Una buena relación diseñador-cliente

¿Cómo relacionarnos de mejor manera como diseñadores con nuestro mercado? En muchos casos, el diseñador no sabe cómo mostrarse adecuadamente ante sus clientes.

Retrato de Pablo Guzmán Paredes Pablo Guzmán Paredes Quito Seguidores: 37

Opiniones:
19
Votos:
115
Compartir:
Ilustración principal del artículo Una buena relación diseñador-cliente

Trabajar como diseñador de manera independiente tiene muchas implicaciones que debemos tomar en cuenta para no cometer errores que puedan llevarnos a fracasar profesionalmente, principalmente porque a nivel general no tenemos conocimientos básicos de administración que nos ayuden a fortalecer nuestra labor.

Uno de nuestros principales errores cuando iniciamos la actividad independiente es el desconocimiento del mercado. ¿Quiénes son nuestros potenciales clientes?, ¿quién es nuestra competencia?, ¿a qué empresas debemos tener como proveedores de primera mano?, ¿a cuáles no debemos volver a contratar?, ¿cuáles debemos tener como opción en caso de que los principales proveedores no nos puedan abastecer? El mercado es muy complejo, e implica más que tener una buena relación con nuestros clientes. Detrás nuestro hay otros actores que están involucrados de una u otra manera con el éxito final de cada proyecto y a su vez ocurre lo mismo con nuestro cliente, que tiene a disposición otros proveedores que ofertan los mismos servicios que nosotros y están esperando que nos equivoquemos para aparecer en escena.

El diseñador es un ser 100% mercadotécnico: un producto del mercado. Más allá de la fuerte relación que existe entre diseño, mercadeo y publicidad, profesionalmente estamos destinados a saber vender nuestras ideas, proyectos y, por ende, a nosotros mismos, en el estricto sentido profesional de la palabra. Somos seres que debemos desarrollar una depurada técnica de ventas y de comunicación de nuestras ideas. Por esta razón debemos desarrollar una hábil estrategia para abordar el mercado y lograr mantenernos vigentes en él, basados en tener claramente establecidas ciertas pautas que nos faciliten la construcción de la mencionada estrategia; por ejemplo, al conocer un nuevo cliente potencial es importante investigar acerca de él: las redes sociales son un instrumento válido para conocer sobre sus gustos, pasatiempos y actividades principales, teniendo en cuenta que es importante generar cierto nivel de confianza a nivel profesional con nuestro cliente.

Otra pauta es conocer claramente la necesidad del cliente y a partir de esto tener en claro cuál será el costo por el trabajo solicitado, todo dentro de la ética profesional. No podemos regalar nuestro trabajo ya que el cliente se acostumbrará a que siempre sea así, ni tampoco podemos cobrar un valor excesivamente alto pues lo ahuyentaremos  para siempre; valorar nuestro trabajo depende mucho de la experiencia profesional.

Con esta valoración a punto, es recomendable hacer llegar nuestra propuesta económica al cliente en un tiempo prudencial. No es  aconsejable enviarla inmediatamente ni hacernos esperar mucho por ella, tomarse un par de días como máximo hará notar al cliente que la propuesta fue analizada con detenimiento. Puede ser buena idea adjuntar a la propuesta un bosquejo de cronograma para que el cliente se haga a la idea del tiempo que tomará desarrollar el proyecto.

Una vez enviada la propuesta se debe esperar un tiempo razonable para consultar al cliente. No debemos apresurarnos, debemos recordar que el cliente es el dueño de la necesidad y estamos trabajando con sus tiempos; si es él quien tiene urgencia nos hará conocer su decisión lo más pronto posible.

Con la propuesta aceptada es recomendable discutir con el cliente el cronograma de trabajo. Debemos recalcar siempre que los tiempos de respuesta del cliente frente a nuestra propuesta marcarán la pauta para las correcciones pertinentes. Si no existiera una respuesta dentro de los tiempos establecidos, eso retrasará la entrega final del proyecto. Es importante dejar en claro que eso lo afectará, de igual  manera nos afectará a nosotros, pero el cliente no debe notarlo, la principal persona en esta relación de negocios es él.

Existen varios tipos de clientes, y la experiencia nos llevará a conocer a cada uno de ellos. Es importante no tratarlos a todos de la misma manera, incluso con nuestros amigos, familiares y conocidos que en algún momento requieran de nuestros servicios debemos hacer notar que en ese momento la relación es profesional y que hacemos valer nuestro trabajo. En muchos casos debemos dejar ir un cliente para evitar problemas posteriores. El cliente que se queja mucho, que nada le gusta, que objeta el trabajo generalmente, es el cliente que más se demorará en desembolsar el pago. Si hemos tenido una mala experiencia con un cliente es mejor dejarlo ir; mantener a clientes difíciles nos traerá problemas tarde o temprano. Al contrario, existen también clientes exigentes pero con los que los proyectos fluyen tranquilamente y con los que el trabajo se torna muy satisfactorio.

Siempre es importante informar al cliente del avance o retraso de los tiempos de ejecución del proyecto. Si por cualquier motivo nos hemos retrasado, el cliente debe conocer este particular para que no se sorprenda cuando en la fecha señalada no obtenga el resultado final del proyecto. De todas formas debemos tener presente que la única razón para no cumplir con los plazos establecidos debe ser por causa de demoras en la respuesta del cliente.

En todo momento debemos tener la certeza de que nuestro trabajo está correctamente sustentado, que el concepto es sólido y es la solución que nuestro cliente requiere; no podemos dudar de lo que hemos realizado. El cliente generalmente pondrá objeciones al trabajo, incluso como prueba de nuestro nivel profesional, es necesario resolverle siempre todas las dudas que tenga. No podemos quedarnos sin respuestas porque eso nos dejará indefensos y nos puede acarrear problemas posteriores.

A cada reunión debemos acudir con puntualidad, incluso si el cliente nos hace esperar. La puntualidad es una de las mejores características de un profesional; habla bien de nosotros y nos revaloriza en el mercado. Un cliente que valore esta cualidad la tendrá presente al momento de tomar su decisión.

En caso de que sea necesario subcontratar un proveedor para cumplir alguna de las fases del proyecto, debemos tener a la mano una cartera de proveedores serios y cumplidos, personas o empresas que no fallen en sus tiempos de entrega, de tal forma nosotros no fallaremos ante nuestro cliente. Si cumplimos con todos los tiempos este se sentirá satisfecho con nuestro trabajo y seguramente se mantendrá la relación comercial.

Estas son algunas pautas simples que podemos tener en cuenta como diseñadores y aplicarlas para mostrarnos ante un mercado altamente competitivo y que ha planteado altos estándares de calidad. Conocer y saber tratar a nuestros clientes, ser puntuales, ser éticamente profesional, estar dentro de los valores promedio del mercado, sustentar adecuadamente las propuestas y saber elegir proveedores responsables y serios, son requisitos claves para mantenernos vigentes en el mercado.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora! Necesitamos tu ayuda para continuar produciendo contenidos gratuitos. Considera apoyar el trabajo de FOROALFA con una donación de cualquier valor en PayPal.


Este video podría interesarte👇👇👇

Retrato de Pablo Guzmán Paredes Pablo Guzmán Paredes Quito Seguidores: 37

EdiciónMadeleyn Mendoza Márquez Torino Seguidores: 15

Opiniones:
19
Votos:
115
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano
Código QR de acceso al artículo Una buena relación diseñador-cliente

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Pablo Guzmán Paredes

Más artículos de Pablo Guzmán Paredes

Título:
Hacer diseño en Ecuador y vivir para contarlo
Sinopsis:
¿Qué tan difícil se vuelve para un diseñador la actividad de vender su trabajo? En Ecuador no existe una cultura de consumir diseño: el cliente piensa que debe ser gratis.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Vanessa Macias
0
Vanessa Macias
Hace 3 meses

A mi parecer una de las mejores formas de establecer un ambiente de confianza es conseguir que el cliente se de cuenta que sabemos de lo que nos está hablando. Por ejemplo, si nos vamos a reunir con un cliente cuyo emprendimiento involucre café, una investigación previa sobre el proceso del café puede ayudarnos a continuar un hilo de conversación en la que el cliente se dará cuenta que nos interesamos en su marca y sobre todo en entender su producto.

0
Responder
Retrato de Emilio Zavala
0
Emilio Zavala
Hace 3 meses

Excelentes pautas; es de suma importancia establecer una buena relación con los clientes, siempre dando la mejor imagen y profesionalismo, esto no solo asegura más proyectos con el mismo cliente a futuro, si no que también exista un buen flujo de trabajo durante el proyecto.

0
Responder
Retrato de Domenica Anchundia
1
Domenica Anchundia
Hace 3 meses

Mantener una buena relación con tus clientes, es la forma más sencilla para que ellos siempre se mantengan en contacto contigo, dar un buen servicio es esencial, también mantener una buena comunicación entre si y facilitar el trabajo.

0
Responder
Retrato de Sheyla Torres
0
Sheyla Torres
Hace un año

Muy acertadas las recomendaciones respecto a la relación de cliente y diseñador, debemos estar preparados para toda situación, pues al haber diferentes tipos de clientes, hará que desarrollemos habilidades y estrategias para poder comunicarnos con ellos sin ninguna dificultad y podernos ganar su confianza para juntos lograr un exitoso proyecto.

0
Responder
Retrato de Nicole Garzón
0
Nicole Garzón
Nov 2016

El cliente es muy importante en la vida de un diseñador, sobretodo si es un freelance. Mantener una buena relación no solo tiene al cliente contento, sino que facilita el trabajo del diseñador. Una relación abierta hará que el trabajo fluya y todo sea correcto. Tenemos que mostrarnos seguros y de manera confiada para que el cliente este satisfecho y siga trabajando con nosotros.

0
Responder
Retrato de Ivan Maldonado
0
Ivan Maldonado
Abr 2016

. Cuál es la importancia de valorizar el trabajo del diseñador gráfico en relación con la experiencia profesional.

0
Responder
Retrato de Michelle Mendez
0
Michelle Mendez
Dic 2015

Es claro que trabajar de manera independiente nos genera más competitividad entre otros diseñadores ya que como bien dice este articulo los otros diseñadores solo esperan a que nos equivoquemos para así ellos poder ganar al cliente y el tener una buena relación con nuestros clientes es una buena manera de mantenerlo de nuestro lado , pero depende de nosotros desarróllanos y desempeñarnos mejor para el cliente sabiendo sus gustos y preferencias así logramos mantener a nuestro cliente en una zona de confort; y con eso también logramos que este mismo nos recomiende y así poder extender nuestra cartera de clientes,

Mostrarnos ante el cliente de manera segura y con ideas claras e innovadoras aseguramos que el cliente acepte nuestro trabajo.

0
Responder
Retrato de Guadalupe Yazmín Mendoza
0
Guadalupe Yazmín Mendoza
Sep 2015

A muy buena reflexión se llega después de leer este articulo. Es muy cierto que la relación con el cliente es lo primordial y mas importante, teniendo una buena relación, siempre ganar confianza pero en una postura profesional, ayuda a mantener al cliente seguro del trabajo del diseñado. También como mencionan cada pauta que ahí describen, no solo ayuda a mantener a un cliente satisfecho, en si nos fortalece como diseñadores y nos ayuda a estar ante un mercado competitivo.

0
Responder
Retrato de Vinicio Camposeco
0
Vinicio Camposeco
Jun 2015

Muy interesante artículo, hace referencia a lo importante que es el cliente en la vida del Diseñador Gráfico, y bien dicen que una persona tiene una influencia de alrededor de 2o más, ya sea para una buena o mala referencia del trabajo que cada diseñador realiza. Al hacer esto se complace a un cliente y se llenan los objetivos y necesidades del mismo.

0
Responder
Retrato de Martin Suarez
0
Martin Suarez
Jun 2015

No tengo dudas que la mejor publicidad es la que hacen los clientes satisfechos. Personalmente creo que no existe mejor publicidad que brindar calidad. Lo cual considero que la calidad de un producto o servicio no es lo que pusiste en él sino lo que el cliente obtiene de ellos.

1
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Israel Ortega
Autor:
Israel Ortega
Título:
El cliente sabe lo que necesita
Sinopsis:
Muchas veces las críticas basadas en gustos personales nos desvían del verdadero objetivo.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
54
Opiniones:
49
Seguidores:
26
Retrato de Rafael Juárez
Autor:
Rafael Juárez
Título:
Carta del diseñador al cliente
Sinopsis:
Lo que todo diseñador quisiera decirle a sus clientes pero no lo hace por temor a perder la cuenta.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
247
Opiniones:
270
Seguidores:
74
Retrato de Guillermo Flores
Autor:
Guillermo Flores
Título:
Carta del diseñador al cliente 2
Sinopsis:
El cliente no tiene la culpa de no entender qué es el diseño y, por lo tanto, no valorarlo.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
32
Opiniones:
34
Seguidores:
18
Retrato de Ariel Efimenco
Autor:
Ariel Efimenco
Título:
Diseñando estructuras en las empresas
Sinopsis:
Dónde debe ubicarse el profesional del diseño dentro de las estructuras de las empresas, especialmente Pymes.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
22
Opiniones:
16
Seguidores:
5
Retrato de Fernando Del Vecchio
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:
Pasión por el diseño
Sinopsis:
¿Quién no quiere sentir pasión por lo que le gusta, por aquello que ama?
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
138
Opiniones:
50
Seguidores:
750
Ilustración principal del artículo El diseño como negocio
Autor:
FOROALFA
Título:
El diseño como negocio
Sinopsis:
Cómo manejarse en el mercado, entender al cliente, fijar precios y convertir a la profesión en una tarea rentable.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
43
Opiniones:
32
Seguidores:
606

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

30 horas (aprox.)
6 Abril

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
¡Ya mismo!

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
¡Ya mismo!

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

20 horas (aprox.)
¡Ya mismo!

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

15 horas (aprox.)
¡Ya mismo!