Mejor que gastar es invertir en diseño

Cómo conseguir que el diseño aporte valor al punto de convertirse en una inversión con retorno, en lugar de ser un mero gasto superfluo.

Logotipo de Iván Villa Cano Iván Villa Cano Puebla Seguidores: 37

Opiniones:
41
Votos:
67
Compartir:

Hace unos días me preguntaron que si era necesario «gastar» en diseño para poder tener un negocio o empresa. Es común que al diseño se lo considere un gasto. En México (en la mayoría del país) el diseño no es considerado como algo importante y prioritario sino, más bien, como lo «último por hacer», «un dibujo», «un arte mal pagado». ¿A qué se debe? ¿Por qué una profesión tan importante es considerada por la mayoría de las personas como un «gasto», algo que «mi sobrino» o «nosotros» pudiéramos hacer. Si a final de cuentas es un dibujo.

¡Error! ¡Absoluto error! Hay una diferencia muy grande entre gastar en diseño e invertir en diseño. Se gasta en diseño solamente cuando se contratar a un diseñador poco profesional, con una ética de trabajo y una escala de valores muy baja. ¿Cómo identificar a este diseñador que convierte en «gasto» lo que debería ser una «inversión»? Pues, es muy común que se maneje de esta manera:

  • Generalmente cobra barato. Le encanta prostituirse y cobrar muy poco, de esta forma puede hacer el trabajo rápido y de la misma forma cobrarlo. Sabe que su trabajo es de poca calidad y por lo mismo cobra poquito.
  • Entrega el proyecto en un lapso de tiempo muy corto. Un diseñador poco profesional hace las cosas muy rápido, lo que muchas veces se traduce en demasiados descuidos, poca calidad y un diseño conceptualmente pobre, es decir, poco inteligente.
  • Dice que sí a todo lo que se le pide. El cliente debe ser consciente de que que si está solicitando un trabajo de diseño es porque no sabe hacerlo por su cuenta. Entonces todo lo que se le antoje no siempre es lo que más le conviene. Un buen diseñador se pone del lado del cliente, pone en duda lo que se le pide y propone soluciones o caminos alternativos, siempre en beneficio de los objetivos del cliente. Cuando el diseñador dice que sí a todo, hay que sospechar de su idoneidad.
  • Su diálogo con el cliente es pobre (casi nulo). Se preocupa muy poco por estar en contacto. Se limita a recibir el pedido y entregar el trabajo.

Para que el diseño rinda como una inversión, se debe contratar a un experto en el tema, que sepa entender y orientar a su cliente en base a sus propias necesidades, que sepa escuchar sus ideas, pero que no le diga sí a todo lo que cree necesitar porque muchas veces como clientes no tienen claro lo que en verdad necesitan. El diseñador profesional trabaja con pasión y amor por lo que hace, es exigente ¿Cómo puedo identificar al diseñador que convierte al diseño en «inversión»?

  • Por lo general sabe cobrar bien, no cobra barato. Un diseñador profesional tiene plena consciencia del valor de tiempo. Sabe explicar en qué podrá ayudar al cliente y cuál será el valor que su trabajo le aportará.
  • No realiza proyectos en un lapsos de tiempo cortos. ¿Por qué? Simplemente porque cualquier trabajo de diseño implica teimpo. Cada proyecto implica mucha investigación, búsqueda de ideas, referencias, inspiración,  implica creatividad aplicación de mucha inteligencia.
  • Exige mucho diálogo. Un verdadero profesional integra al cliente al proyecto, trabaja en equipo. ¿De qué manera lo hace? Lo cita a reuniones en las que explica el proceso de lo que se está haciendo y pregunta: ¿qué opinas? Más no, ¿dime qué hacer? El diseñador profesional siempre explica por qué lo que está haciendo va a funcionar.

Estas son solo algunas diferencias que existen entre el diseñador profesional y el diseñador poco profesional. ¿Por qué contratar a un diseñador profesional se traduce en inversión en lugar de gasto? Un buen trabajo de diseño ayuda al cliente a ser competitivo, genera valor. Representa la oportunidad para causar una buena impresión frente a sus clientes. Equivale a decirles: «esta empresa vale mucho, por eso invierte en su imagen, para que Usted la vea bien, para que Usted confíe, para que Usted la quiera conocer y establecer un vínculo duradero». En la sociedad actual (lamentablemente) todos somos juzgados por nuestra apariencia. Nadie hace negocios con personas que no confía, y el primer paso para poder generar confianza, es cuidar la imagen. Los diseñadores profesionales ayudan mucho en ese sentido.

En lugar de «gastar en diseño» hay que penser en «invertir en diseño». Hay que aprender a identificar al diseñador profesional, respetarlo y tratarlo como lo que es: un socio estratégico que puede aportar valor para crecer, mejorar la competitividad y despegarse del montón.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!

Logotipo de Iván Villa Cano Iván Villa Cano Puebla Seguidores: 37

Opiniones:
41
Votos:
67
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Mejor que gastar es invertir en diseño

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Simpledg Gráfico
0
Simpledg Gráfico
Jul 2014

Un artículo que sin duda expone la realidad y la competencia desleal con proveedores de PLANTILLAS en general.

El mundo se rige por el DISEÑO, los seres humanos somos visuales y es a través del diseño por el cual logramos comunicarnos.

Hay un punto importante el cual también hay que tomar en cuenta; Lo caro no es sinónimo de calidad y lo barato tampoco es proporcional o inverso.

Los factores socio-políticos y económicos pueden de gran influencia al elaborar una cotización y eso nos hace, en algunos casos, aflojar en el costo final mas sin embargo nuestra ética nos obliga a entregar CALIDAD.

0
Responder
Retrato de Magioconda Peña
1
Magioconda Peña
Ago 2013

Este artículo me pareció interesante para mostrárselo algún cliente o para reflexionar que clase de diseñadores somos y que clase de diseñadores queremos llegar a ser. El diseño efectivamente no es un gasto es una inversión si el diseñador es bueno y no un fraude.

0
Responder
Retrato de Natalia Muñoz Andrade
5
Natalia Muñoz Andrade
Sep 2012

Me encanta la redacción de este articulo, y todo su contenido logra captar completamente mi atención. Creo que es muy cierto que hoy día el diseño no esta bien valorado, pero para hacerlo valer tenemos que empezar por nosotros mismos y no permitir que otros menosprecien nuestro propio estilo de vida, porque como diseñadores estamos todo el tiempo pensando y viviendo en el.

0
Responder
Retrato de Cristhian Pabón Aranguren
18
Cristhian Pabón Aranguren
May 2012

Esto lo puedo comparar directamente con el sentirse valorado como diseñador, al sentirnos valorados vamos a sentir un sentido de pertenencia ante el cliente, casi que una obligación para darle un buen trabajo, es decir, como el articulo lo dice que inviertan en uno. La persona que no sienta el trabajo va a ser una persona mediocre y cuando digo no sienta es no tener un sentido de pertenencia, un hacer por hacer.

Pero se crea mala fama por unos cuantos que son las personas en las que el empresario gasta su dinero sin un trabajo gratificante para el.

1
Responder
Retrato de Sebastian Urrea Suarez
21
Sebastian Urrea Suarez
May 2012

Ivan creo q cualquier persona es susceptible de diseñar, pero lo importante es que tan acertadas y beneficiosas, son las decisiones, todos los factores que nombra son muy importantes, difiero un poco con lo del tiempo, creo desde mi disciplina (diseño industrial) muchas veces el cliente necesita soluciones rápidas, carece de tiempo, tiempo=dinero, en esos momentos no deberíamos trabajar a la ligera, generando soluciones rápidas y poco inteligentes, por el contrario, debemos trabajar bajo presión, pensar más rápido, trabajar más horas, la inversión no debería ser menor, por el contrario.

1
Responder
Retrato de Juliana Chiriví Amaya
47
Juliana Chiriví Amaya
May 2012

Creo que muchas veces la intención del diseñador de hacer buen diseño que deje ganancias (monetarias y profesionales) se ve opacada por el interés de las empresas de ganar más haciendo menos. Como lo mencionas Iván, el error de pensar que entre más rápido termina un proyecto más pronto podrá desarrollar uno nuevo es lo que lleva a pensar que «cualquiera» puede diseñar y se disminuyan la exigencias. Podemos oponernos a esos sometimientos de los grandes «jefes» creando empresa con principios de innovación social enfocados al desarrollo de diseño de calidad juzgada a través del contenido.

1
Retrato de Laura Grijalba Delgado
18
Laura Grijalba Delgado
May 2012

Estoy de acuerdo contigo ya que la dedicación y el esfuerzo es lo que se ve reflejado en un buen proyecto.

A pesar de esto algunas personas no piensan así, pues tienen el concepto de realizar las cosas de manera mas rápida para poder cumplir con varios requerimientos a la ves sin importar si el trabajo se realizo bien o mal. por ende, nosotros como futuros diseñadores debemos dar el ejemplo a la hora de crear o desarrollar un proyecto con la mayor disciplina e innovación, logrando sorprender no solo al cliente sino a nuestros mismos colegas.

1
Responder
Retrato de Juli Angel
1
Juli Angel
Abr 2012

Excelente artículo y muy acertadas las diferencias, lastima que el trabajo como diseñador cada vez esta más menospreciado, claro que todo esto en la mayoria de veces es causado por los diseñadores que practicamente regalan el trabajo y asi acostumbran a los clientes.

1
Responder
Retrato de Robert Vallejos
1
Robert Vallejos
Abr 2012

Excelente artículo, nunca está de más recordar que lo primero es valorar nuestro trabajo. Y lo de decir a todo que si, hay que empezar a dejarlo a un lado, como dicen, «Quién mucho abarca, poco aprieta».

1
Responder
Retrato de Manuel Garcia Sanchez
1
Manuel Garcia Sanchez
Abr 2012

la apariencia no es necesariamente un conflicto en la labor, pero lamentablemente asi se juzga en muchos países, por el otro lado, el cliente no siempre es el culpable en los costos, a veces es por la misma falta de cultura del diseño, ya que se piensa que un diseñador es lo mismo que un rotulista. Es entendible que no se le puede dar todo lo que un profesional aprende o utiliza al momento de crear un nuevo proyecto, pero se puede dar un poco de esto al momento de crear documentos (contratos) que especifiquen por ambas partes lo que le corresponde a cada una, siendo o no principiantes.

1
Responder
Retrato de Israel Zamora
1
Israel Zamora
Abr 2012

Me causo conflicto y reflexión a la vez. Más aún en la parte donde se habla «el somos juzgados por nuestra apariencia» .

Dejará de existir esta profesión cuando dejemos de juzgar la apariencia y seamos capaces de reconocer el valor que tiene cada cosa. Pero hasta entonces viva el diseño...

Gracias.

1
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Claudia Pérez Ramírez
Autor:
Claudia Pérez Ramírez
Título:
Orgullo: mal compañero para al crecimiento profesional
Sinopsis:
Todo proyecto de diseño debe de tener su planeación y respetar el proceso de trabajo para obtener un buen resultado.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
54
Opiniones:
42
Seguidores:
4
Ilustración principal del artículo El rol del cliente en el diseño
Autor:
Felipe Ibáñez Frocham
Título:
El rol del cliente en el diseño
Sinopsis:
¿Cuál es la participación del cliente en un proceso de diseño profesional y qué «intrusismo» puede producir un perjuicio al resultado de un proyecto?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
15
Opiniones:
5
Seguidores:
51
Retrato de Chuy Velez
Autor:
Chuy Velez
Título:
El diseño por sí solo no vende
Sinopsis:
Cualquier empresa que decida crecer contratando servicios de diseño, tendrá que hacerse cargo de otros aspectos implícitos en la generación de ventas de sus productos o servicios.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
15
Opiniones:
10
Seguidores:
6
Retrato de Raúl Belluccia
Autor:
Raúl Belluccia
Título:
¿Y cómo está la marca de mi cliente?
Sinopsis:
Diagnosticar el «estado de salud» de la marca actual de un cliente es indispensable para encarar su rediseño eficaz.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
79
Opiniones:
17
Seguidores:
790
Ilustración principal del artículo Chaski’s blues
Autor:
Victor Garcia
Título:
Chaski’s blues
Sinopsis:
El correo postal es un servicio esencial que usamos los diseñadores para enviar y recibir material impreso, pero es cada vez menos confiable y más oneroso. ¿Fenómeno local o regional?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
18
Opiniones:
17
Seguidores:
193
Ilustración principal del artículo Vivir del diseño es más fácil de lo que parece
Autor:
Eduardo Espinoza
Título:
Vivir del diseño es más fácil de lo que parece
Sinopsis:
Cómo definir tu oferta de servicios, cómo encontrar y conseguir clientes para que tu proyecto creativo pueda prosperar.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
209
Opiniones:
71
Seguidores:
90

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
18 Noviembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
¡Ya mismo!

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
¡Ya mismo!

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
¡Ya mismo!

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
6 Abril