Un oficio poco reconocido

Reflexiones acerca del novel diseñador gráfico y su lamento por la sub-valoración de su oficio, la cual percibe como generalizada en la sociedad.

Daniel Silverman Córdoba
Followers:
51
Comments:
64
Votes:
106
Compartir:

Un tópico común en las charlas de los jóvenes diseñadores gráficos es el desconocimiento de su oficio por la mayoría de la sociedad y, por lo tanto, de cierta sub-valoración de su trabajo. La queja es recurrente, se repite con cada nueva camada de egresados: muchos renegarán de estudiar años sólo para ser considerados operadores de software o maquilladores gráficos. Así planteado, este conflicto puede resolverse comprendiendo primero sus orígenes para luego emprender acciones correctivas.

Las causas de la falta de reconocimiento

Un posible motivo es un aspecto inherente a la disciplina. El diseño gráfico suele parecerse a un árbitro de fútbol: si hace bien su tarea, pasa desapercibido. Por ejemplo, cuando el común de la gente lee un libro no tiene en cuenta las decisiones tomadas sobre el kerning o el espaciado. Los usuarios de un producto diseñado no se detienen a pensar en cómo fue diseñado, y está bien que así sea. Cuando el diseño es protagonista, probablemente ha mutado a decoración o no está cumpliendo correctamente con su objetivo comunicacional.

Sin embargo, para muchos la principal causa del problema es la masividad del software de diseño. Quien tenga una computadora está en condiciones de elaborar un producto gráfico y esto, en principio, atentaría contra la profesión. Vulgarmente expresado, el argumento es que «cualquiera con una PC se dice diseñador». Si esto fuera así, sería un problema exclusivo del campo gráfico ya que nadie por saber manejar Word se autodenomina periodista, ni quien sabe de Autocad se dice arquitecto, por citar un par de ejemplos.

Por esto propongo que, en vez de cuestionar a nuestro amado oficio o criticar la accesibilidad de las herramientas digitales, dirijamos una mirada crítica hacia nosotros mismos. Si poca gente entiende nuestras verdaderas capacidades, si el oficio es percibido solamente como un conjunto de habilidades digitales, quizás las causas del desprestigio resultante estén en los propios diseñadores.

¿Qué podemos hacer?

Si mi hipótesis es correcta y somos el origen del problema, la solución también estaría en nosotros. En este sentido, presento para consideración de los colegas las siguientes reflexiones:


  1. Diseñemos para la comunidad: Señalemos los problemas cotidianos del común de la gente y hagamos un aporte. Si la línea de transporte colectivo azul no se distingue de la celeste o si no se nota su número, estamos frente a un problema que podemos solucionar. Y más aún, ¿no se podría poner el número de la línea también en la parte de atrás del ómnibus a fin de evitar corridas innecesarias? La calle está llena de problemas de diseño que merecen nuestra atención.

  2. No hay clientes pequeños: Hablo de clientes, no de cuentas (eso es otro cantar, propio de los contadores), en el sentido de que cualquier oportunidad es buena para diseñar. Los grandes diseñadores hablan con pasión tanto de sus megaproyectos como de las tarjetas de cumpleaños que diseñaron para sus sobrinas. Si el universo de nuestros clientes se diversifica, el oficio será más conocido y entendido.

  3. Seamos expertos: Somos herederos de más de 500 años de tradición tipográfica y tenemos la responsabilidad de dominar las reglas de ortotipografía y composición tipográfica. Lo mismo vale para las teorías del color y de la composición. Al compartir este saber con los clientes, les estaremos brindando elementos para distinguir un buen diseño de otro mediocre.

  4. Diseñemos en vez de decorar: La decoración puede gustarnos o no, pero, a diferencia del diseño, siempre se nota. Y de manera opuesta a éste, la decoración ocurre al final de un proceso. Estemos atentos para no ser relegados a la última etapa de un proyecto. Tratemos de sumarnos al principio (aún cuando no seamos convocados) con propuestas conceptuales, de planificación y de estructura.
  5. Empleemos un léxico técnico: Usar el argot propio de la profesión la jerarquiza y separa al idóneo del aficionado. No se trata de marear a los clientes ni encriptar lo que deberían entender, sino de educarlos en aras de la claridad y la precisión.


Lo interesante de estas propuestas es que para implementarlas no dependemos de nuestra habilidad con los programas o de la potencia de un procesador, sino de nuestra cultura, empatía e intelecto. Basta con sensibilizarnos con los problemas de diseño de nuestra sociedad para explicarles a nuestros vecinos, afectos y compañeros de gimnasio cuál es nuestra propuesta de solución; aún cuando no tengamos los medios ni canales para implementarla.

Si los muertos en calles y rutas no dejan de aumentar, podemos aportar a la seguridad explicando las falencias de las señales viales y proponiendo alternativas superadoras. ¿Quién mejor que un diseñador gráfico para diagnosticar y solucionar los problemas de legibilidad, dimensión, morfología y ubicación de esas señales? Divulguemos que además de avisos también estamos en condiciones de diseñar manuales de instrucciones fáciles de comprender, libros más legibles, periódicos barriales mejor organizados, material educativo más claro.

En definitiva, propongo que no dejemos de ser diseñadores al salir de la oficina, que pongamos nuestras capacidades al servicio de nuestras comunidades (no sólo de sus industriales, empresarios o comerciantes) y que no demonicemos a los «maestros del Corel», que como bien lo decía el querido Miguel de Lorenzi: «la mejor computadora es la que tenemos entre las orejas cuando le aplicamos el filtro corazón».

Followers:
51
Comments:
64
Votes:
106
Compartir:

64 Comments

Comment

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 14/09/2011.

Daniel Silverman

More articles by Daniel Silverman in Spanish

Idioma:
ES
Title:

Primeras manifestaciones tipográficas en la Córdoba colonial (1764-1767)

Synopsis:

Una charla de café a principios de 2014 fue disparadora de una investigación sobre el pasado del oficio tipográfico en la ciudad de Córdoba, Argentina.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Dogmas vs. Principios

Synopsis:

La diferencia entre tomar decisiones inteligentes y obedecer órdenes «supremas».

Share:
Idioma:
ES
Title:

Rara avis: el diseñador que no diseña sus presentaciones

Synopsis:

Las presentaciones pobremente diseñadas son habituales y poco efectivas. Pero si además las ofrece un diseñador o profesor de diseño, son imperdonables.

Share:
Idioma:
ES
Title:

La habilidad más importante

Synopsis:

Reflexiones sobre los recursos con que debe contar un diseñador gráfico y la importancia que se les asigna.

Share:

You may be interested

Pablo Torres
Idioma:
ES
Author:

Pablo Torres

Title:

El diseño y el ‘haz de cuenta’

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
45
Comments:
9
Followers:
8
Fernando Del Vecchio
Author:

Fernando Del Vecchio

Title:

And where are the opportunities?

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
3
Followers:
661
Mario Balcázar
Idioma:
ES
Author:

Mario Balcázar

Title:

Diseñadores artistas vs. ejecutivos

Share:
Interactions:
Votes:
131
Comments:
114
Followers:
511
Adrián Pierini
Author:

Adrián Pierini

Title:

My Debut as a Design Student

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
4
Comments:
1
Followers:
442
Victor Siliceo
Idioma:
ES
Author:

Victor Siliceo

Title:

Una lección de negocios que le dieron a Steve Jobs

Share:
Interactions:
Votes:
163
Comments:
108
Followers:
8
Erik Spiekermann
Author:

Erik Spiekermann

Title:

Logos to Go

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
17
Comments:
6
Followers:
375
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

13
Diego Ordoñez
Aug 2013

Excelente artículo. Debemos de tener más conciencia de que nuestro trabajo es importante y se diferencia del «sobrino que maneja corel» de nuestros clientes.

Si no, yo podría cobrar miles de dolares haciendo cirugías a corazón abierto solo porque se manejar un cuchillo.

Recordemos que nos diferencia el gusto, la técnica, el conocimiento y todas las trasnochadas que nos pegamos para entregar los trabajos de la universidad.

0
Reply
51
Daniel Silverman
May 2012

Hola Javier, por suerte al pie de la reproducción de este artículo en la web del Grupo Bangher me nombran y referencian a este Foro, gracias por tu comentario.

0
Reply
0
Marcelo Pomalaya
Mar 2012

Vaya, es muy cierto, nuestra profesión a sido muy «manoseada en estos últimos años».

En lo personal, creo que la parte de «Ningún cliente es pequeño» es uno de los mas importantes.

Saludos, gracias por tu post.

0
Reply
1
Ingrid Brimez
Feb 2012

En la actualidad muchas personas han denigrado nuestra profesión. por el simple hecho de saber utilizar herramientas de diseño. Es importante que le demos el valor a nuestro trabajo y que seamos lo más profesional posible.

0
Reply
0
Javier Santana Martinez
Nov 2011

Que tal Daniel, ya había leído tu artículo hace un mes y hoy me topé con esta página donde está tu artículo mas no veo que te den crédito alguno.

http://www.grupobangher.com/listado_fina...

Tal vez estoy en un error pero por si las dudas dale un vistazo.

Saludos.

0
Reply
0
Gonzalo González
Oct 2011

ciertamente a pesar de que TODO lo que vemos es diseño es poco reconocido pero vivimos a diario con ello, en mi opinion el diseño grafico es un «JUEGO» ,porque jugamos con los pensamientos del publico, la sociedad en general, no es muy conocido pero si es super importante para la comunidad porque atraves de ello es que comunicamos los hechos que ocurren a diario, ya sea de una empresa, del gobierno, etc. Un muy buen articulo y pensamiento el que has publicado, me gusta mucho porque gracias a la comunicacion visual es que somos informados de cualquier cosa y es increible que muy poca gente tome eso en cuenta, te felicito.

0
Reply
0
Jorge Leon
Oct 2011

Algo que a mi en lo personal me revienta, es cuandoa los estudiantes de diseño (tipico en los primeros dias de clase) se nos pregunta porque decidiste estudiar diseño? Algunos responden: «Es que me gusta dibujar, y expresar lo que siento»... A mi no me gusta esa respuesta, me molesta la verdad y creo que desde ahi, el mismo «estudiante de diseño» no sabe que es diseño, a que se metio y sobre todo, no reconoce el oficio... creo que los verdaderos diseñadores pueden y deben (y digo pueden y deben porque aun me falta para poder considerarme diseñador grafico) lograr que se reconosca y valore el Diseño Gráfico

0
Reply
0
Ana Rodríguez
Oct 2011

Estoy muy de acuerdo con lo que dices. Tenemos todas las herramientas para cambiar todo lo deficiente que encontramos en casi todos lados y aunque «naturalmente y sin querer» notamos esos errores, debemos hacerle saber a nuestros conocidos qué está mal, porqué y cómo se puede arreglar. Hay que valorar nuestra profesión y ponerla bien en alto. Con esto seguro nos respetarían más y dejarían de llamarnos: «Los diseñadores, los que solodibujan bonito».

0
Reply
3
Rodrigo Manuel Salina Núñez
Oct 2011

excelente nota, si usted dice que en Argentina esta subestimado dicha profesion, ni que hablarle de Praguay... saludos!

0
Reply
0
Nicolás Picotto
Oct 2011

Muy bueno.

0
Reply
24
Pier Alessi
Sep 2011

Es cierto todo lo expuesto arriba pero existe un factor importantísimo, la cultura de «lo profesional», hay personas que «no entienden» y «no quieren entender» que los diseñadores «diseñamos», muchas veces nos traen el «arte» a última hora para que se lo pongamos más bonito pidiendo disculpas porque no dominan el power point y cuando ven que uno usa un adobe o corel te preguntan: ¿será que yo puedo aprender a manejar eso?, y si les dices que uno es el que diseña y que lo que traen «no sirve ni en lo técnico ni en lo conceptual», se sienten ofendidos. No hay cultura de lo profesional.

0
Reply
0
Octavio Loyola
Sep 2011

Interesante la reflexión. En realidad voy a violar en cierto modo uno de los pedidos expresos, que es no salirse del tema. Pero es un tema que comparto como periodista. la gente ha naturalizado tanto el tema de que habla y /o escribe y por lo tanto puede escribir; lo mismo que puede armar algun diseño en algún soft específico; que se termina subvalorando ambas profesiones.

Me parece excelente esa recomendación de sostenerse a través del uso de de léxicos específicos; pero la verdad -lamentablemente- no creo que alcance.

Saludos y gracias por permitirme opinar.

0
Reply
1
Ligia Cortés
Sep 2011

Muy bueno

0
Reply
0
Eugenia Zazú
Sep 2011

Asumir la parte en que no somos solo la hija creativa en la compu, la tia de las tarjetitas copadas, la amiga que nos da una mano, nos lleva a ocupar ese lugar en que lo intangible pasa a tener valor.

¿De que forma? Cúando vemos el efecto de lo que somos.

Mi hija de 7 años tenía de tarea hacer un afiche para el cole. Después de contarme de que era, me preguntó: cómo lo hago? Crayón, tempera, lapicera?. Le respondí: como quieras, solo tene en cuenta que puedan leerlo y entiendan tu mensaje. Me respondió: eso hacen los diseñadores?....

¿que creen que respondí? jeje

Buenísimo el artículo!

0
Reply
0
Juan Sebastian Reyes Soto
Sep 2011

Si, en realidad si no valoramos nosotros mismos nuestra profesión las deás personas no lo hrán tampoco, ciertamente debemos disminuir el elitismo con los clientes y aporvechar cada oportunidad que tenemos para mostrar nuestro trabajo y capacidades.

Saludos

0
Reply
0
Jorge E Salcedo Jiménez
Sep 2011

muy bueno el artículo! un poco menos de bla bla y un poco más aporte. Ciertamente debemos ofrecer propuestas/soluciones a problemas detectados y dejar atrás la crítica «inconstructiva»...

0
Reply
5
Juan Carlos Rangel
Sep 2011

Felicito al autor por compartirnos estos conceptos, que bien venia yo pensando en algo similar en mi cabeza y que al final él expuso con gran categoría.

Tiene mucha razón al decir que para mejorar la percepción de nuestra profesión, la solución en todo caso empieza a partir de nosotros mismos como diseñadores. Debemos estar más atentos, mejor preparados y aportar más a nuestras culturas y comunidades para revalorar al diseñador gráfico como todo un profesional.

0
Reply
0
Jimena Garcia Ascolani
Sep 2011

En mi opinión la «sociedad» entendidá como público a quien finalmente le llega el resultado de nuestro trabajo, està valorando cada vez màs y entendiendo lo que hacemos, el problema mayor lo veo en la cultura de gestion de las empresas, desde las grandes a las pequeñas, institucioenes pùblicas y privadas... etc «los clientes» (termino que no resistimos a usar), son estos quien todavìa no respetan, aceptan o tal vez no le encuentran la importanica al diseño y su aplicación para mejorar el funcionamiento de su organización y eso es tarea pendiente nuestra.

0
Reply
0
Sofía Rdz
Sep 2011

Considero que no es tanto la sub-estimación que nosotros mismos como profesionales del diseño podamos tener, sino más bien, la que tiene la sociedad hacia la profesión, ya que el mero hecho de con consideran «pintamonos» como en alguna ocasión escuche a un maestro, o que por otro lado justamente se considera al diseño como un lujo que solo algunos pueden acceder, es lo que seguramente se puede ver como sub-estimación, esa marginal diferencia que aun existe en la población con el quéhacer del diseñador. Enfoquemonos en esa parte, en que el diseño puede ser educativo, eduquemos sobre el diseño.

0
Reply
0
Ricardo Villareal
Sep 2011

El problema creo se esta presentando en las nuevas generaciones que no se encuentran satisfechas con las oportunidades que les brinada el mercado en el campo de diseño , ya sea por la masificación de recursos que se encuentran en la red o por la poca experiencia y el poco conocimiento que reciben en la escuela de diseño. Ademas, de un problema propio de la identidad del diseñador como tal que no se ubica y no se sabe mostrar debido a la infinita posibilidad de campos por recorrer y que se pueden explotar y explorar.

0
Reply
0
Santiago Eastman
Sep 2011

Muy interesante, esto es un problema que se ha venido generando ya hace algunos años, nos convertimos en «choferes de mouse» y se deja de lado lo que importa que es el contenido y el mensaje que el diseño siempre da, todo es un problema visual, y todo tiene una solución gráfica, hasta hubo un diseño para crear al mundo, solo es escoger las piezas correctas y los términos adecuados para darle solución, si el artista es contador de problemas, el diseñador es solucionador de problemas, es algo que cada uno de nosotros debemos cambiar.

0
Reply
0
Corina Adela Coria
Sep 2011

Muy buen artículo. Duda sobre el punto 4 («Diseñemos en vez de decorar: ..».): En Estados Unidos, por ejemplo, un diseñador no es un «director de orquesta» sino más bien un ejecutor. El Director de arte o creativo es quien llama al diseñador para los detalles. Además la profesión está muy diversificada y es imposible abarcar todo. En pequeña escala el diseñador se encuentra con más oportunidades de ser director pero sin poder cobrar lo que ese trabajo realmente vale. Con los grandes clientes se choca con otras disciplinas más especializadas en crear conceptos y contenidos... que piensan?

0
Reply
0
Diana Torres
Sep 2011

«Todo en el mundo es diseño, pocas cosas están bien diseñadas»........ es nuestra labor aportar a la comunidad tanto como un medico, podemos ayudar y valorizar nuestra profesión... mas que profesión vocación! diseñar!

0
Reply
0
Alejandro Lopez Giungi
Sep 2011

La mayoria de las veces se desvaloriza lo que un diseñador realiza por falta de conocimiento, por mas que haya diseñadores en todos lados y que la palabra diseño se utilice en todo, poca gente se interesa de lo que realmente significa ser diseñador, solo ven dibujitos, te piden dibujitos baratos,..

No ven lo importante que puede llegar a ser un diseñador profesional y las ventajas que nuestras funciones les pueden dar.

Lo que queda es seguir informando, comunicando, enseñando a la gente lo que somos y continuar trabajando profesionalmente que seguramente esto nos va a ayudar a ser reconocidos.

0
Reply
0
Juan Manuel Velazquez Altamirano
Sep 2011

Excelente artículo, como se menciona en uno de los párrafos, «debemos dirigir una mirada crítica hacia nosotros mismos», no hay mejor ejercicio que la autocrítica. Es cuestión de actitud y cultura gráfica. Buenas reflexiones.

0
Reply
0
Nicolás Peralta
Sep 2011

Considero que los diseñadores profesionales y aficionados que lean este tipo de foros, tienen la capacidad intelectual como para poder contribuir al reconocimiento de nuestro rol. Estoy de acuerdo con estos escasos ítems, digo escasos porque podríamos ampliarlos y establecerlos formalmente como una suerte de «manifiesto». Quizá si formalizáramos ciertas reglas a respetar por los profesionales del rubro, o si se tuviera que pagar una matrícula (unicamente para recibidos) para poder ejercer. Tal vez este tipo de problematicas tan comunes hoy en día, con el paso del tiempo se irían solucionando.

0
Reply
0
Miguel Angel Celis Serrano
Sep 2011

JAJAJAJA

ESTE TEMA ME HACE ACORDAR A MI INFANCIA

Y UN EJEMPLO CLARO PARA MI ES QUE EL DISEÑADOR ES COMO AQUEL PAWER RENYER OCULTO QUE POCAS VECES APARECE

PERO SU PODER INTELECTUAL Y GRAFICO ES UNICO .

ES ALGO QUE ME PARECE MUY IMPORTANTE CONSERVAR EN LOS DISEÑADORES QUE NO SIEMPRE SEREMOS PROTAGONISTAS SINO AQUELLA MENTE MAESTRA QUE SE ENCARGAR EN ENGRANAR TODO PARA QUE OTROS SEAN LOS QUE SE ENGAÑANAN CREYENDO SER PROTAGONISTAS DE ALGO QUE NO HA ECHO :) JEJEJEJEJE

0
Reply
0
Elaine Alvarez
Sep 2011

me parece que este manifiesto es algo muy acertado, para los que muchas veces somos tan multifaceticos y tenemos que aprender muchas mas cosas de las que queremos.... saludos

http://solversmanifesto.com/

0
Reply
3
Nelson Meléndez
Sep 2011

Bueno... el reconocimiento, hasta donde yo sé, o por lo menos aquí en Venezuela, es una cosa que se construye. Esfuerzo, dedicación, constante investigación y tiempo. Y, a riesgo de caer en un lugar común, también es un problema de actitud.

0
Reply
0
Veronica Carrasco
Sep 2011

Muy buen articulo, gracias por el aporte. Mi experiencia.... estudie Ing. Comercial ya que supuestamente era una carrera la cual me ayudaria a encontrar un buen trabajo, etc... no estudie Diseno Grafico en un principio por el tema de tanto comentario de conocidos de que esta carrera no es bien pagada, ahora la estudio porque estoy de acuerdo en que somos parte de la solucion!

0
Reply
0
Iver Romero
Sep 2011

Muy acertada ésta reflexión, más cuando en un país donde no hay libros en la biblioteca de la universidad que sea del gremio y una competencia son los instituto de técnico superior, por que las empresas prefieren ahorrar un poco, y sino contratar a un extranjero o realizarlo en el extranjero, sumando a esto la sociedad no tienen idea de que trata la carrera, piensan que solo hacemos afiches y logos. El diseñador en mi país tiene que luchar para posicionar la carrera en nuestra sociedad dentro de la amplia multi-disciplinariedad

0
Reply
0
Ana Sofia Acosta
Sep 2011

Hay que diseñar para los demás, no para uno. Esto es tan cierto que debemos estar muy pendientes de no perdernos en el diseño y pensar en el destino final que tendrá éste, teniendo en cuenta los elementos externos que tomarán parte del mismo. Ser diseñador implica cosas que a lo mejor sólo nosotros podemos comprender, por lo mismo hay que ser más abiertos y conocedores de distintos temas y sobre todo trabajar con los conocimientos que adquirimos en la escuela, actualizarnos, actualizarnos otra vez y nunca dejar de ser diseñadores, siempre con una mente crítica y observadora.

0
Reply
0
Nelson Damian Espinoza
Sep 2011

Es imposible escribir algo, a esta altura, que no haya sido declarado. Pero me quedo con dos ejemplos de dos colegas... uno es el primer comentario con la historia de los 3 albañiles, que escrbiio Julio Flores; y el otro es la búsqueda laboral de una empresa, que publicó Ileana Lapaz, donde pedían un diseñador que sepa usar Pwp.

NOSOTROS somo DISEÑO, y por ende, cuanto mas aporte le pongamos al trabajo más habla sobre nosotros como diseñadores y no como haraganes.

Tiempo y dinero influyen notoriamente, pero no por eso bajar la calidad de producto que brindamos.

0
Reply
0
Itzel Hannelore Ocampo
Sep 2011

Esta desde siempre ha sido una de las principales problemáticas del diseño, con las que he tenido que lidiar desde que entré a la carrera. Me alegra saber que más gente piensa en posibles soluciones del asunto y me gustaría que muchos más escribieran al respecto, gracias por los consejos me fueron de utilidad

0
Reply
0
Guayi Landia
Sep 2011

Me parece muy acertado el articulo, hay cosas my validas. Y pones en papel, las cosas que pueden ser un punto a favor.

Por otra parte si creo que todos piesan que hacemos dibujitos y por eso la falta de valoracion.

0
Reply
0
Carolina Maestre
Sep 2011

Darle la importancia necesaria a nuestro trabajo basta para reconocer que lo que hacemos es bueno, refiriéndonos a la cultura del diseño, posiblemente son pocas las personas que reconocen este trabajo! Sería bueno, introducir esta área como está la crisis económica mundial actualmente, incluso hasta el frecuente problema de la guerra,(hablar de diseño como se habla de crisis y de guerra) de esta manera los diseñadores tendrán un buen reconocimiento.

0
Reply
0
Kenny Rivas
Sep 2011

Uno de los puntos importartes que mencionaste es poder enseñarles a nuestros clientes cómo diferenciar un buen diseño. A diferencia de un pseudo diseñador, como profesionales podemos lograr trabajos que tengan un concepto que vaya más allá de verse solamente lindo y llamativo. Y otro punto que es interesante resaltar es el valorar todos nuestros trabajos, ya sean pequeños o grandes, ya que definitivamente TODO lleva un diseño.

0
Reply
0
Doris Esther Peña Rodríguez
Sep 2011

Un diseñador debe tener la capacidad de comunicar. Ese es el trabajo principal de dicha profesión ; comunicar visualmente. Si bien es cierto que un diseñador puede hacer la labor de diseñar y rediseñar todo un concepto, es necesario aceptar la ayuda de un equipo que aporte ideas. Debemos conocer y vivir lo que hacemos, y somos, para realizar representaciones que vayan más allá de nuestras expectativas y la de los demás. El valor de un diseñador o de cualquier otra profesión empieza al valorarnos a nosotros mismos.

0
Reply
0
Ana Elisa Mena
Sep 2011

Si no es reconocido nuestro trabajo es porque nosotros no le damos el reconocimiento necesario, en pocas palabras no lo hacemos valer. Realmente hay tanto por hacer en el área del diseño y tan poca visión por parte de nosotros que uno como diseñador no se puede quejar de no tener trabajo.

0
Reply
0
Pamela Novelo
Sep 2011

Este es un artículo muy acertado, el diseño tiene presencia en todo, por lo tanto debe verse como tal, en parte depende de nosotros que tan serio se tome y de lo que proyectemos en toda clase de cosas que realizamos desde lo más simple hasta lo más complejo. Ahora la diferencia entre un verdadero diseñador a una persona que «tomo un curso», se reflejara los resultados de su trabajo, si está siendo eficiente o si está cumpliendo el objetivo de lo que se quiere expresar para poder acostumbrar a las personas con diseños de calidad.

0
Reply
0
Joel Hernández
Sep 2011

Si bien ser diseñador grafico no es tan reconocido y consideraríamos esto como un problema del cual nosotros mismos podríamos tener la solución, empezando a diseñar para todos (comunidad, pequeñas cosas), así las personas que nos rodean y que tienen un concepto generalizado del diseñador se darían cuenta que esta profesión hace mejor las cosas que ven y usan a diario.

0
Reply
0
Josafat Romero
Sep 2011

Otra de las cosas que suceden, especialmente en México, es que el mismo cliente se conforma con lo extremadamente básico y el diseñador muchas veces no se esmera por presentar una mejor propuesta. Creo que parte del cambio debe empezar en nosotros, con creer que somos diseñadores o comunicadores y que la gente vea de que se trata nuestra profesión y que la valores como tal, y que no se quede en solo lo que ven sino que vayan mas allá, al verdadero proceso de un diseñador para realizar un diseño.

0
Reply
0
Heidi Victoria Alldis Alamina
Sep 2011

Estoy muy de acuerdo que no solo por que salimos de nuestras oficinas es excusa para dejar de ser diseñadores o comunicadores. Esta es una pauta que diferencia a los que realmente están comprometidos con su profesión.

El problema de ser «poco reconocidos» ahora no depende tanto de la reputación de los demás profesionales sino de uno mismo y la dedicación con la que realizamos nuestro trabajo.

0
Reply
0
Felipe Perez Gaona
Sep 2011

Así como el diseño se encuentra en todo, la comunicación también y el diseño va de la mano con la comunicación por que podemos expresar muchas cosas, y un buen diseñador puede hacer esto y más.

0
Reply
0
Sharon Domínguez
Sep 2011

Completamente de acuerdo con el artículo, debemos concentrarnos en qué podemos hacer nosotros y dar un 1000% en lo que hagamos sea grande o pequeño hará que nos notemos. Primero creamos en el valor que tiene nuestro trabajo. Les dejo una frase que encontré de Edgar Degas que dice: «diseño no es lo que ves, sino lo que debes hacer que otras personas vean».

0
Reply
0
Ileana Lapaz
Sep 2011

A modo ilustrativo, comparto esta búsqueda laboral como una afirmación de la hipótesis expuesta...

http://www.zonajobs.com.ar/trabajo=10407...

0
Reply
0
Sofía Becerra
Sep 2011

Es necesario que trabajemos de manera profesional (si no nos reconocemos con una profesionistas que la sociedad necesita, es muy fácil que la sociedad nos valore). Algo importante que me gustó del artículo es el enseñar al cliente para que éste ya no viva en la ignorancia. Con frecuencia nos sucede que el cliente acude con nosotros y no está de acuerdo a la solución que se le plantea, aveces con tal de tener contento al cliente dejamos que él solucione el problema por el cual nos está contratando, en esos casos hay que explicar la razón de ser de la solución para que su solución sea exitosa.

0
Reply
0
Javier Barrios
Sep 2011

Estoy totalmente de acuerdo, como verdaderos diseñadores debemos optar por dar a conocer nuestros conocimientos no a través de programas, sino de el diario vivir, en todo lo que vemos y en todo lo que hacemos. Un diseñador gráfico como ya menciona el artículo no es un decorador, todo lo que hace tiene una razón de ser. Hay que ir un paso adelante y demostrar las ventajas competitivas que trae el ser un diseñador gráfico estudiado y demostrar lo que la contraparte, un «seudo-diseñador», puede llegar a realizar. Demostremos al mundo de lo que somos capaces.

0
Reply
0
Leonardo Barberan
Sep 2011

el problema pasa no por lo que hacemos como profesionales, sino por que todavia no existe una verdadera comprensión de que es lo que hacemos, y que realmente, mal que le pese a muchos nos sentimos inferiores delante de otras profesiones mas aceptadas como el ser médico o abogado. Y esto creo que radica en dos puntos, uno es que no sabemos actuar en grupo delante de la sociedad, solamente lo hacemos de forma individual y el otro es que no queremos adaptarnos a la legalidad que rige a nuestra sociedad. Especificamente hablo de Argentina, no se si sea asi en otros paises latinoamericanos.

0
Reply
0
Mayte Maldonado Espinoza
Sep 2011

Afortunadamente el diseño esta en todo, por lo cual, tenemos que conocer y dominar todas las áreas. No dejar que los seudo-diseñadores que solo toman un curso de 6 meses de adobe nos hagan cosquillas. Valoremos el diseño… diseñemos, para que esta carrera siga creciendo y se haga más fuerte con el tiempo.

0
Reply
2
Jonas Mostacho
Sep 2011

Estoy en acuerdo contigo; en mi país carecen muchos colegas del habito de leer, y eso nos resta en general como gremio imagen de personas cultas y con el conocimiento necesario de métodos de investigación; y la falta de valores éticos, y profesionalismo.

0
Reply
1
Fernando Laurenti
Sep 2011

Saludos colega. Muy buen aporte.

Me parece que la degradación profesional ya no es tan dañina como hace unos años, pero seguro que la sociedad aún no entiende el valor agregado que el diseño puede proporcionar a la comunicación, desde lo estético hasta lo funcional. Para algunos clientes ese valor agregado que da el diseño solo se traduce en decoraciones que agiornan su empresa o tipografia más grande para que la información se «lea» mejor.

Como decis, muchas veces la culpa es del mismo diseñador que por ganar un cliente, no propone soluciones sino que acata ordenes del que paga la cuenta.

0
Reply
0
Katherianee Angelina Clavijo
Sep 2011

Y el problema se agravia, como diría Horacio (catedrático de la universidad en la que estudio) que el peor de los casos de los diseñadores se encuentra cuando el departamento de Diseño se encuentra en un cajón de la oficina de marketing o a la orilla del escritorio del Dpto. de Ventas, triste realidad de muchas empresas.

0
Reply
1
Anabel Rostan
Sep 2011

A la mayoría de los comunicadores -no sólo visuales- nos pasa eso de que la sociedad no nos reconoce como tales, que nuestra tarea profesional es solo un «trabajito». Pero está en nostros mismos el ser vistos como queremos que sea.

0
Reply
0
Gustavo Gutierrez
Sep 2011

Personalmente nunca me sentí «poco reconocido». A estas alturas creo que la sociedad ya reconoce la importancia del rol del diseñador. El ser tomados como profesionales y que se reconozca el valor de nuestro trabajo depende de nosotros mismos.

Coincido en que no hay clientes pequeños. Si uno no toma en serio un trabajo no esperemos ser tomados en serio como diseñadores. El uso del léxico técnico no solo nos jerarquiza como profesionales, sino que también hace que el cliente se sienta tomado en serio.

La diferencia entre un operador de pc y un diseñador profesional la marcamos nosotros.

0
Reply
0
Gonzalo Mengarelli
Sep 2011

Me parece acertada la reflexión. En si el diseño es algo bastante relativo para profesionales y clientes. Creo que la disciplina es aplicable en ciertos casos (si somos honestos sabemos que se hace lo que el tiempo y el presupuesto da) y el poco compromiso con la profesión nos hace caer en todos esos aspectos.

Si bien lo mencionado es lo ideal, alcanzar ese punto requiere de paciencia y educacion (propia y ajena).

0
Reply
6
Baruck Segovia
Sep 2011

Cuando se egresa de cualquier profesión, se tiene la noción de que su trabajo es sub-valorizado. Cuando se estudia y se trabaja al mismo tiempo, al egresar ya se cuenta con 4 ó 5 años de experiencia y es uno mismo el que se valora y exige ese valor. Cuando elaboras una identidad corporativa o el rediseño del logotipo de un producto con pocas ventas y tu cliente ve que en 6 meses tiene el triple de clientes o las ventas de su producto volvieron a puntear, entonces sí es valorado nuestro trabajo y nunca más regatearán nuestros precios. Eso sólo pasa cuando nuestro trabajo es bueno y profesional.

0
Reply
0
Víctor Pablo Morales Quinteros
Sep 2011

Me parece que este tipo de discucion habria que darla dentro de las Escuelas de Diseño, además de hacerlo en forma personal, ya que desde siempre tendremos el problema de ser prejuzgados simplemente por «hacer monitos» (como se dice en mi país). Un Diseñador se va a destacar cuando aplique al Diseño corazón y cerebro, con eso, ya se destaca del resto.

0
Reply
0
Julio César Pérez Hernández
Sep 2011

No soy diseñador de profeción ni mucho menos, en el mejor de los casos me considero un aficionado, pero no por esto he sido ajeno a este hecho de que la mayoría de las personas no le dan la importancia o el peso necesario al diseño o a los diseñadores... Muy buenas e interesantes las propuestas aquí vertidas, para tenerlas en cuenta y compartirlas... :)

0
Reply
0
Marcelo Mels
Sep 2011

En primer lugar nos tenemos que reconocer a nosotros mismos, debemos comenzar por casa. Para mi opinión el título de el artículo habla de lo que digo. Si decimos «un oficio» en lugar de «una profesión desconocida» obviamente nos vamos a desvalorizar entre colegas. Sigamos trabajando duro, integrándonos para crear asociaciones y educar al cliente o posible cliente. No esperemos reconocimiento si cada uno de nosotros no aporta algo a la PROFESIÓN.

0
Reply
0
Fer Ser
Sep 2011

Sin tantas palabras, un nuevo diseñador percibe que tiene un «oficio poco reconocido», por que en realidad TIENE un «oficio poco reconocido» y esto es por que no ha hecho nada para que se le reconozca. Sencillo.

Tambien pienso que un mal diseñador, al igual que un mal abogado o un mal medico, siempre va a percibir que su «oficio» es poco reconocido.

0
Reply
0
Abraham Melendres
Sep 2011

Lo del lenguaje técnico me parece importante, cuando vamos al medico este nos dice los síntomas de enfermedades y males según como los llama la ciencia y después pasa a explicarnos de con un lenguaje más común. Un factor que yo percibo desde mi realidad es el hecho de ver a tantos compañeros que estudiamos diseño y gran parte no tiene una verdadera convicción o pasión por este, o simplemente gente que no le importa, ¿que sera de ellos una vez como profesionales? solo darán una mala impresión de lo que es el diseñador a los clientes.

0
Reply
4
Julio Flores
Sep 2011

Buah! Muy inspirador, esa idea generalizada existe crudamente en la sociedad y tenemos que reflexionar que sucede. «¿Qué tan dificil es hacer -dibujitos-?», dicen.

Me recordaste una historia sobre albañiles:

Había tres albañiles trabajando en una construcción y llega una persona y le pregunta al primero.

- ¿Qué haces?

- Pues yo sólo estoy pegando ladrillos.

Pasa al segundo y le pregunta lo mismo y responde.

- Yo me estoy ganando unos cuantos pesos a la semana.

Pasa con el último, parecía diferente y éste le respondió

- Yo estoy construyendo la catedral más grande del mundo.

Hecho.

0
Reply

Upcoming online courses

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
6 Agosto

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019