El concepto como texto pragmático

La pregunta es muy simple: ¿qué entiende un diseñador por «concepto»?

Nico Del Real, autor AutorNico Del Real Seguidores: 11

Andrés Gustavo Muglia, editor EdiciónAndrés Gustavo Muglia Seguidores: 137

Ilustración principal del artículo El concepto como texto pragmático

¿Qué es lo que entiende un diseñador por «concepto»? Es una pregunta compleja y no se me escapa la vaguedad del planteamiento; menos aún, lo difícil que puede llegar a ser generar una respuesta satisfactoria. Sin embargo tampoco me puedo dar el lujo de dejar esta pregunta abierta, pues quizá sea una de las cuestiones más cercanas al quehacer cotidiano del diseñador. Y es que todos los diseñadores trabajamos con conceptos. Cualquiera sea el tipo de proyecto, no podemos negarlo, previo a concretar nuestro trabajo en tal o cual producto o servicio, necesitamos, o más bien debemos dar forma a un concepto.

La primer gran dificultad del planteamiento radica en que eso que llamamos aquí «concepto», tiene muchas otras denominaciones. Para unos es meramente una idea, un producto cualquiera del pensar. Para otros se distingue de una mera idea porque, además, es una «idea creativa». Para otros tantos un concepto es igual a un «valor», o un puñado de estos. No nos vamos a detener a enumerar todos los términos. A los fines prácticos, nosotros le denominaremos escuetamente como «concepto».

¿Qué es un concepto? La respuesta parece fácil. Tan fácil que para muchos cuesta creer que sea necesario desarrollar un planteamiento de la cuestión. La respuesta inmediata y más o menos aceptada es esta: un concepto es una idea creativa que sirve de base para desarrollar un diseño.

Lo primero que salta a la vista es el inevitable círculo vicioso. Un concepto es una idea creativa. ¿Qué es, pues, una «idea creativa»? ¿Un pensamiento innovador? ¿Y qué es esto sino un concepto creativo? O lo que es lo mismo, un concepto. El concepto es un concepto. Esa es la respuesta formal hasta ahora. Añádase que sirve de base para desarrollar un diseño.

Ahora bien si el concepto sirve de base para desarrollar un diseño, analicemos ahora qué entendemos por diseño. Un diseño es el producto del proyecto de un diseñador. A los fines prácticos nos apoyaremos aquí en el pensamiento de Papanek. Él nos dice: «diseñar es el acto consciente e intuitivo de imponer un orden significativo».1 En consecuencia, aquello diseñado, la cosa, es algo ordenado significativamente.

Pero detengámonos un poco, la cosa se empieza a revolver. ¿A qué nos referimos ahora con esto de «un orden significativo»? El comunicador gráfico diría rápidamente que esto no es sino un significado producido. Un conjunto de información, o más específicamente, de «signos», que hacen referencia a cosas que un usuario puede comprender. Tanta ingenuidad es aceptable cuando vemos que el comunicador gráfico es formado a través de temas de comunicación, siendo estos a su vez sustentados por postulados semióticos, lingüísticos e inclusive psicológicos y/o filosóficos.

Sin embargo, esto no es sino apenas la mitad, si no menos, de lo que propiamente deberíamos entender por un orden significativo. Y es que al fijar la mirada en el quehacer de otro tipo de diseñador, por ejemplo del diseñador industrial, vemos que lo significativo no refiere precisamente a problemas de lenguaje. Esta perspectiva puede tratar el «orden significativo» en el sentido de que este sea útil para alguien. Esto es, no empoderando tanto el relato del producto o servicio, sino también a la factibilidad de éstos de ser producidos, usados, reciclados y vueltos a usar. En esta perspectiva nos importa saber qué materiales usar, cuáles son beneficiosos y cuáles dañan el medio ambiente, cuáles pueden trabajarse con tal o cual proceso y cuáles no.

¿Qué diferencias encontramos en uno y otro punto de vista? En primera instancia podemos decir que unos se cargan al problema comunicacional, otros al problema de factibilidad. Unos buscan significados en las cosas, otros se adentran en la naturaleza de las mismas.

Y es que el «orden significativo» del que habla Papanek no es otro sino el todo de cosas acomodadas en un contexto dado que un usuario experimenta.2 Esto puede ser la comodidad de la manija de la puerta, o lo que signifique para alguien abrir dicha puerta. Aquí salta a la vista que, ya sea que desarrollemos un relato o hagamos las cosas más fáciles de usar, una cosa es segura: el orden significativo acerca las cosas al usuario. Esto es a lo que se refiere Papanek, no a cuestiones semióticas o de ingeniería (que sin duda ayudan a dar salida a un diseño) sino a la forma en que alguien puede hacer uso del producto diseñado a través de diversas funciones. Por eso el autor habla de «imponer» un orden significativo; o, dicho de otro modo, de adecuar el mundo para que un usuario pueda desarrollarse plenamente en él. Según los supuestos del autor de este pensamiento, este «imponer» es más bien un «mostrar».

Pero ya nos alejamos de la cuestión principal. ¿Qué es un concepto? Por lo pronto, queda totalmente indeterminado. Sin embargo, con lo expuesto hasta ahora queda claro que nos sirve para generar un diseño, o lo que es lo mismo, siguiendo a Papanek, un todo acomodado según ciertas funciones, un orden significativo. Y este orden significativo lo es para un usuario, no para mi portátil o para el costal de papas, sino para alguien, para un ser humano en un contexto dado. ¿Qué nos dice esto?

¿Por qué el orden significativo se encuentra en relación intrínseca con un usuario? ¿Qué tanto tiene que ver el usuario y lo que lo rodea en la formulación de un «concepto»? ¿Qué tanto tiene que ver un «concepto» con un «orden significativo»? Lo resolveremos más adelante.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
32
Votos:
26

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al italiano Traducir al portugués
  1. PAPANEK, Victor. Design for the real world ((1985, p. 4)
  2. Papanek define el modo en el cual un diseño cumple su propósito por su «función». Sin embargo esta no está limitada a problemas de factibilidad. El autor aquí relaciona un todo de funciones que van desde el modo en que se usan los materiales, la asociación del usuario con esos de acuerdo a su contexto sociocultural, la función estética, la necesidad y el uso, entre otros. El conjunto de todo esto es lo que convierte la «función» en un «orden significativo» para alguien. Para más información ver obra citada.
Código QR de acceso al artículo El concepto como texto pragmático

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 27/05/2019

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Marioisrael Sánchez
0
Jun. 2019

La comprensión del concepto como punto de partida para el desarrollo de proyectos aclara la vía de comunicación del diseñador hacía el cliente, justificando decisiones y acotando el alcance de la resolución del problema. Esto facilita enormemente la enseñanza del diseño y el cumplimiento de los objetivos de algún proyecto. Sin embargo, en mi experiencia, tanto en el ámbito profesional como académico, he encontrado que la falta de comprensión del propósito del concepto puede resultar en 3 desaciertos: (1) que el diseñador pueda ver limitada su capacidad creativa por apegarse a un concepto obsoleto impuesto por el cliente (que con la experiencia se conseguirá una mejor negociación); (2) que el concepto se llegue a formular con tal ambigüedad y extensión que cualquier componente o forma que tome el diseño sea justificable; y (3) por último, que el concepto se identifique como creatividad; el concepto es una idea, pero no existen ideas creativas (así como tampoco se puede patentar una idea), es la selección, proceso y desenlace del desarrollo de un encargo, en conjunto con el concepto, lo que resulta en creatividad.

Buen tema del cual debatir, saludos!

0
Retrato de Nico Del Real
11
Jun. 2019

Resulta curiosa la relación de la inspiración con el «concepto».

Bajo estos supuestos, podríamos afirmar que toda solución de un diseñador responde a un «concepto», pero no por eso, ésta necesariamente es a su vez una solución "de diseño".

Quizá, al no definirlo y dejar que nuestros propios prejuicios (o del cliente), le den forma, dejamos que nuestra labor pase de creativo a un simple "operador de mouse". Por otro lado, hay proyectos que pueden considerarse bien ejecutados sin la necesidad de pensarle demasiado.

Esta "inspiración" pasaría a ser nuestra necesidad de cercanía, en relación a la distancia o familiaridad con el «concepto» en cada caso, siendo aquellos proyectos sin necesidad de ésta, los más cercanos a nuestros prejuicios, o en todo caso, la evidencia de nuestra poca responsabilidad profesional.

1
Responder
Retrato de Jaime Rodriguez
0
May. 2019

Y se queda inconcluso el artículo?

0
Retrato de Matías Roncoroni
0
Matías Roncoroni
Jun. 2019

Da un ejemplo, Gonzalo, dale.

0
Responder
Retrato de Jorge Arturo Echeverri Dávila
0
Ene. 2020

Es un debate interesante, muy interesante. Sobre todo porque coincido con ustedes en que el concepto es algo tan etéreo, pero tan absolutamente necesario en el proyecto de diseño, que no logramos definirlo... "ene" definiciones hay, una para cada diseñador y cada una de ellas atravesada por la formación, por los profes, por la definición del programa que estudió, por la academia/universidad donde lo estudió, por el momento histórico en el que lo estudió, por la experiencia que ha adquirido, por las lecturas que ha tenido, por los debates en los cuales ha estado, por las posturas que ha escuchado... eterno el debate... pero muy interesante.

En lo que no estoy de acuerdo, ni me parece bien ni responsable, es en eso de que el título del artículo se defina como "el concepto como texto pragmático" y el autor no lo desarrolle en el mismo; únicamente lo menciona en los comentarios adicionales de respuesta... y deja la propuesta tremendamente inconclusa.

Todo lo que aborda tiene sentido pero deja el postulado para después... inconcebible.

Nico, tu escritura y pensamiento expresado en lo que he leído evidencia tu formación y estructura, pero me quedo de una pieza al leerlo y ver que tu planteamiento queda totalmente inconcluso.

Desde mi óptica, debes dejar absolutamente claro en tu escrito a qué te refieres, o que propones, con eso de "el concepto como texto paradigmático".

Cuídense!!

2
Retrato de Jorge Arturo Echeverri Dávila
0
Ene. 2021

Hola Nico, ¿cómo estamos en esta cuarentena? Espero que tanto tú como tu familia estén muy bien, resguardados, con buena salud.

Disculpa que no había respondido este mensaje... los deberes!

Claro, me encantaría compartir conceptos. escríbeme a mi correo personal: j.echeverri@une.net.co

¡Un abrazo Nico!

Ah, ¡y síguete cuidando por favor!

0
Responder
Retrato de Luciano Cassisi
2031
Jun. 2019

Es interesantísimo que hayas puesto a debate este tema tan complejo y poco debatido. En algunos ambientes académicos se ha logrado instalar en los futuros profesionales la idea de que siempre se debe diseñar con un concepto detrás. Esto, conceptualmente, valga la redundancia, es cierto, porque siempre que haya un signo, habrá un concepto detrás, inevitablemente. Estrictamente no es posible la comunicación sin concepto. Para que se entienda, hay concepto incluso en la gráfica decorativa y hasta en la gráfica no diseñada.

Pero a lo que se refieren como concepto en los ambientes académicos, y, por carácter transitivo, también algunos profesionales, no es a eso, sino a una supuesta idea o toma de partido, previa al acto de composición de la gráfica, que sería necesaria para orientar todas las decisiones gráficas y comunicacionales. Esto se plantea como si esa forma de abordaje del trabajo fuera más legítima que otras, más profunda que otras, más sesuda y más eficaz que otras.

Ahí es donde yo no estoy para nada de acuerdo. Porque los procesos posibles para llegar a resultados eficaces son tan diversos como casos y diseñadores existen. Pueden variar según quién sea el diseñador, según el tipo de proyecto, según cuál sea el requerimiento, según en qué etapa de desarrollo profesional se encuentre el diseñador, etc. Hay muchas formas de orientar las decisiones gráficas y ninguna es mejor que otra. A algunos le funcionarán mejor unas, a otros otras.

Me surgió esta reflexión a partir del comentario de Gonzalo Córdova, ya que me recordó que he tenido esta discusión infinidad de veces con mi equipo docente, pero jamás había escrito nada sobre el tema. Ojalá este espacio invite a otros a sumarse al debate y podamos avanzar un poco más.

Queda la incógnita sobré el planteo de Nico Del Real. Entiendo que deberemos esperar a la próxima entrega, pero si fuera posible, me gustaría conocer tu opinión, Nico, sobre esta pequeña reflexión en torno al tema del concepto.

3
Retrato de Nico Del Real
11
Jun. 2019

Un ejercicio muy interesante sería escuchar las definiciones de otros diseñadores de la noción de concepto y como éstas se fundamentan.

0
Responder
Retrato de Andrea Avile
0
Jul. 2020

Hola Nico,

El famoso diseñador gráfico Stefan Sagmeister dijo: "Puedes tener una experiencia artística frente a un Rembrandt ... o frente a una pieza de diseño gráfico". Es difícil estar en desacuerdo con la expresión, ya que hoy en día hay tantos conceptos de diseño gráfico hermosos e impresionantes. Varias herramientas modernas permiten a los diseñadores crear magníficos conceptos gráficos que fácilmente podrían llamarse obras de arte. Sin embargo, el diseño gráfico no es un campo puramente artístico. En uno de nuestros artículos anteriores, hemos definido el diseño gráfico como la esfera de la actividad humana que se encuentra en la encrucijada de varias direcciones, en primer lugar, artes visuales, comunicación y psicología. Mediante elementos gráficos (visuales) como imágenes, tipos y fuentes, pictogramas, formas y tamaños, colores y sombras, líneas y curvas, los diseñadores gráficos hacen el trabajo de comunicación. Cada elemento visual transfiere el mensaje, por lo que se vuelve funcional. Creo que eso puede caber dentro de la definición de concepto según cada diseñador y desde su perspectiva.

1
Retrato de Nico Del Real
11
Jul. 2020

Aportas varias ideas interesantes al debate. Por un lado, hablas de un «concepto gráfico», algo con cuya interacción podemos llegar a generar en nosotros una experiencia artística. Creo que nos salimos un poco del tema hablando ahora de Arte, sin embargo, creo que vale la pena preguntar a que te refieres exactamente con ello, ¿Hablamos del concepto gráfico en tanto objeto del cual puedo interpretar algo? Ej. Un cartel. ¿O hablamos quizá de un modelo mental, una idea personal, o de algo más? A su vez me gustaría saber a qué te refieres con una experiencia artística en el diseño.

Por otro lado, el carácter multidisciplinario del diseño es claro, dependiendo tu especialidad puedes estar interactuando con disciplinas diversas, apoyándote o aportando a una u otra. Yo, por ejemplo, me especializo en UX/UI y tengo que estar al tanto de temas de tecnología, etnografía, psicología, usabilidad, etc. Las oportunidades son inmensas y el conocimiento nunca se agota.

Y ahí es donde ya no estoy de acuerdo al ver al diseño gráfico como un mero trabajo de comunicación para transmitir un mensaje visual. Si nos limitamos a esto no somos más que marionetas jugando a ilustrar en un programa de diseño. Para mi nuestro objeto es anterior a esto y tiene que ver con este dichoso e indefinible «concepto».

El hecho de que no lo podamos definir hace ver nuestra actividad profesional como algo muy personal y artístico. Sin embargo, creo que con los aportes de estos últimos años, particularmente en la corriente del Design thinking enfocada a negocios, podemos reafirmar la rigurosidad de nuestra disciplina y definir propiamente que es esto de un «concepto» que algunos afirman usar, o en lo contrario, desechar esta idea anticuada y seguir adelante.

0
Responder
Retrato de Camila Mendoza
0
Dic. 2019

Hay muchos diseñadores gráficos y cada uno de ellos tiene su definición para la palabra concepto y así mismo hay bastantes interpretaciones visuales que se le puede extraer al concepto de algún proyecto y desde luego gana la más acertada o la más funcional.

1
Retrato de Nico Del Real
11
Dic. 2019

Que un concepto se pueda interpretar de una forma u otra es más que evidente. Lo hacemos todo el tiempo, en cada proyecto. Lo interesante aquí es hacer patente que, aunque sea obvio que trabajemos interpretando conceptos, no sabemos exactamente a que nos referimos cuando les explicamos. No hay un acuerdo sobre lo que quizá es la base de nuestro quehacer profesional, y a mi punto de vista, es un problema delicado ya que en el ámbito profesional le quita peso a nuestras soluciones, ya que, a final de cuentas, ni nosotros mismos sabemos exactamente que hacemos con nuestra creatividad.

1
Responder
Retrato de Libia Pérez A.
1
Jul. 2019

Este artículo me hace recordar uno de los mejores libros que en mi experiencia profesional me he encontrado, y que era precisamente un "Diccionario de conceptos". En términos de diseño, considero que existe una ambigüedad en este término, en gran parte porque la formación académica muchas veces solo se enfoca en una representación visual de las ideas.

Cuando adoptamos diferentes posturas o enfoques como en mi caso ha sido el de mercadotecnia, es que he podido comprender que el concepto va mucho más allá de un solo elemento, y que engloba muchos atributos en conjunto para lograr una percepción deseada. Muchos errores en el trabajo cotidiano llegan a establecerse por esta disociación de significados. El concepto en sí, en mi particular punto de vista, no puede limitarse a una sola idea, sino al conjunto de aquellas que logren la percepción buscada en el usuario o espectador.

1
Retrato de Christian Basaez
0
Ago. 2019

hola, buen presente

a qué diccionario de conceptos te refieres?. gracias

0
Responder
Retrato de Gonzalo Córdova
1
Jun. 2019

Ojo que la idea de concepto pasó a ser una propuesta pedagógica para enseñar diseño....

0
Retrato de Nico Del Real
11
Jun. 2019

Exacto. El análisis crítico de la noción de concepto da por resultado preliminar, de acuerdo con esta vía de pensamiento, que para diseñar hay que comprender el concepto de aquello que pretendemos proyectar, dado que no puede haber diseño propiamente dicho, sin una base que le sustente.

Bajo estos supuestos, la enseñanza clara y precisa de la noción de concepto daría por resultado diseñadores altamente calificados para realizar su labor profesional.

0
Responder
Retrato de Jaime Rodriguez
0
Dic. 2019

Confuso y no llega a nada.

0
Retrato de Berenice Tapia
0
Ago. 2019

Les recomiendo conocer lo que decía Gilles Deleuze sobre el concepto, así como perceptos y afectos. Es interesante y ayuda a entender la idea de "concepto".

0

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

Claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
1 agosto

Tipología de Marcas

Tipología de Marcas

Criterios y herramientas para seleccionar el tipo adecuado al diseñar marcas

15 horas (aprox.)
1 agosto

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 septiembre