Tabletas iPad de 5300 años de edad

Reflexiones sobre el «nuevo» gadget de Apple y la historia de la escritura.

Joan Costa Tiana
Followers:
2162
Comments:
79
Votes:
127
Compartir:

Hace ahora la friolera de 5.300 años que en Uruk, Mesopotamia (hoy Irak) ocurrió un hecho trascendental para la Humanidad. Se inventaba una tableta que transportaba, por primera vez, contenidos informativos codificados. Que, también por primera vez, se podían ver. Y eran móviles.

Nadie sabe quién fue el inventor de este prodigio y es difícil creer que tal invento fuera obra de un solo autor. Tampoco fue una creación de un momento y es probable que la invención necesitara un largo proceso. Pero los hallazgos arqueológicos han demostrado que esta tableta-memoria existía 3.500 años antes de nosotros.

Ahora mismo, a nuestro día de hoy del siglo XXI, otra «tableta» inteligente está siendo objeto de una ofensiva mediática planetaria. Es la «tableta» —así llamada por Steve Jobs, consejero delegado de Apple— del nuevo iPad. La prensa de todo el mundo lanza la noticia y, en el diario El País, la periodista Laia Raventós se hace eco del evento:

«Primero fue el iPod, y con él cambió la industria musical; luego llegó el iPhone, y con él la telefonía e internet móvil. Ahora Apple pretende cambiar de nuevo al mundo, esta vez con el foco en el mundo editorial, con su iPad. En una demostración más de su hombre fuerte Steve Jobs, de que la tecnología puede ser bella, fácil y ligera, el iPad se ha presentado, en medio de una histeria mediática, para revolucionar la industria editorial».1

El iPad super gadget

A medio camino entre el teléfono móvil y el portátil, el iPad que acaba de nacer es un navegador de Internet, un reproductor multimedia para escuchar música o ver videos, películas y programas de televisión; una consola de videojuegos y (tiembla Amazon) un lector de libros electrónicos con pantalla a color. El eReader, que soporta el formato abierto ePUB, va asociado a la nueva tienda iBooks que viene a completar la oferta de contenidos de Apple en la Red. Una compañía que Jobs autodefinió como «la mayor empresa de aparatos móviles del mundo».

El iPad es un aparato multitáctil con pantalla de 9,7 pulgadas, ligero (680 gramos) y fino, muy fino (12 milímetros de espesor). Un aparato con la mayoría de funcionalidades que el iPod Touch, salvo que no lleva cámara (aunque ofrece un kit de conexión) ni Webcam. Tampoco es un teléfono, aunque sí algunos modelos llevan una conexión de datos 3G. iPad también incluye otras nuevas aplicaciones específicas, como Keynote para crear y realizar presentaciones simplemente con los datos, tal y como popularizó iPhone. Además, los 140.000 programas disponibles en la tienda de aplicaciones también correrán sobre el nuevo aparato sin necesidad de que los desarrolladores los modifiquen.

Dos días antes del lanzamiento del iPad, Apple informó que facturó 15.680 millones de dólares sólo durante los tres últimos meses de 2009, que le aportaron un beneficio de 3.380 millones de dólares, el 50% más de lo que ganó en el mismo trimestre de 2008 ¡y en plena crisis mundial! En este periodo vendió 3,4 millones de ordenadores, 8,7 millones de teléfonos y 21 millones de reproductores digitales.

iPad
iPad.

 

¡Queremos más gadget!

Aunque todavía no se venda el iPad ya tiene voces críticas que claman «¡Más madera!». Son los voraces consumidores. Mientras tanto, otros gritan «¡No te fíes!». Son los competidores.

En efecto, los consumidores y los analistas se están enfrentando en numerosos blogs a las carencias de la nueva «tableta» de Apple. En las páginas Web especializadas se pone en duda la funcionalidad de un artilugio de 10 pulgadas que no dispone de puertos USB ni cámara, que no reproduce flash, que carece de GPS, no dispone de una salida HDMI para conectarla a un televisor y no ofrece la posibilidad de ejecutar más de un programa a la vez. Carece de teclado físico, se queda corto de memoria, la batería no es removible, sus contenidos están protegidos...

Las expectativas eran altas. Y ahora han llegado los días, previos a su comercialización, de buscarle los defectos al iPad. La prestigiosa revista Wired decía en su versión online que «lo que Steve Jobs nos enseñó es, de hecho, poco más que un iPhone gigante que no hace llamadas». En la guía tecnológica de Mashable se dice que «hubiera sido casi imposible que el iPad cumpliera con las expectativas desorbitadas que han rodeado a la «tableta» de Apple en Internet en las semanas, o en los meses, pasados». The Atlantic dice que el iPad «es como si un iPhone y un Kindle tuvieran un hijo, y le hincharan a base de esteroides». En la página Gigmodo, como en otras, se le critica que no sea compatible con Flash (unos gráficos que utiliza la inmensa mayoría de páginas web) y no disponga de cámara. Gigmodo publica en una entrada titulada El iPad de Apple es para ancianos, «La pantalla y el texto son demasiado pequeños para los ojos de los mayores, el teclado es demasiado pequeño para escribir con comodidad, convirtiéndolo en algo inútil incluso para las tareas administrativas más básicas».

PCWorld recomienda no comprar un iPad todavía, así de simple. Pide a sus lectores que «no sean conejillos de indias». «Hay fallos. Se descubren errores. Es inevitable que haya toda una serie de quejas cuando el iPad comience a comercializarse». Y siempre puede suceder como con el iPhone. La primera remesa se vendió por 600 dólares (432 euros). En 10 semanas, ese precio se tuvo que reducir en 200 dólares (144 euros). Hoy día el iPhone más barato vale 100 (72 euros).

Euforia mediática

El diario El País reproduce en doble página y bajo el título «Amarás al iPad sobre todas las cosas», las portadas de periódicos de todo el mundo con la foto de Steve Jobs mostrando su «tableta»: Les Echos, Le Figaro. The Times, The Independent, El Tiempo, El Universal, Corriere della Sera, Reforma, The Boston Globe, Le Monde, The Daily Telegraph, Diario de Noticias, Il Sole 24 Ore, La Stampa, La Republica, The Wall Street Journal y, en gran tamaño, la portada de The Economist con la imagen de un Steve Jobs con túnica y una luminosa corona dorada detrás de su cabeza. «Si Apple fuera una religión Steve Jobs sería el mesías. Jesucristo vestía una túnica y el creador del iPad viste, siempre, jersey negro de cuello alto y vaqueros».2

Pero lo que resulta más sorprendente y más interesante de toda esta historia de tecnologías, de millones de aparatos vendidos, de millones de dólares que van a los bolsillos de los socios de Apple, y de todo lo que se está escribiendo y publicando en la prensa, los medios de todo el mundo e Internet; lo más sorprendente e interesante no es todo eso precisamente. Es una serie de «coincidencias exageradas», como las llamaba Jung; coincidencias, analogías y asociaciones de cosas e ideas dispares que, ahora, y con esta simple palabra que Steve Jobs ha puesto de actualidad: «tableta», desencadena en mi cabeza. Entre dos «tabletas», distantes 5.300 años entre sí, se unen dos extremos del universo de la comunicación humana.

Entre dos tabletas

Decía al inicio de este artículo que fue en aquellos años remotos cuando se inventó, en la más humilde de las situaciones, una tableta que contenía información codificada. Era la primera vez que esto sucedía. La tableta era de un material natural, vulgar, frágil, barato y abundante en su tierra mesopotámica de Uruk: la arcilla. El barro es manejable mientras está tierno; es fácil de formatear con las manos para alisarlo y convertirlo en una tableta rectangular. Fácil también de marcar en ella señales y signos; puesta a secar al sol, la tableta se solidifica y se conservan sus inscripciones.

Para marcar signos sobre ellas, se usaban bastoncitos de madera cortados en un extremo en forma de cuña y, por eso, lo que era marcado con ellos eran signos «cuneiformes». Estos bastoncillos con los que se marcaba la arcilla dejaban tres clases de trazos: en forma de cuña más o menos «triangular»; en forma «circular» o de agujero, hechas con el mango redondeado, ambas para significar cantidades; y en forma «lineal» para trazar dibujos geométricos simples o pictogramas.

Se inventaba así la representación codificada de cantidades de cosas intercambiadas entre personas para la contabilidad arcaica. La tableta de arcilla fue la aparición de los signos numéricos con los que se indicaban cantidades (sacos de cebada, jarras de cerveza) y donde los productos intercambiados eran representados mediante pictogramas. Sobre ellas se anotaron los primeros números dígitos; lo único importante que les faltaba hace 5.000 años era el símbolo del cero, pero los babilonios, al parecer, estaban siempre atentos a dejar un espacio en blanco en los lugares donde nosotros pondríamos un cero. El numeral cuyo valor es más alto ya lo situaban a la izquierda, como en nuestro sistema decimal. Antes de que existieran estas tabletas con signos codificados, las cantidades sólo se podían imaginar, recordar y contar (un saco de..., dos sacos, tres, cien), pero no se podían anotar ni hacer cálculos sino hasta que se representan las cantidades mediante signos fijados sobre un soporte. Así nacieron los Números y el Cálculo. Así nacía, al mismo tiempo, la Escritura. ¡Casi nada!

La invención de los Números, el Cálculo y la Escritura. Todo en uno

Los pictogramas cuneiformes (trazados con bastones cortados en cuña por un extremo), que procedían de la notación numeral para representar las mercancías, se desarrollaron por su parte para dar nacimiento a la Escritura. La cual se iniciaba, casi al mismo tiempo, en Egipto con los jeroglifos, que eran figurativos en su mayoría, igual que los pictogramas mesopotámicos.

Tableta mesopotámica de arcilla usada para cuestiones administrativas
Tableta mesopotámica de arcilla usada para cuestiones administrativas.

La idea de las tabletas de arcilla fue probablemente consecuencia de la creciente complejidad económica de las ciudades estado mesopotámicas, en una época de pujanza no sólo material sino sobre todo cultural. Los habitantes de las ciudades del antiguo Irak (hoy invadido, saqueado y destruido miserablemente) usaban el material más abundante de su tierra: la arcilla, dada la escasez de piedra o madera. La arcilla es, además, relativamente fácil de marcar y de borrar cuando se comete un error, y una vez seca o cocida, es indeleble.

La arcilla es gratuita, abundante y a disposición de todos; y todos podían producir esas tabletas y utilizarlas. Además eran ligeras. Móviles. Cien por cien ecológicas. Económicas, porque no necesitaban energía para funcionar. En algunas cosas, superaban claramente la recién nacida tableta iPad de Apple, que no es cien por cien ecológica, necesita baterías para funcionar, no es gratis: cuesta entre 300 y 600 euros. Y si se rompe te llevas un buen disgusto.

Las tabletas mesopotámicas, además, habrán tenido una vida más larga de la que tendrá el iPad: ¡se usaron durante más de mil años!, que ya quisieran los de Apple para la explotación de su invento.

Las tabletas mesopotámicas no eran «digitales» en el sentido técnico de la palabra, pero tuvieron mucho que ver con lo que hoy llamamos «digital». Porque sí que eran «digitales», y mucho más que nuestras calculadoras y computadoras. Lo eran por partida doble, ya que tenían los dos sentidos de la palabra «digital», tal como lo confirma el Diccionario de la Lengua Española:

  1. «Digital: relativo a los dedos», tal como así, con los dedos, se fabricaban y se marcaban las tabletas de arcilla;
  2. «Digital: relativo a los números dígitos», o sea que esto es lo que se marcaba en las tabletas de manera codificada por medio de la forma de los signos.

Conclusiones

Sin las milenarias tabletas cuneiformes, hoy Apple no hubiera podido contabilizar sus millonarias ventas y sus millonarios beneficios. Ni la prensa de todo el mundo habría llenado páginas y páginas con la noticia.

Dos clases de tabletas bien diferentes en sus materiales, su tecnología y sus funciones. En sus épocas, en sus respectivos lugares de origen y en sus culturas. Pero entre las cuales no existe solamente la palabra común que las designa: tableta, sino también el punto de origen de los números, el cálculo, los pictogramas y la escritura, unidos en la continuidad del espacio-tiempo en el punto hoy, aquí y ahora. Es el espacio-tiempo de la comunicación visual desde su mismísimo inicio hasta hoy.

Y, a la vez, la confirmación de que, el sustrato material de la información es en cierto modo despreciable. Prueba de ello es que el hardware es barato desde que se utilizó el barro, y el software, cada vez más caro. El soporte o el continente sólo valen en función del contenido que proporcionan: la Información, en el sentido de la teoría matemática de la Información I = H en bits.

Followers:
2162
Comments:
79
Votes:
127
Compartir:

79 Comments

Comment
  1. El País, 30 enero 2010, Madrid.
  2. El País, 31 enero 2010, Madrid.

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 24/03/2010.

Joan Costa

More articles by Joan Costa in Spanish

Idioma:
ES
Title:

Nacimiento y evoluciones de la marca en 7 pasos

Synopsis:

La marca comercial nació hace 3500 años. Primero fue un signo, después un significado, luego una historia televisiva en 30 segundos. Hoy, un fenómeno social y transmedial complejo.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Book: 100 hitos del diseño

Synopsis:

Joan Costa comenta el nuevo libro de André Ricard, con 100 diseños que hicieron época.

Share:
Idioma:
ES
Title:

Los zapatos, Picasso y la TV

Synopsis:

La metáfora, sacada de contexto, puede dar lugar a grandes confusiones. Por ejemplo: que no se distinga claramente la diferencia entre coste y valor o entre medio y mensaje.

Share:
Idioma:
ES
Title:

60 años de comunicación

Synopsis:

Síntesis de la lección magistral pronunciada con motivo de la apertura del Curso Académico 2008-2009, Universitat Abat Oliba, de Barcelona, el día 1 de octubre de 2008.

Share:

You may be interested

Lucia López
Idioma:
ES
Author:

Lucia López

Title:

La biomimética en el proceso de diseño

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
118
Comments:
22
Followers:
37
FOROALFA
Idioma:
ES
Author:

FOROALFA

Title:

Norberto Chaves homenajeado en México

Share:
Interactions:
Votes:
56
Comments:
36
Followers:
556
Alejandra Flechas
Idioma:
ES
Author:

Alejandra Flechas

Title:

Diferenciación en la industria del calzado

Share:
Interactions:
Votes:
5
Comments:
5
Followers:
14
Eos Mexico
Idioma:
ES
Author:

Eos Mexico

Title:

Diseño Gourmet

Share:
Interactions:
Votes:
132
Comments:
62
Followers:
12
Tridimage
Idioma:
ES
Author:

Tridimage

Title:

El tequila Antigua Cruz se pone al día

Share:
Interactions:
Votes:
86
Comments:
80
Followers:
7
Maria del Pilar Rovira Serrano
Idioma:
ES
Author:

Maria del Pilar Rovira Serrano

Title:

La «otra» gestión del diseño

Share:
Interactions:
Votes:
80
Comments:
37
Followers:
312
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

0
Luzmary Paz
Mar 2013

Excelente articulo. O te adapatas o te extingues.

0
Reply
0
Edwin Montes
May 2012

Exelente artículo sobre el ipad, interesante visión de evolución de de la tableta desde la antiguedad hasta nuestros días.

0
Reply
0
Nayacelys Mirabal
Sep 2010

toda una evolución...

0
Reply
0
Musadowy Arroyo Mendoza
Aug 2010

La tecnología debe ser utilizada para beneficio del ser humano, pero si ésta se desarrolla de manera irresponsable y solo pensando en los beneficios del marketing, deja de lado su función esencial.

Una computadora, un celular, nos hacen la vida mas facil; por otro lado los efectos secundarios de esa «comodidad» son evidentes unos años mas tarde, cuando el pasar mas tiempo en la computadora vuelve a nuestros ojos cansados, a nuestro cuerpo mas lento y a nuestro cerebro inutilizable.

Buen articulo que pone a todos a pensar si la historia del ser humano esta diseñada para una tecnologia superior o para una mente superior.

1
Reply
0
Mariana López
Jun 2010

Yo al igual que Julia Fontanié estoy de acuerdo que debería existir una fuerte ley a nivel mundial que impida la fabricación de lo después será

basura tecnológica. Es triste saber que la mercadotecnia prefiere sacar

cuanto antes un producto mal diseñado para ganar dinero al por mayor por lo cual se la pasan renovando, renovando, renovando por fallas funcionales,y claro haciendo mas y mas basura que contamina un gran porcentaje de nuestro planeta. La tecnología ha visto mas por la venta que por una verdadera necesidad humana.

0
Reply
0
Monica Silva
May 2010

No había pensado en tabletas de arcilla de la antigua Mesopotamia como un antiguo iPad; debo reconocer que no tengo intenciones de adquirir uno, pero mis amigos «geeks» me han hablado mucho de el, diciendo que es solo como un iPod touch gigante, es decir un «Touchote». Por sus caraterísticas creo esta fabricado únicamente para la lectura de revistas, ya que la pantalla a color cansa la vista... En Mesopotamia nace la escritura, los números, el cálculo y un «iPad» que como dice el artículo era 100% digital...

0
Reply
0
Julia Fontanié
Apr 2010

Los habitantes de las ciudades del antiguo Irak (hoy invadido, saqueado y destruido miserablemente) usaban el material más abundante de su tierra: la arcilla, dada la escasez de piedra o madera.

¿Sabemos algo de los habitantes del actual¿Irak?, Sabemos si fueron saqueados para que algunos tengan algunas materias primas para fabricar nuevos productos que en poco tiempo solo serán basura tecnológica? Creo que deberíamos desarrollar una legislación internacional que limite la producción irresponsable de productos que demandan packaging especial requiriendo grandes cantidades de papel, etc.

0
Reply
281
Sebastián Vivarelli
Apr 2010

En este video, con un tono de ironía, se hace un planteo similar acerca de determinados «avances tecnológicos»

0
Reply
24
Pier Alessi
Apr 2010

Ningún humorista cienta su mejor chiste empezando el show, ya veremos nuevas versiones más sofisticadas ya menor precio para que compremos más, ¿que pasa con los chinos que no han sacado ningún clon tres veces más barato?, De seguro alguien dirá que tiene alguna sustancia nociva y otro dirá que el aparato aisla a los jóvenes con sus aburridas estadísticas, cuando consiga algo que me permita hacerlo todo sin tener que esconderlo para que no me lo jalen en la calle entonces lo compro.

0
Reply
0
Helena Alexandra Chevery Navarro
Apr 2010

Hoy en dia es imposible no hacer las cosas bien o por asi decirlo perfectas, con toda la tecnologia dispuesta a la necesidad de cada uno de nosotros ;Es sorprendente como ha evolucionado y lo que falta es mucho mejor pero como todo tienes sus buenas y sus contras .

0
Reply
0
Ariel Pita
Apr 2010

Me parece que hay q darle tiempo, puede ser el inicio de algo mucho mejor que solo una ¨tableta¨ con ciertas y muy limitadas aplicaciones, les toca a los ¨genios¨ d la tecnología, proponer, mejorar y poner a nuestra disposicion, y asi decidir que si en verdad es funcional o solo una perdida mas de tiempo y dinero...

0
Reply
0
John Mack
Apr 2010

@Martín Christian Fridman: ¿Quién no depende de la tecnología?

- Celulares

- Ordenadores

- Internet

- Carros

- Aviones

- Industria.

- ¿Nosotros? Tú dilo.

0
Reply
0
Darwin Lima Bastidas
Apr 2010

Siempre el inicio de todo producto tecnológico son pruebas comerciales para ver su demanda y este tipo de criticas son buenas porque obligan a los fabricantes a crear y lanzar al mercado productos de calidad.

0
Reply
1
Martín Christian Fridman
Apr 2010

Me sigue llamando la atención que siga habiendo tanto fan de la tecnología. Tanto que dependen su vida gira alrededor de ella...

0
Reply
0
Francisco Etchart
Apr 2010

Habrá que darle un tiempo al iPad pero si se lo critica tanto antes de comercializarse, seguramente habrá versiones mejoradas con el tiempo. Y no creo que sea mucho ya que en estas ultimas decadas los adelantos tecnologicos vuelan. Cada vez se van a reunir mas dispositivos y funcionalidades dentro de un solo y pequeño aparatito transportable.

0
Reply
0
María Cecilia García Guerra
Apr 2010

Si bien coincido con Lucas Mourelle, creo que el artículo tiene relevancia dentro de la historia de la comunicación humana; esto en cuanto que reduce al mínimo el salto temporal entre el pasado remoto -en el cual nace la escritura- y el presente fuertemente marcado por la aplicación de la técica a todo descubrimiento humano. Rindo honor a las «tabletas» mesopotámicas porque dieron el primer paso a una sociedad capaz de comprenderse. No creo que las hayan criticado mucho...

0
Reply
0
Morella Sanchez
Mar 2010

en realidad pienso que todo adelanto tegnologico hay que darle un compas de espera antes de salir a comprarlo. Es verdad que no podemos detener los avances pero nada sustituyue el placer que te da un buen libro al tenerlo entre tus manos!

0
Reply
0
Norman Benzoni
Mar 2010

Para mi eso es una buena noticia, bien venga la tableta de (Apple).

Muchas veces pasa de estar de viaje y te surge una duda de trabajo, como por ejemplo en tema de usabilidad, con mi «iPad» podría simplemente coger mi libro y revisar el capitulo interesado, sin perder tiempo en una búsqueda interminable en internet.

Así que cada invento tecnológico que fomenta el transporte de información y conocimiento me parece algo que puede ayudar en la forma de trabajar.

0
Reply
0
Lucas Mourelle
Mar 2010

En relación al artículo, pienso lo siguiente: no podemos analizar las tablas de barro utilizadas en los comienzo de la historia con la mentalidad actual; cabe pensar que 5.300 años atrás idear y construir una tabla de barro de estas características no era ni fácil ni barato, ni se trataba de una capacidad que abundara entre la gente. En aquella época, este tipo de artefacto sería seguramente un objeto altamente tecnológico en el sentido más literal de la palabra.

Hoy en día, pareciera que «lo tecnológico» sólo puede referirse a lo electrónico. Un libro es una pieza tecnológica maravillosa.

0
Reply
0
Elvis Milián
Mar 2010

Mientras existan usuarios que sean seguidores de productos o servicios poco útiles, siempre existirá un gran comerciante que satisfaga su necesidad. Apple no se escapa de la búsqueda de productos vendibles, aunque estos sean tabletas iPad, pero con la diferencia que ellos hasta eso lo hacen bien.

0
Reply
8
David Abajo Fernández
Mar 2010

Las Nuevas tecnologías_Lo único y el principal problema es que no sirve para compensar la falta el trabajo que sistemáticamente destruyen. Se esta demostrando que los cambios de formatos

tecnológicos venden también bastante humo, Los nuevos avances como en el caso del la «Tableta» de momento no aporta creatividad es solo un mero soporte de uso y eso será, transportes de transmisión de conocimiento de lo que ya esta creado. Eso sí va a satisfacer una demanda de gente ansiosa de estar a la última.

0
Reply
0
Daniel Padilla
Mar 2010

Pues definitivamente el señor Steve Jobs ya tiene su nombre escrito en la historia de la humanidad, junto a los aportes más grandes al campo del Diseño Gráfico: Gutemberg(Imprenta), Niepce y Daguere(fotografía) y Stephen Wozniak (PC).

Muy bella esa frase de que «la tecnología puede ser bella, fácil y ligera», eso es Apple. Esperemos a ver como termina esta historia enmarcada en la era consumista.

0
Reply
0
Helena Alexandra Chevery Navarro
Mar 2010

gracias por recordaos la historia del moderno ipad es muy interesante. buen articulo.

0
Reply
1
Fabiola Godoy
Mar 2010

Muy interesante la analogía del moderno Ipad con las arcaicas tabletas iniciales que no hacían otra cosa que dar lugar a un acto muy humano: la escritura para una lectura portátil, el registro, el cálculo, etc.

Me parece necesario como diseñadora atender a estas necesidades latentes del hombre que atraviesan milenios, que se modernizan y moldean a los nuevos requerimientos.

0
Reply
0
Maria Fernanda Fuentes
Mar 2010

Estoy de acuerdo con esperar un poco más; el consumismo y la mercadotecnia hace que los espectadores compren YA, pero así como los creadores hacen este «experimento» para ver los resultados positivos y negativos, los diseñadores debemos estar observando igual que ellos, es una inversión de dinero y sobretodo de tiempo; creo que es una herramienta muy fuerte, pero para nuestra labor necesitamos detallitos que aun le falta.

0
Reply
0
Diego Anibal Ontiveros
Mar 2010

El mercado le dará o le quitará la razón a Jobs, veremos ... Además todos los que hacemos y enseñamos mkt sabemos que los productos serán perfectibles gracias a la acción de los consumidores.

Muy bueno el artículo Joan .

Un comentario marketinero es increíble como los medios difundieron «gratuitamente» este lanzamiento de este producto, tiene razón Al Ries en «La caída de la publicidad y el auge de las RRPP».

0
Reply
0
Manuel Alejandro Jacinto
Mar 2010

Lo mejor de la tecnología es que facilita los procesos, entre ellos el de entretenerce. Creo que los gadgets (en esta caso IPAD) nacen de necesidades muy especificas, muchas no trasendentales (ipod=necesidad de oir música) sin embargo se convierten en fetiches de dependencia humana conforme se le anexan mayores aplicaciones, salidas de la experimentación con el usuario y conforme se ponen más de moda(solo pensemos en los celulares). Habrá que estar al pendiente de como evoluciona el IPAD y tener consciencia de su utilidad para beneficiarnos.

0
Reply
0
Dario Jt
Mar 2010

Ahora en este momento el I-pad me parece totalmente inútil, pero creo que con el tiempo Steveb Job y Apple le van a encontrar la vuelta para que sus consumidores queden satisfechos con sus productos. Tienen la inteligencia para hacerlo y al hacerlo les va a ser mas redituable.

0
Reply
0
Rodolfo Espíritu Acosta
Mar 2010

Sabemos que hoy en día la tecnología es impredecible, un ejemplo de esto es el i pad!. tecnología que solo satisface para nosotros los diseñadores los momentos de ocio. Para la gente que goza de renovar sus productos es buena opción para un diseñador quien busca tecnología y función lo unico bueno que ha diseñado APPLE ha sido la Mac. Todo lo demas es consumismo y obsolecencia de producto.

0
Reply
0
Ángela Quispe Del Pino
Mar 2010

este gadget nos demuestra nuestro grado mas «animal de consumo» que mas queremos y que a la vez mas odiamos, dentro da la «psicologia de los objetos cotidianos» (norman) nos complica la vida pero a la vez mas lo queremos, como los animales reaccionamos instintivamente, consumimos como nos reproducimos, asi que dentro de 5300 años mas lo recordaremos con otro gran articulo

0
Reply
0
Francisco Becerra
Mar 2010

Generar recambios nunca ha sido fácil, menos aún, dejar conformes a a quienes no comparten dicho recambio. Pero bueno, es el espiral de nuestras vidas.

Buen artículo, inteligente análisis y entretenido foro. No perdamos nunca las ganas de debatir, es fundamental para seguir haciendo cambios.

0
Reply
0
Demian Domenech
Mar 2010

Me llama poderosamente la atención cómo, semejante empresa (Apple), fabrice productos tan inútiles e incompatibles con la vida diaria, realmente es inexplicable

0
Reply
1
Paula Sasso
Mar 2010

Mas alla del articulo, que me parece muy bueno, creo que con el ipad pasa como con todo lo de Apple: critican y critican, pero despues salen miles de imitaciones. Que el genio siga creando y los burros criticando y copiando.

0
Reply
2
Miguel Soliz
Mar 2010

De hecho, algunos puntos de comparación son válidos incluso para otros gadgets y otras tecnologías de nuestra generación. Si de pronto toda la humanidad desaparecería y llegarían nuevos habitantes fácilmente decodificarían esas viejas tabletas y los jeroglíficos y toda aquella comunicación de la antigüedad... Pero los CDs, el Internet, y toda nuestra información actual se perdería, si no para siempre, por un muy largo tiempo...

0
Reply
0
Dom Papi
Mar 2010

Es un producto que me parece se autocensura y que deliberadamente se decidió hacerlo un producto precario en el que el productor y no el usuario decide que hacer y no hacer con la herramienta. El usuario se anonadará con la segunda versión con un SO de verdad, un formato actual, no el 4:3 que usa la pantalla, etc. y tal. Esta vez se olvidaron del usuario y es forzado a tolerar la voluntad de la productora.

0
Reply
0
Hernando Salamanca
Mar 2010

muy buen articulo... en cierto modo comparable como lo ves.. y cada uno cubriendo necesidades q para la época eran indispensables... gracias

0
Reply
0
Jethro Garcia
Mar 2010

Buen invento, pero sólo hasta ahi, ya que como nos platicas no es mas que otro refrito tecnologico que por su premura inventive nos ofrece un aparato escaso de cubrir las necesidaes mas amplias y ya basicas que hacen del hombre actual un dependiente tecnologico.. interesante articulo...!!!

0
Reply
0
Ricardo Aliaga
Mar 2010

Necesariamente estamos en la era donde nos invade la tecnologia de una u otra manera, nos busca , nos encuentra, nos persuade. Si bien es cierto Apple cada vez lanza al mercado innovacion tambien necesitamos mencionar con pinzas que nos hace la vida «más complicada» (no sabemos que comprar). El iPad si bien es cierto tiene muchas limitaciones pero tambien tiene muchas ventajas; la ventaja de poder tener a la mano tecnología pura.

0
Reply
0
Barbara Ordaz
Mar 2010

me gusta el articulo, esta tecnologia en determinado teimpo tendra mejoras tiene pro y contra como todo pero al final ya esta expuesto a nosotros, solo espero que en un futuro sean mas pros que contras sobre todo por la educacion y la ecologia.

0
Reply
0
Rafael Ruiz
Mar 2010

Estando de acuerdo, con ustedes, me atrevo a decir que ya era hora que alguien materializara esta idea, a mi me habría encantado tener una de estas para la escuela, (sin mencionar lo del precio) y es que hoy en día muchos no ven el uso práctico de estos sistemas, sólo ven la parte superficial, el entretenimiento, que no estoy en su contra, pero ya va siendo tiempo de darle cabida a lo que realmente importa, a muchos no les gustó, claro, puede ser porque estas personas no son el mercado meta, quien sabe, además aun no sale a la venta, es más que obvio el posible cambio que veremos cuando por fin salga al mercado que cuando se presentó.

0
Reply
3
Luis Enrique Cuéllar Peredo
Mar 2010

Me pareció un artículo interesante, más sin embargo no coincido en la conclusión que dice «el sustrato material de la información es en cierto modo despreciable» ya que en ambas «tabletas» fue precisamente el sustrato material el que permitió a sus respectivos creadores lograr un producto adecuado, es decir, una tableta de metal y plástico no serviría para escritura cuneiforme, sería complicado grabarla, y un iPad de arcilla tampoco funcionaría ya que no podría almacenar datos electrónicamente, yo creo que el ingenio en ambos casos también está en que materiales se usaron y como fueron usados.

0
Reply
5
Susana Machicao
Mar 2010

Coincido con Guadalupe y Héctor. Yo creo que estamos frente algo que podría ser aplicable a la educación y podría ser revolucionario. No es la como introducción del iPhone, no para tráfico ni crea sobre excitación. Recuerdo una nota en una revista que decía del iPod «algo que no necesitas pero que definitivamente quieres tener», yo creo que el iPad, o el concepto mismo de la tableta, se convertirá de uso muy frecuente.

0
Reply
0
Guadalupe Eugenia Nogueira Ruiz
Mar 2010

Me parece más que útil. Yo le cambiaría el nombre para separarnos de las connotaciones mencionadas. Como todos los «artilugios» o «artilujos» dependerá de la necesidad que cubren para que sea una cosa u otra. En lo personal, a mí me será de gran utilidad. Esperaremos a que se compruebe, se popularice y baje de precio. Vamos a reducir el consumo en ocasiones desmedido del papel, de que será una nueva revolución, lo será.

0
Reply
12
Manolo Luis Escutia
Mar 2010

dos cuestiones. Una la innovacion de iPad de Apple, que a muchos tiene como uno de los grandes logros tecnológicos. Otro, el que se nos traiga la historia de la tableta mesopotánica. Gracias a Joan, uno de los grandes del diseño, es que nos enteramos de las grandes conexiones que hay en la historia . Mao solía decir que había que tomar el pasado para hacer el presente. Seguramente Jobb se enteró de esta cita.

0
Reply
0
Hector López
Mar 2010

Lo que hace diferente a Mac es que ahora todos estamos hablando de lo que hace o no su producto, yo sólo creo que deberíamos recordar que «IPODs» existieron antes y después del desarrollado por Mac, de cientos de marcas y hoy casi es un genérico de la música de bolsillo. Así que esperemos un poco, tal vez estamos parados frente al nuevo formato de libros de texto es escuelas, universidades y desde luego de nuestro periódico dominical.

0
Reply
0
Carla Brusset
Mar 2010

Desafortunadamente, considero que el ipad es una tableta q ya existía, sólo q esta, es producida por Mac, desafortunadamente en mi opinión, no hay una gran aportación tecnológica, ni como medio de comunicación y soy usuario Mac.

0
Reply
5
Susana Machicao
Mar 2010

Probablemente el producto no está del todo diseñado para la compresión latinoamericana, en el sentido del uso y la proliferación de los libros electrónicos y opciones alternativas de llevar una biblioteca bajo el brazo. Tampoco es sólo eso, el aparatito hace mucho más. No es una computadora, jamás penso serla. Así que si buscas una portátil, pues mejor comprar otra cosa. Alguien aquí en La Paz me dijo: Quien no comprende y descalifica al iPad, es que primero no es un usuario de Mac y segundo tiene menor desenvolvimiento tecnológico y capacidad de adaptación a las nuevas maneras de comunicación

0
Reply
6
Luis Montero Hernández
Mar 2010

La reseña sobre IPad lo sabía sin necesidad que nadie me lo dijera. El asunto de la tableta de arcilla es un agradable dato. De ahí en fuera, creo que aún se pudo haber dicho cosas que ralmente nadie reflexiona. Saludos.

0
Reply
0
Juan Morales
Mar 2010

Excelente artículo (viniendo de Costa no es de extrañar). Me gusta el mucho tacto que tiene para evitar caer en la típica polarización «pro o anti-mac». Sobre todo me encanta (y me sorprende) la analogía entre la iPad y las tablas de arcilla de Mesopotamia que Costa descubre y analiza... y comparte con nosotros.

0
Reply
1
Paulina Castillo
Mar 2010

En términos ecológicos y económicos estos productos tienen muy poco, siempre sacan versiones nuevas y más completas, todas las versiones tienen sus respectivos implementos, apple se destaca porque de cada producto para hacerlo completamente útil requieres comprar aparatos extra, cable firewire, usb, etc. Son seductores y sofisticados, pero efímeros, al término de dos o tres meses, desechables, no han sido diseñados para darles un UPDATE, simplemente porque si se lo hace el círculo del consumo se desacelera.

0
Reply
0
Pablo A. Poveda
Mar 2010

me uso a aquellos que elogiaron éste articulo, en verdad es muy bueno. «Nada nuevo hay bajo el sol» y «el tiempo es un espiral que da vueltas». El diseño es la inventiva de crear nuevas cosas, pero tambien el rediseñar. Y éste es un ejemplo de un rediseño con éxito, a pesar de sus más de 5000 años. Y tan solo el tiempo confirmará todo el potencial del iPad, asi como el tiempo demostró el potencial y la importancia del aquella «tableta digital» mesopotámica.

0
Reply
0
Iohann Vargas
Mar 2010

Creo que este ipad es otro artilugio, necesitamos tecnologías que ayuden al progreso de las personas, no otro juguete caro que se compra para «estar a la moda», es como un par de adidas o pumas, etc.

0
Reply
205
Gabriel Meave
Mar 2010

Joan nos indica, con traviesa sonrisa, que nada nuevo hay bajo el sol, y que unas IDEAS se copian de otros, sobre todo en su FORMA. Como éste artículo, hay pocas cosas realmente originales, ¿verdad, Joan?

Tal vez lo interesante es justamente el formato de tableta y nuestra relación física con el mismo. Tamaño, modo de sostenerla, manipulación digital (me refiero a los dedos). La tecnología ha cambiado en estos 5,300 años, pero nuestro cuerpo no. Ahí está la simplicidad y el acierto de Jobs que, como el viejo Job mesopotámico, sostiene ahora su propio libro en forma de tableta.

0
Reply
0
Ricardo Alonso Cuellar
Mar 2010

Tal vez se le quiera pedir más peras al olmo. Me parece que para entrar al mercado de las tabletas lectoras de contenidos digitales es suficiente. Es más, les pone un punto muy alto.

Otros querrán que lea el Tarot y otros que guie la compra de acciones en la bolsa y otros que...

Me parece acertada la apreciación de «histeria mediática» al respecto. ¿Es mucho pedir que se valore en lo que si misma se propone? Y ver mas bien, por ejemplo, si en términos del diseño se supera o no lo que ha sido una barrera para los lectores en cuanto a las cualidades o exigencias tipográficas?

0
Reply
0
Yeray Santana Aleman
Mar 2010

Innovar en algo no significa renunciar a inspirarte en algo antiguo, es más me parece idóneo que tengan tantos parecidos, ya que eso de muestra que su función cumple los requisitos mínimos.

Todo lo demás es demagogia y rabia por no haber podido tener esa gran idea, a mi me gusta el iPad y también me gusta las ideas de Jobs aunque a otros no les guste tanto...

0
Reply
0
Daniel Cifuentes
Mar 2010

Genial la portada del «The Economist»! Muy buena nota también, pero el iPad... soy usuario de productos Apple, y a mucho orgullo, pero este producto no me ha llamado la atención en lo absoluto.

0
Reply
0
Andrés Bramson
Mar 2010

no hay nada nuevo bajo el sol; simplemente hay algunos iluminados que pueden re-interpretar el mundo que los rodea mejor que otros. y que bueno que sea así.

0
Reply
18
Jesús Mª Pineda-Patrón
Mar 2010

Probamos que el intertexto hizo esta travesura...

La originalidad no existe, ¿cuando lo creeremos firmemente?

Existe la innovación, eso es dis-tinto.

¡Qué buen café! ¿no?

Jesús Ma, Chulespe

0
Reply
1
Fabricio Micheli
Mar 2010

Jobs se jacta de vender innovación. Y en este caso: innovación de 5300 años de edad! (vaya paradoja). Muy buena la nota!

0
Reply
0
Mª Angeles Fortea
Mar 2010

Muy interesante comparativa, además de gran utilidad para aquellos que nos dedicamos a la docencia de la historia del diseño. Me gustaría apuntar que encuentro a faltar en el artículo de El País la referencia al iMac, quizás el primer producto de Apple que popularizaba la firma entre aquellos que no se consideraban «maqueros». Para los que somos seguidores de la doctrina de Jobs existe Apple mucho antes del ipod.

0
Reply
0
Miguel Angel Gallego Pardo
Mar 2010

bueno, pues yo disiento, sería aburrido, sino ;>). La tableta de apple supone, como su primer ordenador con interfaz gráfico amigable que otros copiaron luego, como el newton que luego devino en palm, y como el iphone, que esta vez se transformó en un icono de la usabilidad, un gran paso en la historia. El Ipad será la primera tableta con contenidos digitales líquidos generados a través de plataformas de gestión de contenidos cross-media. En la revista texturas (http://www.revistatexturas.com/) saldrá dentro de poco un artículo sobre el tema.

0
Reply
0
Andrés Parallada
Mar 2010

Personalmente conservo una reproducción de un recetario médico en escritura cuneiforme, cultura sumeria Nippur, III milenio aC., una simple reproducción en yeso, es de una belleza excepcional, tanto visualmente como al tacto. Por suerte, en las últimas décadas se ha instaurado la tendencia a reconocer que nuestra cultura occidental no es tan innovadora como se creía, p.e.: la serie Mundos Antiguos de la BBC. En una época de tecnofilia, los problemas del iPad son comunes a gran parte de la tecnología aplicada, en síntesis: «La próxima versión sí será buena, gracias por su paciencia».

0
Reply
0
Adriana Patricia Castelmezzano
Mar 2010

Joan, magnífico artículo. Resalto una parte del mismo: Entre dos «tabletas», distantes 5.300 años entre sí, se unen dos extremos del universo de la comunicación humana. Para adentrarnos al primer extremo, para viajar en el tiempo y recorrer esta «distancia» nada mejor que «saborear» el libro de tu autoría: «La Rebelión de los Signos - El Alma de la Letra» (excelente material). Gracias Joan por el conocimiento y los «viajes» que nos permites con tus materiales.

0
Reply
0
Nestor Munar
Mar 2010

Dale Joan. Contando con tantos fieles adeptos Apple/Jobs no tardará en abusar de nuestra paciencia y lanzar dentro de poco el Ipad «recargado». Yo estoy esperando por el.

0
Reply
0
Anuska Ruiz
Mar 2010

Ohh!!Super bueno!

0
Reply
0
Norka Morales
Mar 2010

Joan: simplemente, ¡Excelente!

0
Reply
1
Graciela González
Mar 2010

Joan...Excelente... inteligente... fluído... entendible... concreto... siempre digo que las palabras enamoran y nutren la vida... y este es el caso...

0
Reply
0
Jacinto Gutiérrez
Mar 2010

Que gusto leer un artículo sobre diseño y no bostezar. Excelente. Muchas gracias.

0
Reply
2
Huriata Bonilla Peña
Mar 2010

La relación sarcástica que haces es bastante buena, con ese humor refinado aunque hay que decir la verdad, no es que el iPad sea bueno o malo, sino que desde años antes Microsoft ya había creado e investigado el hardware como tal, la diferencia es que Jobs hace las cosas «bonitas» con su mercadeo monstruoso.

0
Reply
0
Alejandro Barrero
Mar 2010

Gran artículo y genial comparación. Importante aclarar el punto en la conclusión sobre el hardware y el software. No todo el software se está volviendo más costoso, ejemplo de ello la suite de Microsoft Office que sigue perdiendo terreno frente a Google Docs. Tanto el hardware, el software y la información como en el caso de la tableta de arcilla están siendo revolucionados por el concepto de lo «libre».

0
Reply
0
Lucía Borjas
Mar 2010

Muchas gracias por este artículo Joan! Claro como estamos en occidente no sabemos que hay tabletas en China que le dan muchas patadas a la Ipad, puesto que tienen USB, cámara, más capacidad de memoria. Apple ha descubierto de nuevo el fuego con una parafernalia mundial y un diseño exquisito...

0
Reply
0
Analia Noemí Delgado
Mar 2010

Muy bueno el artículo!!!! y quiero resaltar una de las cosas escritas: «La arcilla es gratuita, abundante y a disposición de todos; y todos podían producir esas tabletas y utilizarlas. Además eran ligeras. Móviles. Cien por cien ecológicas. Económicas, porque no necesitaban energía para funcionar». estas cosas son las que la era digital del siglo XXI no podrá superar a la otra era digital.

0
Reply
0
Alex Pérez Toledo
Mar 2010

Caramba! Señor Costa. Me declaro FAN.. Solo alguien tan experimentado y con una vision tan amplia encuentra este simil entre el genesis y la actualidad de la comunicacion. Y el objetivo, a fin de cuentas , viene siendo el mismo 5300 años despues. Enhorabuena y gracias por este articulo!!

0
Reply
0
Daniela Zeckua Curiel
Mar 2010

Interesante «comparación» entre dos objetos, una milenaria, y la otra del siglo XXI. Ahora quiero una iClay!!!

0
Reply
6
Juanjo Gana
Mar 2010

Excelente nota!

Interesante lo del iArcilla... (o el iClay, en inglés).

Grande Joan Costa! para mi gusto, el mejor autor sobre comunicación, cultura y diseño.

0
Reply
13
Felipe Covarrubias
Mar 2010

«Es el espacio-tiempo de la comunicación visual desde su mismísimo inicio hasta hoy». Creo que esta frase del profesor Costa resume su admirable discurso. Para la generación de los 40´s, nos (al menos a mí) resulta difícil razonar sobre estos temas. Este artículo me ha aclarado mucho el pensamiento sobre el cálculo, la digitalización y el uso, además del abuso de estas herramientas de los tiempos modernos.

0
Reply
5
Alfredo Texis Michicol
Mar 2010

pues bien q

0
Reply

Upcoming online courses

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019