Mis malos maestros de diseño

Memorias, experiencias y conclusiones de mis cuatro años de estudio en la Universidad.

Enrique De La Rosa Montoya Tijuana
Followers:
7
Comments:
240
Votes:
247
Compartir:

Cuando era pequeño escuchaba que se quejaban de un maestro malo cuando era muy enojón, estricto o dejaba muchos trabajos. De unos años hasta la fecha esta idea sobre los «malos maestros» ha cambiado constante y radicalmente.

En la universidad, un lugar en donde por fin lograría una preparación para lo que me apasiona y tengo aptitudes, yo esperaba encontrarme con un capacitado cuerpo de científicos teóricos incansables, bastos en sabiduría para compartir conocimientos en lo que a mi carrera se refiere. Bueno... es una idea utópica sobre cualquier escuela, pero al menos esperaba encontrar personas que pudieran compartir su experiencia como diseñadores; algo que no sucedió en muchos casos en mi escuela.

Francsico Calles, en un artículo «Notas incomodas sobre la enseñanza del diseño» dice:

«El trabajo académico (?) de quién se desempeña cómo docente en las instituciones educativas es agradable, aparentemente fácil y bien visto socialmente. Además, es posible dar clases y después ir a trabajar — como si la labor docente fuera una especie de pasatiempo y no un trabajo».

Esto coincide con mi punto de vista sobre muchos docentes de mi escuela. Aparentemente allí han convocado a los primeros y más disponibles docentes provistos con titulo de Licenciatura (en el mejor de los casos L.D.G ) para entretener durante un par de horas a una grupo de 15 a 25 alumnos. Si bien cumplen con los requisitos de la normativa universitaria, es claro que muchos no tienen la capacidad para dar una instrucción pedagógica efectiva.

Dentro de mi salón

Imagínate a alguno de mis docentes frente a un auditorio lleno de estudiantes expectante de un suceso que aporte algo a su formación profesional. Ahí estoy yo. En el momento de su aparición y durante la siguiente hora, el docente (prefiero no llamarlo Maestro) balbucea veinte ideas confusas, redundantes o inclusive sin sentido. Como le sobra tiempo, también platica sobre acontecimientos clásicos, chuscos y muy trillados que apenas provocan un par de risas aisladas.

Al paso de unas cuantas clases, empieza a haber un ambiente de desconcierto. Los estudiantes nos preguntamos si realmente se están cubriendo los objetivos pedagógico, si estamos logrando comprender y aprender los temas previstos para el curso. Se enrarece el clima y se produce una gran incertidumbre por las diferencias entre el docente y sus alumnos.

Los alumnos nos vemos forzados a entablar una platica respecto a la situación del curso, y solicitarle que comparta un poco de su experiencia y filosofía. Pero el docente hace rabietas, tal vez porque no ha sabido conectar con la clase ni ha logrado conducir los temas fluidamente. En el peor de los casos, cuando ve frustrados sus intentos por llevar la clase, el docente decide imponer la autoridad como en el régimen Nazi, pero en versión chafa, enviando a la guillotina a los opositores a su sistema.

¿Ha sido la culpa de los alumnos que éste docente no haya logrado desglosar los temas debidamente, ni haya demostrado las aptitudes necesarias para establecer criterios de evaluación objetivos? Si no logra transmitir los resultados de la evaluación en problemas sencillos, qué podemos esperar cuando se trata de problemas de alta grado de complejidad. ¿Por qué mis docentes no separaron cada problema en partes para que podamos analizarlas y comprenderlas completamente? ¿Por qué no nos ayudaron a resolver correctamente los proyectos?

¿Me pregunto dónde está fallando este sistema educativo? ¿Son responsables estos docentes que no saben bien qué enseñan ni cómo hacerlo? ¿O es culpa de quienes los contratan y los ponen al frente de la clase? Los que ocupan los puestos de coordinación, dirección, sub-dirección, etc., ¿serán conscientes de esto que sucede?

Hoy, después de 4 años en la carrera, me he dado cuenta de que los mejores maestros son aquellos que han logrado transmitirme sus conocimientos, aquellos que me han propuesto metas dentro del salón de clase, aquellos que me han explicado claramente el objetivo y la aplicación practica de las ejercitaciones. Aquellos que cuando fue necesario me regañaron, pero también me ayudaron y me enseñaron, con real autoridad, liderazgo y disciplina.

Ojalá la experiencia de tantos miles de estudiantes de diseño no sea tan mala como la mía.

Followers:
7
Comments:
240
Votes:
247
Compartir:

240 Comments

Comment

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 03/05/2011.

You may be interested

Martha Gutiérrez Miranda
Idioma:
ES
Author:

Martha Gutiérrez Miranda

Title:

El diseño y el desarrollo de la inteligencia

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
113
Comments:
55
Followers:
56
Nancy Lorena Collins Suarez
Idioma:
ES
Author:

Nancy Lorena Collins Suarez

Title:

La creatividad dentro del aula

Share:
Interactions:
Votes:
20
Comments:
5
Followers:
4
Fabián Bautista
Idioma:
ES
Author:

Fabián Bautista

Title:

Diversificación en la enseñanza del diseño gráfico

Share:
Interactions:
Votes:
50
Comments:
19
Followers:
48
Alfredo Gutiérrez Borrero
Author:

Alfredo Gutiérrez Borrero

Title:

Realities and Conventions

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
1
Followers:
281
Vícthor Chávez
Idioma:
ES
Author:

Vícthor Chávez

Title:

¿Qué venden las escuelas de diseño?

Share:
Interactions:
Votes:
56
Comments:
75
Followers:
10
Camilo A. Angulo
Idioma:
ES
Author:

Camilo A. Angulo

Title:

Pasantías de diseño con investigación

Share:
Interactions:
Votes:
31
Comments:
17
Followers:
197
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

3
Ángel Segura
Aug 2014

Hay muchos factores que influyen en esta experiencia compartida. En parte, la falta de iniciativa o de oportunidad, "obligan" a profesionistas (que no necesariamente profesionales) a "dar clase" como placebo a su economía personal. Por otro lado, la perversión en la que ha caído la educación a través de la burocracia de las autoridades incorporantes, hacen de la educación (particular) un gran negocio y no una gran escuela, y por último la perversa forma de evaluar los cursos hacen que unos a otros, docentes, alumnos y directivos (feudos), se sujeten del cuello sin ahorcarse, pero sin soltarse.

0
Reply
10
Ibar Federico Anderson
Feb 2014

Hola: soy docente titular de Diseño Industrial (y Gráfico) en una materia de cultura en las carreras mas antiguas de la República Argentina (Universidad Nacional de La Plata), país de donde es originario Tomás Maldonado (Director de la Escuela de la ULM, Alemania), heredera de la famosa Escuela de la Bauhaus y aqui hay mucha historia y tradición en la enseñanza del diseño. Leí tu artículo atentamente. Te invito a venir a la Argentina.

1
7
Enrique De La Rosa Montoya
Feb 2014

Maestro, me alegra mucho su invitación! Acepto su invitación sería un gusto estar en tierras Argentinas y estar de visita por su Universidad.

0
127
Eric Barajas (Snok Daffy)
Feb 2014

Es muy fácil hacer una invitación. Pero a qué viene. A demostrar que es un buen maestro o es un párrafo que más bien, es un reproche al artículo. Si invitas a alguien de otro país para demostrar este punto, cubre el costo del avión, dale alojamiento no sólo escribir una invitación que es hecha sin temor alguno, porque jamás va a suceder. Muy buen artículo Enrique, aquí en este Foro cuando tocas a los Docentes les duele mucho, aunque cabe decir que existen muchos excelentes Maestros de diseños y otros que en su vida han trabajado, pasaron del aula a dar clases directamente. Saludos.

0
Reply
0
Raul Abraham Vivanco Morales
Oct 2013

Muy acertada observación, curiosamente el trabajo de muchos se vuelve trascendental en nuestras vidas.

Me limito a tomar un sabio consejo que me dieron alguna vez...

"Nunca te quedes con lo que la escuela te da..."

"Como tu maestro te digo que no creas nada de lo que te digo... Ve a comprobarlo por tu cuenta..."

2
Reply
2
Patricio Ogalde Hernandez
Nov 2012

Las instituciones deben vigilar con mayor cuidado a quienes contratan como docentes, no vasta solo con muchos títulos o solo uno, sino que deben tener pedagogía.

0
Reply
5
Natalia Muñoz Andrade
Nov 2012

Muy buen articulo, creo que a todos nos paso, «profesores» que pretenden serlo, no son capaces de llevar una clase, creen que todo esta aprendido sin necesidad de dar un direccionamiento, y a la hora de calificar lo hacen sin un verdadero criterio sino por preferencias, lo pero de todo es que algunos hasta llegan a desconocer el tema de la materia o aun mas grave de la carrera... esas cosas causan tristeza

0
Reply
17
Blue Mercadotecnia
Jun 2012

Estudiar diseño genera una sinergia ascendente que lleva a las personas a abrir sus ojos y aprender a observar bajo el cobijo de la educación visual; pero es en el bagaje cultural y experiencias de cada persona donde el diseño gráfico como disciplina proyectual se abre camino.

Una persona comprometida con el diseño se agota al practicarlo porque todo su ser esta involucrado en el proceso.

El maestro es solo un facilitador es el individuo el que se decide a ser diseñador gráfico y nada lo dentendrá en ese camino.

1
Reply
0
Sebastián Álvarez
Jun 2012

Hay muchos docentes, pero en realidad hay pocos maestros. Para mi un maestro es el cual te deja queriendo saber más de un tema, que tiene una clase dinámica y donde uno enserio comprende y no solo memoriza lo aprendido en clase. Creo que es el sistema educativo el que falla, ya que utilizan los mismos métodos de siempre, en vez de innovarse.

0
Reply
0
Verónica Arzate
Apr 2012

Considero que la docencia es una gran responsabilidad mutua entre alumnos comprometidos y docentes sin ello no hay solución que valga la pena.

1
Reply
2
Jorge Garcia
Dec 2011

la repetida verdad de la docencia del diseño, la mayoria de mis maestros fueron personas que tomaban como pasatiempo la docencia, pero tuve un maestro que me cambio la perspectiva me dijo, « si no le satisfacen mis respuestas la biblioteca esta abierta de 8 a 7» a partir de ese día seguí su consejo investigaba más de los temas en la bliblioteca y pude avanzar más.

Pero es un hecho tenemos un grave problema de docencia.

0
Reply
0
Jonathan Hernández
Aug 2011

Totalmente cierto, en ese periodo académico la vulnerabilidad y desconocimiento por parte de la mayoría de los estudiantes hacia la disciplina no permite que estos exijan o reconozcan un buen maestro, no solo un buen docente. Tendrán suerte al encontrar algunos maestros en su disciplina, pero eso se los dirá el mismo proceso o su conclusión. ahí se darán cuenta cual era el circulo de amigos entre sus directivos y docentes.

0
Reply
0
Rosy Pérez
Jul 2011

Interesante y muy cierto. Lo peor es que esto no solo pasa en diseño, sino en la mayoría de las carreras, incluso en las maestrías. Tristemente algunos docentes no tienen el valor civil por decirlo de alguna manera, de decir, esta materia no quiero impartirla porque no estoy capacitado para ello.

0
Reply
0
M. Alfredo Casco M.
Jul 2011

yo opino que son los culpables los de coordinación, dirección, & toda esa bola de irresponsables, que en su mayoría contratan a gente que suelen ser sus amigos o conocidos, que alguno de ellos tal ves encajen & sean verdaderos maestros es real mente un milagro, yo lo veo así en mi universidad, pero no le doy tanta importancia, debería ser tiempo ya para exigir docentes mejores preparados, mientras tanto yo estoy bien estudio por mi cuenta y no me va nada mal...

0
Reply
0
Shirley Santiago
Jul 2011

En realidad la problemática no sólo yace en el docente sino en el alumno al mismo tiempo; es verdad que para ser profesor se necesita vocación y estoy segura que todos los que hemos sido estudiantes nos topamos con deficiencia educativa en alguno de ellos, sin embargo, es nuestra ʼchambaʼ aportar a nuestro propio conocimiento, si un profesor es ʼpésimoʼ dando su materia existe la comunicación para otorgar la opinión sobre su clase y la investigación ejercida personalmente (si es que nos interesa). También esperamos que las instituciones sean más selectivas el momento de contratar a un docente.

0
Reply
0
Vilma Jorge
Jul 2011

Es verdad que hay un gran problema en la docencia del diseño en Latinoamérica, pero la falta de profesores capacitados va más allá de nuestra área, muchos de mis amigos se quejan de lo mismo, pero también de parte de muchos alumnos hay un gran desinterés en la propia formación, y por comodidad son pocos los que alzan la voz y se atreven a confrontar el problema, es mi opinión que está en nosotros el exprimir un poco a nuestros profesores y exigir mucho más a nuestras universidades.

0
Reply
0
Mary Pach
Jun 2011

Existen experiencias de todo tipo, maestros que se diferencian unos de otros. Es verdad que los directivos, los mismos profesores y hasta los alumnos tenemos de culpa de que suceda esto. Los directivos por querer llenar con alguien las clases sin conocer las aptitudes del profesor; de los profesores por egoistas. otros porque no saben y los alumnos por no exigir. Pero existen profesores muy buenos y lo que debemos hacer es «sacarles jugo», aprender todo lo que se pueda de ellos y más. Lo que creo es que queda en nosotros aprovechar las experiencias de otros.

0
Reply
2
Iliana Lorán
Jun 2011

«como si la labor docente fuera una especie de pasatiempo y no un trabajo». Habria mejores profesores si la labor de un profesor fuera un pasatiempo, ya que un pasatiempo es algo que eljimos hacer en nuestro tiempo libre por que lo disfrutamos, algo que es parte de nuestra vida, enriqueciendonos. Si puedo dar clases y despues ir a trabajar, eso significa para mi, que elijó dar clases por que me gusta y me complementa. Diferentes puntos de vista....

0
Reply
0
Fredd H.
Jun 2011

Creo que todos debemos asumir nuestra responsabilidad, no es que alguien tenga mayor culpa de algo, si como alumnos empezamos a exigir un nivel de calidad de parte de los profesores pues quiero pensar que asi ira la cadena.

Todo esta en cada uno de nosotros y empezar a exigir lo que necesitamos.

0
Reply
0
Gissela Sauñe
Jun 2011

Si los malos maestros siguen dando clases es porque los malos alumnos siguen conformándose con lo que medianamente se les enseña. Se me presentó un caso similar, y al parecer si no damos a conocer esta situación a directivos jamás se darán cuenta de estas deficiencias. El problema es que nadie se atreve a hablar, y los que lo hemos hecho no hemos sido apoyados.Entonces, ¿Cómo convencer a los alumnos de mejorar su calidad de educación, si ni a ellos les interesa?

Si bien es cierto no debemos esperar todos los conocimientos de la Institución, ésta misma debe tomar su papel y responsabilizarse.

0
Reply
0
Jessica Muñoz
Jun 2011

es una experiencia que hemos tenido que pasar todos, pero asi como hay este tipo de profesores hay maestros a los que se les da las gracias por compartir sus conocimientos y experiencia con nosotros, de esos son de los que deberiamos hablar todos los dias y agradecer los diseñadores que somos.

0
Reply
0
Naileth Aldana
Jun 2011

Pareciera que me hubieras leido la mente, estoy pasando exactamente por lo mismo, lo que he resuelto es estudiar por mi cuenta todo lo que pueda.

Saludos y suerte!!!

1
Reply
0
Emilio Correa
Jun 2011

Una gran cantidad de profesores no son capaces de trasmitir su conocimiento de buena forma porque simplemente no cuentan con experiencia profesional suficiente, hay incluso jovenes que terminando sus estudios se quedan en la escuela ayudando a otros docentes y «entrenandose para dar clases» con lo que despues de dos o tres años obtienen alguna plaza y entonces se paran a «impartir catedra» frente a un grupo de estudiantes (que tampoco exige un minimo de calidad) sin tener la mas minima idea de lo que estan haciendo. Creen que enseñar es pedir trabajos «creativos» y llenar listas con numeros..

0
Reply
0
Fernando Subirats Lamamie de Clayrac
Jun 2011

Tengo 51 años y he vuelto a la escuela (diseño) Soy profesional desde hace 32 . La primera clase la escucho con ilusión, no me dejan debatir ante el primer discurso, alguien me dibuja una sarten. ¿Pero esto no es fundamentos de diseño? pregunto. Asisto a alguna mas, algunos compañeros me dicen, os pareceis a Papa y Mama discutiendo. Yo soy Mama, el es Papa, siempre quiere llevar la razón, me mira como a una loca y me olvida. Busco en la escuela quien me defina la situacion que pasa. Unos me cuentan «es que es un abre melones». Pues les digo, que no seleccionen tanto «A cala y a cata«

0
Reply
0
Santiago Fidelio
Jun 2011

Que interesante, la verdad que es cierto, igualmente depende muchisimo del alumno por una parte y del conocimiento por parte del docente y la rigurosidad de su retórica. un saludo

0
Reply
0
Mariana Estrella Gutiérrez Nethe
May 2011

Los años de estudio son un proceso de enseñanza-aprendizaje. Es un camino de ida y vuelta, donde por un lado están los docentes (con su preparación en el tema que van a impartir, conocimientos de didáctica y una amplia experiencia profesional en el tema) y por otro el alumno, que debe ser propositivo, proactivo, curioso, informado, autodidacta... Creo además que las carencias de ambos reflejan el deficiente sistema educativo que viene desde los primeros años de estudio. Quién fue primero, el huevo o la gallina?

1
Reply
0
Monica Cuevas
May 2011

Estoy de acuerdo en que existen profesores que se pasan, llegan ebrios, son gruñones, o no enseñan nada. Pero, también los alumnos debemos exigir, y estar dispuestos a aprender y profundizar.

En verdad, yo estudio en una escuela pública, y es sorprendente la cifra que se le paga a un profesor por hora clase(45 minutos), menor a los cincuenta pesos. Aún así, tenemos profes que llegan con el proposito de mostrarnos todo lo que saben.

Y todavía, soportan las quejas y gritos directos de los alumnos y el director.

0
Reply
30
Luis Jaime Lara Perea
May 2011

Los alumnos no pueden ser los responsables solitarios de una buena enseñanza, el maestro y las autoridades (escuela o universidad) son quienes tienen la principal responsabilidad por hacer bien su trabajo, ¿cobran por ello, no? incluso aún tratándose de la escuela pública y que los alumnos no paguen por lo que reciben, a los profesores les pagan.

El estudiante, de entrada, es una persona de menor edad que la del profesor, por ende tiene menor experiencia como para pasarle la culpa de un mal aprendizaje. No señores, la mala preparación es culpa de quienes no saben enseñar.

0
Reply
0
Cecilia Catroppi
May 2011

No coincido totalmente con los que postulan que es responsabilidad del alumno reclamar que se le enseñe correctamente.

Es responsabilidad del alumno profundizar y esmerarse. Complementar de forma autodidacta lo que considera que no le enseñaron debidamente, o indagar más es algo que puede hacer cuando ya está metido en el mundo del diseño y tiene un panorama más amplio y acertado acerca de qué se trata. Los malos docentes en los primeros años de la carrera pueden retrasar muchísimo el crecimiento de los alumnos.

Siempre es necesario que nos digan por dónde empezar.

0
Reply
0
Jhoa Coss
May 2011

tube uno que no entendia que hacia ahi, realmente ahora comprendo que mal estaba en aquel tiempo y varios como ese

y tube otro mis respeto como maestro pero como persona hijole ni hablar

0
Reply
0
Rosa Ortega
May 2011

Hay deficiencias en la docencia, pero si hablamos de las deficiencias en la actitud del alumno, entonces podemos sentirnos dignos de recibir mejores enseñanzas.

Al parecer los alumnos seguimos esperando que los maestros dinámicos, sabios, notables, gente de ciencia , con el conocimiento para impartir la materia desde su psicología y su práctica nos infundan a nosotros, los alumnos, la curiosidad, las preguntas que necesitan respuesta, el querer mas, esperamos y observamos al maestro, pero debo admitir que solo nos quedamos con la duda en muchas ocasiones y renegamos por qué no se esclareció, p

0
Reply
30
Luis Jaime Lara Perea
May 2011

Bueno, después de 207 opiniones que más parecen desahogos de estudiantes y profesores. Sólo Rubén Morales (33) menciona la pedagogía y la didáctica. Para saber enseñar no basta con: compromiso, vocación, responsabilidad, motivación, exigencia, simpatía, experiencia profesional, investigación y demás cualidades con las que describen al profesor «ideal». Hacen falta estudios serios de pedagogía y didáctica, y quien no los hace le está faltando el respeto a la figura del «profesor», a los alumnos y a la profesión. ¿Quieres ser docente? ¡Prepárate para ello!

0
Reply
1
Ivan Olguin
May 2011

Encuentro desaliento en tus palabras, pero no veo una real vocación por la extracción del conocimiento, si es verdad que el maestro no llena del todo la expectativa del alumnado, y en muchos casos son amigos o cuates de directivos, también es cierto que uno no llega a un aula a esperar que le ENSEÑEN, se debe buscar ese conocimiento, llena huecos e interrogar al catedrático sobre un tema previo estudio del mismo, y no tomar una postura cómoda y ver como un gran Maestro derrocha conocimiento y técnica didáctica, abría que hacer análisis de conciencia. Saludos.

0
Reply
42
Annika Maya
May 2011

Los alumnos deben de exigir una buena cátedra.

El maestro debe de tener la vocación de enseñar y sobre todo el conocimiento.

Y si, la dirección de la escuela tiene que ver mucho!! así como los que le siguen en rango, es triste pero son situaciónes muy políticas y burocráticas.

....

0
Reply
0
Luis Danilo Parra
May 2011

Es muy probable que un mal docente de diseño haya sido un excelente estudiante, pero para sumir la cátedra es necesario haber superado la etapa de la praxis. En pocas palabras, para ser docente es necesario vivir en primera persona el ejercicio de la profesión.

En el otro extremo están aquellos que siendo buenos profesionales, no disponen de las herramientas pedagógicas propias del oficio docente.

Tampoco es cierto que tener afinidad o gusto por el diseño sea garantía de ser buen profesor. Lo que obliga a reflexionar para que, quienes decidan ejercer este oficio, se preparen como debe ser.

0
Reply
0
Mabel Baeza
May 2011

Creo que los coordinadores, directores o sub-directores de carreras de diseño deberían involucrarse más en la realidad académica, pues pueden fungir como asesores u observadores que presenciaran de vez en vez las clases impartidas y dar ideas para mejorar las sesiones, platicando con el maestro y con los alumnos, proponer soluciones con respecto a problemas, deficiencias u opinar cómo los temas pueden desarrollarse mejor en clase. En lo personal siento que ellos, además de conocer mucho de diseño, deberían tener un perfil de consejeros educativos. Así hasta tendría más sentido asistir a clase.

0
Reply
0
Josh Kterpillar
May 2011

Seria absurdo pensar que este tipo de situaciones es exclusivo de las áreas de diseño, la diferencia esta en lo notable del problema, debido a como se llevan y se desarrollan las clases y la educación en general de estas carreras, donde para el desarrollo de un proyecto se necesita un docente que guie (como se lee en el articulo) con liderazgo y disciplina.

0
Reply
0
Diego Salgado
May 2011

En realidad dudo que esta situación sea muy distinta en otras disciplinas. En todas las Universidades se encuentran (en mayor o menor grado por su puesto) docentes excelentes y otros que son contratados por razones que no se encuentran relacionadas a sus aptitudes o credenciales.

Lo que queda por hacer es compenzar las deficiencias de un mal mestro siendo un excelente alumno, hacer investigación personal, la información está al alcance de la mano.

Egresar de una mala universidad no justifica ser un mal diseñador, así como egresar de una buena universidad no garantiza ser un buen diseñador

0
Reply
0
Liliana Rodriguez Rodriguez
May 2011

Lo frecuente de esta situación es lamentable, en lo personal la mayoría de mis profesores han sido y seguirán siendo muy buenos y algunos asta excelentes, dando cátedra de diseño han logrado transmitirme conocimientos; aunque como todo en esta vida también existe el lado B, profesores que tan solo verlos entrar al salón dan ganas de graduarte.

Pero en fin lo mejor en estos caso es aprovechar al máximo los conocimientos y dejar a un lado toooooda la basura, pero sobre todo no quedarte con solo eso, sino ir más aya ser autodidacta aprender, investigar más y siempre tener la meta de ser mejores.

0
Reply
0
Edith Manzano
May 2011

Lamentablemente esta situación es de lo más común. Y peor aún es que en muchas instituciones, cuando los alumnos intentan exigir mejores profesores, simplemente son ignorados y «puestos en la mira». Como caso personal, en mi universidad hay más de estos pseudo-profesores que de buenos maestros. Y concuerdo con el comentario 199 cuando habla sobre el análisis y exigencia de los profesores para con el trabajo del alumnado. Estoy a punto de graduarme en un grupo de más de 40 personas, de las cuales es notoriamente obvio que sólo el 10% sabe y utiliza como mínimo las reglas de composición básicas.

0
Reply
0
Luis Danilo Parra
May 2011

En la mente queda lo bueno y malo, como si las cosas se dieran en los extremos, pero en un mundo blanco y negro hay mas abundancia de grises. Lo que es lo mismo, son los docentes medianos, quienes ganan por mayoría.

Mal docente no es quién mas exige, es quien está de acuerdo totalmente con toda propuesta que le llevan para su análisis, debido a que la perfección absoluta no existe y desde la subjetividad de carreras como el diseño, donde un punto de vista no puede ser maternal ni complaciente, sino crítico pese a que pueda generar frustraciones que con el tiempo forjarán el carácter y oficio.

0
Reply
26
Fabrizio Sotelo
May 2011

Parece la historia de un pueblo con su presidente o representante...¿no será acaso un estigma latinoamericano?, ¿o propio de la carrera?, no lo creo. Creo que el asunto va mas alla, en un simple «respetar y hacerse respetar».

0
Reply
12
Manolo Luis Escutia
May 2011

Recapitulo lo que escribi la semana pasada, despues de leer algunos de los comentarios a la nota del alumno de diseño cachanilla ( de Mexicali). Ha de haber sido una pesadilla pasar cuatro años en blanco y lamentando la falta de oficio de los maestros. Al término de la carrera habrá diseñadores que despeguen y otros se quedarán en la cuneta...habiendo tenido los mismos docentes. Así que, alumnos, despabilen. Busquen mas de lo que la escuela les da. Amen su profesión....y no se lamenten tanto.

0
Reply
0
Julio César Urueña
May 2011

Creo que estos son acontecimientos a los que nos enfrentamos los estudiantes, y no deben ser callados, si no denunciados ante las autoridades universitarias pertinentes, divulgados en asambleas de departamento y dialogado con el jefe del programa.

Me pasa algo similar con la materia Informatica 3 (modelado en 3D con rhino) pero mis compañeros y yo tomamos medidas que concluyeron con un mejoramiento de la clase.

0
Reply
0
Daniela Matien
May 2011

El debate propuesto supera con creces el «buen» o «mal» cumplimiento docente, y plantea una revisión general en cuanto a: «diseño» y «aprendizaje». La traba es que la disciplina no logra consagrarse como tal y continúa arrastrando equívocos, tanto, de una mala concepción como falta de capacidades pedagógicas para transmitirlos. Cuando el diseño sea una disciplina, estos inconvenientes serán superados, y el cuestionamiento a la mala docencia se dará en casos muy aislados. Comparto pagina que trata el mismo tema, pero desde otro enfoque

http://www.aviva-voz.com/2011/05/docente...

0
Reply
0
Mad Era
May 2011

aguante maru

0
Reply
0
Mónica Robles
May 2011

Pienso que te acuerdas de ambos: del bueno y del malo; y ambos enseñan. Cuando inicié mi carrera de diseñador, la inicié como docente, muy pronto reconocí que no basta ser buen diseñador, saber de diseño, teorías y corrientes, si no que hacían falta más elementos que pudiera aplicar en mis clases. Inicié mis estudios en educación y aprendí que un profesor no «vacía» conocimientos, que un alumno también debe hacerse responsable de su propio conocimiento y que todos aprendemos y enseñamos de diferentes maneras.

0
Reply
0
Ma Isabel Pallás
May 2011

Yo veo que esto es reflejo de nuestra sociedad; en todo hay buenos, no tan buenos y malos, y mas pocos de los buenos. Es responsabilidad de todos un poco por que así lo hemos permitido. Saquemos el mejor partido de cada maestro, tanto del profesional, como del novato, que siempre tiene algo que compartirnos. Revisemos como maestros nuestro quehacer para dar lo mejor y revisa como alumno si tu actitud es de los pocos con buena actitud que motiva al maestro a dar lo mejor de si. De todos depende un poco.

0
Reply
0
Ana Gabriela Bustos Ruiz
May 2011

Efectivamente, me imagino que en cada institución que se da la licenciatura de diseño, se pasa por esto, en mi experiencia, en mi grupo lo pasamos, y al hablar con las autoridades, en ocaciones actuaban, y en otras lo dejaban pasar, pero es nuestra obligación exigirles, que nos enseñen, que nos transmitan el conocimiento, aunque en gran parte dentro de esta carrera, al momento de poner en practica en cuando esta aprendiendo.

0
Reply
0
Ramón Patiño
May 2011

Efectivamente esta sensación se respira en las aulas de casi todas las instituciones o empresas dedicadas a la enseñanza del diseño: todos recordamos a nuestros «malos» maestros por sobre los «buenos» que nos hayan tocado.

Es gracias a ellos que nos esforzamos y nos ubicamos, tomando el reto y el desafio de aprender por nosotros mismos más allá de lo que la escuela te puede ofrecer.

Como alumno recuerdo haber tomado una clase absurda con una «vaca sagrada», como profesor veo que los alumnos cada día tienen mucho que enseñarnos y que nosotros también tenemos mucho por aprender de ellos.

Oh sí

0
Reply
0
Tomas Quintanilla
May 2011

Así como hay profesores malos, hay alumnos malos, sistemas educativos mejores y peores, en definitiva esto es parte la formación académica y personal, no hay nada malo en esta realidad, lo malo es no darse cuenta de esta realidad o querer esconder lo evidente.

No hay que sentirse amenazado por la verdad, la única manera de mejorar una realidad como la que esta planteada acá es debatiendo analizando las causas y efectos, afrontar y aceptar los errores, mejorar en lo que se pueda y hasta donde nos sea permitido.

Y estoy agradecido con mi formación, aunque mis ex profesores piensen lo contrario.

0
Reply
0
Juan Carlos Cortés Pacheco
May 2011

Siempre creí que jamás iba a caer en la docencia; sin embargo, y con la ayuda del destino, se me presentó dicha oportunidad la cuál tomé como nueva experiencia.

Lo gratificante es no aportar conocimientos, sino no mostrarles a los alumnos las posibilidades infinitas de cómo aplicarlas en una cohesión de conocimiento y procesos creativos intencionados para un fin pragmático.

En fin, el que los alumnos quieran tomar modelos utilizados por una persona para llegar al óptimo resultado es algo que a mi punto de vista hace de un docente, un maestro.

0
Reply
3
Ricardo Raul Guillermo Detarsio
May 2011

La cantidad y diversidad de aportes muestra que el problema es realmente complejo. Con 45 años de experiencia en docencia universitaria y en diseño industrial, puedo asegurar que todo lo aqui expuesto ocurre. Las causas deberiamos encontrarlas en los sistemas de formacion y seleccion de docentes por un lado y en la formacion previa de los estudiantes que condiciona las espectativas sobre los roles esperados de docentes y de ellos mismos. Los diagnosticos poco sirven cuando no hay autentica voluntad de cambio y me pregunto si la sociedad esta dispuesta a invertir en formacion de mas calidad.

0
Reply
0
Jorge Eliécer Camargo Lamo
May 2011

La enseñanza de por sí es otra disciplina profunda y compleja. Sé de excelentes diseñadores que a la hora de compartir sus conocimientos con los estudiantes no lo logran hacer de manera efectiva, ya sea por impaciencia, falta de pasión (fundamental para enseñar) o simplemente por falta de vocación para hacerlo. Muchos profesionales llegan a la docencia porque no encontraron otra opción o porque las circunstancias de la vida los llevaron a ese oficio y ejercen la labor sin amor. Para enseñar hay que amar enseñar. Eso hace que el docente quiera actualizarse y mejorar sus prácticas constantemente

0
Reply
0
Ares Martini
May 2011

yo apenas estoy dentro del estudio y vaya que la situación es casi similar..no con todos los docentes, algunos se han preocupado por transmitirnos sus experiencias y llevar de una manera amena los temas del curso, pero imagínate al menos tuviste interés de saber si las cosas se llevaban de una manera correcta, ahora imagínate en mi salón a la gran mayoría no les importa, unos tienen un mal concepto de la carrera otros no saben ni que hacen allí, habría que ver que tan mal es la docencia pero también a los alumnos.

si algo e aprendido es que el buen maestro es que saca lo mejor de cada uno.

0
Reply
0
Jorge Aguero
May 2011

Tengo una experiencia muy similar, tenía un Gran Profesor de Diseño web que lamentablemente no quisieron pagar su sueldo y tubo que partir, de ahi en adelante no tenía quien me enseñara a utilizar los programas dentro de la Universidad ni quien me guiara en cuanto a normasde usabilidad. Tenía buenisimas ideas pero que no podía llevar a cabo. Es muy importante tener profesores, no solo con titulos y diplomados, etc, etc, etc. Sino Con personas actualizadas a los contextos globales educativos.

0
Reply
1
María Alejandra Arce
May 2011

...que tema! que el título te habilite para enseñar no quiere decir que tengas la capacidad de ser didáctico, de saber transmitir conocimientos, de incentivar a los alumnos a investigar y crecer... mas allá del saber académico, «te tiene que gustar enseñar»... siempre hay un docente que es suficiente para que creas, en mi caso una sola corrección con Silvia Fernández bastaba para que te den ganas de seguir! (Estudié DCV en la FBA de La Plata, ¡universidad nacional, pública y gratuita!, agradezco a todos los docentes que me brindaron su tiempo.)

0
Reply
0
Emilio Mosquera
May 2011

Por desgracia, tu experiencia es igual que la de muchos aquí en Canarias, La carrera de Diseño se la han cargado, poniendo a mucho licenciado en Bellas Artes y otras, pero que no tienen ni idea de Diseño, muchos ni siquiera saben manejar los programas de hoy en día, bueno algunos ni saben encender el ordenador, ninguno ha sido profesional del diseño. ¿Como se puede trasmitir así?. Antes las escuelas de Diseño, tenian Maestros de Taller, personas de muchos años de profesión, ahora se han cargado a los maestros y con ello la enseñanza. Pero no solo eso, sin ninguna preparación pedagógica.

0
Reply
0
Wal Ledezma
May 2011

Creo que el problema no radica en un maestro, mas bien en el interés del alumno, estoy por terminar la licenciatura en diseño gráfico y seré honesto, de mis más de 35 maestros sólo 10 considero instituciones en la materia, es de ellos el hecho de que me apasione tanto el diseño, pero los demás docentes los cuales por su incapacidad por enseñar sembraron en mi las ganas de querer aprender más, el diseño es una carrera de dedicación y continuo aprendizaje (ahora lo veo así), por que estancarse en lo que un docente no puede enseñar? lo mejor y lo que recomiendo es la investigación por su cuenta.

0
Reply
0
Andrés Bevacqua
May 2011

El problema realmente radica en dos grandes defectos. El primero la falta de docentes del área del diseño, con conocimientos de pedagogía y que entiendan o que quieran realmente enseñar. El segundo problema y tal vez más grave se relaciona con la competencia. Durante mis estudios me topé con profesores de todo tipo. Desde el apasionado hasta el desentendido. Es feo sentir que te «explican» pero no te «enseñan». A veces los profesores se convierte en meros transmisores de contenidos a medias. Algunos no se dan cuenta de que están moldenado profesionales y creen que están «criando cuervos».

0
Reply
0
Luis Fernando Rodriguez Revilla
May 2011

El gran problema de la enseñanza del diseño radica que una gran mayoría de los profesores no tienen una verdadera practica profesional o si la tienen, es muy limitada y cuando dan clases simplemente repiten lo que otros profesores les enseñaron, eso da como consecuencia que vuelvan a los errores que sus maestros les transmitieron o en el peor de los casos, sean tan limitados sus conocimientos que tengan que recurrir a revolver todo para que paresca muy compleja su materia, siendo que probablemente sea pequeñisima o nula la aportación que puedan hacer a sus alumnos.

0
Reply
24
Pier Alessi
May 2011

Es increíble que en muchos casos esto suceda, sabemos que el docente no va introducirnos el conocimiento como si de un ritual se tratara pero he tenido profesores de impresión que se limitaron a enseñarnos xilografía y «hasta allí», tenían al menos unos 30 años desactualizados, mas adelante llegaba otro con aire de superioridad a reprobarnos porque no sabíamos nada y al evaluarnos la subjetividad los dominaba. Son pocos los que de verdad dan las herramientas intelectuales para aprender y seguir aprendiendo e investigando después de graduado.

0
Reply
0
Ossiel Garrido
May 2011

Estoy de acuerdo con Fernando, si realmente nos interesa deberíamos de presionar a los maestros.

Pero existen alumnos que «toman como pasatiempo ir a la universidad, mientras aprueben no importa si enseña o no el maestro», estoy de acuerdo en que el sistema educacional tiene muchas fallas. No entiendo: ¿Cómo es que los maestros, tutores o coordinadores den tantas oportunidades a alumnos que solo van a la escuela a perder el tiempo?

«Quien no quiera estudiar, que la institución lo de baja y listo»; y entonces sí, habiendo alumnos que quieran aprender, va haber maestros obligados a enseñar

0
Reply
22
Fernando Casas
May 2011

Leyendo algunas opiniones, me doy cuenta de que los maestros no hacemos nuestro trabajo. Es lamentable ver que personas que están en la universidad o ya egresaron, siguen escribiendo con faltas de ortografía. Pero más lamentable que los que enseñamos, no lo corrijamos porque «eso no es lo fundamental del diseño».

Mi opinión es que puede haber malos maestros, pero también hay alumnos que usan esto como excusa para no hacer su parte. Al final, quien quiere vivir del diseño, se prepara y no se contenta con lo poco o mucho que le dan en la escuela. De otro modo, es sólo mediocridad.

0
Reply
0
Ari Ram
May 2011

En mi caso hay una maestra de este cuatrimestre, que odie, ya que, a mi parecer me puso una calificaión injusta, el caso llego hasta el director, que no hiso nada, como tengo una beca trate de subir desesperadamente mi promedio y así dí más de lo que hasta ese día había aportado, me sentí muy satisfecha de mi trabajo y de las excigencias de la maestra. Ahora pienso pedirle que sea mi asesora de Tesis. Mi punto es que a veces juzgamos mucho a los maestros, al idealiazar y olvidamos que son seres humanos y también depende de nosotros cuanto aprender de ellos.

0
Reply
0
Cristian Toro
May 2011

Esto debería complementarse con líneas de pensamiento claras en las escuelas, que se planteen como escuelas de diseño design thinking, pensamiento holístico, estructuralistas, etc. Va mas allá de las acdemias de multimedia, web o ilustración que centran sus temáticas en aspectos técnicos, no de reflexion profesional y crecimiento intelectual universitario.

Comento por de la experiencia de tener distintos fundamentos en las asignaturas paralelas que he cursado, lo cual dificulta el desarrollo de cualquier proyecto donde los conocimientos no deberían competir como herramientas del ego docente.

0
Reply
0
Veronica Olvera
May 2011

EN MI SITUACIÓN TAMBIEN ME HAN TOCADO PROFESORES ASI PERO, EL QUE MAS RECUERDO ES UN PROFESOR QUE LA VERDAD SI ERA UN PROFESIOAL Y SI EXPLICABA PERO AL DAR LAS INDICACIONES PARA REALIZAR LOS EJERCICIOS NOS LÍMITABA MUCHO, DABA INSTRUCCIONES MUY ESTRICTAS Y AL MOMENTO DE LA REVISIÓN CAMBIABA DRASTICAMENTE SUS INSTRUCCIONES, NO ERA FIRME AL EVALUAR Y POR ENDE SOLO SE FIJABA EN SI ADEMAS DE TENER UNA BUENA COMPOSICIÓN SE VEIA BONITO, YO ME PREGUNTO ¿ENTONCES PARA QUE NOS LIMITABA TANTO SI AL FINAL SOLO APLICARIA UNA EXTRICTA EVALUACIÓN CON UNOS CUANTOS?

0
Reply
0
Fabiola Rodríguez
May 2011

me encanto tu reflexion, por desgracia en nuestro pais nuestros docentes de licenciatura no fueron preparados para ello y dan las clases a como pueden porque ellos asi tambien fueron formados, en un area tan dificil como es la transmision de conocimientos el profesor universitario es el que menos esta interesado por comprender esos procesos, solo cuenta y se avala en su practica profesional «exitosa», las autoridades universitarias tampoco exigen que los docentes se capaciten no solo en su area disciplinar sino tambien en la enseñanza, eso no vale o no cuenta, al fin que su trabajo es otro.

0
Reply
1
Patricia Tequida
May 2011

No hay nada como la experiencia para contestar a tus preguntas, la escuela es la base para agarrar el vuelo, cuando estas en el ambiente laboral te darás cuenta de que esta carrera es un poco compleja, tu dedicate a formar un estilo y exigete a ti mismo, toma lo que necesites de cada maestro, no juzguez antes de tiempo, tal vez él no supo explicar su conocimiento. (Recuerda que no existe una escuela que te enseñe a ser maestro de diseño, solo la experiencia)

0
Reply
1
Alexis Brantes
May 2011

Eso pasa en todas las escuelas, se generan circulos privados donde uno solo entra porque es un destacado profesional y las escuelas se pelean por ti o porque eres amigo o un buen colega de los administrativos.

Cualquiera sea el caso, el unico que tiene el deber de aprender es el alumno. No existe la institucion buena o mala, como tampoco existen los profesores buenos o malos, al fin y al cabo, de todos aprendes algo. Esta bien, puedes decir que deben tener vocacion de profesor, pero tu tambien debes tener la conviccion y vocacion de diseñador. La profesion es muy bella, pero bien compleja.

0
Reply
1
Salvador Valdovinos
May 2011

El buen diseñador, el buen maestro y el buen estudiante no nacen, se hacen. En las universidades se promueve el desarrollo del docente con capacitación adecuada. También ofrecen cursos para desarrollar el ejercicio de estudiar. El concepto del proceso vital del aprender y enseñar de Rodolfo Fuentes significa movimiento y crecimiento constante. Ser humildes y responsables unos de otros y participar del ritmo vital del autodesarrollo aprovechando los recursos a nuestro alrededor, mejora la situación y es muy satisfactorio.

0
Reply
0
Jose Julio Alberto Avila Aguilar
May 2011

Efectivamente, el problema comienza desde las areas administrativas donde se realiza la seleccion de profesores: si bien dicho procedimiento se realiza en base a meritos academicos de los candidatos, la experiencia real en el campo deberia de ser un gran factor para decidir quienes daran o no las clases, de nada nos sirven buenos administrativos.

Ahora bien, existe una contradiccion, he tenido profesores que en el campo de trabajo han sido exelentes diseñadores con una gran trayectoria pero son pesimos profesores, entonces tambien se requiere de vocacion.

0
Reply
0
Luis Fernando Olivares Fdz.
May 2011

mmm pues creo q el mejor conocimiento te lo da la experiencia laboral, estar llorando de quien tiene la culpa que si de el maestro, cordinación, institución, etc. son puros pretextos el conocimiento se asimila se comprende y se pone en practica tan solo con un poco de sentido comun ... te dejo una pequeña frase q algun dia me dijo un profesor ¨todos aquellos estudiantes de 10 (los de exelecia academica) nunca son los primeros en conseguir trabajo,,, en cambio todos aquellos q batallan en la carrera son los q ya estan acostumbrados a buscarle por su cuenta ...

0
Reply
0
Adrian Orozco
May 2011

Yo aprendí de uno de mis maestros más exigentes que, con, sin o a pesar del maestro debes de aprender. Eso me movio mucho.

0
Reply
0
Melisa Tedesco
May 2011

Es triste decirlo pero en mi universidad de diseño gráfico pasa igual, y me apena mucho!

Cuando llegue llena de expectativas, me tope con un grupo de decentes, que estaban en posición de que eran lo «mas capo en diseño» y nosotros unos tontos buenos para nada, malos alumnos, según «ellos«claro...

y es cierto que uno espera al menos que nos llenen de sus experiencias que nos aconsejen, no, que nos desprecien y que ni siquiera podamos acercarnos a sacarnos dudas por temor a el ridículo.

0
Reply
0
Abraham Melendres
May 2011

Tienes mucha razón en eso, yo apenas curso el 3er semestre y siento que un par de maestros que me han impartido clases o no saben como hacerlo o ni siquiera dominan la materia que imparten.

Pero también cabe destacar que muchos alumnos no les importa esta actitud de algunos maestros, he visto a demasiados compañeros que se conforman poco de ellos o mejor para ellos, prefieren no tener clases.

Eso me parece muy triste pero también es importante hablar de los malos alumnos de diseño que no permiten que se desarrollen bien las clases, las retrasan o las vuelven difíciles para los maestros.

0
Reply
11
Mijaíl Silva
May 2011

Los problemas en el diseño no sólo radican en las carencias académicas, es una aberración que últimamente se les este criticando, tampoco las defiendo. Pero para ser más universales con la perspectiva, las carencias del diseño involucran otros temas como la economía, el comportamiento de la industria, la actitud de los empresarios e incluso el mismo gobierno y las políticas relacionadas a nuestras disciplinas; sin pasar por alto el comportamiento del diseñador en su actividad académica y profesional.

Sugiero reflexionar dos veces lo que se dirá antes de soltar criticas poco argumentadas.

0
Reply
12
Manolo Luis Escutia
May 2011

Me parece un articulo desafortunado. Pensar que los docentes y solo ellos lson os que hacen buenos o malos diseñadores es una aberración. El alumno, en cualquier disciplina debe dar mucho mas...para sí mismo y para lo que ama y quiere. No hay maestros buenos o malos, hay diseñadores buenos o malos solamente. El diseñador observa, inquiere, produce,trabaja . Vean a estupendos diseñadores que se han formado por si mismo

0
Reply
0
Julieta Gazzola
May 2011

Todavia estoy cursando mi último año en la facultad y no puedo dejar de sentir un leve vacio en lo que respecta a la enseñanza en mis 4 años de carrera, con algunas salvedades claro. Creo que no todo buen profesional puede ser buen docente, no todos tienen ambas vocaciones.

Es una lastima que muchas veces nos encontremos con estos baches, que no solamente nos dejan vagos de conocimiento, sino que muchas veces desmotivados por la falta de interes o compromiso de los docentes a la hora de proponernos un desafio.

0
Reply
0
Paulina Enríquez Montenegro
May 2011

Creo que no se ha reflexionado sobre las Universidades e institutos de Diseño. Al menos en mi país, lastimosamente, la educación privada responde solo al lucro sobre la excelencia académica. Por tanto, cuando el docente es exigente, y como consecuencia, comienza la deserción del alumnado, son las autoridades las que prefieren reemplazarlos por «profesores buenas gentes» que aprueban a todo el curso, sin importar si aprenden o no. Los alumnos pasan a ser «clientes», que mantienen a la Universidad con sus pensiones y los docentes deben aprobarlos sobre todas las cosas.

0
Reply
0
Armando Arias
May 2011

La responsabilidad que el docente adquiere cuando se hace responsable de una asignatura, es directamente proporcional al interés manifestado por el grupo; la clase es una misión de equipo y cada parte debe participar con generosidad y en ocasiones con rigurosidad. Así como el maestro debe saber escuchar la crítica de los alumnos, estos deben agradecer al profesor la riqueza de sus enseñanzas.

0
Reply
0
Arturo Castillo
May 2011

Yo creo que no solo es culpa de los docentes si no también de los estudiantes ya que no hay mal maestro solo hay malos estudiantes por echo de no darle importancia o el respeto a las personas que encuentran enfrente de un salón de clases, claro también es culpa de las personas que no los pone aprueba o no les hacen un examen antes de contratarlos para ver si están certificados para ser docentes.

Me e dado cuenta que gracias a los docentes e aprendido mucho y lo e llevado a cabo todo lo que me han enseñado en la vida real y espero seguir aprendiendo de ellos ya afuera de la carrera .

0
Reply
0
Luis Elías Orozco
May 2011

Hay días en los qe eh llegado a pensar lo mismo, mas por la costumbre de pensar que es lo que eh aprendido el día de hoy, yo hace un semestre me había desilucionado totalmente y pensaba buscar otra alternativa como carrera, pero luego reflexione, al final quiera que no, esto solo es una oportunidad, para probarme a mi mismo que tan interesado estoy realmente de volverme un gran diseñador. Ahorita reencontre mi vocación gracias a excelente profes que hay en mi escuela, y pues estoy aprendiendo bastante, talvez podria ser más, pero lo que haga falta me esforzare por hallarlo y aprenderlo

0
Reply
0
Alfonso Espada
May 2011

Como docente de diseño estoy de acuerdo y cada día trabajo para que eso no suceda con mis estudiantes pues en mis años de universidad y tambien de colegio tuve experiencias parecidas.

Por tanto me prometí cuando me dediqué a la docencia que no replicaría esa metodología mediocre.

0
Reply
1
Enrique Marini
May 2011

Así como hay buenos y malos docentes, hay buenos y malos alumnos. En algunas universidades el docente es evaluado en cada semestre por los alumnos (del 1 al 5)

y por mi experiencia como docente y actualmente como coordinador de la carrera de diseño, las evaluaciones tienen dos caras: Si el profesor es exigente (pide trabajos de extramuros) el alumno toma revancha en la evaluación y no va a alcanzar los 4 puntos, que se requiere. Si es un profesor light, la evaluación va a llegar, casi, a los 5 puntos. No creo en el equilibrio de las partes. Pero el alumno debe exigirle al profesor.

0
Reply
0
Alexa Garcia
May 2011

Es verdad, estoy en un punto de ya casi salir de la universidad y son pocos los maestro que como dicen no nos caen muy bien pero como aprendemos de ellos, la verdad, que existe de todo!

Igual cada quien pone de su parte, igual tu crees que no aprendes pero creas o no cada maestro te deja un poco, por ejemplo un maestro que solo se sienta y te da instrucciones, es maestro?

Ademas depende también de los superiores, se supone que los maestros están capacitados para dar buenas clases y que te defrauden con maestros que llegan a sentarse toda la clase!

No es justo!

0
Reply
0
Óscar León
May 2011

Como docente he sostenido siempre que «yo, soy el que hace la carrera». YO como estudiante soy quien decide tomar lo mejor de cada docente y desechar lo malo de cada uno igual. Obviamente para esto necesito saber lo que quiero llegar a ser con mi carrera. También YO como docente, si no formo entonces DEFORMO, lo que me ubica en una posición de alta responsabilidad y aprendizaje continuo. La idea es entender que la responsabilidad siempre será compartida y esto nos aleja del conductismo y nos ubica en la idea que el docente te ayuda a CONSTRUIR conocimiento con aptitud, actitud y experiencia.

0
Reply
0
Carolina Quintana
May 2011

Me identifica plenamente tu artículo. Y junto con identificarme me desconcierta porque , llevando años de estudio en la universidad, me doy cuenta que la gran mayoría de los docentes (8 de 10) se han estancado en sus años de universidad, se conformaron con sacar sus títulos y desde entonces, pareciera que nunca más leyeron un libro ni investigaron nada.

Lo único que puedo decirles es que, si hay algo de lo que uno debe aprender de estos docentes mediocres que nos ha tocado en estos años, es aprende a no ser como ellos al egresar.

Saludos!

0
Reply
0
Edvin Pacheco
May 2011

Estaba viendo la opinion de muchos si bien es cierto en la universidad no podran enseñar lo que uno imagina en la mayoria de los casos sera puramente experiencia y nada mas, pero deberian estar mas preparados los catedraticos

0
Reply
0
Fernando Arellano
May 2011

Es cierto lo que dices, sobre todo de aquellos docentes que salieron de la carrera y al no encontrar trabajo se meten a dar clases como una fuente de ingresos, (no es malo, pero si tuvieron docentes mediocres, con que calidad te enseñan si no han tenido experiencia), concuerdo con muchos de los que aquí opinan de que los verdaderos maestros estan en la práctica de esta disciplina, los que día a día se enfrentas no solo a la soluciónes gráficas para comunicar, sino en la manera de como vendernos, lidiar con los impresores e incluso con el mismo cliente y eso es algo que no te enseñan en la Uni.

0
Reply
0
Oscar Loa
May 2011

entiendo perfectamente a que te refieres, en mi caso, un docente como le llamas que nos daba historia del arte insistentemente nos prohibio hacer nuestras exposiciones sin basarnos en algo realmente oficial, posteriormente uno de los temas quedo sin exponer y el lo tuvo que hacer.

cual es mi sorpresa que dentro de una de las diapositivas aparece (editar) esto obviamente de la ya conocida pagina wikipedia.

o tambien se daba el caso que le preguntabamos algo y daba vueltas o se metia a internet a buscarlo.

creeme esto da un pesimo prestigio al plantel.

gracias por compartir

0
Reply
511
Mario Balcázar
May 2011

De los malos maestros también se aprende. Yo entendí que muchas veces aprendes mejor lo que no te enseñan y a menudo los equiparo con los buenos en el simple coraje de ver qué me faltó.

Para mí la docencia no es un pasatiempo, aunque representa un porcentaje pequeño en mis actividades profesionales, es una forma de transmisión de conocimiento, de formar gente a la que después les diré colegas y de aprender día a día: de la gente, del diseño; para algunos es parte de una responsabilidad con tu gente, tu país y tu profesión.

0
Reply
0
José Chávez
May 2011

Sí todo el mundo cuenta la historia según le fue: eres uno, no tienes ni idea de pedagogía ni del funcionamiento del sistema educativo, Pero lo que dices es universalmente conocido. Aún así, no cejemos en el empeño de darnos una mejor formación y no devaluemos más el que tenemos generalizando, un profesor no hace el sistema educativo, tu infancia no es Arcadia.

(Gracias por escribir esta entrada, es importante).

0
Reply
281
Alfredo Gutiérrez Borrero
May 2011

De acuerdo con Ricardo, y tras 18 años de experiencia docente te diré Enrique que, aparentemente, hay cuatro grupos de profesores: 1. Los que nos caen mal y no nos enseñaron nada (¡fatal!). 2. Los que nos caen bien y tampoco nos enseñaron nada (¡aunque duela reconocerlo!). 3. Los que nos caen mal y nos enseñaron mucho (¡aunque no queramos reconocerlo!) y 4. Los que nos caen bien y nos enseñaron mucho (¡maravilla!). Pero, dije ʼaparentementeʼ, pues la clasificación muta y a medida que aprendemos cambiamos de grupo cada profesor, tantas veces que al final advertimos que SIEMPRE aprendemos algo.

0
Reply
1
Ricardo Bueno
May 2011

No soy tan joven como para saberlo todo, decia Oscar Wilde. Fui alumno de grado y soy docente desde hace 30 años pero tambien soy alumno (porque nunca se deja de ser alumno si uno tiene vocacción de docente). He tenido, y tengo, buenos maestros y otros no tanto pero ya hace tiempo aprendí que de todos se aprende algo y que esta en mi aprovechar de unos y de otros.

A tantas opiniones desesperanzadas les digo que la juventud es una enfermedad que se cura con el tiempo.

Ya llegará el tiempo de ser indulgente y reconocer que todo el que pasó por tu vida de alguna manera dejó una huella.

0
Reply
0
Gerardo Perez
May 2011

Interesante perspectiva, habrá que verla también desde el lado del docente -seguramente habrá comentarios similares hacia los alumnos-, generalmente cada nuevo curso ambas partes esperamos mucho del otro, pero sólo con confianza y comunicación se puede avanzar.

En mi experiencia, desarrollar una exigencia mutua nos ha permitido crecer conjuntamente.

Sin interacción el curso está condenado al fracaso, nostros como docentes tenemos el reto de buscar las mejores estrategias, los alumnos a mostrar una disposición y apertura a participar de las mismas.

0
Reply
2
Claudia García Lange
May 2011

Durante varios años como educadora del diseño he podido ver como una cantidad no poca importante de alumnos han pasado del enojo a la tristeza y viceversa al experimentar el espacio áulico como un espacio de poder o de kiosko alternativo laboral por parte de algunos colegas. Y he participado de discusiones al respecto donde la violencia está instalada en No reflexionar en la necesidad de exponernos como parte del sistema a un llamado a la construcción de didácticas del diseño que mejoren los saberes en nuestros alumnos. porqué no una epistemología del diseño, que por fin afirme nuestro lugar en el mundo como docentes de esta disciplina.

0
Reply
2
Ana Milena Castro Fernández
May 2011

Realmente leo con tristeza el artículo pero no con sorpresa. Con mucho orgullo puedo decir que he ejercido mi profesión como diseñadora y mi trabajo como docente, durante más de 12 años entregando en ambos casos todo lo que desde la academia me enseñaron verdaderos maestros, y permitiendo que la experiencia alimente mi labor como educadora. Respeto su punto de vista, pero solicito abrir un espacio para reflexionar sobre la educación, que en cualquiera de las ramas del saber, es un proceso de doble vía, que cuenta con otros actores más allá del nunca bien ponderado maestro.

0
Reply
0
Angela Rodriguez
May 2011

Es claro que cuando mis expectativas de lo que creo saber, o de lo que creo ser capaz o apto, filtran en gran medida la oportunidad que tengo de apreciar o considerar cuando puedo aprender, aún de los errores de los demás. Si el cristal por el que miro es de una gran valía no puedo aprender, pues el acto del aprendizaje requiere por naturaleza de humildad.

Es verdad que existen personas que están menos apasionados que nosotros para la actividad que desempeñan y esto por supuesto es algo común también en los estudiantes, que muchas veces mina cualquier disposición al mostrar nuestra experiencia

0
Reply
2
Evelyn Pacheco Pacheco Cruz
May 2011

En realidad coincido con la teória de que los malos profesores lo son porque se lo permitimos ser. Desgraciadamente mucho tienen que ver las personas responsables de su contrato... muchas veces hablamos de recomendados o curriculum llenos de encanto y exageraciones; pero desgraciadamente tambien de personas que no tienen un gramo de interes por la docencia, que simplemente lo toman porque no encontraron otra cosa.

Pero un punto importante es también la poca eficiencia de los alumnos al aprendizaje... estamos hablando de un interés común. Si estudias alguna disciplina, explota a tus docentes y no solo te lamentes por la suerte que te tocó.

0
Reply
1
Arturo Fernandez
May 2011

Reconozco que es un tema importante y después de 3 años de carrera me encanta la idea de poder compartir con gente que entiende esta impotencia y esta falta de compromiso por parte de la escuela, de poner «clases de prueba». En la universidad en la que estudio, mi primer semestre fue verdaderamente triste, al ver una materia tan importante como «fundamentos del diseño» impartida por un «capacitado en el tema» que solo hablaba de su casa y como le iba en el trabajo y lo que había hecho con otras generaciones, ahora en mi 6to semestre sigo extrañando no haber tenido fundamentos del diseño...

0
Reply
0
Orlando Lope
May 2011

Pues me parece un tema interesantisimo, que es muy necesario darlo a conocer y es más presentarlo en los salones de diseño que son los espacios propicios para informarnos e informar. Lastimosamente esto es una realidad, a mi gracias a Dios pocos son los profesores de este tipo que me han tocado en mi paso por la universidad pero si los hay... y es bien sabido q uno mismo es el que se esfuerza por llevar el proceso de aprendizaje al nivel ideal pero creo q el docente debe motivar a esto y enamorar a uno de la asignatura y de esa forma el proceso se lleva a cabalidad.

0
Reply
0
Walter Morataya
May 2011

El estudiante no debe cometer el error de esperar que la universidad llene los contenidos de la cátedra, el estudiante mísmo debe amplificarlos individualmente.

Si crees que con lo que aprendíste el día de hoy, en el semestre, en el año, en la carrera, hará de tí competente, estás equivocado.

Recuerden que uno es el único interesado en sobresalir, uno debe avocarse mejor a los maestros, a los compañeros, a los libros, horas extras para hacer de uno mísmo un mejor diseñador.

De los malos maestros te encargarás, cuando llegues a reemplazarlos, con la ventaja de saber hacer las cosas mejor.

0
Reply
0
Isaias Pereira
May 2011

Muy interesante el tema y es algo que lo vivo cada tanto en mis estudios. Así como tuve profesores mediocres también tuve excelente docentes. A veces creo que tener materias con algunos «profesores» es una pérdida de tiempo porque no aportan nada a tu formación y además terminas más confundido. Parece ser que algunos enseñan por la retribución económica que reciben y no porque sea una vocación en ellos. En lo personal quiero seguir aprendiendo y aprovechar todos los conocimientos de aquellos profesores que sí aportan bastante a alumnos que estamos interesados en seguir preparándonos.

0
Reply
1
Antonio Quintero
May 2011

El estudiante Henrique, el bachiller que ansioso por desarrollar sus aptitudes y nueva vida de diseñador esperaba que sus maestros fueran DaVinci, Gropius, Klee, Bruno Munari, William Morris o algún otro diseñador, quizás Milton Glaser o Peter Max, para ir aprendiendo a llevar la vida de un diseñador, donde el «mundo todo» es diseño, desde la forma de vestirte: si primero te pones la camisa para que quede por dentro de los pantalones. Te acuestas temprano para madrugar y aprovechar la mañana con su luz brillante y llena de energías que lustrarán tus ideas, desarrollar la mano como instrumento.

0
Reply
10
Vícthor Chávez
May 2011

Es curioso, he dicho que nadie enseña a diseñar este es un «Don» o un «feeling» personal en la escuela te pules, un alumno debe esperar a buenos y malos maestros, en lo profesional hay buenos y malos clientes, en mi preparación académica no tuve profesores preparados pero eso no me detuvo, tampoco puedo decir que aprendí sólo. Hoy soy docente y me pregunto ¿estoy haciendolo bien? los estudiantes llegan con sus «laps» y no salen de Facebook, no sueltan sus «blackberrys» y no saben de otra fuente que no sea la «web» exigen mucho, pero se sacrifican poco, si tu eres la diferencia nada te detendra

0
Reply
0
Carlos Ponce Mistico
May 2011

yo creia que solo pasaba aqui en mi escuela, ahora ya se cae mi mundo de fantasia ciertamente así pasa ya que para la gran mayoría de docentes como usted los llama solo ven su trabajo como eso, un trabajo y parece ciertamente que no sepan lo que es ser un profesor y aunque aveces al concluir el semestre te das cuenta de que realmente aprendiste con el maldito pero en fin solo el tiempo lo dira y ya no me permitiré hablar mas por el bien de mi integridad aqui en mi escuela no quiero tener represalias

0
Reply
4
Eduardo Parra Chavarro
May 2011

Desde el inicio de los estudios universitarios lo mejor es asumir la postura de que «la universidad se la hace uno mismo», pero toma bastante tiempo para asimilar y darte cuenta de esta realidad. Estoy completamente de acuerdo en que se debe realizar una profunda reestructuración del sistema educativo en especial cuando la postura de algunos docentes no solo se caracteriza por la ausencia de idoneidad en la enseñanza, sino también por la prepotencia y una pretendida omnisciencia.

0
Reply
2
Jorge F. Peñalosa
May 2011

El problema no solamente debe impulsarse solamente a un profesor, ni mucho menos a una institución educativa; Considerando que existen maneras alternas de adquirir conocimiento, así como diferentes sentidos cognositivos con el cual, los seres humanos somos capaces de adquirir conocimiento, es muy común buscar culpables( o en dado caso, un culpable) cuando se conoce que la universidad más que profesores, maestros o sea el título que se les brinde, son facilitadores para alcanzar resultados, la cual reside mayoritariamen en actitud.

Me hubiera gustado conocer alguna solución que propones a esto.

0
Reply
0
Susana Alanis
May 2011

Desgraciadamente en las universidades nos encontrmos muchas veces con maestros que no cumplen nuestras espectativas o sentimos que no hemos aprendido lo sufisciente, pero opino que también es cuestión de los alumnos no callar y decir nuestras opiniones a las personas que se encargan de contratarlos por que si no probablemente esto siga pasando todo el tiempo y finalmente los perjudicados serán los alumnos y no los maestros.

0
Reply
0
Mariángeles Camusso
May 2011

No soy Diseñadora Gráfica, pero enseño Comunicación Visual. Coincido en que la docencia en general, y de diseño y afines en particular, no está profesionalizada. Coincido en que hay colegas docentes que dan vergüenza, pero también en que los alumnos a veces esperán una transmisión por ósmosis del conocimiento.

No coincido en absoluto en la idea de que para ser buen docente hay que ser un gran profesional. Pero me pregunto, por sobre todo, si no habremos llegado al agotamiento de la educación formal y si hoy, el aprendizaje y la generación de conocimiento no se está dando en otra parte...

0
Reply
0
Veronica Palma
May 2011

Bueno... el tema tiene bastantes aristas puesto que aqui se ha puesto el acento en el profesor «malo», que estoy de acuerdo están ahí pululando por muchos espacios educativos, pero vamos más allá... quién se pregunta por las instituciones, cómo se hacen cargo de estas falencias, o mejor aún comose construyen sus mallas curriculares? y si esto puede suceder es por que hay vacíos y vicios en las políticas públicas en educación. Nos eamos ciegos estos acontecimientos no son brotes espontáneos de la sociedad, son producto de nuestras construcciones de sociedad.

0
Reply
0
Sandra Lucia Fuertes Bravo
May 2011

lastimosamente es una realidad que mas de un estudiante puede experimentar, pero no todo es malo, porque de hecho gracias a esos malos profesores existe la capacidad de ser autodidactas y pro activos.

0
Reply
1
Paulina Maricela Jaramillo
May 2011

Lo dificil y grave de éste tema es que de 1 maestro malo se pueden multiplicar a 20 o 25, alumnos futuros maestros malos, entonces cual es el futuro para el diseño con docentes de éste tipo?

0
Reply
0
Adriana Grau
May 2011

Es triste que cada que me llega un mail de este Foro... sean tan atinados. Son como la Biblia. Pasa lo mismo en mi Universidad...tengo tantas opiniones buenas como malas del personal docente.. estoy a un mes de concluir y me voy con una profunda decepción de mi proyecto de Tesis...que no fué más que un engorroso trámite.

0
Reply
0
Julio Cesar Serna
May 2011

Yo siempre he dicho «nadie te enseña a ser un buen profesor».

Se pueden leer todo tipo de libros sobre la enseñanza y no servirá de nada, solo la experiencia y en algunos casos hasta el consejo del alumno servirá de guía para tener una buena metodología de estudio!

0
Reply
0
Perla Godinez
May 2011

Si bien es cierto que el docente tiene parte de responsabilidad durante el desarrollo formativo, sin embargo, enseñar es un proceso mediante el cual se aprende enseñando y se enseña aprendiendo entonces si el alumno es pasivo no hay retroalimentación y se torna aburrido, sin sentido, si por el contrario exiges con fundamentos, la sabiduría te será brindada.

Digo también me he topado con personas que evaden las preguntas aunque por algo es educación universitaria, uno debe ser mas autodidacta, de nada servirá tener frente a ti a un grupo de eruditos si sencillamente eres bueno para otras cosas

0
Reply
1
Marcelo Pérez
May 2011

La experiencia de tener un maestro o profesor que no cumple con las expectativas que uno pretende, es muy común en el ámbito educativo. Cuántas veces hemos volcado las ganas de aprender en un curso o clase en particular, para quedarnos luego con un trago amargo y un gusto a poco?

0
Reply
0
Sonia Duenas
May 2011

Creo que la responsabilidad no sólo recae en el docente, sino también en el alumno, el cual a mi criterio, debe ser exigente más que todo consigo mismo; sólo así el sabrá qué esperar de un docente, qué esperar de sí mismo y qué hacer en caso que el docente no cumpla sus expectativas.

La formación que recibes desde pequeño también tiene sus incidencias en esto, ya que la mayoría de veces se nos enseña a «aceptar» y no a «pensar».

Creo que desafortunadamente, todos hemos pasado por este tipo de experiencias que describes.

0
Reply
0
Alvaro Figueredo
May 2011

Creo que la mayoria de los estudiamos diseño nos pasa esto, el problema esta tambien que muchos profesores no se actualizan se quedan con el diseño de la vieja escuela, creo que mas que nada para ser profesor debe serlo por gusto, no por trabajo, la habilidad de comunicar un salon con 20 0 30 personas no es nada facil y es increible como experiencia misma me pasa que hay veces que en el aula no soporto estar en la clase de algunos profesores ya que su mentalidad esta tan atrasada y son super cuadrados y uno siente tanta rabia que no sabe que hacer, porque realmente uno quiero aprender

0
Reply
0
Laura Dueñas
May 2011

Es importante poder contar con personas capacitadas para poder enseñar o impartir una clase eficiente y que nos motive al conocimiento, pero esto se hace muy complicado con personas o docentes que en ocasiones el ego se puede subir hasta las nubes. Es bueno tener una jerarquía en el salón de clases, pero si se pierde el respeto tanto de docente-alumno o viceversa pues entonces realmente no se logran los objetivos requeridos y solo es una perdida de tiempo y esfuerzo.

0
Reply
0
Orlando Arias Sánchez
May 2011

ME LEÍSTE LA MENTE... ESO ES EXACTAMENTE LO QUE PASA EN LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE QUERÉTARO EN DONDE YO ESTUDIO DISEÑO INDUSTRIAL. AQUÍ CONTRATAN A CUALQUIER PERSONA QUE SE CREA CAPAZ DE IMPARTIR UNA CLASE SIN HACERLES UNA PREVIA EVALUACIÓN PARA PROBAR QUE REALMENTE SIRVEN PARA EL PUESTO AL QUE ASPIRAN,ADEMAS DE QUE ESTA LLENO DE RECIÉN EGRESADOS DEL TEC DE MONTERREY QUE COMO TU DICES SOLO VAN AHÍ COMO PASATIEMPO Y REALMENTE NO APORTAN NADA PARA NUESTRO DESARROLLO COMO ESTUDIANTES SOLO VAN AHÍ A HACERNOS PERDER EL TIEMPO,Y CULPO YO DE TODO ESTO A LOS DIRECTIVOS PRINCIPALMENTE A LACOORDINACION

0
Reply
0
Ángela Quispe Del Pino
May 2011

excelente aporte, no solo aplicable al diseno sino a otras carreras vinculadas con la comunicacion visual, y es que establecer objetivos, competencias y metas dentro del area visual es sumamente complejo, es ahi que se necesita de un docente que no solo sea un buen profesional dentro de su carrera de origen (diseno), sino que sea docente mediador entre lo subjetivo personal y lo funcional, buscando siempre la motivacion en el alumno y su compromiso por la carrera... o sea un docente de verdad

0
Reply
0
Alejo Mazzadi
May 2011

En el lugar donde yo estudio, ocurre algo similar... pero no en todos los casos... es decir, también hay muy buenos dg que son docentes, que motivan a laburar una idea, a sobresalir, a pensar un poco sin dar soluciones ni caer en facilismos...

Yo creo que el principal problema está en los alumnos, que esperan llegar con su trabajo a una especie de «correción», en la cual esperan que que el docente les de una solución precisa, es decir, les «acomode el diseño»... una cuestión de comodidad y de pocas ganas de ponerse a laburar por parte de los alumnos..

0
Reply
1
Ariel Palacio
May 2011

Deberiamos reflexionar sobre los Sistemas de Educacion, desde la valoracion cultural y socioeconomica de un Profesional de la Enseñanza pasando por la actualizacion de los Planes de Estudio hasta las Normativas y Recursos de un Centro Academico.

La enseñanza del Diseño en Latinoamerica es tan particular como lo es la de un ambito estatal al privado.

Es importante destacar tambien el compromiso del estudiantado, sino podriamos titular «Los malos alumnos de Diseño» y los ejemplos serian infinitos. Considero que el tema es mas complejo que la diseñovivencia de cada uno.

0
Reply
2
Carlos Martínez
May 2011

El problema también es en parte causado por el alumnado, ¿Has planteado bien tus dudas?¿Ves al profesor como el unico que te da el conocimiento?. Los paradigmas de las universidades están cambiando, los profesores ya no son esos eruditos a quienes no puedes contradecir, si es un mal profesor, como alumno tienes el deber de comentarlo y exigir que se tomen medidas al respecto, también es necesario ya no limitarse por el conocimiento que te dan y buscarlo en otras fuentes, el trabajo del profesor universitario está virando hacia alguien que te guia en esa busqueda del conocimiento.

0
Reply
1
Oscar Javier Varona
May 2011

Lo mismo ocurre en la enseñanza media, quizás no tan perceptible por las características de los temas tratados.

Por ejemplo: Física. La mayoría de las personas tiene recuerdos negativos sobre esta disciplina, y esto se debe en gran parte a la baja calidad de los docentes en dicha materia.

Peor aún entonces en Diseño: disciplina completamente subjetiva, y donde los «docentes» no estudian ni una materia pedagógica.

Creo que lo fundamental es que la cátedra cuente con un buen programa; con ejercicios que hagan al alumno comprender los conceptos trabajados en taller.

0
Reply
1
Facundo Gutierrez
May 2011

Independientemente de la voluntad, pasión o calidad tanto de profesores como alumnos, creo que otra arista del problema (al menos en la enseñanza del diseño industrial) es la paradoja de que la mayoría de los profesionales que se dedican a la docencia, son aquellos menos interesados por el ejercicio de la profeción.

Así -si bien ser un buen diseñador no significa ser un buen docente- la transferencia al alumno es mucho más pobre y se acota la libertad de proyecto, solo a lo que el profesor conoce.

0
Reply
0
Ingrid Ocampo
May 2011

yo también fui estudiante y aveces pensaba así de mis maestros.... 10 años después soy yo la que se enfrenta a diario con estudiantes apáticos, inseguros y que piensan que su aprendizaje esta en manos del profesor y se limitan a ser estudiantes (los que solo esperan que el profesor les transmita información y les solucione todo) y no a APRENDER; me pregunto si también la formación del diseñador no depende de su compromiso consigo mismo y con su decisión de ser diseñador?

0
Reply
41
Erika Valenzuela
May 2011

excelente aportación!!! te felicito, creo que todos hemos tenido al menos un caso similar al q expones... profesores que no solucionan dudas o no «aportan nada», por otro lado por supuesto que nos toparemos excelentes maestros que motivan y son una guía. En una clase (de cualquier nivel) el alumno y maestro se complementan, deben aprender los unos de los otros, es un proceso tan dinámico y enriquecedor que hasta del «peor maestro» puedes aprender mucho... es cuestión de querer abrir nuestro panorama, ser flexibles y mantener una percepción abierta al aprendizaje ya seas maestro o alumno.

0
Reply
0
Daniel Montalvo
May 2011

Para enseñar diseño tienes que ejercer el diseño en alto nivel;eso te hara un orientador eficaz y no el maestor que hace como que enseña y alumnos que hacen como que apreden.Alumnos que no soportan la critica mordaz y la disciplina, la cual te hara profesional y no un pirata del diseño que solo fuiste por tu diez y que te digan que eres bueno.Escuelas que quieren transformar en pedagogos a su plantilla docente, muy mal.La pedagogía es solo para los pedagogos. Siempre que enseñes, enseña a la vez a dudar lo que enseñas.Y pobre del estudiante que sea aprendiz de todo;o maestro de nada.

0
Reply
0
Stefany Pinzón
May 2011

Realmente, leyendo tu experiencia, me di cuenta de que mi experiencia es exactamente igual. Aunque hay profesores que tienen un conocimiento inmenso, no saben transmitirlo a sus estudiantes de forma que se entienda, que sea útil para nuestras vidas profesionales, es muy triste todas las horas que he perdido sentada en una cátedra o en talleres de diseño mal dirigidos... pero, también queda de cada uno de nosotros tomar lo que sirva, y desechar lo que no.

0
Reply
0
Ale C
May 2011

Lo q leo en este artículo (muy preciso) es similar a lo q yo y mis cerca de 30 compañeros de clase vivimos cuando estudiábamos DG, recuerdo perfectamente que casi cruzificamos a nuestros queridos profesores ya q no tenían la experiencia, no les interesaba o simplemente NO SABÍAN ENSEÑAR, para mí creo q el sistema falla ya que estas personas no ganan lo suficiente como para planear una clase a 30 personas de las cuales algunos son unos completos.... bueno, digamos que son unos niños que solo van a jugar. En mi caso, trato de aprender lo que puedo por mi cuenta. Es nuestra decisión aprender más.

0
Reply
0
Bruno Böhm
May 2011

Como estudiante de diseño tuve docentes que no tenian dominio del tema expuesto; creo que esto se debe a su poca experiencia como diseñadores, una cosa es ser buen diseñador, otra es ser buen docente y otra muy distinta es ser las dos juntas, para ello se necesita experiencia y sobre todo amor a lo que se hace; creo que la mala labor de un docente en el la aula no debe desanimarnos sino motivarnos a crecer, a fin de cuenta el docente solo guía por un camino, es deber de nosotros profundizar.

0
Reply
0
Arturo Colunga
May 2011

Compartiendo la idea de comentarios anteriores el problema reside, en principio, creer que los docentes son responsables de «transmitir» conocimientos. Porque entonces todo persona se convierte en «docente» al llevar apuntes a un salón de clases de acuerdo con los temas del programa y dicta «conocimiento» a los estudiantes dejando de lado fomentar un pensamiento crítico-autocrítico, reflexivo y creativo.

Entonces, habría que responder primero ¿cómo definimos educación?, ¿qué entendemos por un «buen» docente y una «buena» metodología didáctica? y ¿qué proponemos para enseñar diseño?

0
Reply
1
Ingrid Calva
May 2011

Te puedo que en la escuela en la que estoy, todos mis maestros son muy buenos e incluso te motivan a salir adelante, pero tambien depende mucho de ti la experiencia y los conocimientos que adquieras a lo largo de tu vida profesional y lo que haga con ellos. Pero si tienes que exigir a la Institución lo que te corresponde como alumno, aunque veces eso se les olvida por el maldito dinero jeje.

P.D. No te limites a lo que te den tus profesores.

Saludos.

0
Reply
0
Miriam Ordorica
May 2011

En mi experiencia personal como estudiante, he tenido maestros muy buenos y otros no tan buenos, que bien, si cuentan con basta experiencia de diseño, no cuentan con las mejores estrategias para impartir esos conocimentos, son excelentes diseñadores, pero no tan brillantes docentes, sin embargo en nuestra labor, mas que tener maestros que nos «enseñen» debemos tener asesores que nos acompañen en la construcción de nuestro propio conocimiento, es por esto que no debemos cargar toda la responsabilidad a nuestros maestros, sino complementar las clases buscando el conocimiento por nosotros mismos.

0
Reply
0
P Nicolás Figliozzi
May 2011

La educación siempre tiene ese algo de sinsabor:Creo que el desempeño del maestro es muy dispar, y que ademas sus resultados también dependen de los alumnos y el contexto. No es raro que, docentes de los cuales a mi no me aportan en la enseñanza, hayan sido ideales para otros alumnos de otros cursos (y al revez). Será por eso que tenemos tantos docentes en una carrera, para que algunos puedan imprimirnos sus conocimientos. Igual siempre surge algún docente que no logra «imprimir» ningún conocimiento en ningún alumno. Hay mínimo 1 en todas las carreras, y eso es reponsabilidad de los directivos

0
Reply
2
Joaquin Sandoval
May 2011

Bastos en sabiduría significaría que son rudos o groseros en su sabiduría. Si se buscaba decir amplia sabiduría debería haber sido vastos.

0
Reply
0
Gevi Rolá
May 2011

Soy maestro desde hace 20 años. Este semestre impartí a dos grupos el mismo curso. Hice una planeación semestral, un programa, objetivos. Los grupos no tenían las habilidades técnicas. Eso lo noté cuando inició el curso y veía que no podían con los ejercicios. No pude mantener el nivel, bajé la dificultad y reduje ejercicios. Tenía que sacar a los 2 grupos al parejo. Un grupo pensó que yo no era coherente ni responsable por no seguir el programa, el otro me agradeció porque se sintieron más seguros y confiados. Su actitud era diferente y su concepción didáctica también. Acércate a tus maestros

0
Reply
0
Daniel Castillo
May 2011

¿Qué hacer cuando tienes un mal maestro? Sencillo: ser un mejor alumno. Cuando nos damos cuenta de que cierto maestro no comple con las expectativas o requisitos para impartir una clase, lo mejor es, como universitario y futuro profesionista, buscar la manera de obtener el conocimiento. En muchas ocaciones el conocimiento no se obtiene mediante libros o en consultar a otro maestro, existen (para nuestra fortuna) compañeros que poseen ese conocimiento requerido y que no dudan en compartir; asi lo que una vez fue un obstáculo resulta una oportunidad de compartir lo aprendido con los demás.

0
Reply
0
Edgar Ojeda Chavez
May 2011

Charlando con una maestra (con maestria) sobre esa situación, nos dimos a la tarea en desglosar este tema, una de las conclusiones que hicimos fue, que la universidad es un sistema de «Enseñanza», por ende se basa en yo te transmito conocimientos, tu los aprendes y ya, cuando deberia de tratarse de un sistema de Aprendisaje, ya que seamos honestos, si la media es que todos los diseñadores creen que su opinion es la unica que cuenta, esto es todavia mas perjudicial cuando son maestros por que no solo transmiten conocimientos a medias, sino también sus malos habitos, que reproducimos después.

0
Reply
0
Christian Navarro
May 2011

Temo que ante la negligencia de algunos, no de todos, los maestros del diseño, a los alumnos no les queda más que sobrellevar estos pequeños tropiezos y encontrar su propia relación y autodescubrimiento de la profesión, si bien hacernos oír es un primer buen paso, uno aun mejor es aprender que aun cuando estamos en un lugar de enseñanza, no es la única forma de crecer en el conocimiento, por lo que pienso que la mejor opción que tenemos es investigar, leer, experimentar por nosotros mismos, de manera que podamos encontrar nuestro propio camino hacia el entendimiento del Diseño, más que repetir el de alguien que no encuentra pasión en enseñarlo.

0
Reply
0
Valeria Ruiz Gutiérrez
May 2011

Como estudiante, claro que siempre hay insatisfacciones. La idea de educación como un proceso unidireccional me parece muy acertado, al menos hoy en día, cuando la misma información está disponible para todos. Los mejores docentes, me parece que son aquellos que están concientes de que nunca dejarán de aprender, por lo que escuchan tus ideas y ayudan a encauzarlas, quién sabe si «correctamente» acaso un término muy realtivo, pero sí lo mejor que pueden. En fin, no tienen ese miedo absurdo a ser sobrepasados algún día por sus alumnos, su enseñanza no es un despliegue de vanidad. Saludos!

0
Reply
0
Marcelo Britos
May 2011

Es un tema muy complejo y una consecuencia clara de las políticas de estado que se imponen en latinoamerica, las cuales poco a poco van deteriorando los sistemas educativos en todos los niveles dando como resultado profesores que no puedan dedicarse enteramente a la docencia e investigación.

0
Reply
0
E Jackleton
May 2011

Aunque me parece un poco simplista y superficial es, por desgracia, muy cierto. He tenido profesores que eran buenos diseñadores y muy malas personas, que por enseñar entendían leernos un libro de la biblioteca, que por corregir entendían burlarse y despellejar al alumno y que no compartían realmente su experiencia por miedo a que el alumno superara al maestro. Yo no sé cómo aguanté, pero otros alumnos que incluso eran mejores diseñadores que yo, lo dejaron.

Por eso, desde estas experiencias, pienso que realmente ni alumnos ni docentes ni diseñadores gráficos necesitamos gente honesta. Y ya.

0
Reply
0
Marlene Ordorica
May 2011

Pienso que este es un problema de educación en México y no solo a nivel licenciatura, es de todos los niveles, solo que hasta ahora nos damos cuenta ya que es un tema que nos interesa.

Tambien es importante no culpar a nadie ya que todos en cierta forma contribuimos, (igual que la corrupción) desde las instituciones, docentes, y alumnos (por no exigir algo que en mi caso estoy pagando, falta de compromiso y de cultura).

La unica solución que yo veo es ver por uno mismo y aportar con algo.

docentes: retroalimentarlos

compañeros: retroalimentarlos y apoyarlos

Yo: alimentarme diariamente y contribuir

0
Reply
38
Rodrigo Mazza
May 2011

La palabra «alumno» deviene de «a«=sin, «lumen«=luz. Esta concepción de la educación que considera al alumno un mero receptor pasivo, tiene un doble filo porque lo condena a un lugar de comodidad insalvable.

Enrique: creo que hay que esperar menos y actuar más. Se trata de participar activamente en ese juego, ese intercambio, esa construcción que llamamos «educación». Está también en manos de los alumnos romper con aquella concepción unidireccional y arcaica de los «sin luz».

Saludos!

0
Reply
0
Juan Ospina
May 2011

Más triste me parece que alguien se toma el trabajo de escribir un artículo y algunos docentes atacan como perros rabiosos al estudiante; Seguramente no tiene «un sustento teórico ni una postura epistémica valida», citando a otro participante.

Pero al menos se tomó el trabajo de decir algo.

Por mi Parte y se que no escribo como erudito de la real academia tuve muy malos docentes y en la U. en la que enseño a pesar de tener renombre (al menos en mi país) una gran parte de mis compañeros ponen trabajos tontos y largos y luego los rajan (porque eso es enseñar) y otros se dedican a dejar exposici

0
Reply
0
Miguel Angel Osorio
May 2011

Bueno, cada quien habla como le va en la feria....verdad?

Solo se desilusiona, el que se hace ilusiones, dice el filosofo.

Habria que mencionar que asi como los alumnos quieren mejores maestros, tambien los maestros quieren mejores alumnos. Nota puesta al calce de las exigencias de los almnos en el pizarron de la carrera de diseño industrial

, por el aquel entonces jefe decarrera, Gabriel Simon Sol. Buen maestro, manchando, pero lo bueno no se lo quitaba yo.

saludos

0
Reply
0
Xavier Den
May 2011

Creo que muchos estudiantes esperan y yo de igual manera esperaba los 10 secretos del diseño gráfico jamas antes contados, esas ideas inconscientes de lo que es el diseño como definición y sobre todo aplicación en la realidad es común entrar en constantes paradojas, ahora bien hay profesores que son excelentes diseñadores pero en sus clases dejan mucho que desear, algunos lo hacian porque pensaban que si daban sus ideas, sus experiencias, sus técnicas o métodos alguien iba a ser superior a ellos, en conclusion es una labor de conciencia entre el alumno y profesor un intercambio de exigencias.

0
Reply
0
Armando Paredes
May 2011

Y que pasa con los malos estudiante, aquellos que no «estudian antes» y desafortunadamente tampoco después. Y es que cuando se trata de ser objetivos en la educación, se pierde de vista que es subjetiva, hay dos subjetos en este proceso, el que quiere apropiarse de los conocimientos o las experiencia del otro y el que los quiere compartir.

Pero que hace un docentes cuando el alumno no hila lo aprendido, y te cito «el docente decide imponer la autoridad como en el régimen Nazi, pero en versión chafa, enviando a la guillotina..»., los Nazis enviaban a la cámara de gases, diría el Dr. House.

0
Reply
0
Ban Board
May 2011

En el ambito de la institucion educativa estas ideas suelen acabar tildando a la persona que las comunica de resentido o algo asi.

Lamentablemente de alguna manera un tanto extraña en el ambito en que nos deberian enseñar a pensar es el primer lugar donde, de una u otra forma, se comienza a censurar nuestras opiniones/ ideas.

Los docentes estan trabajando y deberian estar mucho mas abiertos a las opiniones de sus alumnos... que vienen a ser sus clientes. Como van a enseñarnos a tratar con los clientes si no pueden dar un buen ejemplo al respecto?

me gusto el articulo. me senti identificado.

0
Reply
0
Sofia Martinez
May 2011

No por ser buen diseñador serás buen profesor. La realidad es que muchos de nuestros alumnos por distintas razones llegan a la Universidad con sus mentes adormecidas y anestesiadas. No deberíamos entender el enseñar diseño como compartir solo nuestro know how. Un buen profesor debe guiar para potenciar el proceso creativo, a través del ejercicio más complejo, demandante y profundo, PENSAR. El desafío real es lograr que cada futuro diseñador sea un innovador creativo único. El problema es que muchos alumnos esperan aprender solo diferentes recetas de cómo diseñar.

0
Reply
0
Luciana Yamashiro
May 2011

Si bien hay profesores mediocres, también hay alumnos mediocres. Los alumnos que no lo son, simplemente no pueden quedarse con lo que este profesor mediocre les da, incentiva a la investigación personal (siempre y cuando esté motivado). Pero también hay que saber aprovechar y sacarle el jugo a los docentes que son muy buenos: capacitados, que saben conectar con la clase, motivadores, y que nos exigen investigar por cuenta propia. Felicitaciones a éstos últimos.

0
Reply
0
Edwing Solórzano Pareja
May 2011

simple. En mi ciudad, educar es un verbo que no conjugan las directivas y ganapanes que «montan» el negocito con tres escritorios y dos pc con programas piratiados. He sido idiota útil y renegado del salón de clase. Sé que los buenos profesores deben ser eso, docentes de tiempo completo, pero eso es un oficio mal pago y jodido. La mayoría de los «profes«se escampan en los malos momentos de su carrera profesional y los buenos terminan por mamarse de tanta estulticia de ambos bandos, que alumnos con compromiso, pocos. La mayoría los vez haciendo «social club«y no grupos de estudio.

0
Reply
0
Luis Garcia Garcia
May 2011

Mis malos alumnos de diseñoDespués de leer el artículo creo que hay algo que en la escuela, ni fuera de ella te van a enseñar. La pasión por lo que haces. Es evidente decir que los mejores son los que me han sabido transmitir sus conocimientos es una obviedad, y si lo piensas bien una obviedad egoísta. Transmitirme, enseñarme, educarme, que me den…que me den todo, y que me lo den bien. Me imagino que dentro de unos meses veremos otro artículo tuyo hablando de qué malos son los clientes que no me pagan, y/o este impresor/contratista me miente. Crece y despierta. Esto es lo que no te han contado

0
Reply
1
José Isaac Cortés López
May 2011

Parte 1. El alumno ingresa. Se sienta y espera el verbo. Clase tras clase espera el tema desarrollado por el maestro. Para eso se le paga. Después de 8 clases, el alumno divaga, no ha leído ni tomado apuntes. Califica la clase como «chafa», y al llegar las notas bajas odia al docente.

Parte 2. El docente pone notas altas sin tareas... el alumno feliz sabe que pasará al siguiente nivel previo análisis de maestros «barco» para repetir el esquema.

Parte 3. «Ustedes quieren que les enseñe. Yo quiero que aprendan». Palabras del maestro Calles. La verdad habemos de todo. ¿Tu de qué lado estás?

0
Reply
1
Carlos Chops
May 2011

El tema que expones es una situación que se presenta muy a menudo. En lo particular, durante mis ya 3 años de licenciatura, la gran mayoría de los catedráticos que han impartido mis clases han sido muy buenos, comprenden la teoría y saben llevarla a la práctica de diversas maneras, cualquier duda es resuelta porque domina la materia que imparte. He de reconocer que no siempre es perfecto y la universidad comete algo que para mí son errores si no graves que pueden traer consecuencias. Creo que los educadores de diseño deben ser diseñadores. Experiencia: Una de las docentes escribe peor que yo.

0
Reply
0
Daniel Ramirez
May 2011

Lamentablemente hasta unos meses atrás pensaba igual que tu, y también me encontraba decepcionado con el desempeño de los maestros en mi carrera. La verdad es que cuando algo te apasiona tanto, nunca estarás conforme.

Hoy, puedo voltear hacia atrás y ver la evolución mi trabajo. Puedo agradecer las malas clases que tuve y que me motivaron a investigar por cuenta propia, trayendo como resultado un aprendizaje mucho más grande, extenso pero sobre todo gratificante. Cada uno de mis logros fueron gracias a mi determinación y esfuerzo.

Después de todo, el maestro es solo una guía.

0
Reply
1
Amy Sainz
May 2011

Cuando disfrutas lo que haces , el trabajo deja de ser una obligación , y se convierte en algo que te apasiona ...

Soy estudiante de diseño , por que es lo que más me apasiona.

En la vida he tenido malos y muy buenos maestros , de los cuales he aprendido mucho y hasta me atrevo a decir que en varios de ellos he encontrado una valiosa amistad, por que como su alumna , o como colega , he buscado trabajar en equipo .

Cabe mencionar que de todo aprendemos , y es nuestra opción ver a que tipo de camino deseamos seguir...

0
Reply
0
Jaime Francisco
May 2011

Esta situación me es muy similar. Yo por mi cuenta veo a alumnos y profesores por igual: unos buenos y otro pésimos.

El mejor consejo al que hasta ahora e llegado es: si no pueden prepararte o enseñarte tus profesores, no esperes.., hazlo por ti mismo y busca la manera..:libros, trabajos, experiencias, conclusiones, opiniones de expertos, etc., etc.

Saludos

0
Reply
0
Daniel Franco
May 2011

Y acaso el trabajo debe ser aburrido y soso. Para mi el diseño mas que un trabajo es un pasatiempo, me divierto con mi profesión. Desayuno, almuerzo y ceno diseño y paso el tiempo...

Me parece que el argumento de que algunos profesores vean la docencia como un pasatiempo y esto sea la causa de que no sirvan, es una premisa muy floja... Que haya docentes malos en las Universidades es solo el reflejo de la mediocridad del docente como persona.

Por cierto ¿la foto de Dr. House que tiene que ver con el tema? Creo que presenta el artículo algo light.

0
Reply
1
Martín, Miguel Bomrad
May 2011

La etapa de la Universidad es un paso en el aprendizaje continuo, uno tiene que seguir estudiando. En 4 años se puede aprender y enseñar muy poco.

Ahora con esta frase: «El trabajo académico (?) de quién se desempeña cómo docente en las instituciones educativas es agradable, aparentemente fácil..».. El que la escribio no tiene ni idea de lo que dice. Por lo menos en Argentina no funciona. La UBA tiene cerca de 1500 profesores que dan clases GRATIS. Si GRATIS. La educación publica no parece ser prioridad de nuestros gobernantes. Asi es medio difícil poder tener profesores dedicados a perfeccion

1
Reply
1
Merced Teodora Nieto Lázaro
May 2011

Es buena tu opinión acerca de los docentes del Diseño, pero creo que cae tambien la responsabilidad en nosotros, nuestros maestros no puede hacer «todo» por nosostros, nosotros tenemos que tomar las iniciativas para ser mejores profesionales del diseño y eso solo se logra con la investigacion y la aplicación de la teoría.

Pero tambien creo que tambien hay buenos maestros, los cuales te pueden llegar a inspirar y dar una buena teoría, y de quienes tenemos que sacar mucho jugo.

0
Reply
18
Juan Carlos García
May 2011

Ser docente no es fácil, menos aun en un país donde a muchos no les queda de otra, como si ser catedrático fuera sinónimo de «profesional de segunda». Conozco a varios diseñadores frustrados, y hasta cierto punto acomplejados, que buscan refugio en la docencia al no poder desempeñarse en la práctica. Por lo tanto, su incapacidad se hace evidente en cuanto se paran frente a un aula. Por desgracia, estos individuos son los que formarán a futuros profesionales, que estarán destinados a egresar con un perfil muy bajo. Sin preparación, conocimiento, sensibilidad, práxis y vocación no hay docente.

0
Reply
0
Arturo Cobian
May 2011

Sinceramente, para muchos de los que estamos estudiando, o para muchos que ya han terminado su carrera profesional, nos hemos topado con esta clase de opinión. Durante mi carrera, me enfrente a docentes por no llamarlos «maestros» que en vez de enseñar te confundian mucho más, hoy puedo decir que mis mejores maestros son los compañeros de trabajo en el periódico, tengo un coordinador excelente, del cual he aprendido demasiado en esta rama de diseño. Un saludo para cada uno de los que leen este comentario y muy buen árticulo Enrique.

0
Reply
0
Miguel Villafuerte
May 2011

entre colegas (profesores) «se joden» porque uno propone algo que est en contra de la filosofia del otro, el dia en el q eso deje de suceder, sin duda, los estudiantes estaremos mas listos y capacitados para poder enfrentar los retos que nos plantea el medio y obviamente enfrentar a la sociedad latinoamericana.

Por otro lado, nos podemos sentar a quejarnos desde el profesor hasta de nuestros compañeros, pero esa no es la solución, en el camino profesional y personal nos encontramos con muchas personas y sin dudas de todas aprendemos algo, sencillamente debemos aprovechar y filtrar la informac

0
Reply
0
Germán Olivares
May 2011

Básico. Parece que lo que compartes es la base de un problema muy profundo.

También está el tema de hasta dónde el docente tiene la labor de ʼintroducir conocimientosʼ en vez de proveer de herramientas para continuar su búsqueda.

Es bastante obvio que los contenidos de una clase en un período regular no abarcan lo suficiente para conocer un tema, es el caso de carreras como relacionadas con el Diseño que van de la mano con muchas otras áreas, de manera que los programas se ven forzados a condensar. Buen profesor? Para mí es aquel que interesa a sus alumnos a seguir desarrollándose.

0
Reply
0
Mauricio Gálvez
May 2011

Pues tenemos de todo.... algo que me agrada mucho, es la capacidad inagotable de criticar un sistema educativo eternamente cuestionado, de acuerdo contigo - y agrego- en lo de los «pésimos» docentes que a pesar de sus muchos estudios solamente logran dormitar aun más a los educandos, completamente de acuerdo que habemos «pésimos» alumnos que no nos comprometemos lo suficiente como para volvernos investigadores autodidactas, pero vale la pena recordar que para un educador nato no es necesaria la academia y sin embargo es necesario cultivarla en muchos casos para ser transmisor de conocimiento

0
Reply
0
Stelli Med
May 2011

Esta muy bueno tener toda clase de docentes, de los malos podés tener un vistazo de lo que nunca te gustaría ser...pero no estar de acuerdo con alguno no quiere decir que sea mal maestro. Como dije, algo ya nos esta enseñando.

0
Reply
0
Karol Indira Romero Álvarez
May 2011

Para que los chicos lean lo que escribió alguien como ellos y algún día valoren a los maestros por que a los malos maestros nunca se les dice maestro, no pasan de ser simples guías de apoyo, para que los docentes que trabajamos por pasión y no por profesión nos pongamos a pensar qué labor estamos haciendo y cómo nos ven nuestros estudiantes, para que las directivas lo piensen antes de contratar a alguien por llenar un vacío o por cumplir con un calendario.

Felicitaciones Enrique, se me arruga el corazón al leer lo que piensas y me reafirmo en la labor que hago hoy, transmitir mi pasión.

0
Reply
0
Anni Hernández
May 2011

Excelente artículo, estoy muy de acuerdo con lo que mencionas, desgraciadamente es una realidad de las escuela de paga que hoy en día hay y que seguirán habiendo... gracias a estas los egresados no salen con una buena preparación y afuera es donde sufrimos. Ahora con los avances tecnólogicos los maestros enseñan a base de tutoriales y no como debe ser... o bien no aclaran del todo tus dudas.

Ojalá que el sistema educativo mejore y sean mucho más exigentes con las personas que impartirán sus conocimientos.

0
Reply
0
Edwin Montes
May 2011

Estoy de acuerdo en la Utec la mayoria de los docentes que me dieron clases son arquitectos y algunos solo sacaron una maestría en Diseño Gráfico y se dicen que ya son diseñadores gráfico para poder dar clases. yo felicito a otras universidades que si tienen docentes en el area calificados para eneseñar esta materia.

0
Reply
0
Jose Fernando Aguirre Moreyra
May 2011

Somos lo que nos dejan ser y lo que con suerte podemos aprender. Nosotros somos nuestros propios profesores, la investigación por cuenta propia, desde mi punto de vista, es la mejor opción. Hace un tiempo me di cuenta que estamos acostumbrados a esperar que el conocimiento nos llegue y nos autolimitamos, en vez de ir en busca del mismo. El maestro es una persona dentro de la institución que tiene una función diferente que el alumno, nada mas, pero no significa que sabe todo, hay que tomar lo que le sirve a cada uno y lo demás a buscar en otro lado.-

0
Reply
2
Julia Lehnert
May 2011

Este artículo me ha tentado lo suficiente como para porfin decidirme a escribir, ya sea como opinión, en este erudito portal.

Estoy completamente de acuerdo con lo que describe su protagonista.

Ahora que estoy acabando siento un grande vacío respeto a ciertas asignaturas mal impartidas o mal dirigidas ya sea por culpa del profesor o del proceso educativo. Espero que en un futuro, todo esto se corrija.

0
Reply
0
Ivan García Múzquiz
May 2011

SOY DE LA IDEA Y CREO FIRMEMENTE QUE AMBAS PARTES TIENEN LA RESPONSABBILIDAD DE LLEVAR ACABO UN CORRECTO PROCESO DE RETROALIMENTACIÓN.

A mi parecer el maestro y vaya que lo entiendo porque ya fui DOCENTE, no viene a hacer nada más que SER un simple GUIA y solucionador de cuestionamientos. De ahí en delante que el aprendiz solucione su forma de devorar y no solo devorar, sino adquirir el conocimiento, eso si es que el interés y el cuestiona-miento realmente le nacen.

0
Reply
0
Francisco Cuenca
May 2011

si bien el docente tiene responsabilidad como tal al igual que estudiante, es de resaltar que dentro de este sistema educativo de educación superior se le esta permitiendo a cualquiera que ejerza las responsabilidades de impartir conocimiento,cosa en la que estoy de acuerdo, lo que no comparto es que no todo diseñador es buen docente y ojala todos lleguemos a tener eso claro algún día pues esa es nuestra responsabilidad como profesionales, para así no generar un decrecimiento de la educación superior mas de lo que ya sabemos.

0
Reply
0
Román Gallo
May 2011

DEFINITIVAMENTE LA ÉPOCA DE ESTUDIO ES IMPORTANTÍSIMA PARA TODO ESTUDIANTE Y A ESO SE SUMA EL TENER CALIDAD DE DOCENTES PUES ES GRACIAS A ELLOS QUE LE COJEMOS AMOR U ODIO POR LOS TEMAS PROPUESTOS, AHORA QUE SOY DOCENTE EN DISEÑO GRAFICO ES CUANDO LO ENTIENDO ( NO ME GUSTA ILLUSTRATOR GRACIAS A MI DOCENTE EN ESA EPOCA)

!!! GRACIAS PROFE ¡¡¡¡

0
Reply
0
Bricelda Garcia
May 2011

Desde mi experiencia, no hay profesores, ni alumnos malos, simplemente hay malos programas, no hay objetivos claros, mientras esto no se resuelva no habrá buenos resultados.

0
Reply
1
Víctor Del Ángel
May 2011

kikirikií... kikirikií... kikirikiíiiiiiiiii

0
Reply
0
Christian Salgado Lopez
May 2011

Comparto algunos aspectos y experiencias de éste artículo. Pero, ¿dónde termina la responsabilidad docente y empieza la de los estudiantes?; aprender diseño va más allá de la universidad y de los maestros. Además de lo que aprendemos en la escuela (sea la mejor o la peor), hay herramientas como libros, internet, tutoriales, exposiciones, artículos, foros, el freelance en sí, en fin. Si uno se limita a «aprender» en la escuela ó lo de la escuela, de que nos sirve. Siempre habrá maestros excelentes y maestros mediocres, pero como dicen por ahí...«Un buen gallo, en cualquier gallinero canta».

0
Reply
1
Analía Antenucci
May 2011

Me pregunto: ¿por qué en facultades (de la UBA) como la de Cs. Exactas, Filosofía y Letras y Cs. Sociales existen carreras de profesorado -además de las licenciaturas- en cada una de las áreas, y no pasa lo mismo en la facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo? ¿Acaso la modalidad de «taller» de muchas materias troncales hace que nuestra profesión sea considerada un oficio que se aprende por imitación, y no a través de teoría y práctica (críticas, por cierto) enseñadas por un docente con formación para desempeñarse como tal?

0
Reply
0
Luis H. Fosado
May 2011

En mi experiencia personal: Yo estudié en una de las escuelas mas prestigiosas de México para la Carrera de Diseño (UAM) y si creo que la Gran mayoria de mis profesores son grandes investigadores, profesionales en todos los sentidos, y si creo que tambien uno que otro dejaban mucho que desear en cuanto a la impartición de sus materias. estoy deacuerdo en que el aprender es de cada quien, pero estamos deacuerdo en que es requerida la correcta guía de alguien con el conocimiento y la experiencia para obtener el máximo aprovechamiento de los temas impartidos. Ahora que doy clases, lo entiendo.

0
Reply
0
Hector Davila
May 2011

Los conocimientos no se pueden transmitir... ya que es un proceso personal... como la digestión. Me da un poco de lástima que este foro se pueda llegar a convertir en depósito de frustraciones y quejas... obvias... aburridas.

0
Reply
0
Gaby Mendez
May 2011

Creo el principal problema que todos tenemos ya sea los docentes o ya como diseñadores dentro de una empresa, es la falta de feedback (retroalimentacion).

Con respecto a las preguntas que haces al final. Yo te respondo que todos. Pero principalmente, la tiene uno como alumno. Sabemos que si la escuela continua contratando a un docente de cual no han recibido ninguna queja, simplemente es porque llegan al supuesto de que «todo esta bien». La única solución es comunicarse.

0
Reply
0
Verónica Arzate
May 2011

La labor docente no es fácil sin embargo dices algo importante que es autoridad, liderazgo, disciplina y porque no algún regaño quiero decirte que hoy en día los alumnos no estan dispuestos a escuchar y mucho menos a recibir consejos algunos y dificilmente aceptan criticas eso aso hace que la educación sea tal y como quieren facil y directamente a la boca.

0
Reply
1
Luis Plaza
May 2011

Sólo puedo hablar de mi experiencia

Primero: Enseñar cuesta

Segundo: Quiero que mis alumnos sean mejor que yo

Tercero: Hay que empujar el pensamiento creativo (única herramienta que va con la persona donde quiera que esté)

Cuarto: La evaluación por parte de los alumnos no es reflejo fiel (hay generaciones «flojas» que sólo van a «agüantar» la clase y si exiges demasiado acuerdan evaluar negativamente)

Quinto: La formación por competencias debería ser más estricta

Sexto: Las Escuelas deberían tener más claro el perfil de formación y respetarse

Séptimo: Lo que estudias es tu carrera de vida

Amén

0
Reply
0
Natalia Mikhaylov
May 2011

Me sorprende que a ambos lados del Atlántico ocurra exactamente lo mismo en la docencia... la conclusión a la que he llegado después de 3 años de carrera de diseño gráfico es que llevo 3 años cabreada, pues muchas veces parece que hacemos de todo menos aprender, y si es cierto que tenemos algunos maestros que son una verdadera inspiración, la gran mayoría, por desgracia, son personas incapaces de ver que la docencia no está hecha para quien no tenga la vocación de transmitir conocimientos.

0
Reply
0
Ramiro Gonzalez
May 2011

Aún cuando tienes razón, el hecho de no dar especificidades acerca de esta tan personal experiencia tuya no me deja más que con un sabor de boca como a «facebookazo», a queja amorfa y a resentimiento adolescente. Verdaderamente creo que la mayoría de los docentes en TODAS las disciplinas y niveles educativos son, como muchas cosas en nuestro país, insuficientes en sí mismos y «cumplidores» en los más básicos de los rubros. Si el problema fue tu escuela y su cuerpo docente, dilo, si el problema es alguien en particular, denuncia. Si de plano sólo te quieres quejar así, a la ligera, haz un blog.

0
Reply
1
Jorge Espinoza
May 2011

Hay que ser proactivos, si el sistema universitario es deficiente en algunos aspectos, deberíamos enfocarnos en resarcir dicha debilidad viéndola como un área de oportunidad para tomar cursos extra, leer más, autoinstruirnos...

La univesidad nos da las bases y solamente trabajando y a partir de las experiencias es cuando nos convertimos en diseñadores. Me atrevo a decir que lo anterior aplica en mayor o menos medida en todas las carreras.

0
Reply
7
Enrique De La Rosa Montoya
May 2011

... La web 2.0, el aprendizaje compartido está revolucionando los procesos de cómo estamos todos aprendiendo; esto, las instituciones y quienes las conforman tienen que aprender a aprovecharlo, hecho esto estaremos en el trayecto rumbo a mejorar a favor de nuestro compromiso con el Diseño, como estudiantes, futuro profesionales y docentes.

0
Reply
1
Andrés Mignacco
May 2011

El articulo es pobre pero REAL y tan valedero como cualquier otro, sobre lo que pasa en la enseñanza de Latinoamérica.

Por un lado está bueno escuchar opiniones de todos los niveles, lo cual podría actuar en detrimento del nivel de FOROALFA.

Yo personalmente prefiero esta franca y directa narración, en lugar los artículos sofisticados hablando «en difícil» con palabras «casi esotéricas» para dar una mejor imagen, haciendo rodeos del tema (circunloquio) para explicar algo que se podría hacer en unas pocas y simples palabras.

La educación es la solución a la mayoría de los problemas (por no decir todos)

1
Reply
7
Enrique De La Rosa Montoya
May 2011

Todo esto cambiará rápidamente, el aprendizaje está fuera de las aulas, en ejercer, usar una metodología de trabajo, no perder nuestro sentido crítico que desarrollamos como principio para resolución de problemas de Diseño, estar constantemente reflexionando como hoy lo hacemos entre profesionales en sitios como éste de intercambio de conocimiento. ...continúa

0
Reply
0
Mariana Tavella
May 2011

Este tema siempre me resultó muy frustrante. Estudié en la UBA y, entiendo que es pública, y que no hay presupuesto... pero siempre me pareció muy ilógico que para poder cursar la carrera docente HAYA QUE SER DOCENTE! Y además, que no sea un requisito para los docentes el cursarla.

En Morfología2, tuve de ayudante a un chico que era, a la vez, compañero de otra materia. Había conseguido entrar porque le había ido muy bien el cuatrimestre anterior. No estudiaba la carrera docente, y corregía y opinaba sobre nuestros trabajos en ausencia de los titulares.

Falta de presupuesto, falta de criterio.

0
Reply
0
Eva Deanda
May 2011

Buen artículo, hace reflexionar y darnos cuenta que como profesionales de diseño podemos y debemos aportar mucho más a nuestra sociedad y al mismo tiempo exigir mejoras considerables del sistema educativo del país.

Si esto sucede en niveles de licenciatura, ¿Qué sucederá en niveles anteriores?

0
Reply
0
Claudia Angelica Martinez Diaz
May 2011

Con gran asombro me doy cuenta que FOROALFA ya no es lo que fue en sus inicios: un foro de diseño, donde se escribía de cosas realmente interesantes. Hoy por hoy cualquiera puede escribir aqui y decir lo que le venga en gana sin un sustento teórico ni una postura epistémica valida. Es una pena que hayamos llegado al punto en que un estudiante escribe -mal por cierto- sin ningún rigor académico; sobre su experiencia en la escuela. Respeto eso y respeto la opinión del estudiante, aunque su paupérrimo trabajo sea precisamente el reflejo de su nivel académico.

0
Reply
0
Ernesto Monzon
May 2011

Creo que queda completamente de uno mismo el ir mas allá, hay una frase que me día una maestra mencionaba , mas que «preocuparse hay que ocuparse».He compartido la idea de que estudiar DG ha sido difícil en el sentido de que te basas en percepciones de una sola persona, que veces no tiene una preparación completa para poder sustentar su desaprobación , apoyandose en una percepción personal y no en una profesional, pero también creo que aunque nos guste o no , así sera en la realidad laboral, un cliente no va a tener todos los conocimientos, al final todo dependerá de su percepcepción.

0
Reply
0
Coral Gutierrez
May 2011

Coincido en que la mayoría de los proferores no están bien preparados para ser docentes, pues una cosa es que tengan muchos conocimientos, pero eso de nada nos sirve a los alumnos si no nos los saben transmitir. A esto solo nos queda a los alumnos indagar e indagar, para así poder crecer como profesionistas y no solo como máquinas a las cúales les anden diciendo qué hacer y cómo, pues el diseño es más que nada personal y sólo se llegará a un buen diseño a base de eperiencias e investigaciones propias.

0
Reply
1
Rusia González
May 2011

En la actualidad las universidades contratan acorde a concursos de bancos de datos. Si el docente ha hecho un montón de títulos, tiene mayor puntaje y es el elegido. También existen recursos como la evaluación docente, donde el estudiante de forma objetiva debe evaluar la pedagogía del facilitador. Los estudiantes tienen la responsabilidad de denunciar si un docente no está cumpliendo con la labor que le están pagando. Creo firmemente que el docente que enseña diseño, debe ser diseñador, pues de lo contrario solo especula sobre lo que es la profesión y lo que el estudiante necesita.

0
Reply
0
Ricardo Castellón
May 2011

Mira muchacho, lamento para empezar que tu inspiracion sea la imagen del ridiculo personaje de una de tantas series ridiculas que nos meten a la fuerza por la television. Si esa es tu inspiracion para un articulo que se pretende sea serio, en un sitio serio, dudo de tu profundidad de analisis. La vida es la que ensena.

0
Reply
0
Hernan Ezequiel Flores
May 2011

Amén del área profesional... uf... por favor leer... Jacques Ranciere - «El Maestro Ignorante»... y a Paulo Freire «Pedagogia..». esta todo dicho. Adios

0
Reply
0
Gustavo Gutierrez
May 2011

Al menos intentaban enseñarte Diseño. En mi universidad te hacen cursar muchas cátedras de arquitectura y gran parte de los profesores, incluso los de talleres de diseño, son arquitectos. Quienes juzgan mis trabajos de diseño poseen poca o nula formación en diseño. Juzgan todos los trabajos basandose en gustos personales.

De yapa perdi un año completo haciendo croquis de edificios, estudiando álgebra, urbanismo y dibujo técnico (incluso me vi obligado a realizar 3 planos de casas y maquetas relacionadas a urbanismo y parquización de una plaza...

Solo en la UNL!

0
Reply
0
Claudia Elias
May 2011

No dudo que tengas razón en gran parte de lo que escribes, pero si creo que necesitamos de esa mala experiencia de la que tu hablas ( y no estoy justificando a los malos docentes), es simplemente ver el problema con otra actitud, verlos como oportunidades para desarrollar otras capacidades, como el ser autodidacta(No aprendo nada con el docente, busco aprender por mi propia cuenta), en mi experiencia aprendi a defender mis ideas y mis conocimientos ante aquel maestro que solo quizo ser autoritario en defensa que no sabia del tema. Mi pensar es: sea bueno o malo siempre hay algo que aprender.

0
Reply
0
Regina Rodríguez Insa
May 2011

Coincido con Miguel Ángel en que lo más importante es la motivación. Pienso que en España hay muy buenas escuelas y muy buenos docentes. No hay que olvidar que el diseño no es una ciencia exacta, y nadie te va a dar una fórmula para conseguir resultados. En la escuela empiezas a formarte como diseñador, pero un diseñador nunca acaba de aprender, por esto pienso que también hay buenos y malos alumnos, buenos y malos diseñadores y buenos y malos docentes, pero no hay que generalizar.

0
Reply
1
Anabel Rostan
May 2011

Creo que todos hemos tenido malas experuencias con docentes. En uno de los talleres de diseño de la facultad teníamos una que en las clases prácticas a la gran mayoria nos corregía los trabajos en función de sus gustos más que si cumplía o no con los requerimientos.

Otra docente, era un poco más objetiva en sus correcciones y en las preentregas teníamos que evaluar los prácticos del resto de los compañeros sin saber quien era el realizador.

0
Reply
8
Rubén Morales
May 2011

Y también hay que decir que no estamos hablando de ciencias exactas: El Teorema de Pitágoras podrá ser enseñado eficazmente por cualquiera que lo haya aprendido, pero en las carreras de diseño y comunicación social incide mucho la experiencia del docente, que es personal e irrepetible.

En tal sentido la sola formación académica no es suficiente para enseñar: El docente tiene que haber experimentado en la práctica profesional lo que enseña pero también tener la formación pedagógica para poder trasmitirlo a los que desean aprender.

0
Reply
0
Mauricio Yagode
May 2011

Enrique: comparto tus pensamientos y experiencias, desde el otro lado de esta américa tan grande y tan pequeña a la vez. Sólo ahondaría un poco más en los buenos ejemplos de profesores que, a pesar de su baja paga u horas contratadas, sí se comprometen y sacrifican para ser excelentes y entregar excelencia a los estudiantes dispuestos a aprender. Muchas distinciones hechas y por hacer. Gracias por compartir esto con nosotros!

0
Reply
0
Sergio Alzate
May 2011

Lo que me toco a mi fue una sobre dosis de docentes que parecían que desconocen del tema, es mas algunos camuflaban su ineptitud con una avalancha de proyectos para mantenernos ocupados y no levantar sospechas de que no conocen de nada.

0
Reply
0
Pere Bacardit
May 2011

Por desgracia coincido demasiado contigo y comparto los tres culpables de Minerva Juárez.

Algo que falta en muchas universidades son fondos para captar la atención de docentes capacitados. Se cubren las plazas con antiguos alumnos, en muchos casos como becarios, y los pocos profesores con currículum, la mayoria vienen, dan su clase y se marchan. Aún con un presupuesto insuficiente, el cuerpo directivo tambien debería ser capaz de encontrar fórmulas motivadoras para todos. Los alumnos tambien deben poner de su parte y ser conscientes del coste de sus estudios.

0
Reply
0
Miquel Ángel Higueras
May 2011

No creo que se pueda separar la «docencia» de la motivación. Recuerdo con nitidez a los «profes» que te motivaban, contagiaban... en definitiva con los que conectabas, y por otra parte a los grandes teóricos, los grandes profesionales, las «ratas de biblioteca» con los que simplemente cumplías pero no llegabas a sintonizar.

Ahora mi objetivo principal (como docente) es llegar a motivar, es provocar, es luchar abiertamente contra la apatía.

No olvidemos que por encima de profes y alumnos, todos somos personas y lo que diseñamos es también para personas.

0
Reply
0
Ingrid Morales
May 2011

Solo puedo agregar que en mi universidad (UASLP facultad del Hábitat) los alumnos tenemos la oportunidad de evaluar cada fin de semestre a cada uno de los maestros que tuvimos y que nosotros mismo escogemos al inicio de semestre cuando creamos nuestro horario de clase, y creo que eso ayuda mucho a las autoridades universitarias a darse cuenta que tipo de maestros tienen, y a lo largo de la carrera puede ver los cambios en la actitud y desempeño de los maestro para bien y la desaparición de elementos que no daban el ancho.

0
Reply
0
Minerva Juárez
May 2011

Creo que tenemos tres culpables: los docentes, los que los contratan, y nosotros mismos por no exigir más.

Quizá sea por comodidad, o porque no sabemos que tanto nos pueden ofrecer. Pues asi como hay comentarios como el tuyo, los hay de compañeros que no gustan de esforzarse, prefieren sobrevivir a la carrera, demeritando su propio trabajo. Al resto, no nos queda más que buscar en otros lugares, personas y experiencias como llenar esos huecos que dejaron los «malos maestros».

(un saludo también a esos exigentes, por cuyos proyectos no dormí y que tantas veces odie, entre ellos G. Jimenez)

0
Reply
0
Fanny Taucare
May 2011

personalmente, creo que debería capacitar a aquellos diseñadores que ejercen como docentes en universidades, ya que no todos tenemos ʼese algoʼ para transmitir conocimientos a 10 o más personas por muy buenos que sean diseñando.

Y si, como estudiante universitaria me ha tocado vivir momentos así, incertidumbre sobre lo aprendido o no. sobre métodos poco comprensibles de enseñanza, pero sabes, a veces creo que independiente de si nos enseñan mal o no, siempre busco información para APRENDER de otras fuentes confiables y además, de paso, aprendo de los errores que cometen los «docentes».

0
Reply
0
Verónica Henríquez
May 2011

El espectro educativo ha cambiado en todas las áreas y sigue evolucionando, quizá más lento de lo necesario. El diseño no escapa a ello y suma la dificultad del factor creativo, que arriesga subjetividad. Quienes estamos del lado docente debemos ser humildes para situarnos en un rol mediador entre la riqueza teórico-práctica de la profesión (que exige estudio, vocación, generosidad) y las muchas habilidades naturales de los estudiantes; capaces de construir y recrear su aprendizaje en base a sus propias capacidades, talento y curiosidad naturales. ¡Una buena combinación!

0
Reply
33
Rodolfo Fuentes
May 2011

Cuando aprender/enseñar es parte de un proceso vital de crecimiento, naturalmente uno elige en que parte de ese par indivisible está en cada momento.

Cuando ese delicado equilibrio se rompe, transformándose en parte de un proceso mercantil, tanto si se produce dentro de una institución de enseñanza privada como si el objetivo de quien enseña/aprende es solamente obtener beneficios económicos, se entra en una espiral de insatisfacción.

Hay algo de sagrado en enseñar como lo hay en aprender. No en un sentido religioso sino en la carga ética, en la responsabilidad del dar y el recibir.

0
Reply
1
Andrés Ricardo Rodríguez Dallos
May 2011

En mi opinión la responsabilidad de encontrar maestros con bajo nivel a la hora de transmitir los conocimientos a otras personas es de las personas que los contratan, puesto que no todos sirven para ser docentes, la docencia es un trabajo y no un pasatiempo, no en vano existen MA y especializaciones en docencia o en educación. El filtro de selección para ejercer la docencia tiene que ser mas estricto en muchas instituciones educativas, para no contratar a cualquiera que solo tenga un titulo sino alguien que tambien sepa como enseñar.

0
Reply
3
Ángel Segura
May 2011

A diferencia de Katia, creo que tu opinión es muy valiosa, pocos se atreven a denunciar sobre todo a los directores y en mi opinión ESE es el problema, en mi caso pudo decir que la Directora de la UIC, Cecilia Palacios, ha sido un lastre en a carrera en la UIC, solo por una pensión del Seguro Socia, es una pena, pero es una realidad, ella es un ejemplo de la mala administración que sólo ve por SUS INTERESES sin importarle los alumnos, me consta, en fin, tienes razón. pero el sistema está hecho para que tú, por denunciar, seas el malo, búscame y platicamos.

0
Reply
0
Katia Esqueda Berumen
May 2011

De alguna manera la mayoría de las personas vivimos experiencias similares a la tuya, sin embargo tu forma de manifestarla me parece poco ética, puesto que estás atentando contra tí mismo, ya que se trata de tus profesores quienes a pesar de las fallas te hicieron un «diseñador gráfico titulado», no olvides que lo que escribes difícilmente podrás borrarlo. Quieras ó no tu título lleva el nombre de tu universidad: «malos maestros = malos alumnos = trabajos mal remunerados». Sugerencia, ya conoces los errores, deja de etiquetar y criticar y pregúntate, ¿qué hiciste, haces ó harás para corregir?

0
Reply
2
Edna Patricia Quezada
May 2011

Un buen docente debe estar en activo, ya sea como diseñador o como investigador, es así que las clases se nutren dada la experiencia, sin importar que sea o no conocedor de todos los programas de diseño, y hay que ver a los alumnos que no ponen de su parte y retroalimentan las clases aunque sea con una opinión con su nivel de conocimientos, finalmente el proceso es así las ventajas de hoy en día son el acceso a la información, hay que usar las herramientas que tenemos tanto docentes como alumnos.

0
Reply
42
Arturo Haro
May 2011

Abundan los ejemplos de «maestros» que imparten sus clases en medio de puras ambigüedades, una notable falta de recursos lingüísticos y una grave creencia de que «la experiencia profesional» lo es todo. Y también los de aquellos que ignoran y desdeñan la experiencia que provee el trabajo de campo. Como siempre, ha de ser un punto medio el ideal. Algo que nadie ha comentado aquí y que considero es importante: el diseño es una disciplina que proviene de un oficio que se practicaba en talleres.

0
Reply
0
Irene Hernández
May 2011

Creo que muchos pasamos por lo mismo, pero creo que se aprende de ambos, tanto de los buenos como de los malos ya que de estos últimos aprendí lo que no quisiera ser ni como profesional, ni como docente si lo llegase a ser

0
Reply
0
Diana Saldaña
May 2011

Creo que la labor docente es algo muy especial porque no es ocupar el tiempo libre, es transmitir conocimientos profesionales y personales, ademas se tiene que enriquecer la profesión con estudios de posgrado en didáctica, técnicas de enseñanza, de aprendizaje, de proyectos y lo mas importante pasion por la enseñanza amor al conocimiento. Claro el diseño es una praxis interdisciplinaria y multidisciplinaria que no solo se debe enseñar sino tambien aprender, y solo el 50% del conocimiento se enseña en aulas el otro 50% es responsabilidad del alumno.

0
Reply
1
Enrique Pacheco
May 2011

Utopía verdad, se supone que estamos para enseñar (cierto) y también que los alumnos estan para aprender (cierto), cuando se conjuntan estos dos elementos es genial el poder establecer una relación que apoyen las partes y se complementen, solo que esto se transforma en utopía cuando una de las partes no logra el objetivo y se empeña en creer que tiene la razón, considero que lo mejor de esta dinámica es que cada quien tome conciencia de lo que hace, el que «enseña» si así lo quieren decir, que enseñe y que el que «aprende» que se comprometa, si todo se armoniza podremos tener un mejor futuro.

0
Reply
0
Mila Coronado
May 2011

Malos maestros siempre existirán,

así como malos clientes te encontrarás después.

Tampoco quiero justificar al sector educativo que en el caso de las universidades que imparten la licenciatura siempre la vieron como una entrada de dinero. Los planes de estudio nunca fueron evaluados por colegios de profesionales de tal profesión (a nivel nacional creo que sólo existe uno y no es específicamente de Diseño Gráfico)

Malos maestros, malos diseñadores, malos clientes, sólo hay que sobrepasarlos y seguir adelante, porque existen muchos muy buenos maestros, diseñadores y clientes.

0
Reply
0
Tomas Quintanilla
May 2011

Cuando yo era estudiante y no obtenía una buena nota con profesores incompetentes, pensaba que así era como tenía que ser, ya que no estaba de acuerdo ni con los métodos de enseñanza, peor aún con sus «magistrales» clases y menos con sus «creativos» y retrógrados ejercicios, pero a la final me sirvió, me sirvió para saber todo lo que no debía hacer cuando sea profesional.

0
Reply
0
Julio Uc
May 2011

Concuerdo en muchos de los comentarios, no es un tema nuevo y el profesional se forma a sí mismo... eso no se pone en duda. Sin embargo la situación de la enseñanza no se escusa por esta realidad.

Aunque los profesores no sean los eruditos que nos imaginemos en las ideas pre_universitarias son reales las carencias de la docencia en la disciplina del diseño y la comunicación gráfica. Y eso si merece la pensa seguirlo señalando y trabajando para lograr generar mejores escuelas que den elementos para que los futuros profesionistas tengan un mejores recursos para volar por su cuenta...

0
Reply
0
Felipe Hernández Tovar
May 2011

El diseño es de quien lo trabaja

La practica hace al diseñador

El mejor maestro serás tu si amas al diseño, no todo es el aula

De mis maestros relevantes no recuerdo clases sino su ejemplo y estilo de vida

En mi opinion La humildad y disposición para aprender son lo que te hace universitario y humanista, el resto es codependencia a la instrucción e idealización docente, oficio tan ingrato.

0
Reply
0
Cesar Garcia
May 2011

Hehe, gracioso el tema, lo escucho todos los dias, y siempre llega a la misma conclusion: ni la escuela, ni el maestro hacen a un buen alumno, uno se tiene que ocupar de educarse a si mismo. Disenadores brillantes entre escuelas, maestros y clases basura, y viceversa...

Nadie tiene la eduacion que quiere porque uno nunca sabe que es lo que quiere que le enseñen, egrese en condiciones muy semejantes a la tuya, y eh estado en ambos lados de la cancha como para decirte que el juego siempre va a tener las mismas reglas, ya depende de uno si se divierte o no. Cheers!

0
Reply
0
Daniel Costas
May 2011

Suele pasar!. Por qué tanta incompetencia?... Creo que los favoritismos y el mínimo esfuerzo posible por parte de estos personajillos (los «docentes» y los que les dan coba para que lo sean) tienen gran parte de culpa.

0
Reply
0
Manuel Siordia
May 2011

Comparto la idea acerca de la pasión por la enseñanza, pero no creo que para ser un buen maestro alguien tenga que nacer para serlo o dedicarse por completo a ello.

Muchas veces los mejores maestros son los que aparte de enseñar tienen proyectos a la par que los nutren de experiencias para compartir con los alumnos.

En mi caso así fue, mis mejores maestros siempre han sido los que están actualizados, los que no están estancados en la enseñanza y los que sobretodo nunca agotan las experiencias y los casos que compartir.

0
Reply
0
Jose Luis Chaidez
May 2011

Es fácil señalar y recalcar los errores, porque al final del día, es lo único que recuerdas!!!!! pero cabe mencionar y preguntar hasta donde llega el compromiso de un estudiante?, porque si bien es cierto hay profesores malos, también es cierto que hay estudiantes malos, hoy doy pie a la reflexión y exijo que nos cuestionemos, hasta donde el maestro debe conducir nuestro conocimiento? porque si bien dice la frase

Danos de comer y manana tendremos hambre, pero danos maíz del que se siembra y tendremos comida para todo un futuro.

Hoy felicito al verdadero maestro, que es uno frente a la vida

0
Reply
0
Mauro Diaz
May 2011

Egrese el año pasado de la carrera de Diseño Gráfico en el instituto Arcos, hace dos años que soy ayudante en el ramo de Taller Central, mi experiencia a sido muy diferente, y eso me ah llevado a querer desarrollar también la docencia, solo puedo decir que definitivamente la clave esta en la reciprocidad que el docente sea capas de desarrollar con sus alumnos, un ambiente de confianza para escuchar con respeto y enseñar con vocación.

No hay que llegar a los alumnos con planificaciones duras y cuadradas, solo es necesaria una maqueta, el resto es improvisación, acorde a cada individuo.

0
Reply
0
Sandra Paola Martínez Hernández
May 2011

Los maestros, profesores o docentes, como gusten llamarles, no lo saben todo, los alumnos deben comprender eso. Los alumnos no llegan a las aulas sin saber nada, eso deberían comprender los maestros.

El aprendizaje debe de darse en forma recíproca y tanto alumnos como maestros debemos aprender a aprender de los demás (esto puede aplicarse en cualquier caso de la vida cotidiana).

0
Reply
0
Cristian Cena
May 2011

Despues están los docentes que uno nota ponen todo su empeño pero no les da. Que le vamos a hacer, la actual generación de estudiantes vive una realidad del diseño muy diferente a la de 20 años atras. La tecnología ha pasado por encima al 90% de nuestros docentes. Mínimamente un docente debe estar actualizado y estudiar todos los días si quiere sentirse digno, pero bueno, dignidad también es llevar la comida a la casa. Considero que el diseño es en la práctica un oficio y por ello necesario un perfil técnico-tecnológico en la enseñanza, todo lo demás aunque necesario es secundario.

0
Reply
0
Ana Paulina Gutiérrez
May 2011

De acuerdo. El problema principal es que siendo diseñadores gráficos no todos tenemos la habilidad o vocación de maestros. Ojalá y todos nos tomáramos en serio el impacto que tiene nuestra clase en la vida de los estudiantes, no seríamos tan irresponsables. Es un trabajo que requiere de compromiso, preparación y vocación definitivamente. En muchas instituciones se está trabajando para disminuir este impacto negativo que producen aquellos que toman la docencia como una alternativa «fácil» de desarrollo profesional.

0
Reply
114
Paco Calles
May 2011

una palabra más: comparto

0
Reply
0
Ricardo Ortega
May 2011

Hola man pues en mi caso así como me e encontrado con decepciones también me e encontrado con aciertos (son muy pocos) y considero que eso nos afecta para una vida profesional satisfactoria pues uno queda como alumno con unos agujeros de conocimiento graves pongamos tuve un profesor que me exigía unos trabajos casi perfectos pero nunca lo vi hacer uno, unas técnicas muy definidas pero la de el dejaba mucho que desear y cuando me exigía me sentía frustrado la ver que el nunca va a enseñar bien y yo nunca pude aprender, la cuestión es que eso mas me impulsa para no ser tan malo como el.

0
Reply
2
Berenice Marquez
May 2011

También me paso en la universidad, clases que parecían no llevarme a ningún lado y de las cuales no recuerdo lo aprendido específicamente.

Creo que en esos casos, lo que falta es el entusiasmo, la actitud y ganas de compartir conocimientos con las demás personas.

Así era un profe de la prepa, de matemáticas. Siempre entendí sus clases, y te explicaba super bien los problemas, te llevaba de la mano.

El problema también está en que muchos profesionales, buscan la docencia como alternativa de empleo, cuando está claro que esto es una vocación nata.

0
Reply

Upcoming online courses

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019