Qué es el diseño mexicano

Una larga lucha interna entre lo bonito y lo funcional.

Retrato de Israel Basurto Israel Basurto Ciudad de México Seguidores: 23

Opiniones:
15
Votos:
48
Compartir:
Ilustración principal del artículo Qué es el diseño mexicano

«Las diferentes sensaciones de contento o disgusto descansan, no tanto sobre la condición de las cosas externas que las suscitan, como sobre la sensibilidad peculiar a cada hombre para ser grata e ingratamente impresionado por ellas».

Emanuel Kant.

Lo bonito es agradable, pero no es bello, porque lo bello es estético y validado precisamente mediante experiencias estéticas, estudiado a su vez desde la teoría del arte.1 Por el contrario, lo bonito, siendo el diminutivo de «bueno»,2 refiere a términos someramente subjetivos. La validación no va más allá del gusto personal. Me propongo mediante este texto invitar a reflexionar acerca de la identidad visual en México. ¿Cómo se vive?, y, sobre todo ¿cómo se traduce en la práctica del diseño mexicano? ¿Qué rol deben cumplir el diseño y los diseñadores en México?

Comencemos por preguntarnos ¿Qué entendemos por diseño mexicano? Valdría la pena revisar la historia. La exposición temporal «Fuimos modernos»3 en el Museo de Arte Moderno en la Ciudad de México nos ofreció indicios a la respuesta, introduciendo el concepto de «Diseño hecho en México», diferenciándolo como lo correspondiente al diseño ideado, construido y producido en México. Exaltaba el sentimiento nacionalista cobijado por una política de sustitución de exportaciones que promovía el consumo de lo fabricado en el país por encima de lo extranjero.

Lo anterior se enmarca entre 1940 y 1970, periodo de modernidad conocido como el «milagro mexicano», por el desarrollo económico y tecnológico que lo caracterizó. La época coincide con 1968, año altamente relevante para la consolidación del diseño en México tras ser sede de los XIX juegos olímpicos. El proyecto identitario para aquel evento representó un avance significativo en materia de diseño para un país. El gran éxito del trabajo comandado por Ramiro Vázquez4 tuvo como corolario una explosión de nuevas carreras de diseño por todo el país, que hasta entonces sólo contaba con una única licenciatura en diseño en la Universidad Iberoamericana.

Innovación, creatividad y modernidad eran entonces «la santa trinidad» rectora del quehacer del diseño, pues resultaron los caminos por los cuales se rastreaba la identidad nacional y se buscaba encontrar significados de lo mexicano a través de lo producido en el país. Ese trabajo se afianzó con la implementación del símbolo «Hecho en México»5 en 1970, insignia establecida para los productos nacionales por el Gobierno de la República a través de la Secretaría de Economía. Sin embargo, con la supresión de la política de sustitución de exportaciones y posteriormente la entrada del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en 1994, el capital económico, intelectual, industrial y tecnológico del país se redirigió al nuevo modelo neoliberal al que México adhería. El diseño tomaría un rumbo más apegado a los requerimientos globales que a los propios y particulares.

Dentro de un modelo globalizado, las oportunidades de desarrollo industrial en México quedaron supeditadas al desarrollo transnacional en territorio mexicano, y con ello surgió una brecha semántica extraña, entre «diseño hecho en México» y «diseño mexicano». La principal diferencia es que el primero se refiere a lo manufacturado en el país para productos extranjeros, contrapuesto a lo producido en el país para empresas y/o marcas nacionales. Con el tiempo, el rol del diseño dador de innovación y desarrollo de identidad nacional fue siendo desplazado por el de una disciplina reproductora de identidad transnacional.

¿Entonces que es el diseño mexicano? A priori se observa como un problema más filosófico que pragmático. ¿Hay diseño mexicano? El diseño mexicano (y la economía del país en general) sufrió los estragos de la guerra fría al adherir a un bloque económico que no empataba con su realidad. Por lo tanto, alejarse de la propia identidad fue la consecuencia.

Analicemos el caso reciente del rediseño de la marca país Argentina, elaborado por FutureBrand6 para comprender un poco mejor a qué me refiero cuando digo que México perdió su identidad en su búsqueda del primer mundo. El 9 de Marzo de 2018 el gobierno de Argentina presentó la renovación de su marca país, presentándola bajo el argumento de «contribuir a la producción de mensajes cohesionados, claros y que coadyuven al éxito y buen desarrollo de la misma a nivel nacional e internacional».7

La presentación de tal cambio causo muchas opiniones encontradas, enmarcadas precisamente por el tema de la identidad. Se dijo que la marca es tan simple y abstracta que carece de una conexión directa con el país. No es casualidad, incluso el representante de Future Brand para hispanohablantes, refiriéndose a los objetivos del encargo, menciona que «durante el proceso de trabajo el foco estuvo en audiencias externas, las vinculadas con el turismo, la promoción de exportaciones y la atracción de inversiones». Por lo anterior, podemos deducir que los objetivos se cumplieron, aunque resulta paradójico pensar que se diseñó la marca de un país dándole mayor prioridad al exterior que al interior.

Algo similar sucedió en México, pues persiguiendo la ilusión de ser una economía transnacional, los esfuerzos por construir identidad se concentraron mayoritariamente en el exterior en lugar de ahondar en el interior. Quedaron así muchos huecos en el diálogo diseño-persona. La nula educación estética, la violencia estructural en la que los ciudadanos se desarrollan, la decadencia de la enseñanza de diseño, entre otros factores económicos y culturales, provocaron que el reconocimiento del diseño como pieza clave de desarrollo económico-social nunca más regresara. Hoy en día es más fácil para el gobierno contratar a diseñadores extranjeros para proyectos del interior (como ocurrió con el diseño señaletico de la más reciente línea de Metrobus, ciudad de México),8 que voltear a ver el capital intelectual en alguna de tantas escuelas de diseño que tiene el país (hay al menos una universidad que imparte la licenciatura de diseño gráfico en cada uno de los 32 estados de la república).9

En este punto es difícil conceptualizar qué es el diseño mexicano. Sin embargo, sí podemos rastrear indicios de lo que podría ser en términos de identidad, aquello que representa gráficamente la vida social de un individuo como miembro del país: hablo de la gráfica popular mexicana.

En su artículo «¡Viva México!»10 Victor Margolin habla de cómo actúa la identidad gráfica latina en Chicago, siendo esta una representación del sentido de pertenencia de los chicanos (ciudadanos estadounidenses de ascendencia latina) y migrantes de origen Mexicano en Estados Unidos. Es preciso recuperar tal análisis para reflexionar sobre cómo nos percibimos los mexicanos en nuestra búsqueda de identidad.

A Margolin le resulta curioso que la mayoría de la gráfica que busca generar identidad mexicana no sea realizada por diseñadores gráficos. Se puede encontrar un amplio catálogo de imágenes más apegadas a lo bonito que a lo funcional. Así, los motivos de la mexicanidad se alejan de los cánones que se enseñan en escuelas de diseño.

Al caminar por las calles en México encontraremos el mismo ejemplo que Margolin observa; fachadas, letreros, toldos, entre otros soportes gráficos realizados bajo nociones de gusto y subjetividad afectiva que sólo representan a quienes las realizan o quienes las encargan. Un gran acervo de esto lo podemos encontrar en el libro Sensacional de diseño mexicano,11 una amplia colección de gráfica popular que podemos encontrar, no en galerías o bazares de diseño, sino en la calle: centro vibrante de la vida social.

Como podemos observar, la identidad en la gráfica mexicana va directamente relacionada con el sentido de pertenencia y el gusto. La aprobación de la gráfica por parte del público en depender de qué tan bonito le resulta. Es un hecho innegable que se comprueba fácilmente en la práctica y nos plantea más preguntas; En un país donde no basta con que el diseñador justifique su trabajo, importa más las cualidades figurativas y emocionales, ¿cuál es el papel de los diseñadores? Dado que, nos enseñaron a presentarnos como personas expertas en comunicación visual, ¿Tenemos que decir a las personas que su gusto no cuenta porque no está educado?

Como reflexión, quizá el verdadero reto de quienes nos dedicamos al diseño en México no es «educar al cliente» para que acepte nuestro trabajo sin oponerse como una nueva forma de colonización, sino todo lo contrario. Considero que nos corresponde educarnos con el contexto nacional, abrazando nuestra identidad en el día a día, estudiar el efecto de la gráfica popular para poder redescubrir lo que nos define. Margolin plantea que esta forma de gráfica no academicista constituye una forma de resistencia a la constante apropiación de la cultura mexicana por parte de las grandes empresas internacionales. Valdría la pena seguir resistiendo en la búsqueda de lo nuestro, ahora también desde la academia, pues no podemos hablar de diseño mexicano si aún no sabemos definir qué es el diseño mexicano.

Retrato de Israel Basurto Israel Basurto Ciudad de México Seguidores: 23

Opiniones:
15
Votos:
48
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
  1. García Antonio, Lo bello, lo bonito y lo sublime. Diario español de la República constitucional (2017).
  2. Definición de bonito en definicion.de
  3. Exposición temporal en el Museo de Arte moderno de la Ciudad de México sobre diseño en México entre 1940 y 1980 (2018) toda la información vertida en el presente ensayo relacionada con dicha exposición fue recuperada de la cédula curatorial e introducción a la misma mayormente. En general, la información recabada refiere a la investigación de 10 años que hace el museo en colaboración con Design Week México
  4. Para recorrer más a profundidad el tema se puede revisar la Revista Creación y Cultura, núm. 1, (1999) Entrevista al Pedro Ramírez Vázquez por D.I. Sergio Rivera Conde y la Memoria oficial de los Juegos de la XIX Olimpiada publicada por el Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, México, 1969.
  5. Entérate, historia y modificaciones del logotipo Hecho en México, en El Universal Diario (2017).
  6. FutureBrand una consultora de diseño internacional.
  7. Chalú, Ana, Qué dicen los creadores de la nueva Marca Argentina» (Abril 2018).
  8. Metrobus L7 reforma en PDF (2017)
  9. Instituciones que imparten la carrera Diseño Gráfico.
  10. Margolin, Victor. ¡Viva México! (2004).
  11. Mena, Juan Carlos. Sensacional de diseño mexicano (2001).
Código QR de acceso al artículo Qué es el diseño mexicano

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 14/01/2019

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Miguel Núñez
0
Miguel Núñez
Hace 7 meses

Gracias Israel por un artículo tan bien articulado, me inspira y hace reflexionar mucho sobre nuestro papel como co creadores del imaginario social. En mi caso aplicándolo en la gestión de marcas por ejemplo, donde la aplicación del diseño a veces refleja más una aspiración social de conceptos globalmente aceptados que una genuina expresión del mexicanismo sin caer en los conocidos estereotipos, algunos ya sobrexplotados por las mismas marcas («El orgullo de Barrio o lo irreverente o lo cañero-cool o lo muy mexican kitch) que finalmente las Grandes marcas no aprueban o contratan por riesgo a alejarse de la estrategia global y no ser del todo bien ejecutado, conceptual ni gráficamente. Estudiaré las fuentes que compartes, muchas gracias. Gracias, MAN

0
Responder
Retrato de Blanca Miriam Granados Acosta
1
Blanca Miriam Granados Acosta
Hace 7 meses

Hola me parece más que importante que gente tan joven esté preocupándose por buscar teorías, definir, encontrar y sobre todo escribir.

El problema que tiene el diseño en México, además de la falta de desarrollo de tecnología, es la dependencia cultural, económica, política, otra respecto de Estados Unidos de Norte América y por una larga historia colonial que arranca desde el siglo XVI.

La misma UNAM tiene en su institución una área que se llama FAD, Facultad de Artes y Diseño. El orden de los elementos indican que se considera en importancia y jerarquía al arte y luego al diseño, siendo este ultimo un apéndice del primero. Revisar las tesis doctorales de Diseño puede dar una perspectiva de la investigación que se esta haciendo.

Eso en cuanto a la academia, luego viene el ámbito profesional, dominado por agencias de publicidad y diseño el mercado, son también filiales de corporativos de transnacionales, donde las marcas y firmas son dictadas y determinadas desde el exterior, solo adaptándose a lo local.

Seguir robando la identidad a los grupos originarios, es otro problema, Zara y Pineda Covalin entre muchos otros, enfrentan diversos problemas por el uso de signos y símbolos de los pueblos americanos.

México es un país multicultural, no hay una sola identidad, con hablantes en varias lenguas, diversas costumbres y enormes ciudades cosmopolitas.

De esta variedad vale hablar de la necesidad de promover y desarrollar un diseño mexicano, tiene que haberlo? es necesario?

0
Responder
Retrato de Israel Basurto
23
Israel Basurto
Hace 8 meses

FE DE ERRATAS:

En el tercer párrafo se lee: "El gran éxito del trabajo comandado por Ramiro Vázquez..." el nombre no es correcto, debiendo decir "Ramírez Vázquez"

0
Responder
Retrato de Juan Carlos Rangel
5
Juan Carlos Rangel
Hace 8 meses

Yo creo que el diseño mexicano es un ente gigantesco que vive, respira, se reproduce y se transforma, esta necia necesidad de querer definirlo resulta ser una actividad ociosa que nos mantiene reciclando clichés.

0
Retrato de Israel Basurto
23
Israel Basurto
Hace 8 meses

Comparto totalmente que nuestra disciplina es viva y en constante evolución, sin embargo disto de calificar a la necesidad de estudiar y teorizar sobre nuestro diseño como "necia u ociosa" En mi opinión, lo que nos tiene reciclando clichés es precisamente el no saber de qué hablamos cuando decimos "diseño mexicano" creo que seguimos en el vacío semántico que nos dejó el TLC; a falta de una teoría que sustente, caímos en una paradoja donde el diseño mexicano, en realidad es diseño "hecho en México".

0
Retrato de Juan Carlos Rangel
5
Juan Carlos Rangel
Hace 8 meses

Por cierto, en el título te faltan los signos de interrogación o quitar la tilde a la palabra "qué".

0
Responder
Retrato de Jorge Vázquez Sánchez
0
Jorge Vázquez Sánchez
Hace 8 meses

El diseño en México está por puros cuates en el mercado nacional. La escuelas de diseño nunca han pensado en realizar una propuesta de diseño desde la visión del mundo o cosmovisión de una determinada cultura, implica muchos aspectos que habrá que tomar en cuenta: históricos, geográficos, sistema simbólico, arquitectura, tecnología, conocimiento, filosofía, etc., con el objeto de tener una visión abarcadora de ese mundo cultural. Recrear con lo propio y lo extraño; diseñar con lo nuestro y lo ajeno;¿por qué no?, proponer una escuela auténtica, que nos represente al tomar el universo cultural ñuu savi (mixteco) como fundamento y, a partir de ahí generar productos con un nuevo estilo de diseño.

0
Responder
Retrato de Isaac Acosta Fuentes
2
Isaac Acosta Fuentes
Hace 8 meses

Pedro Ramírez Vázquez, como bien se encuentra escrito en la nota 4. No Ramiro Vázquez.

1
Retrato de Israel Basurto
23
Israel Basurto
Hace 8 meses

¡Gracias por la corrección! No sé como no me percate a tiempo. Haré lo pertinente.

Y Gracias por leer :)

0
Responder
Retrato de Ángel Roca
0
Ángel Roca
Hace 8 meses

En mi opinión, el gran problema es la preferencia casi sistematica de lo extranjero sobre de lo nacional, como si solo por ser de fuera le diera esa superioridad en calidad.

2
Responder
Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
554
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Hace 8 meses

El problema son el diseño mexicano es que hay muy poco que diseñar, la mayoría de las empresas y productos son extranjeros y estos ya llegan diseñados, en tecnología y gráficamente. Se habla de innovación, de tecnología de punta, pero todo eso nos llega ya innovado, creado, diseñado. Se puede hacer un recuento para ver cuantos productos en el mercado son mexicanos, cuantas empresas, bancos, negocios. ¿hay aquí autos, lavadoras, refrigeradores, celulares con tecnología de punta? ¿aportamos tecnología, diseño? en realidad a nuestro país no se le permite el desarrollo de diseño y tecnología de productos propios. Ya lo dijeron en USA, no queremos otro Japón al sur de nuestra frontera, la tecnología deben comprarla de nosotros. Nuestro papel es la producción y venta de materias primas. Hay que mirarnos a nosotros mismos tal y como estamos, tal y como somos y no estarle dando vueltas a lo que está tan claro. Tampoco somos los únicos en latinoamérica que solo somos productores de materias primas y muy poco de innovación y tecnología. Todo está determinado así, la tecnología y ciencia tenemos que adquirirla de afuera. La publicidad, los empaques, se hacen básicamente en el extranjero y pasan por agencias extranjeras, porque todo viene en paquete. El diseño mexicano queda reducido a lo artesanal, a lo turístico y a contados productos producidos o enlatados con tecnología extranjera. En cuanto a contratar diseñadores extranjeros, es una cuestión de inseguridad, son proyectos "grandes" que a los políticos o empresarios les da miedo que el diseñador habitual no pueda con el paquete, traen a un extranjero cueste lo que cueste, aparte que sirve para justificar sobreprecios y la corrupción. Pocos diseñadores latinos pueden tener el prestigio, el currículum, el portafolio de trabajos de diseñadores extranjeros que cobran en dólares. En México llamamos malinchismo a la preferencia por productos, tecnología, diseños e ideas extranjeras y eso está muy arraigado en todo tipo de diseño.

6
Retrato de Juan Carlos Rangel
5
Juan Carlos Rangel
Hace 8 meses

Completamente de acuerdo Joaquín, el diseño bien depende directamente de las actividades económicas, tecnológicas y de desarrollo en general y gracias a acuerdos oscuros como los tratados de Bucarelí, en nuestro país se limita el desarrollo, por ende el diseño mexicano se vuelve una actividad que yo veo ubicada a nivel local más que otra cosa. En cuanto al tema de los gobiernos que contratan extranjeros para promoción, obedece más a amiguismos o negocios que a falta de talento nacional.

0
Retrato de Salvador Sánchez
0
Salvador Sánchez
Hace 8 meses

Estimado Joaquín, no había leído sobre el tema un comentario con tanta claridad y lucidez al respecto. Gracias por compartir de su experiencia.

0
Retrato de Israel Basurto
23
Israel Basurto
Hace 2 meses

El problema, Señor Joaquín, es que observa el panorama de manera limitada, ignorando todo lo susceptible de ser diseñado que, como bien escribió Victor Margolin, son problemas que rebasan incluso a los propios diseñadores. En el contexto que plantea donde todo ya está diseñado no tendría caso seguir impartiendo programas de dicha profesión, peor aún, si se tratase de sólo diseñar lo de por sí dado por la industria ¿Qué sentido tendría formarse en diseño? o incluso qué sentido tendría que hubiese plataformas como FOROALFA para discutir sobre el tema. En ese sentido, me parece que resulta imprescindible redefinir muchas verdades que damos por sentado. Saludos

0
Responder
Retrato de Eliza Carbajal
0
Eliza Carbajal
Hace 8 meses

Estupendo trabajo, es muy pertinente lo que mencionas al final, no se puede definir al diseñador mexicano hasta entender la identidad, las raíces, saber con exactitud ¿Quiénes somos como mexicanos?

1
Responder

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo El diseñador crítico y la cultura material
Autor:
Nathaly Pinto
Título:
El diseñador crítico y la cultura material
Sinopsis:
Trabajar irreflexiva y predominantemente para programas neutros o antisociales supone la perpetuación de una sociedad caracterizada por las desigualdades.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
23
Opiniones:
8
Seguidores:
12
Retrato de Sebastian Guerrini
Autor:
Sebastian Guerrini
Título:
¿Somos así, o nos hacen así?
Sinopsis:
Desde siempre los estados se han valido de las imágenes para construir conceptos identitarios en el seno de sus poblaciones. Hoy el diseño es protagonista de ese proceso.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
58
Opiniones:
29
Seguidores:
151
Retrato de Milton Glaser
Autor:
Milton Glaser
Título:
Ambigüedad y verdad
Sinopsis:
«Hacer las cosas claras». Suena fácil: identificar la audiencia, comprender sus deseos, apelar a sus intereses, eliminar lo irrelevante y favorecer la «comunicación efectiva». Bueno… es posible que no sea tan fácil.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
69
Opiniones:
9
Seguidores:
555
Retrato de Erik Spiekermann
Autor:
Erik Spiekermann
Título:
Logotipos al paso
Sinopsis:
La oferta de diseño de identidad visual está cambiando. Parece que para algunos la cantidad importa más que la calidad.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
42
Opiniones:
17
Seguidores:
377
Ilustración principal del artículo Audi: ¿mejor o peor?
Autor:
FOROALFA
Título:
Audi: ¿mejor o peor?
Sinopsis:
La prestigiosa marca de automóviles modifica sus signos gráficos. En apariencia los cambios son bastante sutiles, algo que sin duda justifica el debate.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
115
Opiniones:
133
Seguidores:
588
Ilustración principal del artículo Mildred Constantine, pionera en la musealización del diseño gráfico
Autor:
Samuel López-Lago
Título:
Mildred Constantine, pionera en la musealización del diseño gráfico
Sinopsis:
Mildred Constantine realizó una gran labor, logrando que los objetos de diseño penetraran en la órbita de la museología.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
13
Seguidores:
20

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
16 Septiembre

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
30 Septiembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
17 Noviembre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
3 Febrero