Tendencias en bocetos para diseño industrial

Bocetos 4.0 para diseño industrial

La fabricación tradicional condicionó la forma que caracteriza el pensamiento técnico del boceto, pero los nuevos modelos de producción requieren otras lógicas para la ideación.

Camilo A. Angulo, autor AutorCamilo A. Angulo Seguidores: 218

Andrés Gustavo Muglia, editor EdiciónAndrés Gustavo Muglia Seguidores: 137

Ilustración principal del artículo Bocetos 4.0 para diseño industrial
International Creative Workshop 2017

A la actual generación de estudiantes de diseño industrial le resulta anacrónico dibujar bocetos a mano para construir las principales relaciones que conforman sus ideas (Ortega & Ceballos, 2015). Es lógico que así sea, dado que ellos son habitantes nativos de los programas de diseño que permiten producir directamente modelos tridimensionales con funciones paramétricas.

Cuando se les pide que dibujen algunos bocetos, como un acto previo de pensamiento-acción, el ejercicio les resulta obsoleto porque piensan que es una duplicación innecesaria de procesos; en especial cuando ellos sienten que pueden hacerlo directamente por medio de un software de modelado con mayor cantidad de atributos teóricos (Briede, 2008). Para ellos es más eficiente simplificar procesos en la etapa de ideación y crear directamente en tres dimensiones alternativas con características de render de alta calidad visual, sin necesidad de pasar por el dibujo a mano de alternativas esquemáticas.

Es un razonamiento lógico, pero ¿acaso esta preferencia de los estudiantes estará evidenciando algo más? La bocetación a mano, entendida por los docentes como una exploración de los ejes principales de posibles soluciones al problema, históricamente ha respondido a las necesidades de los esquemas de producción «tradicionales»: generalmente producción seriada. Es decir, siempre estuvo determinada por las técnicas de mecanizado, fundición, torneado o fresado, entre otras, de la producción industrial tradicional. Pero los nuevos escenarios tecnológicos de producción surgidos en las últimas décadas, tal vez exijan revisar todo el proceso de ideación en diseño.

Los docentes de las áreas de representación tenemos una gran oportunidad para indagar e implementar otras lógicas de construcción del boceto de producto, que respondan a procesos remotos y en ambientes inmersivos de la fabricación aditiva que ya se encuentran mediados por tecnologías de la llamada industria 4.0 (Dorta et al, 2014) (Mahecha, 2019). Algunas de esas características son:

  1. La posibilidad de bocetar formas de mayor complejidad geométrica.
  2. La reducción de las limitantes técnicas que implicaba el desarrollo de moldes para un productos seriados.
  3. El diseño de productos personalizados en pocas cantidades, generados con el mínimo de material y desperdicio.
  4. La flexibilidad en la combinación de materiales: termoplásticos, resinas fotosensibles, fotopolímeros y metales.
  5. La optimización de fuerzas mecánicas y resistencias en las estructuras de los productos.
  6. La implementación de procesos colaborativos de ideación con posibilidades de comunicación remota.

Independientemente de que nuestros estudiantes de diseño estén dibujando bocetos sobre el papel o en la pantalla, o creando nuevos conceptos asistidos por computadoras para visualizar sus ideas, lo que realmente nos están advirtiendo es que la lógica tradicional para enseñar los procesos de bocetación para la creación de productos puede estar desconectada del espacio de la industria a la que deberán enfrentar en un futuro inmediato como profesionales. Desde la academia tenemos la responsabilidad de garantizar la correcta evolución de los procesos representacionales para sacar el mayor provecho a las nuevas posibilidades de conformación de productos.

Más que pensar en suprimir los procesos de bocetación tradicionales, heredados de las condiciones de la industria tradicional, debemos incorporar al proceso de ideación las técnicas digitles permiten a los estudiantes materializar sus ideas para escenarios prospectivos de fabricación.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
24
Votos:
21

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués

Bibliografía

  • Angulo, C. (2019). El boceto para pensar, conversar y convencer en diseño industrial: una evolución comprendida desde cuatro dimensiones de estudio. Tesis doctoral en Diseño y Creación. Universidad de Caldas, Colombia.
  • Briede, J. (2008). La metodología sistémica y el rol del boceto en el diseño conceptual de productos industriales. Tesis Doctoral. Universidad Politécnica de Valencia. Valencia, España.
  • Dorta T. Kinayoglu G. and Hoffmann M. (2014). A New Embodied Interface for Immersive Collaborative 3D Sketching, SIGGRAPH ’14 Studio: Special Interest Group on Computer Graphics and Interactive Techniques Conference, Studio Proceedings, Article No. 37, Vancouver, p. 37.
  • Mahecha, S. (2019). La fabricación aditiva. Su relación con el pensamiento espacial y pensamiento técnico para el desarrollo de producto. Tesis de Maestría. Universidad Jorge Tadeo Lozano.
  • Ortega, M., & Ceballos, P. (2015). Design thinking: Lidera el presente. Crea el futuro. SIC Editorial.
Código QR de acceso al artículo Bocetos 4.0 para diseño industrial

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 14/01/2020

Descargar PDF

Ilustración principal del artículo Saber contar el cuento
Saber contar el cuento Pensar el desarrollo de un proyecto académico de diseño no necesariamente está vinculado con comunicarlo de manera adecuada.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Jaime Rodriguez
0
Ene. 2020

No estoy de acuerdo, los procesos de bocetaje no están determinados por los procesos de transformación, o de fabricacion, sino mas bien por los procesos de ideación y conceptualización y por otro lado el uso de programas de modelado tridimensional y renderizado corresponde a las etapas finales del proceso de diseño y no sustituyen la etapa de exploración creativa que puede io ser realizada a través del bocetaje analógico o digital, no confundirse, son diferentes fases con necesidades y objetivos distintos.

4
Retrato de Camilo A. Angulo
218
Ene. 2020

Estimado profesor Jaime Rodríguez, muchas gracias por compartir su punto de vista, pero me gustaría dar claridad después de leer sus comentarios.

Primero, al situarnos en el contexto del ejercicio proyectual en diseño (Buchanan, 2001; Krippendorff, 2007) que le es propia a nuestros estudiantes de diseño industrial, podemos entender los bocetos como registros semióticos que se constituyen en el principal medio de expresión y representación de sus ideas.

Ahora, el proceso cognitivo de pensamiento-acción que se da a través de los bocetos, en términos generales transita por tres principales etapas: (1) desde un estado inicial indefinido, (2) luego a uno intermedio de construcción de relaciones de conformación y definición de características de una idea, (3) hasta llegar a uno final que es prolífico en detalles técnico-productivos. Y hoy día, en cada una de estas etapas podemos encontrar la implementación de mediadores tecnológicos como herramientas de desarrollo de conocimiento (Sandoval Barros, 2011), que contribuyen con el mejoramiento de los procesos pedagógicos y en especial favorecen el aprendizaje autónomo. Pero resulta que estas nuevas posibilidades, a su vez están "desdibujando" los límites de las etapas tradicionales de configuración, modelado, producción y reuso.

Los procesos de bocetación emergentes, se están estudiando como un ejercicio de depuración de ideas que está basada en una serie de toma de decisiones, las cuales están directamente influenciadas por la posibilidad real de transformar una idea en artefactos de diseño reconocibles para prestar un servicio a las personas (Buchanan, 2001) y varias de estas decisiones o selección de alternativas se define por las posibilidades reales de fabricación, desde su misma concepción. Cada vez más, estas faces desde la exploración hasta el prototipado (es más hasta la comprobación con usuario), se encuentran estrechamente interconectadas a nivel de un proceso de espiral que evoluciona la idea hasta llevarla a su mayor potencial. Esto se puede evidenciar cuando ahora tenemos la posibilidad de generar en una misma sesión de trabajo en clase, un prototipo rápido sobre una idea que el estudiante acaba de bocetar, para inmediatamente reformar los detalles desde el dibujo de un nuevo boceto 2.0.

Pero quiero volver a la intensión central del artículo, generar una reflexión sobre los bocetos pensados para nuevas formas de fabricación aditiva (no seriada), los debemos crear desde conceptos como: formas de mayor complejidad geométrica que serían inviables por medio de moldes tradicionales, la posibilidad de características de personalización, los cambios de forma basados en espacios negativos (mínimo uso de material), estructuras de mayor resistencia mecánica y los procesos colaborativos en tiempo real para la toma de decisiones.

Un saludo cordial.

0
Retrato de Jaime Rodriguez
0
Ene. 2020

Efectivamente el bocetaje ( analógico o digital ) puede ser considerado un registro semiótica y un medio de expresión y comunicación, pero también son un medio fundamental de exploración creativa y conceptual y de definición estético- formal lo que no puede ser reemplazado por el modelado 3d, me gustaría saber a que mediadores tecnológicos te refieres y a cuales procesos de bocetacion emergente. Rfectivamente, los procesos de prototipo rapidohan acelerado las fases pero no la iteracion, el pasar de la bidimensionalidad a lo tridimensional y regresar es algo que se ha hecho siempre el los procesos proyectuales de diseño de producto, finalmente concluyo, no pienso que deban existir procesos de bocetaje especiales o realmente diferentes sólo porque hoy tenemos esquemas de fabricación aditiva o maquinados CNC, el bocetaje como herramienta creativa fundamental en los procesos iniciales de exploración, conceptualización y comunicación sigue siendo una habilidad a desarrollar para materializar lo más importante, el trabajo mental creativo del diseñador.

3
Responder
Retrato de Valentina Marín
0
Mar. 2020

Según el texto «Bocetos 4.0 para diseño industrial» hago parte de una generación en la que los diseñadores, han cambiado el papel por un software, debido a que resulta ser en algunos casos más rápido el planteamiento gráfico del objeto, considero que si se tiene un buen uso de un programa se puede saltar el boceto e iniciar con un render, esto acortaría el proceso de diseño ya que los posibles fallos serían más evidentes y por lo tanto de corrección inmediata, a diferencia de un boceto en papel. Además, con los actuales problemas ambientales este tipo de alternativas, permiten al diseñador un uso razonable y consciente de los recursos.

Considero que, en el momento del planteamiento del objeto, muchas ideas pueden llegar a la mente, por lo tanto, el boceto no debería ser algo para explicar el objeto a los demás sino un sistema de archivo instantáneo para el diseñador, con esta luego podrá comenzar a desarrollar mejor la idea en algún software

0
Retrato de Jaime Rodriguez
0
Mar. 2020

Si eres un diseñador profesional no puedes ir directamente a un render , ya que previo a esta fase Estas obligado a hacer todo un amplio proceso de exploración creativa y formal del objeto que estas proyectando y esa precisamentete se realiza A través del proceso de bocetaje ya sea digital o analógico.

0
Responder
Retrato de Inti Tolosa
1
Inti Tolosa
Mar. 2020

Teniendo en cuenta la generación a la cual pertenezco siento que las herramientas virtuales pueden aportar a los procesos de creación y materialización de los procesos de diseño ya que son herramientas bastante útiles, ya qué muchos de estos programas permiten dar las medidas, escalas o funciones paramétricas las cuales son utilizadas para el proceso de fábrica al que será llevado el producto, como también da mejor calidad visual, permite jugar con texturas y otras cuestiones estéticas. Teniendo esto en cuenta el diseño en programas digitales resulta mucho más práctico, pero en una percepción personal la bocetación análoga permite mayor desarrollo creativo y de error, estos errores humanos producidos en el papel también pueden llegar a ser provechosos a la hora de diseñar, ya que dan otra perspectiva u otra forma la cual no se le tenía en cuenta a la hora de visualizar de forma mental el diseño.

Ej: Al realizar un octágono en algún software o programa de diseño, este sale de forma automática y perfecta, lo cual permite que podamos plasmar la idea casi exacta de lo que teníamos en mente. Pero al realizarlo de forma análoga este octágono puede tener variaciones que influyan a la hora de crear el diseño y por ende transformen la idea principal del diseño mismo.

Por esto considero que el proceso de bocetación análogo es fundamental a la hora de diseñar un producto, pero también el pasar los bocetos u ideas a las herramientas digitales puede brindar unos mejores acabados y otro tipo de análisis a la hora de concretar un diseño.

0
Retrato de Jaime Rodriguez
0
Mar. 2020

Entiendan que el bocetaje y representación de producto, tiene diferentes etapas en el proceso de diseño , no hay que confundirse ñ cara una tiene sus características y momento de uso.

0
Responder
Retrato de Gabriela Gonzalez
0
Mar. 2020

Soy estudiante de Diseño Industrial y considero que una de nuestras funciones me atrevo a decir que la más importante es la " solución de problemas" de caracter objetual PRINCIPALMENTE que permitan la creación o corrección de las dinamicas de X o Y población de usuarios.

Ahora bien para esto el diseñador tendra que pasar por ciertos pasos para llegar al prototipo final, pirmero el diagnóstico o investigación ( estudio de la situación actual del contexto) para luego pasar a la conceptualización que es donde viene actuar el proceso de bocetación y aqui lo más importante es plasmar lo que el diseñador propone como solución a dicho problema sin importar por que medio lo haga.

Vivimos en una sociedad bastante avanzada donde todo esta diseñado para hacerle la vida mas fácil a las personas, con esto la tecnologia le permite al diseñador crear un boceto mas realista, se puede decir que casi que un prototipo final de la propuesta que solo sea secarlo de la pantalla y listo puesto que puede permitir la simulación de acabados y mucho mas detalle lo que le facilitaria al usuario una visión más clara y real de lo que seria su objeto o diseño,sin embargo la parte de bocetación a mano tampoco es una mala idea pues al fin y al cabo las dos maneras permiten plasmar lo que el diseñador tiene en la mente y hay habilidades análogas que son bastante buenas y tambien diseñadores que prefieren recurrir a este método como lo es en mi caso pues mientras aprendo a utilizar dichas aplicaciones o programas, recurro al dibujo.

Como conclusión considero que tanto la bocetacion digital y a mano tiene exactamente la misma función a pesar que una tenga más ventajas que otra, por eso es interesante el hecho de unir estas dos técnicas como se menciona en el artículo.

0
Retrato de Jaime Rodriguez
0
Mar. 2020

Entiendan que el bocetaje y representación de producto, tiene diferentes etapas en el proceso de diseño , no hay que confundirse, cada una tiene sus características y momento de uso.

0
Responder
Retrato de Diego Alejandro Marín García
0
Mar. 2021

El titulo de la lectura hace referencia a las 4 revoluciones industriales , y busca contrastar los métodos de bocetación en la primer revolución industrial con los métodos actuales.

En la primer revolución industrial , los diseños buscaban la eficiencia y la integración de ciertas tecnologías, buscando únicamente la funcionalidad. Mas tarde el movimiento Arts and Crafts fue el primero en integrar el diseño y la industria.

Desde ese momento el diseño y la tecnología fueron evolucionando, en cuanto a conceptos, métodos e ideas, pero la forma de pensamiento a la hora de bocetar no cambió mucho.

Tradicionalmente los bocetos se hacían de forma análoga, y esto duró hasta la creación de herramientas digitales, aproximadamente en los años 80´s , con elementos como programas de representación digital.

La tecnología que se implementó en un principio buscaba optimizar la tarea de bocetación a mano, con esto se volvió más eficiente la bocetación, pero no el pensamiento.

En mi opinión los medios análogos de bocetación permiten una mayor experimentación, debido a que las herramientas permiten observar cambios o variaciones no previstos.

En cambio, Los medios digitales facilitan la tarea de la creación de modelos y hace un salto en el proceso de pensamiento, ya que tiene un resultado de forma rápida y no hay lugar a cambios.

Lo que se debería hacer es buscar una forma de combinar ambos elementos ya que comparten funciones , y generar un proceso creativo basado en las posibilidades de la tecnología.

Teniendo en cuenta que la cuarta revolución está enfocada a la conectividad y la automatización, este elemento tiene posibilidad vincularse con otros sectores como lo son realidad virtual, generando una nueva forma de concebir los procesos de bocetación , pasando de los bocetos actuales. A interactuar con el boceto de forma que se pueda experimentar y además simular una experiencia con el objeto.

0
Retrato de Daniela Osorio
0
Mar. 2021

Como estudiante activa de diseño industrial, entiendo la necesidad del cambio del papel a lo virtual, el papel hace referencia a lo que entendemos por procesos tradicionales. Esta necesidad de cambio a lo virtual es debido a la complejidad y el tiempo extenso que trae lo tradicional, además de situaciones como el generar demasiado papel que no ayuda al ecosistema. La era en la que estamos, como bien dice el texto Bocetos 4.0, estos cambios de ideación y creación están creciendo entorno a la tecnología por ende no podemos dejarlo a un lado.

Sin embargo, los procesos como la bocetación no deberían ser simplificados, simplemente se deben adecuar a nuestro entorno y su evolución. Podemos trabajar con la virtualidad, los programas, software y toda la maquinaria que la tecnología trae, adecuarnos a ellas y ellas a nuestra vida cotidiana, sin la necesidad de quitar procesos que se nos han transmitido durante generación y hasta el momento han dado buenos resultados.

1
Retrato de Alejandra Arias
0
Alejandra Arias
Mar. 2021

Siendo estudiante de segundo año de Diseño Industrial, mi generación se encuentra implicada en el proceso de implementación de la industria 4.0, dentro de las cuales las altas tecnologías como los sistemas cibernéticos generan cambios dentro del desarrollo de proceso de creación y fabricación de productos. Sin embargo, en mi opinion, el proceso de bocetación me permite desarrollar ampliamente mis ideas, plasmarlas, profundizarlas y plantearlas de manera concreta y progresiva. La representacion de ideas de manera análoga me ha permitido explorar y reconocer de diferentes formas las transformaciones y evoluciones dentro de la creación, aportando mejor proyección y expresión en mi proceso de diseño.

0
Retrato de Gina Bernal Aljure
0
Gina Bernal Aljure
Mar. 2021

Teniendo en cuenta que la Industria 4.0 tiene nuevos procesos optimizados donde se busca reducir material y tiempo, es entendible que muchos estudiantes de diseño se adapten a esas necesidades acelerando el proceso de bocetación y optando por la diagramación 3D. Aunque hay quienes consideran el boceto tradicional como una técnica «obsoleta», creo que es un proceso indispensable en las etapas tempranas del diseño. Por una parte, el boceto a lápiz permite plasmar ideas rápidas y escoger la mejor iteración de una misma idea de forma sencilla, a diferencia de un render, donde cambiar formas y adaptar curvas consiste en un proceso de desconstrucción más complejo.

Vale la pena mencionar que algunos de los programas de modelado 3D cuentan con interfaces no del todo amigables, por lo cual las primeras aproximaciones a los mismos pueden resultar confusas. Sin embargo, creo que el «éxito» de la bocetación en el diseño industrial, es diferente para cada diseñador, es un proceso constante de reconocimiento de los procesos (análogos o digitales) que resulten más eficaces. Pero también es cierto que la industria está cambiando y los diseñadores debemos ir cambiando con ella.

0
Retrato de Victoria Alvarez
0
Mar. 2021

En mi experiencia como estudiante de segundo año de Diseño Industrial, opino que a pesar de estar en la industria 4.0, en la que se obtiene información de manera inmediata, el proceso de bocetación me ayuda a plasmar mis ideas, visualizarlas y hacer seguimiento concreto de su evolución. Si bien muchos estudiantes pueden percibirla como «pérdida de tiempo», justamente por la velocidad de la industria actual, aprender desde los primeros semestres la rigurosidad de los procesos y la disciplina requerida en cuanto a técnica y tiempo dedicado a la ideación, aporta elementos reales de concreción de ideas, atención al mínimo detalle y expresión objetiva y visible del proceso creativo.

1
Retrato de Jimena Alarcón
0
Jul. 2020

Esperaba mayor contenido

1

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 marzo

Cómo Justificar el Diseño

Cómo Justificar el Diseño

Cómo construir autoridad profesional y superar el problema de convencer al cliente al presentarle diseños

15 horas (aprox.)
1 marzo