Hacer diseño en Ecuador y vivir para contarlo

¿Qué tan difícil se vuelve para un diseñador la actividad de vender su trabajo? En Ecuador no existe una cultura de consumir diseño: el cliente piensa que debe ser gratis.

Retrato de Pablo Guzmán Paredes Pablo Guzmán Paredes Quito Seguidores: 37

Opiniones:
44
Votos:
64
Compartir:

Uno de los principales dilemas que encontramos los diseñadores es saber cuánto debemos cobrar por nuestro trabajo. La respuesta aparentemente parecería simple: cobrar lo que debemos; pero lo difícil es aprender a valorar el propio trabajo. La experiencia cuenta y mucho, pero adicionalmente existen otros factores que influyen al poner precio al trabajo independiente de diseño. Y algunos de esos factores, lastimosamente, son ajenos a nuestro control.

En Ecuador, principalmente, no existe cultura de consumir diseño. Las principales ciudades están llenas de locales cuyo principal negocio es la reproducción digital de documentos, y en sus rótulos se puede leer que ofrecen los servicios de diseño gráfico. Generalmente las personas que allí trabajan no son diseñadores; quizá hayan tomado cursos de manejo de algún paquete de software que nosotros manejamos, pero nada más. Su proceso de «diseño» se limita a elaborar piezas gráficas sin un concepto que las soporte. Esta situación es muy lamentable, puesto que al momento de ofertar nuestros servicios de diseño debemos competir contra estos negocios que, por ejemplo, entregan logotipos que se limitan a adquirir o redibujar imágenes de bibliotecas en línea por un precio que no justifica ni los costos de trabajo de un profesional.

Personalmente creo que el problema no radica en esos negocios sino en nosotros mismos, los diseñadores, quienes no valoramos nuestra profesión como tal. Por no perder un cliente nuevo no cobramos lo que realmente vale nuestro trabajo. Siendo los principales gestores del reconocimiento del diseño como profesión debemos entender que, por más que duela perder un cliente, a la larga es más beneficioso dejar ir a una persona que no aprecia nuestro trabajo. Al final del día ese tipo de clientes son los que más dolores de cabeza nos traen y el cliente debe entender que un buen diseño cuesta pero a la larga el mal diseño resulta más caro.

Las pautas que debemos seguir parecen simples: el primer paso es saber costear el tiempo de trabajo para elaborar un proyecto, cuántas horas nos tomará conceptualizar, bocetar, afinar detalles, en fin, el tiempo que nos toma diseñar un proyecto determinado. Con esto definido es importante establecer el valor de nuestra hora de trabajo. Al final, una simple operación matemática en la que multiplicamos horas de trabajo por el costo que hemos determinado nos da el costo del proyecto. En este punto es muy importante apelar a la ética profesional del diseñador, ya que si un cliente accede a negociar un proyecto con nosotros es conveniente presentarle un estimado lo más cercano a la realidad. Así empezamos una relación de confianza con un prospecto que, de sentirse satisfecho, será un cliente frecuente. En caso contrario, si tomamos la errónea decisión de querer ganar más de lo debido, tarde o temprano el cliente notará que algo no está bien y lo perderemos para siempre. Lo grave es que un cliente perdido por este tipo de situaciones hablará mal de nosotros ante sus conocidos y estaremos generando una mala imagen por una decisión equivocada.

Otro factor a tener en cuenta al realizar el costeo de un proyecto es el uso de materiales. Si es necesario presentar una maqueta, piezas gráficas o algún producto físico como parte del proyecto, debemos realizar un presupuesto de los costos de adquisición de estos artículos. Si bien es cierto que traspasamos a nuestro cliente esos costos, hay que añadir un incremento justificable, incluso por temas tributarios; no es posible comprar artículos a un precio y después de transformarlos cobrarle al cliente el mismo valor. Debe existir un incremento por el proceso de transformación para llegar al producto final. Es importante saber que al presentar facturas a empresas o agentes de retención, estos están obligados a retener un porcentaje definido por ley; así que, cuando elaboremos la factura final debemos estar protegidos de esta retención y así obtener una ganancia por la elaboración del producto.

La imagen que proyecta un diseñador es uno de los factores más importantes en la gestión de diseño. Si bien es cierto que el trabajo de diseño no va con traje y corbata, sí es necesario presentarse ante los clientes con una imagen profesional: desde la vestimenta hasta la puntualidad. Un verdadero profesional que desee valorar su trabajo en la rama que sea siempre deberá proyectar una imagen seria y responsable. Llegar a una reunión puntualmente, presentarse correctamente vestidos y la entrega de proyectos y trabajos a tiempo generará la confianza de la que se habló en líneas anteriores, elemento imprescindible en cualquier relación, y más si es de negocios.

No existe una receta para vender y gestionar diseño, pero cuando empecemos a valorarnos como profesionales el cliente nos valorará también. Actualmente el diseño en Ecuador es una tarea que desea hacerse respetar, pero que todavía encuentra piedras en el camino. Afortunadamente existen proyectos para generar una cultura de diseño y llevar al público a que lo consuma. Pasará algún tiempo hasta que eso suceda, y mientras tanto quienes nos aventuramos a hacer diseño independiente tendremos que luchar día a día contra las adversidades presentes. Lo positivo es que viviremos para contarlo.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!

Retrato de Pablo Guzmán Paredes Pablo Guzmán Paredes Quito Seguidores: 37

EdiciónCristian Petit De Murat Atizapán de Zaragoza Seguidores: 15

Opiniones:
44
Votos:
64
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Hacer diseño en Ecuador y vivir para contarlo

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Pablo Guzmán Paredes

Más artículos de Pablo Guzmán Paredes

Título:
Una buena relación diseñador-cliente
Sinopsis:
¿Cómo relacionarnos de mejor manera como diseñadores con nuestro mercado? En muchos casos, el diseñador no sabe cómo mostrarse adecuadamente ante sus clientes.
Compartir:
Título:
Diseñar en tiempo de crisis
Sinopsis:
Ecuador vive una fuerte recesión económica. ¿Qué postura debemos adoptar los diseñadores ante la adversidad?
Compartir:

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Wilson Maldonado
0
Wilson Maldonado
Ene 2016

EL diseñador gráfico debe saber poner un precio por el valor que tiene el conocimiento adquirido en las aulas de clase y por la experiencia adquirida, yo creo que la competencia desleal de ciertos locales que regalan el diseño por pagar por una impresión afecta sustancialmente el mercado ya que abren una brecha muy grande entre lo que cobra alguien improvisado "chofer de mouse" a un profesional calificado que valora su conocimiento y trabajo, esos locales deberían reglar la impresión y cobrar por el diseño de la pieza comunicacional.

1
Responder
Retrato de Ximena Sarango
0
Ximena Sarango
May 2015

Tienes mucha razón como profesionales mismos nos hemos desvalorado puesto que ahora para reflejar ante una sociedad lo creativos que somos dejamos de lado el valor de una buena presentación y nos hemos acostumbrado a descargar vectores pero no les damos el uso correcto , no pensamos, ni investigamos, no innovamos, encontramos muchos trabajos ya hechos que solo cambiamos un par de cosas, vamos ante el cliente con eso y cobramos lo que se nos ocurre y alzamos ante todos el ego de ser mejores y esto mismo es lo que hace la competencia que aprendió de manera empírica a usar el programa, nosotros somos profesionales por eso mismo nos preparamos y debemos saber demostrarlo para cambiar el concepto que tiene la sociedad de nosotros.

2
Responder
Retrato de Alfonso Guerrero
0
Alfonso Guerrero
Feb 2015

Muy interesante el artículo, soy de Honduras y aquí pasa lo mismo que tú mencionas en el artículo, la verdad las personas todavía no creen en el valor de un buen diseño y en los múltiples beneficios que este le puede traer para su empresa o negocio.

0
Responder
Retrato de Lorena Guerrero Jaramillo
2
Lorena Guerrero Jaramillo
Ene 2015

¡Interesante artículo! creo que todos hemos tenido una experiencia donde han desvalorizado nuestro trabajo y recordamos cuando estabamos en las aulas y teníamos una perspectiva muy diferente a la realidad. Muchas veces vale más la experiencia que un título, abundan los avisos de trabajo que ofrecen sueldo básico a un profesional del diseño, como si el tiempo y dinero invertido fué por gusto y hay quienes sin título pero que llevan más de 5 años en un puesto de diseñador ganando un sueldo decente. La "saturación", como dicen y los que ofrecen diseños bonitos, no tan buenos y baratos han dañado el mercado, en las imprentas el diseño es gratis y en las agencias pequeñas es común que el cliente negocie el precio o pida crédito sin intereses. Pienso que para triunfar en esta profesión uno debe ser realmente bueno, tener talento, para que gane lo que desee ganar y en las Universidades deben filtrar mejor a los futuros colegas para que al salir no les caiga el baldazo de la frustración.

2
Responder
Retrato de Patricia León
1
Patricia León
Ene 2015

Saludos Pablo,notas con claridad sobre fallos de trabajo creativo y cultura de pago en diseños. Algo que vá de la mano para toda producción artística.Todo trabajo de diseño exige investigación, conceptualización, más aún si exigen maquetas del proyecto.Lo que ocasiona que instituciones y clientes "clonen"sin ética alguna.Hay bastante tela que cortar.

0
Responder
Retrato de Scraw Spinn
0
Scraw Spinn
Ene 2015

Gracias a PABLO por tan buena retórica. Hay mucho aún de que hablar y sobre todo CONCRETAR. Pronto en GYE nuestra segunda edición de BBB - Reflexiones sobre la Decontrucción del Negocio del Diseño Gráfico. Esta una gran ponencia para actuar sobre este tema. Invitamos tb a todos a ser Cultura de Diseño, y a compartir más a través de nuestra comunidad, somos SCDE : facebook.com/scde20. TKS y a UNIRNOS en serio, y ya!!!.

2
Responder
Retrato de Alejandro Bracho
1
Alejandro Bracho
Ene 2015

En México igual

0
Responder
Retrato de Sabine Kuse
0
Sabine Kuse
Ene 2015

En Nicaragua es lo mismo.

0
Responder
Retrato de Felipe Pino
0
Felipe Pino
Ene 2015

Pasa exactamente los mismo en Chile.

0
Responder
Retrato de Nataly Loncharich
1
Nataly Loncharich
Ene 2015

La misma situacion ocurre aca en Paraguay

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Mauricio Arboleda Acosta
Autor:
Mauricio Arboleda Acosta
Título:
¡Sé emprendedor!
Sinopsis:
Nuestros padres, como seres más experimentados nos enseñan a no arriesgarnos, pero debemos empezar a romper nuestros propios paradigmas.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
6
Opiniones:
2
Seguidores:
10
Ilustración principal del artículo 5 consejos para cuidar tu corazón de diseñador
Autor:
Henry Ramirez Devany
Título:
5 consejos para cuidar tu corazón de diseñador
Sinopsis:
Recomendaciones para sortear los contratiempos de la vida profesional.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
242
Opiniones:
143
Seguidores:
40
Retrato de Daniel Silverman
Autor:
Daniel Silverman
Título:
Rara avis: el diseñador que no diseña sus presentaciones
Sinopsis:
Las presentaciones pobremente diseñadas son habituales y poco efectivas. Pero si además las ofrece un diseñador o profesor de diseño, son imperdonables.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
106
Opiniones:
47
Seguidores:
51
Ilustración principal del artículo El rol del cliente en el diseño
Autor:
Felipe Ibáñez Frocham
Título:
El rol del cliente en el diseño
Sinopsis:
¿Cuál es la participación del cliente en un proceso de diseño profesional y qué «intrusismo» puede producir un perjuicio al resultado de un proyecto?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
15
Opiniones:
5
Seguidores:
49
Retrato de Carlos Maraver
Autor:
Carlos Maraver
Título:
«Víctimas» del diseño gráfico
Sinopsis:
El diseñador gráfico parece vivir en constante sufrimiento. ¡¿Será posible?!
Compartir:
Interacciones:
Votos:
305
Opiniones:
231
Seguidores:
112
Ilustración principal del artículo El lado inútil de la distracción
Autor:
Gabo Carabes
Título:
El lado inútil de la distracción
Sinopsis:
Llega un punto en que el tiempo que pasamos en el chat se vuelve contra nuestra eficacia profesional.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
75
Opiniones:
48
Seguidores:
89

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
17 Noviembre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
3 Febrero

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
2 Marzo

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
6 Abril