Leonardo, filósofo de la forma y padre del esquematismo tecno-científico

A los 500 años de la muerte del genio.

Joan Costa, autor AutorJoan Costa Seguidores: 2609

Ilustración principal del artículo Leonardo, filósofo de la forma y padre del esquematismo tecno-científico

Nacido en 1452 en Vinci, una pequeña localidad de la Toscana, un pueblecito de 15.000 habitantes, Leonardo da Vinci murió el 2 de mayo de 1519 en el valle del Loira francés. Junto al castillo dʼAmboise, el Clos-Lucé fue la morada francesa del genio, consagrada por el Comité Saint-Bris, dueño actual del dominio, al recuerdo del gran artista italiano.

El pasado día 2 de mayo, fecha de la conmemoración del 5o centenario de la muerte del genio, las altas autoridades italiana y francesa, Emmanuel Macron y Sergio Mattarella acudieron al castillo real dʼAmboise, cerca de Tours, donde el artista está sepultado. Allí acudieron también 500 jóvenes franceses e italianos participantes en talleres de arquitectura, literatura científica y temática aerospacial. La iniciativa en honor de Leonardo congregó a destacados creadores contemporáneos de los dos países, arquitectos, ingenieros y modernos pioneros astronautas.

El Clos-Lucé junto al castillo fue la residencia del genio durante los últimos tres años de su vida, tras ser invitado a Francia por su amigo personal, el rey Francisco I.

Una figura única y universal

Quiero destacar aquí, en este homenaje a la memoria de Leonardo, su genialidad, que radica en la rarísima conjunción de dos dualidades dialécticas: filosófica y artística, científica y técnica.

Ciertamente, Leonardo era un filósofo de la forma, ligado al estructuralismo contemporáneo y que, al mismo tiempo, tenía una visión mecanicista, la búsqueda de los mecanismos de las cosas y de los fenómenos, que es característico de la física.

Para la presente generación, el interés de Leonardo consiste en su encarnación del hombre completo —paradigma del Renacimiento— y en su síntesis dialéctica del arte y la ciencia. Su relevancia generacional, en cambio, consiste en inventar el método científico moderno, tal como lo ha explicado Luis Racionero, gran experto en Leonardo y en la cultura renacentista.

Las «notas visuales» de Leonardo contienen revelaciones técnicas, metáforas de formas simbólicas, intuiciones mecánicas y proporciones mentales. Esbozos, esquemas, diagramas y anamorfosis muestran fenómenos ocultos.

«Junto con su visión mecanicista, la filosofía de la forma es una corriente de pensamiento que observa y postula la existencia de una tendencia mórfica del universo: desde al átomo a las galaxias, pasando por las plantas y los minerales, la materia adopta un repertorio de formas comunes repetidas: espiral, círculo, poliedros, sinuosidades, ramificaciones, manteniéndose los componentes en estructuras invariantes [...] La filosofía de la forma es el modo de pensar de los hombres universales».

L. Racionero (2019)

Leonardo pensaba por analogías, lo que es un recurso del esquematismo y de la didáctica. Relacionando fenómenos por su similitud estructural, equiparando los rizos en la cabellera con remolinos de agua, el vuelo del pájaro con la cola del pez, el mundo con el cuerpo humano, aparte de la famosa página de un manuscrito donde dibuja y compara la luz, la fuerza de un golpe, el sonido, la atracción de un imán y el olor, presentando similares configuraciones al penetrar un obstáculo.

El castillo-museo de Leonardo

Con infinito esmero, el castillo dʼAmboise donde Leonardo reposa, fue acondicionado para reunir los sucesivos aportes del genio y conservarlos en el estado en que se encontraban cuando Leonardo vivía y murió. El subsuelo del castillo dʼAmboise encierra una sorprendente exposición de invenciones mecánicas, construidas por IBM de Francia, basándose en los dibujos, planos y esquemas del artista.

Tornillo de Arquímides y ruedas de agua. Cod. Atl. f. 7v.

Todas estas invenciones han entrado, desde largo tiempo, en el mundo en que nosotros vivimos, y es banal constatarlo. En el Clos-Lucé es fascinante encontrar los esquemas y maquetas del diferencial de nuestros coches, del aire acondicionado, el helicóptero, del cuenta kilómetros, nuestra gran escalera de bomberos, el puente giratorio, la motosegadora, la máquina voladora, el cañón de tres baterías basculantes o un mecanismo automático aplicado a la prensa de impresión de Gutenberg.

La gran mayoría de los impresores desconocen que Leonardo había imaginado esta prensa donde aparece por primera vez un automatismo. La acción del tornillo de presión se transmite al mármol donde reposa la forma, por medio de un cabestrante; la composición, bien accesible para la posición y las correcciones, viene a situarse bajo la platina cuando el tornillo desciende y se desprende por gravedad y el muelle de retorno remonta.
Máquinas volantes, avión y paracaidas. La ausencia de motor, gran pesar de Leonardo, condenó evidentemente este sueño.

Es emocionante pensar que estas creaciones fueron anticipaciones muy visionarias respecto de su época; concebidas con un agudo sentido de las necesidades materiales, y perfectamente viables, pero mucho antes de que su época pudiera usarlas.

Se puede aquí reflexionar sobre esa distinción entre el arte pictórico de Leonardo, la innovación creativa pura de quien fue el primer artista industrial designer en el siglo XV, y el primer investigador de la mecánica, la ingeniería, la cosmogonía, la anatomía, la hidráulica y la aerodinámica tal como lo acreditan sus carnets.

Catapulta perfeccionada por Leonardo. Al fondo, construcción de una ala de máquina volante.
El interés de Leonardo por la geometría se intensificó con el encuentro del matemático franciscano Luca Pacioli, en Milán en 1496. La amistad que les unió era tal que Leonardo dibuja con «su inefable mano izquierda» —como dice Pacioli—, «los cinco cuerpos regulares» que ilustran la edición, hoy perdida, de la De Divina Proporzione. Los «cuerpos regulares» se encuentran ya en Platón y representan la geometría del universo.

Leonardo era un visionario en el sentido fuerte del término: «El mundo ya no se ve como un lugar incomprensible y amenazador, sino como un organismo inmenso y animado de vida, y la tarea del creador, científico o artista consiste en saper vedere».

Leonardo sabía ver, y sabía hacer ver lo invisible, e incluso lo que todavía no existía.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
6
Votos:
39

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Leonardo, filósofo de la forma y padre del esquematismo tecno-científico

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 04/06/2019

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Omar Olmos
2
Jul. 2019

EXCELENTE, como siempre.

0
Retrato de Claudio Alvarado
0
Jun. 2019

Extraordinario!

0
Retrato de Miguel Angel Aguilera Aguilar
67
Jun. 2019

Maravilloso artículo GRACIAS!!!

0
Retrato de Salvador Sánchez
0
Salvador Sánchez
Jun. 2019

Gracias por el artículo maestro Joan Costa.

0
Retrato de Heiler Torres
0
Jun. 2019

sin embargo, esta idea eurocentrica del conocimiento que desde el pienso luego existo, traducido esto a publico luego existo, con respecto a Leonardo y sus inventos es rebatible ya que por fortuna se ha evidenciado el plagio que este personaje hizo de inventos chinos, entonces cambia un poco porque puede ser: copio luego existo o robo luego existo

0
Retrato de Roberto Martínez Garza
18
Jun. 2019

Leonardo marca el principio de una era de inventos modernos pero que descontrolados por los poderes económicos aún no hemos podido llevar a un desenlace en equilibrio con nuestro hogar la Tierra. Por supuesto Leonardo poco nada tendrá que ver con este descontrol, sin embargo en nosotros, las empresas y nuestros gobiernos estará el controlar esta desordenada y letal revolución industrial por el bien de nuestra especie y de unas cuantas más.

Felicidades al maestro Joan Costa por este generoso homenaje a un hombre único.

0

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 junio

Rediseño de Marca

Rediseño de Marca

Guía analítica y método de trabajo para determinar estrategias de cambio de marca

15 horas (aprox.)
1 junio

Cómo Justificar el Diseño

Cómo Justificar el Diseño

Cómo construir autoridad profesional y superar el problema de convencer al cliente al presentarle diseños

15 horas (aprox.)
1 junio