María Eugenia Guerra Meza

Laszló Moholy Nagy y la gramática del diseño moderno

El teórico húngaro del arte dedicó gran parte de su trabajo al estudio de esta disciplina.

Laszló Moholy Nagy, profesor de la escuela Bauhaus, universidad de arte fundada por Walter Gropius en Alemania, en 1919 promovió el trabajo de grupo, desechó el antiguo concepto de escuela y estableció una comunidad de trabajadores-estudiantes, quienes aprendían «no para la escuela, sino para la vida» (Moholy Nagy, p. 29). El siglo XX trajo nuevas invenciones, materiales, métodos de construcción y ciencia y «nuevos problemas exigían conocimientos más exactos» (Moholy Nagy, p. 30).

Fueron los artistas de vanguardia quienes osaron proclamar el concepto de rectitud funcional. Sullivan y Adler afirmaron: «la forma sigue a la función» (Moholy Nagy, p. 31). Gropius reintegró a los artistas a la actividad diaria del país, unificando arte, ciencia y práctica.

Utilizando las nuevas herramientas, alumnos y maestros del Bauhaus crearon diseños que influyeron decisivamente en la producción masiva y en la remodelación de la vida cotidiana. Ejemplo de esto son los utensilios de uso doméstico, aparatos eléctricos, textiles, la nueva tipografía, la fotografía moderna, etc. En el curso elemental se buscaba despertar la capacidad emocional e intelectual del alumno que lo llevara a la labor creadora, lo cual no significaba que estaba haciendo arte, pues «El arte es la más alta expresión de una época cultural, un nivel que no puede ser forzado por ningún medio» (Moholy Nagy, p. 33).

En los talleres del Bauhaus se experimentaba con diferentes materiales, orientando el trabajo hacia la producción en serie. Las experiencias táctiles, la manipulación de los materiales, tenían como fin acercar al estudiante al conocimiento de características como resistencia, temperatura y oxidación entre otras, desde el punto de vista tecnológico y artístico.

Todo este trabajo hubiese carecido de sentido si no fuera porque se tenía el objetivo de llegar a la aplicación premeditada, pues sólo la aplicación racional y la incorporación armónica de los materiales podría llevar al tratamiento más acertado para la producción de aparatos eléctricos, embalajes, encuadernación de libros, etc. Cada objeto, ante todo, debía cumplir una función, «y establecer una relación significativa con el ambiente que lo rodea» (Moholy Nagy, p. 47).

En toda labor creadora existe alguna esfera en la que la función no determina la forma, permitiendo el juego libre de la imaginación. En ese caso se requiere poseer una «seguridad instintiva y una profunda comprensión [...] compleja combinación de experiencia, imaginación y fantasía [...] desarrollada en el subconsciente» (Moholy Nagy, pp. 47 y 48).

Entre los diversos preceptos estéticos del arte existen reglas establecidas en búsqueda de las proporciones correctas, como la división de superficies que facilita la organización armónica de elementos y el uso de formas y colores. En el caso de la arquitectura, el fin era lograr que una pared se viera de mayor o menor espesor según el objetivo de su creador. Por eso para Moholy Nagy el proceso de la creación artística requiere de la intuición, pero es básico el análisis consciente, el juicio reflexivo y el criterio que permita la selección de formas adecuadas para la función determinada.

En coincidencia con Kandinsky, Moholy Nagy distingue la composición de la construcción, dos fases de un mismo problema. La construcción implica dirigirse a un objetivo conocido con un fin predeterminado antes del proceso creativo y requiere de un gran caudal de conocimientos, lo que no supone la omisión de la inspiración intuitiva. Por otro lado, la composición «es el producto de la más alta valoración subjetiva de los elementos y de sus relaciones» (Moholy Nagy, p. 50). Requiere el conocimiento profundo de la forma y el color en interacción con el espacio, es decir, su gramática.

Moholy Nahy considera al arte como el «íntimo lenguaje de los sentidos» (p. 51), que vincula al hombre con sus semejantes; como la búsqueda intuitiva del equilibrio ausente en nuestra vida emocional, intelectual y social, donde el problema principal del artista es «hallar los elementos adecuados al contenido» (Ibid).

Moholy Nahy hace un recuento de los distintos usos gramaticales de algunas corrientes artísticas, en ese momento tan diversas como las formas de percepción y de representación del espacio. Considera a los cubistas y poscubistas como parte de la revolución que transformó la representación antigua del espacio, basada en la organización de planos paralelos, generando una nueva realidad espacial, sin tomar ya en cuenta a la naturaleza como modelo.

Los expresionistas con su arte abstracto utilizaron «el color como existencia en sí misma» (Moholy Nagy, p. 60), creando una nueva tensión visual, presente a partir del calor y la frialdad de los colores, de su pesadez o su ligereza y de la proximidad y la distancia, en energías centrífugas y centrípetas.

Los neoplasticistas, suprematistas y constructivistas, ya lejos del deseo tradicional de imitar la naturaleza, buscaban otros medios para reflejar orden y armonía, dando una nueva valoración al color, su energía óptica en el manejo de ilusiones visuales e «imágenes persistentes». (Moholy Nagy, p. 61).


Negro y la Plaza roja: Malevitch

El objetivo de la búsqueda de todos estos artistas era la creación de un nuevo espacio producido por las relaciones del material de la expresión visual. Los futuristas destruyeron el concepto de reposo, proponiendo el movimiento. «Demostraron una nueva comprensión del espacio al destacar el contraste entre lo interior y lo exterior». (ibid.).

Sobre la armonía, Moholy Nagy propone que no radica en una fórmula estética, sino en el funcionamiento orgánico y continuo de cada elemento dentro del conjunto. Tomar una actitud equilibrada al resolver una obra es hacerlo en forma armoniosa, dándole significado.

Las antiguas enseñanzas sobre la percepción, base de la gramática visual, estaban sustentadas en la geometría, la matemática visual de épocas pasadas. Las proporciones humanas eran medidas con base en la sección áurea. Todas estas medidas se basaban en la geometría primitiva, el hexagrama y otras leyes de la armonía; por esto él propuso que el estudio de la armonía debería referirse más a las leyes de la dinámica que a las de la estática.

El trabajo teórico de Laszló Moholy Nagy fue llamado por Walter Gropius «la nueva gramática del diseño moderno».

Author
María Eugenia Guerra Meza Puebla
Edition
Cristian Petit De Murat Atizapán de Zaragoza
  1. El comentario entre paréntesis es de la autora.

Bibliografía:

  • ARNHEIM, Rudolf (1995). Arte y percepción visual. 11a. reimpresión. Madrid, Alianza Editorial, S.A., 553 pp.
  • BERISTÁIN, Helena (1997). Diccionario de retórica y poética. México, Editorial Porrúa.
  • BERISTÁIN, Helena. 1984. Gramática estructural de la lengua española. 3a. ed.México, UNAM.
  • DUBOIS, Jean, et. al. 1998. Diccionario de lingüística. Madrid, Alianza Editorial.
  • GUERRA, María Eugenia. 1987. Imagen y palabra. Estudio comparativo del lenguaje de la imagen y del lenguaje de la palabra. México, Universidad Autónoma de Puebla.
  • GUERRA, María Eugenia. 2005. Tesis (no publicada). La gramática visual. Teoría y práctica de la gramática visual en seis autores. México.
  • MARIS DANTZIC, Cynthia (1994). Diseño visual. Expresión y apreciación artísticas. México, Editorial Trillas.
  • MOHOLY-NAGY, Laszlo (1997). La nueva visión. Principios básicos de la Bauhaus 4a. ed. Buenos Aires, Ediciones Infinito.
  • READ, Herbert (1967). Orígenes de la forma en el arte. Argentina, Ed proyección.

Published on 06/04/2015

IMPORTANT: This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Instead, we suggest and value a partial reproduction, also including the name of the author, the title and the source (FOROALFA), a link to this page (https://foroalfa.org/articulos/laszlo-moholy-nagy-y-la-gramatica-del-diseno-moderno) in a clear and visible place, inviting to complete the reading.

Autor:
María Eugenia Guerra Meza

More articles byMaría Eugenia Guerra Meza

Article:

La gramática de Kandinsky

Article:

Un acercamiento a la gramática visual

Article:

Gyorgy Kepes, elementos para una gramática visual

Followers:
80

Related

Illustration:
Javier Alexander Calderón Rivas
Author:

Javier Alexander Calderón Rivas

Title:

El individuo como unidad creativa

Synopsis:

El encuentro con la producción de carácter original comienza con la visión intersubjetiva de sus modos de interpretación desde dispositivos creativos como el diseño.

Votes:
10
Comments:
34
Followers:
7
Idioma:
ES
Illustration:
FOROALFA
Author:

FOROALFA

Title:

Debate: ¿Existe un lenguaje del color?

Synopsis:

El color es una dimensión importantísima de todo diseño. Sin embargo no siempre es fácil explicar la relación entre mensaje y cromática. ¿Cuál es el lugar del color en la comunicación?

Votes:
179
Comments:
197
Followers:
529
Idioma:
ES
Illustration:
Carla Santana
Author:

Carla Santana

Title:

Posada Beyond La Catrina

Synopsis:

A century since his death, José Guadalupe Posada left a wide heritage, not only engravings and skull, but he was a pioneer of editorial and graphic design in México.

Translations:
Read in spanish
Followers:
14
FOROALFA ISSN 1851-5606 | Contactar | Publicidad | ©Luciano Cassisi 2005~2016