¿Por qué a la gente le gusta lo mal diseñado?

No es raro que un cliente rechace el trabajo de un diseñador y al mismo tiempo se conforme con diseños poco profesionales. ¿Es culpa del profesional o del cliente?

Leandro La Mantía Florencio Varela
Followers:
9
Comments:
57
Votes:
62
Compartir:

Parece ser un hecho que la gente aprecia más un diseño no profesional que uno realizado por un diseñador calificado. ¿Se trata de una costumbre arraigada por la abundancia de diseños malos contra la escasez de los buenos, o es que sólo los diseñadores pueden diferenciar entre lo que está bien resuelto y lo que no? En este artículo no voy a revelar esta incógnita, sino que voy a plantear otras interrogantes y así, quizás, entre todos podamos encontrar una respuesta.

A muchos diseñadores, sobre todo los que estamos en vías de formación, nos suele pasar que al presentar un trabajo, el cliente no se sorprende por lo que le estamos mostrando, sino que, por el contrario, manifiesta que lo mostrado no cumple con sus expectativas. ¿Por qué? Esa pregunta resuena en nuestra cabeza, ¿Por qué no le gustó, por qué no se sorprende, por qué no lo aprueba? Si nuestro diseño cumple con todo aquello que nos ha solicitado, comunica lo que debe comunicar, representa lo que debe representar y también es correcto estéticamente, por no decir lindo, aunque el adjetivo lindo no quepa como calificativo para un diseño gráfico.

Y así nos vamos, con un sentimiento de derrota, por no haber logrado convencer al cliente de que lo mostrado era por mucho superior a eso que ya tenía, pero que parece haber sido «diseñado» por alguien que sabe poco de diseño. Pero tampoco nuestro trabajo cumplió con lo que debía cumplir. Seguro será culpa del cliente, que poco o nada sabe de diseño, pero, ¿tiene el cliente que saberlo?

Cuando se consulta a un médico, él nos diagnostica una enfermedad o dolencia y nos receta un tratamiento. ¿Y por qué vamos al médico? Porque nosotros no sabemos de medicina, si tuviéramos ese conocimiento no haría falta visitarlo. En todo caso sabemos que una aspirina disminuye el dolor de cabeza o que la vitamina C sirve para aliviar los resfríos, pero seguramente no sabremos cómo reparar una fractura u operar un órgano interno ni tratar el cáncer. Para eso existen los profesionales especializados.

Los diseñadores también somos profesionales especializados que elaboramos diagnósticos y «curamos», que estudiamos los casos para hacer pronósticos y brindar soluciones. Entonces, ¿por qué suele pasar que los clientes no aprecian nuestro trabajo y prefieren diseños mal realizados; elaborados con efectos mal aplicados; con brillos, sombras y degradados excesivos; con selecciones tipográficas deficientes e imágenes distorsionadas, pixeladas o mal compuestas; en suma, que no cumplen con ninguno de los lineamientos que el diseño gráfico estipula? ¿La falta de reconocimiento profesional del diseño tendrá algo que ver?

Seguramente la mayoría de la gente sabe lo que es un médico y a lo que se dedica, pero no sabe lo que hace un diseñador gráfico o tiene un concepto equivocado de su labor. ¿Lograr el reconocimiento popular del diseño gráfico hará que este problema se solucione?

Quizás se necesite informar más a la gente acerca de lo que sí es el diseño gráfico, sin necesidad de explicar con mucho detalle todo eso que sabemos. Tal vez una posible solución sea proporcionar un panorama general de nuestra profesión. ¿Acaso no sería reconfortante poder decir que somos diseñadores gráficos sin que supongan que nos pasamos todo el día frente a una computadora, usando Photoshop, o que crean que únicamente producimos folletos y tarjetas? ¿No sería realmente agradable que la gente entendiera de qué se trata nuestra labor, lo compleja que puede llegar a ser y lo necesaria que es? ¿No sería conveniente evitar cobrar menos de lo que deberíamos por que nuestro cliente no está al tanto de lo que realmente vale el trabajo y supone que le estamos cobrando demasiado?

Como prometí anteriormente, este texto no plantea soluciones definitivas, sino que expone más interrogantes. Todavía hay mucho más qué preguntarse, hay más por analizar y mejorar, no es poco lo que se debe solucionar.

El diseño gráfico es una profesión compleja,  que no puede ejercerse sin los debidos conocimientos. Si logramos que la gente entienda eso, seguramente obtendremos su respeto, sin necesidad de mirar al cliente desde un escalón más alto, sino situados a la par, para hacer que nuestra labor profesional reciba el reconocimiento que se merece.

Editor: Fernando Rodríguez Álvarez Ciudad de México
Followers:
9
Comments:
57
Votes:
62
Compartir:

57 Comments

Comment

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 17/08/2013.

You may be interested

Sebastián Vivarelli
Idioma:
ES
Author:

Sebastián Vivarelli

Title:

Señalización del Paseo Bolívar de Azul

Share:
Interactions:
Votes:
18
Comments:
11
Followers:
281
Sebastián Vivarelli
Idioma:
ES
Author:

Sebastián Vivarelli

Title:

El cine como espejo del diseño gráfico

Share:
Interactions:
Votes:
159
Comments:
46
Followers:
281
Edgar Navarro
Idioma:
ES
Author:

Edgar Navarro

Title:

Cómo cobrar el diseño y no morir en el intento

Share:
Interactions:
Votes:
98
Comments:
62
Followers:
18
Guillermo Brea
Idioma:
PT
Author:

Guillermo Brea

Title:

O muro das lamentações

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
4
Comments:
1
Followers:
173
Juan Quaglia
Idioma:
ES
Author:

Juan Quaglia

Title:

Debate: Crowdsourcing: ¿sirve o no sirve?

Share:
Interactions:
Votes:
7
Comments:
3
Followers:
0
Ricardo Acosta García
Idioma:
ES
Author:

Ricardo Acosta García

Title:

Brazos, cabezas y piernas

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
9
Comments:
8
Followers:
67
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

0
Paula Lorca
4 months ago

Leandro muy buen artículo, es una situación que me ha ocurrido. Creo que esto tiene que ver también con lo cultural, con lo que los simples mortales (no diseñadores) ven en la calle, consumen y aceptan como válido o verdadero, entonces al momento de solicitar un diseño me encontrado en situaciones del tipo: "Si todos lo hacen así, es el estandar común, bien o mal, y lo quiero así."

0
Reply
1
Juan Alfonzo
Jan 2015

El problema radica en que en Diseño Gráfico no hay leyes que lo regulen (salvo las de "derecho de autor", las cuales no estipulan sanciones tan graves, sólo simples demandas por plagio). A diferencia de carreras como Medicina donde se corre el riesgo de incurrir en "homicidio culposo" o en Contabilidad por fraude y falsificación de cuentas; cuyas leyes sí dictan aun penas privativas de libertad.

0
Reply
1
Flor Acosta
Jul 2014

Si. Me una a esta causa. Por eso es necesario el respaldo de las asociaciones o colegiaturas. Ya en nuestro medio hay. Pero como eliminar definitivamente del mercado a la competencia con diseño con deficiencias visuales con argumentaciones y estudios que despuestren que eso es un ruido visual?. Mayor léxico profesional.

0
Reply
2
Esther Analí Beltrán Meza
May 2014

Coincido en que el primer paso es educar a las personas sobre lo que es el diseño, creo que aquellos que han probado el éxito de un buen diseño y las diferencias de éste con uno deficiente son los mejores testimonios, y es nuestra labor hacer crecer el número de clientes con buenos resultados.

0
Reply
0
Leo Saballos
Mar 2014

En mi país tenemos un dicho: "Ante la indiada no se puede hacer Nada". Es algo muy difícil de entender cuando un cliente prefiere al final colgar un rótulo escrito con plumón que usar el arte increíble que le acabas de diseñar. En principio puede ser miedo del mismo cliente al pensar que una imagen de altos estándares, representa un alto compromiso para este. También puede ser que nuestro diseño no representa su ideología, aunque ésta le represente perdidas. Cada cabeza es un mundo, y desgraciadamente por eso muchos andan literalmente ASESINANDO EL DISEÑO.

Y POR FAVOR! NO REGALEN SU TRABAJO.

0
Reply
2
Joaquin Varas
Jan 2014

En lo personal, pienso que muchas veces no les gusta el mal diseño, sino que sienten la necesidad de ejercer su autonomía sobre el trabajo realizado. Si bien el cliente no sufre física o mentalmente por el dilema del diseño, el siente que algo más esta en juego. Estamos hablando por supuesto de su sentido del "buen gusto". El diseño esta ligado a la estética, los clientes quieren que su sentido de lo "bello" sea tomado en cuenta, aún si este no esta bien formado. No les gusta el mal diseño, solo les gusta ver un pedazo de ellos en el trabajo que por contrato, les pertenece.

0
Reply
2
Alejandro De Althaus
Dec 2013

En la ciudad de Guayaquil ocurre muchas veces que el cliente no esta satisfecho con la resolución de una pieza grafica, esto ocurre muchas veces por el contexto dónde vivimos. En este caso la ciudad de Guayaquil creo que es una ciudad que carece de un nivel cultural y por lo tanto no conoce muchas estéticas adecuadas para los trabajos. Al mismo tiempo es una ciudad en la cual la mayoría de las personas se siente atraída a la estética barroca, y a lo popular.

0
Reply
3
Karen Vargas Ramírez
Dec 2013

Me pasaba todo el tiempo en el lugar donde hice mis pasantías, era un teatro. Preferían las propuestas que traían los clientes, les parecía que era mejor un cartel con elementos por todas partes, con más de 5 tipografías y mucho texto. No entendía, porque y aún sigo sin descubrirlo. A veces pensaba, que tenía que ver el hecho de que quienes estaban a cargo del teatro era un grupo de mujeres ya mayores que no tenían una mirada fresca con respecto al diseño o tal vez que dudaban de mis decisiones gráficas por ser "una pasante sin un diploma".

0
Reply
3
Maria Paula Valarezo
Nov 2013

Justamente hace unas semanas pasé por una situación que pudiera bien servir de ejemplo para este artículo. Había diseñado unos separadores de pagina, que bajo los parámetros aprendidos, sinemabargo al cliente no le parecía «lindo» y pretendía no pagar por mi servicio ya realizado. Definitivamente una situación indignante y en parte desmotivamente. Como diseñadores debemos explicar el porque de nuestros diseños, aconsejo (con mi corta experiencia) a que adjuntemos los bocetos,tenemos que buscar formas donde nuestro trabajo sean entendido por los clientes.

0
13
Diego Ordoñez
Nov 2013

No estoy de acuerdo en adjuntar los bocetos de un desarrollo, sin importar de cual tipo. Al cliente le interesa es el resultado final, y muy seguramente al mostrar todo el proceso, pensara que esos "machotes" no valen lo que está pagando.

Aparte de eso, te recomiendo cobrar SIEMPRE anticipo, de al menos 50%. Así, el cliente tenderá a confiar más en tu profesionalismo y no te dirá "No me gusta, no te pago" y termine contratando cualquier estudiante o familiar.

0
Reply
0
Nadia Jael Ramirez Pareja
Sep 2013

Todavía en nuestra sociedad y cultura tiene arraigado el estilo Barroco y la designa del «horror al vacío» lo cual hace que quieran el exceso de efectos, color, etc. Pero aquí llega una pregunta que siempre me hago si el exceso funciona para el contexto donde uno vive ¿Por qué no diseñamos con exceso? o ¿diseñamos para uno mismo o diseñamos para las personas? Yo creo con el tiempo y sobre todo mostrando que nosotros los diseñadores no trabajamos en si para nuestros clientes si no para los clientes de ellos.

0
Reply
0
En Zaga
Sep 2013

El diseño gráfico no es complejo, algunos lo quieren hacer complejo pero su objetivo es simple: vender y construir marca, pensar que el cliente y/o los clientes de él deban tomar un curso para descodificar un cartel resulta fuera de la realidad, el campo del diseño es la gente «de a pie», y ésta demanda mensajes sencillos y atractivos a su concepción estética (que no es universal). El diseñador diseña para la gente y no para sí mismo.

0
Reply
0
Yohana Díaz Tapia
Sep 2013

No se trata de convencer a tu cliente de lo bien que esta ejecutado el trabajo...si no de solucionar el verdadero problema de tu cliente. Saber que quiere comunicar...que tipo de empresa es....como son sus consumidores...

Eso es mas util que intentar convencerlo acerca de porque tu trabajo es tan perfecto..equilibrado...y bien disenado.

1
Reply
0
Christian Castro Portaro
Sep 2013

Es la situación de cada diseñador día con día , que el cliente no este en un contexto igual que el de un diseñador y no aprecie nuestra labor ,no es problema del cliente ni del diseñador ,si no de una mala cultura que se le ha dado a dado a la profesión ,hay que pensar que tiempo atrás no habían diseñadores que supieran de teorías,color y todo lo demás que forma a un diseñador , si no solo había gente que maquilaba , o era ilustrador,pintor,etc y la gente recurría a esas personas para solucionarles su problema ,siento que hemos ganado terreno a esas costumbres que nos afectan en la actualidad.

1
Reply
4
Katherine Jovel
Sep 2013

Soy estudiante de esta esforzada pero hermosa carrera y me he encontrado en situaciones en las que hasta mis propios catedráticos son bastante predecibles ya que de entrada sé con lo que se llegan a quedar o con que concepto se les convence fácilmente.

Suele pasar también que las personas al saber el costo de tus servicios optan por elegir el de «menor calidad y criterio» por el simple hecho de que representa unos cuantos centavos menos, aunque el producto final sea una completa mediocridad.

Saludos desde El Salvador.

0
Reply
0
Alejandro Bautista
Aug 2013

muy buen artículo, me ayudará bastante, es a nivel global, en algunas partes mas y otras menos pero el diseño muchas veces es mal remunerado, y la gente se va solo con personas que saben usar los programas de la computadora, pero la computadora solo es una herramienta para lograr nuestro propósito, lo que es el diseño está en la cabeza, y en los estudios que se han llevado para lograr una comunicación visual correcta, es como por ejemplo un fotógrafo, cualquiera puede tomar una fotografía, pero no tiene la visión y los estudios del fotógrafo, en el diseño pasa lo mismo.

0
Reply
1
Flor Acosta
Aug 2013

Yo, creó en mi opinión.... que es necesario analizar primeramente al usuario o (cliente), conocer su contexto indicar sobre sus gusto, en cuanto a colores que tipo de imágenes y luego determinar un estilo para luego mostrar dos alternativas y allí presentar y justificar el proyecto o arte. Es necesario tener en cuenta la armonía de colores, por experiencia diría que un arte donde se maneja bien el color creo que no es rechazado.

0
Reply
4
Mauricio Armenio
Aug 2013

En mi opinión es un problema nuestro de comunicación con el cliente. Nos cuesta mucho hacerle ver al diseño como una inversión y no como un gasto, y mientras el cliente vea al diseño como un gasto, va a evitar gastar demás aunque el resultado no sea del todo profesional. En el caso de clientes chicos, esto es siempre así, por ejemplo los locales son los que más caen en esta trampa del diseño barato hecho por gente poco profesional, pero eso no les molesta porque les ahorra algo que consideran un gasto y no les impacta en las ventas.

1
Reply
0
Isaac Rios
Aug 2013

Creo que todo depende del punto de vista de cada persona, pues así como a nosotros con una formacion o ciertos conocimientos podemos de cierto modo crear una critica y crear una diferencia enter un diseño bien elaborado y un «mal diseño»

0
Reply
2
Akra Saiko
Aug 2013

Creo que pseudo o diseñadores sin ética se venden y prefieren ganar económicamente que dejar en claro que su trabajo requiere meditar una estrategia; por otro lado clientes dispuestos a no pagar por «algo» que un adicto a la computadora de 15 años puede haría en 5 minutos casi gratis contribuyen al declive del diseño como profesión.

Es cuestión de hasta donde quiere llegar el diseñador y demostrar que sabe de que «padece» o necesita el cliente y ofrecerle lo optimo y por parte del cliente saber que mas gasto es una inversión que le redituara a futuro gracias a esa estrategia bien pensada

1
Reply
0
Leonardo Barberan
Aug 2013

yo no estoy tan seguro que a la gente le guste lo mal diseñado, o mejor dicho no estoy de acuerdo con el término «mal diseñado», ¿como podemos decir que algo está mal diseñado?, creo que no todos tenemos los mismos criterios estéticos, y dado que la funcionalidad del diseño gráfico es lo que realmente se pone en debate y no el diseño en si mismo, creo que muchas veces los clientes no estan juzgando lo que diseñamos, sino el valor en relación de la pieza creada (es decir afiche, catálogo, etc).

0
Reply
24
Pier Alessi
Aug 2013

Esto es sin contar el cliente que justifica su capricho porque está pagando, y más grave aun cuando no tratas directo con el este o tienes un jefe de unidad que no sabe ni papa del asunto. No se de medicina, sin embargo reclamo sólo cuando no veo la cura prometida ni a largo plazo, entiendo que un cliente no esté conforme pero debe tener argumentos para tal actitud, si pido un servicio y este no cumple con mi expectativa debo justificarlo, es bueno hacer un previo brief dejando en claro de un principio el camino a tomar, si hay cambios fuera de sentido.. adiós cliente.

1
Reply
0
Henbel Faneite
Aug 2013

excelente la analogía del doctor, casualmente la uso con nuestros clientes antes de presentra un proyecto o una pieza comunicacional con el fin de que entiendan la funcionalidad de la profesión, mi opinión es tal cual, como si nuestra profesión no tuviese los mismos niveles de responsabilidad que otras; En síntesis necesitamos invertir tiempo para educar al colectivo sobre la profesión

0
Reply
0
Fernando Flores
Aug 2013

Tal vez el hecho de que el cliente quiere seguir la linea o el estilo que el ve en otros trabajos y no quiere probar cosas que le parescan arriesgadas, o tal vez el ego del diseñador, que piensa que lo que el propone es lo mejor, porque como el es el «experto», se cierra en su idea, sin tener una comunicación con el cliente.

2
Reply
3
Denis Salazar
Aug 2013

En lo que respecta al tema de poner precio al trabajo, creo que hay mucha responsabilidad en los propios profesionales, que muchas veces ni siquiera nosotros estamos segjros de cuánto vale en verdad. Uno puede verificar concretamente el resultado de una operación, pero cueta más medir la eficacia de un diseño cuando no se tiene control de todos los factores que hacen al negocio del cliente.

0
Reply
164
Jorge Montaña
Aug 2013

El problema no es del mal diseño, es de falta de comunicación efectiva y empatía. Si vos logras establecer una comunicación donde lo que decís es lo mismo que tu interlocutor entiende y aprendes a ponerte en los zapatos del otro, por encima del gusto personal no te puede ir mal. El diseñador en muchos casos debe ser facilitador más que autor y evitar siempre que la relación con el cliente se vuelve lucha de egos . Yo sostengo que debemos ser como los buenos sastres, preguntar ,sugerir y volver a preguntar, hasta hacer a la medida

Pero eso es algo que se aprende con la experiencia ya lo verás.

5
Reply
0
Ciro Ramos Burgos
Aug 2013

La pregunta podría ser: ¿por qué lo «mal diseñado» cumple con las necesidades de estos clientes? ¿el gusto del cliente va mas en consonancia con su target, y no con el target del gusto del diseñador? ¿enfrenta el diseñador la necesidad del cliente desde una óptica objetiva, sin reflejar sus prejuicios? Para el cliente diseño rechazado esta «mal diseñado». No es tanto de que exista un patrón de bueno o malo, sino de satisfacer una necesidad del cliente, y todo lo estético cae dentro del gusto, y sobre gusto y colores del cliente quizás no se han formado los diseñadores: moda,gráfico,etc.

0
Reply
0
Janio Isacura
Aug 2013

La problemática no radica en América Latina, es un problema de cultura global. Si muy bien es importante informa globalmente, no es una solución palpable a corto plazo. Como diseñadores, al igual que cualquier profesional debemos hacernos de un nombre y trayectoria, que nuestro trabajo hable por nosotros para cobrar lo que realmente vale nuestro trabajo. Refinar diarimanete nuestra técnica y reforzar nuestro conocimiento como si de una receta se tratara para ofrecer un producto «premium» a cada cliente y que sea digno de llevar nuestro sello. No es fácil ni rápido pero a la larga gratificante.

1
Reply
0
Manuel Alejandro R G
Aug 2013

Un hombre en traje puede cobrar sin mucho ezfuerzo una alta suma de dinero porque inspira solides y profesionalismo, a si no lo sea, y esto es algo que no puede hacer un diseñador profesonal en playera y jeans que es como nos gusta andar por la vida ya sea por estereotipo o religion al diseño. Estamos en una sociedad que vive de las apariencias, hay que aprender a sacarle provecho, eso es conocer al adversario en este caso los clientes (arte de la guerra) «si vendes bien tu imagen vendes mejor tu idea». Esto es un dato que he aprendido en la calle en mi dia a dia como un diseñador «grunge»

0
0
Leonardo Barberan
Aug 2013

si realmente fuera asi, creo que los que venden biblias puerta a puerta serian millonarios, y los que crean interfases que todos quieren esarian por debajo del indice de indigencia.

0
Reply
0
Jose David Vasquez
Aug 2013

La Educación es la pieza fundamental. Es importante realizar charlas en colegios, universidades y al publico en general, sobre que es la comunicación visual, específicamente el diseño gráfico. Si un cliente sabe elegir una buena foto, es por la amplia cultura y cercanía que posee con respecto a la fotografía. Comúnmente el diseñador no le comenta mucho al cliente de algunos conocimientos. Sin embargo, un cliente educado sobre el tema, sabrá elegir que diseño es correcto y que no.

0
Reply
0
Maria Gabriela Uzcátegui Rangel
Aug 2013

Un fumador se ve obligado a ir al médico porque sufre de una neumonía (la situación del paciente es grave con 20 años fumando). El médico alarmado le hace una señal de alerta insistiéndole que debe dejar ese hábito o disminuirá abruptamente su esperanza de vida. Si el paciente esta agonizando hay cierta probabilidad de que deje de fumar. ?Cual sería la grave consecuencia si un cliente paga un diseño mal ejecutado?: Pérdida de inversión, pérdida de dinero, ningún resultado del propósito (vender mas, posicionarse en el mercado etc.) y aumento de los gastos. tenemos una gran responsabilidad!!!

1
Reply
0
Rob Coello
Aug 2013

Muy precisa la analogía del doctor. Tomando tu iniciativa se me ocurre sumar esta otra. Si bien muchas veces recurrimos a un doctor para que nos diagnostique y prescriba, muchas otras veces vamos directamente donde el despachador de la empresa farmacéutica y le preguntamos qué medicamento es bueno para tal dolencia. Nos recomienda alguno que él cree que nos curará, lo compramos y lo tomamos. Nos ahorramos dinero de la consulta médica, nos escapamos de un parlamento en un idioma médico que nunca llegaremos a entender. Eso, a mi parecer, también pasa en el diseño.

1
1
Said Otero
Aug 2013

Estaba pensando exactamente lo mismo...

0
0
Adrian Ortiz
Aug 2013

Claro, también en arquitectura; se notan millones de construcciones hechas por «maistros» albañiles y no por gente profesional; cumple con requisitos de distribución, pero las funciones espaciales y estética siempre es un factor que muy pocas veces o casi nunca se cumple, o en distribución territorial, cuántas veces nos hemos enterado que quienes ocupan esos cargos por el distrito son ocupados por gente que no tiene ni el más mínimo conocimiento en esa materia, o todas las «herramientas simplificadas, con tutorial + crack»; en fin, creo que es un mal generalizado al que hay que salir a flote.

0
Reply
7
Juan Olivos
Aug 2013

Pero además de lo económico a veces por muy bonito que esté el trabajo puede estar desenfocado del interés que tiene el cliente. Lo ideal es que haya un buen briefing, un buen creativo, un buen diseñador, y obvio, un buen cliente, para que trabajen todos en conjunto en el mismo sentido, pero a veces por mala información o por que el diseñador «se casa» con una idea que a él le gusta no funciona para el cliente. Ojalá el cliente diera un buen feedback del por qué no funciona, así uno entiende y mejora al propuesta, incluso saldrán nuevas y mejores ideas.

0
Reply
0
Freddy Cardozo Bonuccelli
Aug 2013

Personalmente me ocurrio muchas veces este tipo de problemas, al cliente le interesa mucho el tema económico olvidandose casi siempre de todo lo demás. El cliente solo quiere mostrar el producto y su logo olvidandose de una estrategia clara para poder alcanzar el objetivo, me gusta mucho la analogía del médico y me hace pensar que muchas veces el cliente no sabe identificar su problema y nosotros tenemos el deber de mostrarselo...

Saludos.

1
Reply
1
Erik Ledesma
Aug 2013

Primer lugar el cliente común no entienden la situación del diseño (por lo tanto no entiende el daño que le hace a su imagen). Segundo la cuestión económica afecta en la elección entre un pseudo diseñador y un profesional. Se endiente que un diseñador cobrara más y ademas el un pseudo diseñadores más complaciente con los caprichos del cliente. Para rematar si los diseñadores no pedimos adelantos de 30% al 50%, así el cliente nunca se va comprometer, ni va saber que es lo que quiere que le diseñen y nos va tener proponiendo eternamente. Por lo tanto hay que explicarle al cliente y cobrarle.

0
Reply
1
Nelson Javier Espejo Mojica
Aug 2013

En realidad pienso que al enfrentarnos al pedido de un cliente, no solo debemos prestar atención a los requerimientos, sino a su entorno, hay que conocer al cliente, ver como se viste, que cuadros tiene en la pared...conocer su estética para poder proponerle algo acorde a su gusto, no importa con que argumentos tratemos de convencerlo que aunque a el no le guste una propuesta, a las personas a las que va dirigidas si, el insistirá en que no le gusta y que nos esta pagando para que hagamos algo de acuerdo a su gusto...me uno a las opiniones de Vladimir y de Julian....

0
Reply
1
Hector Gonzalez
Aug 2013

Los clientes que recurren a diseños no profesionales (en muchas ocasiones hechos por no diseñadores graficos) es porque les estan solucionando su problema de comunicacion superficialmente. Apuesto a que estos tipos de diseño no llevan nada de Semiotica o Teoria del Color, sin embargo el bajo precio de estos es lo que les hace regresar de nuevo y volver todo un ciclo. Sucede mucho en empresas informales o desconocedoras de los Metodos y Tecnicas del Diseño donde solo hay un patron o protocolo para trabajar evitando la creatividad o innovacion.

1
Reply
1
Silvia Calderon Iturralde
Aug 2013

Tomando en cuenta la analogía de ¿Y por qué vamos al médico? es muy cierto nosotros no sabemos nada y acudimos a el, pero también es cierto que nos automedicamos al comienzo y también pedimos segundas opiniones dependiendo del caso.

En el caso del diseño el cliente no esta conciente de la importancia de un buen trabajo para ellos no lo necesitan es solo un adorno, y allí entra nuestro roll de vender y convencer con nuestra idea. en el caso de que al cliente si le guste también entra el problema del precio prefieren irse con un novato a pagar a 1/4 parte.

0
0
Gustavo Quevedo
Sep 2013

Entonces se podria decir que los diseñadores poco profesionales les «quitan el trabajo» a los profesionales solo por una cuestion de precios...

0
Reply
517
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Aug 2013

Habría que preguntarse que es buen diseño o mal diseño. En diseño no se muere nadie, o se alivia. Las consecuencias son poco claras, poco medibles, salvo por estudios más a fondo hechos por sicólogos, o mercadólogos. En medicina si tiene graves consecuencias, aún así nos automedicamos. Lo que muchos empresarios hacen es algo parecido a la automedicación, se «autorecetan el diseño» suponiendo que basta un poco de intuición, algo así como tomarse un té, una infusión, o recurrir a un curandero, o yerbero. Cuando el proyecto requiere «medicina mayor», recurren a especialistas y pagan lo que sea.

3
9
Leandro La Mantía
Aug 2013

El buen diseño es aquel que se hace cumpliendo un objetivo, en nuestro caso, comunicacional, si el mensaje se entiende, el diseño fue bueno. Luego esta el agregado profesional para el que se tiene que poser un amplio conocimiento, resumido: estudiar. En cuanto a lo que mencionas de las consecuencias, tenes razon que por un diseño mal realizado muera un persona, solo podria pasar en caso de que el pictograma de hospital se interprete como tienda de regalos, jajaja, pero eso seria un caso ridiculamente extremo.

0
517
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Aug 2013

Habría que ver si se trata de diseño para comunicar o de diseño para la publicidad. En cualquier caso, no creo que baste que el contenido se entienda para que el diseño sea bueno. Un buen ejemplo es el anuncio de 1984 de Apple, «uno de los mejores anuncios» de la historia, pero que no vendió. Todo mundo lo entendió, era un anuncio contra IBM, (el enemigo real era Windows) pero en ese mismo año IBM PC sentó sus reales. Si el objetivo era solamente que se entendiera el mensaje, podríamos decir que lo hizo bien, si el objetivo era vender e implantar la supremacía de Mac, entonces fue un fracaso.

0
0
Augusto Melgarejo
Jun 2016

Creo que en el caso de Apple (como en todos los demás casos), el éxito depende de muchos factores, entre los principales se podrían contar, la difusión publicitaria (buena o mala), la calidad del producto (convence a la gente que lo usa) y también el diseño gráfico. O sea, que buen diseño no es equivalente a éxito; a buena comunicación sí, pero el éxito, como dije antes, depende de varios otros factores también.

0
Reply
0
Nairi Erupi
Aug 2013

Tal vez la difernecia entre lo que hacemos y lo que hace un médico es muy grande y para quienes no conocen «poco necesaria» entonces no le dan la importancia que se merece. Lo que no saben es que todo, absolutamente todo, a su alrededor tiene algo de diseño. Quizá es por eso que no se dan cuenta.

0
9
Leandro La Mantía
Aug 2013

La diferencia es grande en cuanto a la problematica que trata cada profesión, la salud fisica poco tiene que ver con la calidad gráfica de una comunicación. Pero lo que si se comparte, creo yo, entre ambas es el metodo, investigación, diagnosticación y tratamiento. De todas formas mi comparación va por el lado de la difusión que tiene cada actividad y el reconocimiento por parte de la socidad. Saludos Nairi.

0
Reply
0
Vladimir Oscar William Escobar Bedoya
Aug 2013

¿Si diseñamos para vacas, marranos y gallinas y lo que hacemos «no les gusta», es responsabilidad de los animales de granja educarse en el «diseño» o es responsabilidad del diseñador educarse en la dialéctica de la granja? (Pregunta retórica)

3
9
Leandro La Mantía
Aug 2013

Jajaj no creo que sea tan extrema la distancia entre el cliente y el diseñador, si bien habra cosas que el cliente no entiende o no conoce del rubro, el idioma que se habla es el mismo, yo soy partidario, te habras dado cuenta por lo que expuse en mi articulo, de que es responsabilidad del diseñador difundir el diseño, y no esperar que este se difunda solo. Gracias Vladimir por tu opinion/pregunta

0
0
Vladimir Oscar William Escobar Bedoya
Aug 2013

::)

Saludos Leandro, gracias por contestar (Aunque la pregunta era retórica, sólo la pensé como una reflexión y quise compartirla).

0
Reply

Upcoming online courses

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
6 Agosto

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019