La ilustración ¿puede llegar a ser arte?

La creación de una ilustración también es generación de cultura. Decidirse a ser ilustrador es adquirir una responsabilidad y por ello debemos tener cuidado con las «etiquetas».

Retrato de Yadira Martínez (Le Yad) Yadira Martínez (Le Yad) Ciudad de México Seguidores: 14

Opiniones:
12
Votos:
35
Compartir:
Ilustración principal del artículo La ilustración ¿puede llegar a ser arte?

Una persona de mi círculo de recientes conocidos comenzó a dirigirse hacia mí con cierta solemnidad bajo la etiqueta de «artista». Dadas las circunstancias, tal nombramiento social en vez de halagarme me extrañó. Él conocía apenas lo indispensable para hacerse una idea vaga de quién soy (más allá de la obviedad de ser mujer) y a esas alturas, con sólo ver un par de obras mías seguro no podría saber si mi compromiso para con la ilustración corresponde al de un verdadero profesional; mención aparte de la congruencia, el manejo de técnica, y el discurso de la propuesta gráfica. De hecho, esa vivencia fue muy similar a cuando comprando verduras el tendero me llama: «Güerita».1

Hablando de nombramientos: admito que no he terminado de identificarme con el mote de ilustrador. Creo que, cuando caes en esto de las etiquetas, dejas en esas palabras el poder para que estas te definan marcando lo que eres y lo que no eres, de manera involuntaria muchas veces. Es verdad que eres beneficiado por la carga positiva que algunos términos conllevan, pero también formas un perímetro invisible con las limitaciones que vienen con ellos, más cuando se eligen términos complejos y escabrosos. Entonces el riesgo de choque llega por triplicado. Sobra decir que esto del «arte» bien entra en esta clasificación.

Recuerdo de cuando estudiaba la carrera de diseño haber escuchado con cierta regularidad: «Somos diseñadores, no artistas». En primera instancia siempre me sentí de acuerdo con eso, comprendía que el objeto de estudio no era el mismo para ambos casos, pero llamaba mi atención el esfuerzo puesto para colocar en clasificaciones opuestas aquello que comparte fuertes términos en común: valor estético, perfeccionamiento continuo, aporte a la cultura, etc. En el plano profesional, ahora con la ilustración, me sucede algo similar; en primera instancia defiendo la idea de que la ilustración y el arte no nacen siendo lo mismo, pero cuestiono esa barrera creada tanto por desconocidos como por mis propios colegas que colocan permanentemente y del lado opuesto el trabajo de estos profesionales, llegando a considerarlos (y ellos mismos considerarse) como maquileros2 de imágenes.

Vuelvo al arte, ese que no ha se ha definido siempre de una misma manera, ni se ha visto actuando bajo iguales criterios: a lo largo de la historia hemos visto diferentes explicaciones de lo que se considera «debe ser» y diferentes clasificaciones de lo que es clasificado «dentro de». Desde la búsqueda de reconocimiento de la escultura y la pintura como más que simple arte vulgar, de cualquier modo, la concepción de arte actual y aparentemente natural que manejamos es, en realidad, una delimitación relativamente nueva y, como hemos visto de acuerdo a su historia, en continua mutación.

Me arriesgo a poner dos términos cara a cara: «Ilustración» y «Arte». La ilustración ¿llega a ser arte? Luego, la pregunta lógica: ¿qué se entiende por arte? Mejor dicho, y por considerar en la definición el halo de subjetividad que pudiese aparecer: ¿qué entiendo por arte? Simple: la exaltación humana de ser, mediante el hacer. Puntualicemos un poco:

  1. El arte para ser requiere de destreza en la acción, buscar el perfeccionamiento en un grado superior al que la mayoría de la gente puede alcanzar.

  2. En un inicio el arte era sinónimo de habilidad en un trabajo racional regido por ciertas reglas; arte era, entre otras cosas, el perfeccionamiento de los oficios manuales y racionales; arte era también la astronomía, la música y la lógica.

  3. En el arte el individuo se involucra a plenitud: desarrolla la técnica, entrega el espíritu, condiciona la mente.

  4. Contrario a lo que a veces se piensa, el arte sí tiene un propósito, un fin de servicio: robustecer al hombre, extender su existencia en la existencia. Se trata de escalar las proporciones del ser.

  5. Para ser considerado arte debe ser validado; si no hay quién reconozca la destreza, esta no existirá. El arte no comprendido no es. El arte es, pues, de acuerdo al consenso.

  6. El arte al ser evaluado a voz e intelecto de hombres de carne y hueso, es afectado indirecta e involuntariamente por las circunstancias y los dogmas en turno en los límites espacio-tiempo.

Dicho esto, me permito también rescatar tres propiedades que en general veo contenidas en las obras: forma, estética y contenido. Siendo este último el de mayor aparente trascendencia: lo que la obra dice a partir de los elementos que se le otorgan para hacerlo, el discurso, la propuesta. El condensado del ser que por soltura habita en el plano de lo intangible yendo aún más allá, experimentando con temas de empatía social hacia una serie de posibilidades presentadas como infinitas, en una suerte de aparente conquista inmaterial. Sin embargo, nos ubicamos frente a un valor cambiante (seguimos hablando del contenido), si buscamos interpretarlo dentro de una obra, veremos que muta y muchas veces se extravía en el tiempo (duros estragos para ser logros de una medida irreal, creada por el hombre). Sucederá lo mismo con la estética;3 esta, vista como valor ontológico, existe por el reflejo de uno mismo, haya belleza o no, un fenómeno que se presenta gracias a la percepción sensible. Contenido y estética, entrarán en el cesto de la subjetividad. Tenemos dos valores sujetos a interpretación. Nos queda así la hermana menor como aparente vencedora: la forma.

Clive Bell, crítico de arte del siglo XX decía: «La excelencia formal es el único carácter intemporal del arte a través de los siglos». Tardé en estar de acuerdo, luego reparé en el hecho de que hoy día esta forma de la que este inglés hablaba está supeditada en la mayoría de las ocasiones al contenido (y por supuesto la materia), además que la estética ahora reinante no equivale a la del Renacimiento (y no digo que deba serlo). Pareciera que sacrificamos la trascendencia en el tiempo. Para no perdernos en esta reflexión y sin dejar huérfana la pregunta, diré que creo que depende de que otros valores la soporten.

Traslademos lo escrito al entorno que me compete: ¿la ilustración llega a ser arte? (hago la observación: no considero que el arte o la ilustración se encuentren en superior jerarquía para con el otro, ni les veo como universos separados).

Si hablamos de forma, contenido y estética, luego de lo ya mencionado, hablamos de valores sobrados en una imagen producida por un profesional. De hecho hay trabajos de gran calidad realizados por ilustradores que han trascendido fronteras físicas y temporales. Aquí hago una nota: para trascender, una obra de arte no requiere ser entendida sino sentida, para que una ilustración llegue a la misma palestra no sólo debe ser sentida sino también entendida.

Decíamos también del individuo involucrado a plenitud: desarrollando su técnica, entregando el espíritu, condicionando la mente en busca de un propósito; en este caso: la acción de comunicar mediante imágenes (una propuesta funcional que Clive denominaba «la forma significante»), y esto nos lleva al tema de la exaltación humana y el vínculo que se genera entre las ilustraciones y el receptor; esta relación se revelará con un fuerte apego, en una suerte de prendamiento que llega a experimentarse incluso desde el primer instante de contemplación. No es gratuito que en el boom del libro-álbum se amplíe cada vez más el target, ni que se logren tantos nuevos espacios de exposición para esta rama.

¿Qué está haciendo falta? Validación de la obra, y en este punto me detengo, pues contrario a lo que pueda haber podido aparentar hasta ahora, no pretendo colocar toda la ilustración en el mismo plano del arte, sin embargo a aquella que comulga con el perfil, aplaudo su derecho de pertenencia. Eso sí, hay que saber diferenciar de la paja y darle el debido lugar a cada cosa.

En esta cuestión de defender espacios: hacen falta mentes serias estudiando el panorama y sirviendo de portavoz, calificando e investigando el fenómeno, analizando las obras, escribiendo la historia, haciendo comprensible un mercado que no es el mismo del arte aunque al igual que en este, existen aspectos compartidos.

Subrayo y termino: no todas las obras son trascendentales, en ocasiones no son realizadas ni siquiera con el profesionalismo debido y esto compromete irremediable y negativamente al resto. Nos olvidamos que por su naturaleza de imagen destinada a la reproducción, la generación de una ilustración también es generación de cultura, y decidirse a ser ilustrador es adquirir una responsabilidad social. Los calificativos que reciba nuestro trabajo dependerán de la calidad de este y el respeto que nosotros mismos tengamos con nuestra profesión, y con ello acentúo la idea general del texto.

Como profesionales de la imagen, comencemos por tomarnos en serio para generar dicho reflejo con los demás y dejemos las etiquetas gratuitas.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!

Retrato de Yadira Martínez (Le Yad) Yadira Martínez (Le Yad) Ciudad de México Seguidores: 14

EdiciónSergio Carlos Spinelli José León Suárez Seguidores: 13

Opiniones:
12
Votos:
35
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
  1. Güerita (Voz indígena). Dícese de una persona que tiene los cabellos rubios. En México, es un término que, de manera coloquial, se emplea para referirse a la persona de la cual se desconoce su nombre, independientemente del color de su cabello.
  2. Maquilero. Persona dedicada a la maquila (producción de manufacturas textiles).
  3. Estética. Del griego Aisthetikós de Aisthesis, percepción por los sentidos y de Aisthénoma: yo percibo, yo comprendo.
Código QR de acceso al artículo La ilustración ¿puede llegar a ser arte?

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Majhir Varela Rodríguez
0
Majhir Varela Rodríguez
Feb 2017

Con la definición tan amplia que existe hoy en día del arte y lo subjetivo que éste puede ser, personalmente yo considero que la ilustración si puede ser un tipo de arte, que, si bien no forma parte de las bellas artes, no se puede ignorar el hecho de que requiere también de una técnica y mucha práctica, y de igual manera que una pintura, puede ser una forma de expresión.

Por ejemplo: el arte primitivo; es arte porque nosotros le vemos ahora y lo llamamos así. En su momento no fue hecho con la intención de ser llamado arte, ya que era un término que ni siquiera existía, fue un nombre que nosotros le atribuimos porque así lo creímos apropiado.

Creo que la ilustración es arte porque hay alguien que le da el valor como tal y lo reconoce. Al fin y al cabo, eso es lo que hace al arte ser arte, ¿no? Que el espectador lo considere como tal.

ANYTHING CAN BE ART WHEN YOU TRY HARD ENOUGH.

0
Responder
Retrato de Benny Sieber
0
Benny Sieber
Feb 2016

Personalmente creo que estamos en un tiempo donde el concepto de arte está sufriendo cambios jaja

Suelo diferenciar arte de ilustración, pero definitivamente, la ilustración se vuelve arte, cuando a esta se le incorpora una dimensión representativa, es decir, un significado, una connotación que no sea 100% funcional....

aparte y obviamente expresando el origen y finalidad de una ilustración es la de "Ilustrar con imagen alguna historia en particular" ¿Si esta tiene propiedades estéticas o artísticas? "Es lo de menos" pues su fundamento esta en el mensaje expreso NUNCA pero nunca en el acabado artístico, y por ende se les llama ilustraciones pues su función depende íntegramente del mensaje o historia que expresan.

0
Responder
Retrato de Zully Garcia
0
Zully Garcia
Ene 2016

El articulo es muy interesante ya que una ilustración si puede llegar a ser arte pero depende también del espectador apreciar el arte visual.

0
Responder
Retrato de Pier Alessi
24
Pier Alessi
Ago 2015

Es bueno especificar el fin de la ilustración y el argumento del ilustrador para poder definirla como diseño o arte.

0
Retrato de Benny Sieber
0
Benny Sieber
Feb 2016

Es claro que la ilustración es diferente al arte, ya que tienen conceptos y métodos diferentes...

Especificando lo que viene a ser el arte... a este lo ultimo que le importa es expresar un mensaje o una historia, el arte solo obedece a sensaciones estéticas plasmadas, ya sea subjetiva o plasmas un sentimiento , el arte es simplemente concepto que engloba todas las creaciones realizadas por el ser humano para expresar una vision sensible acerca del mundo...

0
Responder
Retrato de Beky Hernández
0
Beky Hernández
Oct 2014

No hay una definición clara de lo que es arte, siempre te encuentras con muchas definiciones y conceptos. Yo también soy ilustradora, y tal vez no me considere una artista, pero considero que yo hago sí puede llegar a ser arte, pues tengo algunos seguidores que lo consideran así, pueden apreciarlo y hasta sentir lo que quiero expresar. Para todo ilustrador, artista o diseño, habrá siempre un grupo de personas que lo sigan constantemente y lo consideren como un artista y como obras a lo que éstos hagan.

0
Responder
Retrato de Arturo Trujillo
0
Arturo Trujillo
Sep 2014

Es un artículo muy interesante, sobre el difícil tema de la definición del arte. Me parece acertado llegar a la idea de trascendencia y consenso, y visto de esta manera todo puede llegar a ser considerado arte, hasta un mingitorio firmado.

0
Responder
Retrato de Javier Forero
26
Javier Forero
Sep 2014

¿Qué si la ilustración es arte? si, en la medida en que haya un grupo de personas que esten dispuestas a considerarlo así. En realidad el arte es un convencionalismo (simbolismo) que le otorgan ciertas personas que se consideran ilustradas a algunos objetos , imágenes o interpretaciones hechas por humanos. ¿Es arte el trabajo de Jackson Pollock? Algunos dirían que es solo pintura chorreada, pero mientras haya un grupo de críticos con poder mediático que le otorgue esa categoría y una "elite" dispuesta a pagar por esos "mamarrachos", será arte.

4
Responder
Retrato de Ecatl López
0
Ecatl López
Sep 2014

Me gustó mucho tu articulo, ciertamente nos encontramos en un momento donde es difícil si quiera definir el arte como tal, la llegada de la post modernidad encontró nuevos pretextos para romper la formalidad de muchos aspectos visuales, unos cayendo en la total banalidad, otros colocados de manera exacta en una sociedad más visual y voraz. Quisquilloso de mi profesión como diseñador y artista visual, yo si considero arte la ilustración, gracias por compartir este articulo.

0
Responder
Retrato de Joan Betancur Ibagón
17
Joan Betancur Ibagón
Sep 2014

En mi opinión diría que el significado tan extenso del arte, que de su misma extensión puede alcanzar a cobijar al diseño y la ilustración hace que estos términos se definan en un mismo camino y en un mismo propósito.

muy buen artículo, gracias

1
Responder
Retrato de Jorge Luis García Fabela
127
Jorge Luis García Fabela
Sep 2014

Pienso que algnos casos si, en artistas como Alberto Durero, Gustave Dore, William Blake. En el caso de ilustradores considerados artistas Norman Rockwell es buen ejemplo y es muy cotizado. Francisco Toledo es muy buen ilustrador.

Si lo consideras como arte visual, el campo se abre enormememente, artistas visuales ilustradores dentro del diseño gráfico es cosa de todos los días incluyendo cómics, animaciones, caricaturistas.

Algunos diseñadores pueden tener complejos de no ser considerados artistas y otros diseñadores que han negado tanto de las artes han terminado acercándose a las mismas.

4
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Rique Nitzsche
Autor:
Rique Nitzsche
Título:
¿Cuál es la diferencia entre Arte y Diseño?
Sinopsis:
Buceando en el origen de las palabras y en el concepto de Design Thinking.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
111
Opiniones:
84
Seguidores:
269
Retrato de Joan Costa
Autor:
Joan Costa
Título:
La gran Fiesta del Dibujo
Sinopsis:
Informe sobre una semana de vértigo en Barcelona.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
174
Opiniones:
65
Seguidores:
2291
Retrato de Mariana Costa
Autor:
Mariana Costa
Título:
Ilustración: la frutilla del postre
Sinopsis:
Es sorprendente el desarrollo que la ilustración presenta a quien quiera zambullirse en este profuso mundo. La ilustración es un campo inmenso a explorar y podría ser «la frutilla del postre» de parte de nuestro trabajo cotidiano.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
128
Opiniones:
61
Seguidores:
38
Ilustración principal del artículo El dibujo del cuerpo humano
Autor:
Miguel Angel Aguilera Aguilar
Título:
El dibujo del cuerpo humano
Sinopsis:
Las diversas representaciones del cuerpo a través de la historia han permitido investigar sistemas de medición sobre los cuales debería construirse el canon de la figura humana.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
122
Opiniones:
84
Seguidores:
68
Retrato de Norberto Chaves
Autor:
Norberto Chaves
Título:
Diseño y credibilidad del mensaje
Sinopsis:
El diseño de comunicados como medio de conquista de su verosimilitud: transparencia del referente y del emisor.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
213
Opiniones:
34
Seguidores:
3335
Logotipo de FOROALFA
Autor:
FOROALFA
Título:
Arte callejero, ¿manifestación genuina o negocio?
Sinopsis:
La gráfica callejera ha gozado históricamente de una reputación de defensora de las buenas causas, a pesar del desencanto de los dueños de los muros intervenidos. ¿Cuál es el sentido de estas manifestaciones en la actualidad?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
70
Opiniones:
73
Seguidores:
593

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
17 Noviembre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
3 Febrero

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
2 Marzo

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
6 Abril