Nora Karina Aguilar Rendón

Origen del concepto disegno

El concepto italiano de disegno ya contemplaba la idea de proyecto como hoy lo entendemos.

A finales del siglo XIV en Italia, aparece por primera vez el concepto de disegno, en el que es considerado el último recetario antiguo de las técnicas medievales: El Libro del Arte de Cennino d’Andrea Cennini, escrito en italiano de la época. El termino quedo acuñado como disegno. Wladyslaw Tatarkiewicz explica: 

«[...] a los términos generales empleados en escritos anteriores referentes al arte, Cennini añadió uno nuevo, el de disegno».

Era éste un nuevo concepto que se convertirá en primordial para la teoría renacentista del arte. Es difícil comprobar si fue esta una idea original de Cennini o un término ya empleado por aquel entonces en los talleres de pintores. En el lenguaje de Cennini, disegno ya se usa en las dos acepciones que hoy tiene en italiano moderno, es decir, que significa tanto el dibujo como el proyecto, la intención, el propósito». Asimismo, Cennini usa el término, dándole ambos significados a la vez: en el sentido de dibujo, de forma, de esbozo de un objeto que no tiene su fuente en el propio objeto sino en el sujeto, en el artista, y como tal en su proyecto, su intención, su idea, su concepción. Y no se entiende por disegno aquello que el artista reproduce, si no que lo crea; el factor activo en el arte se antepone aquí al pasivo. Y este concepto, que alrededor del año 1400 aparece en la obra de Cennini, sería uno de los conceptos esenciales de la estética renacentista.

Alberti presenta en su obra conceptos, como disegno interno y externo; nociones que transformarán de modo contundente la manera de plantear la pintura y, por ende, el dibujo y pensamiento sobre la representación. Plantea la utilidad del conocimiento, como herramienta. Por ello al disegno se le consideró como un medio útil para la construcción de obras o del propio destino. Él considera que el disegno rebasa ampliamente el ser sólo un medio para plasmar la realidad tangible, y propone que el dibujo-diseño es el conducto para realizar un proyecto o de proyectar. Esto significa la configuración de algo que aún no existe, trazar un plan para la ejecución posterior, pues permite ver y comunicar una idea que en el futuro se puede pintar, construir o esculpir. Así, Alberti plantea la concepción de disegno interno, que se refiere al dibujo-diseño, como el reflejo de las ideas que se generaban en la mente. El disegno servía para elaborar una pintura, una escultura o un edificio, hacer visible cosas que aún no existían.

De esta forma, Wladyslaw Tatarkiewicz, en su libro Historia Estética, concluye en que Alberti entiende el término diseño, como un proyecto preconcebido que es posible ver por medio de trazos de líneas y ángulos. Es posible encontrar este mismo concepto en otros tratados de arte posteriores, como los de Alberti, Leonardo y Durero.

Es esencial analizar dentro de la historia artística el concepto de disegno, que fue planteado por Giorgio Vasari en el Renacimiento como el argumento base para convertir a la arquitectura, la pintura y la escultura, en artes liberales. (Waldmann, 2007)

El disegno es el proceso mental que sucede en el artista, que va desde la observación de lo que se mira dentro del pensamiento del artista, como la imaginación o la fantasía y ligado a la invención o al ingenio. Permite construir nuevas composiciones o imágenes de sucesos que narran historias verosímiles. Para tener este nivel de credibilidad, estas composiciones requieren herramientas cognoscitivas y no solo técnicas. El dominio del método de perspectiva, la geometría y anatomía permiten al artista, una mayor belleza que constituye un canon cada vez más definido, así como la teoría del disegno constituye la columna que sostiene la liberalidad de las artes. El disegno se considera relacionado con la invenzione, un proceso que nace de forma natural de la inteligencia del artista:

«En la pintura se produjo la fundamental y triple distinción entre la idea, el diseño y el color, presente en las obras de Dolce, Pino y Biondo. Pero esto no era nuevo: ya en el siglo anterior Piero Della Francesca distinguía entre la medida, el diseño y el color; también Alberti, aunque empleara otra terminología. Hablaba de composizione, circonscrizione (disegno) y recezione di lumi».

Calvo Serraller, 1981

El disegno es fruto de la inventiva, una búsqueda guiada por el entendimiento, que requiere conocimientos. Esto lo podemos apreciar cuando se habla sobre las siete partes de la Pintura en los tratados del siglo XVI: argumento, economía, acción, simetría, perspectiva, luz, gracia o buena manera. El argumento y la economía me parecen hoy elementos importantes para el diseño que podemos retomar. El concepto de disegno, que inicialmente se utilizó de manera indistinta como dibujo o pintura, evolucionó a dos conceptos diferentes en castellano disseño y debuxo. En España en el siglo XVIII, Palomino hace una revisión del posible origen de la palabra debuxo: «Picturam in buxo», pintar, o dibujar en el boj, por ser sus hojas, o tablas tan tersas, y aptas para esta operación, por carecer entonces del beneficio del papel. Y no dudo, que de ahí viniera su etimología, porque «Dia» entre los sicinios era la diosa de la juventud, a quien preferían en este ejercicio; y así, de «Día» y «buxo», pudo venir la etimología de dibujo (sic).

Para concluir la estrecha relación del diseño, con el dibujo deviene de la posibilidad que permite el dibujo de hacer visibles cosas que no existián, del concepto de disegno interno de Alberti, que derivó a palabra disegno (de origen toscano) que se define como: «Futuri operis delineario» es decir, las líneas que delinean el futuro. Así podemos decir que el diseño es el proceso creativo e innovador que proyecta y comunica por medio del dibujo.

Author
Nora Karina Aguilar Rendón Ciudad de México

Bibliografía:

  • Calvo Serraller, Francisco, La Teoría de la Pintura en el Siglo de Oro, Madrid: Ediciones Cátedra, 1981.
  • Wladyslaw Tatarkiewicz, Historia de la estética, Madrid: Akal, 1991
  • Jorge Sanz, El dibujo de Arquitectura, Madrid: Nerea, 1990.
  • Karin Hellwig, La literatura artística española del siglo XVII, Madrid: Gráficas Rógar, 1999.
  • Anthony Blunt, La teoría de las artes en Italia, Madrid: Ensayos Arte Cátedra, 1956.

Published on 23/11/2012

IMPORTANT: This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Instead, we suggest and value a partial reproduction, also including the name of the author, the title and the source (FOROALFA), a link to this page (https://foroalfa.org/articulos/origen-del-concepto-disegno) in a clear and visible place, inviting to complete the reading.

Related

Illustration:
Isabel Campi
Author:

Isabel Campi

Title:

Book: Diseño e historia

Synopsis:

La Fundación Historia del Diseño publica un aporte a la construcción del discurso de la disciplina.

Votes:
34
Comments:
9
Followers:
99
Idioma:
ES
Illustration:
Eduardo Heredia Armendariz
Author:

Eduardo Heredia Armendariz

Title:

La estética y lo apenas visible

Synopsis:

Desde una perspectiva estética, cualquier declaración visual es susceptible a ser catalogada como artística más allá de la mal llamada estética utilitaria.

Votes:
14
Followers:
1
Idioma:
ES
Illustration:
Jorge Luis Rodríguez
Author:

Jorge Luis Rodríguez

Title:

Por qué el arte no es diseño

Synopsis:

Las relaciones y diferencias entre diseño y arte, no deben buscarse en el plano estético de sus producciones sino en los fines que persigue cada actividad.

Votes:
13
Comments:
4
Followers:
2
Idioma:
ES
FOROALFA ISSN 1851-5606 | Contactar | Publicidad | ©Luciano Cassisi 2005~2016