Diseñadores con identidad propia

La importancia de la autenticidad como recurso en la construcción del criterio de los grandes diseñadores.

Retrato de Carlos Ocampo Carlos Ocampo Cali Seguidores: 49

Opiniones:
117
Votos:
184
Compartir:

Adiario los diseñadores nos enfrentamos a encargos creativos, en ocasiones resolviéndolos uno tras otro en una incesante dinámica que se convierte en rutina. Probablemente esta rutina y los vertiginosos tiempos de tecnocracia que vivimos, nos acorrale y nos lleve a buscar algo así como «fórmulas infalibles» para hacer nuestra vida profesional más llevadera. Pululan así las tendencias, los clichés y el tristemente célebre «arte de lo prediseñado». En una industria en la que muchas veces prima la urgencia por sobre la calidad, muchos diseñadores bajan los brazos y se rinden para mantenerse vigentes en el mercado. En algunos casos entrar en estas dinámicas puede hasta ser una cuestión de supervivencia.

En este triste panorama, es posible identificar un cierto tipo de personaje que nada en contra de la corriente del inmediatismo y la homologación de estilos en boga. Diseñadores que sobresalen por la calidad, el carácter y la particularidad de su trabajo. ¿Quiénes son estos personajes?, ¿cómo llegaron donde están?, ¿por qué ellos y no yo? Estas son algunas de las preguntas que nos inundan la existencia.

Pero antes de pensar que se trata de un privilegio de pocos —por educarse aquí o allá— o de un don sagrado adquirido de una manera mística o meritoria, vale la pena detenernos a observar el trabajo de estos fenómenos del diseño y comprender cómo se construye su discurso, para así enriquecer el nuestro y proponernos un acto de reflexión sobre nuestro propio trabajo.

Lo que tienen en común la mayoría —tal vez todos— estos «fenómenos del diseño», es autenticidad, capacidad de conocer y expresar en sus trabajos su propia identidad. Si bien nuestra formación académica nos dicta que el diseñador debe orientarse a comunicar, a resolver en función de una determinada problemática, siendo absolutamente transparente como individuo, resulta absurdo negar que en cada una de nuestras creaciones comunicamos no solamente aquello que el encargo creativo o el capricho personal y profesional nos plantea como tarea, sino también nuestro carácter, nuestra cultura, nuestros orígenes, estados como creadores y personas; y es justamente ese estado de conciencia lo que nos acerca a un estilo propio y por ende a esta élite de fenómenos del diseño, reconocidos y exitosos, alejados de los deadlines imposibles, las altas dosis de cafeína y la guerra del centavo.

La identidad logra que el trabajo de un diseñador sea único, y es justamente lo que hace que una gran marca o nuestra banda favorita nos busque específicamente para hacer un encargo creativo. Es, en resumen, lo que nos hace importantes e indispensables para la industria. ¿Qué sería de nosotros si nuestro trabajo pudiera ser fácilmente imitado por otro diseñador? Seguramente seríamos reemplazados prontamente por alguien más ágil, o en estos tiempos de crisis, por alguien que cobre más barato. Porque a eso se resume el mundo del diseño en algunas instancias comerciales industrializadas, como la industria de la publicidad, donde la premura y la rentabilidad acorralan al diseño y la comunicación en lugares tristes como los clichés de tendencia y el facilismo de lo prediseñado. Eso sí, con altas dosis de autoindulgencia, autoaprobación y autoadulación a través de premios y festivales donde toda una industria se legitima a sí misma de manera festiva y paradójica.

Cuando analizamos la identidad de un diseñador destacado, o «fenómeno del diseño» como a bien he tenido nombrarles, usualmente nos quedamos en la superficie, comprendiendo, en ocasiones envidiando, pero sobre todo admirando su particular uso de las formas, sus capacidades de ilustración, la tipografía y en general su técnica tan particular. Pero, ¿vemos su manejo del color?, ¿es posible para un autor alcanzar identidad en este aspecto tan puro y esencial del diseño? El manejo del color es uno de los aspectos críticos al momento de construir una identidad como diseñador, y no se trata solamente de encontrar o definir una paleta de color muy nuestra, lo cual es un recurso válido y evidente en el trabajo de muchos fenómenos del diseño, como el archifamoso Sheppard Fairey, sólo por dar un ejemplo.

El manejo de color se trata de comprender cuáles son nuestros orígenes, nuestros criterios y el contexto de nuestras creaciones. Para comprender nuestros orígenes es necesario hacer un poco de introspección para encontrarnos como diseñadores y lograr establecer una postura, identificar nuestras motivaciones y nuestros gustos. Recordar qué nos llevó a educarnos como diseñadores, revivir esa pulsión primaria que nos llevaba a crear y sobre todo, sentir de nuevo la alegría de hacerlo. 

Este asunto de comprender los orígenes es complejo y lleva tiempo. De hecho es una tarea que nunca termina, porque como humanos que somos, resulta innegable que estamos en constante construcción y evolución, mientras procuramos vivir una constante versión beta de nosotros mismos.

Hablar acerca del criterio en diseño, y más puntualmente en el tema del color como concepto y fenómeno, es una tarea compleja, ya que no logra uno deshacerse de la noción de lo correcto y lo incorrecto que en muchos casos la academia ha puesto en nuestra cabeza como algo absoluto y racional. El asunto del criterio en estos aspectos es algo mucho más orgánico y sobretodo subjetivo. Nuestro criterio se construye de todo lo que somos, de nuestra cultura, de nuestras condiciones sociopolíticas y ambientales, de la música que escuchamos, del cine que vemos y del arte que percibimos entre muchos otros conceptos y realidades de nuestra vida.

No se trata solamente de una postura meramente visual o estética en cuanto al diseño, se trata de reconocer y potenciar nuestro criterio como una fortaleza al momento de diseñar, que nos permita alcanzar lugares únicos y nuestros, que serían imposibles de alcanzar si no reconocemos e identificamos nuestro criterio como diseñadores. Se trata precisamente de eso, reconocer e identificar para construir, porque el criterio no es un privilegio de pocos, el criterio lo tenemos todos y en torno a él se construye la vida misma.

Pensemos en un escritor de graffiti durante su rutina artística de intervención urbana. Visualicemos su morral con una selección de aerosoles de distintos colores previamente elegidos a su voluntad, vayamos a la pared, y por un momento detallemos y analicemos lo que sucede previo a la acción de pintar. Seguramente el escritor de graffiti, en cuestión de segundos detalla y analiza la pared como contexto a intervenir, comprende su material, sus texturas y sobretodo su color, segundos después cruza este análisis con su dossier de aerosoles disponibles y sobretodo con el objetivo de su obra, y es ahí donde finalmente decide el valor cromático de la misma.

Propongo este ejemplo, para de manera clara mostrar dónde se ubica el análisis de las características cromáticas del contexto a intervenir en un proceso de creación y cuan importante es este en función de los resultados y de la comunicación misma. Si nos vamos puntualmente a una pieza de diseño, por ejemplo un póster, podemos inferir que si no hay un previo análisis de las características cromáticas del contexto, podemos caer en graves errores de legibilidad y pertinencia. Algo tan simple como saber si nuestro póster estará en un ambiente exterior con luz natural o en un recinto cerrado, puede hacer la diferencia al momento de comunicar el mensaje.

Ya sensibilizados acerca de la importancia de este análisis en cuanto al color de nuestros contextos a intervenir, vale la pena reflexionar acerca de nuestra metodología, y pensar que considerando incluir dicho análisis en nuestro proceso proyectual, podemos alcanzar resultados más pregnantes, pertinentes y memorables en términos de comunicación.

La propia identidad está estrechamente relacionada con el color tanto como nuestras piezas lo están con sus contextos, luego puede uno inferir al ver y analizar una cronología de trabajos de cualquier fenómeno del diseño, cómo su identidad en cuanto al color se construye en una relación de retroalimentación con su contexto, claro está, alineada con sus orígenes y criterio.

Así pues y sin ánimos de demeritar la trayectoria y el trabajo de todos los diseñadores que gozan de una carrera sobresaliente gracias a la autenticidad de su trabajo, entiendo que las decisiones de identificar nuestros orígenes, de apoderarnos de nuestro criterio y considerar la importancia de las características cromáticas de los contextos que intervenimos, son elementos clave para lograr un trabajo destacado y sobretodo auténtico en diseño, que seguramente acortará las distancias entre los fenómenos del diseño y los diseñadores sufridos y homologados que describía al inicio de este texto.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!

Retrato de Carlos Ocampo Carlos Ocampo Cali Seguidores: 49

Opiniones:
117
Votos:
184
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Diseñadores con identidad propia

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Maleny Hernandez
0
Maleny Hernandez
Sep 2015

Muy buen articulo, estoy de acuerdo contigo en varios aspectos no se trata solamente de el aspecto visual, aunque si ayuda mucho, supongo que aunque apenas iniciemos en el aspecto del diseño tenemos ciertas características que nos hacen brillar sin que nos demos cuenta y aveces no son las que nosotros quisiéramos

1
Retrato de Carlos Ocampo
49
Carlos Ocampo
Dic 2015

Exacto se tratade ser conscientes y poner ese aporte nuestro en la medida adecuada Maleny.

0
Responder
Retrato de Yara Gabriela Mexicano Hernandez
0
Yara Gabriela Mexicano Hernandez
May 2014

estoy muy de acuerdo en que los diseñadores siempre dejamos algo de nosotros en nuestro trabajo y creo que lo que hace la diferencia es en que parte de tu trabajo lo dejas impregnado, o que parte de todo lo haces esa esencia misma que nos indica que eres tu, digamos un ejemplo, gabriel martines meave un diseñador conocido por su excelente trabajo, que si bien su trabajo en ilustración es muy bueno su sello característico y conocido son sus tipografías.

1
Retrato de Carlos Ocampo
49
Carlos Ocampo
Dic 2015

Exacto, vale eso si la pena tener en cuenta que el "sello" como tu lo llamas, no siempre es un rasgo formal, estético o visualmente perceptible. A veces el sello es una manera de pensar o de abordar los proyectos por ejemplo.

0
Responder
Retrato de Karen Vargas Ramírez
3
Karen Vargas Ramírez
Dic 2013

Creo que siempre de alguna u otra forma en lo que diseñemos va haber algo personal, algo de nuestros gustos. Sin embargo no estoy de acuerdo con el autor, al diseñador le pagan para que comunique no para que se ensalce a si mismo en los trabajos que ejecute.

1
Retrato de Carlos Ocampo
49
Carlos Ocampo
Dic 2015

Hola Karen, lamento comprendieras el artículo como algo que promueve esa molesta arrogancia tan propia de muchos diseñadores. La verdad lo que el artículo busca es precisamente evidenciar la prescencia de un rasgo de autor y mostrar su importancia a partir de hechos factibles.

Por supuesto eso si que por más rasgos de autor que tenga algo diseñado, si no comunica luego no es diseño como tal y empieza a estar en otra categoría.

0
Responder
Retrato de Cristhian Quiroga Velez
0
Cristhian Quiroga Velez
Sep 2013

Me confundí en tu artículo hablas de un «sello propio» o de una «marca que nos identifique» Por que a como te refieres a identidad creo que hay un poco de diferencia no podemos tratar a los proyectos igual todos tienen diferencias y no por que mi «identidad « como diseñador sea usar el verde por que eso me identifica le voy a poner a todo ¿o sí? Espero y resuelvas mi duda.

1
Retrato de Carlos Ocampo
49
Carlos Ocampo
Dic 2015

Debemos pensar en la identidad del diseñador como un conjunto de cosas donde encontramos metodologías, maneras de pensar, de aproximarse a los proyectos y resolver los encargos de comunicación. Adicionalmente hay algunos elementos estilísticos que pueden ser de forma de color etc. Pero ojo, este asunto de nuestra firma personal como autores sin duda debe estar mediado por las características del proyecto y por supuesto por la comunicación que en últimas es nuestra tarea como profesionales.

Es fácil ver diseñadores que llevan este asunto más hacia los valores puramente formales y estéticos por lo cual piensan que tienen una fórmula infalible capaz de resolver cualquier encargo de diseño con los mismos colores tipografías o recursos de diseño y bueno eso no es que los haga malos diseñadores, considero a título personal que simplemente los aleja del diseño y su ejercicio y los pone en otra categoría distinta más cercana al arte o la ilustración en muchos casos.

1
Responder
Retrato de Emilie Bibliowicz
0
Emilie Bibliowicz
Ago 2013

Tenemos que buscar maneras de aprovechar el tiempo, conocer todos los aspectos del diseño. Desde lo más básico como el color, hasta nuestra propia identidad como diseñadores. Una vez resueltos todos los aspectos del diseño, vamos a poder alcanzar diseños que tengan más pregnancia en el mercado y que tengan mayor carácter.

1
Retrato de Carlos Ocampo
49
Carlos Ocampo
Dic 2015

Genial, me encanta que captes la escencia del artículo

0
Responder
Retrato de César Moncayo
4
César Moncayo
Ago 2013

¿Cómo ser diferente si no tengo nada que lo haga? Esto toma mucho más sentido en ciertas o todas las profesiones. La identidad es la que crea la diferencia y la misma es la que habla por la empresa, institución, etc., por si sola. Tanto como el color hasta su forma con las complementarias para un desempeño ideal del mismo.

La identidad es muy necesaria en los diseñadores ya que, en parte, es una de las ramas en las que trabajamos y ¿qué mejor forma de representar nuestra calidad que con una buena imagen de nosotros?

2
Retrato de Carlos Ocampo
49
Carlos Ocampo
Dic 2015

Claro que si y bueno debemos recordad que identidad no es solamente lo visible de nuestro trabajo, una manera de aproximarse a un proyecto o la manera como interactuas con el cliente o los retos del proyecto también son tu identidad.

0
Responder
Retrato de Valentina Moreno
0
Valentina Moreno
Jul 2013

Me gustó el articulo, como estudiante me parece muy valioso que compartas este tipo de pensamiento o ideología acerca de lo que un diseñador debería animarse a hacer. Aunque entiendo y respeto a quien antepone el trabajo, el pedido del cliente a su propia identidad creativa, coincido con vos en que para destacarse hay que arriesgarse a ser uno mismo. También comparto lo que ya otra persona dijo, de que no es solo la gama cromática la que te define, te destaca y te hace crecer; sino que contamos con otros elementos que se ponen en juego a la hora de diseñar.

1
Retrato de Carlos Ocampo
49
Carlos Ocampo
Dic 2015

Exactamente y bueno parte de nuestra identidad es comprender el encargo creativo y abordarlo a nuestra manera. Nuestro método puede ser uno de los rasgos más poderosos de nuestra identidad.

0
Responder
Retrato de Adriana Torres
1
Adriana Torres
Abr 2013

Es genial que tomes el tema de ideantidad del diseñador, pero creo pertinente tener en cuenta que al.momento de diseñar no hay que sobreponer nuestros gustos por encima del diseño ya que no diseñamos para nosotros sino para alguien mas.

0
Retrato de Carlos Ocampo
49
Carlos Ocampo
Dic 2015

Claro que si Adriana muy de acuerdo, se trata de un equilibrio donde los requerimientos tampoco deben abrumar al creador que es lo que usualmente pasa. esa identidad de la que hablo es precisamente la menera como conseguimos ese equilibrio y le brindamos valor agregado a una propuesta que comunica y que adicionalmente es absolutamente única.

0
Responder
Retrato de Luis Santiago Weinstein
0
Luis Santiago Weinstein
Abr 2013

Un excelente artículo, sobre al hablar de la identidad propia del diseñador y su entorno personal para poder de su diseño algo único y funcional. Soy estudiante y te agradezco tus palabras.

1
Retrato de Carlos Ocampo
49
Carlos Ocampo
Dic 2015

Gracias a vos Luis por tomarte el tiempo de leerme.

0
Responder
Retrato de Nataly Rodríguez
0
Nataly Rodríguez
Mar 2013

Esto es lo delicioso de crear, que necesariamente tienes que ser tu mismo!

1
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Heleno Almeida
Autor:
Heleno Almeida
Título:
Bauhaus, estética y capitalismo
Sinopsis:
Muchos autores dicen que la Bauhaus es una prueba de que el diseño también puede ser político, a pesar de su origen desde un movimiento de integración.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
28
Opiniones:
19
Seguidores:
16
Retrato de Juan Quaglia
Autor:
Juan Quaglia
Título:
Crowdsourcing: ¿sirve o no sirve?
Sinopsis:
¿Conviene a los diseñadores trabajar, y a los clientes contratar diseño, mediante el tipo de relación que imponen estas nuevas plataformas Web?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
7
Opiniones:
3
Seguidores:
0
Retrato de Mauro Gullino
Autor:
Mauro Gullino
Título:
Aprender a programar
Sinopsis:
Dos enfoques que permiten pensar la enseñanza de la programación. Cuál es mejor para cada perfil y su relación con los profesionales del diseño.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
64
Opiniones:
24
Seguidores:
30
Retrato de Diego Giovanni Bermúdez Aguirre
Autor:
Diego Giovanni Bermúdez Aguirre
Título:
La forma de la modernidad
Sinopsis:
Análisis de los principios fundacionales del Diseño y su relación con el mundo moderno.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
6
Opiniones:
2
Seguidores:
6
Ilustración principal del artículo Análisis simbólico de la Marca Perú
Autor:
Edgardo Werbin Brener
Título:
Análisis simbólico de la Marca Perú
Sinopsis:
Los símbolos «marcan» las marcas. En el caso de una marca-país sus implicancias simbólicas tienen aún más importancia.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
131
Opiniones:
119
Seguidores:
7
Ilustración principal del artículo Qué es una marca optimizada, cuándo y para qué sirve
Autor:
Luciano Cassisi
Título:
Qué es una marca optimizada, cuándo y para qué sirve
Sinopsis:
La especialización en diseño de marca en contraste con las necesidades reales del alto rendimiento marcario.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
58
Opiniones:
10
Seguidores:
1481

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
17 Noviembre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
3 Febrero

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
2 Marzo

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
6 Abril