Análisis simbólico de la Marca Perú

Los símbolos «marcan» las marcas. En el caso de una marca-país sus implicancias simbólicas tienen aún más importancia.

Retrato de Edgardo Werbin Brener Edgardo Werbin Brener Buenos Aires Seguidores: 7

Opiniones:
119
Votos:
131
Compartir:
Ilustración principal del artículo Análisis simbólico de la Marca Perú

Las connotaciones simbólicas asociadas una marca-país como el caso que analizamos, son un potente vehículo de representación de poder reflejado en una identidad que se transforma a través de las mutaciones generadas por la pulsión y energía vital, surgidas en la pasión por iluminar las oscuridades de aquello que no tiene nombre, generando una relación inherente y consustancial con los procesos «demarcados» por su presencia. Se referencia un «territorio» protector donde conviven una multiplicidad de significados que detonan innumerables imágenes en la percepción de aquel que establece un vínculo relacional con la estructura marcaria. Al invocar una marca-país estamos frente a un disparador de ideas, percepciones, conceptos y figuraciones asociados a un proceso de representación complejo y polisémico. En la medida que des-cubrimos los núcleos estructurales de los elementos que la componen, es decir palabras, formas, colores, íconos, letras, estilos, texturas, relatos, se pone en evidencia su pertenencia y pertinencia al universo de los procesos simbólicos transhistóricos.

Con el fin de estimular y potenciar los recursos estratégicos y comunicacionales de la marca-país investigada pondremos en evidencia sus matrices simbólicas aplicando la metodología propuesta por la Simbología Estratégica®. Esta es una herramienta de indagación analítica que se integra como método complementario a los procedimientos utilizados en la investigación de la dinámica de las marcas en el mercado. Identifica y define los procesos simbólicos vinculados a una marca, un producto, una organización, una idea o su comunicación. Estudia el material simbólico que concentra el germen de su identidad, detectando y reconociendo signos y significados; descubre flujos, tendencias e interdependencias en el desorden caótico en que se presentan los núcleos simbólicos que habitan en las manifestaciones culturales de las sociedades.

La Simbología Estratégica® pone en evidencia el ADN Simbólico de la Marca®. Por éste se entiende la apertura y «revelación» de los esquemas, arquetipos y constelaciones de símbolos visibles y no visibles que subyacen en el conjunto comunicacional de la marca y sus atributos. En esta oportunidad haremos foco en el análisis semiológico simbólico del nombre (¿qué representa el nombre de la marca desde el punto de vista de su significado y de sus raíces simbólicas? En esta fase del análisis se «interviene» la marca a investigar mediante una herramienta denominada Anatomía Simbólica del Nombre®, donde se profundiza en el significado de la palabra que representa al nombre de la marca, generando una multiplicidad de enfoques simbólicos que enriquecen y potencian las estructuras de comunicación del conjunto); el análisis simbólico del imagotipo (significado de la marca desde el punto de vista de las formas, de los colores y la espacialidad generando una síntesis simbólica de las imágenes, grafismos y estructuras que la marca comunica) y la simbólica numérica asociada al conjunto de la marca.

Con respecto al primer punto, el análisis semiológico simbólico del nombre, partimos del primer hallazgo que el topónimo «Perú», que parte de un mestizaje idiomático indo-hispánico, no tiene traducción en lengua castellana ni en la lengua de los pueblos originarios. Es en estos casos cuando la investigación del origen simbólico de las letras del nombre es reveladora del significado simbólico del conjunto. En el nombre de una marca, cada letra, considerada como «cada uno de los signos gráficos y sonidos que componen el alfabeto de un idioma» cobra vida independiente. Se erige como símbolo dentro de un símbolo haciendo valer su matriz modificándose en función de su contigüidad intratextual. La letra en su inmersión relacional funciona como un prisma que interactúa por presencia. Pone en evidencia el armazón medular del nombre, cuyo tronco es como la cebolla o la corteza del plátano, una sucesión de capas sin un centro.

El origen y significado etimológico, ideogramático, icónico y simbólico de cada letra es portadora de un conjunto de significados arquetípicos que son reveladores de la «genética significante» del nombre. La letra inicial o capital es la que abre con su vitalidad de ser, el camino de significados visibles e invisibles de las letras del nombre. Inicia una cadena de sentidos, a través del estímulo y concientización del mundo de los arquetipos transculturales, que yacen atentos a que la mirada del intérprete haga resonar sus melodías y ritmos simbólicos.

La letra «p»

En el caso de la marca analizada, centraremos la mirada en su letra capital, la letra «P», decimonona letra del abecedario español y decimosexta del orden latino internacional. Su nombre es «pe». Los actuales arqueólogos de las letras hacen descender a la «P» de un dibujo que en los jeroglíficos egipcios y los signos
protosinaíticos representaba una boca abierta. Los fenicios le dieron el nombre de peh (פ), que quiere decir «boca», y la colocaron en el decimoséptimo lugar de su alfabeto; los griegos calcaron la forma y el número de orden, solo que variaron su nombre, «pi», y se olvidaron de la antigua vinculación entre la letra y la cosa que representaba.

Las formas originales en el protosinaítico la representaban como un rectángulo horizontal, una boca con ángulos rectos o una sonrisa. Sus significados originales, además de la boca, se amplifican a hablar, comer y respirar. Como significados derivados se incorporan los verbos evacuar, soltar, exhalar. Se representa en los orificios, la apertura y la salida, el genital femenino como «boca inferior», el contenido, la memoria oralmente transmitida y la ley oral. A la letra «peh», en el alfabeto semítico, se le otorga un valor numérico de 80.

El simbolismo de la boca se asocia al órgano de la palabra (verbum), al alimento y al soplo (spiritus). Representa una fuerza capaz de construir, animar, ordenar y elevar, destruir, matar, trastornar y abatir. Connota al poder organizador por medio de la razón y simboliza un grado elevado de conciencia al ser el vehículo de la potencia del verbo creador («la emanación primera»). Es el punto de unión de dos mundos, exterior e interior. Simboliza el origen de las oposiciones, de los contrarios y de las ambigüedades. Se asocia al simbolismo del fuego creador (verbo) y destructor (devoración).

Algunas frases hechas tienen a la letra «P» de protagonista: «Ser una cosa de p», se dice cuando algo tienen gran importancia; y si queremos referir enteramente una cuestión, de principio a fin, hablaremos «de pe a pa». En las onomatopeyas también sobresale la «P»; es una de las letra que con más frecuencia aparece en el capítulo de los ruidos naturales: el borboteo del agua o la ebullición, de donde procede la palabra «pil-pil»; pompa, pomposo, pompón, procedería de una forma pomp que imita la inflación de algo, el ruido retumbante, que estaría así mismo en el origen de la palabra bomba; otro ejemplo, es el sonido seco e instantáneo que imita en la voz «ping-pong» o «pimpón».

La «P» es la gran letra ornitológica, aquella que más y mejor imita la voz de los pájaros, tanto que está por partida doble en el nombre de algunos: la pipitela es una especie de mirlo venezolano, la popocha un tipo de garza mejicana. Piar «es la voz del pollo, dicha así por onomatopeya del pío pío que dicen los pollicos». El pío-pío es la voz tópica y universal de los pájaros. La voz para llamar a las gallinas, prácticamente en los pueblos de toda Europa, ha sido alguna forma derivada de «pip». Picus, que en latín era el pájaro que taladraba los troncos, ha dejado algunos nombres en español y en francés: pic, picon, picard, entre otros.

Fonéticamente la letra «P» se describe como bilabial oclusiva sorda y consonántica; se articula con los labios cerrados y una abertura de las mandíbulas de unos cinco milímetros. Es un sonido en general consistente, cuya única particularidad estriba en que puede confundirse con su homófono sonoro «b». Por su fonosemanticidad se dice que la letra «P» señala el lugar, el punto simple, siendo el sonido de la precisión. Focaliza, centra y concentra. Se asocia al pensamiento claro y preciso. Da especificidad a las palabras en las que resuena generando un efecto separador e individualizador. Se vincula con todo lo que está hacia afuera, abierto, sin guardar ningún secreto en el mundo concreto.

Con respecto al análisis simbólico del imagotipo, nos focalizaremos en la estructura central de la marca, su forma espiral asociada a la letra capital. «A partir de la abismos insondables, surgió un círculo formado en espiral... Enrollada en el espiral, yace una serpiente, símbolo de la sabiduría y la eternidad».

La espiral es una formación natural frecuente en el reino vegetal (viña, vólvulo) y animal (caracol, conchas). Evoca la evolución de una fuerza, de un estado. Es un motivo simple: se trata de una línea que se enrolla sobre sí misma, a imitación de las numerosas espirales que se encuentran en la naturaleza. Es un motivo abierto y optimista: nada es más fácil, cuando se ha partido de una extremidad de esta espiral, que alcanzar la otra extremidad.

La espiral

La espiral es uno de los símbolos más antiguos y se encuentra en todos los continentes, habiendo jugado un papel fundamental en el simbolismo desde su aparición en el arte megalítico. Se han encontrado utilizadas por el hombre desde hace aproximadamente 24.000 años. Está asociado al simbolismo cósmico de la luna, al simbolismo erótico de la vulva, al simbolismo acuático de la concha y al simbolismo de la fertilidad: representa los ritmos repetidos de la vida, el carácter cíclico de la evolución del universo.

Indica el movimiento de una cierta unidad de orden o, inversamente, la permanencia del ser bajo su movilidad, el movimiento independiente, el sol, la migración recurrente o los vagabundeos tribales, el retorno al lugar de origen. Simboliza emanación, extensión, desarrollo, continuidad cíclica en progreso y rotación creacional. Es también un símbolo del equilibrio en el desequilibrio, del orden del ser en el seno del cambio. Posee la propiedad de crecer de una manera terminal, sin modificar la forma de la figura total, y ser así permanente en su forma a pesar del crecimiento asimétrico. Es un glifo universal de la temporalidad, de la permanencia en el ser a través de las fluctuaciones del cambio, de la dinámica de la vida, el movimiento de las almas en la creación, la expansión del mundo.

La espiral es uno de los motivos esenciales del simbolismo del arte ornamental, ya sea en la simple forma de una curva que se acurruca en un punto dado, o en la forma de rollos o sigmas. En muchos lugares representaba el ciclo «nacimiento-muerte-renacimiento» así como al sol, que se creía seguía ese mismo ciclo, naciendo cada mañana, muriendo cada noche y renaciendo a la mañana siguiente.

Puede encontrarse en tres formas principales: en expansión (como en la nebulosa), en contracción (como el torbellino o remolino) u osificada (como el caparazón de la tortuga). En virtud de su importancia en relación con la creación, con el movimiento y el desarrollo progresivo, la espiral es un atributo del poder, que se encuentra en el cetro de los faraones egipcios, en el Lituus de los augures romanos y en el bastón de mando contemporáneo.

Simbolizando la relación entre el círculo y el centro, La espiral está asociada a la idea de la danza, y especialmente con las danzas primitivas de curación y encantamiento, cuando el patrón de movimiento se desarrolla como una curva en espiral. Estos movimientos pueden considerarse como figuras destinadas para inducir un estado de éxtasis y de capacitar al hombre para escapar del mundo material y entrar en el más allá, a través del «agujero» simbolizada por el místico Centro.

La Marca Perú

En función de la simbólica numérica de la marca, asociada las cuatro letras del nombre y las cuatro cincunvoluciones que se contabilizan en el espiral de la letra capital, la simbología del cuaternario es la que prevalece en el conjunto. Esta se fundamenta en la simbólica del cuatro, siendo este el número de la realización de la idea. Funciona como elemento estabilizador y estructurante, dotando al esquema de organización, proporción, racionalidad, tangibilidad y solidez. Se refuerza aquí el contacto con la «madre tierra», el enraizamiento en las secuencias de orden temporo-espacial (cuatro estaciones y cuatro puntos cardinales).

Luego de investigar y analizar la marca-país Perú a través del prisma deconstructivo y reconstructivo logrado al aplicar la Anatomía Simbólica de la Marca®, quedan evidenciadas sus estructuras primordiales, una argamasa rica en estímulos para estrategas y organizadores del branding global de la marca, creativos, diseñadores, y en forma de retroalimentación, para los propios consumidores. Este proceso dinámico desnuda su core original revelando los ejes profundos de su significado y posibilitando así una mejor comprensión y discernimiento de sus potencialidades. La marca-país se transforma en un ser vivo, que dice, que habla, que comunica más allá de sus esquemas y formas tradicionales. Queda en manos de los equipos de gestión, la habilidad de interpretar y hacer resonar las melodías simbólicas de la marca en los ritmos y armonías que el contexto del negocio y el mercado proponen. ¡A disfrutar de la abundancia generada por el movimiento en expansión de la «boca» sagrada que difunde tradición y apertura a la novedad, en un marco de firmeza y estabilidad que evoca la madre de todas las madres, la Magna Mater universal!

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!

Retrato de Edgardo Werbin Brener Edgardo Werbin Brener Buenos Aires Seguidores: 7

Opiniones:
119
Votos:
131
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués

Investigación: Prof. María Fabiana Martinelli Celi

Código QR de acceso al artículo Análisis simbólico de la Marca Perú

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Doménica Manosalvas
0
Doménica Manosalvas
Hace 11 meses

Muy buen artículo, lo disfruté. La marca país es un aspecto importante de la identidad comercial de un país, sin embargo exististe muy pocos (aunque muy buenos) textos sobre el tema. En la obra de Norberto Chavez sobre el análisis de la marca país en Latinoamérica se explican varias características que una marca país debe poseer. Pienso que sería muy interesante estudiar la marca país desde la perspectiva del texto de Chavez, y de mucho valor para el aprendizaje sobre las marca país de la actualidad. Por otro lado siento que la marca Perú es muy buena, no solo por su calidad gráfica sino por la gestión y posicionamiento que ha logrado dentro del país. Siento que se siente como propia para los peruanos e inspiradora para extranjeros.

0
Responder
Retrato de Pablo Martínez Duarte
0
Pablo Martínez Duarte
Jun 2015

Excelente analisis. El tema como dicen algunos si funciona o no, obviamente toda identidad visual debiera funcionar, ya que de otra manera de que estariamos hablando. Ultimamente cualquiera se sienta y hace una imagen bonita pero carece de trasfondo y esos es lo mas intelectual que debe tener la confeccion y diseño de una identidad. Peru funciona porque tiene ese estudio y mas permite seguir analizando.

Dejo un link de una imagen y que de alguna manera intento fundar para poder analizar

http://pablomartinezduarte.cl/...

0
Responder
Retrato de Gerardo Fernandez
0
Gerardo Fernandez
May 2015

Demasiado rebuscado y extenso el analisis para algo no tan complejo...lo mejor es que la marca funciona.

0
Responder
Retrato de Mirko Arapovic
0
Mirko Arapovic
Jul 2012

La espiral de la marca Perú no representa a las lineas de Nazca, ni mucho menos un arroba. Se trata de un símbolo ancestral, un elemento místico de evolución presente en todas las culturas peruanas. Lo sé de muy buena fuente! Saludos!

0
Responder
Retrato de Christian Bueno
0
Christian Bueno
Jun 2012

Que extenuante leer su articulo, se distrae en otros asuntos, no focaliza el tema en cuestion. La espiral no es nada mas que una alusión a las líneas de nazca y el símbolo de arroba, es lo que dijeron sus creadores. Slds

0
Responder
Retrato de Gavoo Iñiguez
0
Gavoo Iñiguez
Feb 2012

La P = Perú: el Orgullo, la historia, ellos

La espiral = Líneas de Nazca que a su vez es un índice que es una marca.

erú =tipografía manuscrita característica particular.

Creo que quedaría más claro

Disculpad

0
Responder
Retrato de Fabrizio Sotelo
26
Fabrizio Sotelo
Ene 2012

Solo para complementar: La Marca Perú, internamente es un exito. Los peruanos se han apropiado de la marca y la llevan con orgullo en infinidad de distintivos. No es necesariamente un simbolo patrio, pero se ha dado un interesante movimiento sociocultural alrededor de todo esto. El peruano rompe los limites de lo tradicional, y el uso que se le da a la marca es lo mismo. No temo decir que quizá ha calado más que algún simbolo patrio, caido en olvido, y esto no es antipatriotismo, es justamente la aceptacion de ser un pueblo diverso, multicultural, mutable y rico en creatividad. Excelente!

0
Retrato de Gavoo Iñiguez
0
Gavoo Iñiguez
Feb 2012

Fabrizio, lo que tiene el Perú y no muchos de Latinoamérica lo tienen escaso es la base solida de una cultura milenaria, su pueblo, su cultura, su Perú...... orgullo peruano

1
Responder
Retrato de Alejandro Lopez Giungi
0
Alejandro Lopez Giungi
Jun 2011

Me gusta mucho, es simple, pregnante, legible en cierto modo aunque se juegue de esa forma con la letra P, directa, significativa, simbolica.. Obviamente me connota las lineas de Nazca..

0
Responder
Retrato de Noe Ramirez Estevez
0
Noe Ramirez Estevez
Jun 2011

A primer golpe de vista, que es lo que realmente cuenta para una marca, en este caso, tiene un cierto grado de dificultad para ser leerse con claridad, de pronto se asocia a -menú- pew, quiza haber definido mejora la «r» no generará duda alguna.

0
Responder
Retrato de Julián Matías Guridi
0
Julián Matías Guridi
Jun 2011

Más allá de la investigación simbólica de la marca, que evidentemente le ha tomado mucho tiempo al colega, realmente me parece casi absolutamente en vano. No existe relación directa de los orígenes de la P con la marca país. El análisis del espiral si me parece adecuado aunque también se va por las ramas. De todas maneras creo que la forma se debe directamente a la cola del mono de las lineas de Nazca, no entiendo porque darle tanta vuelta a algo tan simple.

Opinión personal sobre la marca, creo que no está tan mal como opina Chaves. Si pienso que puede tener problemas al reducirla al extremo.

2
Responder

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo Tipologías de símbolos
Autor:
Arnulfo Espinosa
Título:
Tipologías de símbolos
Sinopsis:
Tan numerosos como los logotipos son los símbolos, signos con un potencial identificatorio que constituye un profuso universo, aparente infinito.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
70
Seguidores:
17
Ilustración principal del artículo La inutilidad del Arte
Autor:
Joan Costa
Título:
La inutilidad del Arte
Sinopsis:
Cuando el arte es utilizado con un fin que le es ajeno, deja de ser arte para ser mercancía.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
224
Opiniones:
147
Seguidores:
2297
Ilustración principal del artículo ¿HP se equivocó?
Autor:
Luciano Cassisi
Título:
¿HP se equivocó?
Sinopsis:
¿Fue un acierto o un error no adoptar el proyecto de marca gráfica de Moving Brands?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
322
Opiniones:
294
Seguidores:
1497
Ilustración principal del artículo Reflexión y/vs./ó Tecnología
Autor:
Victor Garcia
Título:
Reflexión y/vs./ó Tecnología
Sinopsis:
El pensamiento compelido a la acción es un oxímoron conceptual recurrente del ejercicio del diseño, en el que la acción suele ser condicionada y mediatizada por la tecnología.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
36
Opiniones:
27
Seguidores:
193
Retrato de Sebastian Guerrini
Autor:
Sebastian Guerrini
Título:
Las marcas de la vida
Sinopsis:
Un enfoque psicológico y filosófico de la relación entre historias, identidades, imágenes y marcas de cara a explicar sus mecanismos a quienes trabajamos diseñándolas.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
94
Opiniones:
31
Seguidores:
151
Ilustración principal del artículo ¿El fin de I Love New York?
Autor:
Rodolfo Álvarez
Título:
¿El fin de I Love New York?
Sinopsis:
El gobernador de Nueva York propone cambiar la imagen de la ciudad creada por Milton Glaser.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
81
Opiniones:
82
Seguidores:
83

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
18 Noviembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
¡Ya mismo!

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
¡Ya mismo!

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
¡Ya mismo!

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
6 Abril