Mal trato sin contrato

Firmar contratos de prestación de servicios mejora la imagen del profesional y ayuda a mantener un buen vínculo con los clientes.

Retrato de Ariel Castillo Ariel Castillo Ciudad de México

Seguidores:
14
Opiniones:
112
Votos:
139
Compartir:

Para los diseñadores gráficos, las opciones de trabajo son vastas, debido a la cantidad de áreas de desarrollo que permite esta profesión multidisciplinaria; sin embargo, si hablamos de la cantidad de formas de desarrollarnos personal y profesionalmente, el número de opciones se reduce mucho. Hay básicamente dos opciones: incorporarnos como parte de la plantilla laboral de una empresa o bien ofrecer nuestros servicios en forma independiente.

El mundo del diseñador independiente es bastante complicado. Que resulte una opción buena o mala, depende de cada quién; puede ser un camino tan benéfico o perjudicial. Pero existen ciertos conflictos que suelen presentarse de manera común, como consecuencia de que en lo general el trabajo independiente es visto como un trabajo «informal».

Esa informalidad, lejos de ser un calificativo mínimamente acertado, es un estigma con el que el diseñador ha tenido que acostumbrarse a vivir (o sobrevivir, según sea el caso). Muchas veces el cliente supone que la personalidad del diseñador es informal —algo que ocurre, pero no siempre—, y que su trabajo y la manera de manejar los acuerdos comerciales, también pueden ser informales. Algo de razón tienen, porque somos los mismos diseñadores los que damos lugar a la informalidad: desde el momento de la oferta hasta el momento del pago, por lo general hacemos todos los acuerdos de manera verbal. Incluso a lo largo de todo el proceso: cuando se producen cambios importantes en los costos o en la manera de desarrollar el trabajo, diseñador y cliente nos vamos poniendo de acuerdo «sobre la marcha».

En un mundo de caballeros, la palabra se honra y se respeta, pero en el mundo real, a las palabras se las lleva el viento. Y mientras los sociólogos se ponen de acuerdo sobre si es moralmente aceptable y sana esta manera triste pero real de vivir, papelito habla.

Cada diseñador ha tenido sus propias experiencias con los clientes y aunque todos son distintos, muchos de ellos cojean del mismo pie, sobre todo cuando se trata de dos aspectos en particular: respetar el precio y pagar en tiempo y forma. Sin importar el inmejorable estado de salud que a simple vista pueda lucir el cliente, si a alguien en este mundo le puede venir una repentina crisis de amnesia, es a él. Muchas veces cobijado por la informalidad de sus acuerdos con el diseñador, el cliente suele olvidar desde las fechas en las que debe entregar el material solicitado, hasta la cantidad a pagar que se fijó en un principio. Pero no hay que preocuparse, sólo es amnesia temporal, pues la memoria le volverá parcialmente en cada fecha prevista de entrega.

Es una situación típica que en las negociaciones informales el cliente solicite descuentos a cambio de futuras oportunidades de trabajo pra el diseñador: «el precio es lo de menos, ahorita a lo mejor no vas a ganar mucho, pero te van a llover proyectos. No lo veas como negocio, sino como una muy buena oportunidad». Y claro, a mayor descuento, más proyectos se reciben. En otras palabras, esa gran oportunidad significa que te pagarán con más trabajo y cuando te des cuenta, estarás lleno de trabajo que tendrás que hacer gratis. ¡El negocio de tu vida!

Una vez le dije a un cliente: «mejor primero págame, y luego platicamos de los beneficios que me traería hacerte un descuento». Claro que no le causó gracia, pero después de todo, no era ningún chiste. No es que desconfíe, es que no confío.

Este extraño rito, que es todo un modus vivendi entre diseñador y cliente, es sólo parte de los muchos aspectos que tienen lugar cuando se ofrecen servicios en forma independiente. Al final hemos aprendido algunas mañas de los clientes y a contrarrestarlas con mañas propias, de manera que, sin darnos cuenta, llegamos a caer en una bizarra relación a veces poco profesional. Pero lo más extraño es que nos hemos acostumbrado a este rito y ya se ha vuelto parte habitual de nuestro estilo de vida en el trabajo, por lo que tal vez cabría preguntarnos si no hubiese sido más fácil cambiar el foco fundido en lugar de haber tenido que aprender a fabricar velas.

En concreto, el hecho de que el diseñador independiente trabaje por cuenta propia, no debe significar, como creen muchos clientes, que es informal y que pueden sacar provecho de tal situación. Por donde quiera que se vea, el hecho de manejar un contrato de trabajo tiene muchas ventajas, tanto para el diseñador como para el cliente, y por ende, para su relación. Por un lado, el cliente se siente tranquilo de saber que está tratando con alguien serio, formal y sobre todo, con un profesional que conoce su trabajo, cómo venderlo y que puede ofrecer una garantía por él. Como carta de presentación, el contrato representa una primera ventaja. Por otro lado —y lo que considero más importante—, permite aclarar los términos del trabajo y pagos con anticipación, evita que se modifiquen los acuerdos sobre la marcha y disminuye la posibilidad de diferencias que podrían fracturar una relación comercial —y en muchos casos, personal—.

Un contrato de prestación de servicios profesionales, brinda las bases sobre las que se conduce la relación de trabajo, al tiempo que permite mostrar seriedad y profesionalismo, marcando una clara diferencia respecto de muchos competidores —informales— que muchas veces afectan nuestro trabajo y la imagen de la profesión.

Desde el momento en que el cliente recibe una cotización por escrito en una hoja membretada donde se le explican los lineamientos de contratación del servicio de diseño gráfico y se le invita a firmar el contrato en caso de estar de acuerdo con la propuesta, ya tenemos una ventaja sobre otros diseñadores. Aunque el cliente finalmente contrate a otro diseñador, le habremos dado una impresión muy buena, que tal vez nos permita ser considerados en un futuro, incluso para corregir los errores de quien fuera seleccionado para el trabajo (esto es algo que sucede con mucha frecuencia).

Aunque existen algunos modelos muy útiles, cada diseñador debe saber cuáles son los puntos más importantes que deben tratar las declaraciones y cláusulas en su contrato, los aspectos que debe prever y las situaciones a las que le conviene anticiparse para saber a qué se puede comprometer con el cliente. El mejor negocio siempre es aquel en el que ambas partes quedan satisfechas. Es fácil imaginar cómo sería la relación diseñador-cliente si todos manejáramos un contrato que nos permitiera sentar las bases de esa relación que hoy es tan extraña como fascinante.

Recuerda que como te vendes, te compran. Si quieres que tus clientes te tomen en serio, debes establecer con él un vínculo serio.

A lo largo de algunos años, he logrado perfeccionar un modelo de contrato que me ha ayudado en los aspectos mencionados en el artículo. Lo comparto a continuación en caso de que a alguien pudiera servirle, ya sea en su totalidad, o como base para redactar el propio modelo: Descargar Modelo de Contrato.

Editor: Madeleyn Mendoza Márquez Torino

Seguidores:
14
Opiniones:
112
Votos:
139
Compartir:
Código QR de acceso al artículo Mal trato sin contrato

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Ariel Castillo

Más artículos de Ariel Castillo

Título:
El diseñador no es corrector de estilo
Sinopsis:
¿Herramienta de trabajo o recurso obsoleto? Una buena ortografía es mucho más que la carta de presentación del diseñador gráfico.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Doménica Pedreros
0
Doménica Pedreros
Hace 7 semanas

Concuerdo con el artículo cuando menciona "como nos vendemos, somos tratados". En efecto, el contrato es un sinónimo de formalidad y más aún cunado se establecen claúsulas donde ambas partes salen beneficiadas y los puntos son aclarados para que no haya ninguna confusión. Debemos de dar un servicio de punta y el contrato habla muchas veces de nuestro trabajo, es como si fuéramos el otro lado de la moneda, cuando hay constancia o prueba de algo tenemos la seguridad de nuestra compra.

1
Responder
Retrato de Gabriela Frías Ortiz
0
Gabriela Frías Ortiz
Hace un año

Excelente tema!! En algunas ocasiones sabemos lo que debemos hacer, sin embargo, no sabemos cómo hacerlo... Gracias por el aporte!

1
Responder
Retrato de Frank William Gallardo
0
Frank William Gallardo
Oct 2015

Excelente! Muy cierto, la imagen que el cliente se lleva de nosotros, nos puede dar el trabajo como no.

1
Responder
Retrato de Alfredo Texis Michicol
6
Alfredo Texis Michicol
Oct 2014

excenlente tema

1
Responder
Retrato de Chriz Mcfly García
1
Chriz Mcfly García
Ago 2014

Cierto necesitamos saber cómo llegar con el cliente y en la forma en como vendemos nuestros servicios para de esta forma convencer al cien a nuestro cliente, para tener un buen contrato donde ambos cumplan lo dictado en dicho papel, además de pedir una copia del contrato para una mayor seguridad.

1
Responder
Retrato de Jesus Vargas
2
Jesus Vargas
Jun 2014

Grán articulo!! es muy importante el como nos vendemos a nuestros clientes, y lo primero que debe existir entre ambos es un contrato.

1
Responder
Retrato de Andrea Montero
0
Andrea Montero
May 2014

Coincido con que realizar cualquier trabajo sin la firma de un contrato previo se traduce en un salto al precipicio con los ojos cerrados. Es totalmente cierto que desde que haces una cotización estás comunicando de manera implícita como quieres que te traten. Creo que se conocen tantas malas experiencias de otros diseñadores que, los que a penas empezamos a adentrarnos en el mercado laboral del diseño, no podemos permitirnos seguir aprendiendo a prueba y error con cada cliente que solicite nuestros servicios profesionales.

1
Responder
Retrato de Matu Aban
0
Matu Aban
May 2014

Hermoso artículo, accesible y claro. Gracias por compartilo

1
Responder
Retrato de Jaime Rebolledo
1
Jaime Rebolledo
May 2014

Bien escrito, preciso y realista. ¿Cuántos más jalones de oreja se necesitan?

1
Responder
Retrato de Omar Mercado
5
Omar Mercado
May 2014

Valiosa y cierta reflexión. Felicidades y gracias Ariel.

1
Responder
Retrato de Mariana Roldan
0
Mariana Roldan
May 2014

Muy buen artículo, es bueno informarse de esto cuando alguien decide tomar el camino por el freelance. Cuando elegimos este paso es super necesario tomar las cosas con seriedad y aun que no es lo mismo que en una oficina en dónde te ponen reglas, horarios y tienes un jefe que te diga que hacer, tu mismo fijarte reglas y horarios y hacerlo de una manera profesional en dónde también implique fijar un acuerdo de cambios y precios en el diseño. También el tema de "CUANTO COBRAR" sería de mucha ayuda.

1
Retrato de Ariel Castillo
14
Ariel Castillo
Jun 2014

El tema que propones es por demás complicado Mariana, ya que hay muchos factores a considerar. Personalmente no recomendaría aplicar la de "según el sapo es la pedrada", ya que el tipo de cliente no es el único aspecto importante, pues hay que tomar en cuenta el tipo de trabajo, el tiempo, recursos y material requerido, así como tu experiencia profesional, entre otros.

A grandes rasgos, puedes tomar como referencia el tabulador que maneja el CDGM de Argentina (Enlace), que refleja un costo de $200 argentinos por hora. ($320 mexicanos)

0
Responder
Retrato de Renzo Vargas Bejarano
1
Renzo Vargas Bejarano
May 2014

Excelente artículo, acertado en la realidad que se vive.

0
Responder
Retrato de Oscar Blanco
4
Oscar Blanco
Abr 2014

Ya habia puesto el link de Mike Monteiro: "F*ck You, Pay Me"

Pero este otro es muy acorde al proceso de negociacion, donde el concepto de lo que es un Freelancer es mal interpretado por clientes en potencia. Analogias muy divertidas de situaciones comunes:

Enlace

Depende de nosotros el EDUCARLOS con respecto a que se trata de una contratacion de SERVICIOS PROFESIONALES como cualquier otra (abogado, arquitecto, doctor, etc).

1
Responder
Retrato de Leandro Poroli
0
Leandro Poroli
Abr 2014

¿Alguien ha tenido la experiencia de tener que recurrir a un abogado o a la justicia para tener que hacer cumplir el contrato firmado? o ¿Cómo han resuelto cuando un contrato firmado no se cumplió fielmente por el cliente?

0
Retrato de Ariel Castillo
14
Ariel Castillo
Abr 2014

No conozco a alguien que haya tenido que llegar a esas instancias Leandro. Pero principalmente, porque no conozco a algún diseñador que maneje un contrato.

De cualquier manera, yo no creo que haya necesidad de llegar a lo legal, ya que un contrato es un documento serio que difícilmente se toma a la ligera, aunque en caso de ser necesario, se podría recurrir al juez de lo civil sin problemas.

0
Retrato de Leandro Poroli
0
Leandro Poroli
Abr 2014

Aha ¿Nadie más que haya pasado por esa situación?

Yo si conozco a diseñadores que hacen uso de contratos con sus clientes, es más yo actualmente también los realizo, pero no en todos los casos, todavía no me ha cerrado el tema de usarlo siempre, creo que antes de hacerlo uno debe hacerse la pregunta de que llegado el caso del incumplimiento por parte del cliente, realmente va a ir a fondo, porque sino también pierde fuerza la utilización de un contrato.

No lo utilizo cuando: 1) cliente historico, ya hay confianza 2) el dinero no es tanto 3) Cuando tercerizo con un colega/amigo.

1
Responder
Retrato de Alejandra Ruiz
0
Alejandra Ruiz
Abr 2014

Muy preciso y mucha razón, todo eso de "atrapar" al cliente haciendo un proyecto cuando ni siquiera se tienen los elementos para trabajar con el argumento de anticiparse y entregar propuestas sin contrato de por medio es de lo peor, se gasta tiempo, dinero y esfuerzo.

0
Responder
Retrato de Oscar Blanco
4
Oscar Blanco
Abr 2014

Enlace

0
Retrato de Erik Ledesma
1
Erik Ledesma
Abr 2014

Uno pensaría que en los países del primer mundo las condiciones económicas para el diseño son las más mejores (que los clientes pagan rápido y bien). Pero como se muestra en el enlace que colocaste, se da la misma situación que en los países en vía de desarrollo latinoamericanos, donde el generalmente cliente busca aprovecharse de la informalidad del trato en función de obtener los máximos beneficios y pagar lo menos posible o evitar el pago. Buen complemento para este artículo.

1
Retrato de Oscar Blanco
4
Oscar Blanco
Abr 2014

El problema no es el medio. Ni siquiera los clientes.

El problema es la ausencia de preparacion con respecto a procesos de contratacion de servicios, negociacion, mercadeo (propio), relaciones publicas, etc, en los curriculums de carreras en Artes Graficas.

Dichas carreras fueron montadas en las arcaicas épocas de los 60/70 (al menos las que se usan de referencia para Alma Matters mas recientes), cuando el Artista Grafico era mas eso: un "Artista". Pues lo mas requerido eran habilidades en ilustracion y tipografia manual.

Hoy en dia se debe tambien tener conocimientos en negocios.

1
Retrato de Erik Ledesma
1
Erik Ledesma
Abr 2014

Estoy de acuerdo en todo lo que planteas, que los diseñadores y clientes ignoramos las áreas antes mencionadas al momento de comenzar un proyecto. Sin embargo yo creo que el problema es la misma naturaleza hombre, donde el hombre busca abusar y sacar provecho de otro. Lo cual no es una situación exclusiva del diseño, ya que le sucede también a grandes empresas y oficios instituidos.

El problema del los diseñadores es que no comprendemos este principio básico y que esto se agudiza por tratarse de proyectos a futuro, abstractos y sin ser un servicio de primera necesidad (como la salud).

0
Retrato de Oscar Blanco
4
Oscar Blanco
Abr 2014

Perro come perro, es parte de la naturaleza de cualquier especie.

El asunto es que en una negociacion, se establecen parametros para la misma, y se protegen intereses individuales.

No saber negociar o protegerse con un contrato (y abogado) es simple ignorancia.

En otros campos existe mas preparacion sobre ese tema, o tienen colegios profesionales que regulan el mercado y asisten a los practicantes. Es responsabilidad nuestra el prepararnos para "la batalla".

Incluso, saber decir que "SI", sin ceder (hay un libro sobre eso).

1
Retrato de Erik Ledesma
1
Erik Ledesma
Abr 2014

Solo quiero decir que el cliente si tiene responsabilidad en caso de no pagar. Las persona que buscamos desarrollarnos en el medio del Diseño debemos conocer la naturaleza del cliente y el medio, ademas de tomar medidas (como el contrato). El diseñador que conoce la naturaleza del cliente y no toma medidas es también responsable de su propio fracaso. Yo creo que uno de los puntos débiles del gremio es la falta normativas legales y económicas para la practica, esto incide directamente en dicho fracaso (como la falta de tarifas para proyectos y sueldos). Pero esto otro tema a debatir.

0
Retrato de Ariel Castillo
14
Ariel Castillo
Abr 2014

Cierto Oscar. Durante la carrera, llevábamos una materia llamada Aspectos legales del diseño, donde nos enseñaron el difícil arte de cobrar diseño, sin embargo, tanto esta como muchas otras materias, descubres que son muy diferentes ya en el ejercicio profesional. Pese a esto, me ayudó mucho al panorama general, por lo que pienso que no debe perderse esta materia en el programa de la carrera.

Erik, lo que mencionas de la falta de tarifas es un tema del que hablo en un artículo que estoy escribiendo, pero mientras, checa este link (Enlace)

0
Retrato de Erik Ledesma
1
Erik Ledesma
May 2014

Hablando de tarifas esto me ayudo mucho:

Enlace

Enlace

0
Retrato de Oscar Blanco
4
Oscar Blanco
May 2014

Ya que estamos con el tema de tarifas les doy mi opinion:

No funciona.

1- Las tarifas necesitan actualizacion constante. Tomando en cuenta inflacion y otros aspectos como cambios en nuestros costos operativos.

2- Las tarifas no son universales. Mas bien son muy regionales y sobre todo unicas a cada caso. No es lo mismo una tarifa individual de alguien que aun vive con sus padres, que las tarifas de una empresa con empleados.

3- Cada proyecto es difirente. No se puede cobrar "X" por una página web... Hay demasiadas variables y modulos. Y no se puede anticipar todo en un tarifario, seria eterno.

0
Retrato de Erik Ledesma
1
Erik Ledesma
May 2014

Bueno yo te recomendaría las formulas como las se mencionan el primer enlace de mi comentario anterior (Libro Rojo-Cómo cobrar y cuanto cobrar Diseño Gráfico en México, pag. 57), las cuales toman en cuenta los factores que mencionas. Si no se puede tener un tafanario fijo, si un criterio básico (más no universal) para cotizar la hora de Diseño. Yo si creo que las tarifas funcionan ya que estas cambian en relación a las condiciones del mercado, claro tiene que haber un criterio que las regule. Y si hay quien te cotiza una pagina web de esta forma:

Enlace

0
Retrato de Oscar Blanco
4
Oscar Blanco
May 2014

El asunto con las paginas web, es que los diseñadores normalmente las enfrentan como un material pre-prensa digital para ser visto en un explorador web.

Los sitios web son aplicaciones y deben contemplar posibilidades que no se tienen en los medios impresos.

El diseñador no es solo un toma pedidos, mas que todo, debe ser un asesor.

Debe analizar cada caso separadamente, entender el negocio, la idea, la filosofia o lo que sea que se quiere comunicar en un sitio web de cada cliente, y entonces ofrecer soluciones adaptadas a esas necesidades.

Manejarlo como "combos" es mala practica.

0
Retrato de Erik Ledesma
1
Erik Ledesma
May 2014

Yo creo que el análisis personalizado de un pedido, no excluye al uso de paquetes, ya que el uso de paquetes da una tarifa preliminar, que se puede complementar con una entrevista al cliente, así se obtiene un precio final de acuerdo a las necesidades del cliente. También el nivel personalización y complejidad del proyecto web dependen del presupuesto del cliente.

El cotizar diseño es complejo, pero si no se cuentan criterios sistematizados que para justificar dicha cotización, resultara más difícil sustentar un precio ante el cliente.

0
Retrato de Oscar Blanco
4
Oscar Blanco
May 2014

1- Precios "sin compromiso" terminan siendo compromiso. Es mejor no dar precios y primero hacer una completa toma de requerimientos y calcular el presupuesto.

2- El tipo de cliente nunca debe afectar el precio del proyecto. Este es un claro ejemplo de "favor de amigo". Lo que se cobra debe ser en base a costos operativos y de produccion propios mas margen de ganancia. En el margen de ganancia es donde podemos hacer variaciones, pero solo por cuestiones de negociacion, no porque el cliente tenga mas o menos dinero.

Cobrar rapido por "amarrar el trato" es amarrarse mas bien una soga al cuello.

1
Retrato de Erik Ledesma
1
Erik Ledesma
May 2014

Muy buenos consejos los tomare en cuenta, también te recomiendo a ti y a todos los lectores de foro alfa que lean el "Libro Rojo-Cómo cobrar y cuanto cobrar Diseño Gráfico en México". Menciona todo esto de manera mas detallada:

Enlace

Gracias fue un debate enriquecedor Oscar.

0
Retrato de Oscar Blanco
4
Oscar Blanco
May 2014

Igualmente Erik :)

0
Retrato de Ariel Castillo
14
Ariel Castillo
May 2014

Erik y Oscar, quedé predado a su debate. Muchas gracias por compartir sus opiniones y alimentar este foro. Magnífica charla. Saludos a ambos.

1
Retrato de Erik Ledesma
1
Erik Ledesma
May 2014

Gracias buen articulo también. Esto de la gestión con del diseño es toda una especialidad dentro del diseño.

0
Retrato de Oscar Blanco
4
Oscar Blanco
May 2014

Con gusto, buenos articulos susitan buenas discusiones. Y por cierto, yo no sentí tanto un debate, como una colaboración.

0
Retrato de Erik Ledesma
1
Erik Ledesma
May 2014

Si, me equivoqué de termino.

0
Responder
Retrato de Gustavo Becker
8
Gustavo Becker
Abr 2014

La situación, es una realidad generada en toda latinoamericana. En Chile al menos, llegando a situaciones en que el cliente nunca paga, o como lo tienen establecido algunas empresas, que por "normas administrativas", pagan a 60, 90 y hasta 120 días. Generalmente son empresas grandes, en que su flujo de caja, no tiene comparación a la de un diseñador independiente. Es uno como profesional el que genera tendencia, si te ven como informal, cobrando "a lo amigo", llegará el momento en que esa actitud no la podrás revertir, ya que también es muy probable que se te transforme en un modo de vida.

0
Retrato de Ariel Castillo
14
Ariel Castillo
Abr 2014

Hábitos y costumbres amigo. En efecto, cuando acostumbras a un cliente a darle "precio amigo" como dices, al rato se acostumbran a no verte como un profesional que vive de su trabajo y para el cual, se preparó.

Lo de las "normas administrativas" me parece algo lamentable. Con mayor razón conviene mostrar seriedad y profesionalismo desde la primera negociación.

Saludos Gus.

0
Retrato de Oscar Blanco
4
Oscar Blanco
Abr 2014

1- Las normas de pago son solo parte del proceso de negociacion y contratacion. Si hay retraso de pago pre-establecido, no hay sorpresa. Depende de quien asume el contrato contemplar la ausencia de ingreso, y si tenemos que pagar a proveedores, uno debe tener un flujo de caja que cubra esa situacion, o mejor no participa.

2- Definitivamente, nosotros como profesionales debemos establecer modos de contratacion y pago saludables. No simplemente aceptar situaciones no contempladas. Para eso existen los contratos y los abogados. Aprendamos a usar AMBOS!

0
Responder
Retrato de Ana Pita
3
Ana Pita
Abr 2014

Totalmente de acuerdo con lo que dices, como te vendes, te compran. Creo que como diseñador independiente vas aprendiendo mediante la experiencia y la variedad de clientes que existen. Lo ideal es encontrar ese equilibrio entre esa "informalidad" y la formalidad de trabajar de forma independiente pero con procesos. contratos y herramientas que te ayuden a no dejar cables sueltos en tu transacción y relación con el cliente. Muy buen artículo.

0
Responder
Retrato de María Laura Accialini
1
María Laura Accialini
Abr 2014

Me parece que es un excelente consejo. En mi país no he escuchado sobre contratos, pero sí es común que se use el presupuesto como tal. Por lo menos es lo que conozco y lo que me han enseñado otros freelancers de un ámbito muy distinto del diseño, pero con problemas similares. Trabajar por cuenta propia es un negocio como cualquier otro y debe ser tomado en serio. Todos tomamos en serio a los abogados, y ninguno es empleado nuestro.

2
Retrato de Ariel Castillo
14
Ariel Castillo
Abr 2014

Me gustó mucho tu analogía. Yo agregaría con el mismo ejemplo que a un abogado no se le pide un descuento en su trabajo, además de que se le reconoce su experiencia y se respetan sus términos.

Finalmente, cualquier profesional es serio en su trabajo y cualquier freelancer no debe ser la excepción.

Saludos María Laura.

0
Responder
Retrato de Zulema Santana
1
Zulema Santana
Abr 2014

La solución práctica es proponerse tarifas para trabajos específicos mucho más si se trabaja como freelance. Gracias a esta técnica gana el cliente ya que de ninguna manera se lo busca estafar y gana el diseñador que cobrará lo que el propuso inicialmente.

0
Responder
Retrato de Annel Romero
0
Annel Romero
Abr 2014

Es una muy buena idea, estuve a punto de preguntar sugerencias para hacer uno, hasta que llegué al final del artículo. Gracias por compartir tu experiencia.

0
Responder
Retrato de Adriana Montiel
0
Adriana Montiel
Abr 2014

Muy buen artículo! de mucha utilidad...gracias por compartir!

0
Responder
Retrato de Carlos Enrique Téllez Nava
3
Carlos Enrique Téllez Nava
Abr 2014

¡Excelente el aporte! Y muchas gracias por compartir, será de mucha utilidad.

1
Responder
Retrato de Tata Irrazabal
3
Tata Irrazabal
Abr 2014

gracias por compartir Ariel, un abrazo desde Argentina

0
Responder
Retrato de Aline R.
0
Aline R.
Abr 2014

Excelente un contrato. Checa el blog de clientesmalos.com

0
Responder
Retrato de Matias Palmese
0
Matias Palmese
Abr 2014

Muy buen aporte Ariel Castillo

0
Responder
Retrato de Mitch Gandarilla
1
Mitch Gandarilla
Abr 2014

De gran utilidad para los que aun estamos estudiando, gracias por el aporte.

1
Responder
Retrato de Camila Yanez Robayo
2
Camila Yanez Robayo
Abr 2014

Estoy de acuerdo con este articulo, creo que la tarea más difícil para un diseñador siempre será lidiar con los clientes pero depende de cada uno determinar cómo queremos sobrellevar esta tarea. Para un diseñador independiente esto es aún más complicado ya que el tendrá que buscar y mantener los clientes por sus propios medios. Está en nosotros darnos el lugar y el respeto que creemos que nos merecemos.

1
Responder
Retrato de Fortino Benítez
3
Fortino Benítez
Abr 2014

Muy buen artículo. Resulta primordial para cualquier diseñador encontrar un respaldo legal, sobre todo para quienes comienzan su vida fuera del colegio de manera independiente.

0
Responder
Retrato de Alvaro Enrique Tobón Hincapié
0
Alvaro Enrique Tobón Hincapié
Abr 2014

Gracias por el modelo, recuerdo una forma de cotizar de un amigo coreógrafo, al final de la propuesta escribia: el valor del trabajo, por ejemplo, es de 1000 gomitas, pero si quiere rebaja, vale 2000 gomitas...

0
Responder
Retrato de Gabriela Núñez
1
Gabriela Núñez
Abr 2014

Excelente y propositivo ;)

0
Responder
Retrato de Jesus Alderete
0
Jesus Alderete
Abr 2014

Muy buen artículo, tema de gran relevancia!

0
Responder
Retrato de Rocío Lugo
1
Rocío Lugo
Abr 2014

Excelente aporte, es importante unificar criterios donde se pueda "vender" el diseño

0
Retrato de Ariel Castillo
14
Ariel Castillo
Abr 2014

Exactamente Rocío, es la idea, unificar criterios en beneficio de todos y, principalmente, de la profesión.

0
Retrato de Rocío Lugo
1
Rocío Lugo
Abr 2014

Normalmente, en Venezuela, quizá en latiniamerica, nuestra profesión por no tener criterios claros, llega a ser poco valorada. Gracias por el articulo. Saludos

0
Responder
Retrato de Phermin Mx
0
Phermin Mx
Abr 2014

Este tema en lo personal me parece muy interesante, ya que es la piedra en el zapato de nosotros los diseñadores que empezamos a trabajar por nuestra cuenta.

0
Responder
Retrato de Jack Huamán
0
Jack Huamán
Abr 2014

Gran articulo, se agradece.

0
Responder
Retrato de Rodrigo Herrera
0
Rodrigo Herrera
Abr 2014

Muchas gracias por el articulo de gran utilidad.

Saludos

0
Responder
Retrato de Miguel Casso
0
Miguel Casso
Abr 2014

el pan de cada dia, jj, pero las soluciones son ciertas, es cuestión de saber aplicarlas y acostumbrarse a ello, asi tengamos que sacrificar oportunidades de ingresos, no siempre vamos a ceder, no hay que mal acostumbrar al cliente, sea grande o chico hay que ver maneras de negociar como profesionales, asi nos hacemos un favor a futuro y un favor al mundo de los diseñadores. saludos.

2
Responder
Retrato de Jorge E Salcedo Jiménez
0
Jorge E Salcedo Jiménez
Abr 2014

excelente! un mal de cada día en esta profesión

0
Responder
Retrato de Diana Len
1
Diana Len
Abr 2014

Me gustó el tema además de interesante evidentemente práctico, solamente que en la parte en que dice "en un mundo de caballeros" creo que se debe tomar muy en cuenta estos términos para no caer en lo mismo de siempre, entiendo lo que se quiso decir ahí, pero hay que darse cuenta que no solo se está escribiendo para hombres sino para mujeres también, saludos...

1
Responder
Retrato de Diego Zarrabeitia
0
Diego Zarrabeitia
Abr 2014

Excelente!!

Muy acertado en todo.

Gracias por compartirlo.

0
Responder
Retrato de Ángel Jiménez
2
Ángel Jiménez
Abr 2014

Muy generoso de tu parte compartir no sólo tu experiencia sino hasta el contrato. ¡Muchas gracias!

0
Retrato de Ariel Castillo
14
Ariel Castillo
Abr 2014

Arrieros somos y en el camino andamos compadre.

1
Responder
Retrato de Billy Mesa
0
Billy Mesa
Abr 2014

Excelente. muchas gracias por el formato en mención!! de verdad que es muy valioso a la hora de "contratar" servicios de diseño o producción que nos eviten dolores e cabeza..

Yo poseo una más informal pero contar uno con apariencia profesional ayuda; con los clientes actuales es mejor estar preparados y para trabajar gratis; mejor decir NO gracias.

Éste tipo de documentos: "-evita que se modifiquen los acuerdos sobre la marcha y disminuye la posibilidad de diferencias que podrían fracturar una relación comercial —y en muchos casos, personal—.

Sls

1
Responder
Retrato de Carolina Rodríguez Maya
0
Carolina Rodríguez Maya
Abr 2014

Aplica para todo y todos.

1
Responder
Retrato de Jesus Peregrina
0
Jesus Peregrina
Abr 2014

Ariel, gracias por tus comentarios. Pienso que si es muy importante "obligar" al cliente a trabajar bajo ciertas normas para lograr respeto, lealtad y valor a nuestro trabajo. Llevo más de 35 años como diseñador gráfico en Puebla y no he tenido grandes problemas, gracias a que siempre he tratado con personas serias y que valoran mi trabajo, sin embargo, hacer un contrato con algunos me ayudará a consolidar mi relación comercial con ellos. Y gracias por compartir tu idea de contrato.

1
Retrato de Ariel Castillo
14
Ariel Castillo
Abr 2014

Espero algún día poder parafrasearte al contar los años como diseñador gráfico Jesús. Estoy seguro de que para ello, mucho tiene que ver lo que mencionas: trabajar con personas serias que valoran tu trabajo.

Espero que te sirva el contrato.

Saludos.

1
Responder
Retrato de Ana García
0
Ana García
Abr 2014

Gracias por el artículo. Muy cierto lo que dices. Aunque lo escribes desde tu profesión de diseñador, aplica a editores y correctores de estilo o entre muchos oficios más que se desarrollan de manera independiente. Me consta como correctora de estilo.

0
Retrato de Ariel Castillo
14
Ariel Castillo
Abr 2014

Claro, yo lo digo en mi experiencia, pero en realidad es una situación que se presenta casi en cualquier aspecto donde se trabaje por cuenta propia.

Saludos Ana.

0
Responder
Retrato de Jill Valentine
0
Jill Valentine
Abr 2014

Excelente artículo. Lo cierto es que los clientes los hay de todo tipo: desde honrados hasta los más variopintos...

0
Responder
Retrato de Roberto Ortiz
4
Roberto Ortiz
Abr 2014

Muy buen articulo, creo que hablar de contratos espanta al diseñador pero también al cliente, el segundo creo que le da más temor.

Saludos!

0
Responder
Retrato de Ricardo Jaimes
0
Ricardo Jaimes
Abr 2014

Gracias por el aporte. Tienes toda la razón Ariel, creo que debemos ir más allá de lo meramente gráfico y pensar en ofrecer nuestros servicios más empresarialmente para que los clientes nos tomen como los profesionistas que somos.

1
Responder
Retrato de Javier Cañas
0
Javier Cañas
Abr 2014

Gracias Ariel por tu excelente artículo, es algo que he vivido en ocasiones de diversas maneras, en los años que llevo trabajando independientemente.

Hay que buscar formas de evitar caer en estos "círculos viciosos": el cliente no da recursos (o sea no paga) y el diseñador "retrasa" el proyecto, lo que lleva al perjuicio de ambas partes.

Una comunicación fluida y mucha "seriedad" (tu idea de los contratos es totalmente pertinente) en nuestro trabajo serán claves para evitar estos "maltratos".

1
Responder
Retrato de Nayelli Herzel Arley Dávila
0
Nayelli Herzel Arley Dávila
Abr 2014

Excelente artículo! Muchas gracias por compartir esto

1
Responder
Retrato de Juan Olivos
7
Juan Olivos
Abr 2014

Yo lo soluciono prefiriendo trabajar para empresas, no para personas y negociando tarifas previamente. Obviamente esto no asegura en 100% el pago completo y oportuno, pero tarde o temprano pagan y su se demoran más de 2 meses no les hago nada más hasta que se pongan al día. Suena arriesgado pero están jugando con mi sueldo y la vida de mia y de mia familia y es mejor perder $1.000 que $100.000

0
Retrato de Ariel Castillo
14
Ariel Castillo
Abr 2014

Cuando ya manejas una cartera de clientes, trabajar para empresas te da cierta confianza (aunque no siempre), pero cuando comienzas a ejercer el diseño y lo hacer por tu cuenta, es difícil que las empresas te contraten y a veces tienes que hacerlo para personas. Lo peor es que si te pones exigente al seleccionar a tus clientes, ante la eterna problemática de la mayor oferta que demanda, casi podemos decir que te quedas sin trabajo.

Pero siempre es un gusto saber que hay quienes pueden ser selectivos, así que felicidades por ello Juan.

Saludos.

0
Retrato de Juan Olivos
7
Juan Olivos
Abr 2014

No Ariel, no es tan imposible. Yo trabajo como independiente (por mi cuenta y riesgo) desde hace 3 años. He atendido a empresas, amigos, familiares y otras personas naturales. Los más "mala paga" y "mal negocio" fueron los últimos 3. Al trabajar para una empresa, además de que tienen el capital y la real necesidad, internamente crean una requisición y orden de pago, documentos que internamente les obliga a pagar y cerrar el proceso, so pena que en una revisión contable les quedan cuentas pendientes por pagar, con eso y el poder solictar más de mis servicios terminan pagando tarde o temprano.

0
Responder
Retrato de Pedro Aristizabal
0
Pedro Aristizabal
Abr 2014

Gracias por el aporte

0
Responder
Retrato de Carlos Maraver
112
Carlos Maraver
Abr 2014

Me parece muy bien tu articulo aunque en mi caso lo soluciono todo por escrito en los emails, handout, skype chat, en realidad la aceptación de los detalles de un proyecto tiene el mismo valor legal por email que en un papel solo firmado por las partes sin testigos ni pasado por un notario. Cobrar el 50% es un manera de no preocuparse de la seriedad del cliente. De todas maneras tienen que ser proyectos de bastante dinero para que en caso de problemas hagas el gasto de avogados, que pueden superan el precio del proyecto. Lo mejor es ser claro y cobrar por adelantado antes de la entrega final.

1
Retrato de Luciano Cassisi
1301
Luciano Cassisi
Abr 2014

Estoy de acuerdo con que la solución del 50% de anticipo es más sencilla y eficaz en la mayoría de los casos. Los contratos tienen sentido para proyectos muy largos, para abonos mensuales o cuando hay un riesgo financiero importante por implicar montos muy altos, lo cual es poco frecuente.

2
Retrato de Fer Chan
0
Fer Chan
Abr 2014

Y por pensar así mi estimado Luciano, perderás montitos de 30 o 40 dólares por proyecto que a la larga se podrían juntar en 100 o miles de dólares por años.

Papelito habla.

1
Retrato de Luciano Cassisi
1301
Luciano Cassisi
Abr 2014

Creo que me pasó una sola vez, y no fue por falta de contrato. Fue porque el cliente prácticamente quebró. De nada me hubiera servido tener un contrato. El que paga un anticipo del 50%, en general es una persona decente y paga el saldo. Estoy a favor de los contratos, pero los veo prácticos únicamente para los casos en que los montos lo justifican.

1
Responder
Retrato de Ricardo Saccomanno
0
Ricardo Saccomanno
Abr 2014

Muy bueno Ariel. Comparto 100%.

0
Responder
Retrato de Berenice Marquez
2
Berenice Marquez
Abr 2014

Es de los temas super básicos cuando inicias de manera independiente.

Valdría la pena discutir además los aspectos legales y fiscales de nuestra profesión.

0
Responder
Retrato de Maria Cevallos Jimenez
12
Maria Cevallos Jimenez
Abr 2014

Este artículo es muy bueno. Quisiera aportar que a veces es irónico, como profesionales del campo del diseño no conocen como vender su propio producto, presentar su marca personal o de estudio de forma creíble o digamos formal, recordemos que nosotros somos profesionales del campo de la comunicación. Creo que algo falla en las escuelas y eso es por la falta de conocimiento del diseñador en la gestión del diseño y/o habilidades de negociación, formándose en estas áreas el diseñador podrá revertir el estereotipo de que es un profesional informal.

2
Responder
Retrato de Pablo Federico Sanchez
6
Pablo Federico Sanchez
Abr 2014

Muy pero muy bueno lo tuyo. Recientemente me pasó con un cliente con el que venia laburando desde hace seis años, que de un dia para otro me dejaron en banda. Es mas, me fui de vacaciones y a la vuelta ya no tenia trabajo. Una verdadera perrada. La excusa "recorte presupuestario, tu laburo es inmejorable, pero tenemos que achicar costos". De haber tenido un contrato firmado la cosa hubiera pasado por otro lado. Finalmente pude arreglar una suerte de indeminizacion, pero lo del contrato es cierto. En los negocios, no hay amigos. Yo aposté a eso y perdí. Todo firmado, gente. Eso es respeto.

0
Responder
Logotipo de Td2
1
Td2
Abr 2014

Es cierto el hecho de que los diseñadores nos vemos poco formales. ¿No deberíamos ser expertos en proyectar la imagen que nos posicione como quisiéramos? Sin embargo, no lo logramos. Habría que preguntarnos muy objetiva y honestamente si esa informalidad que proyectamos y esa falta de solidez comercial no está originada en una falsa imagen de nosotros mismos como profesionales.

Yo solía creer que por ser diseñador era el profesional idóneo para desarrollar innovación, comunicación efectiva y hasta estrategia. Y la realidad actual es que nos falta profundidad y vínculos con los negocios.

1
Retrato de Maria Cevallos Jimenez
12
Maria Cevallos Jimenez
Abr 2014

Tienes mucha razón Rafael, a eso me refiero también que debemos formarnos en negocios para hacer un cambio. Saludos

0
Retrato de Carol Ma Sepulveda
0
Carol Ma Sepulveda
Abr 2014

Casa de herrero, cuchillo de palo. No es fácil hacer mas de lo que piden, o exigirse un poco mas, cada vez, a uno mismo para ser mejor. Uno trabaja para alguien y basta. Trabajar para mi? uff agotador, trabajo extra... Ahí están los emprendedores, que buscan mas allá de lo fácil.

0
Retrato de Ariel Castillo
14
Ariel Castillo
Abr 2014

Acotando lo que comenta Rafa, recordemos que como diseñadores, lo primero que vendemos es a nosotros mismos como profesionales, por lo que yo recomendaría manejar una identidad corporativa propia, así nuestro trabajo se publicita a sí mismo y es la primera muestra de nuestro talento.

Estoy de acuerdo Maria Paula, el diseño es una práctica multidisciplinaria, así que los negocios son una parte fundamental.

0
Responder
Retrato de Mariano Busti
0
Mariano Busti
Abr 2014

Muy buen artículo Ariel, buenas observaciones. me siento muy identificado con lo que decís por experiencia propia. La parte de números..cobros..pagos hace que entorpezca lo creativo y esa preocupación que nos genera el "tener que ir a cobrar" es estresante para un diseñador pero con el tiempo se va manejando entonces ahi es donde empezamos a sentirnos, como dice Gustavo Reyes, en "empresarios" de nuestro estudio.

0
Responder
Logotipo de 6Us
3
6Us
Abr 2014

Estimado Ariel, muy interesante tu artículo pero me gustaría hacer una aportación. Mencionas que los diseñadores sólo tenemos dos opciones: ser empleado o independiente, pero te falta una, ser empresario..., y aún en ésta hay otras dos alternativas: formar nuestra propia compañía de diseño y/o crear nuestros propios productos y comercializarlos. ¿Cuál elegir?, dependerá del estilo de vida que quieras tener, cada opción tiene sus bemoles y tipo de ingreso, cada una requiere una preparación y un compromiso diferente. Aclaro también que estás opciones no son exclusivas del diseño. Saludos / 6us

2
Retrato de Juan Carlos Rangel
5
Juan Carlos Rangel
Abr 2014

Estoy de acuerdo con lo de ser empresario, pero entiendo también que el autor quizás se refiere a "producir diseño para tus clientes o producir diseño para los clientes de otros". Como sea un buen artículo que me pone a pensar que en mi profesión me falta hacer muchas cosas para desarrollarme más.

0
Retrato de Ariel Castillo
14
Ariel Castillo
Abr 2014

Es exactamente lo que quise decir Juan Carlos, lo que pasa es que en la edición, cambiaron algunas expresiones y con ellas, algunas ideas se volvieron confusas, justo como esa que menciona Gustavo, pero es tal como lo expresas.

Agradezco su tiempo y comentarios.

Saludos.

0
Logotipo de 6Us
3
6Us
Abr 2014

Entiendo que el tema principal del artículo no son las opciones laborales de los diseñadores sino el documento que nos debería ayudar a llevar una mejor relación contractual con los clientes, no quiero desviar la conversación y por eso sólo aportaba algo breve pero importante. En este tenor Juan Carlos, igual agregaría "producir tus propios diseños", que a mi entender equivaldría a ser empresario. Insisto un poco en esto porque el saber que tenemos tres y no dos opciones nos amplia el panorama pero igual nos plantea otros desafíos legales, financieros, creativos y demás. Saludos.

0
Responder
Retrato de Eduardo López
0
Eduardo López
Abr 2014

Me parece un articulo muy importante y solidario con quienes hemos padecido esta situación o no han reflexionado sobre este punto.

Yo aportaría, que los diseñadores debemos pensar que primeros somos personas y que luego ejercemos una profesión que ponemos al servicio del desarrollo social, y en ese sentido lo que hacemos no debe afectar lo que somos. Por esa razón, registrarse legalmente como empresa ayuda a la relación comercial y a nosotros mismo a organizar nuestras actividades profesionales y personales Gracias Ariel.

0
Retrato de Ariel Castillo
14
Ariel Castillo
Abr 2014

Gracias a ti Eduardo, por tu opinión y tu aportación. Tienes razón, finalmente, el valor más importante del diseño siempre ha sido el factor humano, de cual a veces nos olvidamos, pero es inherente al diseño.

Saludos Lalo.

0
Responder
Retrato de Luis Martín González
1
Luis Martín González
Abr 2014

Excelente artículo, sobre todo pensando en las nuevas generaciones de diseñadores que se integran al mundo profesional de esta apasionante profesión.

0
Retrato de Ariel Castillo
14
Ariel Castillo
Abr 2014

Esa es justo la idea Luis, aportar con base en la experiencia propia a quienes van creando la suya para ayudarnos como gremio en lo que podamos.

0
Responder
Retrato de Ivan Abbadie
44
Ivan Abbadie
Abr 2014

un gran tema para quienes nos dedicamos al diseño de manera "independiente", ya que en realidad esa independencia es subjetiva, nosotros mismos somos quienes vamos forjando nuestro camino, nuestra manera de hacer las cosas, nuestra seriedad, formalidad, etc., sin embargo el ser independiente no significa no poder ser profesional. con respecto a los pagos hay varias maneras de hacerlo, sin duda uno va aprendiendo sobre la marcha a pulir dichas opciones, un contrato es una opción, otra lo será una orden de compra interna, otra manejar bien los cobros, un tema que da para más, ¡saludos!

0
Responder
Retrato de Marisel Colosetti
0
Marisel Colosetti
Abr 2014

Muy cierto lo que transmite el artículo, muy cierto. Es nuestra responsabilidad como diseñadores revertir la situación. El beneficio será inmenso.

0
Responder
Retrato de Pedro Montañez
4
Pedro Montañez
Abr 2014

Vinculo roto

1
Logotipo de FOROALFA
568
FOROALFA
Abr 2014

Ya está arreglado el enlace al modelo de contrato.

0
Responder
Retrato de Felipe Alejandro Urcelay Vidal
0
Felipe Alejandro Urcelay Vidal
Abr 2014

Estimados, intento descargar el modelo de contrato publicado en este artículo pero me redirige directo a un error. Por favor solucionar este error:

Internal Server Error

The server encountered an internal error or misconfiguration and was unable to complete your request.

Please contact the server administrator, webmaster@foroalfa.org and inform them of the time the error occurred, and anything you might have done that may have caused the error.

More information about this error may be available in the server error log.

Apache/2.2.22 (Ubuntu) Server at foroalfa.org Port 80

0
Logotipo de FOROALFA
568
FOROALFA
Abr 2014

Ya está solucionado. Gracias por avisar.

0
Retrato de César Sandoval Rubio
0
César Sandoval Rubio
Abr 2014

Excelente artículo Ariel, gracias por compartir y por tratar este tema que es de suma importancia en nuestra profesión.

0
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Fernando Del Vecchio
Autor:
Fernando Del Vecchio
Título:
Cobrar antes, cobrar mejor
Sinopsis:
En un contexto inflacionario, dirigir un estudio de diseño requiere mayores habilidades administrativas de las que muchos reconocen.
Interacciones:
Votos:
77
Opiniones:
27
Seguidores:
711
Retrato de Ricardo Palmieri
Autor:
Ricardo Palmieri
Título:
Asunto: El asunto
Sinopsis:
Cómo escribir el asunto o «subject» de un e-mailing.
Interacciones:
Votos:
17
Opiniones:
12
Seguidores:
21
Ilustración principal del artículo El valor no reconocido del diseño
Autor:
César Ochoa
Título:
El valor no reconocido del diseño
Sinopsis:
Cómo hacer para que los empresarios valoren el trabajo de los diseñadores.
Interacciones:
Votos:
44
Opiniones:
15
Seguidores:
9
Ilustración principal del artículo Hay que reglamentar el ejercicio del diseño
Autor:
Ivan Abbadie
Título:
Hay que reglamentar el ejercicio del diseño
Sinopsis:
La colegiación de los diseñadores es un paso importante para la prestación de un mejor servicio.
Interacciones:
Votos:
88
Opiniones:
85
Seguidores:
44
Ilustración principal del artículo Entrevista a Jorge Frascara
Autor:
Red de Diseñadores con Conciencia Social
Título:
Entrevista a Jorge Frascara
Sinopsis:
Un alentador mensaje sobre el diseño y las nuevas necesidades de la gente.
Traducciones:
Interacciones:
Votos:
112
Opiniones:
45
Seguidores:
126
Ilustración principal del artículo ¿Estamos destinados a fracasar como emprendedores?
Autor:
Marco Rinaldi
Título:
¿Estamos destinados a fracasar como emprendedores?
Sinopsis:
El creciente aumento de profesionales creativos que incursionan en el emprendedurismo despierta dudas y alarma.
Traducciones:
Interacciones:
Votos:
103
Opiniones:
49
Seguidores:
73
Retrato de Mauricio Arboleda Acosta
Autor:
Mauricio Arboleda Acosta
Título:
¡Sé emprendedor!
Sinopsis:
Nuestros padres, como seres más experimentados nos enseñan a no arriesgarnos, pero debemos empezar a romper nuestros propios paradigmas.
Interacciones:
Votos:
5
Opiniones:
2
Seguidores:
10
Ilustración principal del artículo Gran encuentro anual de diseño
Autor:
FOROALFA
Título:
Gran encuentro anual de diseño
Sinopsis:
La Conferencia FOROALFA 2010 propone dos jornadas intensas para actualizarse y compartir reflexiones con profesionales del mayor nivel en sus especialidades.
Interacciones:
Votos:
33
Opiniones:
20
Seguidores:
568

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
4 Febrero 2019

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
4 Marzo 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
8 Abril 2019

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
20 Mayo 2019

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
24 Junio 2019