Los concursos de diseño

Los concursos no son la causa de los principales problemas estructurales de la profesión del diseño, pero son un excelente reflejo de esos problemas.

Retrato de Jorge Illich Carpinteyro Jorge Illich Carpinteyro Leiria Seguidores: 4


Los concursos de diseño se han extendido a las diversas áreas practicas del quehacer del diseño. Si bien no son el origen de los principales problemas estructurales del diseño, sí son un reflejo de esos problemas. En ese sentido, afectan de forma profunda la percepción que la sociedad (empresas, clientes, universidades, etc.) tiene de la profesión, porque reflejan aspectos fundamentales que no han podido ser resueltos y que contribuyen fuertemente a una desvalorización y desacreditación de los profesionales. ¿Cuáles son estos problemas estructurales?

  • Valor de formación. La existencia de concursos direccionados a estudiantes y profesionales, desvaloriza la formación. Para quien lanza un concursos la formación no importa, lo que importa son las buenas ideas; por tanto, entiende que la formación poco contribuye a la construcción de un buen diseñador, y que cualquiera pude hacer el trabajo mientras tenga «buenas ideas».

  • Valor del proceso. La mayor parte de los concursos de diseño evalúa los componentes formales del producto y deja de lado los componentes funcionales (entendiendo por funcional la relación del producto con el usuario y con el contexto, desde la materia prima hasta el desecho). Cuando se lanza un concurso de diseño, en la gran mayoría de las ocasiones, la información proporcionada a los concursantes omite importantes aspectos y no es posible solicitar información adicional. Al proponer soluciones sin tener toda la información necesaria, los mismos diseñadores desvalorizan el papel que deben jugar en el proceso de desarrollo del producto. Al aceptar esas condiciones de trabajo se está diciendo también que lo único que se tiene para ofrecer son «buenas ideas», que no se necesita demasiada información y análisis para trabajar y que, por lo tanto, el papel del profesional en el proceso es irrelevante.

  • Valor del conocimiento. La mayor parte de los concursos de diseño evalúan imágenes (soluciones formales). Este pude ser uno de los puntos más polémicos, y quizás muchos diseñadores no lo compartan. Personalmente entiendo al diseño como un proceso que genera conocimiento sobre el problema a resolver, que permite identificar y evaluar la mejor solución para ese problema específico. Sólo basándose en la información generada (documentación del conocimiento), es posible generar y evaluar la solución formal adecuada. La mayor parte de los concursos nuca considera este componente, lo cual ha llevado a que la sociedad considere que diseñar consiste en hacer dibujos, algo que todo el mundo puede hacer.

  • Valor de la relación. El tipo de relación que se establece en los concursos no implica ni un vínculo laboral ni un vínculo de prestación de servicios. Al participar en concursos los diseñadores admiten que no es necesaria un tipo de vínculo serio con las organizaciones para las que trabajan; que para tener diseño no hace falta contratar a nadie y basta con organizar un concurso.

  • Valor del respeto. Los concursos son una falta de respeto hacia el diseño por parte de la sociedad, que no somete a condiciones tan injustas a otros profesionales.

  • Valor del trabajo. Cuando se evalúan las propuestas par un concurso y se determina que un único trabajo sirve entre mil, se instala en la sociedad la idea de que casi la totalidad de los profesionales no están preparados para resolver su trabajo, o que el diseño es una cuestión de suerte.

En resumen, ¿los concursos son algo malo y la causa de mucho de los problemas del diseño? No son la causa, pero son un reflejo de la postura de los profesionales del diseño. Es importante erradicarlos, pero más importante aún es que todos comprendamos por qué debemos erradicarlos y solucionar esos problemas estructurales que no permiten al diseño asumir el papel que debiera jugar en la sociedad. Hoy existen muchos diseñadores que entienden claramente cuál debe ser su papel, pero aun queda mucho trabajo pendiente de concientización.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Retrato de Jorge Illich Carpinteyro Jorge Illich Carpinteyro Leiria Seguidores: 4

Julio Frías, editor EdiciónJulio Frías Ciudad de México Seguidores: 101

Opiniones:
37
Votos:
34

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al italiano
Código QR de acceso al artículo Los concursos de diseño

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 04/04/2014

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Julio Cesar Quijano Zambrano
0
Hace un año

Deberías evaluar el tipo de concursos a los que te refieres. Existen muchos concursos con gran valor en conocimiento y competitividad o acaso no conoces del concurso de Michellin ?

0
Retrato de Alfonso León
1
Abr 2014

No creo que los concursos, como tal, sean malos, pues en ocasiones son un medio para llegar a algún lado (hablando de dar a conocer tu trabajo), tal vez el proceso es el incorrecto: Se lanza un problema y llegan mil soluciones, pero... ¿cuál es la necesidad real?, si es sólo un problema ¿no debería tener sólo una solución? ¿por qué miles? ¿en qué momento se evaluó el supuesto resultado?

Peor aún cuando el ganador será quien más votos de sus amigos tenga y no porque realmente su propuesta sea la que "mejor funciona".

0
Retrato de Ivan Abbadie
45
Jun 2015

hay formas de dar a conocer tu trabajo y no precisamente colaborando en la especulación, para dar a conocer tu trabajo primero debes conocerlo, valorarlo.

1
Responder
Retrato de Sole Verduga
4
Abr 2014

Considero que tus razones tienen un sentido lógico y claramente puedo entender tu punto, creo que es un poco extremista generalizar la idea de q los concursos no sirven más que para desvalorizar el trabajo de un diseñador. Pienso que este problema tiene como últimos responsables a los concursos, en gran parte el mismo diseñador ha sido el causante de este pensamiento, así como la masificación de la disciplina que por el interés cuantitativo, ha sacrificado el cualitativo. Los concursos tienen un alto impacto en la carrera de los diseñadores al darles exposición y muy poca en el resto de la soc

0
Retrato de Ivan Abbadie
45
Jun 2015

¿en verdad crees que haya una verdadera exposición del valor del diseño en la dinámica de los concursos o es sólo un discurso?, si es así te invito a documentarlo y publicarlo, sería interesante.

0
Responder
Retrato de Diego Alonso Arancibia Burboa
0
Abr 2014

Para mi los concursos son sintomáticos, a través de ellos vemos que el mercado no ha logrado comprender que el diseño es una disciplina profesional que dista mucho de ser ese montón de artistas remilgados con los que nos confunden, y que detrás de un diseño hay razones fundamentadas para para cada decisión.Es imposible resolver un problema si no se conoce cabalmente el contexto y no se estudia profundamente la realidad en la que cohabita. Por ello si la empresa prefiere recibir cientos de propuestas miopes en lugar de pagar una, certera y profesional terminará por recibir el diseño pagó.

0
Retrato de Zulema Santana
1
Abr 2014

Los concursos sirven para retarnos a nosotros mismo a más. Esta bien, quizá empresas multinacionales gigantescas se ahorren mucho dinero haciendo concursos para diseñadores. Pero un profesional realmente apasionado sólo busca actividad. No piensa en cuanto vaya a ganar sino en la experiencia que ganará. Eso diferencia a los doctores, abogados de los creativos.

0
Retrato de Alejandro Valencia
28
Abr 2014

Si fuera como dices, crea diseños y liberales (con copy left), ese seria tu mas grande reto, ademas podrías hacerlo en áreas de interés social y dirigido a sectores marginados, lo cual lo haría redondo. sin afectar el sector comercial del diseño y la practica de otros profesionales, que desean un pago por su trabajo.

4
Responder

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo El caso del cliente aparente
Autor:
Norberto Chaves
Título:
El caso del cliente aparente
Sinopsis:
Un equívoco frecuente en la demanda de servicios de diseño de marca.
Compartir:
Ilustración principal del artículo Cómo reconocer la calidad gráfica
Autor:
Luciano Cassisi
Título:
Cómo reconocer la calidad gráfica
Sinopsis:
¿Qué es la calidad gráfica y cómo detectarla? ¿Cómo distinguir la buena calidad de la mala calidad?
Compartir:
Ilustración principal del artículo Qué es el diseño lento o «slow design»
Autor:
Jorge Montaña
Título:
Qué es el diseño lento o «slow design»
Sinopsis:
Un grito de independencia y consciencia ante un consumismo desenfrenado e irresponsable.
Compartir:
Retrato de Juan Carlos Darias
Autor:
Juan Carlos Darias
Título:
¿El diseño ha perdido el rumbo?
Sinopsis:
El vértigo tecnológico, las soluciones inmediatas y la baja cultura de profesionales y audiencias no permiten ser optimistas sobre el futuro del diseño.
Compartir:
Retrato de Fernando Del Vecchio
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:
¿Cómo vender diseño?
Sinopsis:
Cuando el concepto de cliente no está claro, surgen dificultades para desarrollar habilidades de gestión que orienten adecuadamente el proyecto profesional.
Traducciones:
Compartir:
Retrato de André Ricard
Autor:
André Ricard
Título:
Diseño y vida cotidiana
Sinopsis:
Los diseñadores pueden hacer un real aporte a la calidad de vida diaria proyectando objetos de baja tecnología donde sea la propia forma la que permita la función.
Traducciones:
Compartir:

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 diciembre

Compartir:
Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

30 horas (aprox.)
1 diciembre

Compartir:
Rediseño Estratégico de Marca

Rediseño Estratégico de Marca

Guía analítica y método de trabajo para determinar estrategias de cambio de marca

15 horas (aprox.)
1 enero

Compartir:
Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología...

20 horas (aprox.)
1 enero

Compartir:
Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

15 horas (aprox.)
1 enero

Compartir:
Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

Claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
1 febrero

Compartir: