Redes sociales de nicho del arte y el diseño

Los usuarios, los generadores de contenido, los contenidos y las políticas de publicación.

Retrato de Gisela Eblagon Gisela Eblagon Rosario Seguidores: 20

Opiniones:
45
Votos:
117
Compartir:
Ilustración principal del artículo Redes sociales de nicho del arte y el diseño

Ha cambiado el paradigma de publicación del arte, y el arte en sí ha tenido que modificar sus márgenes; no solo el cambio institucional que implica montar galerías enteras de artistas emergentes y consagrados fuera de los tradicionales museos, sino además identificar quién es un actor legítimo, pasa por parámetros por fuera de cualquier curaduría (Carlón y Scolani, 2012).

El reconocimiento, o conocimiento, de un artista dentro de estas redes sociales, se mesura a través del botón «Follow» o la cantidad de seguidores. El artista con la mayor cantidad de seguidores se traduce en ponderado o admirado, y el acuerdo de recibir cada actualización de la publicación de sus obras, por otro lado, produce que los logaritmos de las páginas los posicionen en los tops, es decir, en los lugares privilegiados de búsquedas. En la práctica, esto no funciona así. Estos puntajes pueden lograrse con una exitosa campaña de marketing virtual, contratando aceleradores de contenido, y otros truquitos que la misma web facilita.

Entonces, ¿podemos descartar que estas redes sirvan de legitimación de un contenido? En una red como Behance este sistema de valoración puede ser confuso, a diferencia de Bola de Nieve, donde sólo puede ser usuario aquel artista que haya sido invitado por otro integrante de la red; su política de acceso es limitada, sus usuarios suman a aquellos a los que reconocen como pares. De esta forma, depurando sus integrantes, seguiría la línea teórica de Danto y Dickie, «algo es arte cuando el mundo del arte declara que es arte».

Behance ha logrado su fama por ser un portal gratuito de publicación de portfolios interactivos con una interfaz sencilla, que brinda una presentación profesional de las piezas gráficas. No hay restricciones, lo cual produce una mezcla de disciplinas y técnicas, desde anuncios publicitarios o campañas de branding hasta artistas plásticos de todos los puntos del planeta —y esto es literal, en una misma búsqueda se puede encontrar a representantes de múltiples países—. Lo llamativo de estos resultados de búsqueda es que prácticamente no hay variaciones estéticas entre los trabajos de todos estos actores. Diseñadores de Canadá, México, Tailandia, Emiratos Árabes o Kenia poseen el mismo estilo gráfico y un mismo concepto comunicativo. Solo buscando la información del gestor del contenido se puede identificar su lugar de procedencia; no se puede inferir territorialidad por su producción.

¿Estamos perdiendo el valor de lo autóctono o local? ¿Qué factores de la estética hegemónica están en juego? Stuart Hall se cuestiona ¿por qué importa la «diferencia»?, y en su análisis retoma el argumento de Saussure: «la diferencia importa porque es esencial para el significado; sin ella, el significado no podría existir». En esta igualdad de representación, ¿estaremos llegando a tratados simbólicos globales de representación? Lo cierto es que cuesta encontrar un «otro», un discurso diferente. Pareciera que la polisemia de las imágenes va encontrando su límite, patrones de lectura dosificados; o podemos interpretar este fenómeno como la gestación de una «cultura estable» (Mary Douglas) y global, donde las categorías son «puras», con identidad única, a la espera de una «materia fuera de lugar» que genere esa diferencia extrañamente atractiva.

¿Las diferencias territoriales han perdido vigencia? ¿Será que las distancias ya no se miden en kilómetros, sino en el acceso a los medios tecnológicos? Otro punto llamativo es que, por ejemplo, encontramos mamushkas rusas en diseñadores argentinos, calaveras mexicanas en España, tipografías orientales en publicidades canadienses, gorras peruanas en Japón. Por un lado hay una forma de representación globalizada, pero también hay un intercambio estereotipado del «otro». Siguiendo este concepto, la argentinidad se vería reducida a rasgos esenciales y fijos, como ser un gaucho, el mate, las guardas pampas, una especie de fetiche de lo extranjero, una recreación de lo argentino (Stuart Hall, 2004).

Jeremy Rifkin alerta sobre la pérdida de la diversidad cultural; argumenta que el agotamiento de contenidos culturales usados como mercancías de corta duración expone un gran desafío: el equilibrio entre la globalización de las nuevas tecnologías y el poder compartir los valores culturales autóctonos sin perder sus contenidos esenciales.

Este análisis motiva otra reflexión sobre el consumo de estas expresiones estéticas. Los artistas o generadores de contenidos visuales buscan las tendencias latentes para generar sus temáticas; que estas representaciones estén circulando hablan de un público cautivo, de una satisfacción en la posesión de estos objetos con algún halo de tinte cultural que amerita un análisis sociocultural de estos objetos mercantiles y simbólicos. «Las mercancías sirven para pensar» (Garcia Canclini, 1995). Estas demandas «hablan» de un síntoma de la sociedad actual, en la que ya no se adquieren tan solo productos, sino la experiencia de la utilización de los mismos. En la nueva era del marketing «la imagen no representa el producto», sino que «el producto representa la imagen» (J. Rifkin). A medida que la producción cultural va dominando la economía, los bienes asumen la condición de meros apoyos; se convierten en la plataforma o escenario para la representación de elaborados significados culturales; pierden su importancia material, pero ganan importancia simbólica.

En conclusión, estas galerías o exposiciones virtuales son herramientas muy útiles si se las sabe interpretar y se conocen las reglas de ese juego. En mi opinión, ayudan a que muchos actores visuales, tal vez en países emergentes o recién iniciados, tomen relevancia y se den a conocer. El fenómeno de representación globalizada es un síntoma de una sociedad que está descubriendo una nueva forma de comunicación, que trae consigo una revolución y un cambio de percepción del mundo, y esto es lo que vemos plasmado en los diseños. Como toda revolución, llegará el tiempo en que decline su innovación, y esta nueva visión del mundo sea digerida y asimilada, dando origen, tal vez, a otro paradigma de representación.

Con respecto al uso o utilización de mensajes subliminales culturales o transculturales, difiero de J. Rifkin; tal vez no se utilicen estos objetos culturales puros con todo el contenido que arraigan y la simbología que traen aparejada, pero si los acerca al conocimiento popular y los saca de las instituciones museísticas de la contemplación, para darles vida y ponerlos en la vida cotidiana, si bien se banaliza su simbología, enriquecen la construcción de estas estéticas del intercambio global, generando una sensación pop de la cultura.

Es cierto, además que estamos en un momento de rescate, donde encontramos nuestras inspiraciones en lo retro, en el pasado lejano y no tanto. Estamos transitando, en lo estético, décadas de añoranzas de épocas pasadas. El redescubrir culturas extranjeras y la necesidad de lo exótico hace atractiva la aplicación de signos y simbología de culturas lejanas. O será que estamos encontrando, como seres globales, nuestra nueva identidad representativa. Nuestra cultura consiste en tomar algo de todas, ser multifacéticos a la hora de elegir nuevas costumbres, desde la comida hasta los hábitos de vida.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora! Necesitamos tu ayuda para continuar produciendo contenidos gratuitos. Considera apoyar el trabajo de FOROALFA con una donación de cualquier valor en PayPal.


Este video podría interesarte👇👇👇

Retrato de Gisela Eblagon Gisela Eblagon Rosario Seguidores: 20

EdiciónOmar Perea Formosa Seguidores: 3

Opiniones:
45
Votos:
117
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
  • Carlón, Mario y Scolari, Carlos (2012). «Prólogo», en ​Colabor_arte. Medios y artes en la era de los medios colaborativos, Carlón, Mario y Scolari, Carlos (eds.). Buenos Aires: La Crujía.
  • García Canclini, Néstor. «El consumo sirve para pensar», en Consumidores y ciudadanos. Conflictos multiculturales de la globalización. México. Grijalbo, 1995.
  • Hall, Stuart. «El espectáculo del Otro», en Sin garantías. Trayectorias y problemáticas en estudios culturales. Lima: IEP, 2010. pp. 419-446.
  • Rancière, Jacques. El reparto de lo sensible. Estética y política. Santiago de Chile: Lom, 2009.-
  • Rancière, Jacques. «Estado de la política, estado del arte», «Los espacios del arte», en Sobre políticas estéticas, Manuel Arranz, trad. Barcelona: Museu d’Art Contemporani de Barcelona, 2005.
  • Rifkin, Jeremy. Los bienes culturales en la era del acceso y Comercializar la cultura (Separatas).
  • Yúdice, George. «Industrias culturales y desarrollo culturalmente sustentable», en Industrias culturales y desarrollo sustentable. México DF: Conaculta, 2004.

Este trabajo monográfico fue presentado en la Maestría en Estudios Culturales UNR (Rosario, Argentina), en el Seminario Políticas Culturales dictado por el Dr. Victor Vich.

Código QR de acceso al artículo Redes sociales de nicho del arte y el diseño

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Ana Maria Gutierrez
0
Ana Maria Gutierrez
Jul 2016

Sin duda el cambio de paradigma en la comunicación del arte es un hecho. Las redes sociales lo han cambiado todo, todos los procesos. Sin embargo si es que algo es bueno de verdad creo que encontrará la manera de ser reconocido, no necesariamente viralizándose. De igual modo el uso de estas nuevas herramientas acelera estos procesos. Por otro lado, creo que en algún momento llegaremos, los diseñadores, artistas, etc. a encontrar un balance entre el uso de estéticas "globales" sin perder la esencia de nuestra propia cultura invertida en los mensajes que tratamos de compartir.

1
Responder
Retrato de Adib Audelo
0
Adib Audelo
Ene 2016

Me parece que la similitud entre trabajos, a pesar de estar en contextos sociales distintos, forman parte de una cultura global, es decir, los diseñadores o artistas se alimentan de formas y estilos de todo el mundo y no solo las locales, lo que en parte pueda causar esa uniformidad en la estética. El decidir qué estilos se prefieren o la estética que se prefiere ya es decisión de un artista o un diseñador.

1
Responder
Retrato de Jesus Sanchez Morales
0
Jesus Sanchez Morales
Sep 2015

me gusta mucho su pagina web y la considero la mejor pagina de México

[url=Enlace]diseño de paginas web[/url]

0
Responder
Retrato de Vinicio Camposeco
0
Vinicio Camposeco
Jul 2015

Hoy en día para un artista es principalmente crecimiento personal y darse a conocer más fácilmente al tener una red social en donde sus seguidores y terceras personas puedan estar al tanto de sus obras más recientes, de esta manera con el alcance que las redes sociales tienen el trabajo de un artista puede ser internacional, algo que es importante para el mercado actual ya que es global e internacional. De la misma manera por medio de las redes sociales los artistas pueden dar a conocer su próxima exposición en galerías de arte y tener más alcance, así puede confirmar legítimamente su trabajo y con lo fácil que es proteger los derechos intelectuales, cuidarlo de robos o copias no oficiales.

1
Responder
Retrato de Ignacio Gonzalez
0
Ignacio Gonzalez
Ene 2015

Me gustó!

1
Responder
Retrato de Omar Tiraboschi
0
Omar Tiraboschi
Nov 2014

Interesantísimas tus reflexiones Gisela

1
Responder
Retrato de Arturo Trujillo
0
Arturo Trujillo
Nov 2014

Por un lado me parece muy bueno esta cultura global emergente, que nos hace más ciudadanos del mundo que de nuestro país especifico; pero si me parece triste la reducción de nuestras culturas locales a cliches y estereotipos que todo el mundo pueda entender.

0
Responder
Retrato de Pierre Hemingway
0
Pierre Hemingway
Oct 2014

hermoso articulo, esto es un manifiesto a la teoria del cosmopolitan :) , cada vez mas nos veremos como un planeta en vez de un pais

1
Responder
Retrato de Joan Betancur Ibagón
17
Joan Betancur Ibagón
Oct 2014

Muchas gracias y muy cierto,

inspiración muchas veces puede ser un símil de la recordación, y a veces el talento en parte, es la buena memoria; totalmente de acuerdo.

1
Responder
Retrato de Miguel Gosálvez Mariño
0
Miguel Gosálvez Mariño
Oct 2014

Gisela enhorabuena por el artículo. Lo volveré a leer con atención porque aportas un tema brillante.

Yo creo que el propio arte es un lenguaje independiente. La mayoría de la población no lo comprende. Cada disciplina posee su selva de signos. En mi opinión es más importante la propia cultura global del diseñador y el uso que hace de los signos que su cultura nacional. Yo prefiero ser diseñador del mundo, ciudadano del mundo y usar un lenguaje universal. Menudo reto.

1
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Ariana Bekerman
Autor:
Ariana Bekerman
Título:
De la utopía al apocalipsis
Sinopsis:
El diseño se adapta a la nueva reconceptualización cultural. La sociedad tiene como expectativa de cambio un nuevo parámetro: el fin.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
42
Opiniones:
33
Seguidores:
19
Retrato de Erika Valenzuela
Autor:
Erika Valenzuela
Título:
Una metáfora de diseño
Sinopsis:
Partamos de una metáfora: el diseño visto como una ciudad, en la que deberíamos encontrar «transformación», «transporte» y «traducción». ¿Cómo sería?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
12
Seguidores:
53
Retrato de Remi Vásquez
Autor:
Remi Vásquez
Título:
Qué es ser latinoamericano
Sinopsis:
Una reflexión sobre lo que tratan de decir las instituciones y sus teóricos sobre el tema de la identidad latinoamericana.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
69
Opiniones:
61
Seguidores:
3
Ilustración principal del artículo No es un logo, ¡es un escudo!
Autor:
Francisco Yantorno
Título:
No es un logo, ¡es un escudo!
Sinopsis:
El nuevo escudo de la Ciudad de Buenos Aires motiva una reflexión respecto a los diseñadores y el respeto por el patrimonio cultural e histórico.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
196
Opiniones:
166
Seguidores:
34
Retrato de Norberto Chaves
Autor:
Norberto Chaves
Título:
Más que mil palabras
Sinopsis:
Sobre la retórica de la imagen y los caligramas de Alejandro Ros.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
170
Opiniones:
25
Seguidores:
3422
Retrato de Pablo Jasso
Autor:
Pablo Jasso
Título:
Las redes sociales sí convienen
Sinopsis:
Los medios sociales son un canal de marketing de productos y servicios que las empresas no pueden desaprovechar.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
4
Opiniones:
5
Seguidores:
3

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
¡Ya mismo!

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
¡Ya mismo!

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

20 horas (aprox.)
¡Ya mismo!

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

15 horas (aprox.)
¡Ya mismo!

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

30 horas (aprox.)
6 Abril