de DESIGNAR al igual que en los objetos las señas, en las personas comportamientos, con formas intangibles pero comunes para toda una sociedad.

0
Responder
Retrato de Paula Torres
41
Paula Torres
Feb 2012

exelente articulo la experiencia de un diseñador se basa en cuál es el problema, la solución y plantear su solución en un proyecto.

Desde este punto el Diseño lo concibo como la figura esencial que se transmite dándole a esta una identidad propia para que se haga real.

La intención adquiere forma en las manos de un diseñador. Por eso es posible diseñar la relación entre las personas,transformacion en pensamiento ,como el propio yo . Generando imágenes que se trasmitan, reflejen y se desarrollen como intencion proxima a realizar un nuevo proyecto.

0
Responder
Retrato de Jenny Buitrago Díaz
82
Jenny Buitrago Díaz
Feb 2012

El artículo permite cuestionarnos a cerca del nivel de profundidad con el que, los diseñadores, desarrollamos proyectos.

Considero un deber importante, el conocimiento amplio de los factores y las partes que hacen parte del «problema» a solucionar, aquellas necesidades no resueltas surgen en una realidad específica que no debe ser ajena para el diseñador.

Para que un proyecto vaya más allá de «una operación cosmética», el diseñador debe sumergirse dentro de dicha realidad y desde allí, actuar.

0
Responder
Retrato de Juliana Chiriví Amaya
47
Juliana Chiriví Amaya
Feb 2012

Que estupenda forma de enfatizar en la importancia de un diseñador integral. De ésta parte del artículo me queda una reflexión para cuestionarme acerca de los propósitos de un diseñador. Si el diseño es intención + identidad, y a través de productos o servicios buscamos solucionar problemáticas, en realidad lo que diseñamos son comportamientos y procederes que reestructuren al individuo y trasformen pensamientos.

1
Responder
Retrato de Rodolfo Álvarez
81
Rodolfo Álvarez
Nov 2011

¿Que sucede cuando esos símbolos adquieren una dimensión capaz de utilizar la inducción hipnótica en las masas? Nos referimos a los símbolos capaces de actuar en todos los niveles perceptivos y mentales radicalizando las actitudes de los receptores que modifican hasta su propia voluntad.

Como ejemplos: la Cruz, la Svástica, la pirámide, la media luna, la estrella de cinco y seis puntas, el nombre de Dios en caligrafía árabe etc., etc.

Se menciona especialmente: Gestaltung, la Gestalt es la escuela o corriente de la psicología que estudia la configuración mental mediante la percepción visual.

1
Responder
Retrato de Larisa Mendoza
4
Larisa Mendoza
Nov 2011

Gracias por el aporte y esclarecer de manera tan contundente el tema, yo también, espero con ansias la tercera parte.

0
Responder
Retrato de Ivan Abbadie
44
Ivan Abbadie
Nov 2011

el maestro zimmermann ha dicho finalmente de manera clara lo que muchos no se atrevían, la diferenciación entre el concepto de imagen contra identidad, la mala traducción de lo que en inglés se conoce como «corporate identity» ha sido un fuerte factor para ello, creo que ir pautando términos como lo hace el maestro joan costa y en ésta ocasión zimmermann es de agradecerse, porque conociendo lo que se hace el resultado siempre será mejor, espero con ansias la tercera parte.

0
Responder
Retrato de Víctor Riascos
5
Víctor Riascos
Nov 2011

Este artículo ha dado en el clavo. El diseño debe ser una nueva competencia humana. Mejorar la calidad de vida humana implica ser capaces de diseñar nuestro proyecto de vida con un designio de desarrollo humano que nos permita aportar a nuestro mundo cultural una seña de una mejor humanidad.

0
Responder
Retrato de Pepe Cruz Novillo Jr.
4
Pepe Cruz Novillo Jr.
Nov 2011

Muy interesante, gracias.

0
Responder
Retrato de Xany Reyes
2
Xany Reyes
Nov 2011

muy buenooo e interesante, siempre es bueno saber de donde se genera todo y sobretodo cuando se trata de algo q nos interesa y que nos rige, muy buenos puentos e informacion.

0
Responder
Retrato de Ronald Pineda
0
Ronald Pineda
Nov 2011

uf.. bastante sustentado...mis respetos, esperamos el tercer capítulo.

0
Responder
Retrato de Josue Fernando Mercado
0
Josue Fernando Mercado
Nov 2011

La congruencia es lo que se debe tener presente en la vida diaria, como profesionales o como los responsables de nuestros trabajos .

esperemos la tercera entrega

0
Responder
Retrato de Julián Ortiz
23
Julián Ortiz
Nov 2011

El siempre espinoso y bien ponderado tema de las definciones del Diseño, Felictaciones creo que lo aborda con gran claridad y profundidad.

En palabras de un ran amigo y Diseñador (O.F): La indisciplina del diseño.

0
Responder
Retrato de Alberto Trejo Pietri
0
Alberto Trejo Pietri
Nov 2011

Totalmente de acuerdo, ambos diseños son importantes, el grafico y no-grafico....... muchas gracias Yves por tu aporte.

0
Responder
Retrato de Carmen Campos
1
Carmen Campos
Oct 2011

Totalmente de acuerdo...espero ansiosa la tercera entrega.

0
Responder
Retrato de Iliana Lorán
2
Iliana Lorán
Oct 2011

Muy interesante todo el analisis sobre todo en la parte de «diseñarse a uno misno», terminos mayores que deberiamos comenzar por «conocerse a uno mismo».

0
Responder
Retrato de Manolo Luis Escutia
12
Manolo Luis Escutia
Oct 2011

Excelente artículo. Esta segunda entrega nos ha dejado con un buen sabor por lo acertado, contundente y, lo mas importante, explicado con sencillez, como lo hacen los grandes. En México tenemos una frase que dijera en su momento Benito juárez ^el respeto al derecho ajeno es la paz¨, algunos, aquí lo han cambiado por el respeto al diseño ajemno es la paz¨^

0
Responder
Retrato de Eva Logroño
0
Eva Logroño
Oct 2011

La verdad es que estoy totalmente de acuerdo con usted; a veces el diseño parece distanciarse de la realidad

0
Responder
Retrato de Marta Urgelles
0
Marta Urgelles
Oct 2011

Que gran artículo!

0
Responder
Retrato de Katia Esqueda Berumen
0
Katia Esqueda Berumen
Oct 2011

... esto es un panorama bastante esclarecedor!!! Extraordinario CLÍMAX de un candente guión de DISEÑO, espero con anciosamente el desenlace.

0
Responder
Retrato de Sandra Souza
0
Sandra Souza
Oct 2011

As palavras têm vida sobretudo quando quem as anima sabe empregá-las com objetividade, consistência e relevância a ponto de evidenciar -para os leitores - uma estrutura de pensamento ao mesmo tempo pragmática e inquiridora. Talvez por esta razão, o texto conforta e perturba ao mesmo tempo: conforta pois traz ordem ao pensamento; perturba, pois descortina outros sentidos de termos e práticas profissionais assumidas como bem definidas. Muito bom artigo.

0
Responder
Retrato de Eleuterio Herrera
0
Eleuterio Herrera
Oct 2011

Su reflexión me hace pensar y llegar a conclusiones como que: ʼun árbol de manzana no puede producir perasʼ

es decir un diseñador INTEGRAL crea diseños INTEGRALES. Y se deduce que los implicados en un PROYECTO, como en una

orquesta, si alguien desentona, LA SOLUCION final pierde credibilidad y se torna maquillaje. ME FASCINA ESTE ARTICULO

UN ABRAZO.

0
Responder
Retrato de Manuel Robles Cía
0
Manuel Robles Cía
Oct 2011

Extraordinario.

Me remite a su excelente libro «Del Diseño», pero este artículo, junto con el primero, mejora al libro.

Le tenía un gran respeto intelectual pero, a partir de ahora, reverencia.

Saludos cordiales

0
Responder
Logotipo de Alejandro
77
Alejandro
Oct 2011

Excelente! Me da placer leer este nivel de autores, es un privilegio. Que no se haga esperar la tercera parte. Gracias!

0
Responder
Retrato de Mario Santiago
6
Mario Santiago
Oct 2011

Um texto esclarecedor, no meio de tantas opiniões e «palpites» (como se diz no Brasil para aquilo que se fala e não possui, obrigatoriamente, compromisso com a certeza). As sempre maduras reflexões do autor (interessante ler a primeira parte anteriormente publicada) têm contribuído para a formulação de uma epistemologia do design em bases conceituais mais elaboradas. Aguardo com grande expectativa a última parte.

0
Responder
Retrato de Alfonso Zamora Pérez
0
Alfonso Zamora Pérez
Oct 2011

Chingón. Gracias.

0
Responder
Retrato de Cesar Parrales
0
Cesar Parrales
Oct 2011

Que puedo decir, excelente quedo esperando la última entrega.

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Andrés Gustavo Muglia
Autor:
Andrés Gustavo Muglia
Título:
No me des lo que te pido, dame lo que quiero
Sinopsis:
La relación con el cliente y el problema de interpretar deseos.
Interacciones:
Votos:
109
Opiniones:
80
Seguidores:
79
Retrato de Ana María Lagos
Autor:
Ana María Lagos
Título:
Paro agropecuario y Diseño Industrial en Colombia
Sinopsis:
Una mirada desde la profesión a un conflicto actual en Colombia: el paro agropecuario.
Interacciones:
Votos:
74
Opiniones:
35
Seguidores:
24
Ilustración principal del artículo El diseño y la cultura estética
Autor:
Armando Agustín Busquets Carballo
Título:
El diseño y la cultura estética
Sinopsis:
El diseño responde a nuevas necesidades técnicas y utilitarias, pero también simbólicas y estéticas.
Interacciones:
Votos:
139
Opiniones:
57
Seguidores:
48
Retrato de Norberto Chaves
Autor:
Norberto Chaves
Título:
Arte, diseño e ideología
Sinopsis:
Acerca del prejuicio tenaz que asigna al diseño el carácter de disciplina artística.
Traducciones:
Interacciones:
Votos:
90
Opiniones:
58
Seguidores:
3153
Ilustración principal del artículo Conclusiones del debate sobre la ética del diseño
Autor:
Abdénago Yate
Título:
Conclusiones del debate sobre la ética del diseño
Sinopsis:
El análisis de las opiniones pone de manifiesto la falta de acuerdo y la diversidad de criterios de los diseñadores sobre la cuestión de la ética profesional.
Interacciones:
Votos:
33
Opiniones:
24
Seguidores:
7
Retrato de Vladimir Hernández Botina
Autor:
Vladimir Hernández Botina
Título:
Lo transversal de lo multidisciplinar
Sinopsis:
Lo multidisciplinar parece haber tomado la forma de una bandada de pájaros cuyo rumbo cambia de manera aleatoria y en función del líder del momento.
Interacciones:
Votos:
7
Seguidores:
26
Retrato de Antoni Mañach
Autor:
Antoni Mañach
Título:
La ética no es una ley divina
Sinopsis:
Una ética para el diseño no debería ser un postulado sobre el bien y el mal, sino un conjunto de reglas de juego consensuadas sobre la práctica profesional.
Interacciones:
Votos:
44
Opiniones:
23
Seguidores:
1
Ilustración principal del artículo El poder del diseño y el diseño del poder
Autor:
Juan Aís
Título:
El poder del diseño y el diseño del poder
Sinopsis:
¿Habrá espacio para que el pensamiento creativo y sensible de los diseñadores influya alguna vez en quienes dirigen el mundo?
Interacciones:
Votos:
76
Opiniones:
58
Seguidores:
3

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
4 Febrero 2019

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
4 Marzo 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
8 Abril 2019

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
20 Mayo 2019

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
24 Junio 2019