¿Por qué a la gente le gusta lo mal diseñado?

No es raro que un cliente rechace el trabajo de un diseñador y al mismo tiempo se conforme con diseños poco profesionales. ¿Es culpa del profesional o del cliente?

Leandro La Mantía, autor AutorLeandro La Mantía Seguidores: 9

Fernando Rodríguez Álvarez, editor EdiciónFernando Rodríguez Álvarez Seguidores: 219

Parece ser un hecho que la gente aprecia más un diseño no profesional que uno realizado por un diseñador calificado. ¿Se trata de una costumbre arraigada por la abundancia de diseños malos contra la escasez de los buenos, o es que sólo los diseñadores pueden diferenciar entre lo que está bien resuelto y lo que no? En este artículo no voy a revelar esta incógnita, sino que voy a plantear otras interrogantes y así, quizás, entre todos podamos encontrar una respuesta.

A muchos diseñadores, sobre todo los que estamos en vías de formación, nos suele pasar que al presentar un trabajo, el cliente no se sorprende por lo que le estamos mostrando, sino que, por el contrario, manifiesta que lo mostrado no cumple con sus expectativas. ¿Por qué? Esa pregunta resuena en nuestra cabeza, ¿Por qué no le gustó, por qué no se sorprende, por qué no lo aprueba? Si nuestro diseño cumple con todo aquello que nos ha solicitado, comunica lo que debe comunicar, representa lo que debe representar y también es correcto estéticamente, por no decir lindo, aunque el adjetivo lindo no quepa como calificativo para un diseño gráfico.

Y así nos vamos, con un sentimiento de derrota, por no haber logrado convencer al cliente de que lo mostrado era por mucho superior a eso que ya tenía, pero que parece haber sido «diseñado» por alguien que sabe poco de diseño. Pero tampoco nuestro trabajo cumplió con lo que debía cumplir. Seguro será culpa del cliente, que poco o nada sabe de diseño, pero, ¿tiene el cliente que saberlo?

Cuando se consulta a un médico, él nos diagnostica una enfermedad o dolencia y nos receta un tratamiento. ¿Y por qué vamos al médico? Porque nosotros no sabemos de medicina, si tuviéramos ese conocimiento no haría falta visitarlo. En todo caso sabemos que una aspirina disminuye el dolor de cabeza o que la vitamina C sirve para aliviar los resfríos, pero seguramente no sabremos cómo reparar una fractura u operar un órgano interno ni tratar el cáncer. Para eso existen los profesionales especializados.

Los diseñadores también somos profesionales especializados que elaboramos diagnósticos y «curamos», que estudiamos los casos para hacer pronósticos y brindar soluciones. Entonces, ¿por qué suele pasar que los clientes no aprecian nuestro trabajo y prefieren diseños mal realizados; elaborados con efectos mal aplicados; con brillos, sombras y degradados excesivos; con selecciones tipográficas deficientes e imágenes distorsionadas, pixeladas o mal compuestas; en suma, que no cumplen con ninguno de los lineamientos que el diseño gráfico estipula? ¿La falta de reconocimiento profesional del diseño tendrá algo que ver?

Seguramente la mayoría de la gente sabe lo que es un médico y a lo que se dedica, pero no sabe lo que hace un diseñador gráfico o tiene un concepto equivocado de su labor. ¿Lograr el reconocimiento popular del diseño gráfico hará que este problema se solucione?

Quizás se necesite informar más a la gente acerca de lo que sí es el diseño gráfico, sin necesidad de explicar con mucho detalle todo eso que sabemos. Tal vez una posible solución sea proporcionar un panorama general de nuestra profesión. ¿Acaso no sería reconfortante poder decir que somos diseñadores gráficos sin que supongan que nos pasamos todo el día frente a una computadora, usando Photoshop, o que crean que únicamente producimos folletos y tarjetas? ¿No sería realmente agradable que la gente entendiera de qué se trata nuestra labor, lo compleja que puede llegar a ser y lo necesaria que es? ¿No sería conveniente evitar cobrar menos de lo que deberíamos por que nuestro cliente no está al tanto de lo que realmente vale el trabajo y supone que le estamos cobrando demasiado?

Como prometí anteriormente, este texto no plantea soluciones definitivas, sino que expone más interrogantes. Todavía hay mucho más qué preguntarse, hay más por analizar y mejorar, no es poco lo que se debe solucionar.

El diseño gráfico es una profesión compleja,  que no puede ejercerse sin los debidos conocimientos. Si logramos que la gente entienda eso, seguramente obtendremos su respeto, sin necesidad de mirar al cliente desde un escalón más alto, sino situados a la par, para hacer que nuestra labor profesional reciba el reconocimiento que se merece.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
56
Votos:
63

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo ¿Por qué a la gente le gusta lo mal diseñado?

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 17/08/2013

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
566
Ago. 2013

Habría que preguntarse que es buen diseño o mal diseño. En diseño no se muere nadie, o se alivia. Las consecuencias son poco claras, poco medibles, salvo por estudios más a fondo hechos por sicólogos, o mercadólogos. En medicina si tiene graves consecuencias, aún así nos automedicamos. Lo que muchos empresarios hacen es algo parecido a la automedicación, se «autorecetan el diseño» suponiendo que basta un poco de intuición, algo así como tomarse un té, una infusión, o recurrir a un curandero, o yerbero. Cuando el proyecto requiere «medicina mayor», recurren a especialistas y pagan lo que sea.

3
Retrato de Leandro La Mantía
9
Ago. 2013

El buen diseño es aquel que se hace cumpliendo un objetivo, en nuestro caso, comunicacional, si el mensaje se entiende, el diseño fue bueno. Luego esta el agregado profesional para el que se tiene que poser un amplio conocimiento, resumido: estudiar. En cuanto a lo que mencionas de las consecuencias, tenes razon que por un diseño mal realizado muera un persona, solo podria pasar en caso de que el pictograma de hospital se interprete como tienda de regalos, jajaja, pero eso seria un caso ridiculamente extremo.

0
Retrato de Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
566
Ago. 2013

Habría que ver si se trata de diseño para comunicar o de diseño para la publicidad. En cualquier caso, no creo que baste que el contenido se entienda para que el diseño sea bueno. Un buen ejemplo es el anuncio de 1984 de Apple, «uno de los mejores anuncios» de la historia, pero que no vendió. Todo mundo lo entendió, era un anuncio contra IBM, (el enemigo real era Windows) pero en ese mismo año IBM PC sentó sus reales. Si el objetivo era solamente que se entendiera el mensaje, podríamos decir que lo hizo bien, si el objetivo era vender e implantar la supremacía de Mac, entonces fue un fracaso.

0
Retrato de Augusto Melgarejo
0
Jun. 2016

Creo que en el caso de Apple (como en todos los demás casos), el éxito depende de muchos factores, entre los principales se podrían contar, la difusión publicitaria (buena o mala), la calidad del producto (convence a la gente que lo usa) y también el diseño gráfico. O sea, que buen diseño no es equivalente a éxito; a buena comunicación sí, pero el éxito, como dije antes, depende de varios otros factores también.

0
Responder
Retrato de Rob Coello
0
Ago. 2013

Muy precisa la analogía del doctor. Tomando tu iniciativa se me ocurre sumar esta otra. Si bien muchas veces recurrimos a un doctor para que nos diagnostique y prescriba, muchas otras veces vamos directamente donde el despachador de la empresa farmacéutica y le preguntamos qué medicamento es bueno para tal dolencia. Nos recomienda alguno que él cree que nos curará, lo compramos y lo tomamos. Nos ahorramos dinero de la consulta médica, nos escapamos de un parlamento en un idioma médico que nunca llegaremos a entender. Eso, a mi parecer, también pasa en el diseño.

1
Retrato de Said Otero
1
Ago. 2013

Estaba pensando exactamente lo mismo...

0
Retrato de Adrian Ortiz
0
Ago. 2013

Claro, también en arquitectura; se notan millones de construcciones hechas por «maistros» albañiles y no por gente profesional; cumple con requisitos de distribución, pero las funciones espaciales y estética siempre es un factor que muy pocas veces o casi nunca se cumple, o en distribución territorial, cuántas veces nos hemos enterado que quienes ocupan esos cargos por el distrito son ocupados por gente que no tiene ni el más mínimo conocimiento en esa materia, o todas las «herramientas simplificadas, con tutorial + crack»; en fin, creo que es un mal generalizado al que hay que salir a flote.

0
Responder
Retrato de Vladimir Oscar William Escobar Bedoya
0
Ago. 2013

¿Si diseñamos para vacas, marranos y gallinas y lo que hacemos «no les gusta», es responsabilidad de los animales de granja educarse en el «diseño» o es responsabilidad del diseñador educarse en la dialéctica de la granja? (Pregunta retórica)

3
Retrato de Leandro La Mantía
9
Ago. 2013

Jajaj no creo que sea tan extrema la distancia entre el cliente y el diseñador, si bien habra cosas que el cliente no entiende o no conoce del rubro, el idioma que se habla es el mismo, yo soy partidario, te habras dado cuenta por lo que expuse en mi articulo, de que es responsabilidad del diseñador difundir el diseño, y no esperar que este se difunda solo. Gracias Vladimir por tu opinion/pregunta

0
Retrato de Vladimir Oscar William Escobar Bedoya
0
Ago. 2013

::)

Saludos Leandro, gracias por contestar (Aunque la pregunta era retórica, sólo la pensé como una reflexión y quise compartirla).

0
Responder
Retrato de Maria Paula Valarezo
3
Nov. 2013

Justamente hace unas semanas pasé por una situación que pudiera bien servir de ejemplo para este artículo. Había diseñado unos separadores de pagina, que bajo los parámetros aprendidos, sinemabargo al cliente no le parecía «lindo» y pretendía no pagar por mi servicio ya realizado. Definitivamente una situación indignante y en parte desmotivamente. Como diseñadores debemos explicar el porque de nuestros diseños, aconsejo (con mi corta experiencia) a que adjuntemos los bocetos,tenemos que buscar formas donde nuestro trabajo sean entendido por los clientes.

0
Retrato de Diego Ordoñez
13
Nov. 2013

No estoy de acuerdo en adjuntar los bocetos de un desarrollo, sin importar de cual tipo. Al cliente le interesa es el resultado final, y muy seguramente al mostrar todo el proceso, pensara que esos "machotes" no valen lo que está pagando.

Aparte de eso, te recomiendo cobrar SIEMPRE anticipo, de al menos 50%. Así, el cliente tenderá a confiar más en tu profesionalismo y no te dirá "No me gusta, no te pago" y termine contratando cualquier estudiante o familiar.

0
Responder
Retrato de Manuel Alejandro R G
0
Ago. 2013

Un hombre en traje puede cobrar sin mucho ezfuerzo una alta suma de dinero porque inspira solides y profesionalismo, a si no lo sea, y esto es algo que no puede hacer un diseñador profesonal en playera y jeans que es como nos gusta andar por la vida ya sea por estereotipo o religion al diseño. Estamos en una sociedad que vive de las apariencias, hay que aprender a sacarle provecho, eso es conocer al adversario en este caso los clientes (arte de la guerra) «si vendes bien tu imagen vendes mejor tu idea». Esto es un dato que he aprendido en la calle en mi dia a dia como un diseñador «grunge»

0
Retrato de Leonardo Barberan
0
Ago. 2013

si realmente fuera asi, creo que los que venden biblias puerta a puerta serian millonarios, y los que crean interfases que todos quieren esarian por debajo del indice de indigencia.

0
Responder
Retrato de Silvia Calderon Iturralde
1
Ago. 2013

Tomando en cuenta la analogía de ¿Y por qué vamos al médico? es muy cierto nosotros no sabemos nada y acudimos a el, pero también es cierto que nos automedicamos al comienzo y también pedimos segundas opiniones dependiendo del caso.

En el caso del diseño el cliente no esta conciente de la importancia de un buen trabajo para ellos no lo necesitan es solo un adorno, y allí entra nuestro roll de vender y convencer con nuestra idea. en el caso de que al cliente si le guste también entra el problema del precio prefieren irse con un novato a pagar a 1/4 parte.

0
Retrato de Gustavo Quevedo
0
Sept. 2013

Entonces se podria decir que los diseñadores poco profesionales les «quitan el trabajo» a los profesionales solo por una cuestion de precios...

0
Responder
Retrato de Nairi Erupi
0
Nairi Erupi
Ago. 2013

Tal vez la difernecia entre lo que hacemos y lo que hace un médico es muy grande y para quienes no conocen «poco necesaria» entonces no le dan la importancia que se merece. Lo que no saben es que todo, absolutamente todo, a su alrededor tiene algo de diseño. Quizá es por eso que no se dan cuenta.

0
Retrato de Leandro La Mantía
9
Ago. 2013

La diferencia es grande en cuanto a la problematica que trata cada profesión, la salud fisica poco tiene que ver con la calidad gráfica de una comunicación. Pero lo que si se comparte, creo yo, entre ambas es el metodo, investigación, diagnosticación y tratamiento. De todas formas mi comparación va por el lado de la difusión que tiene cada actividad y el reconocimiento por parte de la socidad. Saludos Nairi.

0
Responder
Retrato de Paula Lorca
0
Mar. 2018

Leandro muy buen artículo, es una situación que me ha ocurrido. Creo que esto tiene que ver también con lo cultural, con lo que los simples mortales (no diseñadores) ven en la calle, consumen y aceptan como válido o verdadero, entonces al momento de solicitar un diseño me encontrado en situaciones del tipo: "Si todos lo hacen así, es el estandar común, bien o mal, y lo quiero así."

0
Retrato de Juan Alfonzo
1
Ene. 2015

El problema radica en que en Diseño Gráfico no hay leyes que lo regulen (salvo las de "derecho de autor", las cuales no estipulan sanciones tan graves, sólo simples demandas por plagio). A diferencia de carreras como Medicina donde se corre el riesgo de incurrir en "homicidio culposo" o en Contabilidad por fraude y falsificación de cuentas; cuyas leyes sí dictan aun penas privativas de libertad.

0
Retrato de Flor Acosta
1
Jul. 2014

Si. Me una a esta causa. Por eso es necesario el respaldo de las asociaciones o colegiaturas. Ya en nuestro medio hay. Pero como eliminar definitivamente del mercado a la competencia con diseño con deficiencias visuales con argumentaciones y estudios que despuestren que eso es un ruido visual?. Mayor léxico profesional.

0

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 marzo

Cómo Justificar el Diseño

Cómo Justificar el Diseño

Cómo construir autoridad profesional y superar el problema de convencer al cliente al presentarle diseños

15 horas (aprox.)
1 marzo