La imagen del creativo juega en contra

La imagen que proyectan los diseñadores y creativos atenta contra su propio desarrollo profesional.

Luis Ramírez Querétaro
Followers:
53
Comments:
106
Votes:
108
Compartir:

Lo que sigue es el reflejo de mi experiencia trabajando en una agencia de publicidad como diseñador y creativo (aunque suene a pleonasmo, en la publicidad son dos puestos distintos). Escribo pensando en diseñadores pero también en todo aquel que produzca un trabajo creativo. Objetivamente este tipo trabajo debe hablar por nosotros mismos. No me refiero a cómo el espectador, cliente o empleador ve nuestras obras; me refiero también a cómo nos comunicamos con el exterior. Esto podría parecer superfluo y banal, pero quizás la superficialidad y banalidad es precisamente la que hace que no seamos valorados, o que las oportunidades sean limitadas. Hay un dicho muy recurrido que reza: «percepción es realidad», y otro aún más socorrido: «como te ven te tratan».

¿Por qué el diseñador o el creativo no se siente valorado dentro de una organización? ¿Por qué la media del salario de un diseñador queda por debajo de la de un mercadólogo, ejecutivo de cuentas, encargado de finanzas, etc.? ¿Por qué los puestos directivos usualmente son negados a la gente creativa, quedando rezagados en los peldaños de la organización? Sé que tratar de asegurar una respuesta absoluta a estas preguntas es absurdo y presuntuoso, ya que no son pocos los factores que determinan estas situaciones, pero centrémonos en el que considero uno de los más importantes: la imagen que que el diseñador proyecta.

Sé que se requiere de una investigación más profunda que la observación y la experiencia personal, pero mi única intención es plantear el problema. Podríamos decir que todo el sistema está torcido y en las manos de tiranos con baja capacidad racional, pero tenemos que ser más originales que eso, abrir un poco nuestra mente y ver en qué contribuimos para que se produzca esta situación indeseable y qué podemos hacer para que las cosas cambien.

He tenido la oportunidad de ver el desempeño de diseñadores, mercadólogos y ejecutivos de cuenta frente a directivos, gerentes de marca, empresarios, etc. Esto en muchas ocasiones me ha llevado a preguntarme cómo nos perciben los demás profesionales que intervienen en el negocio de la publicidad y la comunicación. Recuerdo una ocasión en la que tuve que asistir a una junta importante donde los gerentes de marca para la que trabajamos habían citado a sus agencias creativas para tratar ciertos temas. Obviamente se produjo una «competencia de pavos reales» donde cada quien paraba más su plumaje para hacerse notar ante los clientes, pero además de la eterna lucha de egos en la que cualquier colega se enfrasca, lo que llamó mi atención fue la intervención de un miembro de una de las agencias ahí reunidas. Daba una cátedra de las tendencias del social media para el siguiente año. Era una persona muy joven que sin duda dominaba el tema, planteaba datos muy interesantes y lo hacía con una seguridad absoluta, aunque un tanto retadora. Me intrigó la mirada y ademanes de los gerentes de marca, quienes lo veían como si se tratara de una artesanía de alguna cultura extraña. Le pusieron atención pero sin más trascendencia que un escueto «gracias» al termino de su ponencia, para después dirigir sus dudas sobre lo expuesto al director de cuentas de la agencia a la cual pertenecía el ponente.

No me cabe duda de que el ponente era muy capaz, sin embargo no pude evitar notar su vestimenta y supongo que no fui el único. Zapatos deportivos sucios, pantalones de mezclilla rotos, una camisa informal como si fuera a asistir a algún concierto «indie», y estaba peinado con una especie de afro, todo esto sazonado con una actitud presuntuosa. En lugar de ser percibido como alguien muy auténtico, fue percibido como una más de las curiosidades del catálogo de creativos de la agencia. Yo también he tenido mi etapa de excentricidad, pero lo cierto es que para ganar el juego hay que entenderlo.

El diseñador es creativo por su capacidad de conceptualización, por el entendimiento de los factores que integran un reto de comunicación y por la habilidad de llegar a soluciones innovadoras y funcionales, no por cómo se viste y qué tan estrafalario pueda ser. Muchos piensan que para llegar a ser tan creativo como Einstein, Robert Smith o Tim Burton el primer paso es copiar su peinado. Y que la gente los tiene que entender porque «nacieron con el don de la creación». Es sabido que en algunas agencias se permite a los diseñadores y creativos llegar tarde, vestir como en una tarde de domingo en la playa y otras cuestiones que parecen ser muy cool. ¿No sería mejor que les fuera permitido tener mejores salarios, oportunidades de crecimiento y el respeto del cliente?

 Es sabido y esperado que los diseñadores y creativos lleguen tarde, vistan como en una tarde de domingo en la playa y otras cuestiones que parecen ser muy cool. ¿No sería mejor tener mejores salarios, oportunidades de crecimiento y el respeto del cliente?

Admito que la imagen no es el único factor importante. El porqué de los bajos salarios en el diseño también es consecuencia de que los mismos diseñadores ofrecemos nuestro trabajo a precios indebidamente bajos. He tenido la oportunidad de entrevistar diseñadores y creativos para ocupar cargos vacantes, y he percibido la desmotivante sensación de desesperación de ver frente a mí a una persona mirándome como si la empresa le fuera a hacer un favor al contratarla, sin saber lo que vale su trabajo y lo que su trabajo le hará ganar a la empresa. En una relación laboral las dos partes deberían ganar. Los diseñadores y creativos tenemos que estar más conscientes del rol que ocupamos en el negocio de la publicidad y en el de la comercialización en general.

La situación económica de muchos países es parecida a la de México, donde muchos profesionistas no ejercen la carrera que estudiaron y el trabajo bien remunerado escasea cada vez más, pero si no abogamos por nosotros mismos exigiendo una justa retribución por lo que hacemos nadie lo hará. Me es frustrante ver que la media de los salarios que se perciben en otros puestos dentro de las agencias de publicidad están por encima de los puestos creativos, y todo porque «la media del mercado paga más en estos puestos». Un mercadólogo, por ejemplo, no va a aceptar menos de una cierta cantidad, pero el diseñador, con tal de hacer portfolio, va aceptar lo que sea.

No planteo la posibilidad de vestirnos como políticos e irnos a huelga exigiendo una alza de salarios. Tenemos que aprender a hablar el lenguaje de los clientes, el lenguaje de los resultados y los números. Cuando sepamos cuánto vale nuestro trabajo por los resultados y ganancias que le generan a nuestros clientes, tendremos la seguridad para negociar mejor nuestra participación en cualquier proyecto. Podemos ser auténticos sin caer en el absurdo. Dado que nos dedicamos a la comunicación, tenemos que ser muy críticos de cómo nos ven los demás. Vernos a nosotros mismos como si fuéramos una marca. Podemos lucir vanguardistas o ridículos, en la medida en que sepamos vendernos, tal como ayudamos a vender a nuestros clientes. Así, nuestra profesión se irá dignificando cada vez más. Lo anterior puede aplicarse tanto a la relación del diseñador con su empleador dentro de una misma agencia, como a la relación de un despacho de diseño con su cliente. «Percepción es realidad».

Followers:
53
Comments:
106
Votes:
108
Compartir:

106 Comments

Comment

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 17/04/2012.

Luis Ramírez

More articles by Luis Ramírez in Spanish

Idioma:
ES
Title:

Con los pelos de la burra en la mano

Synopsis:

¿El diseñador gráfico solo puede ofrecer sus servicios para impulsar el negocio de otro, o puede ser capaz de utilizar sus conocimientos para emprendimientos propios?

Share:

You may be interested

Fernando Del Vecchio
Idioma:
ES
Author:

Fernando Del Vecchio

Title:

Ideas demasiado grandes

Share:
Interactions:
Votes:
39
Comments:
10
Followers:
662
Alvaro Magaña
Idioma:
ES
Author:

Alvaro Magaña

Title:

Todas esas cosas que no son diseño

Share:
Interactions:
Votes:
12
Comments:
5
Followers:
96
Andrés Gustavo Muglia
Idioma:
ES
Author:

Andrés Gustavo Muglia

Title:

Un ombligo demasiado grande

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
9
Comments:
5
Followers:
78
Cecilia Vega
Idioma:
ES
Author:

Cecilia Vega

Title:

Diseñador: una especie apta para el cambio

Share:
Interactions:
Votes:
132
Comments:
74
Followers:
124
Sebastián Vivarelli
Idioma:
ES
Author:

Sebastián Vivarelli

Title:

El diseño paciente

Share:
Interactions:
Votes:
123
Comments:
40
Followers:
281
Fernando Alemán
Idioma:
ES
Author:

Fernando Alemán

Title:

El imaginario encriptado

Share:
Interactions:
Votes:
18
Comments:
19
Followers:
8
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

205
Gabriel Meave
One year ago

Muy interesante, Luis. Tendría varias anécdotas que añadir a las que cuentas. Definitivamente la imagen que proyecta un profesional influye en cómo lo perciben. Gran artículo.

0
Reply
13
Roberto Martínez Garza
One year ago

Muy bien. Bien dicho Luis, llevo una veintena y más de años peleado con cómo nos percibe en términos generales en la sociedad (me refiero a la sociedad industrial, productiva y comercial). Nosotros somos, en buena parte, los mismos verdugos de nuestra propia indigencia... Nos vestimos mal, no nos valoramos y rara vez nos solemos vender en términos comerciales, eso tiene que cambiar pero... cómo solucionamos ahora un problema mayor...? Cómo vamos a cambiar ahora al sistema al cual ya tenemos tan acostumbrado a nuestros complejos y taras...? ¿Cómo?

Desde que aceptamos cualquier mierda como moneda de cambio a nuestro grandísimo esfuerzo laboral, nos estamos hundiendo de a poquito...

Por qué no organizar una sociedad colegiada de diseñadores gráficos (industriales, de moda, etc.) que este calificada en diversos sentidos para poder ejercer y ser garantía a los empleadores y clientes de ser gente con las cualidades de nuestro trabajo. Obtener una cédula, un registro o algo así... Nada mal.

0
53
Luis Ramírez
One year ago

Gracias por tus comentarios. La organización del gremio es siempre un reto necesario. Saludos

0
Reply
0
Arturo Adrián Salazar
Aug 2013

Excelente artículo.

0
Reply
0
Mayra Fernandez
Feb 2013

Buen articulo y tienes toda la razón no sabemos apreciar nuestro trabajo y es obvio que se que como te ven te tratan, lamentablemente estamos en un mundo que a los diseñadores vales por cómo te ves.

1
Reply
0
Raul Yazet Fernandez Vargas
Jan 2013

Totalmente deacuerdo. Muchos ven al diseño como un sinonimo de pandroso, mugroso o desaliñado. No estoy en contra de eso, cada quien tiene su propia identidad y se viste como mas se sienta comodo. Tambien creo que hay lugares para cada cosa, si quieres andar con vestimenta mas casual para eso esta la casa o la calle. En un trabajo tenemos que hacernos notar y la vestimenta cuenta. Tambien depende del trabajo en el que te encuentres; en mi trabajo donde todo mundo va pandroso, tal vez yo desentonaria si me vistiera muy formal.

0
0
Arely Zc
One year ago

No creo que sea "desentonar", sino "hacerte notar"

0
Reply
0
Sebastián Álvarez
Jun 2012

Lo más importante a la hora de comprar o vender un servicio es la percepción del cliente y esta se crea por medio de la imagen. El mundo es superficial y vano, son pocas las personas que no juzgan un libro por su portada y a la hora de hacer negocios es la primera cosa que se toma en cuenta. Debemos cuidar nuestra reputación y así romper con los paradigmas de las personas.

1
Reply
0
Emmanuel Telles
May 2012

En general yo diría que eso va ligado a la falta de profesionalización del diseño, que incluso se estimula en la escuela, yo recuerdo haber sacado notas inferiores o iguales a compañeros que entregaron tarde el mismo trabajo. Si en la misma universidad no se exige esto, ya no digamos de la gente que tomo un curso de un programa y cree que ya sabe lo que es hacer diseño.

Falta profesionalismo no solo de imagen si no en todos los ambitos.

5
Reply
19
Laura Grijalba Delgado
May 2012

Luis tu articulo me lleva a pensar en mi universidad directamente Jorge Tadeo Lozano la cual esta muy enfocada en artes, respecto a lo que dices del vestuario creo que las personas proyectan con su vestimenta pues por que como sabemos por mas de que no se quiera todo entra por los ojos y no todos nacimos en el mismo sitio ni tenemos las mismas costumbres por eso es muy difícil que todos seamos iguales ni nos vistamos iguales. Se ha creado un mito que por ser artista se piensa diferente o se es diferente, estoy en total desacuerdo con esa generalización que se le a dado a los diseñadores.

1
10
David Silva
Mar 2013

aunque en Colombia quizá pasa al contrario, yo he visto que si un diseñádor se viste formal nadie lo toma en cuenta

0
Reply
55
Ana María Aristizabal
Apr 2012

Luis, esto me recuerda a algo que dice mi abuelita « No solo hay que ser, si no parecer», y lo relaciono mucho con este artículo ya que usted se refiere a la forma de vestir de algunos diseñadores, ya que no se puede entrar en generalizaciones. El punto es que de acuerdo con usted y relacionándolo con lo que mencione anteriormente pienso que debemos actuar, hablar, vestirnos y desenvolvernos de acuerdo a lo que queramos proyectar, porque finalmente nos estamos mostrando a nosotros como diseñadores, y aunque no siempre es así las apariencias frente a una primera impresión son muy importantes.

2
Reply
1
Robert Vallejos
Apr 2012

Lo primero que vende es la imagen. Es algo que NO debería siquiera existir, pero que le vamos a hacer... Y que lance la primera piedra quién esté libre de pecado. Creo que todos alguna vez nos hemos hecho una imagen de alguien sin conocerlo, o por solo haberlo visto haciendo algo.

0
Reply
1
Claudiaz Diaz
Apr 2012

Totalmente de acuerdo, vendemos imagen

0
Reply
0
Marco Cabello
Apr 2012

En lo personal, respecto de la vestimenta, en agencias se permiten ciertas libertades ya que el trabajador generalmente es joven. Donde si importa mayormente es cuando el diseñador o creativo se enfrenta directamente a un cliente de la agencia como expones en el artículo. En situaciones como aquellas afecta la imagen que proyectamos y muchas veces no se considera el conocimiento. Respecto de los salarios, es momento que cada cual valore lo que es y lo que hace. De valorarse también dependerá de cuan bien preparados están ante el mundo laboral luego de titularse en alguna Universidad u otra.

0
17
Anamaria Gil
Apr 2012

Marco es muy cierto lo que dices porque es importante la presentación personal lo que uno proyecta cuando se uno se encuentra frente a un cliente, de una u otra forma en ese momento se puede estar manejando el interés y el gusto de la otra persona, entonces puede que el trabajo sea excelente pero dependiendo de la presentación y la imagen personal y como el cliente se sienta se puede esperar o recibir mucho mas. Aunque lo mas importante es que valoren el trabajo del creativo, que lo esta presentando.

0
10
David Silva
Mar 2013

lo mas raye del salario de los creativos, es que los directivos/socios de las agencias cobran zilliones de veces más de lo que pagan a los que hacen el trabajo

0
Reply
0
Santiago Carrillo
Apr 2012

Creo que la vestimenta para un diseñador es parte de su estilo creativo, es su formal creativa y profesional de hacer y ver las cosas, así tambien considero que el trabajo de diseño se desvalora porque todo mundo se cree creativo, es decir, no hay un lugar en donde haya un anuncio que diga se hacen tarjetas de presentación, volante, etc y las vende un precio mucho menor y tal vez la persona no tiene ni el conocimiento ni el don de hacer este tipo de trabajos, es por eso que se dignifica al creativo y le salen diciendo a uno «porque me cobra caro si hay otro que me cobra mas barato».

0
Reply
44
Ivan Abbadie
Apr 2012

bien, creo que la apariencia (percepción finalmente) es parte del juego, así como el talento de cada uno de nosotros al momento no sólo de desarrollar un proyecto sino de valorarlo, de exponerlo, de presentarlo, y eso es algo que siempre he tratado de expresar a los demás, «presentación», presentación personal, presentación del proyecto, y claro, el valor que debemos comunicar de nuestro trabajo como diseñadores debe ser primero de adentro hacia afuera, pronto será de afuera hacia adentro, depende de nosotros, sino cualquiera diseñaría, ¡saludos!

0
Reply
17
Anamaria Gil
Apr 2012

Sin importar la vestimenta de un creativo es mas importante ver cual es la calidad de su trabajo, desafortunadamente algunas personas prefieren ver lo exterior sin darse cuenta de lo que de verdad importa. En otros casos, es el creativo que no tiene en cuenta que su trabajo vale mucho mas y comete el error de regalarlo, por eso mismo los diseñadores tenemos la obligación y el deber de darnos ese valor desde el principio sin que desprestigien el trabajo, dando ideas y soluciones funcionales, para obtener buenos resultados.

0
10
David Silva
Mar 2013

es verdad, yo he trabajado con diseñádores que se visten muy play y no son capaces de dar pie con bola

0
Reply
19
Cristhian Pabón Aranguren
Apr 2012

Es un problema real Juan que al igual pasa en Colombia. Muchas veces por solo hecho de adquirir experiencia ʼnos regalamosʼ y desde hay empezamos mal. Las empresas se aprovechan mucho de los creativos, explotandolos con bastante beneficios para ellos, y nosotros que?, Cuando va a cambiar esto?, cuando empezaremos a valorar nuestro trabajo?, tan solo por adquirir experiencia o agregar material a nuestro portafolio, cuando muchas veces lo que hacemos es de la empresa, no nuestro.

0
Reply
41
Paula Torres
Apr 2012

No todos los diseñadores, o en general las personas tenemos un proceso creativo igual. Es tan acertado el dicho que plantea Luis «como te ven te tratan» yo pongo al frente «la primera impresión es la que cuenta». Todo va en la manera y los medios a los que nos vemos expuestos dentro de una sociedad cambiante, y de nuestra intención de llegar a solucionar problemas y en mi opinión veo que la autenticidad es bastante importante a la hora de llevar a cabo un proyecto de esta manera se está llevando a cabo las pautas necesarias que se requieren para satisfacer lo que el cliente requiere.

1
47
Juliana Chiriví Amaya
Apr 2012

A los dichos que mencionas, Paula, «como te ven te tratan» y «la primera impresión es la que cuenta» yo le sumaría «las apariencias engañan». Muchas veces cuando ven al diseñador muy desaliñado, algunos clientes ni siquiera le dan la oportunidad de expresar y dar a conocer su trabajo y su potencial que puede ser altísimo, o viceversa, un creativo se ve muy elegante, pero no tiene la capacidad argumentativa para mostrar, vender y convencer con su trabajo. Pienso que pesa más el conocimiento que la apariencia, pero muchos se privan de un buen trabajo al dejarse llevar por la imagen.

1
Reply
0
Manuel José Restrepo González
Apr 2012

La cosa es muy sencilla mis queridos colegas si amamos lo que hacemos, tambien respetemoslo.

2
17
Anamaria Gil
Apr 2012

Es muy cierto Manuel José si queremos que valoren y nos respeten nuestro trabajo, es mas fácil empezar por nosotros mismos.

1
Reply
0
Juan José Sánchez López
Apr 2012

Disfruté el artículo. Soy nuevo en esto de la publicidad y expusiste una de mis dudas. Soy del creer que cada industria habla en su idioma, que existen oficios más racionales que otros. Unos, los más conceptuales o dispersos, desavienen muchas veces del entendimiento común.

He convivido con informáticos e ingenieros toda mi vida. He aprendido que la creatividad no es un activo medible, como una máquina o un carro: sin embargo, sigue siendo una inversión para el cliente. Creo que sería prudente compartir un mismo campo de conceptos, hablar en sus términos. Aunque eso implique disfrazarse.

0
Reply
51
Daniel Silverman
Apr 2012

Ya lo dijo Saint-Exupéry por boca del Principito al contar la experiencia del astrónomo turco. Los adultos son así.

1
Reply
53
Luis Ramírez
Apr 2012

Gracias a todos por leer el artículo y sobretodo por comentar. Saludos

0
Reply
0
Tonny Duarte
Apr 2012

Dejando a un lado mi amor por la labor del Diseñador Gráfico, debo decir que uno de los motivos que me llevo a elegir la carrera fue la ʼlibertadʼ que te promete en cuanto a tu campo laboral (Ya que no necesitas una oficina para trabajar) o en el personal (Ese de vestir como quieras).. Desde los 15 años me he ido empapando por mi cuenta de las nuevas tendencias, algo que me ayudo mucho, actualmente como estudiante todo eso me ha ayudado y ya me han salido algunos trabajos, mas que la imagen, debemos aprender a dominar nuestro lenguaje corporal, estudien a Steve Jobs por ej., ¡Mas efectivo!.

0
Reply
0
Alejandro Potenza
Apr 2012

Yo estoy de acuerdo con el artículo. Pero separaría al Diseñador Gráfico del Publicitario. Pienso qque los dos trabajan en comunicación, pero nada tiene que ver una actividad de otra. Un creativo publicitario no puede tener las edades que se encuentran en las agencias argentinas, gente muy joven que a parte de su vestimenta al tener poca edad puede ocacionar una cierta desconfianza por parte del cliente. Creo que los Directores Creativos que encontramos en países del primer mundo son más respetados no solo por su edad sino también por su experiencia profesional lograda a traves del tiempo.

1
19
Cristhian Pabón Aranguren
Apr 2012

Alejando, estoy de acuerdo con que se ven mas respetados los adultos obviamente por su larga experiencia en su trabajo, pero es que acaso un joven no puede llegar a tener buenos resultados con el conocimiento que ha adquerido y poder dar un mejor resultado que una persona con mas recorrido.

0
0
Alejandro Potenza
Apr 2012

Justamente con el conocimiento adquirido empieza su carrera profesional y con el tiempo va adquiriendo oficio. De todas formas siempre hay celebridades que nacen con un don especial y a temprana edad logran metas interesante. Mi país como bien dijo un amigo Gabriel, este país sufre de pendejocracia.

1
0
Santiago Carrillo
Apr 2012

Estoy deacuerdo con usted Cristhian, pero en el ambito de la publicidad siento que se maneja muy diferente la percepcion del creativo, ya que como dicen Alejandro las empresas basan su confianza en la historia de la empresa y de su directo creativo, aqui en Costa Rica y no lo digo por experiencia propia el diseñador publicitario es muy poco valorado, esto me lo han contado, para llegar a ser reconocido debe tener un cartera extensa e interesante para que sea valorado sino es uno mas en la lista.

0
19
Cristhian Pabón Aranguren
Apr 2012

En resumen para poder llegar a tener un buen reconocimiento hay que tener un recorrido laboral, y al tenerlo podremos darle un precio a nuestro trabajo por el simple hecho de reconocimiento. Es difícil trabajar en la creatividad ya que es algo que no se puede mostrar (nivel de creatividad), ni el desempeño que uno tiene a la hora de trabajar en comparación a cantidad de carreras que si lo pueden hacer.

0
2
Vanesa Sosa
Apr 2012

Difiero, y no levemente con tu opinión Cristhian, la creatividad es «ese algo» que se demuestra día a día; tanto en la labor, como en la imagen personal que entregamos al mundo. Recordemos que cuando vendemos diseño primero nos vendemos a nosotros mismos. Justamente de eso habla el artículo. Prolijos, limpios y correctos ante todo y ¡en todo! El desempeño viene en la mano, si logramos un todo óptimo, seremos respetados y reconocidos. Cristhian, el precio de tu labor, no necesita sí o sí trayectoria, los pequeños reconocimientos también suman. Seamos creativos, respetuosos y prolijos.

0
19
Cristhian Pabón Aranguren
Apr 2012

A lo que me refiero Vanesa es que a la hora de presentarse en una empresa ellos no van a ver el desempeño que tu tienes con la creatividad, y si estoy de acuerdo contigo que lo primero que uno vende es la presentación personal. Y en cuanto al precio del trabajo de uno, yo por mi parte valoro mi trabajo y se que merece un buen precio pero a la hora de ir a trabajar en una empresa no lo valoran.

0
2
Vanesa Sosa
Apr 2012

Si Cristhian, también concuerdo contigo en que muchas veces no nos valoran la creatividad, pero a fuerza de perseverancia, lograremos (aunque no sea de primeras) que nos valoren un poco más. Aquí en Argentina los creativos, por darte un ejemplo, somos «los que hacen dibujitos lindos», y eso se debe a que muchos personajes creativos no atienden con respeto la imagen que dan. Hasta que no nos hagamos valer, no valdremos. No imperiosamente, sino (insisto) perseverantemente.

0
Reply
171
Juanjo Junoy
Apr 2012

Igual lo de la imagen es importante, pero creo que el tema de los dineros y la remuneración tiene más que ver con la percepción del valor del pensamiento creativo. A mucha gente le cuesta dárselo pues es intangible. Y, claro, si se te puede ocurrir una idea en un ratito, ¿por qué te debo pagar más?

Yo les contesto: porque estás pagando todos los libros que me leo, todas las películas a las que voy, todas las exposiciones, los museos, los congresos y un sinfín de actividades a las que acudo o realizo para amueblar mi cabeza y poder tener las ideas que necesitas tú.

14
53
Luis Ramírez
Apr 2012

Totalmente de acuerdo y qué buena forma de ver el valor de lo que hacemos, touché!

0
0
Darío Bottini
Apr 2012

Juanjo Junoy comparto tus palabras.

0
0
Mariano Caviglia
Apr 2012

genial

0
19
Cristhian Pabón Aranguren
Apr 2012

Porque no todos en su cabeza lo tienen, y es ahi donde hay que dar a conocer de lo que uno es capaz y que le valoren lo que uno hace.

0
171
Juanjo Junoy
Apr 2012

Me parece que la imagen es, por supuesto, parte esencial de la labor de un creativo (arte o copy son para mí lo mismo, creo). Tanto la imagen que hacemos para otros como la que proyectamos. Pero creo que lo que importa más, al final, no es tanto cómo dices las cosas sino qué cosas dices. Y en ese sentido, el activo más importante de un creativo, creo, es lo que tiene dentro, sus referencias, sus imágenes mentales, su educación (formal o no, también da lo mismo). Como decía antes, lo que invertimos en amueblar nuestra cabeza con imágenes, palabras, sonidos y experiencias.

0
19
Cristhian Pabón Aranguren
Apr 2012

Por supuesto es el activo mas importante de un creativo, y esto hay que saber venderlo a las empresas o clientes a las que uno quiere entrar a trabajar, así sea un recién graduado (no hay que menospreciar lo). Muchas veces sabe uno que es capaz de hacer el trabajo pero si no sabe como decir las cosas para venderlas no lo van a tener en cuenta.

0
171
Juanjo Junoy
Apr 2012

Definitivamente. Creo que las habilidades de venta son fundamentales en cualquier persona creativa pero en publicidad y comunicación mucho más. Primero tienes que conseguir que te crean, provocar confianza. Luego dar argumentos sólidos, remitirte a una estrategia, objetivo o propósito del mensaje para que los argumentos subjetivos sean descalificados y, finalmente, lograr que el cliente se imagine lo que puede llegar a ser la idea cuando esté producida. El trabajo del creativo es, por lo menos, un 50% la venta. Por eso recomiendo a quienes comienzan trabajar primero vendiendo en una tienda.

0
Reply
112
Carlos Maraver
Apr 2012

La verdad como vistes es indiferente, al menos en mi opinión personal, una temporada como Director Creativo me dio la oportunidad de estar delante de clientes y politicos y nunca les importo mi ropa, ni pelo, ni lentes... sólo lo que les ofrecia. Y ahora que trabajo como freelance 100% online clientes de todo tipo y culturas nisiquiera ven que aspecto tengo. Para mi la verdad no tiene nada que ver, es más la seguridad en uno mismo y incluso la «mala leche» lo que marca una diferencia.

1
Reply
0
Celeste Brebbia
Apr 2012

Excelente articulo! totalmente de acuerdo!.

0
Reply
0
Francisco G. Martínez
Apr 2012

TAMBIÉN LAS EMPRESAS TE HAN VENDIDO ESA IDEA: SI VISTES MUY ORIGINAL, ERES CREATIVO. SI VISTES MUY FORMAL, CARECES DE CREATIVIDAD. CREO QUE LO QUE NO FALLA EN TU PRESENTACIÓN: LIMPIEZA, TAL VEZ FORMALIDAD EN TU VESTIMENTA, SIN EXAGERAR, Y ALGO MUY IMPORTANTE CUIDAR TU LÉXICO, CULTURA Y ESTAR ACTUALIZADO EN TU ÁREA.

1
Reply
0
Aurora Vistrain
Apr 2012

Admito que entre diseñadores llegamos a pensar que ser pandrosón o lucir (y a veces vivir) como bohemios es «la neta» ser percibidos como Tim Burton es un honor, pero él puede lucir como se le dé la gana porque ya tiene mucho prestigio, ya se le respeta.

Lo que no nos ponemos a ver es que en la libertad para vestirnos como queramos no tenemos que perjudicar nuestra propia imagen a toda costa, ¡NO! ¿por qué a fuerzas? si bien es algo que forma parte de nuestra naturaleza (no necesariamente copiando a Tim B.) nos guste o no, es algo que va totalmente en contra de lo que vendemos IMAGEN.

0
0
Sergio Ariel Minutoli
Apr 2012

En honor a Tim, el fue siempre el mismo, desde los momentos en que nadie lo conocía, no creo que haya cambiado a estrafalario al tener fama, de hecho se «aprolijó» bastante. El tema es que un diseñador no es Tim Burton.

En lo personal puedo decir que uno puede mejorar su imagen potenciandola, cuidando los detalles, pero por ejemplo, tratar de ser alguien que no sos («copiando» a Tims más aburridos, de pronto usando zapatos y corbata) también implica una incomodidad en la forma de desplegarte en tu vida, y si tus intereses no se alinean con ese estilo de vida es un fake.

2
Reply
11
Oscar Ramirez Franco
Apr 2012

Estoy totalemente de acuerdo contigo, «como te vez te tratan» lo acabo de platicar con mis alumnos en una clase. Sin embargo como tu mismo dices «para ganar hay que entender el juego» En mis primeros años laborales yo me dejé crecer el cabello y entonces tanto clientes como compañeros me veían como «el artista».

Si los clientes querían un «diseño conceptual y único» pedían hablar con «el artista» y entonces me mandaban a mí.

Luego ascendí a la jefatura del departamento y me corté el cabello.

Hay que jugar con las reglas del juego... y ganar.

0
47
Juliana Chiriví Amaya
Apr 2012

Oscar, según lo relatas adaptaste tu apariencia al cargo o puesto que ocupabas para «jugar con las reglas del juego... y ganar» pero me atrevo a asegurar que tu forma de pensar no cambio como cambió tu corte de pelo, a lo que voy es que más allá de la forma como te veían o te dabas a conocer a los clientes o colegas, esto no condicionaba tus juicios o conocimientos para dar a conocer y vender tu trabajo. Más importante aún que jugar con las reglas del juego, es fortalecer y defender tu criterio para demostrar realmente lo que sabes y la calidad de tu trabajo, por encima de tu apariencia.

0
11
Oscar Ramirez Franco
Apr 2012

Si el pensamiento no cambia con el cambio de puesto, no hay crecimiento personal.

Mi forma de pensar sí cambió con el puesto, se toman decisiones diferentes con parámetros diferentes, no es lo mismo ejecutar solamente que planear y ejecutar, etc.

En cuanto al manejo de la imagen, utópicamente habando, tienes razón.

0
2
Vanesa Sosa
Apr 2012

Claro, Oscar, totalmente de acuerdo, cambiar no siempre es realizar un trueque de igual a igual, se trata de crecimiento, de evolucionar las ideas para poder ofrecer mejores resultados de acuerdo al requerimiento del trabajo. Esto, también nos hace cambiar la apariencia, más allá de jugar Su juego a Su manera, es vernos y tener la necesidad de equiparar nuestra imagen con un contexto más exigente. A lo cuál respondemos con normas socialmente aceptadas, las cuáles tomamos, adaptamos y sometemos a nuestros gustos y nuestra demanda. Así, seguiremos siendo nosotros con un cascarón evolucionado.

0
47
Juliana Chiriví Amaya
Apr 2012

Exactamente, cuando dije que tu pensamiento no hubiese cambiado me refería a que tus juicios o criterios como creativo no cambiaran dependiendo de la situación, sino que apropias lo mejor de cada una para fortalecer tu pensamiento y crecer como bien lo dices. Igual creo que la apariencia sigue pesando al momento de juzgar un trabajo y es precisamente eso lo que desde la academia debemos cambiar para que se valore más el diseño aún con la mínima experiencia.

0
11
Oscar Ramirez Franco
Apr 2012

eh, si entiendo bien, dices que desde la academia debemos cambiar el peso que la imagen tiene sobre la valoración de los trabajos? Si es así, no opino lo mismo. Desde la academia podemos hacer conscientes a los alumnos de la realidad, es decir, de la importancia de la imagen, que incluye la presentación de la información en un libreto, la imagen de un documento de presentación en una conferencia, o la imagen de quien presenta un proyecto de diseño.

0
47
Juliana Chiriví Amaya
Apr 2012

De acuerdo, enfatizar en la importancia de la imagen en diferentes sentidos no solo la imagen física del diseñador ya que hoy en día son juzgados (en muchos casos) primero por su apariencia física, por el estilo o la forma de vestir, pero no puede ser éste el factor más determinante en la escogencia o aprobación de una propuesta. Cuando mencionas «la imagen de quien presenta un proyecto» claro, la primera impresión es la que cuenta pero también las apariencias engañan, si bien cada quien es libre de vestir y verse como desea, esto no debería pesar más que sus propuestas y sus ideas.

0
Reply
37
Iván Villa Cano
Apr 2012

Muy bueno. Concuerdo absolutamente con todo lo que expones. Felicidades!

0
Reply
0
Ana Vázquez Quiroz
Apr 2012

He observado, sin ir tan lejos, en mi universidad; los de Diseño y Comunicación somos vistos como los «patitos feos», los pandrosos, mugrosos, etc; mientras las demás carreras (Abogados, Mercadologos,etc.) por su forma de vestir se sienten «superiores». A pesar de que la gente diga que NO, eso de la superficialidad si tiene mucho que ver en está sociedad y más viviendo en México, donde todo lo que llevas puesto cuenta para poder ser parte de algo. Pero si es bien importante que estando en un trabajo, se tomen las cosas con más seriedad y adoptemos la formalidad para recibir lo q merecemos. ;)

0
Reply
0
Rizzoss Negros
Apr 2012

Es muy cierto lo que en general dices, me ha pasado, me he dejado llevar por lo que dice y opina la gente, y he llegado a la conclusión de que sí, la imagen cuenta mucho, no importa si eres médico, abogado la imagen cuenta mucho

0
17
Anamaria Gil
Apr 2012

Carolina tienes razón, y como dicen, que la primera impresión de las personas o las cosas da mucho de que hablar, mantener siempre una buena imagen es algo primordial, sin importar a que te dediques, y así mismo se va a hablar muy bien de tu trabajo para que sea valorado y respetado.

0
Reply
2
Damián Muti
Apr 2012

Releyendo el artículo, me surgen nuevos comentarios.

Creo que el subtítulo debería agregar «...en tanto y en cuanto su trabajo no hable por si solo».

En los comentarios leo que la mayoría considera que la primera impresión y lo que nos vende es la estética personal, mientras que nuestro trabajo/portfolio debería serlo en ambos casos.

Si nuestro trabajo, nuestros servicios y la manera de trabajar con el cliente no es lo que nos vende, entonces son estos puntos los que debemos cambiar y no lo que nuestra apariencia pueda vender de nosotros.

Necesitaría más espacio para desarrollar la idea.

1
11
Oscar Ramirez Franco
Apr 2012

Aún así habría que estudiar cual sería el resultado de un excelente trabajo con una buena imagen y luego el resultado del mismo excelente trabajo con una mala imagen.

El trabajo habla por sí solo, definitivamente, pero ¿y si ADEMÁS hubiera una imagen «socialmente impecable», sería igual, peor o mejor?

0
0
Aurora Vistrain
Apr 2012

A mí la verdad si me dijeron en un trabajo que debo de demostrar mi buen gusto :s Ooops! Pues tiene razón.

0
Reply
9
César Ochoa
Apr 2012

Mas que vestirse igual que el cliente el tema de la imagen personal que como profesional se debiera proyectar y el concepto de esta es mucho mas compleja, se comprende de la configuracion de un concepto de como queremos y como nos conviene que nos vean de una determinada manera. Por otro lado una cosa es como nos valoren o valoremos con cuanto nos paguen o cobremos aunque ambos esten relacionados, complemento mi opinion tomando el siguiente articulo Enlace y estando de acuerdo contigo que hay que saber cobrar lo justo. Buen articulo.

1
0
John Mack
Apr 2012

Concuerdo, dado que la ropa tiene efectos pues es lógico pensar que es un asunto de situaciones y depende de quién porte las prendas y lo que desea lograr. El éxito o fracaso dependerá de cuán de acuerdo o no al objetivo esté la prenda, por ejemplo: prendas rotas - jabón = No puesto ejecutivo.

Típico comentario que deviene de razonar la ropa «A mí nadie me dice que ponerme». Quejarse de no tener un puesto ejecutivo porque las prendas jugaron en contra pierde todo el sentido; siento un asunto igual de sencillo cómo abstenerse de usar lenguaje soez con un cliente para que te perciba educado.

1
Reply
0
Paola Rodríguez
Apr 2012

Excelente artículo, creo que el diseñador debe tener conocimientos en finanzas, para complementar nuestro trabajo, precisamente eso, saber cuánto vale. Lo había pensado muchas veces, un poco, o mucho de formalidad nunca está de más.

1
0
Aurora Vistrain
Apr 2012

Como te ven te pagan (te explotan o de plano no te dan el proyecto)

0
Reply
0
Cesar Valera
Apr 2012

El estilo y el buen vestir están estrechamente ligados. Es muy importante como diseñadores y vendedores de un producto visual saber vender también nuestra imagen.

la imagen personal es la tarjeta de presentación , pero también la actitud y el porte con el que te pares frente a un cliente es importante y es la manera mas fácil de crear una relación laboral armónica con el cliente o tus jefes.

0
Reply
0
Fabián Pérez
Apr 2012

Buen artículo, puedo agregar que en cuanto a la apariencia o vestimenta, el hecho de estar en sintonía o causar buena (primera) impresión, tiene que ver principalmente con la inteligencia de saber elegir y ser elegante. El saber elegir es lo que nos distingue, en los comentarios se cita a Steve Jobs como una persona que se vestía de manera informal y fuera del estándar ejecutivo, no hay mejor ejemplo de elegancia que la funcionalidad de su vestimenta combinada y hecha apariencia icónica. Jony Ive y Karim Rashid, logran elegancia y respeto siendo polos opuestos en cuanto a su estética personal.

0
Reply
66
Miguel Angel Aguilera Aguilar
Apr 2012

Luis, independientemente del estilo fashion formal o informal con el que se presente el Diseñador Creativo, mencionaría el aspecto limpieza personal, hay muchos personajes con gran talento que se han alejado del agua y el jabón que debe ser elemental para cualquier profesional, así como la responsabilidad puntual con un horario que hable bien de la responsabilidad laboral.

1
Reply
0
Dies Agencia Creativa
Apr 2012

Lamentablemente vivimos en un país donde es más importante tu imagen que tu conocimiento o tu capacidad para realizar correctamente tu trabajo, ya que la verdadera función de la ropa es cubrirnos el frío y pareciera que lo verdaderamente importante es la moda y las tendencias que surgen.

Pero estoy de acuerdo, estamos en el negocio de la imagen de los negocios y parece paradójico tratar de vender buena imagen y no preocuparnos por la nuestra, es como vender comida que tu no estarías dispuesto a consumir.

Buen aporte Luis Ramírez, te lo agradezco.

0
1
Martin López
Apr 2012

Totalmente de acuerdo, creo es mas una cuestión cultural del país, siendo que en otras latitudes, el creativo, el contador o un ejecutivo, puede vestir distinto.

0
11
Oscar Ramirez Franco
Apr 2012

Jugar con las reglas del juego.

También se trata de «reposicionar» la profesión del diseño, también formamos parte de un «gremio» donde lo que hacemos afecta a los demás.

Se trata de estar conscientes de que la imagen afecta y asumir las consecuencias. No soy nada convencional ni mucho menos moralista, pero sé que no llegaré a ser director (porque no me interesa) y tengo claras las consecuencias de mi corte de cabello en la institución en la que laboro... El día que quiera ser director, empezaré por cambiar mi look ;-)

0
Reply
1
Lissette Alvarez
Apr 2012

Ese es un gran problema que existe en Ecuador ya que muchas personas juzgan mal a los diseñadores y no dan el valor que se merece al igual que otros profesionales, pero creo que todo esta en nosotros si podemos hacer el cambio en la imagen de una empresa porque no empezar por nosotros mismos!

2
Reply
0
Ruben Lopez
Apr 2012

Concuerdo contigo... ponte en el lugar del cliente... tienes a dos diseñadores, dos ideas... uno llega vestido como Lady Gaga y otro casual elegante... a quien prefieres??

1
Reply
1
Ligia Cortés
Apr 2012

Felicitaciones por éste artículo, definitivamente el cómo nos presentamos ante los demás muestra no solo educación, sino también respeto hacia el que está enfrente. El diseñador debe valorarse profesionalmente en todos los sentidos, como la apariencia, vocabulario y cultura.

0
Reply
0
Jorge Garcia
Apr 2012

Donde yo trabajo se te estima mucho más si tu nivel de dominio en el área específica en la que te desenvuelves es alto y tus resultados son positivos; en este corporativo existen reglas de vestimenta que obligan a los empleados a vestir «ejecutivo» lo que deja de lado el factor «como te veo te trato», sin embargo en el departamento de diseño (60 personas) SI existen ciertas jerarquías que no están definidas por la vestimenta, sino por la contundencia de los argumentos del diseñador al presentar una propuesta con niveles de riesgo elevados para una empresa millonaria que depende de su imagen.

0
Reply
0
Fredhy Luyo
Apr 2012

Usualmente uno pensaria...pero para que vestirme decente si paro todo el día sentado o metido en la oficina??? es lo que escuchado muchas veces de amigos colegas; sin embargo, estoy totalmente de acuerdo con tu artículo de que la imagen que uno proyecta afecta totalmente en como te tratan.

Los clichés no hacen que el trabajo sea mejor, es la capacidad de cada uno lo que se demuestra en el día a día y si a eso le sumamos una imagen bien cuidada entonces habremos ganado.

Felicitaciones!

0
Reply
7
Enrique De La Rosa Montoya
Apr 2012

muy bien Luis! coincido plenamente con tu planteamiento.

0
Reply
1
Arturo Fernandez
Apr 2012

Me parece que es importante considerar que al ser diseñadores gráficos pasamos la mayor parte de nuestra carrera en jeans, playeras de super héroes y sudaderas (hiciera frío o calor), pero llega el momento en el que sales de la universidad y todo cambia, a mi me sucedió que tuve que cambiar mi colección de playeras de Star Wars, por camisas y corbatas, por lo que mi envidia crece por mi amigo que puede ir de gorra y chanclas, pero al mismo tiempo, es raro que me consideren mas serio o capaz por mi indumentaria yo solo puedo decir que extraño mi «outfit» y nunca pensé que lo tendría que cambiar

0
Reply
50
Agustín Azuela
Apr 2012

Yo no se si en realidad sea tan importante, pero con el tiempo me he dado cuenta de que a los diseñadores inclusive nos tienen desconfianza si nos ven demasiado formales, este estatus a veces me cae mal, pero la verdad, la mayoría de las veces me gusta que no tenga que disfrazarme de nada para trabajar. Creo que hay que pelear con eso en todos lados, A veces a mi no me han dado trabajos por ser viejo y gordo... En ese momento ya se que es mejor buscar con gentes con las que pueda trabajar mejor en todos sentidos.

0
Reply
1
Alejandro Tena
Apr 2012

Soy el rey del choro, así que mi respuesta la puse en este artículo que me obligaron a publicar como tal:

Enlace==

0
Reply
5
Alfredo Texis Michicol
Apr 2012

Estoy contigo en tu opinion, somos interesates, resovemos problemas de los demas, sosmos como el aire que respira cualquier cliente o empresa, interesante tu articulo.

0
Reply
2
Leticia Dimas
Apr 2012

Estoy de acuerdo contigo. Somos una marca, nos vendemos constantemente. Si queremos que a los creativos y diseñadores nos tomen en serio en una empresa o los clientes, podemos complementar nuestro profesionalismo con una buena apariencia. Claro, dependerá si la cita es en un restaurante o si la junta es en una oficina elegante. Creo que por más libres, originales y menos «cuadrados» que nos sintamos, no vamos a perder nuestra esencia por vestirnos un poco más formales, lamentablemente la imagen cuenta mucho en nuestra sociedad y esto definitivamente nos da un poco más de credibilidad.

0
Reply
0
Jesús Aranalde Camp
Apr 2012

Es interesante tu apinión Luis y coincido practicamente en todo. La sociedad mexicana esta emapapada de conservadurismo y es muy dificil innovar y hacer cosas diferentes ante esos paradigmas culturales. Los clientes quisieran obtener la mayor creatividad posible, pero de un marco de formalidad; quisieran campañas innovadoras, con riesgos mínimos; quieren que los atienda un equipo super profesional, pero que les cueste cacahuates. Coincido en mucho en que como te ven te tratan, pero en México no se valoran los resultados, no solo en diseño, en muchas areas comerciales.

0
Reply
0
Juan Pablo Ayala Rodríguez
Apr 2012

Siento que la apariencia de cada profesional habla por si misma, te abre y te cierra puertas a la medida de como la utilizas y que tanto respeto le tengas y vaya que en muchos casos es lo que define si te dan una cuenta o no. Obviamente hay mil factores mas que tomar en cuenta, miles! pero sin duda desde como entras a la oficina de tu cliente, como lo saludas, como lo miras, como le estrechas la mano, todas esas percepciones tan básicas de primera instancia hacen mucho mas fácil el proceso que si desde un inicio te perciben (como bien lo planteas en tu texto) como una artesanía... rara, añado.

0
Reply
176
Pablo Álvarez
Apr 2012

En mi opinión, creo que el look personal, tiene que ver con el «personaje» que vamos creando a lo largo de nuestra carrera (y puede ir cambiando). Ese «personaje» también encuentra estereotipos en las profesiones. De esta manera, rememoramos innequívocamente la imagen de un médico con su bata, de un abogado de traje, de un mecánico con mameluco... Creo que lo importante es sentirse cómodo con la forma de vestir, y adecuar siempre nuestro look a la ocasión. Si vas a una fiesta o reunion informal, la vestimenta será una, pero si se necesita más formalidad también podemos «lookearnos» formalmente

3
Reply
0
Felipe Hernández Tovar
Apr 2012

La imagen pública nos ayuda a abrir puertas. Pero Yo tengo la percepción de que todos los «clientes» son iguales. Siempre visten de pantaloncito khaki, usan lentes armani, se visten como empleados de Blockbuster y son miopes. Usan plumas Montblanc, Blackberry y lo más cool que han hecho es ir a playa del carmen o comprar un iPad. Se supone que MKT es el área más divertida de las marcas y son puro ingeniero square head. Y nadie les dice nada. A mi me gusta vestirme cómodo pero la información de mi imagen no la saco de una tienda departamental. Y es mucho más cara que la de un cliente.

0
Reply
0
Alejandra Flores
Apr 2012

Es complicado pero igual no todos los diseñadores gustan del estilo «hipster o indie» y si es cierto, si te asignan mejores opciones de crecimiento, por que a sus ojos ya no eres un niño y eres capaz de entrar en su mundo,bueno así lo he visto, psss cada quien...

0
Reply
1
Juli Angel
Apr 2012

Muy buen artículo, habla mucho sobre la realidad en la que vivimos

0
Reply
0
Julio Mont
Apr 2012

Me parece que la idea que propones es interesante, sin embargo no concretas tu idea, ya que al defender la imagen dejas de lado lo esencial, la función que tiene el diseñador; que así mismo no tiene nada que ver con la valoración de nuestro trabajo, el problema me parece, va mucho más allá de la imagen que proyectamos, más bien se basa en el conocimiento que tienen las empresas sobre nuestra importancia, en función de nuestros conocimientos y diálectica de comunicación visual. (checa la redacción)

0
Reply
0
Laura González
Apr 2012

Yo en lo personal pienso que el problema es que la gente no sea capaz de reconocer una buena idea por el exterior de la persona que la comunique. Creo que es algo que impide avanzar a nuestro país, el típico «como te ven te tratan». Sí es una realidad en muchos ámbitos, pero de ahí a que sea lo más correcto... digo, la corrupción al igual es una realidad en muchos ámbitos, pero tampoco es lo mejor. En cuanto a la actitud, estoy de acuerdo, no es lo mejor ir con la idea de que nos hacen un favor. Estás ofreciendo tu tiempo, trabajo, experiencia y conocimiento como cualquier otro trabajo.

0
Reply
4
Andrés Antonio Morales Guerrero
Apr 2012

Éste es un tema muy interesante. Creo que para «entender el juego», el diseñador debe diseñar su imagen de acuerdo al contexto de quien quiera que lo escuche y valore. No es lo mismo un cliente que sea un alto ejecutivo de una marca conservadora, que un cliente que organiza algún festival de música independiente. Y en ninguno de ambos casos hay que asistir forzosamente con corbata. Es una similitud a nuestro trabajo: cuando diseñamos, pensamos en llamar la atención de nuesto público objetivo. Y es verdad, además de la imagen, el producto debe ser no solo bueno, sino excelente.

1
Reply
53
Luis Ramírez
Apr 2012

Muchas gracias por tu opinión Joaquín, lamentable las cosas no pasan igual al menos en México, no quiero que el tema central sea la vestimenta sino la imagen en general. Y tocando el tema que ejemplificas precisamente debemos entender que en el medio corporativo, donde algunos nos desenvolvemos, no podemos pretender ser artistas. Te invito que veas las presentaciones de Steve Jobs cuando comenzaba su admirable carrera y no cuando ya era un multimillonario famoso, recordemos que como alguna frase lo dice «un hombre rico no esta loco, un hombre rico es excéntrico».

0
Reply
7
Alejandro Cisneros
Apr 2012

Hola muy bueno tu planteamiento, sin embargo creo que el modo de vestir es parte inherente de la personalidad de cada quién y debe ser algo tan respetable como la manera de pensar, es decir es parte de la individualidad de cada uno. Pero si en México como te ven te tratan pues es un país muy racista y eso es algo que debe cambiar no solo en el ámbito publicitario sino en general; por otro lado no se si como diseñador me gustaría tener un puesto directivo, mi trabajo está en la creación y conceptualización, no así un sueldo digno es deseable y justo...

0
Reply
2
Damián Muti
Apr 2012

Me encuentro en la disyuntiva de estar de acuerdo y en desacuerdo al mismo tiempo.

Si bien es correcto vestirse de acuerdo a la situación, tampoco veo mal vestirse del modo en el que uno se siente cómodo ante esa misma situación, pero siempre con criterio.

He tenido la oportunidad de conocer creativos trabajando para JWT, ganando fortuna y vistiéndose a lo vedette, y creativos vistiéndose de punta en blanco que no pueden transmitir una idea clara.

Si nosotros, desde nuestra posición no damos lugar a la libertad y al respeto de esa libertad, ¿qué le queda a la cabecera de las agencias?

0
0
Felipe Hernández Tovar
Apr 2012

La higiene es una cosa, el fashion otra, la seriedad es una cosa, la solemnidad otra. La gente se divierte viendo pseudo artistas, haciendo pseudo creatividad y pagando mano de obra barata, pero no se atreven a hacer cambios demasiado grandes en su manera de comunicarse. Las agencias de contenidos relevantes cada vez son menos. La agencia ha cambiado y ya paso de moda que sea un circo, ya no hay presupuestos para pagar a tanto estrella así que pagan mucho menos y contratan gente informal no solo en aspecto sino tambien en su compromiso con la empresa que los contrata

0
Reply
516
Joaquín Eduardo Sánchez Mercado
Apr 2012

En México y países latinos se juzga por la vestimenta. Es las agencias de USA casi ningún diseñador viste formalmente, salvo el primer día. Un día fui con mi familia a la inauguración de un restaurant de Hollywood, donde me habían comprado algunos cuadros para la decoración y a la cual asistirían varios artístas de cine. Por lo que Fui vestido de elegante traje y las mujeres de vestido largo. Pronto nos dimos cuenta que hasta los grandes artistas vestían de mezclilla y zapatos tenis. Steve Jobs, casi siempre vestía informal. Traje y corbata no suele ser la imagen del diseñador ni el problema

2
0
Felipe Hernández Tovar
Apr 2012

Coincido. Recordemos que somos un poco esos «personajes» que los clientes quieren ver como estrellas sofisticadas para comprar algo sorprendente. Les gusta que estemos en contacto con el arte y las tendencias, aunque al final, son muy conservadores. Se llama miedo al progreso.

0
19
Cristhian Pabón Aranguren
Apr 2012

Yo lo podría llamar miedo al quererse mostrar como es y como se viste. Como ya hay una cultura que piensa que para ir a donde un cliente hay que vestirse elegante, entonces nos vamos vestidos asi, pero podríamos vestirnos igual que siempre.

0
55
Ana María Aristizabal
Apr 2012

Joaquin, yo creo que el asunto no seria vestirnos formalmente todos los días, los hombres de traje y las mujeres de sastre; pero al igual que luis como lo menciona en el articulo creo que tampoco es adecuado vestirse como lo haría un domingo para estar en la casa. Tal vez la forma de vestirse no es un gran problema, pero creo que ayuda con respecto a la credibilidad y confianza que puede sentir el cliente a la hora de poner en las manos de un diseñador algún trabajo.

0
Reply
0
Marco Corea
Apr 2012

Estoy muy de acuerdo con lo que decís, es un hecho que muchos de los diseñadores se caracterizan por su vestimenta aveces un poco llamativa y despampanante, vestimenta que muchas veces busca identificarlos en una sociedad que los mira de reojo y piensa que esta manera de vestir y auto proyectarse, el ser extrovertidos, escandalosos con ideas mas salidas de la pura casualidad y espontaneidad que del pensamiento claro de la situación y de la mejor solución a un problema de comunicación es lo que los hace creativos. Creo que el asunto va mas por querer verse como creativos que realmente serlo.

2
Reply
0
Isaac Daniel Sosa González
Apr 2012

El diseñador tiene la capacidad de hacer su trabajo de cualquier manera, yo pienso que la ropa no tiene nada que ver con las capacidades de las personas, las empresas deberían ver el potencial de una persona por el trabajo que hace no por la forma en la que viste. Pero por otro lado como mencionas en el articulo no se necesita vestir tan estrafalario para que sepan que eres diseñador y muchos colegas lo hacen por sentirse diferentes a los demás cayendo en un abismo de moda sin importancia.

0
Reply
0
Chalio Ramón
Apr 2012

El tema me parece interesante, pues, es parte de la realidad de los diseñadores.

Me agrada la frase de «para ganar el juego, hay que entenderlo». Sin lugar a dudas, este tema, es uno de los muchos, que pasan desapercibidos, pero juegan un papel importante en la percepción ante la sociedad. Como diseñadores, debemos buscar siempre la excelencia, esa excelencia en todos los detalles de nuestro trabajo, incluyendo este.

Si le dedicamos tiempo a cada pixel, me parece justo, que le dediquemos tiempo a nosotros mismos.

2
Reply

Upcoming online courses

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019